LOS ADJETIVOS DETERMINATIVOS: Demostrativos, posesivos, numerales e indefinidos.

DEMOSTRATIVOS: señalan la situación espacial o temporal del nombre al que determinan con respecto al hablante. Los adjetivos demostrativos tienen variación de género y número. Tienen distintas formas que indican la proximidad o lejanía del objeto. Proximidad este Distancia media ese Lejanía aquel esta esa aquella estos esos aquellos estas esas aquellas

Valores del adjetivo demostrativo en español: 1.La proximidad o lejanía espacial y temporal del nombre respecto al hablante y al oyente. Proximidad espacial: Este libro es interesante. Proximidad temporal: Esta tarde vendré. Distancia media: espacial: Esas mesas son rojas. Distancia temporal: No quiero ese regalo. Lejanía: espacial: Aquella tienda está cerrada. Lejanía temporal: Aquellos maravillosos años. 2. El valor despectivo de este y ese antepuesto al nombre: Esa película no es muy buena. Esa chica tiene mal carácter. 3. Tienen valor demostrativo los adjetivos: Tal, tales. Nota: los adjetivos no se acentúan sólo cuando funcionan como pronombres. POSESIVOS: Establecen una relación de posesión o pertenencia entre las personas gramaticales y el nombre al que determinan. Tienen formas átonas, que aparecen antes del nombre: Mi/mis, tu/tus, su/sus. Formas tónicas: mío, tuyo, suyo con sus correspondientes variaciones de género y número ( mía, mías, mío, míos, tuya, tuyas,tuyo, tuyos, suya, suya, suyo, suyos). Siempre van pospuestas al nombre. Las formas nuestras, vuestras pueden ir antes o después del nombre

"mil" toma el plural de "miles". veinte. dos. 2ª persona: Un poseedor tuyo/a. Los pronombres numerales se emplean para designar: autobuses.. cien. tranvías. Estos numerales son invariables en género y son todos plurales excepto uno. Es incorrecto el uso del posesivo pospuesto a los adverbios de lugar.. 3ª persona: Uno o varios poseedores suyo/a. las horas del día. Varios poseedores: nuestro/a. suyos/as. Numerales cardinales: • • • • • • • • • • • • • • • • 0 cero 1 uno 2 dos 3 tres 4 cuatro 5 cinco 6 seis 7 siete 8 ocho 9 nueve 10 diez 11 once 12 doce 13 trece 14 catorce 15 quince • • • • • • • • • • • • • • • • 30 treinta 34 treinta y cuatro 39 treinta y nueve 40 cuarenta 45 cuarenta y cinco 50 cincuenta 55 cincuenta y cinco 60 sesenta 67 sesenta y siete 70 setenta 72 setenta y dos 80 ochenta 90 noventa 100 cien 101 ciento uno 200 doscientos . Cuando actúan como pronombres además de expresar el número sustituyen al nombre.A partir del treinta y uno se escriben en dos palabras unidas por la conjunción "y" hasta el número cien. los días del mes. quinientos.. b) Constituidos por una palabra compuesta: dieciséis. mi. partitivos y multiplicativos. participantes de un equipo. delante de ti NUMERALES: ordinales. tres. la fecha se expresa: 05/05/1978: cinco del cinco del setenta y ocho.. diecinueve. delante tuya: Encima de mí.. mis. Varios poseedores vuestro/as.. Cardinales: nombran la serie natural de los números enteros: morfológicamente se clasifican como: a) Constituidos por una palabra simple: Uno. lo suyo. sesenta. veintiuno. cardinales. su. sus. en lugar de los pronombres personales tónicos precedidos de la preposición de: *Encima mío. vuestros/as. nuestros/as. Pueden llevar artículo. cuatrocientos. míos/as. tus. Los adjetivos posesivos pueden ser sustantivados precedidos de artículo: lo nuestro. Los adjetivos numerales delimitan con exactitud la extensión cuantitativa del nombre al que preceden. tuyos/as tu.1ª persona: Un poseedor mío/a.

• • • • • • • • • • 16 dieciséis 17 diecisiete 18 dieciocho 19 diecinueve 20 veinte 21 veintiuno 22 veintidós 23 veintitrés 24 veinticuatro 25 veinticinco • • • • 300 trescientos 1000 mil 1000000 un millón 1000000000000 un billón Ordinales: indican un orden dentro de una sucesión de números enteros. Para referirnos a 100. Tres millones de dólares . Son los siguientes: • • • • • • • • • • • • • • • • 1º primero 2º segundo 3º tercero 4º cuarto 5º quinto 6º sexto 7º séptimo 8º octavo 9º noveno 10º décimo 11º undécimo/onceavo 12º duodécimo/doceavo 13º décimo tercero 14º décimo cuarto 15º décimo quinto 16º décimo sexto • • • • • • • • • • • • • • • • • • 20º vigésimo 21º vigésimo primero 22º vigésimo segundo 23º vigésimo tercero 30º trigésimo 31º trigésimo primero 35º trigésimo quinto 40º cuadragésimo 50º quincuagésimo 60º sexagésimo 70º septuagésimo 80º octogésimo 90º nonagésimo 100º centésimo 200º ducentésimo 300º tricentésimo 400º cuadringentésimo 1000º milésimo Se produce apócope en: Uno: un Primero: primer Tercero: tercer Observaciones: 1. Mil: miles: Un millón de dólares. 1000 aniversario se usan las palabras: centenario y milenario. Llevan obligatoriamente artículo y concuerdan en género y número con el nombre al que se refieren. 2. Millón: millones.

trescientos veinte. A su vez. por su terminación en "e" son formas invariables para el género. los adjetivos tie una cualidad llamada grado. y puede ser positivo. Quedará más claro si lo exponemos en forma de esquema: Grados del adjetivo . Funcionalmente se comportan como sustantivos:El doble de ración. los adjetivos indefinidos son: todo. Admiten variación de número.3. Doble. El grado del adjetivo se refiere a la intensidad con la que lo usamos. poco. triple.. Ejemplos: Tengo mucha hambre Hay poca gente Todos los sueños se cumplen B) Los adjetivos indefinidos existenciales: pueden referirse al número o cantidad y también a la identidad imprecisa de lo designado por nombre.. Concuerdan en género y número con el nombre al que determinan. Cien: ciento cuatro. bastante. esta última graduación del adjetivo. pero imprecisa. o adjetivos: Parto quíntuple. INDEFINIDOS: los adjetivos indefinidos o cuantificadores añaden al nombre una información sobre la cantidad. Van antepuestos al nombre salvo ningún que puede ir pospuesto. concuerda con el sustantivo al que acompaña: doscientos amigos. Podemos hacer una distinción entre los gradativos de cantidad y los existenciales: A)Los adjetivos indefinidos gradativos de la cantidad: indican el grado o la cantidad con que es expresado con que se percibe lo designado por el nombre. el grado superlativo. mucho. La fórmula es: determinante+ordinal+de+sn: La tercera parte de los alumnos La octava parte de la población Para las fracciones menores de una décima parte (1/10) se emplean los numerales añadiéndoles el sufijo -avo: 3/12 tres doceavos Multiplicativos: Los numerales multiplicativos o múltiplos denotan multiplicación del contenido semántico del sustantivo. Hasta el número diez tienen las mismas formas que los ordinales y se añade la palabra parte. Todos tienen variación de género y número con excepción de cualquier y ningún. trescientas amigas Partitivos: (fraccionarios) son los adjetivos numerales que añaden al nombre el concepto de fracción de unidad. cuádruple. comparativo y superlativo. añadiendo información sobre é Además de dividirse en distintos tipos en función de la forma en la que proporcionan esa información. Los adjetivos relativos Los adjetivos son esa parte variable de la oración que califica o determina al sustantivo. Como los pronombres. se subdivide en dos dependiendo de cómo lo usemos: existe el superlativo relativo y el superlativo absoluto.

como estotro. este tipo de adjetivación se activa siempre con las fórmulas “el más / la más. pero bien el superlativo absoluto no admite comparación (algo no puede ser “más único” que otra cosa). ¿en qué se diferencia el adjetivo superlativo relativo del superlativo absoluto? Ambos tipos de superlativos indican que el sustantivo al que hacen referencia posee la cualidad más alta posible. esa y aquella para el femenino singular. Existen en realidad otras formas de adjetivos demostrativos. esotro. el alumno menos estudioso… pero siempre van acompañados de forma tácita de una comparación con el resto de sustantivos de su clase. el superlativo relati se basa precisamente en la comparación. Podríamos decir lo mismo con un adjetivo de tipo comparativo. ese y aquel para el masculino singular. pues. Los adjetivos demostrativos Los adjetivos demostrativos son aquellos que expresan una relación de lugar. pudiendo ser de superioridad y de inferiorida Mejor será que lo veamos con algunos ejemplos: Adjetivos superlativos relativos de superioridad: El río más largo de Europa es el Volga El país más poblado del mundo es China Lo mejor sería ir Gumersindo no es el más indicado para criticar los nombres raros Adjetivos superlativos relativos de inferioridad: El alumno menos estudioso de la clase es Javier Luisa es la mujer menos trabajadora del pueblo Lo peor sería no ir Gumersindo es el menos indicado para criticar los nombres raros Como podemos darnos cuenta. pero son formas ya arcaizantes que son rara vez usadas. aquesa. indican la mayor o menos cualidad posible (el río más largo. de la siguiente manera: “el Volga es más largo que el resto de los ríos de Europa”. seguidas del adjetivo en cuestión. Los adjetivos relativos. Cuando decimos que “el Volga es el río más largo de Europa”. aqueste. esas y aquellas para el femenino plural. aquesta y aquesto. Son un grupo cerrado de adjetivos: este. queso. esta. indicando la mayor o menor proximidad de la persona con quien o de quien se habla. esos y aquellos para el masculino plural.• • o o o • o o Grado positivo Grado comparativo Comparativo de igualdad Comparativo de inferioridad Comparativo de superioridad Grado superlativo Superlativo relativo Superlativo absoluto Llegados a este punto. . estas. entendemos que estamos estableciendo una comparación entre e Volga y el resto de los ríos de Europa. Así podemos avanzar una definición: el superlativo relativo indica el grado más alto de la cualidad comparándola con otro de la misma clase. aquese. esotra. estos. el menos / menos”.

