ABLACTAR: Incorporar leche a una masa o salsa.

ADEREZAR: Aliñar, sazonar (Añadir condimentos a un género para darle sabor) ALBARDAR: Recubrir con una fina lámina de tocino carnes y aves con poca grasa. ACANALAR: Decorar una verdura tallando su piel en tiras. BRIDAR: Atar con un hilo para que no se deforme durante la cocción. CLARIFICAR: Eliminar cualquier espuma o resto del consomé u otro líquido para conseguir su transparencia. CONFITAR: Cocinar el alimento en su propia grasa o grasa añadida si fuera necesario, de manera que quede cubierto completamente para protegerlo de microorganismos. EMPANAR: Recubrir un alimento con pan antes de freírlo, en ocasiones se pasara antes por huevo batido. ENCAMISAR: Recubrir un molde en su interior con manteca, hojaldre, pasta, jamón ESCARCHAR: Obtener una fruta con azúcar cristalizada. ESCUDILLAR: Echar caldo hirviendo sobre pan, con el fin de hacer sopa. En pastelería se dice la operación de rellenar con la manga. GRATINAR: Dorar al horno o salamandra, normalmente se espolvorea de queso rallado y mantequilla. MECHAR: Introducir tiras de carne crudas, tiras de panceta, zanahorias, etc…

NAPAR: Acción de recubrir completamente un preparado con salsa espesa. PASAR: Filtrar REFREIR: Freír ajos, cebollas u otros ingredientes antes de añadirlos a una elaboración más compleja. REHOGAR: Acción de cocinar un género a fuego lento en una pequeña cantidad de materia grasa. SALTEAR: Cocinar total o parcialmente, con poca grasa y a fuego violento, para que no pierda sus jugos un preparado que debe resultar dorado exteriormente.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful