You are on page 1of 163

¡DETENTE!

1
Porque ningún ser aprenderá, cuando no está
preparado para saber, por más cerca que tenga el
conocimiento de su vista.

Mucha gente quiere leer solo para hablar, ¡no para obrar! Por
el contrario, si sientes la necesidad de un gran cambio para ti
y para la humanidad, léelo despacio y medita en lo leído.

Vuelve a leer; es necesario. Así entenderás las "señales de los


últimos tiempos". Y, si te unes a los elegidos, ¡Serás uno de
ellos!

LA VERDAD ES PARA QUIEN LA BUSCA

Este libro no es para los orgullosos, porque ellos, en su


ignorancia, todo lo desprecian.

Este libro no es para los fanáticos, porque ellos, apegados a


una sola idea, han cerrado sus sentidos al verdadero
conocimiento.

No es para los críticos de profesión, porque ellos, al vivir


pendientes de lo que hacen los demás, han dado la gran
prueba de ser zánganos.

No es para los egoístas y ambiciosos; pues, al estar tan


ocupados en poseerlo todo, no tendrán tiempo de leerlo.

No es para los soberbios, pues estas enseñanzas no bajan


hasta los oscuros abismos donde ellos se encuentran.

2
Y no es para los que se creen sabios, porque ellos piensan que
no lo necesitan.

En cambio:

Este libro sí es para los que se han liberado de todo falso


prejuicio, porque ellos sabrán aprovechar sus enseñanzas.
Este libro sí es para los humanos sensatos, pues ellos saben
esperar antes de lanzar un juicio precipitado.

3
Es para los sinceros de corazón, porque ellos lo acogerán con
amor.

Y este libro sí es para las mujeres y hombres del tercer


planeta que han obtenido el verdadero conocimiento, porque
están próximos a alcanzar un grado más en la escala cósmica
superior.

NOTA EDITORIAL
Este libro ha de ser leído con amor, pues los que merecieron
conocer, entender y acoger estas revelaciones, no existe duda
que son los auto-elegidos.

Mientras el mundo se desliza incontenible por la pendiente


del desespero, en hora buena nos llega, del espacio extrasolar,
la única solución para salir de este imperio del terror.

Y, a juzgar por la perfección de las cosas que aquí


admirablemente se exponen por vez primera, es correcto
pensar que emanaron de una fuente superior a la humana.

Este libro es pues, sin temor a equivocarnos, prueba


fehaciente de la existencia de seres extraterrestres, que
quieren ayudarnos, y actualmente se comunican con
los hombres.

El ser es eterno; existen leyes para conservar los


tesoros de la vida, de los cuales el Universo extrae
su belleza.

4
STA SABIDURÍA NO ES
MÍA,
PERO ESTÁ DENTRO
DE MÍ,
Y TE LA COMUNICO A
TI.

Porque toda la verdad fue mucho antes


que alguien la dijera. La sabiduría
existió con anterioridad a la
manifestación de cualquier forma de
vida… y la vida existió mucho antes de
la formación de las estrellas.

5
MÁGNUM ASTRON

REVELACIONES
DE UN

EXTRA
TERRESTR
E
BIBLIOTECA FICCIÓN - CIENTÍFICA

6
EUROAMERICANA EDITORES

CAPITULO 1
UNA COSMOVISIÓN DE LA NATURALEZA

antan las aves porque tienen un


solo guía: el Sol, un solo país: la
Tierra, y un solo maestro: La
Naturaleza.

Se desplazan por la inmensidad azul y aprecian un mundo sin


divisiones.

No necesitan dinero para obtener la comida y saben que sus


pichones pronto dominarán los cielos a lo ancho y a lo largo,
sin necesidad de pasaporte, pues viven en un mundo unido.

Al contrario el hombre, que fue llamado a ser el rey de las


criaturas terrenales, vive asfixiado en un mundo
resquebrajado por fronteras de formas absurdas que lo
comprimen.

7
¿Por qué tenemos tantas fronteras de odio si las
aguas de los diferentes océanos besan todas las
playas con el mismo amor?

¿Por qué tenemos tantas y diferentes enseñanzas


religiosas, si la verdad es solamente una y proviene
de un único Dios?

Preguntas como las anteriores asaltaban con frecuencia mi


mente y, en las noches cuando las estrellas iniciaban su danza
celeste para alabar al creador, imploraba al cosmos
respuestas y soluciones.

Por mucho tiempo tuve meditaciones profundas sin obtener


respuestas. Hasta que… una cálida tarde de verano salí al
campo para despedirme del Sol que se retiraba presuroso.

La música óptica del armonioso atardecer se tornó silenciosa


para dejar entrar en paz la noche. Las sombras sólo fueron
fustigadas por una brillante esfera de plenilunio.

Yo descansaba cerca de un árbol frondoso y estaba muy bien


acompañado por los millones de insectos, hierbas y hojas de
árboles que danzaban al ritmo del viento.

Observaba cómo todo cuanto atañe a la vida es de benigna


condición, y una pregunta tenaz gravitaba en mi mente:

EL PORQUÉ DEL DINERO:

¿Por qué el hombre vende la tierra, si la frescura del


agua y el azul pensativo de los lagos no tienen

8
precio? ¿Cómo vender el rocío de la mañana si es el
aliento perfumado de La Naturaleza?

¿Cómo vender los animales para la matanza si no


somos dueños de la vida?

¿Por qué vender el agua si cada gota en su pureza


nos refleja, gratuitamente, los colores del arco iris?
Y, ¿por qué vender la energía si en el ímpetu de su
fortaleza está vibrando Dios?

En mis reflexiones veía cómo todo en La Naturaleza era


libre… menos mis hermanos que estaban prisioneros, en las
ciudades, atados por las múltiples cadenas con garfios que
forja el dinero:

Allí el hombre vende hasta su sangre —que constituye la savia


de su cuerpo— y por una vil moneda vende su honor que
forma la sangre de su alma.

¡OCURRIÓ ALGO ASOMBROSO!

Me sentí triste y en mi desesperación Le grité a la noche… ¡y


me respondió un silencio!

Realmente ocurrió algo inesperado, y terrible:

Misteriosamente todos los grillos, las ranas y las hojas


detuvieron su voz. Tal pareció como si el gran Ser que los creó
hubiese venido de repente.

Me sentí solo y creí flotar en un vacío sin fondo. Interrumpí el


silencio con el suave rumor de una plegaria.

9
Un escalofrío recorrió mi columna vertebral y cada uno de
mis huesos tembló por separado, cuando escuché una voz
misteriosa que brotó de mi inmenso e insondable universo
interior e intentó salir por mis oídos. Quise gritar.

— ¡Silencio! —Me dijo—: No perturbes la noche. El bullicio


del mundo me sofoca. El silencio es la primera piedra del
Templo de la Sabiduría… y vengo a
colocarla:

— ¡Soy la voz de La Naturaleza!

—Soy como el rocío que desciende sin


hacer ruido.

— ¡Soy un Ser de la quinta esfera


existencial! Me he manifestado dentro de
ti mismo para revelarte la verdad que los
hombres olvidaron: —Su verdadera casa.

—Es necesario que aprendas a escuchar el


silencio, poniendo oído al murmullo de tu
propia conciencia, porque el silencio
interior es un conjunto de rumores sutiles
que sólo pueden ser notados por los
hombres atentos.

¡HABLA LA NATURALEZA!

Después de sentir aquella suave voz, percibí el aroma de


muchas flores que se abrieron, en silencio, para alabar con su
perfume al Gran Ser que les dio su hermosura.

10
En torno a mí las ranas, los grillos y hasta las hojas de los
árboles hicieron silencio pues escuchaban reverentes la voz
de la Gran Maestra que les enseñó, desde tiempos
inmemoriales, a conquistar el mundo sin dañarlo ni
contaminarlo.

Me sentí solo y apenado. En esa gran reunión yo representaba


a la humanidad. Mis mejillas se sonrojaron.

—No te asustes —me dijo—, escuché muy claramente:

—Soy tu verdadera Madre. Así me has Llamado y en


realidad llegaré hasta todos aquellos que aprendan a
escuchar mi clamor de madre enferma que, en la lucha por
sus hijos descarriados, me han hecho sufrir.

—Mas el que aprende a dialogar


con los atardeceres conocerá la
música de los espectáculos
celestes y escuchará mi canto de
amor:

—Mi verdadera voz se escucha


cuando el viento hace vibrar mis
cuerdas bocales, hechas de pinos
y enramadas.

—Mi voz ruge en la potente


catarata y trina en el arroyo
cristalino… —Y mi palabra
reverbera en el inmenso espacio
mental del ser humano cuando

11
desciendo, en forma de intuición, sobre las grisáceas
neuronas.

—Cuando me disfrazo de tempestad, produzco mil centellas;


cuando me manifiesto en flor produzco mil aromas.

—En realidad, Soy tu verdadera madre quien te habla: La


Naturaleza. Naciste a través de tus padres; mas ellos sólo
son testigos, no autores.

REVELACIONES SOBRE LA VIDA

Una grandeza benévola emanaba de las palabras del


misterioso ser que me hablaba. Continuando su presentación
me dijo:

—Cada segundo que pasa Yo destruyo y vuelvo a fabricar en


tu cuerpo 3* millones de células. Cada una es más compleja
que el mayor cohete fabricado por el hombre.

—Cada 7* años he renovado completamente tu cuerpo.

— ¿Sabes que tu cerebro es la estructura más compleja del


universo?

—En sus 12* mil millones de "celdillas" Nerviosas existen


más de mil trillones de células de proteína capaces, cada
una, de recibir y grabar información.

12
—Yo no inventé la vida: la vida es eterna y proviene de
nuestro Gran Padre Celestial. Yo sólo fabrico cuerpos… y
los destruyo.

—No te asustes. Tú vivirás junto a quienes merecieron saber


los misterios que esta noche te revelo. Procura instruirte
mientras aun eres joven; no creas que, después, las canas te
traigan consigo la razón.

—Tú y quienes acojan estas enseñanzas serán la simiente


que utilizaré para formar una nueva raza de hombres
perfectos.

—Vivirán en una gran ciudad que envolverá la Tierra, sin


dañarla. Viviremos en un mundo simbiótico.

¿QUÉ ES SIMBIOSIS?

Yo escuchaba estupefacto y antes de atreverme a formular


una pregunta, la voz de La Naturaleza ya estaba
respondiéndola:

—Simbiosis es dar y recibir. He diseñado los cuerpos con


cualidades especiales de modo que los seres se ayuden unos
a otros:

—La flor perfuma el aire y el aire le brinda oxígeno.

—El ala no ve al viento, sin embargo en él se apoya; y el ala,


en gratitud, acaricia al aire con sus rítmicos movimientos.

—El ropaje multicolor de las flores atrae a las abejas para


brindarles rica miel. Con placer las abejas recogen la miel

13
de las flores, y las flores, con placer, brindan la miel a las
abejas.

Porque es la abeja mensajera que reparte cartas de amor


entre las flores, y las flores son fuentes de vida que endulzan
y dan vigor a las abejas.

—El árbol da al hombre sus ricos frutos y el hombre protege


al árbol, lo abona y le brinda sus cuidados. En verdad, la
gratitud es el aroma que despiden todos los corazones
nobles.

—Yo formé un mundo simbiótico para que, en ese ritual


divino de "dar y recibir", todos los seres canten el glorioso
salmo de amor que se llama vida.

—Pero qué tristeza: En el intercambio injusto de las cosas


media el dinero homicida. Quienes lo poseen, se ahogan en
la codicia. Quienes no lo tienen, se mueren de hambre.

—Algunos seres no supieron utilizar su libertad y


esclavizaron a los demás: Reciben pero no dan. Y en su afán
desmedido de poseerlo todo, están contaminando mi cuerpo:
el Mundo.

EL DINERO

—Son más los poseídos por el dinero que quienes lo poseen…


porque, para ellos, es más doloroso el temor a necesitar que
La necesidad misma. Por eso atesoran sin límite para el día
de mañana… que no saben si vendrá.

14
—Las espléndidas fortunas, cual acontece con los vientos
impetuosos, producen en el alma grandes naufragios.

—La posesión mata el deseo y alimenta la ambición por


nuevas cosas como la corrupción, el lujo y el vicio, que
tienen entre sí estrechas afinidades.

—El dinero ha aniquilado más almas que cuerpos la espada.

—Aquellos que reciben sin dar, pocas veces agradecen lo que


sin merecer reciben. La avaricia achica el corazón; por ello
los avaros arrebatan a los demás lo que se niegan a sí
mismos... si tomaran en cuenta el miedo que sienten a
quedarse sin nada, ayudarían a los que nada tienen.

Onerosa mansión, y una choza miserable, ambas para dos seres


humanos exactamente iguales.

15
—El rico, a quien todo le sobra, vive más impaciente que el
pobre que todo le falta… dulce es el sueño del trabajador;
mas al rico no le dejan dormir sus posesiones.

LAS RELIGIONES

Al no ser la sabiduría propiedad de ninguna religión, las


religiones son innecesarias para el que sabe ver la
verdad. Ten presente que la fe ciega es para los que no
tienen luz en sus mentes.

Hay quienes terminan devorados por los santos sin


encontrar la verdad, porque en cada iglesia tiene el Satán su
guaridita; por tanto: sólo si declaras la guerra a todas
las religiones podrás encontrar a Dios.

Si buscas en ti mismo no te encontrarás; si buscas a Dios en


una iglesia se esconderá; pero si buscas en tu prójimo, se
encontrarán los Tres.

SE AVECINA UN COLAPSO
MUNDIAL

— El engañoso progreso humano se ha


convertido en una alergia para mi
cuerpo… todo lo están destruyendo. Yo
tomo nota del ave que se desploma
abatida por la bala del cazador que,
ignorante, ríe.

16
—Pobres… con sus lágrimas tendrán que lavar la sangre de
sus víctimas.

—Todo aquel que maltrata a un animal se convierte en un


monumento a la cobardía.

—Te cuento que mi piel sufre de cáncer, y esa enfermedad se


llama "progreso desenfrenado".

—Pronto me estremeceré para librarme de esa plaga de


hombres malignos, y todo lo que esté en pie rodará por el
suelo. Ciertamente no quedará piedra sobre piedra en las
ciudades actuales, que son tumbas de concreto hechas para
los vivos.

—Allí no existe ley natural, por recta que sea, que no trate el
hombre de cambiarla para complacer sus manías: descubrió
la desintegración del átomo para desintegrarse él mismo.

—Cada vez que un científico efectúa un


potente descubrimiento, el diablo lo pone en
manos de militares.

Mas cuando los hombres siembran vientos


recogen tempestades, y quienes andan mal,
mal acaban.

—Por ello sólo tú, y aquellos que escuchen las siguientes


revelaciones, podrán ver desde un sitio seguro, el final de
esta mal llamada civilización que naufragará en el océano
de sus propias culpas.

17
—Tú sabes que el primer paso hacia el bien es no hacer el
mal. Por tal motivo, te entregaré los planos de la ciudad que
desde tiempo inmemorial diseñé para los hombres que
quieren vivir en simbiosis.

—Es la única forma de librarse del horrible monstruo


llamado dinero, el cual, como infernal pulpo, con ventosas
manchadas de sangre, gobierna azarosamente el imperio
del terror.

—Sólo las personas sensatas, que escuchen y acojan esta


advertencia a tiempo, se ajustarán a mi ley. No
contaminarán, vivirán en un mundo de maravillas y
ocuparán un puesto
entre los dioses.

—Existe una sola


forma de poner
término a la maldad
y es devolver el bien
por el mal.
Dondequiera que
exista un ser
humano existe la
oportunidad de
hacer el bien.

—Pero te advierto
una cosa. El que
siente orgullo de su
sabiduría “es porque
no la tiene”.

18
—Por ello cuando hagas el bien, no pidas que te descubran:
la raíz escondida llena de savia al árbol y no pide que la
destapen.

—Si tienes talento, escóndelo. Si no lo tienes, escóndete.

—Sí, sí —exclamé regocijado—. Estoy agradecido de Ti, ¡oh


Madre Naturaleza!, y viviré bendiciendo tus diferentes
manifestaciones:

—Le agradezco el verano porque me libra de la tormenta; le


agradezco la tormenta porque me libra de la sequía.

—Quiero el día porque me muestra la luz, y quiero la noche


porque me muestra las estrellas.

az a las mujeres y a los


hombres de buena
voluntad.

19
CAPITULO 2
REVELACIONES SOBRE LA VIDA

La voz de La Naturaleza formaba un caudal de sabiduría y


continuaba instruyéndome. Me reveló los secretos de la vida:

—En el universo todo es vida. No exista la muerte. Todo en el


Cosmos tiene alma, TODO ES MENTE.

