You are on page 1of 46

20– JUNIO 2011

La cultura impulsiva EDITORIAL


EDITORIAL Que la persona humana ostenta un puesta lo es de la prudencia, la tole-
La Cultura Impulsiva privilegio derivado de su naturaleza rancia, la firmeza, la consciencia.
Por Claudio García Pintos espiritual, es una verdad de perogru-
Nuestra cultura es promotora de la
llo de innecesaria constatación. Ser
CUESTIONARIO impulsividad. El instantismo de nues-
persona implica gozar una capacidad
Hoy Efrén Martínez (pp.2-3) tros hábitos es cada vez más sorpren-
insólita en el universo de los seres
DÉFICIT DE ATENCIÓN dente. Estamos permanentemente
vivos: la libertad. Cuando todos los
Y PÉRDIDA DE contactados a través de facebook,
seres vivos responden a una mecáni-
SENTIDO (pp. 4-6) twitter, celulares, black berry y todo
ca propia de su naturaleza, la perso-
tipo de accesorio que nos permite una
LOGOTERAPIA VINCULAR na humana es la única con la potes-
comunicación on line permanente.
PERDONAR ES UN DON tad de decidir cuál será el curso de su
Más allá de las posibles ventajas de
DEL AMOR (pp.7-9) comportamiento. Un gato no puede
esta conexión instantánea, nos vamos
CARTAS DEL DESIERTO elegir ladrar, un manzano no puede
amigando cada vez más con la impul-
LA GRAN PRUEBA decidir dar peras. Ni siquiera puede
sividad y nos vamos alejando de la
(pp 10-11) decidir no dar manzanas. Pero el ver-
prudencia y la tolerancia. ¿Cuántos
Novedades del Congre- dadero privilegio no es exactamente la
problemas de relación se generan en
so de Logoterapia libertad, sino más bien la responsabi-
respuestas impulsivas vehiculizadas a
(pp.12-13) lidad. Porque es libre para decidir qué
través de estos medios instantáneos
hacer, para qué hacerlo. Su libertad
REFLEXIONES EXISTENCIALES
de comunicación? ¿Cuántas veces
AL CÉSAR LO QUE ES responsable hace de la persona
hemos tomado consciencia de lo di-
DEL CÉSAR (pp.14-15) humana, un ser intencional. Y en el
cho, nos hemos incluso arrepentido de
para qué y para quién de su decisión,
SOBRE LA lo dicho, al momento de terminar de
orienta su vida significativamente
INDIFERENCIA presionar la tecla de envío de un mail,
hacia la consumación de su existen-
(pp.16-22) un mensaje de texto o responder un
cia, logrando actualizar la mejor ver-
comentario en la red social?
PostFrankl
sión posible de sí mismo.
LOGOACTITUD (pp. 23-27)
Recuerdo esos pasos de comedia en
A partir de su privilegiada condición,
SIN RECETARIO los cuales alguien pretendía infructuo-
(pp.28-33)
puede asumir la diferencia entre reac-
samente recuperar una carta acciden-
cionar y responder.
EL MIEDO A EXISTIR talmente introducida en un buzón,
(pp.34 a 36) Reaccionar implica la actuación inme- para que no llegue a su destinatario.
diata del impulso, sin posibilidad de Hoy ni siquiera contamos con esa ex-
EL MAYOR DE LOS SE-
discernimiento entre lo bueno y lo pectativa, por ilusa que fuera.
CRETOS (pp. 36-39)
malo de actuarlo. Es una actuación
Nuestra cultura favorece la impulsivi-
PEDAGOGIA FAMILIAR
mecánica de la cual nos hacemos
NUESTROS HIJOS, dad. Lo reactivo. No lo vemos sola-
más esclavos que amos. Es decir, mu-
UN TESORO (pp.40-42) mente en este modo impuesto de con-
chas veces las sufrimos cuando reco-
tactarnos sino en el ritmo que ha asu-
IDEALES, VALORES Y nocemos en lo hecho, un posible
mido nuestra cotidianeidad, sustenta-
COMUNICACIÓN. ¿UNA error, exceso, daño.
da en la intolerancia y la imprudencia.
MEZCLA POSIBLE?
Pero responder implica la toma de
(pp. 42-43) No hay tiempo para esperar, para es-
posición ante los hechos, decidiendo
HISTORIAS SENTIDAS. cuchar, para reflexionar, para perdo-
cómo vivirlos, cómo asumirlos, cómo
GAMBARIMASU nar. Y sin tiempo para esperar, vivi-
procesarlos y cómo responderles. Evi-
(pp.44-45) mos desesperando, aturdidos, reaccio-
dentemente no nos libera del posible
nando, condenando.
error, exceso o daño, porque toda res-
puesta puede estar equivocada. Pero ¿Somos conscientes de la cultura que
nos hace amos de nuestros errores y vivimos, construimos, aceptamos, su-
aciertos. La reacción es amiga de la frimos? Tal vez podamos quedar pen-
impulsividad, en tanto que la res- sando. Por ahora, termino la columna,
porque no hay tiempo para más.
Página 2

CUESTIONARIO
Hoy: Efrén Martínez Ortiz
Bernard Pivot, periodista y crítico literario
francés, presentador de programas cultura-
les de televisión. popularizó un esquema
LOGORED© es una publicación digital de entrevistas televisivas, extraño al ritmo
mensual, de suscripción gratuita, habitual del medio. Se trataba de diálogos
dedicada a difundir novedades y en un contexto descontracturado y en cal-
reflexiones en torno a la Logoterapia ma, sin apuros ni estridencias. Su progra-
ma se llamó “Bouillon de Culture”. La base
y el Análisis Existencial.
del mismo era un largo cuestionario con
preguntas breves que habilitaban respues-
tas de todo tipo. James Lipton hizo conoci-
Director:
da una versión abreviada del cuestionario
Claudio García Pintos de Pivot, en su programa “The Actors Stu-
Secretario de Redacción: dio”. El cuestionario permite conocer a al-
Federico García Presedo guien en aspectos menos usuales.

Colaboradores: LOGORED adaptó el cuestionario Pivot-


Lipton, e invita a distintas personalidades a
Enrique Adúriz (Argentina) responderlo.
Analía Boyadjián (Argentina) En esta ocasión, es entrevistado el
Dr. Efrén Martínez Ortiz (Colombia)
Carlos Garabal (Argentina)
Lucía Copello (Argentina)
1. ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Por
Efrén Martínez Ortiz (Colombia) qué?
Víctor Cárdenas (Ecuador) La que se dice en el momento justo y preci-
Alejandro de Barbieri (Uruguay) so, porque es allí en donde realmente se
hace útil; si pienso en una palabra especifi-
Olga Lehmann (Colombia) ca, creo que digo con frecuencia Excelen-
te!!!!, Divinamente!!! o Bueno!!!.
Iliana Hernández Silvera (Argentina)
Marcelo Paz (Argentina) 2. ¿Cuál es la palabra que menos te gus-
ta? ¿Por qué?
El contenido de los artículos y colum- La que se dice con descalificación y con la
nas es de entera responsabilidad de intención de denigrar al otro, mas que la
palabra es el tono y la forma en la que se
sus autores.
dice. Creo que no hay nada mas salvaje que
El material contenido en esta publica- quitarle con las palabras la dignidad a al-
ción puede ser reproducido, previa guna persona, las heridas del desprecio no
autorización de su autor y citando la son fáciles de sanar.
fuente. Por favor, contactarse con los
autores al mail que figura en cada 3. ¿Qué es lo que más te causa placer?
caso. Gracias. Es difícil elegir algo que ocupe el primer lu-
Mail de contacto: gar entre tantas cosas, pues también suele
logored.arg@gmail.com depender en la época en la que estoy, si
pienso en mis placeres estables, tendría un
Página 3

conflicto entre jugar football de salón, 8. Aparte de tu profesión ¿qué otra pro-
comer, leer y escribir. fesión te hubiese gustado ejercer?
Me hubiese gustado ser periodista, aunque
4. ¿Qué es lo que te desagrada? en alguna época de niño quería ser inventor
Ser esclavo de mi agenda, es decir, me o científico, así es que alcancé a estudiar
desagrada no siempre poder hacer lo que Ingeniería Química un tiempo, quería hacer
quiero y lo que mas sentido tiene para experimentos, encontrar respuestas, crear
mi, por a veces tener que hacer cosas cosas que ayudaran al mundo.
que de todas formas son importantes de
hacer. También me desagrada tener muy 9. ¿Qué profesión nunca ejercerías?
poco tiempo o destinar muy poco tiempo
No sé. Tal vez cualquier profesión que no
para mi mismo y para cultivar la amis-
me apasione, de niño odiaba los odontólo-
tad.
gos.

5. ¿Cuál es el sonido o ruido que más


placer te produce? ¿Por qué? 10. Si te encontraras a Dios en la puerta
del Cielo ¿Qué te gustaría que Dios te
El silencio me produce mucho placer, me
dijera al llegar?
da mucha tranquilidad y paz, los soni-
dos que generan la sensación de vibra- “Hasta que entendiste”, o “Te gustaría
ción como el OM o cualquier nota musi- regresar?”
cal que me genere un movimiento armó-
nico internamente.

6. ¿Cuál es el sonido o ruido que te


aborrece escuchar? ¿Por qué?
El del timbre de mi celular porque no pa-
ra de sonar todo el tiempo y no me deja
en paz, así es que suelo mantenerlo en
silencio, no contestar números descono-
cidos y si espero alguna llamada, dejarlo
en vibración para que el sonido no me
golpee.

7. ¿Cuál es tu sueño pendiente?


Tengo muchos, pero el próximo pendien-
te es algo así como un SPA existencial en
donde la gente pueda irse un tiempo, re-
tirarse unos días a trabajar en si mis-
mos, dedicarse tiempo, superar crisis o
reencontrarse. Mi mayor sueño pendien-
te también es recuperar todo el sueño
que tengo pendiente porque mi bebe no Dr. Efrén Martínez Ortiz
me deja dormir.
Página 4

DÉFICIT DE ATENCIÓN Y PÉRDIDA DE SENTIDO


Dides Iliana Hernández Silvera

E
l Trastorno de Déficit de Atención meses, al punto de que sean inadecuados
e Hiperactividad es una condi- para el nivel de desarrollo:
ción mental que provoca falta de
atención y concentración, hiper- Inatención
actividad y comportamiento compulsivo. A menudo no presta la debida atención a
Aunque esta condición es mayormente los detalles o, por descuido, comete errores
diagnosticada a temprana edad se dan en las tareas de la escuela, el trabajo y
casos en los cuales los síntomas por una otras actividades.
u otra razón pasan desapercibidos y son A menudo tiene problemas para concen-
luego identificados en la adultez. Básica- trarse en las tareas o en los juegos.
mente, estos jóvenes de 20 a 45 años A menudo parece que no escucha cuando
concurren al médico por fallas de aten- se le habla directamente.
ción, Distrés y dificultades para integrar- A menudo no sigue las instrucciones y no
se en grupos de pertenencia. Así comien- termina las tareas de la escuela, los que-
za su derrotero, incesante, con angustia haceres o cualquier otra responsabilidad
existencial por lo que manifiestan como en el trabajo (no por conducta oposicional
“No tengo un lugar en el mundo para mi… ni por no entender las instrucciones).
no hay grupos como yo”. A menudo le cuesta organizar actividades.
Entre los problemas más comúnes que A menudo evita, no le gusta o se niega a
enfrentan los adultos que padecen de hacer cosas que requieren mucho esfuerzo
TDAH se encuentran: inestabilidad o in- mental por un periodo largo (como tareas
existencia de relaciones de pareja, baja escolares o quehaceres de la casa).
auto estima y pobre desempeño en el A menudo pierde las cosas que necesita pa-
trabajo o estudios. Más aún si este tras- ra hacer ciertas tareas o actividades (p. ej.
torno, aparece comórbido con patología juguetes, trabajos escolares, lápices, libros,
cerebral genética o SME bipolar, al cual o herramientas).
accede por falta de sentido de la vida. A menudo se distrae fácilmente.
Algunos de los síntomas que presentan Tiende a ser olvidadizo en sus actividades
los adultos con TDAH son: dificultad pa- cotidianas.
ra enfocarse y concentrarse, son olvida-
dizos y suelen tener problemas de tar- Seis o más de los siguientes síntomas de
danzas, baja auto estima, dificultad para hiperactividad con impulsividad que hayan
controlar sus emociones, son impulsi- estado presentes en la persona al menos
vos, son poco organizados, problemas de durante 6 meses, al punto de que sean in-
ansiedad, problemas en el empleo y en adecuados y tengan un efecto perturbador
las relaciones de pareja, tienden a dejar para el nivel de desarrollo:
las cosas para “más tarde”, cambios aní-
micos, tendencia a deprimirse, no saben Hiperactividad
lidiar con la frustración y dificultad para A menudo habla demasiado.
completar tareas.
Definiendo el trabajo científicamente, es Impulsividad
necesario establecer ciertos criterios fija- A menudo suelta una respuesta sin
dos en el DSM-IV para diagnosticar haber oído toda la pregunta.
TDAH A menudo le cuesta esperar su turno.
I. Si presenta A o B: A menudo interrumpe a la persona que
Seis o más de los siguientes síntomas de está hablando o se entromete con los de-
inatención que hayan estado presentes más (p. ej., irrumpe bruscamente en las
en la persona por lo menos durante 6 conversaciones o los juegos).
Página 5

cometen errores en el trabajo u otras acti-


II. Algunos de los síntomas que causan vidades por simples descuidos
alteraciones se presentaron desde antes Tienen dificultad para enfocarse en sus
de los 7 años de edad. tareas o funciones
III. Algunas alteraciones producidas por Aparentan no escuchar cuando se les
los síntomas ocurren en dos o más en- está hablando
tornos (p. ej., escuela o trabajo y casa). No son buenos siguiendo instrucciones
IV. Debe haber clara evidencia de una y no terminan sus trabajos o tareas
alteración clínicamente considerable en Tienen problemas con la organización
el funcionamiento social, escolar o labo- Usualmente evitan aceptar tareas que
ral. ameriten un esfuerzo mental de su parte
V. Los síntomas no se presentan única- Pierden cosas con facilidad
mente cuando la persona sufre de tras- Se distraen fácilmente
torno generalizado Son olvida-
del desarrollo, es- dizos
quizofrenia u otro Hiperactividad
trastorno psicóti- e Impulsividad
co. Los síntomas Expresadas es-
no se atribuyen tas caracterís-
mejor a la presen- ticas que
cia de otro trastor- hacen a un
no mental (p. ej., diagnóstico
trastorno del bio-psico-
humor, trastorno socio, es de
de ansiedad, tras- imaginarse el
torno disociativo o abatimiento de
trastorno de la su dimensión
personalidad). espiritual.
Este hombre
Con base en estos criterios, se identi- que se halla en crisis, al tener un En-
fican tres tipos de TDAH: frentamiento con Sentido de su Vida Ac-
IA. TDAH tipo combinado: si tanto el cri- tual, para buscar una reorientación del
terio 1A como el 1B se han cumplido en mismo. Llegan a consulta con desánimo
los últimos 6 meses y un lógico Distrés anímico, por buscar
IB. TDAH tipo predominantemente in- respuestas en un sinfín de instituciones.
atento: si se ha cumplido el criterio 1A Es sabido que nuestras instituciones se
pero no el 1B en los últimos seis meses hallan en crisis, diversas. Crisis de pape-
IC. TDAH predominantemente hiperacti- les en busca de honorarios que realmen-
vo-impulsivo: si se ha cumplido el criterio te son necesarios pero el exceso se pre-
1B pero no el 1A en los últimos seis me- senta como una cruel retribución a una
ses inserción social en general frustrada por
Según el manual para tener un dia- falta de recursos. Crisis de espacio, don-
gnóstico positivo de TDAH la persona de- de no siempre la heterogeneidad del gru-
be presentar seis o más de los siguientes po es tal, entonces adultos jóvenes con
síntomas de las siguientes dos categor- discapacidad leve, asisten a lugares con
ías: una población con deterioro moderado a
Falta de atención severo, donde los tiempos y actividades
Ofrecen poca atención a los detalles o dejan de coincidir con su propia expec-
Página 6

tativa y posibilidad. Crisis del Ser, nes para que este hombre logre encon-
cuando la búsqueda de un lugar en la trarse como persona; porque busca que-
sociedad laboral se ve coartada por un haceres y sentidos que se pueden reali-
sinfín de inconvenientes. Es enton- zar simplemente si abrimos un espacio
ces, que a través de la búsqueda de un social para ello. Asi, la terapéutica exis-
Sentido Dable, unido a la Conocimien- tencial, “…intenta no sólo un análisis de
to de la Voluntad de sentido, desde la persona concreta esto es óntico, sino
este lugar; el logoterapeuta acompaña también un análisis en el sentido ontoló-
y fortalece, siendo una parte de com- gico…el despliegue de la existencia per-
promiso compartido con nuestro pa- sonal, además de un autodespliegue de
ciente. Esto sirve para ayudar al pa- la existencia personal tal como se desa-
ciente a encontrar el sentido de su vi- rrolla en la vida y es hecha visible por
da. Es, “no negar al paciente su dere- las biografías”.
cho; no renuncia a su deber consi-
derándolo más una labor pastoral”. Referencias
Lograr un espacio propio, un recono-
cimiento como persona y un proyecto
Frankl, V.E., (2001:99), “Psicoterapia y exis-
de vida en acción. Le hace consciente tencialismo”, Barcelona: Herder.
de lo que anhela en lo más profundo
de su ser y de sus responsabilidades, Op.cit. Frankl, V.E. (2001:139)
que consisten en decidir por qué. Sur-
ge así la aventura a atravesar en la di-
mensión espiritual, en el sentido de
apasionarse por una existencia más (*) La imagen que ilustra fue extraída de
significativa. la publicación virtual del diario La Nación,
Qué acciones podemos favorecer: Las sábado 20 de Marzo de 2004, Déficit de
siguientes propuestas pueden facilitar atención: afecta al 4% de los adultos.
las tareas diarias para la persona que
padece de TDAH: hacer una lista diaria
de las tareas a realizar, anotar recorda-
torios que puedan en un cuaderno para
facilitar la dispersión en hojas sueltas,
mantener una agenda para anotar citas
y proyectos futuros viables, algunos con
fecha y otros a cumplir, y mantener una
rutina diaria de ejercicio de cada dimen-
sión, alimentación, caminatas o gimna-
sia, estimulación cognitiva semanal y
recursos biblioterapéuticos que favorez-
can el despliegue personal.
Muchas son las circunstancias que
Dra. Dides Iliana Hernández Silvera
nos llevan a reflexionar como logote-
rapeutas, es ese, mirar más allá Dra. en Psicopedagogía
hacia el futuro que el proyecto de ese Geriatría y gerontología UBA; Psicogeriatría
hombre que ingresa al consultorio y Univ. Favaloro; Logoterapia UCA
nos mueve su necesidad a tal punto
que nuestros sentido concurren en http://www.logogeronto3vef.yolasite.com
múltiples proyecciones y averiguacio-
didesilianapsico@yahoo.com.ar
Página 7

