You are on page 1of 6

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

Un bosque con distintas clases de árboles. En el cielo la estrella de


Belén. Al fondo se ve el pesebre.
Escena I
NARRADOR: (Voz en off) Hace muchos años, un 24 de diciembre,
un gran alboroto se escucha en el bosque, las personas iban y
venían y una luz resplandeciente brillaba en el cielo (Se encienden
las luces y se escucha ruido de pisadas).
PALMERA: (Dirigiendo sus ramas hacia el pesebre) ¿Adónde irá
tanta gente a estas horas de la noche?
OLIVO: ¡No sé! ¡Hacen mucho ruido y no dejan dormir!
PALMERA: (Con los ojos soñolientos) ¡Y esa estrella no deja de
brillar! ¡Parece de día y no se puede descansar! (Bosteza)
OLIVO: (Mirando a una oveja que va deprisa hacia el pesebre)
¡Pts, Pts! Ovejita, ¿Adónde vas a estas horas de la noche?
OVEJA: ¿es queeee no sabeeeeen? (Imitando el balar de la oveja)
Voy a ver a Dios hecho hombre, hoy nació Jesús, el Salvador.
PINO: (Abre sus ojitos y se muestra interesado) ¿Jesús?
OVEJA: Sí Jesús, el Rey de reyes. Me voy que se hace tarde.
PINO: ¿Qué llevas entre tus lanas?
OVEJA: Un pañalito hecho con las lanas más suaves de mi pancita. Todos le llevamos regalos
porque está con nosotros.
PALMERA: (Eleva sus ramas) Por favor Oveja, llévale al Niño una de mis ramas. Colócala junto
a su cuna y así cuando el Niño tenga calor, suave y dulcemente lo abanicaré. No puedo hacer
otra cosa. (La oveja coge la rama)
OLIVO: (Se siente orgulloso y hace que caigan algunas aceitunas de su cabeza) Pues yo
pienso hacer aceite de mis aceitunas y ofrecérselo a su madre, la Virgen, para que pueda ungir
los piececitos del Niño. (La Oveja recibe el aceite y se marcha).
PINO: (Preocupado) ¿Qué le puedo ofrecer yo?
PALMERA: ¡Nada! Nada hay en ti que le pueda gustar al Niño Dios.
OLIVO: Además con tus hojas, que parecen agujas, pincharías al Niño y lo harías llorar.
PALMERA: A ti no te querrá para nada. (Susurra con el olivo)
PINO: (Se escucha una música y el pino llora) ¿Por qué yo no
tengo nada que ofrecerle? (Ingresa un ángel por un costado)
ÁNGEL: No tengas pena, yo te voy a ayudar.
PINO: (Sorprendido) ¿Quién eres? ¿De dónde vienes?
ÁNGEL: He visto tus deseos de agradar a Jesús. Pediré a las
estrellas que bajen del cielo y se posen sobre tus ramas. (El
ángel coloca sobre las ramas estrellas de colores)
PINO: (Contento) ¡Qué hermoso luzco! ¡Cómo brillo!
ÁNGEL: Así tan iluminado y brillante, serás el guía de todos los
caminantes que acudan al pesebre a alabar a Jesús.
ESTRELLA: Yo me posaré sobre tu rama más alta para que
desde lejos sepan el lugar del nacimiento del Niño Dios.
PINO: ¡Gracias Ángel! Te prometo que estaré despierto
ayudando a todos los caminantes para que sepan cómo llegar.
(Con una de sus ramas señala hacia el pesebre)
PASTOR: (Entra al escenario y se sorprende al ver al pino)
¡Miren ese pino! Qué bonito se ve, y parece que con sus ramas
nos señala hacia aquel pesebre.
PASTORA: Vamos a verlo. (Se acercan al pino y observan su decoración, el pino sonríe)
¡Parece que es feliz! ¡Está sonriendo! Y con sus ramas señala ese pesebre, ¡Vamos!
NARRADOR: (Voz en off) Dicen que todas las noches de Navidad, las estrellas bajan hasta los
pinos e iluminan el camino de los hombres hacia el lugar donde se encuentra el Niño Jesús.
Por eso, durante las vísperas de Navidad, las casas se engalanan con un pino lleno de luces de
colores.
Tradición alemana (adaptación)

EXPRESIÓN Y APRECIACIÓN DRAMÁTICA


• Preparan y realizan la representación teatral titulada «UN REGALO MÁS PARA JESÚS».
OBRA: EL NACIMIENTO DE JESÚS
Argumento:
José y María, en los últimos momentos de su embarazo llegan al establo cansados después de
haber buscado en vano hospedaje. Allí nace Jesús y llegan, avisados por el ángel, a ofrendarle
regalos los pastorcitos y los reyes magos.
Personajes:
- El niño Jesús. - Virgen María. - San José. - Tres pastorcitos. - El ángel. - Los tres reyes magos.
Dramatización:
Narrador: -José y María, cansados de haber buscado sin haberlo conseguido, un alojamiento por
todo el pueblo llegaron hasta el establo.
María: -Con voz cansada y adolorida, cogiéndose el vientre –José, esposo mío, creo que el bebé
ya va a nacer siento dolores en mi vientre.
José: -María, esposa mía, lamento no haber conseguido un mejor lugar pero nuestro amor será el
mejor abrigo para el nacimiento de nuestro amado hijo.
-Ambos ingresaron al establo y buscaron un rincón abrigado donde recostarse.
Narrador: -Al poco rato se escucharon los quejidos de María, por los dolores del parto- y luego el
llanto de un bebé recién nacido.
Angel: -Luego salió del establo el ángel para comunicar a los 3 pastorcitos que se hallaban cerca,
diciéndoles: -Alégrense ha nacido el hijo de Dios en este humilde establo. Regresó al establo y
colocó la estrella de Belén en el portal.
3 pastores: -Llegan al establo llevándole regalos al niño Jesús cantando en coro un villancico.
Pastor 1: -Te obsequio esto porque eres nuestro Salvador prometido por nuestro Dios Padre.
Pastor 2: -Recibe este regalo por haber nacido humilde como nosotros a pesar de ser hijo del Rey
de Reyes – nuestro Dios.
Pastor 3: -Te hago este presente por ser signo de nuestro nuevo pacto con Dios Padre.
Narrador: -Hacen su aparición, guiados por la estrella de Belén, los tres reyes magos, llevando
ofrendas y diciendo: -“Gloria a Dios en las alturas y paz, en la tierra, a los hombres de buena
voluntad”
Magos: -Haciendo entrega cada uno de un presente a Jesús.
-Y diciendo esto todos juntos, se acomodaron alrededor del pesebre para adorar al niño Jesús.
Narrador: -Invita a todos los presentes a observar el nacimiento en vivo. (Fin)

MARIA MADRE DEL SALVADOR


Dios cumplió su promesa de enviar al Mesías. Lo primero que hizo fue buscarle una madre. Y
para ello escogió a María, una joven de Nazaret. El evangelio de san Lucas (capítulo 1,
versículos 26-38) lo cuenta así:
EL NACIMIENTO DE JESÚS
El siguiente relato está tomado del evangelio de san Lucas (capítulo 2, 1-20), José y María
esperaban con mucha ilusión el nacimiento de Jesús. Y cuando faltaban pocos días, sucedió algo
inesperado.