—La vida vino de la vida y no de la materia muerta, como


dicen. Tú, que eres sensato, bien sabes que, "de lo que es
menos, no puede salir lo que es más. Nadie puede dar lo que
no tiene".
—Tu cuerpo debe ingerir, a diario, diferentes minerales que
te brindan vida, porque ellos también son vida. —Aún en la
piedra y en el metal, la vida descansa y espera el momento
propicio para brillar. En el Universo la vida es la regla, no
la excepción.

—En los átomos y


partículas subatómicas, el
deseo de vida es el que
vibra. —Debes tener en
cuenta que:

La vida:
en el mineral duerme,
en el vegetal
despierta,
en el animal
evoluciona,

1
y en el hombre adquiere conciencia.

—Adelante del hombre sigue el súper hombre u hombre


perfecto. Y (del cuarto grado) más allá están los seres de la
quinta esfera, como lo soy Yo.

—Después de cumplir mi misión me convertiré en un Ser


radiante, como el Sol y las Estrellas —que pertenecen al
sexto mundo—, para luego diluirme en El Colosal Ser del
séptimo mundo que habita La inmensidad etérea: Dios.
(Libro "Vida en siete mundos").

—Como ves, yo no fabriqué la vida. Ella es eterna y todo lo


que es eterno es Uno con Dios. —Tú eres eterno.

—Tus hermanos también lo son y por ello, "deben hacerse


uno, así como mi Padre y Yo somos Uno". —En el Universo:
"Todo lo que existe siempre será, lo que no existe
nunca llegará a ser"

—Por mi parte, sólo fabrico los diferentes cuerpos para que


tu alma salte de vida en vida y, al final, te diluyas en la
eternidad.

—El Sol, las estrellas y los planetas también son vida. Esas
esferas majestuosas que se pasean por el espacio son los
cuerpos de almas superiores que danzan al ritmo de la
existencia eterna.

La existencia es una vibración. Y esa vibración engendra la


verdad. Y esa verdad es inmortal… — ¡Como tu vida!

2
TU ERES UN MUNDO

—No te aterres por lo que voy a revelarte:

—En verdad Soy La Naturaleza, como te dije, un ser de la


quinta esfera existencial, y mi cuerpo es el mundo. Sobre mi
cuerpo vives junto con trillones y trillones de seres
diferentes.

—No te parecerá extraño pues tu cuerpo es otro mundo en el


cual viven trillones de seres diferentes. Te explicaré:

—Cuando estornudas, te estremeces y salen por tu boca


flujos y gases… millones de bacterias "mueren" en el acto.
Ellas vivían en el ambiente de tu garganta.

—Así mismo, cuando Yo "estornudo" salen por mis volcanes


flujos candentes; mi cuerpo se estremece y ocurren
terremotos… millones de seres "mueren" en el acto.

—Pero sabrás que la muerte en sí no ocurre. Todo es


renovación. Morir es sólo un paso en el largo camino de la
vida eterna.

La tumba cierra un cielo para abrir otro; recapacitando en


tal evidencia, es tan sencillo y aceptable morir, como nacer.

Recuerda el día en que naciste en el cual todos reían y tú


llorabas; ahora vive de tal manera que cuando mueras,
todos lloren… y tú rías.

—Cuando se muere, el cuerpo va hacia la sepultura, y el


alma hacia una nueva vida. Sin embargo... el cobarde le

3
tiene miedo a la muerte; el valentón la busca; el desgraciado
la llama; y el sabio la espera:

—Este último bien sabe que la vida es perenne como la luz,


porque todos nosotros fuimos antes que el nacimiento del
cuerpo y seremos más allá de la conclusión de todo este
sistema de cosas.

—No obstante, para morir como quisiéramos es preciso


vivir como debiéramos. Por ello procura que tus vicios
mueran antes que tu cuerpo.

—Tu físico está formado por 70 mil trillones de células vivas


y cada una de ellas es un ser vivo independiente. Tú eres el
resultado de la mente colectiva de todos ellos.

—En realidad, eres el gobernante, el presidente y el


responsable de un mundo —tu cuerpo—, con sus setenta mil
trillones de seres que te siguen ciegamente y esperan de ti un
resultado exitoso.

—Por tanto, ¿no crees que eres un ser superior y debes poner
mucha atención a lo que te estoy diciendo?

4
CAPITULO 3
REVELACIONES DE LA NATURALEZA

—Te demostraré ahora que el Sol y los astros viven y que Yo,
La Naturaleza, soy un ser hiperconsciente que tengo por
cuerpo este mundo, donde habitas, así como otros seres
tienen por mundo tu cuerpo, donde viven.

—Por medio de los siguientes datos numéricos verás


claramente que nosotros, Los Astros, vivimos; y nuestro
existir está estrechamente relacionado con tu forma
de vida:

—Las 72 pulsaciones que el corazón del hombre da


en un minuto, corresponden a los 72 años que el Sol
requiere para desplazarse un grado a través del
cielo.

—Cada vez que respiras tu corazón late 4 veces y el número


de respiraciones, en ese minuto, es de 18. —Lo anterior
guarda relación exacta con las 4 estaciones y con
los 18 años de mutación del eje terrestre bajo la
influencia lunar.

—Nuestras 25.920 respiraciones, que consumamos


cada 24 horas, corresponden exactamente a los
25.920 años que demoran las constelaciones para
completar una vuelta zodiacal por precesión
equinoccial.

1
—El día y la noche, en la Tierra, corresponden a una
inspiración y a una expiración en el ser humano.

—El principal alimento del hombre es el oxígeno; sin él no


habría vida en el cuerpo. El principal alimento de La
Naturaleza es la luz solar, sin ella no habría vida en la
Tierra.

—Como puedes ver en estos simples ejemplos, el Universo,


que constituye el Macrocosmos, está íntimamente
relacionado con el hombre que representa el Mezocosmos y,
a la vez, "todos" estamos relacionados con las partículas
infinitesimales que conforman los átomos o microcosmos. Lo
que ocurre en grande también ocurre en pequeño. Esta es
una ley indiscutible por ser natural y eterna.

CONVENCIMIENTO

—Sí —respondí aterrado. —Eres un gran Ser vivo. Tu


sabiduría es inmensa.

— iOh Madre Naturaleza! —Tu cuerpo es el mundo. Las


cuencas de los ríos son las venas y el agua que corre por ellas,
cristalina, es tu sangre —no debemos profanarla—.

—Tu piel es la corteza en que vivimos y los poros son volcanes


que respiran.

—Tu alimento es la constante radiación que el Sol emana, y el


estómago será el gran bosque que convierte la luz en clorofila.

—Tu cintura es el Ecuador y tus senos son los campos que


producen alimento.

2
—Realmente eres un gran
ser que siente. Tu aliento es
el viento jadeante y tu
estornudo el huracán
violento.

—Cuando te estremeces se
produce el terremoto y
cuando te apaciguas, guiñas
el ojo que es el divino y
radiante arco iris.

—Sí, sí, Madre Natura: vives


aquí… Tu saliva es el rocío
fresco de la mañana y el
sudor de tu cuerpo es la
brisa refrescante de la tarde.

—Te he visto llorar, muchas


veces, con lágrimas de lluvia, tal vez por los hijos que se
alejan de Ti, que eres su sustento.

—No sé si eres completamente feliz, pues veo que te hace falta


la felicidad nuestra.

—Oh madre "Natura" mmm… tampoco sé si eres vanidosa,


pero he visto que en el día te adornas con brillos infinitos; en
la tarde luces tu ropaje sonrosado ataviado con arabescos de
arreboles. Ah, y en la noche luces un manto negro del cual
penden millones de estrellitas rutilantes.

3
EL SECRETO DE LOS NÚMEROS

Mi alma estaba conmovida por aquellas revelaciones y el


delirio de admiración que en mí brotó, había interrumpido la
sagrada voz.

—Calma —me dijo: —Mis revelaciones apenas comienzan.


Escucha con atención:

—"Todo efecto tiene su causa y toda causa tiene su efecto". El


universo está relacionado. Los astros no giran al azar, como
aseguran.

—Por ejemplo: los 248 años de la revolución de Plutón la


componen la suma de los 164 años de la revolución de
Urano, Más los 84 años de la revolución de Neptuno.

Años de la revolución de
Urano 164
Años de la revolución de
Neptuno 84
Igual en años de la revolución de
Plutón 248

—Todo indica que existe una íntima relación en sus


movimientos. Simplemente las esferas celestes danzan al
compás de la armoniosa y divina música de la "creación";
en consecuencia... —Detrás de todo diseño está su diseñador.

—La casualidad no existe en el cosmos. Todo está


entrelazado y sometido a las leyes matemáticas eternas e
incomprensibles para la mayoría de los hombres.

4
—Los números, por
formar parte de la
estructura universal,
hablan un lenguaje
perfecto. Debes
aprender a dialogar
con ellos. Te organizaré
los 9 dígitos en un
cuadro perfecto para
que lo analices. Esto ya
lo había enseñado.

—Notarás que en todas las direcciones:

Horizontal, vertical y diagonal siempre suman 15.

— ¿Crees que fue el


azar, o la
inteligencia quien
los organizó?

—Si el ejemplo
anterior te
sorprendió, el
siguiente te dejará
admirado pues,
además de las
direcciones altas,
largo y diagonal,
encontrarás

5
múltiples maneras diferentes de sumar 34, en el siguiente
orden de números:

— ¿Se atreve alguien a cambiar de posición un sólo


número, en este orden perfecto, que no sea una
simetría del mismo?

—De igual forma, en los planos que te entregaré nadie puede


hacer ninguna variación pues pertenecen a un orden
perfecto.

—Revisando con atención el orden anterior notarás que el


cuadro mayor y el menor suman 34. —Además, gran

6
cantidad de cuadros y rectángulos contenidos suman todos
34. (3 + 4 = 7)

—¿Alguien puede creer que la anterior organización vino


por casualidad, o quedas convencido que en el universo
existe un orden perfecto y una de las claves para llegar a la
verdad se encuentra en las frecuencias numéricas y en la
geometría?

Después de tan convincentes revelaciones mi cerebro se agitó


violentamente y comenzaron a pasar por la mente las más
diversas formas geométricas y planos de cosas que no
comprendía:

7
Al ver estas formas, consideraba y luego me
preguntaba:

—La Naturaleza diseñó un panal perfecto para las abejas,


diseñó la telaraña que es una casa perfecta de formas
sorprendentes. Enseñó al gusano de seda a construir una
mansión esplendorosa…

¿Cómo serán las maravillas de la ciudad del futuro,


que La Naturaleza diseñó especialmente para
nosotros?

8
La respuesta no venía pero seguía viendo formas, no
caprichosas, como algunos dicen, sino perfectas como me lo
había demostrado.

Al final descubrí que todas las formas tienen su razón de ser.


Su asiento no está en el azar, sino en la gran sabiduría
universal, que lo gobierna todo admirablemente.

Sin embargo, consideraba y luego me preguntaba: —Todas las


ciudades actuales son diferentes; crecen al azar y al capricho
de los terratenientes.

9
No se aprecia en las vías un orden
determinado o lógico
—También los
edificios tienen
construcción y
diseño diferentes.
Aún las viviendas
están sujetas al gusto
y condiciones
egoístas de sus
moradores.

—Si somos todos los


hombres iguales en
cuerpo y
experimentamos las
mismas necesidades
sanitarias, ¿por qué
nuestras viviendas difieren tanto unas de otras?

—¿Cuál será la
forma perfecta
para nuestras
ciudades, como
para los edificios,
que diseñó La
Naturaleza
cuando creó el
cuerpo del
hombre?

10
¿Serán así sus vías?

¿Serán así sus edificios?


¿o así?:

11
12
—No lo creo. Si correspondiera a los hombres el
diseño, todos tendrían una idea diferente.

—Sólo un Ser superior, como La Naturaleza, puede


saber la forma de la ciudad perfecta, por tanto única
e inconmovible.

— ¿Estará regulada o fundamentada por alguna frecuencia


matemática, tal como resuena el círculo a los números 3 -14-
16?

— ¿O se apoyará en una "sencilla" fórmula como lo es "E =


MC²", la cual encierra una inmensa verdad cósmica?

— ¿Cómo haremos los hombres para saber las grandes


verdades que se ocultan en los siglos?

¡No tuve que esperar mucho tiempo para descubrir un gran


misterio!

13
CAPITULO 4
EL GRAN SECRETO

Después que hubo transcurrido en mi mente el concierto de


formas geométricas escuché de nuevo la voz de La Naturaleza
cuando me dijo:

—Te revelaré un secreto eterno que sólo los enviados


divinos, los patriarcas y los sabios pudieron comprender:

—La música de las esferas celestes, el ritmo de las casas


zodiacales, y la armonía del hombre perfecto resuenan en
las frecuencias3, 7 12, o en sus múltiplos. Pronto
y
entenderás el porqué.

—De la misma forma que un aparato receptor


electromagnético se ajusta a determinada frecuencia para
obtener una audición, de igual modo ocurre si se logra
ajustar la humanidad a esta frecuencia cósmica: —
Se obtendrá la comunicación con el resto del
universo.

1
—No te conturbes. Muchas cosas debo revelarte. Tendremos
varios encuentros: El segundo ya no será auditivo... ¡Será
personal!

—Para el tercero ayunarás completamente. Sólo agua


tomarás. Emprenderemos un viaje diferente a todos los que
has realizado. Conocerás una ciudad ya construida, y debes
memorizarla.

—Por tu parte, debes entregar y explicar a tus hermanos los


planos y conocimientos que te estoy revelando. Muchos no te
entenderán.

—Podrás observar que son los mismos que no tienen oídos


afinados para oír el clamor de los que sufren la opresión,
en razón de ser ellos los que la producen.

—En efecto, serán los opresores, los agiotistas y los que


contaminan el mundo quienes no querrán escucharte,
porque todo cuanto ven los ojos, todo apetece a los
ambiciosos.

—No te preocupes. No eches las perlas a los puercos; hacer el


bien a villanos es echar agua al mar.

HERCOBULUS: UN
PLANETA
DEMONIACO

—Actualmente se
acerca a nuestro
sistema el planeta
negativo de la Tierra.

2
Es un cuerpo negro de origen demoníaco; pasará muy cerca
del mundo y causará terremotos.

—Desde allí serán succionadas las almas desgraciadas que


impiden que este mundo, mi cuerpo, sea el verdadero
paraíso.

—No te preocupes por Mí. Simplemente mudaré de piel. Ten


compasión por los que se van a "Hercobulus". Allí
encontrarán el imperio del terror que tanto lucharon por
poseer; pero allá los oprimidos serán ellos.

—En cuanto a los terrestres que acojan estas revelaciones


serán mis elegidos y los utilizaré como simiente para que en
la nueva Tierra florezca una nueva raza de mujeres y
hombres perfectos.

FRECUENCIA KOSMICA*

—Con lo siguiente terminamos nuestro primer encuentro


auditivo. —Recuerda que el próximo será personal.

—Te impondré una importante tarea: debes encontrar la


frecuencia clave 3, 7 y 12 aquí en la Tierra. Si no la
encuentras fácilmente, es porque este mundo no está
preparado para conquistar un nuevo grado; al no resonar a
la frecuencia cósmica superior o de la vida.

—Siendo así deberán esperar otros 25.920 años que el Sol


demora en su gran ciclo para ubicarse en otra frecuencia
celeste, de igual forma que el cuerpo humano espera 25.920

3
respiraciones, en el ciclo día y noche, antes que lo alumbre
un nuevo amanecer.

—En tus manos está, luego, el trabajo de encontrar la


frecuencia natural del ser humano resonando en todas
partes. No te desanimes: el éxito comienza cuando empieza
el esfuerzo.

—De tener éxito, ¡felicitaciones! La humanidad conquistará


la cuarta esfera dimensional y entrará triunfante en la
nueva era de luz y paz.

—El amor brotará aquí en una burbuja que se


irradiará englobando a todos los seres que bajo el
firmamento existen, dándoles el glorioso nombre de
"Hermanos del Mundo Unido".

—Ahora te ordeno que duermas. Durante el sueño renovaré


tu mente. Cuando despiertes recordarás todo. Debes escribir
para enseñar a quienes quieran comprender.

4
—En la frecuencia clave que te di está el secreto para
construir, aquí en la Tierra, la ciudad que desde el comienzo
de este Universo diseñé para los hombres evolucionados.

—Si no logras encontrarla, tú y la humanidad estarán


perdidos; no les queda otra salida.

—Busca mi frecuencia, en forma científica,


en la luz,
en la música, en el tiempo, en tu cuerpo,
en tu corazón, en las letras, en la
geometría y también en tu Divino
Maestro.

(Existen constantes o fórmulas


universales las cuales, una vez
descubiertas, nos revelan los
secretos de la ciencia, no
dejando dudas sobre la
veracidad, autenticidad y
resultados totales…

…al punto
que ser humano sobre la Tierra
no se atrevería a modificar sin
que entrara la constante en
degradación.

[Puedes consultar en el libro


spaxium]

5
Segunda parte

LA GRAN FRECUENCIA "CÓSMICA"

6
CAPITULO 5
Esa noche, después de escuchar
la última palabra del Ser del
quinto mundo, los grillos, las
ranas y las aves nocturnas, que
habían estado en completo
silencio, comenzaron de nuevo
su melodía nocturnal. Me
arrullaron.

Divisé en lo alto unas luces


desconcertantes. No eran los
planetas pues se movían de un
lado hacia otro. Parecían unas
extrañas luciérnagas.

Sentí un sueño irresistible y quedé dormido allí, en el campo,


cobijado por las estrellas. La barca de las horas me trasportó
suavemente hasta la otra orilla de la noche.

LA LUZ

Al día siguiente mis párpados se abrieron al toque de la luz, y


un brillante amanecer nos acarició a todos. Torné a mirar
alrededor y vi La Naturaleza. Pero no me hablaba.

Unas cuantas mariposas conversaban con las flores, y las


gotas de rocío, que aún pendían de las hojas, esperaban el
calor solar para emprender de nuevo el vuelo hacia la nube.

1
Pronto el gigantesco astro dorado, acompañado de estelas
matutinas, apareció en el horizonte. Admiré la perfección de
la esfera solar.

Formaba un círculo, imposible de cambiar; inconmovible...


La forma geométrica de Dios.

Pero no encontré los números 3, 7 y 12 que el gran Ser me


había descrito. Qué bueno sería entender el lenguaje azul de
la mañana —pensé.

De súbito, la imagen de una


diosa celeste apareció ante
mis ojos y un luminoso
arco iris brotaba de su
cuerpo. Conté exactamente
7 colores.
Y saber —recordé—, que
todos ellos se forman
combinando el rojo, el
amarillo y el azul.

—Eso es —exclamé regocijado—: De los 3 colores primarios


se forman los 7 colores del arco iris.

— ¿Por qué, cuando la luz blanca —que está compuesta de 3


colores—, atraviesa una gota de agua pura, aparecen
exactamente 7 colores?

2
— ¿Y por qué, si a esos 7 colores sumamos los tonos
diferenciales que analiza el cerebro humano a saber: blanco,
gris, negro, dorado y plateado suman en total 12 tono-
colores?

— ¿Por qué la luz viaja a razón de 300.000 kilómetros por


segundo?

—Mm. . . Sin duda alguna la luz utiliza el 3, el 7 y el 12 en


su brillante manifestación.

3
CAPITULO 6
LA MÚSICA

Estaba concentrado en
la vista, cuando el oído
me interrumpió al
escuchar el dulce sonido
de una flauta.

Era una joven


caminante quien
la tocaba.
Se sentó a mi
lado y me dijo:
—Escucha hermano las
7 notas musicales: Do,
Re, Mi, Fa, Sol, La, Si.

—Mi flauta es sencilla


—me explicó—, y no tiene sostenidos ni bemoles, que son las
otras notas adicionales que tiene el piano. En total suman
12.
—Además, si fuésemos 3 flautistas podríamos formar todos
los acordes primarios que tiene la música, pues se necesitan
3 notas para formar un acorde.

1
—En resumen, hermano, necesitamos sólo 3 notas para
obtener un acorde.

—Las notas que llevan nombre son exactamente 7 y, en


total, son 12 notas las que conforman todo el sistema
dodecafónico de la música universal.

No habló más. Se levantó


y emprendió su rumbo.
Yo estaba admirado por
la gran lección musical
que me había dado y la
llamé para preguntarle
algo.

— ¡Hola!, jovencita,
¿quién eres tú?

—No soy tan joven —


respondió, y me miró
sonriendo:

—Soy la misma
flautista quien le
enseñó a cantar al
pájaro hace millones de años. Y, mucho antes
que el hombre inventara la música, yo le había
diseñado un oído que pudiera escucharla.

La joven se alejó. Su figura se fue desvaneciendo en La


Naturaleza y el sonido de la flauta se diluyó en el silencio.

2
Mi cuerpo quedó petrificado ante tan sabia respuesta. Y mi
alma sacudió con fuerza el éter, cuando me di cuenta que, la
voz de la joven, era la misma voz que en la noche
anterior me había hablado.

LOS TESTIGOS

Mis nervios estaban tensos como el acero. Algo muy grande


que se revestía de majestuosidad había ocurrido en torno a
mí. Debía comunicar a mis hermanos lo que había
presenciado. Pero estaba solo... no tenía testigos.

¡Oh sí! Un ruiseñor se encontraba muy cerca entonando su


alegre trino, un turpial y una mariposa. También estaba el
grillo, la rana y las plantas.

El árbol frondoso conocía de memoria mis andanzas por esos


lugares, estoy patrocinado ¡son mis testigos! Yo los veo como
encarnaciones humanas:

¡También son mis hermanos y podrán contar lo que me


ocurrió, porque no son mudos! ¡Ellos hablan como nosotros!
¡Yo he conversado con los insectos, con los pájaros, con el
buey, y algunos naturistas también lo han hecho!

Qué pena… el problema es que la mayoría de los hombres no


saben dialogar con los animales ni con las plantas, porque no
entienden el idioma de La Naturaleza.

3
¿CUÁNTOS ANIMALES LOGRAS ENCONTRAR EN EL
SIGUIENTE DIBUJO?
Si logras encontrar más de 7 animales, tu grado evolutivo en
resonancia con la Naturaleza va por buen camino:

4
5
CAPITULO 7
EL TIEMPO

Opté por serenarme. Caminé,


sentí sed y bebí de un arroyo
cristalino. Regresé al sitio
sombreado y entré en profunda
meditación para tratar de
encontrar respuestas.

Pasaron varias horas. Sentí


calor. La luz del Sol caía
verticalmente sobre mi cabeza.
Escuché el timbre lejano de una
campana que marcaba el ritmo
del tiempo:

Sonó 12 veces. Sobresaltado me pregunté:


¿Por qué el reloj tiene 12 números y por qué las semanas
tienen siempre 7 días? ¿Por qué el mes tiene 30 días y el año
lo componen exactamente 12 meses? ¿Por qué la Luna opera
en fases de 7 días?

¿Quién sabrá la respuesta? Yo no la sé —me dije—. Pero "sí"


descubrí que nuestro tiempo también resuena a la frecuencia
cósmica de 3, 7 y 12. El interesante hallazgo causó
conmoción en mi mente y, de inmediato, comenzó a explorar
la otra faz del misterio.

1
CAPITULO 8
EL CUERPO

Pasaba el tiempo. Yo estaba


concentrado en buscar la frecuencia
cósmica en el cuerpo humano.

Recordé que el análisis del cuerpo,


según el teorema del círculo, revela,
primero, 12 partes.

Además de nuestro cerebro parten los


principales nervios llamados
"craneales", son exactamente 12 pares.

El tórax contiene igualmente 12


vértebras. No tengo dudas sobre el 12.

Pero no podía encontrar los otros


números y ya me dolía un poco la cabeza.
La columna necesitaba ejercicio y mis
extremidades estaban dormid... ¡Aquí
están! Grité al tiempo que di un salto:

Cabeza, tronco y extremidades son las 3 Principales


secciones en que se divide el cuerpo humano. Son 3 tejidos
básicos de nuestro cuerpo: epitelial, muscular y conjuntivo.

1
Nuestro oído consta de 3 partes principales: oído externo,
medio e interno, 3 partes también el sentido del equilibrio.

Tenemos 7 glándulas endocrinas, y está comprobado


científicamente que renovamos todas las células cada 7 años.
Nuestros oídos
contienen 7 veces 7 mil
filamentos, los órganos
esenciales para la vida
Son 7 y tenemos 7
orificios en la
cabeza.

Nuestro cuerpo
resuena a la frecuencia
de los astros al igual

que la luz, el sonido y el tiempo,


¡estamos salvados! Les conté
emocionado a todos los habitantes
del campo que me escuchaban.

2
CAPITULO 9
EL CORAZÓN

El corazón late 3 veces 12 millones cada vez que la Tierra gira


una vez alrededor del Sol, impulsando la sangre —que
contiene 7000 mil glóbulos blancos por milímetro cúbico— a
través de venas y vasos Sanguíneos que miden 300 millones
de pies (medida inglesa). ;

SÍ, las funciones que realiza el corazón resuenan a los


números Cósmicos,
entonces nuestro órgano
principal debe resonar en
todo a la frecuencia...

i0h!, si ¡El corazón pesa


300 gramos; bombea

diariamente 7.000 litros


de sangre, y produce una
presión sistólica de 12
centímetros de mercurio.

1
CAPITULO 10
LAS LETRAS Y LA GEOMETRÍA

El éxito en los descubrimientos anteriores me abrió la mente


y recordé muchas cosas. Como es el caso del alfabeto Hebreo
que está compuesto únicamente por:

3 letras básicas 7 dobles y 12 simples


En estas letras funda la cábala (Biblia) todas sus
revelaciones sobre Dios y el cosmos.

1
El estudio del círculo nos lleva a una serie de polígonos
racionales. Estos coinciden con todos los ángulos de los
demás.

Es importante notar que, estas figuras geométricas quedan


automáticamente reunidas en grupos de 3, 7 y 12 polígonos
Que corresponden exactamente al número de letras
y a los grupos del alfabeto Hebreo.

¿Por qué tiene que aparecer la frecuencia cósmica en el


alfabeto y en la geometría?

2
3
CAPITULO 11

CRISTO

La Naturaleza me había sugerido que buscara los números


claves en mi Maestro.

Desde niño me enseñaron que Cristo era mi Maestro Divino.


Evidentemente Jesús tuvo demasiado que ver con la
humanidad. Por ese motivo, su misión debió haber
vibrado en la misma frecuencia de la era.

¡Sí! —exclamé regocijado—. No tuve que pensarlo dos veces:

¿Por qué Cristo murió a las3 de la tarde? ¿Por qué alcanzó a


decir solo 7 palabras? ¿Por qué tuvo sólo 12 apóstoles?

Después de notar la resonancia Crística, una lluvia de


preguntas inundó mi mente. Todas resonaban a la frecuencia
cósmica. Vi, en realidad, que todo estaba estrechamente
relacionado:

El Gran Maestro Cristo concluyó su obra a los 33 años,


número que expresa la conclusión matemática de la
constante:

3 x 7 + 12 = 33

1
No cabía la menor duda en la verdad de los hechos.

3 personas? ¿Por qué Dios


¿Por qué se habla de un Dios en
hizo el mundo en 7 días cósmicos y ordenó que fueran 12
Constelaciones zodiacales las que gobernaran los
movimientos humanos? ¿Por qué Cristo resucitó al 3er. día?

¿Qué relación existe entre las 7 peticiones del Padre Nuestro,


los 7 pecados capitales, las 7 plagas de Egipto y las 7
maravillas del mundo? ¿Por qué Cristo inició su vida pública
a los 12 años y fueron 3 reyes magos que lo visitaron, Pedro lo
negó 3 veces y en la vía al calvario Jesús cayó 3 veces? —
¡Basta! —le ordené a mi mente.

No puede ser una simple coincidencia que la luz, el sonido, el


tiempo, el cuerpo, el corazón, la vida, la geometría, las
matemáticas, las letras, Cristo, y hasta el mismo Dios, se
hayan puesto de acuerdo para resonar en la frecuencia
cósmica 3, 7 y 12.

Esto demuestra que el Universo entero está relacionado y


entrelazado. Sentí asombro… Estaba a punto de
descubrir una constante universal. Una progresión
matemática que nos conectaría a los hombres con el
resto del universo.

Y así fue... Más tarde ello dio origen a la cosmovisión de la


ciudad del futuro, y al contacto extraterreno más
trascendental en la historia del mundo.

2
No existe duda sobre la utilización de la frecuencia
3, 7 y 12 por parte del gran Maestro Jesús. (Ver
libro: “LAS MARAVILLOSAS ENSEÑANZAS DE
CRISTO… RECIENTEMENTE DESCUBIERTAS” Allí
se revela la forma de cómo hacía el Sublime
Maestro para lograr sus milagros y se evidencian
las dos condiciones básicas, absolutamente
necesarias, que Cristo exigía para poder obtener la
curación de cualquier enfermedad.

3
4
TERCERA PARTE

REVELACIONES DE
UN EXTRATERRESTRE

1
CAPITULO 12
El Sol declinaba hacia el ocaso, y la Naturaleza se cambiaba el
brillante ropaje azul de la mañana por el espléndido traje
dorado del atardecer.

Yo me encontraba cerca de mi gigante compañero, el árbol


frondoso que se mecía al compás de mi felicidad. Él también
se había dado cuenta de la revelación de los números
Cósmicos y sabía que todos resonábamos a la misma
frecuencia.

Un lucero vacilante apareció en el azul lejano y les avisó a las


Estrellas que ya Podían salir. El concierto nocturno de los
insectos comenzó a la misma hora de siempre y yo esperaba
reverente la manifestación del grandioso Ser del quinto
mundo.

Durante el día sólo había ingerido agua. No comí nada. El


ayuno me había relajado los nervios y esperaba confiado. Sólo
una ansiedad por lo venidero sacudía cada una de mis células.

La Naturaleza me había asegurado que en el tercer encuentro


tendría un extraño viaje. Sabía que cumpliría su palabra. No
sé cuánto tiempo esperé y decidí recostarme sobre la hierba.

De pronto, la serenata que ejecutaban los insectos hizo un


corte musical que se mantuvo en una pausa indefinida. La voz
del bosque enmudeció. Abrí al máximo los ojos. Exploraron
cautelosos en rededor y todo estaba quieto… hasta el aire.

2
Mi aliento quiso hacer lo mismo. Sentí un sueño irresistible…
creo haberme dormido porque, al momento, comenzó a pasar
por mi mente una extraña pesadilla.

¿UNA PESADILLA?

Sentí flotar y observé


que todo se hacia
transparente. Contemplé
la radiografía azul de la
Tierra y vi que estaba
compuesta de siete
esferas.

Me sentí englobado en
una burbuja de energía y
mi físico se tornó
cristalino. Pude apreciar
siete cuerpos
superpuestos.

Vi el Sol y los planetas como gigantescas burbujas. Estaban


unidos por un elemento más espeso que la misma materia.
Sentí la impresión que el espacio era más rígido que los
mismos astros y los astros, eran como poros en aquel vasto
océano de éter hiperdenso e inmóvil.

En realidad así vi el Cosmos como si el espacio fuera más


denso que las estrellas, y todos los mundos se desplazaban
como burbujas energéticas en un inmenso mar sin playas. En
verdad, todo el Universo estaba unido por algo, tan fino,
como el más templado acero.

3
Sin embargo mi cuerpo,
semitransparente, convertido
en una extraña vibración, se
desplazaba con la rapidez de
la luz en ese elemento
primigenio.

Contemplé estrellas colosales


que se comprimían hasta
desaparecer, y otras
explotaban creando
gigantescos remolinos de
colores extraños que nunca
antes habían visto mis ojos.

Percibí maravillas que


rebasaban la imaginación y,
por tanto, imposibles de narrar, ya que no se puede traducir
al lenguaje vulgar una visión espiritual. Mi conciencia se
ensanchaba al tiempo que adquiría nuevos sentidos
desconocidos.

Atravesaba unas misteriosas auroras celestes y escuchaba una


música de frecuencias infinitas. Yo estaba asombrado y me
atreví a preguntar:

— ¡Oh Gran Señora que me trasportas a remotas


dimensiones! ¿Dónde estoy? ¿Qué es todo esto? La voz de La
Naturaleza se dejó sentir nuevamente cuando me dijo:

—Tu cuerpo, transformado en luz, viaja por los caminos del


tiempo. Estás viendo la materia primigenia. Estás viendo el
origen de la vida.

4
Este es el jardín del alba donde brillan flores de luz y puedes
ver los campos de etérica belleza. Aquí todo existe. El amor
es el que vibra a la frecuencia universal.

—"Amado compañero de existencia" —así me habló:


—Te encuentras ante el fragante Espíritu Divino y con los
ojos de tu alma estás viendo a Dios.

5
En ese instante mi mente se deslumbró con el destello de mil
soles. — ¡Oh!, exclamé indeciso. Me sentía demasiado
pequeño en medio de ese inconmensurable océano de luz y
amor eterno. Pero mi admiración por lo trascendental me
impulsó a preguntar:

—Madre Naturaleza: ¿Sería irreverente que yo, un ser


humano común y corriente, le hiciera una pequeña pregunta
a Dios?

— ¡De ninguna manera! —Somos sus hijos—. ¡Somos Su


misma esencia! Me respondió el Ser del quinto mundo —La
Naturaleza—, y agregó:

—Estamos atravesando la Séptima Esfera existencial y


tienes a Dios presente. Puedes hablarle, cara a cara,
como habla un amigo a su compañero.

La Naturaleza me infundió confianza y me atreví a


preguntarle a Dios:

6
— ¡Oh Gran Padre de todas las criaturas y Señor del
Universo!, iOh néctar de inmortalidad y bienaventuranza:
¿Quién eres, cómo se lo diré a mis hermanos, y dónde te
seguiré encontrando?

La etérica voz de Dios


reverberó en la
inmensidad celeste y su
verbo, hecho evangelio,
dio respuesta a mi
pregunta:

—Yo engendro todas


las formas mas no
tengo forma
definida.
—Yo soy el que todos
adoran con
diferentes nombres,
mas no tengo
nombre alguno.

—Soy el arte en el artista y quien inspira al poeta.

—Soy el valor de los valientes y, también, Soy la


débil voz que en la calle pide abrigo.

—Soy la fuerza de los fuertes y la ternura en las


madres.

7
—Soy la energía del Sol y la luz de las estrellas.
—Por doquier están mis manos laborando y mis
oídos escuchando.

—Mis ojos distinguen la huella del pájaro en el aire,


y recuerdo todos los caminos que han dejado los
navíos al cruzar la mar.

—Soy la sabiduría de los sabios y el fervor en los


que oran.

—Me escondo en el átomo, en la célula, en la


hormiga y en la humilde hierba del camino.

—Soy el vasto océano que se agita con estrépito y,


también Soy la gota de lluvia que tiembla en flor —
en la alborada—.

— ¡Sí! Yo Soy el Gran Dios de Dioses. El dueño de


todos los universos y el amo de todas las criaturas.
Y, a la vez: —SOY TÚ MISMO.

—"Aquel" que llora desamparado en las calles de las


congestionadas urbes, es el mismo que ahora te
habla como el "Grandioso Ser" que construyó las
galaxias y asentó las bases de la mecánica celeste.

8
(Yo soy Dios vivo, pero prefieren adorarme en
imágenes de yeso)

—Porque Yo Soy la alegría en el que goza y,


también, la lágrima del que sufre.

Estoy dentro del malvado y, sin contaminarme,


presencio sus delictivos actos.
Cuando sufre una condena, a la cárcel lo acompaño
y allí le doy consuelo.

—Muchos me abandonan, pero Yo no a ellos. Por tal


motivo un buen día todos estarán en Mí, y Yo en
ellos.

—Si después de oír lo anterior, un espiritualista te


pregunta, ¿pero quién es "ÉL"? le dirás —"DIOS ES
EL ALMA DE TODOS LOS CUERPOS Y EL ESPÍRITU
DEL UNIVERSO".

—Y si un matemático te insiste, ¿dónde está ÉL?


Repítele:
—"DIOS ES UN CIRCULO CUYO CENTRO ESTA EN
TODAS PARTES Y SU CIRCUNFERENCIA EN
NINGUNA".

Una grandeza benévola emanaba de sus palabras y sus


inspiraciones eran de paz y Unidad.

Después de escuchar la Divina presentación, comprendí que


Dios no había silenciado su voz. Cualquier hombre, por malo
que parezca, nunca dejará de ser su hijo y podrá hablar con
Él. Es su Padre… Su misma esencia.

9
Todos podemos ejercer el Divino Don de la profecía al estar
conectados al Ser que es emporio de todo conocimiento.

El que aprende a ver a Dios en el atardecer, en un amanecer,


en la humilde hierba del camino, en los árboles y en los
animales, oirá Su Voz etérica de un momento a otro.

Y aquellos que afinen sus oídos para percibir el lamento del


silencio, y sus ojos puedan conocer a los que sufren la
opresión de la tristeza, en el momento menos pensado
escucharán un llamado extraterrestre.

10
CAPITULO 13

XTRAÑO
DESPERTAR

Yo estaba admirado y
meditaba en las grandes
revelaciones que había
recibido. Quise
despertar de esa extraña
pesadilla.

Creo que eso ocurrió. Me detuve en una burbuja tan grande


como el mundo y comencé a ver mi cuerpo normal.

¡Desperté! Gracias a Dios —exclamé. Hay suficiente luz, debe


estar amaneciendo. . .

¡Oh! Qué cantidad de estrellas. Y son tan grandes que


alcanzan a alumbrar la "Tierra".

No puede ser —pensé. Me levanté y no vi el árbol frondoso a


mi lado. En cambio me sorprendió la presencia de un gran río
que corría silencioso.

1
— ¡Imposible! Yo no me he movido "un solo metro".

Caminé unos cuantos pasos y noté que el pasto parecía una


suave alfombra acariciante.

Divisé una piedra que brillaba


intensamente. La tome en mis manos y
me dio la sensación de ver un
gigantesco diamante.

Lo que más me impresionaba era la


gran cantidad de estrellas gigantes que
me miraban.

También divisé miles de extrañas "luciérnagas" que se


desplazaban en el cielo desde un lado hacia otro. A lo lejos
divisé una casa de extraña construcción y parecía que allí
había dos personas.

2
Mi curiosidad aumentaba cuando percibí el delicioso aroma
de una enredadera que tenía unas frutas color naranja. Era
una planta exótica y extraña. El apetito me obligó a
acercarme al fruto, pero no me atreví a arrancarlo.

De súbito, una voz —que no era la de La Naturaleza—, me


autorizó a hacerlo: —Puedes tomarlos, son para ti. Tu ayuno
ha terminado.

Se sintieron movimientos en mi corazón como si fuesen


rugientes olas en un mar embravecido.

Con la rapidez de un acto reflejo di media vuelta. Aparecieron


ante mí siete seres extraordinarios.... parecían ángeles.

Sus cuerpos eran perfectos y la belleza de sus rostros me


deslumbró. Estaban semidesnudos. Sólo un velo los
contorneaba, en parte. Dos de ellos, una mujer y un hombre,
se acercaron hacia mí.

— ¿Quiénes son ustedes? —exclamé con voz nerviosa; luego


me contuve y volví a preguntar: —Perdón, ¿dónde me
encuentro?

—No te asustes —me dijeron—. Somos seres del cuarto


mundo evolutivo. —Somos humanos perfectos, como
llegarás a serlo en compañía de tus hermanos.

—Te parecerá extraño. Pero en "tu sueño" viajaste durante


27 mil años terrestres, a la velocidad de la luz. —Te
encuentras en el Futuro.

3
—Estamos en un planeta cercano al centro de La Vía Láctea
—nuestra galaxia. —No envejeciste porque el viaje se realizó
a través de spaxium: es un estado donde el tiempo no
circula.

Además, tu cuerpo estaba traducido a un rayo de luz, y la


luz no envejece.

—Pero, realmente, desde tu partida, en la Tierra han pasado


ya 27 mil años. —Te mostraremos la ciudad que La
Naturaleza nos diseñó especialmente para
conquistar el cuarto grado.

—Debes enseñarla a tus hermanos, allá en la Tierra, ya que


es la única forma de salir del caos en que se encuentran.

— ¡No puede ser! —le interrumpí exaltado—. Si han


transcurrido miles de años, mis hermanos ya murieron.

— ¡No! —me respondieron—. Recuerda que en el Universo


no existe la muerte… tampoco existe el tiempo, éste
fenómeno pertenece al mundo de la ilusión, es relativo.

Piensa en los años pasados y te parecerán segundos. —Tú,


por la misma vía que viniste hasta el ilusorio futuro,
regresarás de nuevo hacia el ilusorio pasado.

ALIMENTO

Después de la interesante explicación sobre mi viaje, los


hombres del cuarto mundo me hablaron de ellos.

4
—Nosotros no tenemos nombre. Nuestro distintivo es el aura
que refleja el alma individual. Pero, como tú aún no la
distingues, puedes llamar "Elektra" a mi compañera, y a mí
me dirás "Kosmos".

Elektra

Kosmos

5
—Ahora debes ingerir el alimento de la vida; aquí las
plantas producen doce cosechas al año. En estas dulces
frutas encontrarás todos los elementos indispensables para
que tu cuerpo permanezca sano y joven.

Mientras comía se acercaron a mí los otros cinco hombres y


me rociaron algo que traían en sus manos; me hicieron una
venia y luego se alejaron.

—Los hombres perfectos —continuó explicándome Kosmos—


vivimos 900 años. Esto se debe a que desde pasadas edades
aprendimos a vivir en paz con La Naturaleza y Ella nos
proporciona todos los medios de subsistencia.

—Mantenemos un ambiente puro y no tenemos


enfermedades. ¡Vivimos en simbiosis con los vegetales! —En
nuestro planeta desaparecieron desde hace millones de años
los tigres, los leones, las hienas, los buitres, los lobos y, en
general, todas las fieras que, de hecho, se alimentan de
sangre y carroña.

—Al no existir aquí la matanza de


animales dejaron de existir las
plagas y microorganismos
infecciosos que son, en realidad,
una respuesta de la ley
universal a los mundos
violentos o inferiores donde "se
mata para vivir".

—Tú eres un ser pacífico —


vegetariano—, al igual que
nosotros. Por ello has logrado tener

6
esta experiencia… y ciertamente llegaremos hasta las
personas que poseen el don divino del respeto y
compasión para con los animales, que son nuestros
hermanos menores.

—Aquel que no respeta la vida


de los animales tampoco
respetará la vida de los
hombres, al poseer el instinto
salvaje de las bestias
feroces.

—Bien sabemos que comer


carne es comer cadáver
putrefacto y, quienes así lo
hacen, se convierten en las
tumbas de los animales que
asesinan. Esto aparte de las
toxinas y enfermedades que adquieren.

—Lo anterior es lo primero que


enseñarás a tus hermanos en la
Tierra. Los hermanos que
quieran salir del imperio del
terror, no deben convertir sus
bocas en anfiteatros de
esqueletos, ni sus estómagos en
cementerios de cadáveres
putrefactos.

—Quedarán advertidos que los


seres superiores, distinguimos a
todo aquel que se animaliza

7
comiendo carne, pues lleva en su aura el detestable
nombre de fiera.

—Te daré abundantes conocimientos sobre la alimentación.


Quienes sigan estos consejos no enfermarán y, los enfermos
poseerán salud eterna*.

Después de haber escuchado la


gran vedad sobre el alimento,
saboreé la deliciosa fruta que
me ofrecieron y quedé más
convencido de que el ser
humano no se hizo para comer
cadáver. Y pensé:

El hombre de la Tierra siembra


violencia y por ello recoge
terror.

8
CAPITULO 14
Loor a lo transubstancial, a lo invisible, a lo
imperceptible.

Así daba gracias al único Dios que engloba a todos los seres
que pueblan las diferentes esferas diseminadas en el
Universo.

En veloces alas lumínicas yo


había recorrido 27 mil años
luz desde un lejano mundo
llamado Tierra.

Mi cuerpo, después de haber


estado diluido en spaxium
[espacio-tiempo], encontrábase
ya integrado, con la misma alma,
en un cuarto mundo conociendo
la ciudad del futuro.

1
Seres de olímpica belleza y de bondades plenas me
acompañaban: la música, la poesía y la pintura se habían
reunido para formar una mujer perfecta: CELESTA, la hija
de Elektra.

El rubor de su inocencia y la lumbre del conocimiento


brillaban en su corazón. Poseía el vestido mágico de la belleza

2
y la fragancia sutil de las flores. Contaba con el equivalente
360 años de vida terrestres y se encontraba en la alborada de
su juventud.

—El hecho me hizo recapacitar: la mujer es la máxima obra


de arte en el Universo. Con Ella, La Naturaleza obtuvo el
primer puesto en el gran concurso cósmico de la creación.

¡Oh!, Qué lástima —pensé—. Todas las mujeres de la Tierra


son como Celesta, pero viven en ciudades contaminadas,
donde el humo y el hollín ensucian sus sagrados rostros;
donde la pútrida "comida cárnica" envenena la pureza de su
sangre…
…y donde la borrasca de la ignorancia —que
brota de los radios, televisores y revistas, cubre de fango sus
mentes purpurinas.

¡Así no se trata a las mujeres! —me regañé en silencio—,


porque la mujer es una flor que lleva en sí el germen de la
vida y el aroma de la Creación.

ENCICLOPEDIA NATURAL

Elektra y Kosmos me proporcionaron un vestido especial,


propio para visitantes y me invitaron a conocer la gran
ciudad:

—El hombre terrestre —me comentaron— se fijó en las aves


antes de construir el avión y éste funcionó bien. Averiguó
cómo hizo el murciélago par ver en completa oscuridad y, en
esta forma, descubrió el radar que función muy bien:

3
—Pero no observó los efectos naturales para, en base a ellos,
construir las ciudades y éstas funcionaron mal. La perfección
está en lo natural. Imperfección en lo antinatural. Te
enseñaré a consultar la enciclopedia de La Naturaleza. Serás
sabio entre los sabios:

LA CIUDAD

Para formar la ciudad, las diferentes construcciones se


agrupan en el mismo orden que utilizan los átomos para
formar moléculas. Es un orden natural inconmovible y, de
hecho, perfecto.

Como verán, resuena en todas sus partes a la constante


cósmica superior 3, 7 y 12 que, como se demostró, es utilizada
por la luz, el sonido, el tiempo, la geometría, el idioma. Cristo
y el Padre Eterno y otras múltiples manifestaciones naturales.

La frecuencia Cósmica también es utilizada por los hombres


que quieran hacer un gran cambio en el mundo: Por ejemplo:
Cristóbal Colón partió seguro de su conquista, con 120
hombres. Viajó en 3 carabelas; a los 70 días exactos divisó el
nuevo mundo y pisó Tierra el 12 de octubre.

La titánica obra de "La ciudad del futuro" será construida por


los "Hermanos del Mundo Unido", en varios puntos
terrestres, lejos de las ciudades actuales.

En la nueva era no existirá el dinero y, por consecuencia,


terminará la explotación del hombre por el hombre. La
ambición desmedida, la injusticia, la pobreza, la ignorancia y
el asesinato, no serán más.

4
Allí sólo vivirán quienes aman la verdad, la justicia divina, la
razón y la vida. Sólo tendrán dos obligaciones: el trabajo y el
estudio; sólo tendrán un enemigo: la ignorancia. Se acogerán
a una sola ley: el amor. Y, ciertamente, se cumplirá la profecía
bíblica anunciada, para estos últimos tiempos, por el mismo
Cristo:
"Los mansos poseerán la Tierra".

LA CIUDAD DEL FUTURO

[En las primeras ediciones del presente libro se explicaron las


ciudades del tercer mundo avanzado de los KIROVAS. No obstante,
en la presente edición se suprimen algunos detalles de los
edificios avanzados, en razón de que nos encontramos en un
tercer planeta de grado inferior, el cual podríamos hacer progresar
si lográramos unirnos para construir nuestra verdadera casa, la
cual la Naturaleza diseñó expresamente para civilizaciones en
proceso de ascenso evolutivo… como la nuestra.*

*[si es que no degrada hasta mundos demoníacos… si no hacemos


algo por parar esta humanidad equivocada que cada día se
desploma hacia un mundo caótico.]

Después de haber escuchado con atención los sorprendentes


detalles sobre el edificio del futuro, Kosmos y Elektra me
prepararon para conocer la ciudad perfecta para las mujeres y
hombres del tercer plano como lo son del planeta Tierra.

—Bien amigo —me dijeron—. Sólo faltan varios pasos para


llegar al sitio donde contemplarás la ciudad que diseñó La
Naturaleza para todos los hombres evolucionados que
pueblan el Universo.

5
—Pero antes debes tener presente que existen infinidad de
formas o disposiciones geométricas absurdas para trazar una
ciudad humana:

6
Tales disposiciones ilógicas conllevan a esto:

7
Tantísimo espacio robado a la Naturaleza para
producir caos, contaminación y mal vivir.

8
Donde pierden la vida en forma terrible millones de
madres ancianos y niños cada año

Afortunadamente nos enseñaron una disposición


óptima que obedece a un plan absolutamente
perfecto y por ello inconmovible, el cual no engendra
inconveniente alguno para la vida del hombre en comunidad.

9
CAPITULO 15
ECUMENÓPOLIS
LA CIUDAD DEL FUTURO

—Muchas veces observaste —Continuó explicándome


Kosmos—, cómo la Naturaleza le había diseñado al gusano
de seda una mansión esplendorosa, y a la araña una
estructura admirable.

—Por eso te preguntaste ¿por qué el hombre, que fue


llamado a ser el rey de las criaturas terrenales, vive
en muladares de concreto donde muchas veces no
entra la luz del Sol?

—¿Por qué el águila vive tranquila en su confortable y aireado


nido, mientras que el hombre vive nervioso en ciudades,
donde se levantan constantemente vapores venenosos y
ruidos infernales, que sofocan el espíritu y manchan el alma
de quienes las habitan?

—¿Por qué las abejas tienen una organización perfecta y viven


en una ciudad admirable, llena de rica miel, en cambio el
hombre vive esclavo del petróleo, asfixiándose lentamente en
un socavón de humo y sin comida suficiente?

—Y tratando de encontrar respuestas te preguntaste:

— ¿Habrá una Tierra donde la dulzura de la verdad


no permita la duda, ni exista allí el dolor ni el terror
por la muerte?

1
— ¿Existirán playas doradas donde el cielo y el mar
se junten con amoroso abrazo sin temor a violentas
tempestades?

— ¿Existirán bosques de eterna primavera y


campos fragantes donde flores multicolores vivan
sin el temor de ser cortadas?

— ¿Habrá una ciudad tan perfecta y de gentil


belleza donde todo lo llene el amor sin dejar campo
para la tristeza?

La buena y grandiosa noticia:

—La Naturaleza "SÍ" nos diseñó a todos los humanos que


pueblan el universo una ciudad perfecta. Me aseguró
KOSMOS…

—Y aquí la tienes:

2
3
4
5
—No te preocupes —continuó revelándome KOSMOS: —Con
nuestra ayuda construirás en la Tierra una ciudad de éstas, y
luego otra y así sucesivamente.

—Todos los movimientos humanos, sociales, religiosos y


espirituales, que tengan como base de sus principios el amor
y la no violencia ¡tendían su puesto en la ciudad del futuro!

—Estos son, pues, los planos que "la raza Adánica" perdió
cuando, por su degradación, fue arrojada del cuarto mundo
que era un paraíso.

—Pero advierto que así como un círculo es perfecto y nadie


puede cambiarle un solo trazo pues entrará en imperfección,
de igual forma los planos que te entrego son inconmovibles y
nadie modificará un solo detalle pues entrarán en
imperfección.

— ¿Cuál matemático, científico o arquitecto se atreve a mover


una sola construcción de estos órdenes perfectos, sin que
entren en imperfección?

6
forma errónea de desplazarse de un punto
a otro, en las ciudades terrestres:

TRASLADOS DENTRO DE LA
ECOCIUDADELA:

Desplazamiento diagonal inteligente—siempre en línea recta


o semi curva de cualquier punto a otro. (En las ciudades
de los Kirovas ver libro “Grandes Inventos que
salvarán la Tierra)

7
Un niño que vive en “A”, para ir a su escuela, al restaurante
o al parque infantil puede seguir la ruta señalada con verde
claro. Una persona que llega a la terminal de transporte, para
desplazarse hacia su casa “B”, y luego al restaurante, sigue
la ruta señalada con gris oscuro.
[Fotografías a color y videos en
www.ecociudadelasmagnumastron.com
www.ecoaldeasastron.com

8
Una persona que viva en “C”, para desplazarse a la biblioteca
y luego al restaurante puede seguir la ruta señalada con azul
oscuro.

El promedio de tiempo de un desplazamiento es de 5


minutos, contrario en las ciudades actuales en la cuales un
conductor puede demorar hasta una hora o más en un solo
desplazamiento y lo hace contaminando miles de litros
cúbicos de aire con sustancias tóxicas.

Aparte del estrés interno que le producen los semáforos, los


embotellamientos de tráfico y las rabias que le causan las
imprudencias de conductores y peatones, o sea el caos que
se vive hoy en el transporte que cada día se acrecienta más y
más,

A la vista de cualquier persona sensata esto es


un absurdo: un basurero de chatarras móviles,
peligrosas, ruidosas y contaminantes

Cómo es que algunos pueden estar orgullos de su


civilización, ¿acaso no les da vergüenza?

9
10
Como se puede observar, la ciudadela está rodeada de un
pulmón de tupidas arboledas donde no existen
construcciones ni concentraciones humanas. Dentro de la
ciudadela sólo hay arbustos y abundantes jardines que
regalan perfumes y colores a los privilegiados habitantes que
se concentran en sociedad.

11
Tres mil personas conforman masa mínima de gente que se
requiere para establecer una perfecta simbiosis auto
suficiente.

Las Eco aldeas de decenas de miembros no pueden crear


autosuficiencia y se privarán de requerimientos básicos. El
hombre, como las abejas, fue creado para vivir en sociedad.

12
En el "Manual de Hiperfísica e Ingeniería
extraterrestre" se demuestra científicamente por qué la
disposición geométrica revelada es la más apropiada para la
ciudad humana. (El manual es exclusivo para "los hermanos
del Mundo Unido")

La forma aludida es la única que, en su distribución natural,


resuena en todos sus puntos a la frecuencia Cósmica 3, 7 y 12.

Nadie puede diseñar un panal más perfecto a las abejas; así


ningún hombre podrá cambiar un solo trazo a "La
Ecociudadela del futuro" pues "ambas" disposiciones fueron
engendradas con planos extrahumanos.

En la Ciudad del futuro no se necesita una sola gota de


petróleo. Esa cualidad determina la mayor riqueza de sus
habitantes, pues en las ciudades actuales el 75 por ciento de
la energía física y humana se malgasta en el transporte.

"TODA CIUDAD QUE DEPENDA DEL PETRÓLEO ES


UNA CIUDAD POBRE; PORQUE LA ENERGÍA Y EL
DINERO SON CONVERTIDOS EN HUMO".

El diámetro aproximado de La ciudad del futuro es 1.200


metros. Todas sus vías, tanto arterias como calles son
peatonales. Sus habitantes, para trasladarse al sitio de sus
actividades diarias —estudio, trabajo, recreación—, caminan
un promedie de 5 kilómetros, diariamente, necesario para
mantener buena salud.

(Todo ser humano que no camine varios kilómetros


al día está propenso a muchas enfermedades

13
graves; ello aparte de poseer un cuerpo débil y
desagradable).

Siempre que se agrupen círculos, de cualquier


diámetro, forman la misma figura y resuena a la
misma frecuencia de los colores, de la música, del
tiempo, de Cristo, etc. Por esa razón la forma de la
Ciudad del futuro no es diseñada por ningún
hombre.

Es una estructura inconmovible de La Naturaleza.


Dicha estructura natural contiene exactamente 7
figuras de 7 círculos cada una.

¿Qué relación tiene esta estructura geométrica con


las 7 notas musicales, los 7 colores del arco iris, las
7 glándulas endocrinas, los 7 huecos que tiene
nuestra cabeza, las 7 vértebras que tiene nuestra
Nuca, las 7 maravillas del mundo, los 7 años que
demora el cuerpo en cambiar sus células, los 7 días
de la semana, etc., etc.?

Y, si consultamos la Biblia, encontramos:


7 períodos duró la Creación y descanso de Dios. 7
fueron los años de abundancia, y 7 fueron los años
de escasez en Egipto. 7 veces se lavó Namán en el
Jordán.

7 columnas sostenían el templo de la sabiduría. 7


son los salmos penitenciales de David. 7 eran las
lámparas que ardían en el Templo de Jerusalén. 7
son los días de la semana. 7 veces rodearon los
Israelitas a Jericó antes de tomarla.

14
7 fueron los dolores de la Virgen, y 7 sus principales
alegrías, lo mismo que las de San José. 7 fueron las
palabras de Cristo en la Cruz. 7 son las frases que
consigna el Evangelio, dichas por María. 7 son las
peticiones del "Padre Nuestro". 7 son los
Sacramentos instituidos por Cristo. 7 son los Dones
del Espíritu Santo. 7 fueron los primeros Diáconos
de la Iglesia. 7 los Mártires Macabeos. 7 son los
pecados capitales.

7 son las obras de misericordia corporales, y 7 son


las obras de misericordia espirituales.
— ¿Será una absurda coincidencia? o, por el
contrario, ¿En el Universo todo está entrelazado —
relacionado—, y estamos en presencia de una
profunda verdad cósmica?

Resumiendo: el mayor problema de las ciudades


actuales es el transporte. Están diseñadas sólo para
funcionar sobre la base del petróleo, y éste se
derrocha y se agota.

A medida que crece descontrolada esta mal llamada


civilización, el combustible se agota, durará pocos
años. Se perfilan muchos sustitutos pero poco
energéticos y a precios inalcanzables.

Pero el colapso mundial que se avecina no ocurrirá


cuando se agote el petróleo sino cuando se eleve el
precio y cause una caída imparable de la economía

15
mundial: cundirá el pánico y se desatará
incontenible la marea humana iniciando saqueos
en masa y sembrando una ola de terror que
envolverá al mundo. (Ver libro “Colapso Mundial”)

Si a una metrópoli actual se le privara de gasolina, tan solo


una semana, sus habitantes comenzarían a morir de hambre.
Y, precisamente, cuando las ciudades actuales hayan crecido
hasta donde más no poder... ¡VA A FALTAR EL
COMBUSTIBLE!

La Ciudad del Futuro no crece: cada vez que se termina una,


se construye otra, dejando una distancia circundante en
campo verde equivalente a 3 veces el diámetro de la ciudad.
Así no se ahoga La Naturaleza... Ni SE ASFIXIAN LOS
HOMBRES.

Tanto en las “Ecoaldeas” —que constituyen el preludio de las


ciudades—, como en la Ciudad del futuro, no existen casas.
Todos los habitantes —absolutamente todos—, desde que
nacen hasta que mueren, poseen una habitación con todas las
comodidades. Estas viviendas están situadas en los edificios
piramidales; no tienen cocina individual o familiar:
La alimentación se cumple en restaurantes comunitarios
dirigidos por expertos en nutrición; están situados en los
edificios triangulares.

Por lo anterior ninguna ama de casa se ve obligada a gastar su


tiempo y su vida enjaulada en una cocina privándose del
derecho a progresar física e intelectualmente. En la Ciudad
del futuro todos los hombres y mujeres estudian, todos

16
trabajan y todos viven en un ambiente de libertad, paz y
amor.

A las ciudades del cuarto mundo las preceden las eco-aldeas


en donde no hay edificios. Son pequeños pueblos cuyas
construcciones habitacionales son pequeñas residencias que
cuentan con un salón de reuniones familiares, un dormitorio,
un cuarto de baño y un estudio para los aparatos de video y
computación, únicamente.

Las bibliotecas, salones de reunión, canchas de recreación,


restaurantes, lavaderos de ropa y todas las demás
actividades son comunitarias.

17
CAPITULO 16
VIDA EN LA CIUDAD DEL FUTURO

Caminaba por la ciudad en compañía de Kosmos y Elektra.


Todos sonreían. Las damas, de exótica belleza, poseían,
además de un ligero velo, el inmaculado traje de la virtud.

Sus físicos no soportaban aretes, collares, pulseras o cosa


alguna que menguara el esplendor de sus cuerpos. Tenían
una soltura clásica en todos sus movimientos.

Todas poseían los cabellos largos. ¿Porqué, aquí, las mujeres


no se cortan el cabello? —pensé. Sin haberlo preguntado con
palabras, Kosmos me respondió:

— ¿Has visto alguna vez una flor con los pétalos mutilados?
Los cabellos de la mujer son parte integral de su hermosura y,
respecto a la belleza, te comentaré lo siguiente:

—Los átomos, la electricidad, los Soles y La vida misma es


una vibración. Todo en La Naturaleza vibra a frecuencias
específicas. —Las cosas desagradables, feas, o lo que nos
produce espanto, son simplemente formas que oscilan en
frecuencias "desafinadas" o carentes de armonía.

—Una dulce sinfonía puede


convertirse en un sonido
desagradable cuando se
desafinan los instrumentos

1
o cuando se descompasan los ejecutantes.
—De igual forma una mujer envejece y palidece su
hermosura, cuando deja de vibrar en armonía con la
frecuencia clásica que la originó. Todos los hombres y
mujeres son seres potencialmente perfectos y, aunque hayan
perdido en parte esas cualidades, podrán recuperarlas si se
vuelven a ajustar a la frecuencia que les dio la vida.

(Libro: “La Mujer


que no envejece”. y
documento: “Como
tener 20 años
menos”)

—La misma frecuencia


de la luz, que da
esplendor a los
atardeceres y llena de
colores a las flores, tiene
su equivalencia en el
sonido que llena de
armonía las canciones.
Resuena en el tiempo
que llena de seres a los
mundos, y es la misma
frecuencia utilizada por
Cristo para llenar de
amor toda la Tierra.

—La belleza y las formas perfectas provienen de una sola


fuente que La Naturaleza bien lo sabe y tú ya conoces: la
constante 3, 7 y 12.

2
—"Para saber el camino que se ha de seguir, es necesario
saber dónde se quiere llegar": Si los hombres sintonizan y se
someten a la vibración cósmica verán, con gran admiración,
cómo sus cuerpos se recuperan hasta reflejar la placidez del
alma joven.
—Desaparecerán todas las
enfermedades del cuerpo,
cuando llega la frecuencia de
la vida, así como desaparecen
todas las tinieblas de la
noche, cuando llega la luz del
Sol.

Mediante el agua alcalina


fotonizada, y orientadas sus
moléculas a la frecuencia
universal, las personas
invertirán el proceso de
envejecimiento.

Todas sus células vibrarán a


la frecuencia de la vida y
regresarán a la juventud. Hombres y mujeres cambiarán sus
deterioradas facciones por formas estéticas armoniosas,
llegando a poseer la belleza original de seres perfectos.

—Además, la juventud la determinan las aspiraciones, no los


años. Y como dijo “el profeta”: "Es vuestro cuerpo el
arpa de vuestra alma. Y de vosotros depende
sacarle estridentes sonidos o dulces melodías".
HABLA ELEKTRA

3
Yo escuchaba satisfecho la información sobre la frecuencia
Cósmica y hacía ligeros planes para aplicar sus beneficiosos
efectos en mi querida Tierra. Sin embargo, me asaltaba una
inmensa curiosidad al escuchar la voz de la esplendorosa
dama que nos acompañaba. Respetuosamente me atreví a
preguntarle:

—Elektra, en resumen, ¿puedes explicarme qué es la belleza?


Sonriendo muy gentilmente me respondió:

—La belleza es la manifestación sin mancha de lo absoluto; y,


al igual que la energía, puede presentarse en diferentes
formas; esto puedes comprenderlo con los siguientes
ejemplos:

—El arco iris, es una melodía que se ve; una melodía es un


arco iris que se escucha; la pintura es una poesía que se
contempla, y la poesía es una pintura que canta.

—Oh — exclame y luego pensé; Tan sabia respuesta no podía


provenir de un ser corriente. Esto me indujo a preguntarle:

—Y... ¿Quién eres tú, Elektra?

—Yo soy la encarnación de las anteriores


manifestaciones.

No me extrañó su respuesta. En realidad, un arco iris, una


melodía, una pintura y una poesía conforman una mujer
perfecta. Las mujeres, cuando aman, ponen en el amor algo
divino. Tal amor es como el Sol que anima a La Naturaleza.

4
ELEKTRA

5
Nosotros no hemos sabido cuidar a nuestras "flores",
dejándolas que crezcan en los basureros que, erróneamente,
llamamos ciudades. Me duele el alma al saber que, en las
fábricas, jóvenes mujeres sacrifican su juventud al pie de un
monstruo llamado máquina, por un jornal amargo.

Por mi parte regresaré a la Tierra y construiré, con quienes


me sigan, la ciudad del futuro. Allí las damas, al ser bañadas
por la frecuencia Cósmica, recobran todo el esplendor de su
belleza.

Sólo surgirá un problema en ellas


y, muy grave por cierto para los
hombres; pues, al caminar por los
jardines de la Ecociudadela, las
mujeres se confundirán con las
flores.

Todos los hombres hemos soñado


con una compañera perfecta, para "adorarla" en el altar
sublime donde se pronuncia, con sinceridad, la oración "te
quiero".

Muy pronto todas las


mujeres de la Tierra serán
perfectas. Los hombres
también seremos perfectos,
como Kosmos, para
merecerlas; y así, unidos
para siempre, cantaremos el
glorioso salmo de la vida
que se llama:

6
INVERSIÓN DE VALORES

Otro gran efecto de la frecuencia Cósmica Superior es servir


de poderoso antídoto contra los microorganismos o plagas
malignas que castigan al hombre no dejándolo avanzar. Los
seres demoníacos, pertenecientes al primer plano o mundo
evolutivo, se aterrorizan al escuchar el sonido de una
campana.