LOGOTERAPIA VINCULAR
PERDONAR, UN DON DEL AMOR Analía BOYADJIÁN

S
eguramente cada uno de nosotros el escritor nos sorprende con sus vivencias
ha sentido, en algún momento de personales con su padre real, a quien seña-
la vida, el dolor y el sinsabor de al- la como aquella persona que lo marcó en su
guna ofensa, rechazo, alguna men- baja autoestima y su debilidad. Más allá de
tira o injusticia. Y también habrán expe- lo contradictorio de éste texto autobiográfi-
rimentado distintos tipos de respuestas co (que nunca llegó a leer su padre) en
a esos estímulos negativos: desde leves cuanto a la expresión, por momentos de su
enojos, hasta furias descontroladas, enojo con ese padre “severo y frío”, y por
desde la desilusión de quien creían leal otros momentos hasta llega a manifestar
y amigo hasta la agresión expresada, que no le echa ninguna culpa… uno se pre-
dirigida y salvaje. Respuestas y senti- gunta: ¿logró Kafka perdonar a su padre o
mientos hay tantos como personas que quedó atrapado por su imagen?
lo sienten y situaciones que acontecen. Y de esto se trata: de evitar ser atrapado,
Pero creo que todos compartimos que de soltar el enojo y el dolor de haber sido
aprender a perdonar es un gran desafío herido, maltratado (a veces incluso por la
personal que incluye un trabajo interior propia familia) u ofendido, y poder sentir el
auténtico y sostenido, que implica una bálsamo liberador que permita un vínculo
decisión, que persigue como objetivos el más sano y creativo con uno mismo y con
sanar heridas y liberar al alma de tanta el otro.
opresión. Muchas personas nos ofrecen su testimo-
Responder al ofensor con la misma mo- nio de cómo algún hecho verdaderamente
neda es un camino engañoso: descargar cruento o injusto los marcó y, sobretodo,
la insatisfacción con más agresión los “retuvo existencialmente” al punto tal
(retaliación) parece en un primer mo- de que no pudieron expandirse y madurar.
mento un mecanismo necesario, pero Hasta que, en muchos casos, la ayuda o la
pronto dispara un círculo vicioso de voz de un ser querido (el amor que rescata)
agresión, venganza, culpa, pensamiento los reconectó con su dimensión espiritual y,
obsesivo, rigidez mental, estancamiento desde allí, con trabajo y esfuerzo, con amor
vital, enfermedad. Porque el resenti- y voluntad emprendieron un camino de re-
miento enferma, ya sea el cuerpo, la greso a sí mismos, desarmando nudos para
mente o el espíritu. Y conociendo esta poder ascender.
derivación o transformación destructiva, Y vale la pena esta aclaración para evitar
tenemos que reconsiderar el circuito vi- malos entendidos: perdonar no significa ne-
cioso que genera y su posible metamor- gar u olvidar esa situación, sino que marca
fosis. Y nombrando éste concepto últi- un camino de esfuerzo desde el don del
mo, no puedo evitar recordar el libro de amor, un camino de libre y responsable
Franz Kafka “La metamorfosis”, donde elección donde se opte por avanzar y resta-
relata la historia del personaje Gregorio blecer el equilibrio interior y, si se puede,
Samsa, quien …”tras un sueño intran-
también el vincular.
quilo, se encontró en su cama converti-
do en un monstruoso insecto”, y a partir Anselm Grün, en su hermoso libro “¿Por
de entonces vive situaciones trágicas qué a mí?” nos ofrece esta reflexión en el
hasta que termina en la muerte, proceso caso de una madre cuyo hijo fue asesinado:
iniciado cuando el padre del personaje lo “Perdonar significa en este caso un acto de
agrede tirándole unas manzanas podri- liberación para uno mismo. Uno se libera
das. Es interesante el paralelo con otro de la energía negativa que emana del otro.
libro de Kafka “Carta al padre” en el que Ya no se le permite dominar el interior. Per-
donar no significa necesariamente encon-
Página 8

Lic. Analía Boyadjián


porlafamilia@yahoo.com

trarse amablemente con el otro. Quizá las ataduras que provoca el resentimiento.
sea necesaria toda una vida para volver Como toda emoción destructiva, el males-
a encontrarse naturalmente con el otro. tar que aporta restringe y limita nuestra li-
Pero el perdón, ante todo, hace bien a bertad, es decir que aporta infelicidad tanto
uno mismo. Uno deja el hecho en el a los demás como a nosotros mismos.
otro, lo aleja de uno mismo para que ya Además condiciona u obstaculiza nuestro
no lo determine. Pero es necesaria mu- juicio, así como los negros nubarrones nos
cha paciencia hasta que la voluntad del
impiden ver al sol.
perdón conduzca al verdadero perdón,
hasta que el corazón atormentado se Interactuar con los demás nos abre a la
haya calmado frente al otro”. posibilidad de que los otros nos traten bien
o nos traten mal. Es decir, que no existe la
De acuerdo con la Real Academia Espa- instancia de evitar el sufrimiento porque
ñola, las palabras perdón y perdonar somos seres sociales, y como tales, vivimos
provienen del prefijo latino per y del ver- en comunidad y se hace imposible no rela-
bo latino donāre, que significan, respec- cionarnos unos con otros. Es el miedo a ser
tivamente, "pasar, cruzar, adelante, pa- heridos lo que muchas veces genera estilos
sar por encima de" y "donar, donación, vinculares iatrogénicos (generadores de pa-
regalo, obsequio, dar (si procede de la tologías). Es la falta de confianza la que
palabra donum, y "hasta que se cumpla muchas veces provoca encuentros livianos
el tiempo (estipulado)" (si procede de la que dejan sabor a nada, lo que podríamos
palabra donec), lo cual implica la idea de
llamar vacío relacional.
una condonación, remisión, cese de una
falta, ofensa, demanda, castigo, indigna- Si el amor con el que nos demostró Jesús
ción o ira, eximiendo al culpable de una nos resulta muy alto o nos cohíbe, vale mi-
obligación, discrepancia o error. rar a los niños que son el testimonio, mu-
chas veces de lo fácil que resulta ser
Y efectivamente vemos, en la etimología “amigo”, con quien “hoy nos peleamos por
de la palabra perdón, la relación entre el la pelota, pero después nos pedimos perdón
fin de la ofensa como regalo, lo que qui- y seguimos jugando”. Esa simplicidad en
simos resaltar en nuestro título como resolver problemas o esa mirada pura para
“don del amor”. entender la vida.
Este peregrinaje espiritual se hace más Por otro lado, no es aconsejable reprimir o
dificultoso aún cuando la persona que negar las emociones de todo tipo, pero en el
provocó la ofensa jamás llega al arrepen- caso de las negativas, es bueno y posible
timiento verdadero ni a comunicarlo. encauzarlas de modo de responder apropia-
Porque entonces el trabajo es unilateral, da e inteligentemente. Siempre hay tiempo
no es compartido, sino que se sostiene para un encuentro sanador que pinte de
por la propia intención de quien perdo-
esperanza el futuro.
na, de crecer más allá de esa pena. No
responde al pedido del otro de ser perdo- Recordemos cuando Lucas relata ese mo-
nado por reconocer que ha infligido un mento en el cual Jesús está muriendo en la
daño. No cabe duda de lo importante cruz al lado de dos criminales, y uno de
que es, pese a esto, aprender a perdo- ellos le pide que piense en él cuando llegue
nar. Incluso si esa persona ya ha falleci- a su Reino. Y Jesús le responde: “hoy es-
do, en el caso de un hijo que debe per- tarás conmigo en el Paraíso”. Ese es un ver-
donar en esa ausencia a su madre que dadero instante de encuentro transforma-
lo abandonó de niño. ¿Por qué hacerlo dor para esa persona. Es considerado y
entonces? Para seguir viviendo libre de amado “a pesar de”…Que el amor transfor-
Página 9

me nuestras vidas y la de los otros, y así


sostener y difundir una cultura del
perdón y la reconciliación sea posible
entre todos.

Este sitio, dedicado a la


LOGOTERAPIA y el
ANÁLISIS EXISTENCIAL,
dirigido por Teresa Vanek,
es recomendado por
LOGORED.
Lic. Analía Boyadjián
porlafamilia@yahoo.com

4° Congreso LATINOAMERICANO DE
LOGOTERAPIA Y ANÁLISIS EXISTENCIAL
Página 10

CARTAS DEL DESIERTO de Guillermo PAREJA HERRERA

El Dr.Guillermo Pareja Herrera nos tiene Y, ¿Cómo vivir? Pregunta el hombre al gran
acostumbrados a sus mensajes vivificantes, silencio. ¿Cómo saber cuál es el sentido?
plenos de significado, volcados en publica- ¿Dónde está el sentido? ¿Cómo abrazarlo?
ciones de obligada referencia para todo
¿Cómo abrazar una verdad que no se toca?
humanista interesado en madurar un pen-
La verdad se vive en la resonancia afectiva
samiento consistente y comprometido con la
de los días, en la ráfaga de certeza que nos
persona humana. Pero su obra no solo está
restringida a libros académicos. Su sensibi- despeina, a veces, para recordarnos que es-
lidad se expresa creativamente a través de tamos aquí, en el mundo, para entregarnos
sus “Cartas desde el Desierto” con la misma al misterio.
calidez y profundidad que caracteriza su Miguel Ruiz, en su libro Los Cuatro Acuer-
discurso científico. Mes a mes y con regula- dos, escribe que no es la muerte, sino vivir,
ridad, vamos presentando algunas de sus nuestro mayor miedo. Este miedo, o el angst
“Cartas”, breves reflexiones sobre la vida (Martínez, 2009) retomado por la Logotera-
misma, las cuales son comentadas cada vez pia y el Análisis Existencial nos habla tam-
por algún colaborador de LOGORED. En
bién de un impulso vital al movimiento. Sin
esta oportunidad, la encargada de hacerlo
embargo, no nos basta con reconocer la ne-
será Olga V. Lehmann Oliveros (Colombia)
cesidad o el deseo de movilizarnos: al baile
de la vida ya fuimos invitados (la forma) y es
La carta… LA GRAN PRUEBA deber entonces afinar los pasos, preparar el
vestido, las zapatillas y la música (el fondo).
¿Cómo saber qué es verdadero? fue la
Lanzarnos al ritmo de los días, de las deci-
pregunta de nuestro profesor Don Ono-
siones conscientes e inconscientes, a la sin-
rio Ferrero en la universidad. Se hizo el
silencio, el gran silencio. Un compañero cronicidad y la diacronicidad, implica siem-
que estaba en la última fila y nos so- pre al otro (El o los compañeros de la coreo-
brepasaba en edad y madurez levantó grafía, los músicos).
la mano y dijo: Me crié con mis padres A nivel anecdótico, puedo decir que si bien
durante siete años en un pueblito de en Europa dicen que bailo muy bien, en Co-
Indochina. Un día conversé con un lombia no era precisamente la mejor bailari-
monje budista y le dije que me habían na. A mis amigos les decía siempre, ¿Cómo
criado católico y cómo sabría yo si lo se hace? ¿Cómo se baila? Y como la pacien-
cristiano o lo budista contenían lo ver-
cia no es mi don particular, me sofocaba en
dadero. El monje me dijo: la verdad es
lo que soporta la prueba de la expe- el intento de ENTENDER cómo bailar –
riencia. Confieso que desde ese día, en Déjate llevar- Era el consejo de todos, lo
esa inolvidable clase, inicié el largo ca- cual admito, me parecía algo estúpido, por-
mino de no discutir sobre si esto o que no lo podía COMPRENDER. Aprender a
aquello es verdadero sino tratar de sentir, la tensión vital es aprender a estar en
confirmarlo o negarlo desde mi propia la ambivalencia, como expresa Augelli
experiencia. Sin duda, el concepto de (2010), acoger la fragilidad de las propias de-
autoridad, en las cosas humanas, cisiones, y dejarnos acoger, en la Patodicea
aceptada ciegamente salió por la ven-
de la incerteza, de la consciencia de estarnos
tana de mi vida y entró como brisa
fresca la oportunidad de someter todo entregando a la vida. Dice Frankl (1994, p.
a la prueba de la experiencia personal. 126) “El hombre no quiere «estar ahí», existir
a cualquier precio; lo que quiere realmente
es vivir una vida que tenga sentido”. El sen-
Página 11

Olga V. Lehmann Oliveros, es Candidata a doble titulación en Psicología (Universidad de La Sabana, Colombia)
y Laurea Magistrale en Psicología Clínica, de la Salud y Comunitaria (Universidad Católica Sacro Cuore,
Italia). Poetisa. E-mail: olehmanno@gmail.com

tido, en la obra de Frankl, se hace homó- 15-23.


nimo repetidas veces del valor (Bruzzone,
2001) que tiene una clara resonancia Bruzzone, D. (2001). Autotrascendenza e
emotiva (Bruzzone, 2007). No tan lejos formazione, Esperienza esistenziale,
Lukas (2005) reconoce la importancia del prospettive pedagogiche e sollecitazioni
lenguaje corporal, ya que la consciencia, educative nel pensiero di Viktor E. Frankl.
como el lenguaje mismo trascienden a la Milano: Vita e pensiero.
cognición (Lehmann, 2009).
La resonancia emotiva está en sincronía Frankl, V. (1994). El Hombre Doliente,
con la imagen poética. La verdad es una Fundamentos Antropológicos de la Logote-
metáfora que nos hace. Estamos llama- rapia. Barcelona: Herder.
dos a descubrirnos, y el descubrir la des-
nudez del ser es una lección de humildad. Lukas, E (2005). Una vida fascinante, en
La biografía es una partitura, pero tam- la tensión entre ser y deber ser. Argentina:
bién hacen parte de ella el lápiz y el bo- San Pablo.
rrador con los cuales se ajustan los acor-
des: estar vivos, cuántas veces ser, no lo Lehmann, O. (2009, Junio). El Sentido del
que queremos, sino lo que podemos. Lenguaje y el Lenguaje del Sentido. Bue-
nos Aires: Tercer Congreso Latinoamerica-
“Pero si vienes a cualquier hora, nunca no de Logoterapia y Análisis Existencial.
sabré a qué hora preparar mi corazón…
Los ritos son necesarios” Le dice el zorro Martínez, Y. (2009). Filosofía Existencial
al principito (Saint Exùpery, 1991, p. 84). para Terapeutas, y uno que otro curioso.
Para estar en la ambivalencia, ¿quiénes México: LAG.
de nosotros tenemos a caso un rito cultu-
ral, personal, público o privado? Un hilo Ruiz, M, A. (1998). Los Cuatro Acuerdos,
conductor de nuestros deseos más ínti- Un Libro de la Sabiduría Tolteca. Barcelo-
mos, un lugar para que la razón poética na: Urano.
de la vida afine la consciencia de nuestra
persona espiritual. Allá en el salón donde Saint Exupéty, Antoine. (1991). El Princi-
reposan nuestro cansancio y nuestras pito (2 ed). Madrid, España: Alianza
dudas, entre los semáforos, el tráfico, el Emecé.
comercio, las ventas, las compras, ahí,
donde la identidad se construye –o se en-
cuentra-, ahí como terapeutas -como
humanos- debemos dirigirnos: La gran
prueba, vivir, nos ocurre en este instante.

