Texto para el Estudiante

Nombre: __________________________________________________________ Curso: ____________________________________________________________ Escuela o liceo: __________________________________________________

Texto para el Estudiante

Dirección y coordinación pedagógica:

Pedro Milos Hurtado
Autores:

Pedro Milos Hurtado
Licenciado en Historia (Pontificia Universidad Católica de Chile); Doctor en Ciencias Históricas (Universidad Católica de Lovaina).

Liliam Almeyda Hidalgo
Profesora de Historia y Geografía (Pontificia Universidad Católica de Chile); Licenciada en Educación (Pontificia Universidad Católica de Chile); Licenciada en Historia (Pontificia Universidad Católica de Chile).

Pablo Whipple Morán
Licenciado en Historia (Pontificia Universidad de Valparaíso); Doctor en Historia Latinoamericana © (Universidad de California, Davis).

Colaboradores:

Marcos Fernández Labbé
Licenciado en Historia (Pontificia Universidad Católica de Chile); Licenciado en Educación (Pontificia Universidad Católica de Chile); Profesor de Historia y Geografía (Pontificia Universidad Católica de Chile); Doctor en Historia y Geografía (Pontificia Universidad Católica de Chile).

María Soledad Jiménez Morales
Licenciada en Educación (Pontificia Universidad Católica de Chile); Profesora de Historia y Geografía (Pontificia Universidad Católica de Chile); Magíster en Diseño Instruccional (Pontificia Universidad Católica de Chile).

Historia y Ciencias Sociales 2º Medio Texto para el Estudiante Dirección y coordinación pedagógica: Pedro Milos Hurtado Autores: Pedro Milos Hurtado Liliam Almeyda Hidalgo Pablo Whipple Morán Colaboradores: Marcos Fernández Labbé María Soledad Jiménez Morales

La presentación y disposición de la obra, son propiedad del editor. Reservados todos los derechos para todos los países. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida de ninguna forma, ni por ningún medio, sea este electrónico, fotocopia o cualquier otro, sin la previa autorización escrita por parte de los titulares de los derechos.

“Autorizada su circulación, por Resolución Nº 367 del 28 de Noviembre de 2006 de la Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado. La edición y circulación de mapas, cartas geográficas u otros impresos y documentos que se refieran o relacionen con los límites y fronteras de Chile, no comprometen, en modo alguno, al Estado de Chile, de acuerdo con el Art. 2º, letra g) del DFL. Nº 83 de 1979 de Ministerio de Relaciones Exteriores”.
Dirección editorial: Gloria Páez Herrera Edición: Michelle León Hulaud Coordinación de producción: Cynthia Díaz Godoy Diseño y diagramación: Félix López Cifuentes y Cynthia Díaz Godoy Corrección de estilo: Ismael Bermúdez Romero Archivos gráficos: MN Editorial Ltda.

Es una marca registrada de MN Editorial Ltda. © MN Editorial Ltda. Avda. Eliodoro Yáñez, Providencia, Santiago, Chile. Teléfono: 233 5101 Fax: 234 4869 e-mail: promocion@mneditorial.cl www.mneditorial.cl Nº de registro: 176.673 ISBN: 978-956-294-246-1 Impreso en Chile Se terminó de imprimir esta 2ª Edición de 133.369 ejemplares, en el mes de enero del año 2009.

Estructura gráfica ......................................................... 8 Mapa de contenidos.................................................... 10

Introducción activa. ¿Quiénes somos? ..................... 56 Procesos y tendencias................................................ 58 Desarrollo conceptual ................................................. 60 Las motivaciones de la conquista ..................... 60 La empresa de conquista española .................. 60 La conquista de Chile ........................................ 62 Las dificultades de los primeros años ............... 64 Valdivia intenta conquistar la zona sur .............. 65 Alzamientos indígenas y el fin de la conquista................................................... 67 7. La administración colonial ................................. 68 8. La sociedad colonial .......................................... 70 9. La economía...................................................... 72 10. El trabajo............................................................ 73 11. Las comunicaciones .......................................... 74 12. La religión .......................................................... 76 13. Expresiones artísticas y vida intelectual........................................................... 76 14. Los cambios del siglo XVIII ............................... 77 1. 2. 3. 4. 5. 6. Interpretaciones históricas. Guerra española-indígena....................................................... 80 Autoevaluación............................................................ 82 Apéndice de Bloque .................................................... 84 • Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales. El análisis y comentario de las fuentes históricas ..................................................... 84 • Dilemas históricos. ¿Pueblos originarios o minorías étnicas? ..................................................... 86 Agricultura y minería: alcances y límites de nuestro desarrollo .....................................................87 • Proyecto de investigación. Programa de difusión del patrimonio cultural de mi región ......................... 88

