You are on page 1of 3

La alimentación de la cultura Tiahuanaco estuvo basada, principalmente, en tubérculos como

la papa, oca, mashua, quinua, cañihua, también yuca, legumbres y maíz. Además, se
caracterizaron por la producción de alimentos deshidratados (como el charqui, chuño, moraya,
etc). Es por ello que buena parte de su alimentación estuvo basada en el consumo de chuño,
papa deshidrata.

Estos les proveían de la energía suficiente para la realización de sus actividades diarias como lo
eran las actividades agropecuarias, construcción y minería, ya que estos alimentos son una
fuente de carbohidratos. Po otra parte consumían productos cárnicos como llamas y alpacas.
La llama posee la mayor cantidad de proteínas entre todos los animales, conteniendo más del
25% que las demás carnes, además las carnes e llama y alpaca son las que menos grasa
contiene. Por último, mediante la pesquería, obtenían peces como la trucha, el cual es rico en
vitamina B5, o ácido pantoténico, que hace de este un alimento recomendable para reducir el
exceso de colesterol.

Es por todo esto que su balance nutricional fue óptimo, aunque se sabe que el consumo de
tubérculos era mayor que el de las carnes lo cual significaría una deficiencia en proteínas, pero
estas fueron tomadas de las legumbres. Además, se puede inferir que su alimentación fue
propicia para sus requerimientos nutricionales ya que hubo una adaptación a los recursos
naturales que permitían su subsistencia.

PLATOS TÍPICO WALLAKE Ingredientes: 4 Pescados carachis (pez nativo del lago Titicaca) por
persona 2 Cucharas de ají amarillo 2 papas medianas por persona 1 cebolla Una rama pequeña
de khoa o salvia Una pizca de comino 2 dientes de ajo Sal a gusto 1 libra de chuño remojado
Preparación En una cacerola con agua hirviendo, echar la cebolla picada incluyendo las colas
picadas finamente, agregar la sal y la ramita de khoa, dejar dar un hervor y a continuación
echar el ají molido, comino y ajo, dejar hervir por media hora, agregar las papas

LECHE LA LECHE ES

fuente de nutrientes esencial como proteínas, calcio, fósforo, magnesio, potasio y diversas
vitaminas, estos contribuyen en el desarrollo de un cuerpo saludable y huesos fuertes. El
consumo diario de leche es conveniente en todas las edades para la población sana, es
importante incluir leche en las recetas de cocina porque es una rica fuente de proteínas que
ayudan a los infantes en la formación de nuevas células; favorece el desarrollo del sistema
nervioso durante el crecimiento y es una fuente de calcio que contribuye a evitar los
problemas de descalcificación desde la niñez. b) Queso Son muy ricos en minerales,
especialmente el calcio (por ejemplo, 100 gramos de queso aportan 185 mg. de calcio). Eso sí,
también son ricos en nutrientes tales como el selenio o el fósforo. Calorías del queso fresco:
175 calorías. Proteínas: 16 g. Hidratos de carbono: 5 g. Grasas: 12 g. Vitaminas: ácido fólico
(14,3 mcg.), B2 (0,18 mg.), B3 (1,2 mg.) B6 (0,09 mg.) Minerales: sodio (1.200 mg.) calcio (185
mg.), selenio (15 mcg.) fósforo (600 mg.).

Requesón El requesón es considerado un queso por muchos, aunque la definición exacta sería
un lácteo que proviene del suero de leche cuajado. Por esta razón, todas las proteínas de la
leche que quedan en el suero se concentran formando el requesón. su aporte de vitaminas y
minerales es muy valioso para el organismo, pues su contenido en calcio, potasio, fósforo,
vitamina A y del complejo B, son ingredientes esenciales para el correcto funcionamiento
neuromuscular.
Papa Vitaminas. La papa contiene cantidades significativas de vitamina C (ácidos ascórbico y
dehidroascórbico), además de otras vitaminas hidrosolubles, como tiamina y vitamina B6. Las
vitaminas solubles en aceite están presentes en pequeños trazos. Una papa cocinada pierde
entre un 18 – 24 % de vitamina C a través de su pellejo, sin el, la pérdida puede estar entre un
35 – 50%. Aun así, la cantidad de vitamina C que queda luego de cocinarla es alta, y una
porción de 150gr. De papa provee cerca del 40% de los requerimientos diarios de esta
vitamina. Minerales. Posee potasio, especialmente en el pellejo, y cantidades moderadas de
fósforo, cloro, azufre, magnesio y hierro. e) Chuño

