You are on page 1of 2

Rosa María Palacios –alienada- sin concepción del mundo.

Les sugiero escuchar el programa de la periodista y abogada, Rosa María Palacios,


en donde defiende a capa y espada a los dueños de las minerías, en especial, el de las
Bambas, al respecto el Dr. En Filosofía: José W. Lora Cam, nos habla de los intelectuales
de Estado:

La construcción tanto de los mitos religiosos como de los mitos políticos se ha


procesado con una metodología tan sofisticada que, hasta pensadores ‘progresistas’, de
‘izquierda’, de ‘vanguardia’, v.gr. desde los socialistas utópicos hasta los socialdemócratas
contemporáneos han contribuido a difundir tanto el opio del pueblo –la mitología religiosa-
como el opio del capitalismo y de la democracia –mitología política- para preservar, legitimar
y eternizar el orden social- conceptos privilegiados por los sociólogos- en los últimos tres
mil años, considerando a Grecia como la creadora de la democracia –para los de arriba- y
esclavismo –para los de abajo.

La apología de los mitos religiosos y de los mitos políticos para justificar el orden de
explotación, casi siempre ha estado a cargo de los intelectuales de estado, v.gr., en el
mundo antiguo, en el medieval, en el moderno y en el contemporáneo, intelectuales –
felizmente no todos, pero casi todos- en que a partir de sus concepciones del mundo, y
particularmente de sus concepciones sociales, económicas, políticas, etc., han legitimado
que en este valle de lágrimas una minoría sea la depositaria y la heredera de toda la riqueza
material y espiritual, frente a una mayoría absoluta que siempre ha sido dueña de nada,
salvo sus ilusiones, sueños y alucinaciones.

Los mitos religiosos y políticos han cumplido y cumplirán –en el próximo milenio- la
función más perversa en las relaciones supuestamente entre ‘seres humanos’, entre los
ricos explotadores y los pobres explotados, en que los últimos –los explotados- deben
aceptar todas las iniquidades de los primeros, los explotadores; y para justificar este
desorden social debe efectuarse la apología del orden establecido por parte de los
intelectuales adscritos a los aparatos de estado, promocionando hoy –y siempre- las tesis
más salvajes, perfeccionando el principio de Hobbes, “Bellum ómnium contra omnes” –
guerra de todos contra todos- cuando se pontifica sobre el libre mercado, acerca de las
bondades del neoliberalismo, en torno a la eternidad del capitalismo, v.gr. el fin de la historia
de Fukuyama. (Lora, 2006, pp. 19-20)

Referencias.
Lora, C. J. (2006). Mitologías Universales y Latinoamericanas. Tercer Mundo: Arequipa,
Perú.

Link: https://www.youtube.com/watch?v=72dBXnSMOeA