Unidad 1:
Una visión global de la Historia de Chile .. 12 Introducción activa. Exploro mi vida y reflexiono sobre mi historia ...................................... 14 Procesos y tendencias................................................ 16 Desarrollo conceptual ................................................. 21 1. Primer período Construcción de una identidad mestiza ............ 22 2. Segundo período La creación de una nación (1810-1883) ........... 24 3. Tercer período: La sociedad finisecular: auge y crisis del liberalismo (1883-1920)............................... 25 4. Cuarto período: El siglo XX: la búsqueda del desarrollo económico y de la justicia social (a partir de la década de1920) .......................... 27 Interpretaciones históricas. La historia de Chile: palabra de historiadores .............................. 30

BLOQUE I
La construcción de una identidad mestiza..................................................................... 32

Unidad 2:
Los pueblos originarios de América y de Chile ................................................................. 34 Introducción activa. Conociendo a nuestros antepasados indígenas................................ 36 Procesos y tendencias................................................ 38 Desarrollo conceptual ................................................. 40 1. Los primeros pobladores del continente ........... 40 2. Las grandes civilizaciones................................. 41 3. Los pueblos originarios de Chile ....................... 45 4. Los pueblos indígenas al iniciarse el siglo XVI ... 47 Interpretaciones históricas. Teorías del poblamiento americano............................................... 50 Autoevaluación............................................................ 52

BLOQUE II
La creación de una nación .............................. 90

Unidad 4:
La Independencia ................................................ 92 Introducción activa. Los pueblos y la independencia ...................................................... 94 Procesos y tendencias................................................ 96 Desarrollo conceptual ................................................. 98 1. ¿Era previsible la Independencia chilena? ....... 98 2. Inesperados sucesos en Europa y en España .. 99

Unidad 3:
Conquista y Colonia ............................................ 54

5

3. Los sucesos en Chile ...................................... 100 4. Etapas de un proceso que va radicalizándose................................................ 101 5. La situación económica del país ..................... 107 6. El fin de un período ......................................... 109 7. Balance de una época..................................... 110 Interpretaciones históricas. La Independencia en la historiografía..................................................... 112 Autoevaluación...........................................................114

BLOQUE III
La sociedad finisecular: auge y crisis del liberalismo..................................... 150

Unidad 6:
Crisis política y desarrollo económico ..... 152 Introducción activa. Se anuncia un conflicto ........... 154 Procesos y tendencias.............................................. 156 Desarrollo conceptual ............................................... 158 1. Una guerra civil pone fin al presidencialismo.. 158 2. El parlamentarismo triunfante ......................... 161 3. Nuevos actores y manifestaciones políticas............................................................ 163 4. La economía del “dejad hacer”........................ 168 5. La crisis que viene........................................... 171 Interpretaciones históricas. La “cuestión social” ..... 172 Autoevaluación.......................................................... 174

Unidad 5:
La organización de la República................. 116 Introducción activa. Creando una nación ................ 118 Procesos y tendencias.............................................. 120 Desarrollo conceptual ............................................... 122 1. Un nuevo orden ............................................... 122 2. Los desafíos de los gobiernos conservadores ................................................. 123 3. La Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana ................................................. 126 4. Extranjeros en Chile ........................................ 127 5. Los extranjeros en Chile y su influencia en la intelectualidad nacional.......... 128 6. Legado del período conservador .................... 129 7. Los liberales..................................................... 130 8. El autoritarismo presidencial en apuros.......... 130 9. Política, religión y reformas constitucionales .. 132 10. Ocaso del presidencialismo e instauración del parlamentarismo ................... 134 11. Una etapa de expansión económica............... 135 12. La Guerra del Pacífico..................................... 135 13. Ocupación de la Araucanía ............................. 138 Interpretaciones históricas. La Guerra del Pacífico ................................................................ 140 Autoevaluación.......................................................... 142 Apéndice de Bloque .................................................. 144 • Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales. Lectura y elaboración de mapas históricos............................................... 144 • Dilemas históricos. ¿Independientes o dependientes?........................................................ 146 Chile, Perú y Bolivia: Pasado y presente de una relación confictiva.............................................147 • Proyecto de investigación. Celebración del bicentenario de la Independencia chilena ............. 148

Unidad 7:
La sociedad en el cambio de siglo............. 176 Introducción activa. Cambio de siglo: logros y expectativas............................................................ 178 Procesos y tendencias.............................................. 180 Desarrollo conceptual ............................................... 182 1. La transformación de la clase dirigente ........................................................... 182 2. La conformación de los grupos “medios”........ 183 3. La postergación de los sectores populares y la “cuestión social” ....................... 184 4. La vida en las ciudades....................................187 5. Formas de diversión a comienzos de siglo..... 189 6. Los frutos del sistema educacional ..................191 7. Los movimientos intelectuales .........................192 Interpretaciones históricas. Percepciones contemporáneas de la crisis de fin de siglo.............. 194 Autoevaluación.......................................................... 196 Apéndice de Bloque .................................................. 198 • Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales. Elaboración de un eje cronológico o línea de tiempo ................................................... 198 • Dilemas históricos. ¿Presidencialismo o parlamentarismo? .................................................. 200 Ricos y pobres: necesidad y posibilidad de una sociedad integrada...........................................201 • Proyecto de investigación. Debate de temas sociales .................................................................. 202

6

BLOQUE IV
La búsqueda del desarrollo económico y de la justicia social.......................................... 204

11. La profundización de las reformas estructurales .................................................... 245 12. El gobierno de la Unidad Popular.................... 246 Interpretaciones históricas. Visiones historiográficas globales............................................ 250 Autoevaluación.......................................................... 252

Unidad 8:
El nuevo rol del Estado ..................................... 206 Introducción activa. Una mirada hacia el pasado................................................................... 208 Procesos y tendencias.............................................. 210 Desarrollo conceptual ............................................... 212 1. Fin del parlamentarismo: nuevos actores políticos .................................. 212 2. Carlos Ibáñez del Campo y la modernización del Estado............................... 215 3. La “gran depresión” de 1929 ........................... 215 4. Inestabilidad política ........................................ 216 5. Vuelta a la institucionalidad ............................. 217 6. La experiencia del Frente Popular en Chile y los gobiernos radicales .................. 219 7. Fortalecimiento del Estado, desarrollo industrial y desarrollo social ............................ 221 8. El nuevo orden mundial y el fin de los consensos.................................................. 222 9. Necesidad de nuevos cambios ....................... 223 Interpretaciones históricas. El debate económico en los años 50 ........................................ 226 Autoevaluación.......................................................... 228

Unidad 10:
Gobierno militar y transición a la democracia .......................................................... 254 Introducción activa. Yo tenía 15 años en 1973 ........ 256 Procesos y tendencias.............................................. 258 Desarrollo conceptual ............................................... 260 1. La historia reciente ...........................................260 2. El camino hacia el golpe militar de 1973......... 260 3. Antecedentes de la crisis previos a 1970........ 262 4. Antecedentes de la crisis posteriores a 1970.............................................................. 263 5. El golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973............................................................ 264 6. Las bases de un nuevo proyecto de país........ 266 7. La represión..................................................... 267 8. El diseño de una nueva economía .................. 268 9. Los altos y bajos del nuevo modelo económico ....................................................... 269 10. Nuevos aires económicos ............................... 270 11. Cambios en el campo institucional.................. 270 12. El malestar se comienza a expresar ............... 272 13. La mayoría dijo “No” ........................................ 272 14. El retorno a la democracia .............................. 273 15. De cara al futuro .............................................. 274 Interpretaciones históricas. La transición a la democracia ......................................................... 276 Autoevaluación.......................................................... 278 Apéndice de Bloque .................................................. 280 • Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales. Elaboración de un ensayo histórico.................................................................. 280 • Dilemas históricos. ¿Más o menos Estado? ........ 282 Democracia y justicia social: Derechos y deberes ciudadanos................................................283 • Proyecto de investigación. El movimiento feminista ................................................................. 284 Índice temático ......................................................... 286 Índice de documentos............................................... 288 Índice de mapas ........................................................ 288

