You are on page 1of 1

Centro de Controlo de Tráfico Marítimo

Inaugurado en 2001, el centro asume una función y posición geográfica


notable en la línea entre el río y la ciudad. Señala simbólica y
estratégicamente la frontera entre el mar y el río, y entre éstos y la ciudad.
Vertical, con 36 metros de altura, y una planta rectangular con 13 metros
de frente y 19 metros de profundidad que corresponde a áreas de
implantación y construcción respectivamente con 250 y 2100 metros
cuadrados, surge con una inclinación de uno a cuatro que crea una tensión
entre tierra y agua. Implementado sobre un muelle propiamente
materializado y prolongado 100 metros para su edificación, la torre de
hormigón y acero desmaterializa progresivamente, entre la base de piedra,
el fuste de cobre y el capitel de vidrio, prolongada por las olas hertzianas
responsables de la comunicación y la gestión de la navegación entre el
Puente Vasco da Gama, a Este, y una línea entre el Cabo de la Roca y el Cabo
Espichel. Su misión de seguimiento y coordinación de navegación se refiere
al sistema de tráfico Vessel e informa a la navegación en su enfoque de 16,5
millas náuticas hasta dos horas antes de su hora de llegada al puerto de
Lisboa, eliminando el tráfico local de pesca y embarcaciones con una
longitud inferior a 20 metros. El lugar era una playa inicialmente
frecuentada por las elites lisboetas durante el siglo XIX. La línea de
ferrocarril inaugurada en 1889, instalada sobre el vertedero ejecutado para
el efecto, crea el acceso de los populares a la playa que pasa, así, a ser
frecuentada por todos. La implementación de los transportes públicos y
eléctricos amplía la accesibilidad y cercanía haciendo la muy frecuentada y
popularizada.