You are on page 1of 12

Domingo III, Ciclo C

«Entonces, ¿qué hacemos?».

BARTHIMEUS, Instituto para el Progreso Humano.


ORACIÓN COLECTA DE LA MISA DEL DOMINGO III de ADVIENTO
T. Ordinario – C

“Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera con fe la fiesta del nacimiento
de tu Hijo; concédenos llegar a la Navidad, fiesta de gozo y salvación, y
poder celebrar con alegría desbordante”.
Lc 3, 10 - 18

«En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan :


¿Entonces, qué hacemos? Él les contestó : El
que tenga dos túnicas dé una al que no tiene; y
el que tenga comida haga lo mismo.
¿QUÉ HACEMOS?

Es la pregunta ante la certeza


de que se acerca una hora
crucial.

Juan Bautista ofrece varias


alternativas.
Vinieron también a bautizarse unos publicanos y
le preguntaron : Maestro, ¿qué hacemos
nosotros? Él les respondió : No exijan más de lo
establecido.
A su vez algunos soldados le preguntaron : Y
nosotros ¿qué debemos hacer? Juan les
respondió : A nadie extorsionen ni denuncien
falsamente y conténtense con su sueldo.
LO BÁSICO :
Luchar contra el mal en nosotros mismos y en el mundo

CAMBIAR MIS ACTITUDES


(sentir/pensar) para poder
CAMBIAR MIS ACCIONES

¿CÓMO?
 Combatiendo la indiferencia y el
egoísmo ante mi prójimo.
 Practicando la justicia con mi prójimo.
Como el pueblo estaba a la expectativa, y todos se
preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la
palabra y dijo a todos : Yo los bautizo con agua; pero
viene uno que puede más que yo y no merezco
desatarle la correa de sus sandalias. Él los bautizará
con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano la
horquilla para separar el trigo de la paja y recoger el
trigo en su granero y quemar la paja en una hoguera
que no se apaga.
Juan aclara :

Yo no soy el Mesías.
El Mesías es otro.
Otro es el Santo.
Otro, con poder para obrar y
para juzgar.
Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al
pueblo y le anunciaba el Evangelio».
Palabra del Señor.
Y nosotros ¿qué hacemos?

Conservar la paz. Conservar la alegría.


Estamos en las Nuestra fe no es triste.
manos de Dios Tenemos confianza y
esperanza

Obrar bien
con todos
Pedir a Dios
que custodie nuestros
corazones y nuestros
pensamientos
Agradecer
la Salvación que
nos es dada
BARTHIMEUS, Instituto para el Progreso Humano.
Que la alegría siempre esté contigo
Tob.5,10