Unidad 9:
Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia ............................................... 230 Introducción activa. Izquierda, centro y derecha, tres partes de un todo ............................. 232 Procesos y tendencias.............................................. 234 Desarrollo conceptual ............................................... 236 1. Tiempos de cambio ......................................... 236 2. Los cambios en la estructura poblacional del país......................................... 238 3. Los tres tercios ................................................ 238 4. Las reformas estructurales.............................. 240 5. La reforma agraria ........................................... 240 6. La “chilenización” del cobre............................. 242 7. La reforma educacional................................... 242 8. Los jóvenes y la reforma universitaria............. 243 9. Nace un medio de comunicación .................... 244 10. Una agitada vida cultural: música, teatro, literatura y cultura popular.................... 244

7

A partir de la Unidad 2, el libro se divide en cuatro bloques, cada uno de los cuales trata un período diferente de la historia de Chile. Los bloques están conformados por una entrada a doble página, dos o tres unidades y un apéndice de bloque.

ENTRADA DE BLOQUE
Cada bloque comienza con una doble página en la que se presentan las unidades que se tratarán en esa sección y se entrega un cuadro sinóptico con los subperíodos, los principales procesos, los hechos más destacados y los elementos que marcan el fin del período que comprende el bloque.
U N I DA D 2
– Expediciones al actual territorio chileno: Diego de Almagro y Pedro de Valdivia – Fundación de ciudades durante el siglo XVI – Desestructuración de las formas de vida de los pueblos indígenas sometidos • Resistencia indígena – Sublevaciones mapuches – Establecimiento de una frontera al sur del río Biobío – Paulatina pacificación de las relaciones hispano-mapuches • Colonización española del Norte Chico y Chile Central – Sistema administrativo fundamentado en el absolutismo español – Reforma del sistema durante el siglo XVIII – Concentración del poder político por los españoles • Formación de una sociedad mestiza – Disminución de la población indígena – Constante crecimiento de la población mestiza – Fuerte estratificación social • Implantación de un sistema económico que transformó las formas de propiedad, producción y trabajo indígenas – Monopolio comercial – Limitado comercio con las colonias vecinas – Economía basada en las explotaciones mineras (S. XVI) – Economía basada en la producción ganadera y agrícola (S. XVII y XVIII) – Fortalecimiento económico social de los criollos – Las haciendas se transforman en los principales centros productivos – Los indígenas y luego los mestizos son las principales fuentes de mano de obra • Difusión de la cultura europea y de la religión católica – Mayoritaria cultura de tipo rural-tradicional – La educación es asumida por las órdenes religiosas y solo alcanza a un pequeño porcentaje de la población – La religiosidad está presente en todos los ámbitos de la vida colonial • • • • • • • • • Descubrimiento y conquista española del territorio americano Sometimiento del imperio inca al dominio español Fundación de Santiago Destrucción de Santiago por indígenas liderados por Michimalonko Batalla de Curalaba Establecimiento de la frontera y del ejército permanente Terremoto de 1647 Cambio de dinastía reinante en España (Habsburgo-Borbones) Reformas borbónicas del siglo XVIII – Expulsión de los Jesuitas – Abolición de las encomiendas – Gobernadores ilustrados – Libertad de comercio – Prisión de Fernando VII, rey de España, en Francia

Los pueblos originarios
de América y de Chile

U N I DA D 3

Conquista y Colonia

Principales procesos (continuación)

1er Período
(33000 a.C.-1810 d.C.)

Construcción de una identidad mestiza
• América precolombina • La conquista española • El período colonial • Aprox. 33000 años a.C., que corresponde a los vestigios de los primeros pobladores, cazadores de grandes elefantes, en Old Crow (Canadá) • 1810, que señala el comienzo del proceso de independencia • Poblamiento del continente americano • Desarrollo de civilizaciones en América • Diversidad cultural de pueblos originarios en el actual territorio chileno – Distintas culturas en Zona Norte Grande, Zona Norte Chico, Zona Central y Zona Austral o Patagonia chilena – Dominación inca del norte de Chile y la zona central (hasta el río Maule) • Conquista española – Viajes de Colón – Conquista de los grandes imperios, azteca e inca

Subperíodos o etapas Inicio del período Fin del período

Hechos más destacados

Principales procesos

Elementos que marcan el fin

• La formación de un sentimiento criollo • La crisis económica de las colonias hispanas hacia fines del siglo XVIII • La invasión napoleónica de España y prisión del rey

32

33

E

n el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, el mundo se vio librado a la confrontación entre dos grandes bloques ideológicos y políticos: el bloque capitalista, liderado por Estados Unidos y el bloque socialista encabezado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Conocido como el período de la Guerra Fría, sus efectos se hicieron sentir también en Chile.

UNIDADES Entrada de unidad
Cada unidad comienza con una propuesta gráfica y escrita que presenta los procesos fundamentales que se desarrollan en ella.

L

a crisis de la industria salitrera en el norte de Chile marcó, en los años 20 del siglo pasado, el inicio de un período de crisis, no solo económica sino también política y social, a la que se sumó, luego la crisis internacional de 1929.

urante los años 50, Chile debe hacer frente a un fuerte proceso inflacionario, al descrédito de los partidos políticos y a la emergencia importantes movilizaciones de masas que reclamaban mejoras en sus condiciones de vida. El país discutía sobre distintas alternativas de futuro.

D

A

l inicio de la década de 1930, Chile vivió años de inestabilidad política e institucional, en el marco de la búsqueda de un proyecto nacional que orientara su desarrollo futuro. La existencia de una nueva Constitución, desde 1925, no fue suficiente para encauzar las fuerzas sociales y políticas de la época.

E

n la elección presidencial de 1958 los tres principales cadidatos expresaban posiciones de 'derecha', de 'centro' y de 'izquierda', representadas por Jorge Alessandri, Eduardo Frei y Salvador Allende, respectivamente. En los años siguientes, cada uno de estos candidatos ocuparían el cargo de Presidente de la República, sucesivamente.

E

l Frente Popular llevó a la presidencia a Pedro Aguirre Cerda, encabezando una alianza de clases medias y populares, de empleados y trabajadores, con un programa de gobierno basado en la industrialización del país, en el fomento de la educación, de la salud y de la vivienda popular.

200

201

Introducción activa
Apartado que introduce en diversos conceptos que se estudiarán en la Unidad a través de una práctica interesante y motivadora.
Izquierda, centro y derecha..., tres partes de un todo

Procesos y tendencias
Sección que describe los procesos y tendencias claves para comprender mejor el Desarrollo conceptual de la Unidad.
Continuidad y cambio
La importancia histórica de un cambio de siglo es algo relativo: no depende del hecho cronológico de pasar de un año a otro. Sin embargo, simbólicamente, representa un momento importante en el cual las sociedades tienen la sensación de estar cerrando un ciclo y abriendo otro, con mayores o menores expectativas. Son momentos de continuidad y cambio. Es como los cumpleaños: no por cumplir un año más cambiamos radicalmente lo que somos o cómo pensamos. Ello depende de procesos que no pueden medirse o percibirse en períodos cortos. Como personas vamos cambiando a lo largo de nuestra vida a través de procesos en que se mezclan distintos acontecimientos y vivencias. La sociedad chilena no cambió por el hecho de cerrar el siglo XIX e inaugurar el siglo XX. El año 1900 no fue muy distinto a 1901 ni a 1899. Sin embargo, la referencia al cambio de siglo nos servirá para preguntarnos por la sociedad de esa época e indagar en su dimensión social y cultural.

Desarrollo conceptual
Sección que expone los contenidos desde el punto de vista de la narración histórica. Van acompañados de diversos tipos de actividades.
Hijos de la mezcla: conquista y mestizaje en América

D

esde los años cincuenta en adelante, hablar en Chile de la derecha, la izquierda y el centro, en términos políticos, se volvió algo muy común. Desde fines de esa década hasta el inicio de los años setenta existieron partidos políticos que expresaron estas distintas posiciones, lo mismo que dirigentes e incluso presidentes de la República. Así tenemos que Jorge Alessandri es considerado un presidente de “derecha”; Eduardo Frei Montalva, de “centro”; y Salvador Allende, de “izquierda”. Todos –partidos, dirigentes o presidentes– formando parte de un mismo país, aunque con opiniones diferentes.