Referencias:
Augelli, A. (2010). Construire Sapee
dall´esperienza. In. V, Iori., A. Augelli., D.
Bruzzone., & E. Mussi, Ripartire
dall´esperienza, direzioni di senso nel
lavoro sociale. Milano: Franco Angeli. Pp.
Página 12

4° Congreso Latinoamericano de Logoterapia y Análisis Existencial


EL SENTIDO COMO HERRAMIENTA

Este año se han organizado diferentes actividades pre- Arancel: $80 (20 dólares) para quienes estén inscriptos al
congreso. Se trata de cursos y talleres en los cuales congreso; $100 (25 dólares) para público no asistente al
pueden inscribirse tanto los asistentes al congreso congreso
como público en general. No tendrán lugar en el
Lugar: Auditorio de la Editorial SAN PABLO, Riobamba
campus de la UCA, sino en auditorios de diferentes
230, Buenos Aires
instituciones y organizaciones que adhieren al evento y
se suman a los principios que promueve. Los interesa-
dos ya pueden ir inscribiéndose, y para ello, deben en-
Miércoles 24 de agosto: Curso "Abordaje Logoterapéuti-
viar un mail al CLAE (clae.uca@gmail.com), solicitan-
co de los trastornos de personalidad", a cargo del
do ser inscripto en la actividad o actividades que dese-
Dr.Efrén MARTÍNEZ ORTIZ (Colombia) De 18.00 horas a
en. El menú de cursos es el siguiente:
21.00 horas
Martes 23 de agosto: Taller "Los DOTTY/DOTS o el
Arancel: $80 (20 dólares) para quienes estén inscriptos al
rompecabezas punteado de la vida y la revelación del
congreso; $100 (25 dólares) para público no asistente al
sentido", a cargo del Dr. Guillermo PAREJA HERRERA
congreso
(México) De 09.00 horas a 14.00 horas
Arancel: $120 (30 dólares) para quienes estén inscrip- Lugar: a designar
tos al congreso; $140 (35 dólares) para público no asis-
tente al congreso
Miércoles 24 de agosto: Curso "El amor conyugal: ma-
Lugar: Auditorio de la Editorial SAN PABLO, Riobamba triz de fortaleza del sistema familiar", a cargo del Dr.
230, Buenos Aires Claudio GARCÍA PINTOS. De 18.00 horas a 21.00 horas
Arancel: $80 (20 dólares) para quienes estén inscriptos al
congreso; $100 (25 dólares) para público no asistente al
Martes 23 de agosto: Curso "Palabras de vida: escri-
tura autobiográfica en el trabajo clínico y educativo", a congreso
cargo del Dr. Daniele BRUZZONE (Italia) De 18.00 Lugar: CRI- CENTRO DE RECUPERACION INTEGRADA
horas a 21.00 horas (Norá Micó), Nuñez 4145, Buenos Aires
Arancel: $80 (20 dólares) para quienes estén inscriptos
al congreso; $100 (25 dólares) para público no asisten-
te al congreso JUEVES 11 de agosto: El jueves 11 de agosto se organiza
otra actividad pre-congreso, que estará a cargo del Dr.
Lugar: a designar Harald Mori (Viena) y la Lic. Victoria Capdevilla
(Argentina) cuya temática será Logoterapia y Psico-
oncología. El programa de esta actividad como detalles de
Miércoles 24 de agosto: Curso "La Logoterapia en la su organización, serán publicados a la brevedad.
promoción de salud en ancianos y adultos con déficit En la barra lateral del blog del congreso podrán encontrar
y/o deterioro cognitivo", a cargo de la Dra. Dides Iliana el menú de las actividades y podrán ingresar a sus res-
HERNÁNDEZ SILVERA (Argentina) De 09.00 horas a pectivos programas
12.00 horas
www.sentidocomoherramienta.blogspot.com
Página 13
Página 14

REFLEXIONES EXISTENCIALES
Al César, lo que es del César Enrique ADÚRIZ
Siguiendo el espíritu futbolero de la pa- primero hay que saber salir de la zona don-
sada columna de Abril (“La manta cor- de el gol se hace, para recién después po-
ta”), podríamos decir que “nos quedó pi- der entrar en dicha zona para hacerlo.
cando la pelota” para reflexionar en tor- Pero acaso no sea algo excluyente del
no a otras frases célebres, inspiradas y fútbol y del fundamento para convertir
creativas, que en su verdad sobre el goles, sino que sea un concepto extensivo
fútbol también nos revelan otras tantas a la vida misma y al fundamento para ser
verdades de la vida. felices en ella.
Tal el caso de la conocida sentencia del
director técnico César Luis Menotti:
“para poder entrar, hay que saber sa- Quien mejor ha dado cuenta de ello, claro
lir”. que en otros términos, ha sido Viktor
Frankl, y así como “el César” nos ilustra
En lo atinente al juego, es una afirma- sobre el fundamento para convertir goles,
ción que destaca lo que debe hacerse pa- el creador de la Logoterapia, en el mismo
ra atacar con eficacia y con mejores po- sentido, nos ilumina acerca del funda-
sibilidades de generar situaciones de gol. mento para ser felices.
Menotti explica que no hay que ir direc- Repasemos en “Frankl por definición”, el
tamente hacia el arco y hacia la zona de consultor temático de Logoterapia y Análi-
definición de la jugada, pues si así se sis Existencial, qué nos dice el maestro al
procede se es fácil presa de la marcación
respecto.
de los defensores, se reduce el espacio
donde jugar y seguramente el delantero “Si tenemos un fundamento para ser felices,
quedará en posición adelantada (off- la felicidad vendrá por si misma”.
side). “La felicidad debe tener un fundamento del
Es decir, no hay que entrar directa- que nazca espontáneamente; pero la felici-
mente, con todo el afán de llegar rápido dad no se puede perseguir, no se puede fa-
a la posición de gol, primero hay que bricar, al contrario, cuanto más se la persi-
salir, pues el salir del área y de la juga- gue, cuanto más se busca el placer menos
da provoca dos hechos importantes: se se alcanza. Cuando yo me pongo al servicio
encuentra el espacio y se rompe con la de algo, tengo presente ese algo, y no a mi
marcación. mismo. Sólo puedo ser plenamente hombre y
realizar mi individualidad en la medida
Después de haber salido, se entra con en que me trasciendo a mi mismo de cara
sorpresa y desde atrás en las zonas li-
a algo o a alguien que está en el mundo.
bres de marcación y más favorables para
convertir el gol. Lo que debo tener presente, pues, es ese al-
go o alguien y no mi autorrealización”.
Más allá de lo sencillo o complejo que
resulte este concepto futbolístico, no La felicidad entonces, deviene una conse-
perdamos de vista lo esencial, que es ca- cuencia no buscada de la autotrascenden-
si una paradoja, y nos enseña que para cia.
entrar donde nos interesa o necesitamos Esta orientación esencial del ser humano
entrar, primero hay que saber salir de a salir de sí, se constituye en el fundamen-
allí. to que hará posible la felicidad consecuen-
Primero se sale, después se entra. te.
En lo puntual del fútbol, para llegar al Para poder ser felices, debemos primero sa-
objetivo máximo que es convertir el gol, lir de nosotros mismos y dirigirnos hacia
Página 15

Lic. Enrique ADÚRIZ—Psicólogo Clínico, Análisis Existencial, Miembro titular del CLAE
eeaduriz@fibertel.com.ar

fuera, un equivalente existencial de frustración existencial, del mismo modo, en


aquel movimiento referido, para poder nuestro parangón futbolístico, el delantero
“entrar a la zona de felicidad” y ser ple- que no sabe salir (para recién después po-
namente uno mismo, primero hay que der entrar…) cae fácilmente en la marca o
saber salir de uno mismo, y la autotras- en off-side.
cendencia, alineación fundamental del El rabino Hillel (70 AC - 10 DC), un cono-
hombre hacia el sentido, es el funda- cido maestro de la tradición judía, suele ser
mento que lo hace posible. citado por Frankl para referir las tres pre-
El mismo Abraham Maslow, principal guntas que aquel se formula: Si no lo hago
exponente de la Psicología Humanista y yo ¿quién lo hará? ; Si no lo hago ahora
mentor del concepto de la autoactuali- ¿cuándo lo haré? y si lo hago sólo para
zación (self actulisation), finalmente su- mí ¿quién soy yo? Si sólo soy yo el desti-
po concordar con Frankl y admitir que, natario de mis esfuerzos, afanes, trabajo
la autorrealización del hombre no era so- esforzado y compromiso en el propio decir
lamente la actualización de las potencia- de Maslow, ¿en qué me convierto?
lidades latentes y específicas del ser Más aún, podemos generalizar en la línea
humano. que refiere Shantideva, monje budista del
Tuvimos oportunidad de recordarlo en siglo VIII D.C., quien afirma: "Toda la felici-
ocasión de la entrevista que se reprodujo dad que existe en el mundo viene de desear
en las páginas de Logored de Noviembre hacer felices a los demás. Todo el sufrimien-
y Diciembre de 2010, y en las que explí- to que existe en el mundo viene de desear la
citamente Maslow declara que “…es en felicidad sólo para uno mismo"
la cultura y en la propia vida, y con vo- La autotrascendencia, caro concepto de la
luntad y con auto responsabilidad que el antropología frankleana, nota distintiva de
hombre se hace a sí mismo”. Dice más, la dimensión espiritual, nos hace “saber
especifica que “si no se hace nada con
salir para poder entrar”.
las potencialidades, uno es un vegetal, de
modo que el trabajo esforzado es el cami- Por ello, nobleza obliga, con el pertinente
no para llegar a ser un buen médico, un “abrazo de gol” de despedida, cabría com-
científico o cualquier otra cosa; trabajo pletar el título de esta columna diciendo
esforzado, decisión, compromiso, y la in- que “al César lo que es del César y a Frankl
corporación del ideal del yo en el sí mis- lo que es de Frankl…”.
mo”.
De modo tal que la autorrealización, la
búsqueda de sí mismo, “la búsqueda del
gol que nos haga felices”, lejos de encon-
trarse entrando más y más en uno mis-
mo y buscando afanosamente aquello
que nos procure satisfacción, se logra
más bien, antes y primero, saliendo de
esa zona autorreferencial, para dirigirse
hacia fuera, hacia el mundo, donde se
encuentra el sentido a través de la reali-
zación valores.
Y así como la existencia que no tiende
hacia el sentido, activando su autotras-
cendencia, nos dice Frankl, cae en la Lic. Enrique Adúriz
Página 16

SOBRE LA INDIFERENCIA Claudio García Pintos

E
l ser humano es soberbio. So- más la injusticia de la vida.
berbio en sus dos acepciones, es Y con todo este enojo, me refiero a la vida y
decir, es maravilloso por natura- le pregunto “¿por qué?”, “¿por qué a mí?”,
leza, superando cualquier otra “¿por qué a mí, ahora?”, argumentando to-
creación. Grandioso, magnífico. Pero dos mis merecimientos para gozar de bue-
también lo es en función de la altiva ac- na salud, tener hijos, que nazcan sanos…
titud con la que suele enfrentar la vida. Reclamo por lo que considero una injusti-
Muy posiblemente también se deba a cia, un error, porque tal vez esto no era pa-
una naturaleza espiritual con apetito su- ra mí y el delivery existencial, tocó equivo-
perior, encarnada en una realidad limi- cadamente a mi puerta, dejando aquello
tada y, por ende, imperfecta, que no le que debía ser entregado en la del vecino.
permite responderle moderada y adecua- Pregunto a la vida y espero respuesta, es-
damente.
pero que me diga que efectivamente ha sido
Y esa soberbia (me refiero ahora a la so- un error, que será mágica e inmediatamen-
berbia del ánimo, a la altivez) se mani- te reparado. Espero que pida disculpas, ba-
fiesta de diversas formas. Seguramente je la vista, y repare el daño que injusta-
tenía razón Sartre, cuando nos decía mente me ha ocasionado.
que el hombre es una pasión inútil, una Pero no, no ocurre nada de eso, sino todo
pretensión de divinidad, frustrada desde lo contrario. Además de soportar lo que no
un inicio. Por eso mismo, cuando nos debía estar sucediéndome, lo que no me-
toca afrontar situaciones que nos sor-
rezco estar viviendo, lo que injustamente
prenden, que nos parecen injustas o in- me ha tocado soportar, la vida no respon-
adecuadas a nuestro proyecto personal de. Pregunto y pregunto, clamo y reclamo
de vida, suele manifestarse esa soberbia. por una respuesta que nunca llega. Me in-
Sí, por ejemplo, como resultado de un digno hasta el punto de darme por vencido,
estudio de rutina, mi médico me devuel- hasta sentir que he sido elegido como vícti-
ve un diagnóstico inesperado, que me ma, que no tendré respuesta, y que solo me
sorprende, puedo llegar a enojarme por toca sufrirlo.
considerarlo una injusticia. Cómo puede
ser que yo, siendo una persona buena, Todos hemos pasado por esta situación.
honesta, leal, trabajadora, creyente, reci- Pasaremos por ella. Porque nuestra sober-
ba este diagnóstico y, por el otro lado, bia nos hace vivir esta pasión inútil de sen-
aquellos que son miserables, crápulas, tirnos en condiciones de cuestionarle a la
mala gente, deshonestos, gocen de per- vida misma, por aquello que nos acontece
fecta salud. Cómo puede ser que noso- vivir. Como si estuviéramos en condiciones
tros, que somos una pareja bien consti- de hacerlo. Recuerdo siempre a Serrat
tuida, fundada en el amor, con proyecto cantando aquello de “acláreles quién es el
firme de familia, no podamos tener un que manda y quién es el mandado” y lo pa-
hijo y aquellos que viven irresponsable- rafraseo, para mí mismo, diciendo
mente su sexualidad, van gestando ni- “acláreles que cuestiona y quién es el cues-
ños que abandonan o abortan sistemáti- tionado”. Claro, porque en ese momento, la
camente. Alguno dirá, “es que hierba vida no nos responde por la sencillísima
mala nunca muere”, confirmando aún razón que es ella misma quien pregunta.
Página 17

Claudio García Pintos


cavef@yahoo.com
Ante aquellas realidades que nos aconte- el ser que debe cumplir con la tarea de
cen, ella, amorosa y amigablemente, nos llevarse a la propia plenitud personal, a
pregunta, “¿qué es lo que harás ahora con su bien-ser. Es el ser que tiene el privile-
esto que te toca vivir?”, “¿cómo afrontarás gio de decidir quién quiere ser y cómo lo-
esta circunstancia de vida con la que te has grarlo. Por eso mismo, reformulo el dilema
topado, ahora?” Por otro lado, esas shakespeareano diciendo “ser uno más o
“circunstancias de vida con las que nos ser uno mismo, he ahí la cuestión” Porque
topamos”, no hablan de nuestros mereci- “ser uno más”, equivale a no-ser, en tanto
mientos o condición moral (ser buena per- que “ser uno mismo”, lo es a ser. Ser uno
sona o mala persona), simplemente son más, es resignarse a la masividad, al co-
hechos posibles de la vida misma que en lectivismo, al anonimato, en tanto que ser
su conjunto constituyen la fortuna que nos uno mismo, representa el logro de la mis-
ha correspondido. Lo que hagamos con midad, de la identidad, del nombre pro-
ella, terminará siendo la fortuna que pio, del sello personal, de la dignidad en
hemos logrado. Lo recibido y lo conquista- pie. Este es el cuestionamiento actual del
do. hombre contemporáneo, en medio de una
En esa condición de “cuestionado por la cultura que propone masificar, una edu-
vida”, el hombre avanza intentando lograr cación que no logra siempre ayudar a la
el despliegue de la mejor versión posible de mismidad, y una presión social que em-
sí mismo. Posiblemente ese cuestiona- puja al anonimato y al colectivismo.
miento sea, incluso, condición necesaria El logro de la MISMIDAD
para lograrlo. Porque al ser cuestionado
“sobre su existencia”, se ve obligado a des- El logro de la MISMIDAD, implica trans-
plegar su libertad, su responsabilidad, su itar tres etapas madurativas, en cuyo
capacidad de oposición, la realización de transcurso vamos asimilándonos al valor
valores… su humanidad a pleno. Lo con- del OTRO, del “tú”. Una especie de movi-
fronta con la disyuntiva eterna del Hamlet, miento madurativo de la tendencia transi-
“ser o no ser, he ahí la cuestión” tiva o auto-trascendente del hombre.

En versiones más contemporáneas e infan- La primera etapa la ubicamos desde el na-


tiles del mismo planteo, podríamos tradu- cimiento hasta el fin de la adolescencia,
cirlo a aquella circunstancia que tiene que
afrontar Simba (el personaje central de la
película “El Rey León”, de la productora
Disney), cuando su propia conciencia lo
confronta con el recordado “recuerda quién
eres… recuerda quién eres… recuerda
quién eres…”, en una apelación que se re-
pite, significativamente, tres veces.
En este punto podríamos detenernos y
preguntarnos, ¿quién es el hombre?, ¿qué
es lo que debe recordar? Básicamente es
el ser que debe cumplir con la tarea de lle- Claudio GARCIA PINTOS
Página 18

etapa en la que nos encontramos funda- ía “no gracias, estoy lleno”, ella solía corre-
mentalmente ocupados (y preocupados) girme diciendo “no, no se dice lleno, se dice
en la constitución de nuestro YO. Nos satisfecho” Al margen de comprender que
involucra la definición de nuestra IDEN- es más educado decirlo así, terminé con los
TIDAD, y por eso nos manifestamos en años comprendiendo que son dos cosas di-
una especie de “egocentrismo operativo”, ferentes: una cosa es “llenarse” de algo y
necesario para diligenciar esa construc- otra, bien distinta, es “plenificarse” por al-
ción personal. El “otro” aquí es funda- go. Lleno o satisfecho. Es más, com-
mental como dador, proveedor, de aque- prendí que muchas veces (la mayoría de
llo que necesito para que la construcción ellas) no solo son cosas distintas sino
sea posible. Diría que la primera etapa, opuestas. Porque para plenificarse, casi
entonces, es un “ser a partir del otro”. siempre, hay que “vaciarse” (entregarse) Y
Y cuanto más noble sea el material que de eso se trata esta tercera etapa, del logro
me proveen, más sana y fuertemente de la ALTERIDAD, es decir, vivir la vida en
será cimentada mi identidad personal. función del TÚ, con la necesidad de volcar
Pero una vez que mi Yo está constituido, sobre el otro, todo aquello que he logrado
anteriormente. Esta etapa sería un “ser pa-
necesito desplegarlo en sus múltiples po-
ra el otro”.
sibilidades de realización. Necesitaré una
mujer para desplegar mi ser hombre, un Así, desde esta tríada, en esta sucesión de
hijo para desplegar mi ser padre, un ser a partir del otro, ser con los otros y ser
alumno para desplegar mi ser docente, para el otro, encuentro el camino de reali-
un amigo para desplegar mi ser amigo, zación del bien-ser personal. Como en todo
un consultante para desplegar mi ser te- proceso siempre existe el riesgo de quedar-
rapeuta, un lector para desplegar mi ser nos varados en una etapa y no acceder a la
escritor… Como decía Gordon Allport, “el etapa siguiente. Solo el recorrido de todas
Tú antecede al Yo” Es cierto, el Tú es ellas nos asegura la conquista pretendida.
una especie de llamador que convoca a Deberíamos preguntarnos como mundo,
mi Yo, que le canta “piedra libre” para como sociedad, como comunidad, como al-
que salga y se realice. Por eso mismo, en dea, como vecindad, como familia, en qué
esta segunda etapa, nos ocupa el logro etapa estamos, si nos hemos detenido en
de la NOSTRIDAD, es decir, vivir e invo- alguna de ellas y si comprendemos la im-
lucrarnos en un esencial NOSOTROS. Lo portancia de continuar avanzando como
propio, entonces, de este tiempo será el corresponde.
compartir, el convivir, el compromiso, y De tal modo que, cuando un individuo rea-
todo los “co” que nos imaginemos liza su bien-ser, y se asocia o encuentra
(colaborar, cooperar, conceder, comuni- con otro individuo que lo ha realizado, y
car, corresponder, etc.) Porque en reali- estos dos ahora se encuentran con un ter-
dad es el tiempo de “ser con los otros” cero en la misma condición, lo que sucede
Una nostridad bien vivida, me permite el es inevitable y maravilloso: aparece el bien-
mayor despliegue personal de mi Yo. Me común. Porque el bien-común no hay que
permito decirlo así: llenarme de mí. Re- construirlo, hay que permitirlo. Hay que
cuerdo que de niño, cuando mi madre ayudar a los individuos a que comprendan
me ofrecía más alimento y yo le respond- la importancia de su propia realización per-
Página 19

sonal y, como consecuencia inevitable, solo intervienen.


