You are on page 1of 3

Las mentes no funcionan naturalmente en línea recta.

Más bien consisten


en asociaciones que irradian hacia afuera (o desde) desde muchos puntos
de conexión diferentes. Muchas conexiones en muchas direcciones
diferentes conectan elementos juntos. Podríamos decir que la mente es
simplemente una red de conexiones o asociaciones.
Puedes ver esto en el diseño del cerebro. El cerebro no es la mente, pero
se puede ver como un reflejo físico de la estructura de la mente.
El cerebro consiste en miles de millones de neuronas que cada una
extiende cientos de dendritas que se conectan con otras neuronas. Es una
máquina de asociación con un número astronómico de posibles
asociaciones.
Una neurona podría considerarse como un punto desde el cual las
asociaciones se disparan en todas las direcciones. Y donde quiera que
lleguemos, llegamos a otra neurona con asociaciones que se disparan en
todas las direcciones. Podemos seguir relacionándonos
interminablemente. No hay necesariamente un inicio o un final en
particular, y no hay una secuencia identificable, ya que está sucediendo
en miles de millones de canales al mismo tiempo.
La mente funciona de manera similar. Uno naturalmente piensa en
asociaciones radiantes. No importa lo que uno piense, habría asociaciones
que saldrían en multitud de direcciones desde allí. Y donde sea que nos
lleve cualquiera de esas asociaciones, podemos encontrar de nuevo una
multitud de asociaciones.
La creatividad y la resolución de problemas fluirán más suavemente
cuando se les permita trabajar libremente y de forma radiante.
Las mentes que han sido reprimidas, forzadas, engañadas o adoctrinadas
para trabajar de maneras no naturales probablemente tendrán varios
tipos de problemas. Falta de creatividad, poca memoria, poca inteligencia,
confusión, limitaciones, etc.
Las mentes pueden haber sido impresas de diversas formas con ciertas
formas de pensar "correctas". A menudo, se trata de ideas limitadas y
fijas impuestas por malentendidos o por experiencias abrumadoras en la
vida.
Las mentes se liberan expandiendo lo limitado, conectando lo que estaba
separado, proporcionando muchas opciones donde había pocas, dejando
fluir lo que estaba atascado.
En esta etapa, cada individuo hace tres grandes mapas
mentales separados: aversiones, me gusta y soluciones.
En cada uno de los tres mapas mentales, debe seguir el procedimiento
habitual de completar primero una ráfaga de mapa mental de disparo
rápido, que debería ir seguida de una reconstrucción más cuidadosa en la
que seleccione sus BOI.
Por hasta 1 hora o más si es necesario cada participante hace un Mapa
Mental exhaustivo en cada aspecto negativo de la relación hasta la
fecha. No importa cuántos elementos positivos pueda haber en la
situación, el objetivo en este punto es dar una descripción completa y
objetiva de los aspectos negativos.
Es esencial que los participantes hagan sus mapas mentales con total
privacidad que no se intercambien puntos de vista ni opiniones durante
el proceso de asignación mental.
Ahora se sigue un procedimiento idéntico para crear un Mapa Mental
positivo, en el que se revela todo aspecto presente y satisfactorio de la
relación. Una vez más, es esencial que no se lleve a cabo ninguna
discusión durante el proceso de Mapeo Mental, el punto es tener una
discusión formalizada después de completar los tres Mapas Mentales.
En esta etapa, cada participante toma turnos para hacer presentaciones
(ver Capítulo 26), primero en los Mapas mentales negativos, luego en los
Mapas mentales negativos, y finalmente en las soluciones.
Durante las presentaciones, los oyentes tienen nuevas hojas de papel en
blanco en las que el mapa mental completa de manera exhaustiva y
precisa todo lo que se dice sobre ellas. Es esencial en este punto que los
oyentes permanezcan totalmente silenciosos Los únicos comentarios
permisibles son aquellos hechos con el propósito de verificar que han
entendido las declaraciones del presentador y para confirmar que pueden
entender el punto de vista de los demás. Es particularmente importante
seguir esta regla durante el intercambio de mapas mentales negativos,
cuando algunas de las afirmaciones pueden ser sorprendentes,
impactantes o incluso traumáticas.
Los oyentes deben recordar que, según la naturaleza multidimensional de
la percepción, lo que digan los presentadores debe ser cierto desde su
perspectiva. Estas declaraciones deben ser absorbidas e integradas por el
oyente si él o ella debe alguna vez entender por qué ha surgido el
problema y cómo se puede resolver.
También es esencial que todos los participantes digan 'toda la verdad y
nada más que la verdad' desde su perspectiva, ya que retener todo deja
hojas incompletas.