1

Las motivaciones de la conquista

Desde el siglo XV, Europa comenzó a experimentar una serie de cambios sociales, políticos y económicos que anunciaban el fin del período medieval. Entre ellos, destaca la creciente actividad comercial, que fortaleció los contactos entre Oriente y Europa. Esta actividad comercial abrió nuevos horizontes a muchos europeos, que vieron en la posibilidad de salir del continente una forma de escapar a continuas guerras, hambres y pestes, así como de llevar a cabo empresas que podían llenarlos de gloria y dinero. Las ciudades italianas, que tenían una ubicación estratégica en el mar Mediterráneo, iban a la vanguardia de la floreciente actividad comercial, mientras otros Estados, como Portugal y España, se veían desfavorecidos y obligados a adquirir productos a través de numerosos intermediarios. Esta situación los obligó a buscar rutas alternativas para comerciar directamente con Oriente; entonces, comenzaron a explorar el Océano Atlántico. En este contexto se realizó el primer viaje de Cristóbal Colón que cambió totalmente el curso de los acontecimientos, pues significó el encuentro con un continente hasta entonces desconocido para los europeos. A partir de ese momento, decenas de expediciones comenzaron a zarpar desde Europa, siguiendo el camino trazado por Colón o las rutas abiertas en viajes posteriores. Navegantes y exploradores se arriesgaron en empresas absolutamente inciertas y peligrosas, motivados por el afán de fama y riqueza; ellos llevaron adelante el descubrimiento y la conquista de América.

Cerro Santa Lucía a finales del siglo XIX.

Cristóbal Colón (1451-1506), descubridor de América.

Cambios demográficos
A fines del siglo XIX, Chile seguía siendo más rural que urbano, aunque la población urbana crecía sostenidamente: en 1920 la población rural representaba un 54%, mientras la urbana alcanzaba un 46%. Diez años más tarde, en 1930, la proporción entre ambos tipos de poblaciones ya sería equitativa: 50% y 50%. Recordemos que esta distinción entre lo urbano y lo rural se mantiene hasta la actualidad, en que la población chilena es clasificada entre quienes viven en asentamientos urbanos y en asentamientos rurales. El último censo del año 2002 mostró que la población urbana representa un 86,6%, ante solo un 13,4% de habitantes rurales.
Cerro Santa Lucía hoy día.

Primer viaje de Cristóbal Colón

1.

Observa y describe lo que ves en cada una de las tres fotos que te hemos presentado, completando una matriz similar a esta:

Descripción
Foto 1 Foto 2 Foto 3 ? ? ?

2. Observa ahora la foto de la página siguiente y describe su parte izquierda, la
parte del medio y la parte de la derecha, completando una matriz similar a esta:

Si en los campos los grupos sociales mayoritarios durante el siglo XIX fueron claramente los propietarios de las haciendas y los campesinos, en las ciudades de fines de siglo comienzan a consolidarse nuevos grupos, que darán un nuevo rostro a la sociedad chilena. En efecto, se expanden los llamados sectores medios, compuestos por personas que se desempeñan en funciones y labores propias de la ciudad: el comercio, los servicios públicos o estatales, la educación la salud. La ciudad cobija también a grupos populares que han dejado los campos en busca de nuevas oportunidades o llamados a ocupar puestos de trabajo vinculados a industrias emergentes o servicios propiamente urbanos. Los sectores sociales ocupados en otras actividades del sector primario, distintas de las agrarias, como las actividades mineras, si bien trabajaban y vivían cerca de las minas, eran también habitantes ocasionales de las ciudades. Hacia los años veinte del nuevo siglo, ante la crisis que afectará a la minería, estos grupos se trasladarán a vivir definitivamente a las principales ciudades del país.

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

2

La empresa de conquista española

Descripción
Foto completa Parte izquierda de la foto Parte del medio de la foto Parte derecha de la foto ? ? ? ?
Hacia los años veinte, ante la crisis que afectaba a la minería, estos grupos se trasladaron a vivir a las principales ciudades del país.

Cada nuevo territorio en el que se establecían los conquistadores en América servía de base para la planificación de nuevas expediciones. Desde el Caribe partieron las expediciones que conquistaron México, y desde ahí, buena parte de las que recorrieron la América Central y del Norte. Panamá se transformó también en un lugar de donde salieron importantes expediciones hacia Sudamérica, como la de Francisco Pizarro, que conquistó Perú y, desde ahí, aquellas que descubrieron y conquistaron Chile. ¿Cómo se organizaban las expediciones de conquista?

226

176

60

8

Interpretaciones históricas
Apartado en el que se presentan diferentes visiones sobre un mismo hecho o proceso histórico.
Percepciones contemporáneas de la crisis de fin de siglo
Analizaremos tres miradas de actores de esta época, con el fin de rescatar las percepciones de la crisis del cambio de siglo, tal como ellos la vivieron.

Autoevaluación y recursos
En doble página, se presenta una batería de preguntas tipo PSU para evaluar los aprendizajes esperados. Además se sugieren recursos para profundizar temáticas desarrolladas en la unidad.
Los pueblos originarios de América y de Chile

6 Observa el siguiente gráfico sobre Distribución regional de la población mapuche en términos de porcentaje. ¿Qué conclusión podría establecerse a partir del cuadro anterior?

1 Las diversas teorías sobre el poblamiento americano buscan explicar el origen y procedencia del hombre americano. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es concordante con alguno de sus postulados? a) La especie humana es originaria del continente americano. b) El Estrecho de Bering fue usado por el hombre americano para poblar Asia. c) El poblamiento del continente americano es anterior a la era de las glaciaciones. d) La evolución y desarrollo del hombre es completamente diferente a la de otros continentes. e) Los indígenas americanos no serían originarios de este continente sino que habrían llegado desde otras latitudes.

50

40

Enrique MacIver, Discurso sobre la crisis Moral de la República. En: La cuestión social en Chile. Ideas y debates precursores (1804-1902). Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), pp. 519 y 520.
Voy a hablaros sobre algunos aspectos de la crisis moral que atravesamos; pues yo creo que ella existe y en mayor grado y con caracteres más perniciosos para el progreso de Chile que la dura y prolongada crisis económica que todos palpan. Me parece que no somos felices; se nota un malestar que no es de cierta clase de personas ni de ciertas regiones del país, sino de todo el país y de la generalidad de los que lo habitan. La holgura antigua se ha trocado en estrechez, la energía para la lucha en laxitud, la confianza en temor, las expectativas en decepciones. El presente no es satisfactorio y el porvenir aparece entre sombras que producen intranquilidad. ¿Incurriré en error si digo que contemplo detenido nuestro progreso, perturbados los espíritus, abatidos los caracteres y extraviados los rumbos sociales y políticos? (...) No sería posible desconocer que tenemos más naves de guerra, más soldados, más jueces, más guardianes, más oficinas, más empleados y más rentas públicas que en otros tiempos; pero ¿tendremos también mayor seguridad y tranquilidad nacional, superiores garantías de los bienes, de la vida y del honor, ideas más exactas y costumbres más regulares, ideales más perfectos y aspiraciones más notables, mejores servicios, más población y más riqueza y mayor bienestar? En una palabra, ¿progresamos?

30

20

10

0 VIII X II Metrop VII IX

a) La población mapuche es mayoritaria hacia el sur del Bio bío. b) La población mapuche se concentra en la región de la Araucanía. c) La población mapuche es originaria de la Región Metropolitana. d) En la segunda región hay menos de 5 personas de origen mapuche. e) La mayor parte de los descendientes mapuches se han movilizado hacia el centro del país.
Fuente: http://www.xs4all.nl/~rehue/art/liwdoc1b.html INE 1993.

2 La riqueza y diversidad cultural alcanzada en el área mesoamericana fue bastante sobresaliente. ¿Cuál
de los siguientes grupos constituyó la base fundamental para el desarrollo posterior de otras culturas en la misma zona? a) Incas. b) Mayas. c) Aztecas. d) Olmecas. e) Tiwanaku.

Regiones de Chile

No somos felices. El presente es insatisfactorio y el porvenir produce intranquilidad.

7 Dentro de la diversidad de actividades económicas practicadas por los pueblos continentales, sobresale la agricultura y la domesticación de animales como una de las más importantes. ¿Dónde encontramos más tempranamente sus primeras experiencias y lugar de desarrollo? a) En la Araucanía. b) En el norte grande. c) En el valle central. d) En la zona de los lagos. e) En los valles transversales.

3 Distintos grupos y de diferente origen fueron estableciéndose a lo largo del territorio en condiciones ambientales muy disímiles unas de otras. ¿Qué consecuencia provocó esta situación? a) Un limitado desarrollo poblacional y demográfico. b) El surgimiento de constantes guerras por el control de los recursos. c) Un desarrollo cultural muy diverso y desigual a lo largo del territorio. d) La sobreexplotación de los recursos del mar debido al crecimiento de los pueblos pesqueros. e) La ausencia de población en diversas partes del territorio como en el norte grande y la zona de los canales.

8 A pesar de la falta de agua, las culturas originarias de la zona norte lograron desarrollar una importante
actividad agrícola. ¿Qué innovación tecnológica desarrollaron estas culturas para facilitar este desarrollo? a) La construcción de embalses. b) La elaboración del riego por goteo. c) La aplicación de los cultivos en terrazas. d) La incorporación de fertilizantes químicos. e) La construcción de fortificaciones llamados Pucarás.