emergerá el bien-común. NO VALORES: Las masas nunca se mue-
Resignarse a la MASIVIDAD ven en razón de valores, por la sencilla
razón que los valores personalizan. Por eso,
Por otro lado, la propuesta alternativa es
suelen manifestarse en torno a bienes, por-
resignarse a la MASIVIDAD. Esa renun-
que ellos universalizan. Basta como ejem-
cia a la propia identidad (yo valoro, yo
plo el imperativo de la moda. Las masas
quiero, yo decido, yo elijo, yo soy), termi-
van detrás de un “bien”, o lo que perciben
na constituyendo una solitaria multitud
bajo la razón de bien (poder de cualquier
de anónimos, de solos, con un único
tipo, supremacía sobre otro grupo, benefi-
acercamiento físico y carnal, espacial,
cios partidarios, venganza, etc) como expre-
que solo puede generar calor pero nunca
sión exacerbada, desdibujada y confundida
calidez. Un colectivo sustentado en un
de supervivencia (conseguirlo o morir) Por
individualismo extremo, aún cuando nos
eso, ningún fanatismo persigue valores.
movamos multitudinariamente como
(hablar de “fanatismo religioso” es incorrec-
bloque.
to, porque todo fanatismo es un cerrar ob-
Porque la masividad está sustentada en cecadamente los ojos, en tanto que el valor
cuatro pilares, a mi entender: religioso los abre plenamente)
NO PERTENENCIA: Porque la pertenen- NO VER AL OTRO: Decía que es una
cia implica compromiso, presencia afec- “multitud de solos”, una congregación de
tiva, mirarnos a los ojos, proximidad individuos no comprometidos, gallinas. Así
personal, involucrarse. Es un ser-con-el- como la mismidad promueve el logro del
otro. Sin embargo la masividad renuncia “bien-común”, la masividad fortalece, pro-
a estas cosas y se constituye, meramen- mueve, facilita e instala la indiferencia
te, en un estar-con-el-otro, una simple (opuesto lógico del bien-común)
manifestación gregaria, una proximidad
light, ligera, superficial.
NO PARTICIPACIÓN: Porque la partici- La INDIFERENCIA
pación implica pertenencia, compromiso. Estando ubicada en las antípodas del bien-
La masividad propone intervenir pero no común, la indiferencia es incluso más peli-
participar. En el intento de distinguir lo grosa que el odio. Porque NEGANDO AL
primero de lo segundo, echaré mano a OTRO, niego obviamente la posibilidad de
una analogía que espero que los lectores la NOSTRIDAD, y al hacerlo, niego la posi-
me admitan: imaginen un sabroso ome- bilidad de la PLENITUD PERSONAL.
lette de jamón y queso. Pues bien, la ga-
llina ha intervenido del omelette; ella ha Negando el otro, el vecino y sus circunstan-
puesto sus huevos para que otros lo co- cias, pasan a ser una sensación. Esto es, lo
cinaran. Pero el cerdo ha participado del que le pasa al otro cuando lo asaltan y lo
omelette: su jamón está dentro de él. El matan por un celular, me genera “una sen-
cerdo se ha comprometido, le ha puesto sación de inseguridad”, y su sufrimiento
el cuerpo al omelette, participa de él. La por la marginación, el hambre, me genera
gallina no. Por eso, la masividad, es una “una sensación de pena”, y el estado del
multitud de gallinas que no participan, mundo me genera “una sensación de impo-
Página 20

tencia”… A lo sumo intervenimos en al- puede verse tentado y seducido con la idea
guna manifestación, pero de no esforzarse, renunciando al logro. O
¿participamos? Negando al otro, mi ve- creyendo que de todas maneras, podrá con-
cino y su circunstancia pierde entidad seguir un paliativo. Renuncia al ser, para
real para pasar a ser una abstracción estar.
que solo genera en mí una sensación.
El bien-común, por su parte, solo ofrece y
Si quisiéramos caracterizar a la indife- propone compromiso y responsabilidad.
rencia, le reconocería los siguientes ras- Puede ser que, como suele decirse última-
gos: mente, sea por eso que tiene “tan mala
NO DIFERENCIA: Propiamente indife- prensa”.
rencia significa esto, es decir, no diferen- TRANSFORMA AL SER HUMANO EN IN-
cia. No límite. Cuando algo me es indife- HUMANO: Sencillamente porque el ser
rente, quiere decir que ese algo no se humano está natural, originariamente diri-
destaca sobre el fondo, no se hace corpó- gido al encuentro. Por su naturaleza espiri-
reo, no es delimitado. No me genera, en- tual auto-trascendente. De modo tal que
tonces, nada en particular, nada que me cuando vive en la indiferencia, vive en con-
mueva especialmente hacia o en contra- tra de sí mismo. Del mismo modo, cuando
rio de él. el otro es objeto de su indiferencia, lo des-
La indiferencia anestesia la percepción, humaniza.
paraliza la acción, anula el sentido. La El bien-común, es por su parte, expresión
indiferencia genera androides que robóti- del hombre plenificándose en la entrega, el
camente se mueven en el mundo. Indivi- servicio, el encuentro.
dualizando al extremo, despersonaliza.
LA INDIFERENCIA ES AMIGA DEL ENE-
Por el contrario, el bien-común marca MIGO: Al menos admite la deshumaniza-
límites, destaca lo uno de lo otro, inclina ción, olvida del valor de la persona huma-
hacia un lado o el contrario. El bien- na, beneficia al agresor de la persona
común es como el rayado de la cancha, humana, nunca a la víctima.
organiza el juego, promueve la participa-
Por su parte, el bien-común es aliado EN el
ción, señala la transgresión y destaca la
bien, POR el bien, PARA el bien.
conquista.
LA INDIFERENCIA EXILIA AL OTRO: Por-
TIENTA Y SEDUCE: El ser humano,
que si lo niega, lo borra de la memoria
lógicamente, debe esforzarse por la con-
humana. Lo indiferente no deja registro, no
quista de sus logros. Por todos ellos, con
deja huella.
independencia de su naturaleza. Es un
conquistador, que debe parir y disfrutar Por su parte, el bien-común la da identidad
del hijo, pero lo hace con dolor; que dis- al otro como “nuestro”, lo apropia, lo inte-
fruta del pan conquistado y ganado, pero gra.
que debe sudar para lograrlo. Para dis- Entonces, el gran obstáculo para que pue-
frutar de su humanidad en pleno, debe da emerger el bien-común es la indiferen-
comprometerse, entregarse, ofrecerse… y cia. ¿Cómo superarla? Solo si logramos un
muchas veces puede percibirlo como un cambio cultural que nos pueda alertar,
trabajo arduo. Lo es. Y muchas veces, concientizar y alejar de la indiferencia. Pa-
página 21

ra lograrlo, creo que debemos empezar llamada educación sexual, hoy le enseña al
por la educación. joven a “manejar el equipo”, pero cuando no
hablamos del respeto por la vida, por la dig-
nidad, por la intimidad y el pudor, el senti-
EDUCAR para el BIEN-COMÚN do de la sexualidad y el amor, el cuidado
del cuerpo, etc, no lo estoy educando.
Cuando hablo de educación no solo me
refiero a la escuela. Siguiendo una clási- Segundo: EDUCAR EN LA RESPONSABILI-
ca definición del Dr.Bolzán, la reconozco DAD: es decir, ayudarlo al individuo a tener
como aquel hábito que le permite a la una presencia efectiva en el mundo, a po-
persona, hacerse cargo de su propio des- der asumir compromisos concretos; poder
tino. Y en ese sentido, ese “hábito” no vivir la vida como una tarea, como una mi-
solo es responsabilidad de la escuela. sión, comprender la importancia de su
Inicialmente es responsabilidad de la fa- aporte por un mundo mejor, etc.
milia y también de los medios de comu- Tercero: EDUCAR EN EL ESPIRITU CRITI-
nicación, expresión inmediata de la cul- CO: lo que significa abrir los ojos a la reali-
tura. dad, comprensivamente. Cuando apagamos
En esa tarea conjunta, familia-escuela- las luces de la casa innecesariamente en-
medios, puede proyectarse un cambio cendidas, estamos comprendiendo que el
cultural que promueva el bien-ser y, por mundo sufre una crisis energética y que
ende, el bien-común. Imagino una edu- podemos colaborar con los que carecen de
cación basada en los siguientes siete cri- energía eléctrica; cuando moderamos el uso
terios: indiscriminado de papel, ayudamos a soste-
ner los espacios verdes del mundo; cuando
Primero: EDUCAR EN VALORES: desde
regulamos el uso del agua corriente, cola-
ya, los valores son decisiones cardinales
boramos para que aquellos que no tienen
que orientan y organizan la vida de una
agua potable puedan tenerla; cuando le en-
persona y de una comunidad. Si bien la
seño a mis hijos a no romper los juguetes
expresión es redundante (porque si no es
que ya no usan y entregarlos en una ONG
“en valores”, no es educación), vale para
que trabaje con niños, están comprendien-
reforzar la idea de recuperar la educa-
do el valor de la solidaridad con un mundo
ción del estado actual. Hoy se instruye
que no siempre es justo. Es decir, compren-
(se informa, se transmite data, conoci-
der la realidad en la que nos desarrollamos,
miento, se ilustra) pero no se educa, tan-
al margen de lo que ocurre en el acotado
to en lo sistemático de la escuela como
universo de nuestra propia casa y circuns-
en lo próximo de la familia.
tancia. Y asumir la responsabilidad de ser
Un ejemplo concreto es la educación parte activa de esa misma realidad.
sexual. Cuando le enseño a una perso-
Cuarto: EDUCAR EN EL AMOR: no me re-
na, por ejemplo, a manejar, en realidad
fiero a la versión romántica o cursi del
le estoy enseñando sobre cómo mover el
amor (que no desprecio ni descalifico), sino
auto, lo mecánico. Pero cuando le trans-
al amor como un modo distinto de percibir
mito el valor de la vida, la prudencia al
la realidad. Sensible. Más allá de la estricta
manejar y adquiere conciencia vial, es
posibilidad y encuadre de la razón. Apren-
entonces cuando aprendió a manejar. La
Página 22

der a comprender, al margen de enten- esencial. La esperanza como la posibilidad de


der (razón) levantar los ojos y las manos hacia el cielo y
descubrir que allí encontramos las respues-
Quinto: EDUCAR EN LA PARTICIPA-
tas a nuestras preguntas. La esperanza como
CIÓN: logrando asumirnos como activos
el mejor modo de salirse de un laberinto: por
integrantes de la comunidad y no como
arriba.
espectadores o críticos de la sociedad.
Ser parte, no quedarnos en mirar lo que Sobre la diferencia
acontece, criticando que acontezca. Muchas veces se ha definido al hombre como
Sexto: EDUCAR EN LA COMUNICA- un ser social. De hecho lo es. El animal tam-
CIÓN NO VIOLENTA: Marshall Rosem- bién. Social significa estar-con-los-otros. Lo
berg nos ha hablado de la comunica- social tiene por intención protegernos para
ción no-violenta como modo efectivo de poder sobrevivir, provee a la subsistencia.
resolución pacífica y positiva de las di- Por eso los gatos están con los gatos, los pe-
ferencias. Muy posiblemente, debamos rros con los perros, los elefantes con los ele-
aceptar que de no resolverse pacífica y fantes y nosotros con nosotros. Lo social
positivamente, la resolución es solo responde a la conciencia que solos nos mori-
aparente y nunca real. Esta educación mos o ponemos en riesgo nuestra subsisten-
implica aprender a hablar de manera cia. Los animales y nosotros, participamos
no-violenta, actuar de manera no- de esta transitividad que llamamos instinto
violenta, convivir de manera no- gregario.
violenta. Sin embargo, nosotros somos algo más que
Séptimo: EDUCAR EN LA ESPERANZA: seres sociales, somos comunitarios. Lo co-
El admirado Ernesto Sábato, planteaba munitario significa ser-con-los-otros. Si lo so-
en su obra “Sobre héroes y tumbas”, cial nos protege y nos provee para subsistir,
que la angustia es la prueba ontológica lo comunitario nos promueve al despliegue y
de la existencia de la nada. Cuando una la realización personal. Lo social se sostiene
persona se enfrenta con la nada, se an- en pautas acordadas, consensuadas, que or-
gustia. Del mismo modo afirmaba que ganizan un modo particular de funcionar del
la existencia de la esperanza, es la conjunto. Pero lo comunitario se sostiene en
prueba ontológica de la existencia del valores (solidaridad, responsabilidad, respe-
sentido de la vida. Cuando una persona to, entrega, servicio, compromiso, responsa-
siente esperanza, es porque ha descu- bilidad, etc) abriendo el horizonte del creci-
bierto que la vida tiene sentido. Agrega miento personal, del individuo.
que, la esperanza, deberá ser más po- El hombre es “social” porque es bio-psíquico,
derosa que la angustia, porque de lo pero la persona es “comunitaria” porque es
contrario, la mayoría de la gente se sui- espiritual. Por eso mismo, puede y necesita
cidaría. Concluye afirmando que si esto comunidad. La indiferencia es el resultado de
es así, no hay forma de negar que el vivirnos como sociales. La respuesta a la indi-
hecho de que la vida tiene sentido es ferencia, es asumirnos como comunitarios. La
mucho más contundente que su nega- respuesta a la indiferencia, en última instan-
ción. De manera sencilla explica algo cia, es la diferencia.
Página 23

Post Frankl

LOGOACTITUD Lucía COPELLO

L
a Logoterapia y el Análisis Existen- mundo. Esta manera de ser en el mundo
cial Franklianos son un sistema está caracterizada por:
conformado por tres pilares: Logo- Una actitud orientada al sentido, la
teoría, Logoterapia y Logoactitud. autorrealización y la autotrascen-
Por Logoteoría, entendemos una escuela dencia. Es decir, vivir con inten-
psicológica que presenta una antropología cionalidad y direccionalidad.
tridimensional que define al ser humano Con capacidad de superar la factici-
como un ser bio-psico-espiritual, auto- dad (lo inevitable), los condicio-
trascendente por naturaleza. Por Logote- namientos, descubriendo el “para
rapia, la aplicación práctica de la antropo- qué” de cada situación que surge
logía existencial, una escuela de psicote- en la vida.
rapia con técnicas propias de diagnóstico Construyendo y articulando de ma-
e intervención y una teoría psicopatológica nera libre y responsable nuestra
firmemente sustentada en la experiencia y propia existencia.
la investigación. Por Logoactitud, una ver- Reconociendo y respetando la indivi-
dadera filosofía de vida y una cosmovisión dualidad e irrepetibilidad propia
sólida en valores. de cada ser humano.
“Si hemos comprendido el concepto de Lo- Entendiendo la vida como una mi-
goteoría y Logoterapia podemos entender sión o tarea. La misión o tarea
de dónde surge la logoactitud, es una con- básica es la de responsabilizarme
secuencia natural. No es una palabra de mi propia existencia. Esta res-
“agradable” o “que suena bonita”, es pro- ponsabilidad es personal y le da
ducto de haber comprendido, haber hecho su color específico a cada mo-
propio el planteo de Frankl y estar traba- mento, a cada decisión.
jando diariamente en él, para aplicarlo en El despliegue de la logoactitud requiere
el día a día, en nuestra vida”. de un entrenamiento: si queremos ad-
Este concepto no fue definido por Frankl quirir la capacidad de descubrir lo va-
sino que es un concepto que se deriva de lioso y el sentido de cada experiencia
la evolución de la Logoterapia. La logoacti- que la vida nos presenta, es necesario
tud es una invitación a rehumanizar la el entrenamiento previo. Una persona
vida y vivirla significativamente. que trae entrenamiento del espíritu y
La suma de la libertad y la responsabili- de la percepción, es una persona que
dad constituyen la dimensión espiritual en su vida personal trata de descubrir
del ser humano. En esta dimensión espiri- lo valioso de cada instante, de cada ex-
tual está la capacidad/habilidad de elegir periencia, el para qué en lo que se vive.
una manera de vivir, que tenga un para Tenemos la invitación de afinar nuestra
qué, un propósito, un sentido. Tomar ac- percepción en las experiencias de la vi-
titudes concretas ante situaciones deter- da, entrenándonos en la actitud de des-
minadas de la vida requiere del entrena- cubrir lo valioso de cada momento. Pa-
miento de nuestro espíritu. Dado que so- ra que podamos develar el significado,
mos espirituales tenemos una tarea: plan- tenemos que hacer silencios, para des-
tearnos la necesidad de descubrir el para cubrir el sentido de lo que se está vi-
qué vivir. viendo.
La logoterapia aplicada a la cotidianidad La logoactitud puede aplicarse también
pretende que los seres humanos integren en aquellas situaciones que nos movili-
congruentemente la visión del ser humano zan sentimientos de angustia, tristeza,
en un estilo de vida. Es una manera de dolor o para aquellas situaciones en las
ser en el mundo. Esta manera de ser en el que el primer impacto es percibirlas co-
Página 24

mo negativas. En este sentido, la lo- cias.


goactitud puede entenderse como ¿Cómo ayudar en el entrenamiento
aprender a re-asignar. No de resigna- del espíritu y la consecuente mani-
ción, de darse por vencido, sino de re- festación de la Logoactitud?
signar: cambiar de signo, algo negati-
vo transformarlo en algo positivo, que RESPONSABILIZARSE: Uno de los moti-
sea una fuerza de vida, haciendo de vos que genera sufrimiento en la persona
lo que nos toca vivir un triunfo perso- humana es no poder ser responsable, desde
nal. la logoterapia apelamos constantemente a
El tener logoactitud no es algo que movilizar esta capacidad espiritual. “Los
sale naturalmente, es un proceso que autores existencialistas han hecho de la li-
hay que buscarlo, crearlo, hacer pi- bertad el punto culminante del despliegue
ruetas para lograrlo. La posibilidad de de la persona humana. Frankl le ha puesto
la logoactitud también se transmite al hombre una vara aún más alta: ser res-
desde el testimonio. ponsable. El hombre es libre para ser res-
ponsable. Es más, para la logoterapia fran-
Entrenar el espíritu, el camino kliana, un factor determinante de higiene
hacia la logoactitud. psíquica es la educación en la responsabili-
La logoactitud es una capacidad que dad. Ser responsable, en última instancia,
se adquiere mediante el entrenamien- significa preguntarse honestamente quién
to del espíritu. El entrenamiento en el debe hacerse cargo de lo que está aconte-
espíritu no es más que la moviliza- ciendo en mi vida y no tenerle miedo a la
ción y la manifestación de la dimen- respuesta: yo mismo. Hacerlo es hacerse
sión espiritual. Recordemos qué en- dueño de aquello que nos está pasando”.
tiende Frankl respecto a la dimensión
espiritual: POSICIONARSE: la construcción de nues-
“…Y precisamente designamos como tros propios límites tiene relación directa
espiritual en el hombre aquello que con la manera en la cuál elijo posicionarme
puede confrontarse con todo lo social, frente a lo que la vida me invita a vivir. Dos
lo corporal e incluso lo psíquico en él. grandes posturas, la vida entendida como
Lo espiritual es ya por definición sólo producto del: Azar, destino, resignación,
lo libre en el hombre. Desde un prin- condena o la vida entendida como oportu-
cipio llamamos persona sólo aquello nidad, libertad y posibilidad de respuesta.
que puede comportarse libremente, Frankl define al hombre como un ser
cualesquiera que sean las circunstan- “intencional”, es decir, como un ser-que-
cias. La persona espiritual es aquella decide, un ser que debe responder ante ca-
parte del hombre que puede confron- da situación de manera significativa. El
tarse siempre y en cualquier momen- hombre, como un ser que decide, toma po-
to” sición. ¿Qué significa exactamente dar una
respuesta significativa a una situación con-
Entrenar el espíritu es vivir constan- creta? En cada situación, si realizar, o no,
temente tomando una posición frente un valor y, en caso de hacerlo, cuál reali-
al mundo (tanto el mundo externo co- zar. Decide “cómo seguir escribiendo su
mo el interno), movilizando la dimen- propia historia” en función a las circuns-
sión espiritual, es decir la capacidad tancias que le tocan vivir.
para poder confrontar y confrontarse
siempre y en cualquier momento, BUSCAR OPCIONES: ante una experiencia
cualesquiera que sean las circunstan- de vida no es posible defender la falsa cre-
Página 25

Lic. Lucía COPELLO, Psicóloga Clínica formada en Logoterapia. Miembro titular del CLAE
lucia_copello@yahoo.com.ar

encia de que no hay otra cosa por hacer que esas respuestas le sean dadas o sean
o no se tiene otra opción para elegir. recibidas gratuitamente. Debe buscarlas y
encontrarlas por sí mismo. Movilizar la vo-
RE-ASIGNAR: Apuntamos a que pueda luntad de sentido es estar apelando a la
descubrirse en la posibilidad de transfor- conciencia, que es el órgano de sentido y es
mar lo que le tocó vivir en un triunfo la que nos permite captar en cada situa-
personal –sean experiencias agradables ción lo que tiene valor y sentido para nues-
como desagradables-. tra vida.

CUESTIONADO: El hombre es un ser AUTOTRASCENDER: Ser autotrascenden-


apelado, cuestionado por la Vida perma- te quiere decir que la vida sólo encuentra
nentemente. Si bien tendemos a ubicar- sentido en tanto sea vivida para algo y para
nos en el rol de cuestionadores incre- alguien. Como expliqué anteriormente, la
pando a la Vida, la realidad es que su rol logoactitud invita a la re-humanización de
es el de cuestionado, siendo la Vida la la vida y a vivirla significativamente; una
que espera de él respuestas, no pregun- vida vivida significativamente es una vida
tas; ¿qué vas a hacer ahora con esto vivida con autotrascendencia, es decir refe-
que te está pasando? Esa es la pregunta rir nuestras vidas a una tarea, a una mi-
a responder. sión, a los otros.
Por la autotrascendencia, el hombre es ca-
AUTODISTANCIARSE: es la capacidad paz de superar su circunstancia y superar-
que tiene el hombre de tomar distancia se. Esa posibilidad de seguir viviendo, salir
de sí mismo y de su circunstancia, a los adelante, crecer, «a pesar de». En conjunto,
efectos de comprenderla de manera más autodistanciamiento y autotrascendencia
plena. Tiene que ver con aprender a mi- constituyen, finalmente, lo que Frankl con-
rar más allá de lo que nos pasa. Tomar ceptualizó como la capacidad de oposición
distancia para poder interpretar lo que del espíritu o el poder desafiador del espíri-
pasa desde otro lugar, corriéndonos del tu. Por oposición debemos entender la ca-
hecho en sí para poder integrarlo al con- pacidad de cambiar de lugar o elegir qué
texto en el cuál acontece. Las acciones lugar ocupar ante un hecho determinado.
que generemos para dar respuesta a lo
que se nos presente seguramente guar- SENTIDO DEL HUMOR: es una de las ma-
den estrecha relación en el qué miremos nifestaciones de nuestra espiritualidad.
y en el cómo miremos. Tiene la virtud de ayudarnos a desdramati-
zar situaciones y encontrar una pizca de
VOLUNTAD DE SENTIDO: Por ser espi- voluntad y motivación para poder dar res-
ritual, el ser humano tiene apetito de puesta ante las situaciones que vivencia-
sentido. Debe salir de sí mismo en busca mos con sufrimiento y abatimiento.
de respuestas a las situaciones de vida
que debe enfrentar. Es cuestionado por VALORES: son el vehículo del descubri-
su existencia a través de cada situación miento del sentido y el significado de aque-
que le toca vivir y es convocado a dar llo que vivimos. Seguramente, en la medida
una respuesta significativa y de validez en que nos hagamos conscientes de la ape-
personal, sólo para él. Es el mismo quien lación y la invitación a descubrir el valor
debe buscar esa respuesta. Es el propio que encierra cada situación que la Vida
hombre quien las busca, quien define nos presenta –sea un valor de creación, de
cómo las busca y se posiciona ante la experiencia o de actitud-, estaremos des-
necesidad de encontrarlas. No espera arrollando la capacidad de la logoactitud,
Página 26

por la cuál descubrimos lo valioso y el Frankl introducía un séptimo servidor: Pa-


sentido de cada experiencia. ra qué, que nos permitía descubrir el senti-
do a todo lo aprendido a través de aquéllos
SEIS HONESTOS SERVIDORES: Rud- y que actuaría como una motivación para
yard Kipling supo decir en alguna oca- sostenernos en el esfuerzo de dar respuesta
sión lo siguiente: “Seis honestos servido- a la situación.
res me enseñaron todo cuanto sé: por Hay una metáfora que utiliza Claudio Garc-
qué, qué, cómo, dónde, cuando y quién”. ía Pintos para explicar la dinámica de la vi-
Tener presentes a estos seis servidores da y lo que es vivir que tiene que ver con la
ante lo imprevisible de la Vida puede co- imagen de un crucigrama, él lo explica de
laborar a no transformar las experien- la siguiente manera:
cias de nuestra cotidianidad en situacio- “Cuando iniciamos la resolución de un cruci-
nes límites, ya que nos ayudan en el en- grama, nos encontramos con referencias
trenamiento de la percepción que hace- muy sencillas, como, por ejemplo, «hermana
mos de los hechos que vivimos. Estos del padre», cuya respuesta es «tía». Sencillo.
seis honestos servidores son preguntas También nos encontramos con algunas que
orientadoras que permiten avanzar en se van resolviendo solas, al ir ubicando las
medio de la conmoción que muchas ve- respuestas a otras referencias. Otras las
ces ocasiona vivir. descubrimos por deducción, algunas gracias
a la ayuda de un amigo a quien le consulta-
Por qué: solemos responder preguntán- mos. Pero en todo crucigrama encontramos
donos el por qué ante lo que nos pasa – aquéllas que denominamos difíciles.
en general cuando son experiencias des- Habitualmente cruzan todo el diseño y nos
afortunadas, no deseables -. Esto res- interfieren la resolución de otras referencias.
ponde a la urgencia de respuestas que «Si pudiera resolver esta central, resolver las
sentimos cuando nos pasa algo, a la otras sería más sencillo.» Incluso llego a du-
tendencia de cuestionarle a la vida y no dar de quien hizo el crucigrama («se habrá
asumir nuestro rol/papel de ser cues- equivocado y sobran casillas» o «esa palabra
tionados por ella. no existe»). En el fondo, sabemos que no hay
error. Cuando no puedo terminar de resolver
Qué: el discernimiento de aquello que un crucigrama, no lo tiro, lo guardo y más
acontece nos permite problematizar lo tarde vuelvo sobre él. Habitualmente puedo
que está pasando. descubrir alguna nueva respuesta. Pero al
volver, busco un bolígrafo de otro color al an-
Dónde: en qué lugar nos posiciona el terior, porque me divierte ver cuántos colores
hecho. Nos ubica en nuestro “Aquí y tuve que usar para resolverlo. En ocasiones,
Ahora”. me doy por vencido. El crucigrama no queda
completo. Pero no dudo de quien lo hizo, re-
Cómo: pensar estrategias operativas po- conozco que hay referencias ante las cuales
sibles. no tengo respuesta.
La vida es igual que un crucigrama. Nos
Cuándo: organizar los tiempos de la ac- hace preguntas que son muy fáciles de res-
ción. Ordena nuestros tiempos y ansie- ponder. Otras respuestas las vamos dedu-
dades. ciendo o aparecen, como por arte de magia,
o resultan de otras respuestas ya dadas.
Quién: hacerme responsable de la si- Muchas veces me enojo o critico a aquél que
tuación. Nos responsabiliza. diseñó el crucigrama de mi vida, porque lo
considero arbitrario, injusto o, sencillamente,
Página 27

Lic. Lucía COPELLO


lucia_copello@yahoo.com.ar

errado. Muchas veces nos topamos con Referencias


esas preguntas que cruzan toda nuestra Pareja Herrera, Gui-
vida, la traspasan de lado a lado y son llermo. Apuntes de las
difíciles de resolver. clases dictadas en el
En ocasiones me dan ganas de tirar el Posgrado de Logotera-
crucigrama a medio resolver, pero sé que pia de la UCASAL: "LA
LOGOTERAPIA DE
es mejor dejarlo a un lado momentánea- VÍCTOR FRANKL Y SU
mente, calmarme y volver luego sobre él, ANTROPOLOGÍA EN LA
para, seguramente, avanzar con algunas MISIÓN PROFESIO-
nuevas casillas. Mirando hacia atrás, ya NAL", Octubre, 2008.
disfruto de los diferentes colores que llevo Frankl, Viktor: “Logoterapia y análisis existencial”, edito-
usados para intentar resolverlo, sabiendo rial Herder, Barcelona, 1990, Pág. 67-69
que muy probablemente un día termine García Pintos, Claudio. “La Vida es una Moneda. El arte
aceptando que, en mi crucigrama, algu- de Vivir”, Editorial Plataforma, Barcelona,2010.
nas referencias quedarán sin resolver, no Autores Varios; Logoterapia en Acción, Cap. Ser y Ejer-
dudando ya de quien lo diseñó, sino cer: El rol del Logoterapeuta. Autor: García Pintos, Clau-
aceptando humildemente que ante ellas dio, Editorial San Pablo, Buenos Aires, 2009.
no he tenido respuesta”.
Rudyard Kipling (1865-1936). Escritor y poeta británico
Entender la vida como un crucigrama
nacido en la India. Autor de relatos, cuentos infantiles,
es un recurso más para evitar hacer de novelista y poeta. Fue el ganador del premio Nobel de Li-
lo cotidiano una situación límite. Pode- teratura (1907) más joven hasta la fecha, y el primer es-
mos, siguiendo con la imagen del cruci- critor británico en recibir este galardón. Entre sus obras
grama, armar uno con la palabra logoac- más conocidas se encuentran: El libro de la Selva y El
hombre que pudo ser rey.
titud.
García Pintos, Claudio. Op.cit.

RE S P O N S A BI L I Z A R S E

P O S I C I O N A R S E

R EA S I G N A R

VA L O R E S

BUS C A R O P C I O N E S

C U E S T I O N A D O

A U T O D I S T A N C I A RS E

VO L U NT A D D E S ENT I D O

A UT O T R A S C E N D E R

S ENT I D O D EL HU MO R

S EI S HO NES T O S S ERVI D O R E S
Página 28

SIN RECETARIO Olga Vanessa Lehmann Oliveros

Viena: sensaciones. encantador psicoterapeuta médico, como él

L
se define (estudió varios años medicina, pe-
as páginas de El Hombre en Bus-
ro sus títulos son los de un psicoterapeuta).
ca del Sentido son también mis
Igual de encantadora es su familia, espe-
pasos por la ciudad de Frankl, y
cialmente su hija Katherina, una gran ma-
las líneas, ya subrayadas, del li-
estra: me hablaba lentamente esperando
bro se hacen entonces las de una novela
que yo fuese lo suficientemente hábil para
desconocida ante la cual no puedo hacer
comprender el alemán, y lo único que logré
otra cosa que entregarme a la danza de
comprender fue su sonrisa. Después de re-
sentimientos. De monólogos con angus-
cogerme en la estación del tren, y darme un
tias inventadas (días, de esos en los que
recetario de instrucciones sobre cómo fun-
se pierden la fe, la intuición y las ganas)
cionan Viena y el apartamento donde
a la consciencia de sincronicidad; en
habité cuatro días, nos dirigimos a almor-
Viena recuperé el movimiento ingenuo
con el que decido moverme entre el juego zar.
de los días. De camino al restaurante nos topamos con
una iglesia en remodelación, que él me su-
Caminar
giere fotografiar.No me inquieta tanto el
El azar objetivo, más que un argumento hecho de que la ropa interior sea fachada
surrealista, es la consciencia de cuán de una iglesia (¿Estaré, acaso, habituada?),
ajeno es nuestro entender, de aquello pero sí los senderos inhóspitos de direc-
que nos sucede. Todos los viernes al me- ción, en los que caminamos a diario.
dio día, de estar en Viena, el profesor
-Ahora que no tenemos direcciones, es
Frankl solía ir al sauna de Alserstrasse,
muy fácil perderse. Yo a veces me pre-
donde hoy funciona un teatro; ahí lo en-
gunto cuál es el sentido de ser psicotera-
contró Harald Mori, quien después fue
peuta-, Le digo a Harald.
su alumno y asistente.
-Llevar esperanza-, añade el. -y recordar
la capacidad creativa, en cualquier cir-
cunstancia, de la que hablaba Frankl-.
Días después, tocando el mismo argu-
mento, redondeó:
-Debes continuar siendo idealista en
cuanto a la Logoterapia, pero no con los
logoterapeutas-.

Es decir, las palabras de Mori me piden


también, abandonar, en parte, ideales fren-
te a mi propia identidad. ¿Para qué ser un
terapeuta? dar a los consultantes la espe-
ranza mutilada de mis propias dudas. ¿A
eso se refiere, el sanador herido? ¿Dónde, el
sentido, de nuestros propios días? Abrazo
mi valija roja y me prometo seguir, pre-
guntándome, deslizándome descalza en las
baldosas del tiempo. Decido entregarme al
El motivo de mi viaje a Viena fue, preci- destino, como lo hizo Frankl en los campos
samente, encontrar al profesor Mori, un de concentración, y tantas veces se salvó;
Página 29

todos queremos salvarnos. En respuesta


a uno de los innumerables correos
electrónicos que le envié al profesor
Bruzzone, y que innumerables veces res-
pondió con admirable paciencia, me dijo
una frase que repito con frecuencia en
mis diálogos con la vida: la fenomenolo-
gía es una lección de humildad.

Sincronicidad.
Los pocos logoterapeutas que sabían de
mi viaje, me sugirieron encontrar a Elly
Frankl, mujer que además admiro con
desmedido interés. El profesor Mori me
advirtió que no sería fácil, necesita mu-
cho silencio. No insistí: Elleonore Frankl
no es un monumento turístico. Ya le
había escrito un par de cartas –en inglés
- desde Milán, y esta vez le dejé una caja
de chocolates en el buzón, con una nota.
Viktor, que sólo sentí temor de los muertos
Eso de necesitar silencio, me parece lo hasta que encontré un ratoncito aplastado
más natural, pues la casa de Viktor, es en la mitad de la calle, y me hice a un lado.
también su casa, los objetos que para el
público tienen un significado histórico, A pocos pasos de la puerta número 11, la
para ella tienen un significado emocio- tumba de Frankl. Sin epitafio, sin excentri-
nal: esa casa, también la habita –a- ella. cismos: decorada con las piedras de quie-
Después de haber aterrizado 80 veces en nes lo visitan. Estaría de sobra el haberle
New York a lo largo de su vida, estar llevado flores, su tumba – y la de sus pa-
una mañana en Japón y al día siguiente dres- está rodeada de minúsculas florecitas
en Honolulu, aprender de memoria el blancas que ningún otro rectángulo tenía.
capítulo de aterrizaje de aviones A las tres de la tarde llegué a Mariannen-
(sugerencia de Viktor, en caso de que él gasse 1/15 (círculo rojo en la foto) para mi
algún día no pudiese hacerlo), cambiar el cita en el Viktor Frankl Zentrum con Susan-
traje de baño por las cuerdas de escalar ne Martin. Es una mujer amabilísima que
(si ella subía a las montañas, Viktor es- habla con ayuda de su diccionario Alemán-
cogía pendientes menos inclinadas). Des- Inglés, pues insiste en que para hablar de
pués de devolver la luz al prisionero Frankl es necesario usar las palabras pre-
119.104 (como decía él mismo), ¿Acaso cisas. Como el Viktor Frankl Institut está
es el silencio, quien la necesita? dedicado a la investigación, es este centro,
El miércoles en la mañana, fui a visitar fundado en el 2005, el que ofrece visitas
al profesor Frankl al cementerio, para guiadas con citación previa. Debo decir,
conversar, y seguí el consejo de Harald: que su ubicación es bastante afortunada,
ya que la casa donde vivieron los Frankl es
-No flowers, no candles, a stone-. Tuve Mariannengasse 1/14 (el círculo morado en
que atravesar el bosque de lápidas, apre- la foto es precisamente la habitación de
tando una piedrecilla en la mano dere- Viktor).
cha. Estaba tan feliz de ir a encontrar a
Página 30

me detuve el más largo tiempo en un pe-


queño libro que se titulaba Are you nobo-
dy? Y me detuve, para hacer honor a la
coincidencia de nuestro apellido, en un
capítulo escrito por el teólogo Paul Leh-
mann, acerca del lenguaje.
No sé cuánto tiempo más permanecí ahí, y
tenía todavía que llegar a Czerningasse 6,
la casa donde nació y creció Viktor. Saqué
el mapa de indicaciones que el profesor
Mori había dibujado para mí y le pregunté
a Susanne cuál era la forma más sencilla
de llegar. Ella buscó un marcador de color
verde y comenzó a escribir indicaciones en
el papel, aunque dudaba un poco;
además, me dijo que podía quedarme le-
yendo un rato más, o ver algunos docu-
mentales en la sala de cine. En ese mo-
mento, sonó el timbre. Ella corrió a la
puerta, y entusiasmada gritó: -¡Es Elly!
Volteé mi cara hacia la puerta con incre-
dulidad. Escuché a Susanne hablar en
Estuvimos conversando de la biografía alemán con una mujer, pero no quise
de Frankl y de las aplicaciones de su te- acercarme. Naturalmente, no entendí mu-
oría a la economía, la filosofía, la medici- cho de aquello que conversaban; pude sólo
na, la psicoterapia, la teología y la antro- inferir tres palabras: llaves, suramericana
pología. Nos sentamos en la biblioteca y y chocolates. Cuando Elly entró en la ca-
miró el reloj: eran las 5:30 pm y ella ten- sa, comprendí porqué dicen en los libros
ía aún que organizar algunos detalles de que la gente cuando se sorprende, parece
una conferencia con un empresario aus- congelada. Ella sonrió y me dijo:
triaco que promueve los principios de la -¡Entonces eres tú quien me ha enviado la
Logoterapia y el Análisis Existencial en carta con los chocolates! Me preguntó el
las organizaciones. motivo de mi estadía en Viena y en cuanto
Sin embargo, me dijo que quería mos- le dije que estaba viviendo en Italia, me
trarme un libro con las fotos de la casa habló del profesor Fizzotti, a quién conocí
de los Frankl (que ya había visto, pero en Madrid. Susanne le contó que yo quería
aproveché que ella podía traducir los en- llegar hasta Czerningasse y, mientras yo
cabezados, para enterarme de otras cu- miraba un estante lleno de libros, Elly co-
riosidades de la biografía de Frankl). menzó a hablar en alemán de nuevo. A los
Después, me sugirió explorar la bibliote- pocos segundos, sonríe y me dice:
ca y anotar en un par de hojas verdes los -Ven a conocer la casa de Viktor.
títulos de los libros que me interesasen.
Comencé, sentada en el piso, a hojear Empecé a recuperar mi estado de parálisis
títulos en muchísimos idiomas, y des- emocional. Me despedí de Susanne, pero
pués me concentré en aquellos que en- ella, realmente más emocionada que yo,
tendía. Vi las ediciones en italiano y es- repetía “you are so lucky!, you are so luc-
pañol de Sincronización en Birkenwald y ky!” y dijo entonces que quería acompa-
Página 31

ñarnos. Las visitas a la casa de los Sus ojos verdes, son desde ahora para mí
Frankl, son ahora muy restringidas, mu- el color de la paciencia y la nostalgia. Su
chos estudiosos de la Logoterapia y el luto es tan fuerte como la vida misma que
Análisis Existencial que visitan Viena, ha llevado. Algunos detalles como perso-
buscan conocerla sin éxito. nas, fechas y viajes, no los recuerda con
mucha precisión. Expresa que es fácil con-
Entramos en la casa. Todo parecía dete-
fundir y olvidar, cuando se ha vivido tanto
nido en 1997. Me llevó a la habitación de
Viktor, la famosa ventana que había vis- y tan intensamente.
to los días anteriores. Dentro del estante Me cuenta que Franz Vesely, su yerno, la
de libros, está la imagen del homo pa- está ayudando con el trabajo de documen-
tiens que el profesor Frankl quería recor- tación pendiente.
dar todos los días antes de levantarse y -Franz ha organizado muchos de los libros.
acostarse. Del lado derecho de la puerta, No me puedo detener, hay tanto por hacer,
un par de originales de Klimt, pero sin que el tiempo que me queda debo seguir do-
duda alguna el cuadro que más me im-
cumentando cosas que Viktor dejó.
pactó fue el que Elly colocó encima de la
cama de su marido: un retrato de Tilly, Suena el teléfono varias veces. En la sala,
su primera esposa. Estuvimos conver- hay un retrato, por el que varios museos
sando de frente al escritorio del profesor de New York le han ofrecido inimaginables
y, cuando vio que detuve mi mirada en sumas de dinero:
los libros de la biblioteca, me dijo: -Pero yo no vendo a mi marido. Dice y
-Todo está como él lo dejó… sonríe.
Después fuimos a la habitación donde se Nos detenemos en el cuadro. Como fondo
encuentran la mayor parte de condeco- del profesor Frankl, había un par de pa-
raciones y los títulos que recibió el profe- cientes en sus camas. Elly sonríe y expre-
sor Frankl. Ahí, colgados, estaban tres sa:
vestidos de ceremonia. Susanne pre- -Desde nuestra ventana se veían los pa-
guntó: cientes, porque el hospital funcionaba en
-Elly, ¿Cuál es el tuyo? frente. Me dirijo al cristal de la sala, y del
otro lado de la calle, las ventanas cerradas
-El de la mitad, respondió. Y comenzó a del viejo hospital, hoy instalaciones de la
contarme acerca del doctorado honoris
Universidad de Viena.
causa que le fue otorgado en Chicago.
-Éramos muy pobres. No teníamos nada.
-Me dijo que si él recibía el doctorado Los invitados estaban aquí, sentados en el
número 30, todas las personas lo mirar- piso. Allá (y señala su habitación) nos sen-
ían a él, y no a mí. En cambio, si lo recib- tamos en el suelo durante tres semanas, y
ía yo, todos me mirarían. Casi todo el au- él me contó entonces todo lo vivido en los
ditorio lloraba, fue un gran momento. Me campos de concentración. Después, no vol-
dijo. Yo respondí entonces: vió a hablar de eso, ni en nuestra vida pri-
-¡Felicitaciones entonces, por su doctora- vada, ni con Gabrielle, que naturalmente
do! Ella sonrió, y siguió hablando de Vik- cuando fue creciendo se sintió interesada.
tor. Me mostró a continuación fotos con Ese tipo de cosas se deben botar fuera, ce-
diversos presidentes de los Estados Uni- rrar y luego seguir.
dos, y otras celebridades. Así mismo, me -Toda mujer joven (ella era 20 años menor
explicó la historia de otros objetos de la que Viktor) sueña con su matrimonio. ¡Mi
casa. vestido era horrible! ¡Era demasiado ajus-
Página 32

tado! Y ajusta entonces su cuerpo, para


que me haga una idea.
Alza una copa de colores, y me cuenta
que fue el único regalo de matrimonio
que recibieron. Después, señala otras
dos.
-Éstas, sólo las tenemos tres mujeres en
el mundo- Me dice. -Una de ellas, la espo-
sa del primer hombre que fue a la luna.
-¿Y las ha usado? Pregunta Susanne.
-A mi ni me gusta el licor, responde ella, y
sigue caminando. Me repite constante-
mente lo pobres que eran.
-Pero tenían todo el amor. Dije yo. A pocos pasos, su habitación. Me muestra
algunos símbolos judíos, pero también
-Sí, eramos, en cierta manera, más ricos
muchas imágenes del Japón, una cultura
que cualquiera. Y vuelve a sonreír. que cultura que siempre le ha interesado.
Varias veces toca una mancha en su ca- Toma un portarretratos doble y me mues-
misa, y se dirige a Susanne, hablando en tra dos imágenes de Viktor: una, dos se-
alemán. Dice que está avergonzada por- manas antes de conocerse y la otra, cuan-
que su camisa tiene una mancha. Impre- do todavía fumaba su pipa. En ese mo-
sionada, le muestro un gran roto que tie- mento una de las tantas cajitas de música
ne mi vestido, y ella me dice: que tiene en la repisa, comienza a sonar:
-¡Nadie lo ve! Entonces reímos. Las dos él está aquí, pensé. Las tres nos miramos,
nos dirigimos a Susanne para decirle y Elly comenzó a abrir y cerrar las cajitas
que ella es la única perfectamente vesti- hasta que la habitación recobró el silencio.
da. Susanne contesta: Suena el teléfono, ella se ausenta y Susan-
-Sí, porque soy la mujer que representa al ne me pregunta si traigo conmigo la
cámara fotográfica. Le digo que sí, pero no
centro Viktor Frankl.
estoy segura si Elly quiera dejarse fotogra-
-Sí, pero yo soy la mujer de Viktor Frankl- fiar. Susanne le pregunta y ella sonríe, di-
replica Elly. ce palabras que no entiendo y señala su
Ésta, y algunas otras de sus frases, que camisa verde. Yo insisto en tener una foto
no serán escritas, no dejaron posibilidad de las tres. Pongo la cámara encima de la
otra, que una sonrisa. Advierto al lector mesa y Elly comienza instantáneamente a
que omito detalles del encuentro, no sólo bromear, posando enérgicamente y con su
porque mi memoria emotiva olvida la maravillosa sonrisa.
corteza de las cosas; sino también por De salida, me habló de su familia, y me
respeto a Elly, a su hogar y a la ocasión. contó que su nieto Alexander Vesely
Nos dirigimos a la habitación de infancia hablaba muy bien el español. Señaló el
de Gabrielle y en el escritorio blanco, asiento de Viktor en la cocina; después el
que antes usaba Elly, reposa un libro. suyo y el de Gabrielle. Le compartí que me
impresionaba mucho la limpieza de la ca-
-Aquí hace las tareas Anna. Su bisnieta, sa, y contestó riendo que no está tan lim-
quien la visita con frecuencia. pia últimamente, pero que ella siempre ha
Página 33

sa, y contestó riendo que no está tan


limpia últimamente, pero que ella siem-
pre ha preferido trabajar con las aspira-
doras, que no hacen tantas preguntas
como las personas. Dice además, que no
podía estar sentada todo el día leyendo
en un escritorio.
Nos dirigimos hacia la puerta. Me deten-
go en una mariposa de cerámica de don-
de cuelga un delantal. Es evidente que lo
ha hecho un niño, por la energía vital
que inspira. Le pregunto por él y me dice
que se lo hizo su bisnieta, que nació dos
meses después de la muerte de Frankl.
Se queda mirando también el objeto, y
me dice que de no ser por ella, probable-
mente no habría sobrevivido a la muerte
de Frankl.
-Ella me devolvió la alegría. Viktor me
había dicho ya, que sabía que sería una
niña, y desde el principio tuvimos una co-
nexión especial.
El teléfono sigue sonando, la vida de los
Frankl no se detiene. La visita termina Olga Vanessa Lehmann Oliveros.
en uno de los abrazos más profundos en Programa de doble titulación: Psicología,
los que me he sumergido. Antes de ce- Universidad La Sabana – Colombia/
rrar la puerta, se dirige a mí por última Laurea Magistrale Psicologia Clinica:
vez, diciendo: salute, relazioni familiari e interventi di
-¡Gracias por los chocolates! comunità, Università Cattolica del Sacro
Cuore – Italia.
Atardece: Frankl continúa abriéndome
e-mail: olehmanno@gmail.com
sus puertas.
Viena- Milán, Mayo 2011.

Transcurrida la pausa del mes de mayo, reaparece LOGORED con su fre-


cuencia mensual. En esta nueva etapa, cuenta con columnistas estables
que escriben y comparten sus reflexiones con LOGORED y sus lectores.
Todos ellos están comprometidos con la idea de una humanidad que
aprenda a privilegiar a la persona humana y trabajan en favor de todo
aquello que personalice, desde sus diferentes ámbitos de acción. A los que ya participaban desde un
inicio, les renovamos el agradecimiento por la continuidad; a los que se incorporan en esta nueva eta-
pa, les damos la bienvenida, deseando que se sientan cómodos con nosotros. En todos los casos,
apreciamos profundamente la dedicación y el compromiso que asumen desde la convicción que la
tarea en favor de la persona humana nunca debe darse por concluida.
A los lectores, el agradecimiento por la comprensión en este mes de interrupción y el aliento para se-
guir adelante. Nuestro deseo es que sigan disfrutando de los aportes de nuestros autores. También
ustedes hacen LOGORED.
Página 34

EL MIEDO DE EXISTIR Por Efrén MARTÍNEZ ORTIZ

E
x–sistir (salir de si) es demasiado mismo para estrecharse y compactarse pa-
riesgoso para algunas personas. ra evitar sentir que puede ser dañado.
La dialéctica intimidad-Otredad La huida del mundo emocional en donde
en la que nos movemos los seres la tolerancia al malestar se encuentra se-
humanos, está claramente definida en riamente disminuida, pero no solo ante las
este trastorno del existir: Permanecen en llamadas emociones negativas, en general,
la intimidad, no conocen la otredad más es una utópica lucha por la homeostasis
que por una visión sesgada fruto de la emocional, en donde cualquier emoción
inmanencia, no salen de si, ni autotras- debe ser evadida. La evitación de emocio-
cienden, pues se escondieron en su in- nes negativas es un rasgo común a todos
terior para sobrevivir y al no acceder al los seres humanos y en especial en los
otro, se vuelcan sobre sí mismos dedi- trastornos de la personalidad; sin embar-
cando todo su esfuerzo a buscar dentro go, el tímido se distingue de los demás por
de si lo que les falta, es decir, buscando la evitación de las emociones positivas, en
la otredad; lamentablemente este esfuer- este modo de ser se evitan cognitiva y
zo fracasa pues la doble trascendentali- comportamentalmente todas las emocio-
dad de la persona humana, hacia los nes con independencia de su valor, se
otros y hacia sí mismo, se encuentra res- mantienen creencias negativas acerca de
tringida generando un recalentamiento o la experimentación de lo emocional y se es
sobrecarga de la dimensión psicológica dominado por los miedos sociales a expre-
que permanece cerrada, desarrollando
sar emociones.
un malestar que se caracteriza por:
La búsqueda de la certeza interpersonal
La perdida de sí mismo en la inautenti-
en donde aspiran a obtener la seguridad
cidad de permanecer cerrado al mundo; absoluta de que pueden ser queridos y
no está abierto ni en contacto con el jamás avergonzados y humillados, para
mundo, no puede apropiarse del mundo, poder así relacionarse, generan grandes
así es que no tiene nada propio, nada diálogos internos acerca de todas las posi-
que le pertenezca, permaneciendo en la bilidades de riesgo que pueden presentar-
extrañeza de vivir en un mundo con el se, para llegar finalmente a la conclusión
sentimiento de no-pertenencia. De esta que el peligro es muy alto, conclusión que
forma, queda atrapado sin la otredad al mismo tiempo es difícil de aceptar y que
que le permite reconocerse; se pierde de requiere de una buena “excusa” (“este no
si, pues sin el otro no puede reconocerse es el momento indicado”, “es muy molesto
como existente. Su Dasein no puede ele- ser interrumpido cuando se está ocupa-
girse ni conquistarse, su proyecto no es
do”, etc.) para hacer más aceptable y me-
verdadero. nos frustrante la situación.
El angostamiento del ser como posibi- El cuerpo como armadura que protege de
lidad en un mundo sin futuro certero, la anticipación sesgada de un daño por ve-
en donde surge la ansiedad como hija de nir. El cuerpo es estrechado, compactado,
todo lo venidero, lo imprevisible e ines- tensionado y endurecido para no permitir
perado, situación mejor entendida en las el ingreso de cualquier posibilidad amena-
raíces mismas del término prevalente en zante; miradas, palabras, contactos físicos
este modo de ser: La angustia. Palabra y hasta el aire que se respira están veda-
que se relaciona con presionar, asfixiar, dos en su ingreso al espacio íntimo del
y en su sentido pasivo, ahogarse. La an- cuerpo. La falta de respiración lenta y pro-
gustia es la estrechez del ser como posi- funda deja entre ver una corporalidad que
bilidad, la presión que ejerce sobre sí aunque pareciera funcionar como arma-
Página 35

Efrén MARTÍNEZ ORTIZ Psicólogo, Ph.D. en Psicología cognitiva existencial. Presidente de SAPS (Sociedad para el
Avance de la Psicoterapia Centrada en el Sentido), Director Científico de la Fundación Colectivo Aquí y Ahora.
Mail de contacto: yortizo@hotmail.com

ra, no puede tampoco hacerse propia, La pérdida del propio espacio como un
pues somos dueños del cuerpo cuando lugar seguro para existir, la sensación de
somos capaces de llenarlo con nuestra no poder-ser-en-el-mundo los angustia y
respiración. La persona intenta cuidar los deja en la extrañeza de no tener un lu-
con su organismo psicofísico algo que gar, sin raíces, sin patria y siempre como
tan solo prerreflexivamente puede intuir inmigrantes. El sentimiento de no-
como valioso en su intimidad. La evita- pertenencia y de ser un simple espectador
ción del daño es alta, tal vez tan grande los revuelca en su soledad. La espaciali-
como la dignidad que intentan proteger. dad es experimentada como una pérdida
Su apariencia es fría, tensa y ocasional- de familiaridad que conlleva una especie
mente tosca, sutilmente como un animal de neofobia, pues lo nuevo, lo novedoso, lo
que intenta persuadir a su depredador no controlable y desconocido genera gran
del ataque, aunque en casos más res- extrañeza, y aleja de la sensación familiar
tringidos su rostro no puede ocultar la de sentirse protegido y sostenido, de la
tez pálida y angustiada, con ojos y mira- sensación de poder-ser-en-el-mundo de
da hiperalerta, cierto matiz de paranoia e manera cálida, tranquila y segura.
intranquilidad. Su cuerpo pierde toda La finalización del tiempo para vivir
espontaneidad, asume poses, figuras y pues la angustia se refiere al futuro y la
performance que le hagan parecer es- depresión al pasado y al estar condiciona-
pontaneo o en menos riesgo de ser visto dos como seres-para-la-muerte y asumir
como vulnerable, atemorizado o aburri- la finitud de la existencia, la vida transita
do. Su tono de voz reduce al máximo el en el despliegue de las posibilidades en el
volumen, entre corta las ideas o las ex- tiempo, asumiendo el propio pasado para
presa vagamente como quien intenta no invertirlo en el futuro y obtener así una
ser escuchado y así menos evaluado. continuidad temporal. El modo de ser
El miedo a no ser visto en su dignidad tímido experimenta en la temporalidad, la
los empuja a la huida de contextos en angustia de su finalización como proyecto,
donde se sienten evaluados, aunque en la amenaza de dejar de ser, de disolverse
la medida en que el modo de ser se en- en el cotinuum temporal que llamamos
cuentra más restringido, la generaliza- identidad, la inminencia del aniquilamien-
ción de los contextos de evaluación lleva to del sí mismo en el futuro inmediato lo
al completo aislamiento. El miedo al re- paraliza, pues la destrucción de su digni-
chazo en las relaciones interpersonales y dad como existente parece acompañarle
la asunción de que si expone el “yo real” en su continuo anticipar situaciones de
corroborara su miedo les hace desarro- evaluación. La captación de la realidad
llar un sin número de estrategias que los que hace la persona es de inminente des-
puedan proteger de la vulneración de su trucción. Así como en la espacialidad exis-
dignidad; se vuelven cautelosos en situa- te la familiaridad o extrañeza de los luga-
ciones que no controlan e intentan anti- res, las personas y el mundo en general,
cipar las expectativas del otro o incluso en la temporalidad existe la esperanza en
leer su mente si es posible. Sin embargo, la relación con el futuro como dice Otto
en su intimidad ansían enormemente re- Dorr, la persona espera que su proyecto se
lacionarse, pero su deseo se frustra por de; sin embargo, en el tímido no se da ni
el terror a ser evaluados negativamente, la familiaridad con el espacio ni la espe-
ser criticados, burlados y menosprecia- ranza con el futuro, frustrando la existen-
dos como seres humanos. La persona se cia de la persona. No solo el futuro se res-
encuentra sin espacio para existir y sin tringe como posibilidad, también el pasado
tiempo para vivir. deja de existir, pues en la inautenticidad
Página 36

E
no hay nada propio, nada “ha sido”. Aho- l camino del héroe ha sido siempre
ra bien, que la vida sea limitada tempo- un tema que me ha llamado mu-
ralmente es un factor constitutivo del cho la atención. Joseph Campbell,
sentido de la vida misma, pues el mismo profesor y filósofo estadounidense,
se basa en el carácter irreversible de la dedico su vida intentando comprender a
existencia, como bien decía Frankl. través de la mitología este patrón cultural
común. Esta reiterativa coincidencia en los
La permanencia en el mundo de la fan- mitos, los cuentos y los sueños de diversas
tasía o en la virtualidad como un lugar culturas fue su gran impulso como investi-
en donde el espacio se experimenta como gador. En uno de sus libros mas conoci-
seguro y el tiempo es suficiente para vi- dos, “El héroe de las mil caras”, pone en
vir. Interiorizados en sus imágenes y pen- manifiesto como existe un mismo camino
samientos fantasean con situaciones que en las distintas culturas occidentales,
quisieran vivir, generando personajes fic- orientales, antiguas, modernas. Desde la
ticios de lo que ellos quisieran realizar, tradición griega, hasta las culturas aborí-
diseñan guiones en donde son conquista- genes americanas, pasando por los ritos
dores infalibles, defensores implacables
africanos y por la simbología celta.
de sus derechos y de los demás, super-
héroes o grandes líderes con un amplio Este camino incluye diversos pasos. En
reconocimiento social. Mediante su ima- palabras de Campbell, “el héroe inicia su
ginación construyen seguridad y resuel- aventura desde el mundo de todos los días
ven conflictos, tratando de aterrizar la vi- hacia una región de prodigios sobrenatura-
da brevemente en el mundo virtual a les, se enfrenta con fuerzas fabulosas y ga-
través de lo tecnológico con chats, men- na una victoria decisiva; el héroe regresa
sajes de texto o redes sociales que les de su misteriosa aventura con la fuerza de
dan un espacio con un poco mas de pro- otorgar sus dones a sus hermanos”.
tección y un tiempo que no agobia pues Aunque se pueda decir que la mitología y
no existe. la simbología, han dejado de existir en
Ahora bien, la autotrascendencia es la nuestra cultura, creo que hay símbolos
salida al mundo, la existencia se consu- que nunca mueren, solo permanecen si-
ma al entregarse de forma autotrascen- lenciados o escondidos. Pero el alma
dente al sentido o a la vivencia amorosa. humana siempre encuentra el camino pa-
El miedo a existir desaparece cuando hay ra conectarse con ellos. A veces de las for-
cosas muy valiosas por las cuales vivir. mas mas impensables. Llama mi atención
El amor rompe cualquier restricción, como ha evolucionado el mensaje que po-
pues el mismo significa A-Mor…sin demos extraer de las películas infantiles
muerte. desde hace 50 años al día de hoy. Hoy ya
no rige “pedir a una estrella todo lo que uno
desea” sino justamente “luchar por esa es-
trella que tanto se desea”. Casi siempre
una película nos dirige nuestras miradas
hacia nosotros mismos, cuando aceptamos
que las sincronizaciones ocurren cuando
deben ocurrir, cuando dejamos que ocu-
rran y cuando estamos abiertos a mirar-
las.
Quisiera adentrarme en la historia de un
Dr.Efrén MARTÍNEZ ORTIZ mítico héroe de esta nueva era del cine. Su
Página 37

EL MAYOR DE LOS SECRETOS Por Chacho Garabal

nombre es Po, y es un panda aficionado kung-fu, Po no podía avanzar en ningún


del Kung Fu. Sin embargo, su destino sentido. El maestro aprende a observar y
sugiere ser continuar la labor de su pa- conocer al alumno para poder descubrir
dre como experto en tofu. Mientras tan- sus talentos ocultos y sus habilidades des-
to, una anciana y sabia tortuga anuncia arrolladas. En este caso, la motivación de
la llegada de un peligroso guerrero que Po era la comida. La comida lo alentaba a
intentara destruir la paz de la ciudad. realizar grandes esfuerzos para conseguir
Para ello, debe elegirse al Guerrero lo que le gustaba de comer. Podía trepar-
Dragón digno de recibir la enseñanza se, colgarse, saltar y recorrer caminos in-
oculta en el Rollo del Dragón. Nuestro transitados para obtener lo que quería.
panda-héroe termina llegando de una Hazañas que con su mente no podía reali-
manera muy sincronística e inesperada zar. Es el alumno el que le muestra al ma-
al lugar del torneo y termina siendo ele- estro como realizar el camino de evolución.
gido como tal. Ante esta revelación, to- Podríamos hablar de una retroalimenta-
dos sufren una gran decepción. Ya que ción circular de aprendizaje. (¿Cuáles son
de los 5 grandes guerreros del pueblo no esas cosas que nos mueven a nosotros?)
ha sido elegido ninguno. El guerrero Sumado a esto empezamos a aprender a
dragón se presenta como un panda sin dejar de lado las discriminaciones de lo
experiencia y sin habilidad. Pero, no que vemos, por las potencialidades que
existen los accidentes. están dentro nuestro. El Maestro debe a
Así se desata una historia llena de senti- su vez sanar el remordimiento y el enojo
do y de sabiduría sobre el camino de ca- de aquel alumno por el cual se vio traicio-
da uno, especialmente en la relación en- nado. Esta herida profunda se manifiesta
tre nuestro protagonista y su maestro. Al en una falta de entusiasmo como maestro.
principio la tarea de conversión de un Pero aquí llega un nuevo alumno (y maes-
panda experto en fideos a un maestro de tro) para acompañarlo a sanar estas viejas
kung-fu parece imposible. El maestro heridas.
Shifu no puede comprender la forma de Para poder acompañar a su nuevo alum-
lograr este destino. Primer reto para el no, el maestro recibe una enseñanza muy
maestro: confiar en su alumno. importante: abandonar la ilusión del con-
Seguido a este desafío, sigue la segunda trol. “Mira este árbol. No puedes hacer que
lección para el maestro: la humildad. No florezca cuando quieras ni que de frutos an-
todos los alumnos son iguales y no todos tes de su temporada”. Se pueden controlar
aprenden de la misma forma. Para com- muchas variables, pero “no importa lo que
prender lo que cada alumno necesita, hagas, esa semilla se convertirá en un du-
debe dejarse de lado el orgullo de ser un razno. Puedes desear un manzano o un na-
gran maestro para poder comprender lo ranjo, pero tendrás un durazno”. El control
que el alumno necesita. No existe un so- es lo que no nos permite avanzar. El con-
lo camino para llegar al final de un cami- trol se propone modificar y moldear, sin
no. Cada uno puede descubrir su propia dejar ser que sea lo que tenga que ser. O
senda para ascender a una montaña y lo que cada uno elija ser. Que importante
en esa búsqueda se pasa la vida. Una es considerar que la libertad de cada uno
montaña no se sube por un solo camino. encuentra su propio camino a pesar de to-
Cada uno asciende como puede y desde do.
el lugar que elige. Luego se agregan las tribulaciones del
En este caso, por mas que se esforzara alumno ante las calumnias, las discrimi-
en realizar las complejas tácticas del naciones, las burlas y la falta de confian-
Página 38

CHACHO GARABAL
chachogarabal@gmail.com
za. Y todas ellas no provienen solamente
de afuera, me animaría a decir que las
mas fuertes surgen de nosotros mismos.
De nuestros propios laberintos y de
nuestros propias prisiones. Ante esto,
nuestro protagonista se encuentra en la
disyuntiva sobre si continuar el camino
o seguir el sendero conocido. Ante esta
consulta, surgen las sabias palabras:

“¿rendirte o no rendirte? ¿Lo


que hice o lo que haré? El ayer
es historia, el mañana es un
misterio pero el hoy es un ob-
sequio, por eso se llama pre- Claro que a veces es muy difícil poder cal-
sente…” mar la tempestad de nuestros pensamien-
tos y de nuestras ideas que tanto nos de-
tienen y nos atrofian. “Tu mente es como
Muchas veces nos detenemos mirando esta agua amigo. Cuando se agita es difícil
las cosas que nos han pasado, las cosas ver. Pero si le permites asentarse la res-
que nos han lastimado, las cosas que puesta se vuelve clara”.
nos han frenado, todas cosas que aun-
que puedan estar manifestadas en nues- Finalmente, cuando Po logra alcanzar el
tro entorno, son pequeñas grandes par- rollo del Dragón tan deseado, al descubrir
tes de nosotros mismos. Y por el otro la- su contenido, ve solo su reflejo. Nadie en-
do, ¿Qué hacer?¿Como continuar? tiende este significado, solo él. Y eso es
¿Hacia donde ir?. La logoterapia sugiere TODO! ¿Ese es el gran secreto? Si! Ya que
ser una psicoterapia centrada en el futu- no hay nada mas ahí, que uno mismo. El
ro, sin embargo, creo que la finalidad de gran secreto de nuestra felicidad esta en
esta misión es puramente orientativa. nuestro reflejo, en nosotros mismos. No
En definitiva, lo que debemos disfrutar hay recetas mágicas, ni plantas curativas,
no es del punto de llegada sino del viaje. ni formulas matemáticas y ficticias, ni li-
Es el viaje mismo que cada uno realiza lo bros, ni películas, que nos puedan dar esa
que se debe disfrutar y comprender. Mu- confianza para afrontar nuestro camino.
chas veces nos encerramos pensando en Eso reside solo en nosotros.
el futuro y nos olvidamos de lo que tene- No hay secreto oculto que todavía no
mos hoy, de nuestros regalos- hemos develado, mas que la confianza que
presentes. Seria un buen ejercicio que- todavía no hemos descubierto en nosotros.
darnos a mirar, donde queramos, cuales Nuestros maestros aparecen todos los
son esos regalos-presentes, antes de días. Todos son maestros. Desde la perso-
aventurarnos a mirar nuestro futuro. na que nos contiene todos los días, hasta
Solo mirando el hoy, podemos construir aquella con la que nos reencontramos lue-
el mañana. Y muchas veces las preocu- go de mucho tiempo, las personas que hoy
paciones de lo que vendrá, no nos deja ya no están o las personas que aparecen y
ser. Solo agradeciendo el regalo presente se van en el mismo día, o la persona en-
podemos abrirnos a recibir uno el día de contrada haciendo una compra de comida,
mañana. o un compañero de trabajo, de estudio, de
Página 39

vida. Y muchas veces es de las maneras logro hasta un fracaso. Desde una razón
menos pensadas, ya que como dice el hasta una locura. Muchas veces un acci-
Maestro en esta mitológica película: “Uno dente puede ser una revelación. Y esos ac-
suele encontrar su destino en el sendero cidentes a veces nos descubren esa con-
que toma para evitarlo”. fianza para seguir creciendo. No hay secre-
tos ni formulas, para ser lo que uno quiere
El mayor secreto a develar por cada uno,
ser… El mayor de los secretos solo puede
es descubrir esa confianza para saber
que uno se merece lo mejor y que cada ser develado mirándonos al espejo.
día se puede crecer en algo. Todos los Modificando algunas de las palabras de
días podemos construir algo. Y el secreto Campbell, cada uno es el héroe que inicia
reside en confiar que eso que vamos su aventura desde el mundo de todos los
construyendo pronto dará sus frutos. Si días hacia una región desconocida, donde
abandonamos la ilusión de control y de- debe enfrentarse con distintas fuerzas y
jamos que las semillas crezcan natural- regresar de esta misteriosa aventura para
mente. Hasta convertir nuestras debili- ofrecer nuestros dones a nuestros herma-
dades en nuestras fortalezas. En definiti- nos.
va, si no cambiamos nosotros, no cam-
biara nuestra situación. Una máxima
aplicable al ámbito terapéutico indicada Egresado de la Licenciatura en Psicología
por Albert Einstein: “No esperes resulta- de la Universidad Católica Argentina. Rea-
dos diferentes, si haces siempre lo mis- lizó la adaptación del libro y las letras origi-
mo” nales de “Sincronización en Birkenwald” de
Viktor Frankl (Teatro Premier, 2009) y
zas. En definitiva, si no cambiamos no- “Buscando Sentido” (2010), musical que
sotros, no cambiara nuestra situación. contó con el auspicio del Viktor Frankl Ins-
Una máxima aplicable al ámbito terap- titute de Viena, la DAIA, AMIA, Museo del
éutico indicada por Albert Einstein: “No Holocausto, Embajada de Austria, Embaja-
esperes resultados diferentes, si haces da de Alemania, Editorial San Pablo. Se
siempre lo mismo” encuentra realizando su trabajo final sobre
la aplicación de la Biblioterapia en el ámbi-
Y por ultimo, “No existen los accidentes”. to clínico, educacional y empresarial. Des-
Todo sucede por una razón, desde un arrollándose en el ámbito de la psicogenea-
encuentro hasta una perdida. Desde un logia. A su vez, es actor y cantante.

Chacho Garabal
Sentidocomoherramienta.blogspot.com
Página 40

PEDAGOGÍA FAMILIAR
NUESTROS HIJOS, UN TESORO Por Víctor Cárdenas

Relato: del esfuerzo con que desempeñemos nues-


Ayer a la tarde, Manuel llegó a su casa tros pequeños y grandes trabajos en el día
muy cansado del trabajo, durante diez a día.
horas manejó un taxi que funciona con
muchas incomodidades y con algunos de- De igual forma, la vida de una familia se
fectos mecánicos, el día fue muy caluroso hace paso a paso, no podemos esperar la
y la piel estaba tostada por el sol. En ese completa felicidad cuando no hemos dado
momento sus únicos pensamientos eran los primeros pasos para disfrutar de ella,
las deudas que lo ahogan y especialmen- con las personas que más amamos, que
te el no poder pagar al compadre Jimmy, son nuestros hijos y nuestra pareja. El
que le había fiado todo el mes en el de- cumplimiento de pequeñas metas en la vi-
pósito de la esquina, ¿Con qué cara se- da de la familia nos permitirá ir gozando
guir pidiendo? y ¿Cómo llevar entonces de a poco, del compartir con el esposo o
leche y pan a su hogar?, tal como lo hacía esposa y los hijos, lo hermoso de los éxitos
todos los días a las seis de la tarde cuan- y el aprendizaje de los fracasos.
do visitaba a su compadre. Llegar sin
pan era muy frustrante, la amargura le En esta situación es muy importante pla-
impidió ver que Manuelito y Francisco, nificar actividades familiares donde todos
sus dos tiernos hijos lo esperaban para vamos a salir ganando, especialmente los
jugar pelota. Tampoco escuchó a su espo- más chicos que desean siempre estar con
sa Narcisa cuando le contó que Angelita, papá y mamá.
su última hija, ya estaba dando sus pri-
meros pasos, estaba enceguecido por las Ojalá este plan pueda incluir:
preocupaciones.
Entonces su esposa lo enfrentó y le dijo, Una actividad el fin de semana en la
que le parecía el colmo que después de que participen todos los miembros
estar todo el día en la calle no tome en de la familia. Tan simple como pro-
cuenta a sus hijos y peor a ella… por su- ponerse ir juntos a misa, o visitar
puesto Manuel no escuchaba, su preocu- como familia a la abuela, o ir juntos
pación justificada por el futuro de su fa- a ver jugar a alguno de los hijos que
milia le impedía ver con alegría el presen- tenga un partido de fútbol pendien-
te… te. El caminar juntos hace que
compartamos lo hermoso de lo coti-
diano.