Haba Las habas nutricionalmente hablando son muy completas y muy nutritivas debido a su
contenido en vitaminas A, del grupo

B (B1, B2, B3, B6, B9), C y por los minerales que posee, destacando en particular el hierro,
calcio, fósforo, potasio. Las habas contienen: Vitaminas: C, A, E, B1, B2. Minerales: Potasio,
Fósforo, Sodio, Calcio Lecitina. Colina. Hidratos de Carbono.

Proteínas. Calorías. Fibra. Beta caroteno. Antioxidantes. Zinc. Cloro Cobre. Yodo Manganeso.

Quinua Los estudios de composición nutricional de la quinua han puesto de manifiesto un


contenido superior en calcio, hierro, potasio, magnesio y cinc, en comparación con muchos
cereales, duplicando y triplicando a las cantidades presentes en el trigo y el arroz, por ejemplo.
En cuanto a las vitaminas, la quinua es buena fuente de vitamina E, riboflavina (B2) y ácido
fólico (B9). Respecto al contenido de tiamina (B1), es bastante similar al de los cereales, y el de
niacina (B3) inferior a éstos. h) Pescado Vitaminas: El pescado contiene cantidades variables de
vitaminas hidrosolubles, fundamentalmente B1, B2, B3.

Algunos pescados como las sardinas, arenques, anchoas, son también ricos en vitamina B12.
También contiene vitaminas liposolubles como la E, presente en diversos pescados en
cantidades significativas y vitamina A y D abundante en su hígado. Minerales: El pescado fresco
supone un aporte importante de sodio, que se ve incrementado en las conservas o cuando el
pescado se somete al ahumado o curado. El hierro, está presente en mayor cantidad en los
pescados de mar, que en los de agua dulce. También es una buena fuente de potasio y el
aporte de calcio es significativo si se ingiere con espinas. Minerales como yodo, magnesio,
fósforo o zinc se encuentran en menores proporciones.

Carne de llama La carne de Llama tiene un mayor contenido de proteínas en relación con otras
carnes, y el bajo contenido de grasa no incide en la formación de colesterol. La Carne de Llama
responde a las necesidades y requerimientos en la salud del consumidor moderno.

Carne de oveja Respecto a su contenido en grasas, 100 gramos de carne de cordero aportan
30 gramos de grasa, y 348 kilocalorías. En lo que se refiere a su contenido tanto en vitaminas
como en minerales, es especialmente rico en vitaminas del grupo B (sobretodo vitamina B12 y
B6), y minerales como el hierro, fósforo, potasio, magnesio, calcio y zinc.

Huevo Contiene muchos minerales como el potasio, el sodio y el fósforo, predominan en el


huevo, así como la vitamina A con función Antioxidante y el ácido fólico. Todos estos
micronutrientes son fundamentales en los deportistas, y las grasas y proteínas de buena
calidad se suman para dar un alimento ideal, práctico y versátil en la dieta de quienes quieren
lograr una excelente recuperación muscular y crecimiento asociado a ésta.
APTHAPI El apthapi tiene el objetivo de compartir, unir a la familia y también permite a las
comunidades reconciliarse con aquellas que se encuentran distanciadas por discusiones o
problemas. En el campo, los comunarios entregan parte de sus cosechas y de su producción
ganadera, entre los alimentos es posible degustar jawas phusphu (habas cocidas); kanka (carne
asada), chuño phuthi, chuño cocido; qhatit ch’uqi (especie de papa) ; o jallpa wayk’a (ají
amarillo molido con trozos de las colas verdes de la cebolla). En la merienda no faltan mut’i o
mote desgranado; millk’itika thixi, queso frito criollo; puquta phuthi, plátano cocido y k’awna,
huevo duro o frito. Los comestibles son expuestos en hijilla, un aguayo tendido en el piso que
sirve para presentar ante toda la comida recolectada. “Sobre unos aguayos tendidos al piso,
comunarios del altiplano boliviano colocan papa, choclo, pescado, charque y queso —cada uno
lo que puede, lo que produce— y todos comparten a partes iguales. A esta costumbre se
designa con la palabra aymara apthapi”.