Se consigue con el uso de las distintas variantes del demostrativo ese. y otra vez tanto en el tiempo como en el espacio. Los adjetivos personales Existe un grupo de adjetivos. en realidad. En el caso de los adjetivos personales. nacen casi por expreso deseo del escritor o hablante. de un nombre (de hecho. argentino y francés. y por lo común. pues la mayoría de ellos no figuran en ningún diccionario. que pueden englobarse entre los que nacen por la adjetivación de un sustantivo original. delante de este. Veamos unos ejemplos: ¡Eh! ¡Mira lo que hace este hombre! Estas galletas están realmente buenas La verdad. pásame ese encendedor! Sí. Goya o Cervantes se forma un adjetivo como kafkiano. Argentina y Francia nacen los adjetivos brasileño. ¡Por favor. pásame aquella toalla! ¿Recuerdas aquella época en la que…? También pueden indicar una distancia intermedia entre la proximidad y la lejanía del hablante o del emisor tanto como del oyente o del receptor. que son los que determinan o precisan la extensión en que se toma el significado del sustantivo al que acompañan. podemos adentrarnos con más profundidad en lo que se puede transmitir por medio de los adjetivos demostrativos. Pero si queremos colocarlo detrás será obligatorio incluir un artículo delante del sustantivo. Se hace con las diferentes variantes del demostrativo aquel. Se trata de adjetivos que se forman por la derivación de un nombre propio. los demostrativos pueden determinar o precisar ese significado de tres maneras distintas: Pueden indicar proximidad al hablante o al emisor de la oración. como hemos dicho. Algunos de estos adjetivos consiguen expandirse . Dicho lo anterior. es necesario decir que todas las palabras anteriores actúan como adjetivos demostrativos si y sólo si preceden a un sustantivo (como en “esta luna”. Veamos algunos ejemplos: ¡Por favor. goyesco o cervantino. que ese sustantivo original es un nombre propio.Por supuesto. Existen otros adjetivos bastante conocidos que se forman de la misma manera: son los gentilicios. creo que este verano ha sido genial No creo que el equipo vuelva a jugar tan bien como lo ha hecho esta temporada También pueden indicar lejanía respecto del hablante o del emisor. La particularidad de estos adjetivos personales es. y. En su caso. y de nuevo tanto en el tiempo como en el espacio. y normalmente también del oyente o del receptor. Cuando no lo hacen pertenecen a la clase de los pronombres. del todo particular. sin duda ese año fue inolvidable El adjetivo demostrativo deberá ir siempre en posición adjunta al sustantivo. Con ellos ocurre que de Brasil. que podemos denominar personales o nominales. Estos adjetivos pertenecen. Se hace con las diferentes variantes del demostrativo este. “esa casa” y “aquellas flores”). normalmente de un apellido) como Kafka. es más. y esa proximidad puede ser válida tanto en el tiempo como en el espacio. a la clase mayor de los adjetivos determinativos. es decir.

Y. Sin embargo. el número de estos adjetivos es técnicamente ilimitado: pueden formarse tantos como nombres y apellidos existen. jeffersoniano (por Thomas Jefferson). ya en la modernidad. Por lo general. herrerista (por Herrera). Ocurre que por lo general se emplean únicamente para designar elementos relacionados con personajes de cierta fama o importancia en el contexto en el que se esté trabajando. platónico y aristotélico. Platón y Aristóteles. ciceroniano (por Cicerón). naciendo así maquiaveliano). al citado Maquiavelo (cuya derivación maquiavélica distorsionó tanto su conocimiento que llevó a los académicos a crear otro para ellos. tal vez sólo lleguen a ese nivel Kant y Kafka. como marxista (por Marx) o leninista (por Lenin). en el ámbito académico o universitario de los artículos científicos y los libros especializados. como chavista (por Chávez). Más allá de la política y los movimientos de masas. maquiaveliano (por Maquiavelo. será muy difícil encontrar un adjetivo de los anteriores en un ámbito que no sea culto (excepto el citado maquiavélico). y. también aporta el más conocido maquiavélico). de hecho. Entre ellos habría que citar los tres mayores filósofos griegos. Sócrates.más allá de su reducido significado original (lo referente a las personas de las que surgen). retorcido y oscuro. suelen encontrarse con bastante frecuencia adjetivos del tipo smithiano (por Adam Smith). Especialmente prolíficos son los políticos. y pasan a usarse de una forma más amplia. al también filósofo y escritor italiano Dante Alighieri. que se usa de forma algo más extendida para decir de algo que es complicado. Pero eso no significa que no existan otros adjetivos personales bien conocidos por cualquiera. que nos dejó el tenebroso adjetivo dantesco. o franquista (por Franco). como decíamos al principio. los religiosos: cristiano (por Cristo) budista (por Buda) o mahometano (por Mahoma). cuyos kantiano y kafkiano son también bien conocidos. mozartiano (por Mozart). . Por ejemplo. quien en un alarde de fertilidad lingüística. Es el caso de kafkiano. que nos dejaron socrático. sin olvidar otros aún más extendidos. adrianeo (por Adriano) o hegeliano (por Hegel). peronista (por Perón). son pocos los personajes que han consiguido legarnos unos apellidos adjetivados bien conocidos.