Vicente Huidobro: Balance patriótico, 1925 (extractos). En: Chile en el siglo XX, Editorial Emisión, s/f, pp. 337 a 339.
¡Pobre país; hermosa rapiña para los futres! Y así vienen, así se dejan caer sobre nosotros; las inmensas riquezas de nuestro suelo son disputadas a pedazos por las casas extranjeras y ellos viendo la indolencia y la imbecilidad troglodita de los pobladores del país, se sienten amos y les tratan como lacayos, cuando no como a bestias. Ellos fijan los precios de nuestros productos, ellos fijan los precios de nuestra materia prima al salir del país y luego nos fijan otra vez los precios de esa misma materia prima al volver al país elaborada. Y como si esto fuera poco, ellos fijan el valor cotidiano de nuestra moneda. (...) Chile aparece como un inmenso caballo muerto, tendido en las laderas de los Andes bajo un gran revuelo de cuervos

4 Cuando los españoles entraron en el actual territorio nacional encontraron que estaba habitado por una
gran cantidad de pueblos y culturas. Entre las más numerosas estaban los mapuches y los aymaras. ¿Qué semejanza pudieron encontrar entre estos dos pueblos? a) Que eran nómades. b) Que practicaban la agricultura. c) Que hablaban el mismo idioma. d) Que vivían en zonas cordilleranas. e) Que opusieron una exitosa resistencia armada y militar.

9 Uno de los principales pueblos continentales fueron los diaguitas. ¿Qué parte de nuestro territorio habitaban? a) Altiplano. b) Norte chico. c) Norte grande. d) La Araucanía. e) Valle de Aconcagua .
Recursos

5 A pesar de la distribución dispareja de los distintos pueblos pescadores existentes en nuestro país, estos se caracterizaron por: a) Habitar las desembocaduras de los ríos. b) Haber conquistado a los pueblos continentales. c) Concentrar su presencia en la costa de la zona central. d) Haber desarrollado modos de vida de carácter sedentario. e) Haber apoyado a las tropas españolas durante su invasión a Chile.

Un inmenso revuelo de cuervos sobre un inmenso caballo muerto.

Frente a la antigua oligarquía chilena, que cometió muchos errores, pero que no se vendía, se levanta hoy una nueva aristocracia de la banca, sin patriotismo, que todo lo cotiza en pesos y para la cual la Política vale tanto cuanto pueda sacarse de ella. Ni la una ni la otra de estas dos aristocracias ha producido grandes hombres, pero la primera, la de los apellidos VINOSOS, no llegó nunca a la impudicia de esta otra de los apellidos BANCOSOS. (...)

• Grete Mostny, Prehistoria de Chile, Universitaria, 2004. • José Bengoa, Historia del pueblo mapuche, SUR, 1985. • www.precolombino.cl • www.serindigena.cl
b .9 ;c .8 ;b .7 ;e .6 ;a .5 ;b .4 ;c .3 ;d .2 ;e .1

190

52

53

APÉNDICE DE BLOQUE
2. Comentar la situación en la que se encontraban,

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
Lectura y elaboración de mapas históricos
• ¿Qué es? ¿Para qué es útil?
El mapa histórico es la representación espacial de los acontecimientos históricos que sucedieron en un espacio y un tiempo determinados: guerras, revoluciones, explotación minera y rutas comerciales son algunos de los temas que pueden representarse en un mapa histórico. Mediante una lectura adecuada de ellos, podemos hacer relaciones, establecer causas, realizar comparaciones y analizar fenómenos en su dimensión histórica.

en esa fecha histórica, los elementos que intervienen en el mapa: ¿Cuál era la situación de patriotas y realistas en el momento de la guerra representado?

ticipante tenía en la guerra, y las implicancias del triunfo de uno u otro.

4. Explicar la situación final: describir lo que aparece en el mapa.

3. Describir la correlación de fuerzas que intervinieron; discutir el peso político que cada sector par-

5. Hacer una referencia a las consecuencias que
tuvo el hecho histórico representado.

Campaña del General Mariano Osorio (1814)

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
Sección que propone diversas metodologías y técnicas propias del área disciplinaria.

• ¿Cómo se hace?
Primero, debemos reconocer los elementos básicos que todo mapa contiene, para después ser capaces de elaborarlos o interpretar la información que nos presenta. