You are on page 1of 6

1.

SALUD Y ENFERMEDAD EN LA INFANCIA


A pesar de todos los esfuerzos que se hagan en materia de educación y prevención, se
debe dar por sentado que es imposible evitar la aparición de enfermedades. Por una
parte las medidas preventivas no siempre se aplican y por otra, es imposible inmunizar
a la población contra todas las enfermedades o conseguir erradicarlas.
Por tanto, LA ENFERMEDAD ES ALGO CONSUSTANCIAL A LA VIDA Y DE MANERA
ESPECIAL A LA VIDA DE LA INFANCIA.

Debe quedar claro que es al personal sanitario a quien corresponde el diagnostico y


tratamiento de las enfermedades. Sin embargo los educadores y educadoras deben
conocer algunos aspectos relacionados con el origen y los síntomas de las
enfermedades más frecuentes, asi como las pautas de actuación.

2. VOCABULARIO MÉDICO BÁSICO


Conviene familiarizarse con algunos términos propios de la medicina:

*Síntoma o signo: es cualquier indicio de una alteración que revela la posible


aparición de una enfermedad. Cuando estas manifestaciones son apreciables
objetivamente se denominan “Signo” y cuando solo son perceptibles se denominan
“Síntoma”.

Morbididad: es el numero proporcional de personas que enferman en una población y


tiempo determinados (por ej. Un brote de varicela ha tenido una morbididad del 3% si
3 de cada 10 escolares se han visto afectados por esta).

Patógeno: se refiere a los agentes productores o causantes de enfermedad.

Infección: se trata de la implantación, desarrollo y actuación en el organismo humano


de seres vivientes patógenos y que por lo tanto, causan enfermedad.

Infestación: estado producido por la implantación de parasitos macroscópicos como


por ejemplo los piojos.

Profilaxis: es el conjunto de medidas y medios de tipo preventivo que sirven para


preservar de enfermedades. 2 tipos: la sanitaria (medidas de control del agua, del aire,
de los alimentos, lacuarentena o aislamiento) y la terapéutica (uso de antisépticos,
vacunar etc.).

Exantema: erupción cutánea. 3 tipos: Mácula ( es una mancha en la piel), Pápula (


lesión cutánea pequeña, sólida y elevada) y Vesícula (lesión de la piel que contiene
líquido en su interior.Cuando se rompe forma una costra).
3. LOS PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN
3.1. SIGNOS DE ALARMA

Es importante saber identificar las situaciones que requieren que se emprenda algún tipo de
acción. Resulta especialmente importante saber detectar las enfermedades infecciosas para
reducir el riesgo de contagio.

El educador o educadora además de prevenir, siempre observará y en el caso de detectar


algunos de los signos que se describen a continuación, deberá avisar a la familia del niño o al
aniña para que acudan a recogerlo al centro a la mayor brevedad posible (mientras, llevarlo a
habitación ventilada y aligerarlo de ropa):

La fiebre

Es uno de los signos de alarma más frecuentes y nos informa de una infección.

Entre 37ºC/37,5ºC se considera febrícula. Entre 37,5º/39ºC se habla de fiebre, y a partir de


39ºC de fiebre alta.

El aumento de temperatura va acompañado de rubor en la cara, ojos brillantes, decaimiento


de la actividad y somnolencia.

Cuando se sospecha que hay fiebre, lo primero será tomarle la temperatura y si se confirma,
avisar a la familia. Para ello se utilizará un termómetro, preferiblemente de Galio porque son
muy precisos (los digitales son cómodos pero más inexactos). En menores de 2 años se
recomienda el método rectal (- 0,5º) ya que con el método axilar hay más posibilidades de que
el niño se mueva y descoloque el termómetro.

A pesar de que en ningún caso se le administrará al niño en el centro infantil ningún tipo de
antitérmico, conviene conocerlos:

Los dos antitérmicos más utilizados son el DALSY y el APIRETAL. Ambos son analgesicos pero el
dalsy además es antiinflamatorio.

El dalsy es Ibuprofeno y la fórmula para calcular la cantidad de mm a administrar es : peso/3

El apiretal es paracetamol y su fórmula es : peso+mitad peso /10

Deben combinarse ambos en caso de fiebre alta que no remite *

Los vómitos

Consisten en la expulsión de al menos una cuarta parte del contenido del estómago por
eyección forzada y suele ir precedido de nauseas.

Pueden ser por diferentes causas y es importante diferenciar los que son consecuencia de una
infección.En este caso el vómito suele ir acompañado de nauseas, fiebre o diarrea y después
de vomitar no aparece sensación de bienestar, sino que se siente agotado, inapetente y pálido.

Es conveniente darle líquido mientra llega la familia a recogerlo.


Los exantemas: son especialmente peligrosos si se acompañan de fiebre. Si encontramos
exantemas en el niño, conviene separarlo del grupo y avisar para que lo recojan.

3.2 PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASO DE ENFERMEDAD EN EL CENTRO INFANTIL

Todas las medidas que los educadores toman cuando hay un niño enfermo, deben estar
perfectamente claras y establecidas en el protocolo de actuación del centro infantil.

Los criterios básicos de actuación serán los que siguen:

-Ante la duda sobre el estado de salud del niño o niña se comprobará si tiene fiebre o muestra
algún otro signo de enfermedad.

-Si la fiebre u otros signos hacen sospechar que estamos ante una enfermedad infecciosa hay
que actuar rápidamente:

*en primer lugar hay que avisar a la familia para que lo recojan.

*Si en el centro hay algún personal sanitario se le avisa.

*En caso de sospecha de algo grave, avisar a urgencias.

-Mientras se espera la llegada de la familia, el niño o niña estará separado del grupo y se
atenderá su estado, pero sin administrarle ningún medicamento.

3.3.PROTOCOLO DE PREVENCIÓN EN EL CENTRO INFANTIL

Para evitar posibles contagios, el centro infantil establecerá unas normas que las familias
deberán conocer, aceptar y aplicar.

Por lo general, se les entregan por escrito y se aplican estos criterios:

-se da una lista de signos o enfermedades con los cuales los niños no deben acudir al centro
(fiebre, diarrea líquida..). Tambien se especifican algunos casos en los que podrán ir si
presentan un informe pediátrico que diga que no se trata de un proceso contagioso ( por
ejemplo, erupciones de la piel).

-Se concreta el periodo mínimo de no asistencia para una lista de enfermedades infecciosas.

3.4.PROTOCOLO DE MEDICACIÓN EN EL CENTRO INFANTIL

NUNCA se debe administrar ningún tipo de medicamento si no está expresamente prescrito y


pautado por el médico.Ahora bien muchas veces es necesario medicar a los menores en el aula
porque deben seguir tratamientos prescritos.
En estos casos se recomienda pedir a la familia una copia de la receta del pediatra donde
consta el nombre del paciente,la fecha,el nombre del medicamento. La via, la dosis y pauta de
administración, duración del tratamiento, etc. Así evitaremos errores.

Además la familia rellenara una autorización firmada.

3.5. INTERVENCIÓN EN SITUACIONES DE ESPECIAL DIFICULTAD EN EL CENTRO INFANTIL

Podemos encontarnos con niños en el aula con enfermedades, trastornos o limitaciones que
harán necesaria una atención personalizada.

En el caso de niños que presentan enfermedades crónicas, especialmente si hay que hacer
algún tratamiento, es necesario que el personal tenga conocimientos específicos de la
enfermedad.

Generalmente el centro establece un plan que debe estar a disposición del personal en el que
se recoge información relevante como:

-Síntomas que pueden presentarse y lo que hay que hacer si aparecen.

-En qué situaciones se debe solicitar asistencia sanitaria o avisar a la familia.

-Qué medicamentos hay que administrar,en que dosis y frecuencia y por qué vía (punto
complicado porque los docentes no tenemos obligación de administrar medicamentos).

-Si el niño tiene alguna limitación en cuanto a tipo de actividades que puede hacer,la dieta que
debe seguir, etc.

Es importante tratar la enfermedad o la limitación con naturalidad (también ante los


compañeros).

Cuando se trate de enfermedades o trastornos que puedan manifestarse en forma de crisis o


brotes,es necesario que el personal reciba la formación y la información necesarias para actuar
correctamente.

En estos casos, también tendremos en cuenta que el resto de niños se podrán asustar y que
habrá que atenderlos y explicarles lo que pasa de forma comprensible para ellos.

Todas estas situaciones especiales a las que nos estamos refiriendo en este apartado, pueden
ser muchas y muy diversas.Para cada una habrá que ver la forma de actuar más correcta, pero
en términos generales es necesario:

-Mantener comunicación directa con la familia, que nos dirá cómo atenderlo.

-Informarse sobre la enfermedad o trastorno y si es necesario pedir asesoramiento de personal


sanitario.
-Elaborar un plan con la información y las pautas de actuación.

4. LAS ENFERMEDADES TRANSMISIBLES O INFECCIOSAS

En el entorno educativo interesa especialmente saber si la enfermedad es o no contagiosa.

Las enfermedades que se pueden contagiar de una persona a otra se denominan


enfermedades transmisibles o infecciosas.

Estas enfermedades están causadas por un agente patógeno que puede pasar de unas
personas a otras.

4.1 LOS AGENTES PATÓGENOS

Los más frecuentes son:

A) Bacterias: Son microorganismos unicelulares sin núcleo. Existen diferentes tipos, por
ejemplo las patógenas ( causantes de enfermedad y que pueden ocasionar infecciones
graves), las oportunistas (que se encuentran en la piel, en las mucosas genital, en la
boca etc, sin producir perjuicio, pero que cuando bajan las defensas pueden prosperar
produciendo una enfermedad) y las saprófitas (que producen beneficios al organismo
como ocurre con la flora intestinal).

Para el tratamiento de las infecciones bacterianas se utilizan antibióticos que pueden


ser de tipo bacteriostático (impiden la multiplicación de las bacterias) o bactericida (
las eliminan). El uso indiscriminado de antibióticos puede tener efectos
contraproducentes porque puede favorecer la aparición de resistencias bacterianas
ante un determinado fármaco, volviéndolo ineficaz, o por otra parte, puede
presentarse alergia a determinados antibióticos.

B) Virus: Son organismos de estructura muy sencilla que necesitan estar en el interior de
una célula para vivir y reproducirse. Existe una gran variedad de virus con un espectro
muy diverso de efectos, que causan desde pequeñas infecciones hasta enfermedades
de extrema gravedad.
Los fármacos antivirales son muy complejos porque para actuar tiene que entrar en el
interior de la célula y a menudo son tóxicos ya que al hacerlo pueden dañarla.
Nuestro sistema inmunitario es la mejor garantía en la lucha contra las infecciones
virales, por ello en personas con un sistema inmunitario frágil (niños, ancianos..) su
efecto puede ser más grave.
Hay enfermedades que pueden ser causadas tanto por virus como por bacterias y hay
enfermedades sólo provocadas por uno de los dos ( o bien virus o bien bacterias).

C) Parásitos: Son organismos que viven a costa de otros de distinta especie.


Según el agente causante, las infecciones por parásitos se pueden dividir en 3 tipos, las
provocadas por protozoos (organismos microscópicos unicelulares que viven en la
tierra y el agua como la Giardia lamblia), las provocadas por hongos (por ej la del tipo
levadura o cándida) y las provocadas por parásitos pluricelulares o macroscópicos (por
ej los piojos, las pulgas,las lombrices..).

4.2. LAS FORMAS DE TRANSMISIÓN

La vía de transmisión puede ser:

a) Por contagio directo: Sin interferencias .El agente patógeno pasa directamente de una
persona a otra .Puede producirse por mordeduras, por contacto con heridas,
mucosas o secreciones, a través de la leche materna, por vía sexual, a través de la
placenta, jeringuillas o a través de las Gotitas de Pflügge (pequeñas partículas
producidas al hablar o al toser y que provocan contagio.
b) Por contagio indirecto: El agente patógeno pasa de la persona enferma a un medio y
desde éste se contagia a otras personas. Hay una separación en el espacio y en el
tiempo. Los medios pueden ser diversos: aire, agua, alimentos, suelo, objetos etc. El
contagio es a través de este elemento contaminante.

Un aspecto importante es también el periodo de incubación, es decir, el tiempo que pasa entre
el momento en que una persona entra en contacto con un agente patógeno y aquel en que se
manifiesta la enfermedad.