¿P
hijos?
or qué no siempre nos da-
mos cuenta del regalo que
nos hace la vida en nuestros
Podemos además tener una noche fa-
miliar a la semana, donde juguemos
a las adivinanzas, tal vez juguemos
parchis, damas chinas, o tantos
otros juegos de mesa que nos rela-
Usualmente los seres humanos y espe- jan y divierten.
cialmente los varones, miramos con ner- Escoja un día al mes para salir con al-
viosismo el futuro, especialmente cuan- guno de sus hijos, el padre con el
do no se alcanzan a cubrir las necesida- niño, la madre con la niña y vicever-
des familiares básicas de alimentación, sa. En esta situación, un helado
vivienda y salud. para ellos tendrá sabor a gloria.
Láncese al piso con ellos, sea un niño
Debemos aprender que el futuro siempre más, súbalos a sus hombros, haga
será difícil y que su realización depende trencito, rondas, etc. Ellos lo recor-
Página 40

Víctor Cárdenas Negrete


vcardenas@centropedagogico.org

darán toda la vida. do en constantes desalientos por


Hable con ellos sobre sus sentimien- metas que no se pueden alcanzar.
tos, cuénteles por que está preocu- Esto produce una debilidad en los
pado. Ante todo muéstreles un ca- valores espirituales y en la forma de
mino de esperanza ante las adver- estar cerca de nuestros hijos quie-
sidades de la vida. nes piensan que los hemos abando-
No les oculte las dificultades, recuér- nado por el bendito trabajo y las
deles que los problemas y dificul- preocupaciones. Estas dos circuns-
tades los hacen fuertes y que lo tancias exigen un esfuerzo especial
más importante después de un por parte de los esposos, de manera
fracaso es levantarse y continuar. que los niños y la pareja no se sien-
tan en segundo plano y llevados a
una frustración sin sentido.
En efecto, los estudios nos demuestran
que los problemas familiares, en especial
con los hijos, se originan por dos cosas: ¿Cuáles son las señales que nos alertan
sobre un niño con baja autoestima y
Por una parte, parece que las perso- que piensa que no lo quieren?
nas normales tenemos una menor
capacidad para sobrellevar los Las consecuencias más comunes son las
conflictos y problemas de la convi- que tienen que ver con la autoestima y el
vencia matrimonial y familiar. mal relacionamiento de los chicos con sus
Fácilmente los conflictos, que en compañeros.
otro tiempo solían superarse sin
mucha dificultad, como los que se Básicamente nos daremos cuenta de que
daban por la forma de dar órdenes las cosas no andan bien cuando:
y educar a los hijos, ahora se
transforman en problemas sin so- El niño empieza a aislarse,
lución, nos contradecimos cons- Mantiene una actitud negativa pesimis-
tantemente. De esa forma, la fami- ta y
lia ha perdido su tradicional esta- Dice no confiar en la palabra de uno de
bilidad y forma de solucionar sus sus padres ó adultos cercanos.
propios problemas domésticos.
Muchas familias sufren los efectos
dolorosos de rupturas, que podr- Desgraciadamente así como podemos
ían haberse evitado de manera influenciar positivamente en la men-
más rápida y menos dolorosa. te de nuestros hijos, también con
nuestras acciones equivocadas po-
Por otra parte, el ajetreo de la vida demos hacerlo negativamente.
moderna y la velocidad de las co-
sas que vivimos hacen que el tiem- Esforcémonos entonces por compartir
po y la energía destinadas, en ca- todo el tiempo posible con nuestros
da familia a su propio desarrollo, hijos, recordemos que nuestras pala-
sea mínimo. Esto hace que mu- bras serán sus palabras en el futuro y
chas familias gasten su tiempo y el mejor maestro para su vida será us-
energía en sacrificar y pensar ted como padre ó madre, eduque con el
cómo conseguir una mejor casa ó ejemplo y la coherencia de una vida
como comprarse un coche, cayen- con sentido.
Página 42

L
Niños felices son el resultado de pa-
dres esforzados y de una sociedad que a propia definición de Ideal nos
ayuda en todas las iniciativas que permite valorar su amplitud y com-
orienten a la familia. Nosotros como prender la inspiración que genera a
Padres debemos repetir a nuestros partir de la magnificencia de su
hijos aquello que nuestros abuelos nos sentido.
enseñaron, que la familia es la base de Si pensamos que su definición general re-
la sociedad y que cuando ésta se daña, fiere a la idea, estará implícito que se tra-
se daña todo a su alrededor. Miremos ta de algo no real, algo que se encuentra
con orgullo a nuestros hijos y hagamos
solamente en la mente.
todo lo posible para que puedan crecer
en medio de valores que solo la familia Otro significado de ideal es aquello que se
le puede enseñar: considera perfecto y excelente, lo que pue-
de conformar un prototipo que muestra o
Respetar a los adultos siempre. representa un modelo de perfección.
Ser cumplido con sus deberes, no im- Pero quizás uno de los aspectos más rele-
porta si son difíciles. vantes respecto a los ideales es que sólo
No desperdiciar nada en el hogar, hay los humanos son capaces de desarrollar
que ahorrar. un comportamiento en el que a partir de
Colaborar con los trabajos de la casa, pensar escenarios ideales, la humanidad
así todos estaremos contentos. progresa porque los puede hacer realidad
Todos somos iguales frente a los ojos con voluntad, esfuerzo e inteligencia.
de Dios, no debemos despreciar a na-
die. Los ideales involucran a la mente y las
convicciones, pero es en el terreno de las
Con estas enseñanzas básicas, nues- acciones donde se humanizan. Al tener en
tra familia y nuestra patria tendrán cuenta este sistema virtuoso que nos per-
futuro. mite reflexionar, interactuar, compartir
temáticas, es posible elevar la condición
humana.
Y es desde esa perspectiva que los ideales
son, en las sociedades, los grandes moto-
res de cambio.
Los ideales cambian con la edad. O si qui-
siéramos alejarnos de un sentido estricta-
mente filosófico, diríamos que toman otras
formas, se recrean.
Por eso es posible pensar en compartir
ideales con nuestros hijos, trabajar en
Lic.Víctor Cárdenas aquellos sueños por los que, desde lugares
diferentes, se puede motivar, se puede ac-
tuar, se pueden lograr cosas.
Educador con experiencia en orientación familiar y
formación de líderes en el área pedagógica. Vor Diplom Y en el cambio vital, la lucha por los idea-
Philosophie en la Hoch Shule der Franziskaner en les se vivirá de diferentes maneras: se dis-
Múnster Alemania. Director General del Centro
Pedagógicop Kentenich de Ecuador. Expositor y pane-
frutarán pequeños logros; se sentirán
lista destacado en medios de su país y Latinoamérica. grandes frustraciones que a veces inmovi-
Página 43

Ideales, valores y comunicación, ¿una mezcla posible?


Por Marcelo Paz
lia, de grupos y con suerte, de comuni- mente vemos, escuchamos o leemos todo
dades. el tiempo tienen una misión primaria co-
mo tales, pero, igual que los medicamen-
La historia de la humanidad es la histo-
tos tienen efectos colaterales que a prime-
ria de sus ideales, que han tenido un
fuerte impacto en las distintas épocas y ra vista no son detectados y que la fre-
cuencia de su emisión hace que perma-
que han configurado sociedades diferen-
nezcan y construyan mucho tiempo en
tes. Algunas amorosas, otras trágicas.
nuestro inconsciente. Y es allí donde, aun
Quizás uno de los temas más importante sin quererlos, se pueden transmitir valores
respecto a los ideales en este siglo, aquí o legitimar peligrosamente anti-ideales.
y ahora, es que resulta imposible pensar
Pero justamente en esta poderosa carac-
en ellos sin comprender que están inelu-
terística radica la potencial capacidad de
diblemente ligados a la comunicación, en
su sentido más amplio. Por eso, la trans- aprovechar estas fuerzas indetenibles para
convertirlas en aliadas a la hora de tratar
misión de valores e ideales es un rol que
de elevar la calidad de nuestra sociedad
compete en primera instancia a la fami-
lia, el núcleo de origen de la formación hacia ideales de progreso, comprensión,
de las personas. tolerancia y excelencia institucional.
Precisamente aquellos a los que nos toca
Pero desde hace ya un tiempo, la prolife-
ración de medios de comunicación y su comunicar, ya sea directamente o por de-
legación deberíamos intentar que más allá
eficacia y alcance han convertido a la
del mensaje comercial, la construcción del
transmisión de información en un ejerci-
mismo pueda llevar implícita la transmi-
cio continuo, interactivo y gratuito no ya
entre actores calificados, sino entre cual- sión de algún valor.
quiera que pueda tener a mano alguno En definitiva, si los ideales son los moto-
de los múltiples canales por los que hoy res del cambio, una buena comunicación
viaja la información. Y de este modo es será el combustible para una sociedad me-
que hoy se construyen o proclaman idea- jor.
les, explicita o tácitamente dejando al
libre albedrío de los receptores de estos
mensajes si los mismos son nobles o
subalternos.
Por eso en un mundo hiper-infomado e Marcelo Paz
hiper-conectado como el que describi-
Graduado en Ciencias Económi-
mos hay una responsabilidad social de cas (UBA)
los comunicadores de entender que todo
Incursionó en el periodismo tele-
comunica. Y por eso, tan importante co-
visivo y radial.
mo lo que se dice y muestra, es lo que se
hace. Fundador y Presidente de Mee-
ting Point SA, empresa dedicada
Por ahora vamos a definir como comuni- a la comunicación, el marketing
cadores a aquellos que anuncian masi- y la realización de eventos.
vamente productos y servicios, producto Involucrado en emprendimien-
de otro trabajo serán los mensajes políti- tos solidarios y la promoción de
cos, sociales, religiosos y hasta educati- valores

vos que también proliferan en los me- Mail de contacto:


dios. mp@meetingpoint-arg.com

Los mensajes de los anuncios que libre-


Página 44

HISTORIAS SENTIDAS. GAMBARIMASU


Por Alejandro De Barbieri

Arriesgarse produce ansiedad, pero no puede parecer novedoso, porque " hay
hacerlo significa perderse a si mismo. que salir de uno" para autorascender, pe-
Kierkegaard ro en realidad, y siendo fieles al mismo
Frankl, somos existencia, somos ser sien-

G
do con otros, en donde siempre aparece el
ambarimasu... es el verbo que mundo y los demás. sin embargo, nos
los japoneses mas repiten hoy cuesta salir de nosotros mismos, peca-
dia. Se lo dicen a si mismo y se mos de exceso de mismidad. la enseñan-
lo dicen a los demás, según rela- za de esta historia sentida es que debe-
ta Andres Braun, columnista de El mos ir hacia el otro, la otredad que nos
pais.com, quien nos acerca esta historia Espera es el colectivo que formamos par-
para compartirla. todos hemos presencia- te.
do con asombro desde la tv, o medios de
Gambarimasu, se dicen los japoneses a si
prensa, la cobertura que se hizo los me-
mismos y a los demas, podría traducirse
ses pasados del tsunami que azotó
como " perseverar" o " dar lo mejor de si".
Japón.
En estos momentos de crisis y de dolor,
Hemos contemplados, azorados, como los este concepto nos ayuda a pensar en la
japoneses hacían una larga fila para car- "resiliencia colectiva", en la capacidad
gar un bidón de agua, y luego se ponían que todos tenemos de dar lo mejor de no-
al final de la fila de nuevo para cargar un sotros para salvar nuestro colectivo
segundo bidón. También hemos visto co- humano , familiar y social.
mo la TV ha mostrado escenas de l catás-
Por supuesto que los japoneses también
trofe, pero muy pocas, de gente llorando o
lloran. Pero su cultura les enseño a no
de saqueos por las calles. Como se en-
"cargar" al otro en estos momentos con
tienden estas conductas? Por un lado de-
su dolor, se llora en silencio o en sus ca-
bemos comprender que esa tragedia, nos
estas sirviendo para conocer y acercarnos sas. como forma de respetar el proceso
del colectivo y de no "bajar los brazos."
a una cultura que nos enseña mucho.
Claro que nosotros desde nuestro lugar
Para empezar, nos enseña que para ellos occidental y científico, podríamos analizar
lo colectivo es mas importante que lo in- y decir " se reprimen, etc", pero estaría-
dividual, es por esto que en situaciones mos realmente conociendo al otro con es-
de tragedia colectiva, y por la experiencia ta actitud?. Conocer implica ver para
de situaciones similares vividas en el pa- comprender. Comprende el dolor de un
sado, ellos saben que deben salir adelan- pueblo nos ayuda a pensar como han
te como grupo. si hay un inconsciente co- hecho para salir adelante. En nuestro
lectivo, entonces los japoneses muy bien mundo individualista y predominante-
saben que la consciencia es también co- mente "emocional", se ha estimulado has-
lectiva, lo individual tiene sentido en la ta el cansancio desde diferentes escuelas
medida en que pertenece a un colectivo psicológicas la "libre expresión de los sen-
mayor. Desde esta miradas a autotras- timientos• Pero cuidado, realmente es li-
cendencia de Frankl, se da naturalmente. bre esa expresión? o es una descarga
Sino, como se explica la "inmolación" de catártica sin mas? Debemos saber leer
los 50 ingenieros que estuvieron hasta el con cuidado nuestras propias sentimien-
final tratando de apagar el reactor. tos y emociones. La emoción es primaria,
Nosotros vivimos en una cultura predo- e involuntaria, pero nuestros sentimien-
minantemente individual, para nosotros tos son mas libres, es donde aparece el
el concepto de autotrascendencia nos valor y el sentido con el cual me relaciono
Página 45

con los demás.


Parece que el mundo al "sacudirse" de es-
ta manera, nos ayuda a despertarnos, vi-
vimos como dormidos, "anestesiados" al
dolor del otro, del próximo prójimo como Lic. Alejandro De Barbieri
decía Benedetti. La propuesta de la Logo-
terapia, es DESPERTAR. Despertar a mi Psicólogo Clínico,
mismo, a mi inconsciente espiritual, des- Logoterapeuta
pertar al otro, al Tu, al tu que me cons-
alejandro@logoterapia.com.uy
truye, sin el yo no soy. Despertar al mun- www.logoterapia.com.uy
do que nos rodea, y despertar a la Tras-
cendencia.
Sin embargo, cuando sucedió el terremo-
to de Haiti, también pensamos que era un
aviso, una señal. Y sin duda lo es y espe-
ramos seguir escuchando estas señales
para unirnos a lo que cada uno de noso-
tros puede hacer desde donde este.
Vivimos como dormidos, será por eso que
las señales que nos envía el mundo son
tan dolorosas? Cuanto tiempo mas nos
llevara darnos cuenta de que somos todos El CELAE es un centro que se dedica a
pasajeros del mismo barco, de que debe- la atención, difusión e investigación en
mos unirnos como decía Frankl en la la Logoterapia de Viktor Frankl.
"común humanidad" para encontrar sali-
das comunes y no solo coartadas invidua-
les para salvar mi pellejo. El otro del otro, Fue fundado en el año 2000 por el Ps.
soy yo. Por lo tanto debo reaccionar para Alejandro De Barbieri, y la Lic. Marcela
poder dar una respuesta que nos ayude a Arocena, con formación y experiencia en
cambiar. Logoterapia así como contacto a nivel
internacional con sus más importantes
Cuanto tenemos para aprender de la alte- exponentes desde hace más de 15 años.
ridad, de que somos individuo y colectivo Está avalado por el Viktor Frankl Insti-
al mismo tiempo, No debemos poner énfa- tut de Viena, así como por algunos de
sis en un solo, nosotros por vivir mas es- los centros de Logoterapia más impor-
ta sociedad individual, quizás necesita- tantes del mundo (Argentina, México,
mos rescatar en estas historias que la vi- España, Italia).
da misma nos trasciende y de que somos
lo que hacemos para cambiar lo que so-
mos al decir del escritor uruguayo EduAr- Cuenta en este momento con más de 10
do Galeano. profesionales formados en Logoterapia,
quienes acompañan a la fecha de hoy
Volviendo a la cita de Kierkegaard, es entre 80 y 100 pacientes por semana.
hora de arriesgarnos, de salir de nosotros www.logoterapia.com.uy
mismos, para ir al encuentro del otro.
Página 46

RECOMENDADOS
Nuevos Lanzamientos de Editorial San Pablo (Argentina)

Las enseñanzas de los grandes maestros se man-


tienen intactas a lo largo de la historia; son trasmi-
tidas y repetidas casi sin interpretación, sin análi-
sis ni debates. Esto implica, en la mayoría de los
casos, el riesgo de convertir a los maestros en gur-
úes del pensamiento. “Su impronta llega a ser tan
fuerte que resulta difícil repensarlos, comentarlos,
mucho más, debatirlos. Por eso mismo, se termina
repitiéndolos hasta el hartazgo generando el paulati-
no achicamiento de sus aportes”, expresa Claudio
García Pintos en el inicio del libro.

Viktor Frankl alertó a sus alumnos sobre esto,


instándolos a avanzar sobre las premisas elemen-
tales propuestas por él mismo, asumiéndolas como
los fundamentos, los primeros peldaños de algo
que debía ser continuado, profundizado, desarro-
llado. “En la línea de su inspiración, surge este libro.
La intención ha sido reunir algunas conferencias de
Frankl, tanto para recordar su discurso como para
Claudio García Pintos (Coord)
comprometernos en comentarlo. Es decir, avanzar en
201 páginas Colección NOESIS 29 la interpretación actual de su mensaje en nuestro
aquí y ahora”.
Para esto, se invitó a diversos profesionales especializados en el tema a brindar sus propias
observaciones. Cada conferencia se acompaña de la opinión del comentarista, no precisa-
mente desde la admiración por el maestro, sino más bien, desde una mirada crítica y ac-
tual. “No se trata de un Frankl recitado, sino de un Frankl comentado. Hay muchos maes-
tros „repetidos‟. Esperamos que éste no sea el caso de Viktor Frankl”, concluye el autor.

“La psicopedagogía ha explorado poco el campo de la vejez y de la de-


privación cognitiva en la adultez, valiosas etapas en la vida del hombre.
Es necesario abordar las diversas etapas del hombre, a partir de una
concepción de unidad múltiple y dinámica, alejado de una visión par-
cial. Por eso, la intención es dar cuenta total de la persona y de la reali-
dad de ella”, afirma la autora del libro.

Desde un enfoque logoterapéutico, esta obra propone la atención de


adultos con retraso, deterioro y/o déficit cognitivo a través de la terapia
del encuentro y el conocimiento del otro, a fin de promover la realiza-
ción personal, la búsqueda de un sentido en la vida. En esta búsqueda
de sentido alcanzada por propia voluntad, el paciente crea una necesi-
dad de autotrascender, una razón para ser en el mundo, mediante su
hacer. Este denominador común a todas las dolencias, atendidas
desde la terapéutica del reencuentro humano, motiva a salir de la en-
fermedad para proyectarse al mundo, en apertura a una obra propia a
cada uno. Porque realizarse, aun en la enfermedad, es comenzar el pro-
ceso de cura: “descubre una existencia diferente del dolor y la angustia;
genera, a partir de una obra, una reparación con la cual identificarse Dides Hernández Silvera
desde el mismo sentido de su accionar”. 124 páginas Colección PRAXIS