You are on page 1of 5

1.

Examine el impacto de la política estadounidense de contención en las


relaciones de las superpotencias entre 1947 y 1964.

Al partir del desenlace de la Segunda Guerra Mundial con una victoria significativa para
el bando de los aliados, los Estados Unidos de América emprenden una ideología que
procuraría predominar la esfera política, sin embargo, en esta etapa de postguerra los
americanos comienzan a percibir un peligro eminente que acechaba los intereses de su
nación, el comunismo y su voraz expansión a distintas zonas del mundo. Por esta razón,
el gobierno norteamericano forjaría una serie de doctrinas encaminadas a bloquear el
avance fugaz de una de las ideologías que comenzaba su esparcimiento, dichas políticas
se conciben bajo el seudónimo de contención y serán examinadas a través del presente
trabajo escrito a partir del Plan de Restauración Europeo (Plan Marshall) a la tutela de
Truman hasta los primeros años en el gobierno de Richard Nixon, de tal manera que se
explorará la significancia de cada una en torno a las relaciones entre las superpotencias
del mundo bipolar EE.UU. Y la URRS.

El tiempo avanza con las diferencias ideológicas latentes, Truman expresa que las ideas
comunista y capitalista no podían convivir más en el mismo mundo, acuñando la
Doctrina Truman, proporcionando ayuda a Grecia y Turquía primordialmente,
razonablemente sale a luz en abril de 1947 una estrategia que afianzaría las relaciones
entre EE. UU. y los países europeos que se habían visto afectados por los atroces efectos
de la Guerra Global dejando un sinnúmero de ciudades destrozadas, el Plan Marshall,
aunada a la razón primordial de enmendar el auge del comunismo en esta región, países
como Italia y Francia que dentro de su gobierno contaban con miembros comunistas
fueron territorios de enfoque del plan, por lo que se intentó repeler todo tipo de nación
que persiga los ideales soviéticos, causando el distanciamiento de su antiguo aliado, a y
su vez el peligro perentorio de debilitar el “status quo” en el mediterráneo, en los océanos
índico y pacífico.

Empero, Truman ubicaría a su nación como el banquero de Europa y el “bienhechor”


consecuentemente el efecto feedback resulta cuándo a los países que se les presta ayuda
toman cimientos de la ideología capitalista. Además, se plantea el fin de salvar a su país
y al mundo entero de los soviéticos, que se los debía combatir por ir en contra de sus
haberes. En respuesta a esto la URSS el mismo año articuló su rechazo total, Stalin lo
visualiza como un complot para levantar a Alemania y usarla como elemento
antisoviético, además el líder soviético pronuncia que el bloque capitalista, era el enemigo
fundamental del sistema comunista y había que vencerlo o superarlo, y que los principales
elementos que utilizarán son paz, seguridad, socialismo, a partir de la creación de la
Kominform (coordinación de todos los partidos comunistas de todo el mundo bajo). esto
es, el surgimiento de un sistema socialista mundial que hiciera frente al capitalismo
agresivo.

A raíz de la división que había dejado el anterior conjunto de ideas pertenecientes a


Truman el mundo se fragmentó en dos bloques, el soviético y el capitalista. Partiendo
desde el Bloqueo de Berlín en 1948 EE. UU. se aplicarían medidas en contra del ala
radical soviética, en primer lugar, creando una nueva moneda para sus zonas de
ocupación: el Deutschemark, por lo que las protestas soviéticas se levantaron y se inició
el “Bloqueo de Berlín” la interrupción de toda comunicación terrestre entre las zonas de
ocupación occidentales y Berlín occidental. La URSS argumentaría las razones como el
efecto de que los estadounidenses pongan fin a los acuerdos de Potsdam, en vista a esta
situación se ejecuta un puente aéreo, notable en el trayecto de la Guerra Fría cómo una
manera de demostrar que su nación podía ser autosuficiente, sin importar las limitaciones
que le impongan los comunistas, logrando abastecer a la población sitiada, de tal manera
que la Casa Blanca demostraría que no fluctuaría en hacer uso de la fuerza, si interrumpen
su operación.

Posterior a este acontecimiento de alguna manera la paz se vería alterada y violentada,


cómo sucedería en el conflicto de las Coreas. Cuando sube al poder Eisenhower en 1953
lo realiza con la promesa firme de acabar con aquel conflicto, cabe recalcar que su
régimen seguía dos principios, impedir la expansión del comunismo, y evitar que el
capitalismo decayera en el intento de detenerlo. Para lograrlo resultaba vital acabar con
la guerra en Oriente y planificar un sistema de alianzas entre estados no-comunistas. En
vista de esto el armamento nuclear emprendería un nuevo rumbo, adquiriendo mayor
importancia.

La significancia de este periodo de la Guerra Fría trasciende cuándo la Doctrina


Eisenhower apela políticas extremadamente enérgicas hacia la URSS e incluso a China
amenazando con el uso de armas nucleares, a menos que los comunistas firmaran una
tregua y acaben con el apoyo que se le proporcionaba a los norcoreanos bajo Kim II que
oficialmente se firmó en 1954. De esta manera, las tensiones por la guerra nuclear que
amenazaba el bloque occidental y el oriental se hacía cada vez más extremistas a partir
de las represalias masivas perpetradas por los norteamericanos para frenar la cacería
comunista en Corea, sin embargo, Indochina significaría también peligro para el
capitalismo en años posteriores, la URSS ensalza respuestas principalmente ante el
colonialismo, pero Eisenhower percibe como una amenaza a sus principios e
inmediatamente expone su teoría de dominó, si toda la zona de influencia se torna
comunista, toda la región caerá. Y disuasión tratando de evitar el crecimiento de nuevos
gobiernos comunistas alrededor del mundo, situándonos en contexto temporal en abril de
1957.

A pesar de los esfuerzos de la casa blanca por detener los conflictos estimulados por los
soviéticos, Medio Oriente también se ve afectada y en un momento crítico durante los
años 50, la URSS se acerca fielmente hacia Nasser y su régimen socialista que atentaba
contra el imperialismo anglo francés durante la crisis del Canal de Suez, amenazando con
controlar las reservas petroleras y que serían los comunistas quienes intervengan en la
antigua zona dominada por los imperialistas capitalistas, es aquí cuando las relaciones
entre EEUU. y la URSS sostienen un extremismo indirecto ante las amenazantes victorias
de los comunistas cuando Medio Oriente sucumbía ante la influencia comunista,
finalmente la Doctrina de Represalias Masivas no pudo ser ejecutada de manera eficaz, a
pesar de esto logró ubicar la postura de seguridad nacional de Estados Unidos y que sin
importar el carácter militar que poseía, se evitó la guerra nuclear con la que Eisenhower
amenazó inicialmente.

Cuando el mundo capitalista se encontraba vulnerable ante las amenazas de un desastre


nuclear, debido al aumento de las fuerzas técnicas en la URSS, Kennedy asciende al poder
en 1960 y su doctrina se ubica en el marco de evitar la propagación del comunismo en
América Latina. Los regímenes comunistas ya se habían tomado parte de Europa del Este,
China, Vietnam del Norte y Corea del Norte y Cuba, un significante acontecimiento
surge, la crisis de los misiles en Cuba en 1962, fracción de la Guerra Fría donde EE. UU.
demostró una vez más la integridad de su política de contención, en esta ocasión bajo la
renovada Doctrina Kennedy, y a su vez los logros de Khrushchev a partir de la
coexistencia pacífica, innegablemente este hecho puso a prueba la certeza de ambos
ideales, tanto EE. UU. cómo la URSS estuvieron al borde de un conflicto nuclear con los
misiles que cada uno contaba desde diferentes bases, empero, la capacidad de respuesta
militar de Kennedy y la diplomacia que se afanaba Jhrushchov se logró mediar esta
situación.
Lejano a los esfuerzos que se llevaron a cabo en Cuba, en el Sureste asiático aún persistía
el conflicto vietnamita, por lo que Kennedy interviene asegurando que Estados Unidos
ampliaría los valores de libertar y justicia en Asia Oriental, pese a que existía un gran
desacuerdo con intervencionismo capitalista. Consecuente a la llegada a de un nuevo
presidente, Johnson la contención sigue su camino en torno al conflicto en Vietnam,
comprometiéndose a terminar esta guerra y crear una gran sociedad, pero la debilidad
survietnamita no permitía establecer un acuerdo con Ho Chi Minh mandante de Vietnam
del Norte, territorio donde el comunismo formaba parte, la importancia radica en que los
esfuerzos de Johnson resultan exiguos para el año de 1964 cuando la guerra toma un
aspecto mayormente tenue, Vietnam del Sur acaba derrotada y Vietnam del norte se
empoderaba más vigorosa.

Desde el momento en que se concibe la política de contención en 1947 bajo el nombre de


Doctrina Truman el mundo es segmentado en dos grandes bloques: el comunista y el
capitalista e inmediatamente se emprenden estrategias para que una de sus ideologías
lleve la delantera, esto es tratar de impedir su crecimiento, en relación a la contención
estadounidense se transitaría un periodo donde lo primordial era evitar que la ideología
soviética gane mayores zonas de influencias e imparta los cimientos disimiles a los ideales
capitalistas.

En primer lugar, el plan de restauración europea (Plan Marshall) juega un papel


importante en el truncamiento de lo pactado en Potsdam entre estos antiguos aliados, la
URSS lo percibiría como un atentado en contra de su nación y sus principios
revolucionarios en consecuencia el líder soviético Iosif Stalin sitúa al capitalismo como
su principal contendiente del que deben resaltar, captando así atención del adversario.
Posterior a esto en 1949, EEUU denota que es una nación idónea para sobrellevar un
bloqueo total en Berlín, hecho que le permite divisar al mundo los alcances del
capitalismo y la debilidad en las políticas de los soviéticos en la zona de influencia
Alemana, aunado a esto uno de los momentos más intrigantes de la política exterior
estadounidense acontece cuando Eisenhower arriba al poder y continua con lo plasmado
por Truman, sobrellevar la batalla indirecta que acarreaba con los comunistas, en esta
ocasión, con severas clausulas, y declaraciones extremistas al punto en que la esfera
global estuvo por presenciar una guerra nuclear con punto de origen en la Guerra de las
Coreas en 1953, acontecimiento que la URSS repudio. A pesar de esta situación los
soviéticos siguieron ganando mayor influencia en Asia Oriental hasta el punto de
encender la llama que pudo haber desatado el conflicto armado directo entre ambas
potencias cuando el comunismo amenazante obtenía zonas de dominio, en Oriente y
América Latina. Es en 1962 cuando en la Crisis de los misiles de Cuba se denota el choque
directo de las políticas tanto soviéticas como estadounidense, la contención y la
coexistencia pacífica de Krushchev permiten la resolución de uno de los momentos
tenaces de la Guerra Fría de tal manera que se evita nuevamente el conflicto nuclear, más
adelante Johnson en 1964 demostraría el poderío militar con su doctrina y al mundo le
quedaría claro que EE. UU. sería capaz de realizar mecanismos audaces para detener el
avance del comunismo en el sureste Asiático, específicamente en Vietnam, pero la
debilidad de Vietnam del sur ocasionaría que EEUU fragüe en una confundida y dividida
nación vietnamita. Son estas las principales acciones que la casa blanca idealizaba y
ejecutaba para detener a su atroz adversario que acechaba cualquier territorio vulnerable
e inmediatamente sumarlo como territorio de influencia, mostrando así que los dos
bloques se enfrascarían en un conflicto indirecto con continuos altos y bajos que no se
detendría hasta que uno de los bandos caiga y demostrar la supremacía existente en cada
superpotencia.