You are on page 1of 2

Teoría calórica

Antoine-Laurent de Lavoisier (París, Francia, 26 de agosto de 1743-ibídem, 8 de mayo


de 1794) fue un químico, biólogo y economista francés, considerado el creador de la
química moderna, junto a su esposa, la científica Marie-Anne Pierrette Paulze, por sus
estudios sobre la oxidación de los cuerpos, el fenómeno de la respiración animal, el
análisis del aire, la ley de conservación de la masa o ley Lomonósov-Lavoisier, la teoría
calórica y la combustión, y sus estudios sobre la fotosíntesis
La teoría calórica fue un modelo con el cual se explicó, durante un tiempo bastante
prolongado, las características y comportamientos del calor. La teoría explica el calor
como un fluido hipotético, el calórico, que impregnaría la materia y sería responsable de
su calor.
Para Lavoisier, las moléculas de todos los cuerpos de la naturaleza están en un estado de
equilibrio, entre la atracción que tiende a aproximarlas, y la acción del calórico, que tiende
a separarlas. Según su mayor o menor cantidad de calórico, los cuerpos son gas, líquido
o sólido.
El calórico se difunde entre los cuerpos, pasando de uno a otro por contacto, incluso entre
los seres vivos. Las quemaduras producidas por congelación se explicaban porque el
calórico causaría los mismos daños en la piel, tanto al entrar en el cuerpo como al salir.
El calórico se haría visible en las llamas, que estarían formadas en su mayor parte por
dicho calórico desprendiéndose de los cuerpos. Las distintas sustancias presentarían
distintas solubilidades para el calórico, lo que explicaría su distinto calor específico.
La teoría del calórico fue ampliamente aceptada, ya que incluso explicaba los
experimentos de Joule sobre la equivalencia entre calor y trabajo, interpretando que al
frotar un cuerpo, se romperían las vesículas microscópicas que contienen el calórico,
liberando calor. Sin embargo, la teoría fue perdiendo adeptos, al no poder explicar
diversos problemas, como la masa nula del calórico, por lo que fue abandonada a
mediados del siglo XIX.
En la actualidad, el calor es considerado como energía en tránsito, que cumple las leyes
de la termodinámica
Características de los ácidos
Un ácido es considerado tradicionalmente como cualquier compuesto químico que,
cuando se disuelve en agua, produce una solución con una actividad de catión hidronio
mayor que el agua pura, esto es, un pH menor que 7. Esto se aproxima a la definición
moderna de Johannes Nicolaus Brønsted y Thomas Martin Lowry, quienes definieron
independientemente un ácido como un compuesto que dona un catión hidrógeno (H+) a
otro compuesto (denominado base). Algunos ejemplos comunes son el ácido acético (en
el vinagre), el ácido clorhídrico (en el Salfumant y los jugos gástricos), el ácido
acetilsalicílico (en la aspirina), o el ácido sulfúrico (usado en baterías de automóvil). Los
sistemas ácido/base se diferencian de las reacciones redox en que, en estas últimas hay
un cambio en el estado de oxidación. Los ácidos pueden existir en forma de sólidos,
líquidos o gases, dependiendo de la temperatura y también pueden existir como sustancias
puras o en solución.
 Tienen sabor agrio como en el caso del ácido cítrico en la naranja y el limón.
 Cambian el color del papel tornasol azul a rosa, el anaranjado de metilo de
anaranjado a rojo y deja incolora a la fenolftaleína.
 Son corrosivos.
 Producen quemaduras de la piel.
 Son buenos conductores de electricidad en disoluciones acuosas.
 Reaccionan con metales activos formando una sal e hidrógeno.
 Reaccionan con bases para formar una sal más agua.
 Reaccionan con óxidos metálicos para formar una sal más agua.