You are on page 1of 1

El futbolista uruguayo, Luís Suárez, es uno de los jugadores que ha alcanzado gran

fama en el Mundial que se está celebrando en Brasil. Por un doble motivo,
por el gran juego que ha mostrado, y por un mordisco que le ha dado a un rival.

Se celebraba el último partido de la primera fase de grupos, y Uruguay se enfrentaba a
Italia, las dos selecciones se jugaban el pase a octavos de final. Y en una jugada en el
área italiana, el delantero centro Luis Suárez le plantó un tremendo mordisco a su
defensor, Giorgio Chiellini. Lo sorprendente del caso es que es el tercer mordisco que
hinca, el bueno de Suárez, en su carrera profesional deportiva. Antes, ya habían
probado su dentadura, Otman Bakkal en 2010 y Branislav Ivanovic en 2013.

Al final ganó Uruguay 1-0, eliminando a Italia. Pero la FIFA castigó con 4 meses y 9
partidos al jugador uruguayo. Ayer en octavos, su equipo notó su ausencia, y fueron
eliminados por Colombia, al perder 2-0.

Ya hay mucha gente defendiendo al deportista, y creyendo que el castigo es
desmesurado. Maradona, el presidente de Uruguay (José Mújica), han declarado que
es demasiada sanción. Incluso el agredido, Chiellini, ha dicho que no le guarda rencor
y que el castigo le parece excesivo.

La abuela de Suárez ya ha salido al paso para explicar el por qué de esta conducta. Lo
define como “buenísimo” pero “calentón”.

Los psicólogos atribuyen este carácter a una niñez muy agresiva, y anuncian que es
probable que siga con este tipo de reacciones.

Raúl Mestre, valenciano con 31 años en la actualidad, era un estudiante de Químicas
en 2006. Se había leído un libro sobre la estrategia del póker, y decidió ingresar 80
euros en una sala de juegos de internet. Se basó en un método matemático, se ha
hecho millonario, ha abierto una escuela virtual de póker, que ya cuenta con 50
empleados y más de 60.000 usuarios registrados. Y para dar a conocer su historia ha
escrito un libro: “Póker Online: Los secretos del mejor jugador”.

Podría ser el sorprendente argumento de una gran película, al estilo de la de
Facebook: “La red social”. Al cabo de 3 semanas de invertir los 80 euros los sacó, él
pensó: “De esta forma no perderé dinero, tan sólo podré perder tiempo”.Se tomó un
año sabático en su carrera, y al término de éste decidió abandonar su carrera de
estudios, ya había ganado lo suficiente para saber que su futuro estaba en el póker
online.

Los que lo tomaban como un loco se fueron acercando a su casa, y llegó a tener a 17
amigos en su comedor dándoles consejos de cómo apostar. Aquí decidió que podría ser
una buena idea abrir una escuela, en educapoker.com enseña sus métodos
matemáticos y de análisis para tener éxito en las apuestas. Este grupo de alumnos de
Raúl ya son conocidos en las salas virtuales de todo el mundo como la escuela
valenciana, y son temidos, en la revista Planet Póker son calificados como “elegidos
para la gloria”.