Ellos tienen invertida la percepción de la armonía y por tal


motivo no resisten las manifestaciones bellas. A los demonios
les estorba la luz y podrían morir de espanto al contemplar
un arco iris. También se pueden intoxicar con el aroma de
una flor o llegan a enfermar al escuchar una dulce sinfonía.

Los seres infernales gustan de los


olores inmundos, de la comida
cadavérica, de los ruidos
atronadores, de la matanza y de la
lucha entre semejantes (boxeo).
Los anteriores seres han invertido
sus valores dejando de resonar a
la frecuencia Cósmica superior y,
por ese motivo, tienen formas
grotescas y horripilantes. (Libro
"Vida en Siete Mundos").

Los vampiros —por ejemplo—,


son animales provenientes de
planetas infernales. Son un
puente entre el hombre degradado y los demonios. Gustan de
la sangre y les estorba la luz. Su aspecto es grotesco.

7
También los hombres de planos bajos como los terrestres,
han confundido su alimentación con la de los seres
sanguinarios y carroñeros.

Éstos, en el transcurso de sus posteriores encarnaciones van


cayendo cada vez más bajo hasta encarnar en formas acordes
a su manera incompasiva de comer:

8
SERES AVANZADOS

Algunos escritores en la Tierra han descrito los seres


superiores como hombrecillos verdes, de descomunal cabeza,
miembros diminutos, con membranas entre los dedos, etc.

Ello es una fantasía y en la realidad no ocurre así. La verdad y


la inteligencia siempre se encarnan en formas armónicas y,
por tanto, bellas. Lo anterior no quiere decir que La
Naturaleza se haya equivocado al crear un cuerpo terrorífico
para que lo habite un alma degradada.

Los seres del quinto mundo (La Naturaleza) utilizan toda su


ciencia en formar un demonio o en crear una mujer bella. De
la misma forma que un artista pone todo su arte al pintar un
monstruo o en dibujar una mujer divina.

9
Los seres humanos del cuarto plano poseen
facciones acordes con su nobleza y sabiduría:

Existen sonidos desafinados que nos causan problemas en los


dientes y nos hacen fruncir el ceño. Un hombre puede morir
si lo torturan constantemente con sonidos desagradables.

10
De igual forma —al otro extremo—, la frecuencia de la vida,
que resuena en todo lo bello, es un rayo mortal para todos los
seres que han invertido sus verdaderos valores, como los
microorganismos infecciosos, las plagas de insectos,
cucarachas, murciélagos, culebras, arácnidos, buitres, fieras
y, en general, para todos los seres inmundos que se alimentan
de sangre, carroña y podredumbre.

"Donde quiera que esté un cadáver, allí se juntarán


los buitres". (Palabras de Cristo). Comer carne es cavar la
tumba con los dientes.

En la ciudad del futuro tampoco hay plagas que, con la


pestilencia del veneno, infectan al hombre. Allí viven aves que
lanzan al aire sus sonoros trinos y existen las damas que con
el gentil contorno de su figura, ensalzan al hombre.

EL VERDADERO ORIGEN DEL HOMBRE

— ¿Por qué los humanos, que vivimos en la Tierra, tenemos


que soportar tantas plagas e inclemencias naturales? —le
pregunté a Kosmos. Amablemente me respondió:

—Te contaré la verdadera historia del hombre en la Tierra: —


Adán no fue un hombre sino una raza, La "raza Adánica"
tuvo su cuna en el planeta Amarillo —llamado así porque
el esplendor de su cielo era de dicho color—.

—El gran planeta existía entre las órbitas de Marte y Júpiter.


Hoy sólo pueden ser detectados sus restos como una cadena
de asteroides de los cuales, los mayores, se conocen con el
nombre de Ceres y Eros.

11
—El citado planeta era un
genuino paraíso. Allí vivías,
en compañía de tus
hermanos, y te alimentabas
de frutas que crecían
silvestres en senderos de
belleza insospechada.
Exquisitos néctares de
prodigiosas plantas te
brindaban salud y energía.

—No necesitabas matar para alimentar tu cuerpo. Nunca


luchaste contra enfermedades… allí no habían gérmenes
patógenos.

Respirabas un aire puro, filtrado por las copas de los árboles.


Aguas cristalinas y alcalinas, atravesadas por luces
multicolores, formaban manantiales donde bañabas tu físico
puro y hermoso.

—Nunca requeriste ataviadas vestiduras. Allí el frío y el calor


guardaban prudente distancia. Dos soles alejados se
alternaban para bañar el planeta con suaves y vivificantes
radiaciones.

—El mundo originario de los hombres no presentaba


tinieblas: siempre había un día esplendoroso, cuando menos
un crepúsculo matizado por sus siete Lunas. Allí no dormías:
meditabas, y adquirías cada vez más sabiduría.

—Sábelo bien que vivir es vigilia. En cuanto al sueño, es una


"muerte” momentánea. Los seres superiores nunca duermen,
siempre viven.

12
—En el planeta del hombre, como rocas brotaban los
diamantes, y hermosas grutas de oro puro servían como
albergues, siempre confortables, siempre disponibles. Nadie
se quedaba sin la amorosa compañía de un ser del sexo
opuesto. Los matrimonios eran perfectos en los cuales el
esposo representaba la cabeza y la mujer el corazón.

—Nacimientos uniformes de seres hermosos y perfectos eran


los miembros de la poderosa raza Adánica que floreció por
vez primera en el planeta Amarillo del sistema solar.

13
Vista de la
Tierra desde el
planeta
Amarillo

—Hoy sólo quedan recuerdos lastimeros de su gran masa


deambulando entre las órbitas de Marte y Júpiter. El resto de
la historia ya la conoces. (Ver el libro “El Futuro que nos
espera" o “Colapso Mundial” del mismo Autor)

14
CAPITULO 17
VIDA SEGURA

Después de haber escuchado las revelaciones sobre el


verdadero origen del hombre, Kosmos y Electra me invitaron
a conocer una ciudad de su evolucionado Mundo. En ella sus
habitantes caminaban, mas las distancias eran sumamente
cortas. Las vías, rodeadas de exóticos jardines, las recorrían
ríos de seres que sonreían constantemente.

No vi cojos, mancos, tuertos ni inválidos. Allí la mayor norma


de vida es la seguridad personal y nadie tiene que soportar la
angustia humillante de pedir.

1
En esa verdadera civilización no existe el dinero sino los
derechos; y todos, al nacer, los traen en abundancia.

¡El dinero no sirve para


la vida! ¿Cuántos
hombres han muerto en
un desierto con sus
maletas llenas de
dinero? ¿Cuántos ricos y
potentados sufren
diariamente absurdos
accidentes o pierden su
vida en atentados
criminales? Mueren
rodeados de médicos.
Las gruesas chequeras y
los sofisticados seguros
de vida no les sirven
para nada.

El dinero es un papel
que solamente es útil
para la explotación del
hombre por el hombre.
Llena de orgullo y
altivez a algunos y
envilece esclavizando a
muchos.

En el cuarto mundo
avanzado no hay
tecnología… hay vida
plena.

2
La Naturaleza no es drástica con sus seres porque éstos no la
atacan contaminándola, no cortando flores ni árboles, ni
matando animales.

Por razón tan evidente allí no hay plagas ni animales


agresivos ni microorganismos infecciosos que minan la vida.
Es la razón por la cual estos seres viven normalmente hasta
los 900 años en promedio.

No le temen a la muerte porque su sabiduría les indica que su


próxima encarnación será un avance más. La muerte allí es
considerada un estado de transición a un estado más elevado
y cuando alguien se despide hay regocijo entre todos.

TODOS SON IGUALES

—Nuestra ley —me explicaron—, está fundamentada en la


compasión, el amor y la justicia. Nadie puede tener atributos
diferentes desde que posea un cuerpo igual. Todas las
habitaciones de los edificios son iguales, ya sea que las habite
un gobernante, un científico o un maestro por excelencia.

—Porque la habitación es ocupada por el hombre que, en


cuerpo, es igual a todos; no por las dotes o títulos que posea
internamente, pues ya tienen por habitación su alma que
evoluciona en forma diferente.

—Sólo, en tres casos, algunos seres se tornan diferentes a los


demás y son colmados de atenciones y cuidados especiales.
No deben trabajar y tienen numerosas personas a su servicio.
En este primer caso... —Son los enfermos, escasos en
extremo.

3
—Quien sufre una afección o accidente, por pequeño que sea,
se considera que tiene un cuerpo diferente y ha de gozar, de
inmediato, de todos los cuidados necesarios para su pronta
recuperación.

—En un segundo caso están los ancianos, que son cuidados


con esmero. El tercer caso es aún más grandioso: A ciertas
personas les ocurre un fenómeno sublime y, por ese motivo,
no solamente son admiradas y cuidadas en todo sentido, sino
veneradas. Estos privilegiados seres son:

—Las damas que llevan un niño en sus entrañas y van a dar a


luz! Realmente tienen un cuerpo doble, diferente a todos y,
por ello, se les trata como reinas de la vida.

El grandioso atributo de ser madre está por encima de ser


gobernante principal, científico por excelencia, o de ser un
gran héroe en el espacio. Las damas encinta son, pues, los
seres número uno en la ciudad del futuro.

EL TRABAJO

—Los adultos, todos, tienen un título profesional, deben


trabajar solamente 6 horas diarias durante 4 días a la
semana. Esa es la jornada normal de trabajo. Ese trabajo
engendra el derecho a tener familia, vivienda, alimento,
salud, estudio, vestido y recreación.

—En los tres primeros años de vida, el niño está al cuidado de


su progenitora. Ella sólo tiene el deber de cuidar a su nene
irradiándole amor y ternura en todos los sentidos. Al cabo de
esos tres años la madre lleva a su hijo a las guarderías
infantiles y se reintegra al trabajo adecuado.

4
El niño desde los 3 años inicia sus estudios preparatorios. Le
enseñan que sus compañeritos son sus hermanos y que la
ciudad es su verdadera casa. A los 7 años termina lo que en la
tierra llaman bachillerato…

…porque allí se enseña todo lo


que es fundamental para la vida y no lo que conviene a un
sistema comercial corrupto como ocurre en la Tierra. Por ese
motivo el niño inicia, a esa edad, una nueva etapa de estudios
avanzados.

En las ecociudadelas no se rinde tributo a ninguna bandera


separatista y los niños se sienten ciudadanos del mundo;
saben que jamás tendrá que pagar servicio militar y menos ir
a la guerra porque no hay país contrario con quien pelear.

No tienen que estudiar idiomas extranjeros porque todos


hablan el mismo idioma universal, el esperanto. En vez de
perder el tiempo en esas ignorancias estudian ecología y se
dan cuanta que la tierra es nuestra Madre y la respetarán y
amarán como tal.

No ven estupideces en televisión sino programas muy


elaborados para su formación y también películas divertidas y
de entretenimiento de alta inteligencia y perspicacia. Todo en
superpantallas tridimensionales de altísima resolución y
sonido octofónico.

En el bachillerato [de 3 a 7 años] se incluye la medicina


Fractárica y la Trofología. Total que un niño de 7 años sabe
más de medicina que un Médico terrestre porque este último
sabe mucho de una medicina equivocada y mercantilista

5
aquella que jamás puede curar, sino explotar… y
matar lentamente con drogas tóxicas.

Cabe recordar que en la organización Mundo Unido no


existen abogados que tienen que estudiar 8 años para tratar
de desenredar o enredar más las decenas de miles de leyes
que están cambiando constantemente, gran parte de ellas
injustas y aberrantes.

Para adquirir conocimientos uno debe estudiar, pero para


adquirir sabiduría uno debe observar. Además, para ser sabio
es importante ignorar las cosas que no valen la pena
saber.

La Ecociudadela se rige únicamente por 12 principios sociales


o derechos fundamentales que con ellos basta para
cobijar la globalidad del sistema y la organización social.
Todo el mundo los sabe, los respeta y esta dispuesto a
acogerse a ellas sin que nadie lo tenga que defender… o
atacar.

A los 12 años se termina la carrera profesional y ocurre un


cambio grandioso: el niño se convierte en un joven con todos
los atributos; se le considera mayor de edad en
responsabilidades y decisiones. Inicia su vida pública en la
hermandad.

Ya no depende estrictamente de los consejos de sus padres y


Maestros sino que se acoge a la los 12 principios
inconmovibles.

Y aquí se entabla una enorme y crucial diferencia entre una


civilización avanzada y otra atrasada. En el contexto social

6
de la avanzada civilización no existen adolescentes:
adolescente es el resultado de una sociedad incapaz de
educar a sus jóvenes.

En la Ecociudadela existe la juventud sin adolescencia, o


sea con plena responsabilidad y conocimiento de la vida
en sociedad.

El gran tiempo
libre es
aprovechado para
cultivar
libremente las
cualidades
artísticas que, en
diferentes formas,
brotan en todos
los seres: música, poesía, teatro, escultura, pintura, etc.

Además, los deportes olímpicos como la natación, gimnasia,


carreras, saltos,
patinaje artístico,
etc., son
practicados por
todos. Sobra decir
que allí no existe el
boxeo, corridas de
toros y todo lo que
signifique
brutalidad,
ignorancia y
maldad.

7
Después de haber esbozado el sistema de vida en un cuarto
mundo es bueno —pero desconcertante— echar una mirada a
un tercer mundo como la Tierra, nuestra “civilización”, para
recapacitar y ver la importancia que tenemos que hacer algo
verdaderamente efectivo para avanzar.

Así educan a nuestros jóvenes

Es importante acoger estos conocimientos y reunirnos


aquellos que sentimos la imperante necesidad de hacer un
cambio, sobre todo en estos momentos donde se avecina un
colapso mundial. Cuando esto ocurra ya no habrá tiempo ni
posibilidades de hacer nada.

8
CAPITULO 18
LA ENERGÍA

La ciudad del futuro funciona con el 1% de la energía que se


desperdicia en una ciudad terrestre. Parece increíble pero es
una verdad matemática. Al no haber vehículos dentro de la
ciudad no existen ruidos ni contaminación. Allí el petróleo no
se necesita para nada.

Las distancias son sumamente cortas y todos caminan con


alegría por las amplias vías peatonales, rodeadas de jardines
perfumados por las flores. Desde la parte más alejada de la
ciudad hasta su centro sólo median 2 kilómetros
aproximados.

Técnicas extraterrestres de producción de energía


totalmente limpia y continua ver libro “grandes
inventos…

El hombre, para mantenerse con buena salud, debe caminar 5


kilómetros diarios en un ambiente descontaminado.

En cambio los terrestres hacen lo contrario: Los llamados


hombres modernos abordan el vehículo en el mismo garaje
de su casa. Sentados "cómodamente" llegan a un edificio
donde toman el ascensor que los conduce a su oficina. Allí se
sientan hasta que termina la acalorada jornada de teléfonos,
timbres, ruidos, citófonos, radios, noticias y problemas.

Al final de la jornada comienza el mismo y antinatural


comportamiento: De su silla de gerente al ascensor; del

1
ascensor al asiento del automóvil; del automóvil a la silla del
comedor en su casa; de allí al sillón para ver "televisión" y,
por último, a dormir.

¿Contempló el
atardecer? No. ¿Respiró
el aire puro? No.
¿Escuchó música
tranquilamente? No.
¿Hizo ejercicio? No.
¿Tuvo tranquilidad? No.

Pero sí estuvo
tristemente ocupado en
sus "importantes"
negocios. Su estómago
abultado denota
enfermedad, prepara el
Infarto y refleja
ignorancia. Debiera
saber que las armas más
mortíferas son la mesa y
la cama; y que el dinero
es un buen sirviente
pero un mal amo.

En síntesis: "Perdió la salud buscando dinero y luego tendrá


que perder el dinero buscando salud".

La vida debe entenderse, más bien, como un paseo no como


una carrera; porque la duración de la vida es inversamente
proporcional a la velocidad con la cual se vive: cuanto más a
prisa se vive, tanto menos tiempo de existencia.

2
No llegan primero quienes más corren sino aquellos que
saben hacia dónde van. Mejor que ligereza de pie hace falta
cabeza firme, porque, por la prisa de vivir se olvidan a veces
las razones de la vida.

Los terrestres se ufanan de saber dónde queda exactamente el


carburador de su auto y para qué sirve. Pero no saben dónde
queda exactamente el hígado de su cuerpo ni para qué sirve.

Desean larga vida pero


no quieren ser viejos.

Los hombres de
muchos negocios
compran el dinero
demasiado caro: a
consta de su salud, de
su vejez prematura, y,
aunque no lo piensen
así, de la propia
felicidad.

Se preocupan mucho por dar lujos a la casa donde habita el


cuerpo, y no se preocupan por dar salud al cuerpo, que
conforma la casa donde habita el alma.

Contrario a lo anterior, no existe nada más saludable que


mantener siempre vivas las corrientes mentales de elevada
naturaleza. No se debe llenar la vida de años, sino llenar los
años de vida.

3
PROFESIONES

Allí no hay abogados porque no se necesitan, no hay


financistas contadores ni banqueros porque no se necesitan,
no hay policías ni soldados, ni militares porque allí no se
matan lo hombres. No hay centros de idiomas ni traductores
porque todos hablan un solo idioma.

No hay mecánicos porque no hay vehículos, y no hay obreros


porque allí no existe esa clase de esclavitud que permite que
unos trabajen hasta el agotamiento y perciban un mínimo,
mientras otros les escurren el sudor y se roban todo el
dinero.

Toda persona debe ejecutar profesionalmente la música


porque, quien abraza un instrumento musical nunca cargará
un arma. El estudio de las bellas artes es un deber para
todos.

En la ciudad del futuro todos son profesionales en lo que


deben ser pero no existen profesiones como camareros,
barrenderos, obreros, etc. Estas actividades las desarrollan,
por horas, los jóvenes mientras se preparan para un empleo
superior.

En esa forma nadie se queda toda la vida trabajando en una


sola ocupación elemental. Allí no existen "obreros rasos";
tampoco nadie se inclina ante otro para darle brillo a los
zapatos por una vil moneda. Sin embargo, todo aquel que
sufriere un quebranto de salud, será atendido y cuidado con
esmero.

4
¡No existen campesinos! Quienes trabajan en el campo son
los mismos hombres que habitan las ciudades. Cada dos años
corresponde a cada uno, una visita al campo que durará tres
meses.

Se trasladan en grupos o familias para descansar de la ciudad


y estar en contacto con La Naturaleza.

Desempeñan las labores del campo a nivel profesional y


disfrutan de los quehaceres al aire libre. En esta forma no
existen campesinos que sólo trabajan y aguantan
necesidades, para sostener a ciudadanos que sólo comen y
disfrutan lujos.

ORIENTACIÓN SEXUAL

En la ciudad del futuro no es permitido el aborto: ¡Es el


mayor pecado que puede cometer un ser humano!

5
Siempre que una mujer vaya a tener un hijo, sea dado el caso
de anormal o extra legal, será aprobado de inmediato por la
Sociedad en pleno. Allí la expresión "pecado de amor" no
tiene sentido, porque es absurdo llamar pecadora a una
mujer que ama.

Cualquier madre, joven o adulta, será considerada una reina


de la vida y adquiere tributos extraordinarios. Merece
cuidados especiales y, no sólo será respetada, sino venerada.
La obra maestra de la creación es el corazón materno y una
madre es lo más bello que existe en el universo.

—Bien hermano terrestre —me dijo Kosmos: Tu sed de


conocimientos no se calmará pronto, pues lo que sabes es
nada comparado con lo que te falta por conocer. El deseo de
conocimiento es un apetito que jamás se sacia.

―Pero esa hambre evolutiva no tiene nada de malo pues más


vale un humano insatisfecho que un animal satisfecho. El
creer saberlo todo, o el contentarse con saber algo, son los
dos cimientos de la ignorancia. Al contrario, quien pregunta
con sensatez, obtiene sabiduría.

6
CAPITULO 19
LO QUE ACONTECERÁ EN LOS AÑOS VENIDEROS

Por último, después de haber escuchado las anteriores


explicaciones, me condujeron al centro de la ciudad donde
estaba ubicado el Gran Edificio Central.

En sus costados externos sobresalían los diferentes


compartimientos donde los guías sociales siguen la historia
de cada uno de los habitantes.

Todas las personas, llegadas a los 30 años de edad, ejercen


por un año funciones gubernamentales. Por ello no hay
elecciones.

Por último, me llevaron al templo de todas las religiones.


Allí no había imágenes ni se practicaban ritos de ninguna
especie. Sólo un silencio absoluto nos acompañaba. Desde la
altura piramidal fluía un río de sabiduría que se irradiaba en
manantiales de conocimientos.

Me bañaban las aguas cantarinas de la paz. Mi alma percibía


el silencioso sonido cósmico compuesto por múltiples
frecuencias mentales.

Escuché el canto de los astros y aprecié la armonía del


espectáculo celeste. Mi felicidad espiritual no tenía límites y
quise permanecer en ese éxtasis glorioso.

No pude… De súbito, tuve una visión terrorífica. Apareció


ante mí la imagen de mi querida Tierra.

1
Vi un planeta negro que se acercaba hacia ella. Estaba
cargado de demonios pertenecientes al primer plano
evolutivo —el más escabroso—. La edad del deseo, la sangre y
el crimen envolvían al planeta en ráfagas de terror y odio. La
voluptuosidad lanzaba fuegos oblicuos que cegaban a los
hombres.

El egoísmo había tomado un cuerpo infernal y danzaba al


macabro ritual de la opresión en un escenario de
superstición, bajos instintos, violencia, corrupción, sangre y
muerte.

La herrumbre de los vicios precipitaba a los hombres hacia


los oscuros abismos del dolor. Vi muy claramente lo que iba a
ocurrir en los años venideros. En realidad yo me encontraba
en el futuro.

En la Tierra se gestaban los problemas socio-económicos más


alarmantes de toda la historia. La humanidad estallaba en
grotescas olas de violencia y lujuria.

2
Las ciudades crecían como cánceres que carcomían el cuerpo
de La Naturaleza. Había mucho dinero y construcciones por
doquier y a ello los hombres en su ignorancia lo llamaban
progreso. Pero el humo y la contaminación de todo tipo ya
eran intolerables para la vida.

Licor, orgías, derroche, hambre, dolor, lujo y necesidad


cabalgaban, como monstruos sobre los hombres, en dirección
al abismo. Largas culebras de vehículos se extendían por
todas las congestionadas vías, avanzando poco y
contaminando mucho.

A la gente se le hacía cada vez más difícil llegar a sus hogares,


y perdían en el transporte la mayor parte del día. La
economía mundial estaba fundamentada en el dinero plástico
—no real—, y pronto se desinflaría.

3
La explosión demográfica era alarmante. Los robos, atracos y
violaciones se sucedían cada minuto. La voluptuosidad hacía
piruetas que desconcertaban a los incautos.

Enfermedades incurables y contagiosas aparecieron sin


explicación científica, zonas de tugurios comenzaron a
envolver las ciudades y el desempleo se hizo crítico.

En varios puntos terrestres se rompía la capa de ozono


dejando pasar rayos mortales para la vida en la Tierra. Este
"rompimiento" fue causado principalmente por los aerosoles
y los aviones a reacción.

Los gobiernos no detuvieron las emisiones contaminantes


hasta que el cáncer, debido a la radiación, aumentó en un
ciento por ciento.

En todos los países comenzó el abandono de los campos y el


hacinamiento en las ciudades. El desempleo fue mayor
cuando debido a la inflación, los obreros demandaron a los
patrones por más y más salarios. Muchas fábricas fueron
incendiadas y cerradas definitivamente.

Por el derrumbe económico se desataron con furia el


terrorismo, los secuestros y los asesinatos. Los ricos
comenzaron a tener la vida más insegura que los mismos
pobres, pues eran el plato predilecto de hambrientos
secuestradores que luego los mataban.

Yo percibía esas cosas como si me encontrara en la macabra


antesala de la muerte. En ese tiempo los mejores gobernantes
eran los que promulgaban leyes que pudieran ser fácilmente

4
evadidas; sabían que a los hombres se les gobierna mejor
alimentando sus vicios que opacan sus virtudes.

Así las mafias se apoderaron de los cargos públicos. Buenos


abogados eran los que estaban dispuestos a defender a los
adinerados que no tenían la razón. Los más jugosos negocios
eran la religión y los vicios.

Debido a la tala de bosques, la sequía comenzó a calcinar


severamente a los hombres. El tiempo estaba loco,
inundaciones aquí, sequías allá. En cambio los casquetes
polares, debido a la quema de hidrocarburos, comenzaron el
deshielo inundando todas las ciudades costeras.

Todos los países estaban en pugna. Los políticos —


embajadores en el arte de mentir—, se envolvían en el impuro
ropaje de la adulación y habían preparado el terreno para la
gran guerra atómica.

Por último, contemplé el derrumbe total de esta mal llamada


civilización: Secuestros por lo alto y por lo bajo. Asesinatos en
cada esquina. Atentados terroristas, corrupción
gubernamental y religiosa en alto grado. Abandono de los
campos.

Las superpotencias se tomaron por la fuerza a los pequeños


países productores de petróleo y lanzaron bombas atómicas.
Los que no murieron en el acto quedaron irradiados y la piel
se les fue cayendo lentamente en horribles suplicios.

Por la contaminación del aire, agua y tierra, y por la escasez


de alimentos, muchos hombres regresaron al canibalismo.
Inviernos crudos, tempestades repentinas y exageradas olas

5
de calor mataron a muchos y dañaron todas las siembras,
accidentes aéreos comenzaron a suceder sin explicación.

Los hombres, en desbandada, no sabían qué hacer y, presos


de mortal angustia, comenzaron a matarse unos a otros. Los
niños rodaban por las calles.... La voz desnuda de la vida
lanzó su último grito de terror cuando....

¡En el reloj monstruoso de los siglos, el destino, con


su enorme puntero, marcó la hora negra para todos!

Los niños vivían en los basureros

6
Los periodistas ganaban premios publicando fotos
como éstas.

— ¡No! No quiero ver más. ¡El futuro es mi verdugo!

Les dije, a mis acompañantes, y agregué: —Cuando veo las


cosas que ocurrirán en la Tierra, en mis ojos se clavan dos
puñales. Por favor, ayúdenme. Quiero regresar a mi mundo
para avisarles a mis hermanos que todo esto va a ocurrir.

—Sí —me respondió Kosmos—. Tu visión será una realidad.


Pero la preocupación por el mañana sólo sirve para minar las

7
fuerzas del presente. En la escuela del sufrimiento es donde
se forman los grandes corazones.

—En consecuencia, debes


seguir mirando ese futuro
terrestre para que observes el
aspecto positivo del problema.

Eso hice, y vi, una


"Ecociudadela del futuro", ya
iniciada en la Tierra, y otra…
¡eran varias!

Habían sido planeadas, lejos


de las ciudades contaminadas,
por un grupo de hermanos que
trabajaban afanosamente, por
la salvación del mundo.

Eran pacíficos y sus auras


irradiaban solo amor. Todos
hablaban un solo idioma.
Estaban acompañados y
protegidos por seres de un
grado diferente. Yo me alegré
y le pregunté a Kosmos:

— ¿En verdad eso


ocurrirá?

—Sí, te lo aseguro, debes


regresar de inmediato al pasado y entregarle a tus
hermanos los planos de la ciudad del futuro. Construirán en

8
la Tierra una ciudad de éstas y luego otra y otra. Así se
cumplirá la profecía: "Los mansos poseerán la Tierra".

—Suprimirán el dinero y vivirán en paz con La Naturaleza.


Es la única forma de salir de ese imperio del terror. A los
ambiciosos es bueno hacerles comprender que en un mundo
feo y desdichado, el hombre más rico puede comprar nada
más que fealdad y desdicha.

—El hombre fue engendrado para mutua ayuda y, el que es


bueno no más que para sí, no es bueno para nada. Quien no
vive para servir, no sirve para vivir.

—Y recuerda: Lo que no es bueno para el panal, no es bueno


para la abeja.

—Amigo terrestre. Cambiaremos el curso de ese futuro


caótico. Hemos nacido para unirnos con nuestros
semejantes y vivir en comunidad con toda la raza humana.
Nos queda poco tiempo. La humanidad actual está al borde
de la hecatombe final y las naciones, angustiadas, arden en
desespero no conociendo la salida.

—No te desanimes porque el mundo está sucio. ¡Esfuérzate


por limpiarlo! Anda y cuéntales a tus hermanos lo que has
visto. Resiste a los soberbios y concede tu don a los humildes.
Porque el más ínfimo mendigo es tan hombre como un rey.

—Reunirás un gran grupo que se llamará: Hermanos del


Mundo Unido; y el que se una a ellos será uno de los elegidos
para la liberación final. Desconocerán los caminos de la
audacia y vivirán escoltados de nobles ideales.

9
—Al suavizar las penas de los demás aliviarán las propias.
Harán primero lo necesario y después lo voluntario.
Construirán la ciudad perfecta lejos de las ciudades
actuales.

—Aquellos que entiendan tu llamado serán los escogidos y


ciertamente verán, desde la ciudad del futuro, el derrumbe
de esa sociedad incomprensible que no atendió las señales de
los tiempos del fin.

10
CAPITULO 20
REGRESO AL PASADO

Los hermanos del cuarto mundo me acompañaron hasta el


sitio donde yo había aparecido.

—Es preciso que descanses —me explicaron—. Nosotros


cuidaremos tu sueño.

—Miren —les dije: ¿Qué son esas luciérnagas que se ven en lo


alto?

—No son luciérnagas —me informaron—. Son nuestras


naves interestelares. En tu Tierra las llaman ovnis.

No pregunté más. Me tendí en el pasto extraño que parecía,


más bien, una tibia alfombra acariciante.

Me dormí, así lo creo, pues desaparecieron de mi vista los


millones de estrellas rutilantes que me miraban como
queriéndome decir algo.

Volvió a mí la pesadilla que antes había experimentado:


Aquel mundo se volvía transparente, como una colosal
pompa de jabón. Floté en el Universo. Atravesé miles de
burbujas estelares.

Mi cuerpo se había transformado en un rayo cósmico


compuesto de trillones de partículas más ligeras que los
mismos átomos y viajaba en un remolino incomprensible.

1
Esa fue mi impresión. Me pareció que el tiempo, el espacio, la
energía y la materia formaban parte de una misma cosa y yo
estaba diluido en ella.

REGRESO A LA TIERRA

Tal vez yo viajaba por los caminos del tiempo convertido en


un rayo de luz. No lo sé… quizás no pueda expresar con
palabras mi experiencia etérea.

Noté que las burbujas fueron cada vez más escasas, hasta que
me detuve en una azul, por cierto, y comenzó a hacerse densa,
lo mismo que mi cuerpo. Sentí frío. Descubrí que estaba en la
Tierra porque a mí alrededor sonaron como nunca los grillos
y las ranas.

La Luna cantaba su nocturna quimera al tiempo que vertía su


luz de ensoñación. No me atreví a levantarme pues me
ocurrió una cosa muy extraña: mi mente estaba
congestionada y yo no sabía si estaba dormido o despierto.

¡Me quedé sin saberlo! La música del campo nocturno


cambió de cadencia y el canto de las aves anunciaba un nuevo
día. La luz llegó saltando alegremente de nube en nube y un
reluciente amanecer se apoderó del firmamento. El Sol
apareció, como siempre, luciendo una brillante sonrisa.

¡Nuestro Sol! —exclamé—. Me encuentro en la Tierra. Un


huracán de alegría me sacudió con fuerza y, esta vez, me
levanté confiado. Corrí en busca de gente. Tenía que contarles
a mis hermanos lo que había visto.

2
Todos se pondrían muy dichosos al saber que este mundo sí
se podía cambiar. En el camino encontré a unos campesinos
que negociaban unos animales con los encargados del
matadero. Me acerqué a ellos y les dije:

—Hermanos, acabo de ver un mundo donde no existe la


matanza de animales. Allí no se necesita el dinero, la tierra
produce abundantes frutos y no existen plagas ni
enfermedades.

Me miraron e hicieron silencio. Me entendieron —pensé,


regocijándome.

Yo iba a seguir mi relato cuando el señor, que recibía el


dinero de la venta, me lanzó una mirada aguda como el filo de
un puñal y soltó la carcajada. De inmediato lo siguieron los
otros.

—Perdonen —les dije—. Y, apenado, emprendí veloz carrera.


No me comprendieron —pensé con tristeza— pero no debo
desatentarme… una picadura de mosquito no puede detener a
un caballo en su fogosa carrera.

— ¡En la ciudad! —
Exclamé—. Seguro estoy que
me entenderán. Allá saben
que existen otros mundos y
la gente es muy instruida.
Alcancé a llegar hasta una
tienda donde vendían licor.

3
Acababan de sacar a un hombre que había sido
herido en riña.

La sangre huía con su vida, ante la incolora y hueca


indiferencia de los demás, que disfrutaban el macabro
espectáculo. Esta es mi gran oportunidad —creí— aquellos
que aquí se arrastran notarán la diferencia y desean, con
seguridad, un mundo mejor.

— ¡Hermanos! —les comenté a quienes se encontraban: —


Existe una ciudad donde la gente no necesita el licor para
ahogar las penas. Allí no se forman problemas, no hay
cigarrillos, no se producen riñas y la gente no tiene vicios que
degraden.

— ¡Oiga jefe! —Me


interrumpió el cantinero
con su voz de dinamita—.
Y, en tono de burla, me
dijo:

— ¡Entonces debe ser


muy aburrido vivir
allí.

La carcajada retumbó y
las copas se llenaron para
celebrar mi retirada. Me contuve... el hombre iluminado no
puede experimentar resentimiento contra el bastón del ciego
que le pega.

Dejé lo vano a los vanos, pero comencé a ponerme triste.


Alguien tenía que entenderme. ¡Oh, sí! encontré la solución:

4
¡Mis amigos! A ellos les he enseñado asuntos astronómicos y
confían en mí. Además son buena gente, no tienen vicios y me
ayudarán a difundir lo que he visto. Estoy salvado, me alegré
internamente.

Los reuní rápidamente con la promesa de contarles algo


demasiado importante que no daba espera. Todos estaban
ansiosos de lo que les iba a decir y yo estaba feliz:
comunicaría mi visión a los únicos que podían creerme.

— ¡Compañeros! —les hablé confiado y seguro.

—Acabo de hablar con La Naturaleza. Es, en verdad, un Ser


del quinto grado evolutivo, y Ella misma me reveló la
frecuencia de…

Una risa interrumpió mi relato al tiempo que uno de ellos me


llamó la atención:

—Amigo —me dijo sonriendo—: ¿Por qué no dejamos las


bromas para el final y, ahora, cuéntanos las cosas
importantes que nos tienes que decir?

Yo enmudecí. No supe qué responder. No sé qué cosa pasó


por mí y quise insultarlos… Mejor me mordí la lengua,
porque contestar a una ofensa es colocarse al nivel del
ofensor.

Mis párpados se humedecieron y antes de reventar en llano,


salí del salón tomando rumbo hacia mi casa. No me despedí
de ellos y los dejé, allá, reunidos con la incredulidad.

5
Hacer beneficios a los ingratos es como perfumar a los
muertos, o como regalarle espejos a los ciegos. —pensé
ofuscado—.
En el trayecto contemplaba con tristeza la ciudad. La policía
estaba disolviendo una huelga.

Después de haber
conocido una
verdadera civilización
observaba estas cosas
con terror y veía la
ciudad como un
basurero donde se
pudren los hombres.

De mis ojos brotaron


lágrimas en
abundancia… eran los
ríos de mi alma que
corrían desbordados.

Yo quería desahogarme con palabras, pero sólo pude hacerlo


con un llanto mudo, silencioso; y es que a veces pierdo el
tiempo llorando por el tiempo que perdí. Cabizbajo, con una
tristeza inmensa, caminaba pensativo:

—El ruido de esta ciudad es un insulto a los oídos


del hombre que fueron diseñados para escuchar la
música celeste.

—Nuestro tímpano también fue afinado para


percibir el susurro del viento entre las hojas, y para

6
entender la voz de la Madre Naturaleza que
murmura en los arroyos.

Yo caminaba y la gente comenzó a mirarme. Me di cuenta que


estaba pensando en voz alta. No cambié de actitud y continué
mi rumbo diciéndoles a todos en voz baja y trémula:

—Tendremos una ciudad donde no existe el dinero que todo


lo ensucia manchándolo de rojo.

—Allí, en la ciudad del futuro, nuestra gran riqueza


será el aire purificado por la brisa en la alborada, y
perfumado por las flores en primavera.

—Nuestro gran patrimonio será el cristal de los


arroyos, el azul pensativo de los lagos y la lejana
placidez de los valles. Mi voz se alzó en tono de
advertencia cuando dije:

—La frescura del aire y la pureza de los ríos no son


los inodoros para
que las infernales
máquinas
depositen sus
sobrantes
inmundos.

—Los gases letales


que producen los
automotores y las
fábricas son un
reto a nuestro
olfato que fue

7
diseñado para percibir el aroma de las flores.
—El aire es la cuna de los vientos, la patria de las
nubes y el aliento de nuestras vidas. No debemos
profanarlo.

Oh… no debí hablar recio; porque quien en verdad sabe de


qué habla no tiene razón para levantar la voz. Yo seguía
caminando por las congestionadas vías hablándoles a los
transeúntes.

— ¡Es un demente! —dijo


alguno. —Es un loco —
aseguró otro.

No me importaba. Yo
sabía que los equivocados
eran ellos porque
cuando una persona
me está señalando con
un dedo otros tres
dedos estarán
apuntando hacia ella.

Por otra parte, bien


conocía que la terquedad
es la energía de los necios. Además sé que podemos elevarnos
muy por encima de quienes nos insultan, perdonándolos.

Ellos no entendían porque sus oídos estaban sordos por el


rugido infernal de la ciudad, sus ojos estaban nublados por la
pestilente contaminación y sus corazones estaban corroídos
por la herrumbre que deja el dinero.

8
Lástima que el ruiseñor no pueda enseñar su dulce trino a los
buitres. Ni el ave pueda enseñar su raudo vuelo a las hienas.
—pensé—.

Las personas que no tienen oídos afinados para escuchar la


verdad, no la entenderán, porque sus sentidos están tapados
por el fango de la ignorancia, y la luz de la verdad no tiene
por donde penetrar para alumbrar sus almas. La televisión, la
radio y la propaganda los mantienen hipnotizados a un paso
del abismo.

Pero lo falso, por más que trate de empinarse, nunca


alcanzará la verdad. Los humanos viven en las nubes de las
conjeturas y pierden el tiempo en actividades tumultuosas.
Lo único que entienden por verdad es lo que han programado
para su propia destrucción:

"El gran cambio es fumar "X" cigarrillo". "La gran vida es


tomar "Y" licor", "la gran solución a los problemas, es
comprar „Z‟ lotería", y “la gran vida es escucha tal o cual
emisora”. No saben que todo lo que viene por azar es
inestable y el que recibe más de lo que da es un ladrón.

UN ACCIDENTE

Los hombres flotaban sobre las encrespadas olas del mal que
se agitaban con furia en un enloquecido océano de
ignorancia. Los impetuosos nubarrones de odio apagaban la
lumbre de la sabiduría, y el sol de la esperanza y el amor
permanecían en un ocaso sin tiempo.

9
Yo tenía la garganta herida y el corazón deshecho al saber que
las grandiosas revelaciones quedarían ahogadas en el brutal
ruido de la ciudad.

Pobres hermanos —pensé—. No puedo condenarlos ya que,


al juzgar a los demás, pongo en la crítica el amargo de mis
propios fracasos. Además, creerse uno sin defectos es el peor
de los defectos.

Un dolor homicida me hizo cerrar los ojos, a la vez que


seguía caminando. De pronto escuché un grito de ¡alto!,
al tiempo que alguien me asió fuertemente del brazo.

Un vehículo había rechinado sus llantas rabiosamente contra


el pavimento, alcanzándose a detener muy cerca de mí.

Un apuesto joven,
transeúnte, que
venía
acompañado de
una hermosa
dama, logró
detener mi paso
justo a tiempo.

Me había salvado
del monstruo de
acero que quería
"estampillarme".

10
—Oh. Gracias, le dije: Caminaba distraído y, si no es por su
ayuda, pudo haberme ocurrido algo grave. Gracias —le repetí.

—De nada —me respondió, y luego me preguntó: — ¿Por


qué estás tan triste?

—Porque mi esperanza naufragó en un mar de desengaños —


le respondí.

—No te comportes así —me sugirió y afirmó: Las almas


acostumbradas a divulgar sus desdichas rara vez inspiran
piedad. La tristeza debe combatirse con conformidad y
anhelo, pues la desesperación caracteriza a las almas
pequeñas.

—Muy poco enseñó la vida a aquel que no aprendió a


soportar el dolor; porque la tristeza y la desgracia son, a
veces, amigos disfrazados.

—A tres cosas llama Dios a las almas: a obrar sin


desfallecimiento, a sufrir sin quejarse y a orar sin
desanimarse —terminó diciéndome. Yo estaba asustado
como un pájaro recién enjaulado y no supe más qué hablar.

— ¿Se siente usted mal? —me dijo el joven; luego agregó su


compañera:

—Si desea, podemos acompañarlo hasta su casa.

—Oh, sí, les agradezco y... Mmm ¿Tendrán tiempo de


escuchar mi relato? —les dije, vacilante. —Sí. Nos interesa
mucho —me respondieron.

11
Caminamos. Pronto llegamos hasta mi casa y allí escucharon,
con atención, toda la historia de mi "sueño". Dijeron que
estaban dispuestos a ayudar y me dieron un consejo:

—Tu pensamiento es veraz pero, lo que dices, la gente común


no lo entenderá. La mayoría desprecian la luz de la verdad y
gozan con el error, así como las moscas desprecian la miel
de las flores Y gozan con el estiércol.

—Y el peor sordo es el que no quiere oír. No obstante, existen


personas de buena voluntad que sí desean un mundo mejor
y por ellas vale la pena luchar. También debemos recordar
que aún en el hombre más depravado, la luz Divina espera
el momento propicio para brillar.

—Además, no existe pecado que no pueda ser expiado, ni


mal que no pueda ser vencido. Por ello la religión debe
aprenderse en la iglesia y practicarse en la calle.

—La limosna es la oración por excelencia y quien no es


generoso está muy cerca de ser injusto.

—En síntesis, toda obra de bondad es una demostración de


poderío—. Terminaron diciéndome mis "recién" conocidos.
Agradecí sus consejos. Salimos a la puerta para despedirnos.
Noté algo extraño en ellos.

¡No era gente común y corriente!… sus voces resonaron en lo


profundo de mi subconsciente.

Un sudor frío comenzó a recorrer por mi cuerpo de extremo a


extremo y, antes de perder el control, alcancé a preguntarles:

12
—Por caridad, díganme, ya mismo! ¿Quiénes son ustedes?

—No te asustes: —Somos tus amigos,


Elektra y Kosmos.

—No estamos solos. Vinimos muchos para


ayudarles a construir la ciudad del futuro
aquí en la Tierra.

En ese momento los vi diferentes, tal como los conocí en mi


“sueño”.

—No te consideres pequeño para tan grandiosa obra.


—Continuaron enseñándome—: Recuerda que una sola gota

13
de rocío es capaz de reflejar por completo el disco solar. Y
Dios se vale a veces de los humildes para aplastar a los
poderosos.

—Borra de tu diccionario la palabra "imposible". Desecha la


pereza que todo lo encuentra difícil, y verás que, lo que con
gusto se hace, con satisfacción se contempla.

—Lo que te ocurrió no fue por


casualidad, ahora sabrás que
la suerte no es más que la
habilidad para aprovechar las
oportunidades; para ello,
necesitarás la fuerza del león
y la nobleza del toro. Tendrás
La paciencia de la tortuga y la
velocidad del gamo.

—Tu mente será tan


iluminada como un amanecer,
y tu voz tan fuerte como el
trueno. Tu corazón será tan
grande como el Sol, y tu amor tan vasto como el universo.

—Escribirás las injurias en la arena y los beneficios los


grabarás en el mármol.

—No te pondrás triste porque el rosal tiene espinas; te


alegrarás porque las espinas tienen rosas, Ante una copa
que contiene vino hasta la mitad, no censurarás que está
medio vacía. Afirmarás que está medio llena.

14
—En el jardín de tu vida sabrás que tu madre, tus hermanas,
hija o compañera son las más preciadas flores. Trabajarás
por ellas con el ímpetu del huracán. Pero tendrás presente
que todas las mujeres del mundo son flores del mismo jardín
y no las dañarás.

—Te apegarás a tus nobles ideales como el ebrio se apega al


vino. Amarás la sencillez así como el avaro ama el dinero.
Somos tus hermanos mayores y seguirás nuestros principios
así como la carreta sigue los pasos del buey.

15
—Comunicarás los problemas a tus maestros pues el dolor
que no gime se acumula en el corazón hasta reventarlo. En
esta forma arrojarás de ti a ese fantasma negro de la duda y
seguirás adelante.
—Llevarás estas
enseñanzas a todas
partes así como llevas
tu sombra a donde vas.
Hilvanarás tus ideas
como hebras que
guiarán a los mansos
hasta el jardín de la
gran ciudad.

—Desconfía de los
aduladores: todo jinete
acaricia al caballo antes
de montarlo. Así el
adulador vive a
expensas de aquel quien
lo escucha.

—No olvides que


mientras estés con los
brazos cruzados el
tiempo no detiene su
vuelo y aún los
segundos que pierdas,
ni la eternidad podrá
devolvértelos. Por ello
no tardes mucho… la
humanidad te está
esperando.

16
Ellos se alejaron rápidamente y yo me quedé quieto,
como la esfinge del desierto. Mi cuerpo de piedra
sólo pudo pensar:

¿Por qué no los había distinguido antes?

¿Sería por el vestido de hombres corrientes que llevaban?

¿O sería por el extraño maquillaje que ocultaba sus


verdaderos rostros de perfecta belleza?, ¿O a ello se sumaba
el estado de tristeza en que me encontraba?

No lo sé. Pero se estableció una perenne vinculación con ellos


desde entonces, y debíamos prepararnos para el magno
acontecimiento que se avecina.

Ellos habían dejado en mi mente un trazo imborrable. Por


tanto mi alma se iluminó haciendo que mi cuerpo cobrara
nuevas fuerzas.

Me di cuenta que no estaba solo, y comprendí que las


luciérnagas que se observan en el fondo del firmamento, aquí
en la Tierra, no son luciérnagas.

¡Son sus naves mini-fractalizadas que despiden plasma!

Estamos en momentos de transición de una nueva era. ¡No


estoy solo! —grité enardecido—. Nuestros hermanos mayores
del cosmos nos acompañan.

Pronto los volveré a ver. Nos queda poco tiempo. Ya


conocemos la única solución para salir de este mundo de

17
terror. La esperanza es un préstamo hecho a la felicidad y el
que sabe esperar, todo lo alcanza.

Les enseñaré a mis hermanos terrestres a entender el idioma


de los animales, de los árboles y de los arroyos: Tan hermosa
y pura se ve la gota de lluvia cuando descansa en la flor, que
el Sol desplaza su energía a través de millones de kilómetros
para besarla con su luz.

¿Cómo es posible que algunos miran la belleza y no la ven?


Les enseñaré a dialogar con la propia Naturaleza y a saborear
el esplendor de su armonía (Leer el libro: "Las Leyes
Ocultas de un Universo Desconocido").

No soy un marino que lleva la pasión por remo ni un soñador


lleno de quimeras en la mente: Tengo la verdad.

Somos, todos, el resultado de millones de años de evolución y


si supiéramos la dicha que nos espera, gozaríamos con las
penas. En nuestro interior tenemos riquezas jamás soñadas
por los reyes.

Pronto este sistema de cosas ya no será más. "La vara de la


justicia se dobla pero no se quiebra". Los que aman la vida y
la verdad serán saciados. Un solo guía orientará a los
hombres, no habiendo más fronteras de odio. Y un nuevo
cielo y una nueva tierra emergerán de lo único que no será
cambiado: El amor.

No sé qué sentí en ese momento pero una extraña emoción


sacudió con violencia mi cuerpo y quise tronar despidiendo
ráfagas de alegría.

18
— ¡Silencio!, escuché una voz
que me dijo: —Soy la voz
de la Naturaleza, aquella
misma que te reveló la
frecuencia: 3 – 7 – 12

No perturbes el sabio silencio


con el ignorante ruido.
Palabras sobran donde
obras son necesarias. Quien
no espera vencer ya está
vencido. En cambio tienes
asegurado el éxito si confías
en ti mismo.

—La lucha es fuerte y no


dispones de más armas que
tu pensamiento. El odio, el
miedo y la ansiedad son bestias que debes arrojar de tu
mente.

—Si así obras tendrás el aplauso de los siglos. Luego dejarás


en paz la Tierra y saldrás a conquistar las Estrellas.

—Tu espada será un afilado lápiz y tu escudo una


blanca hoja de papel.

Obedecí la voz de la nuestra Gran Madre Naturaleza y


empuñé las armas. Me dirigí hacia mis siempre hermanos.

En cada palabra ponía mi alma y en cada letra mi


corazón. Comencé a escribirles diciéndoles:

19
"Cantan las aves porque tienen:
Un solo país: La Tierra.

Un solo guía: El Sol.

Un solo maestro:
La Naturaleza.

Se desplazan por la inmensidad azul y


aprecian un mundo sin divisiones…………

Mágnum Astron

20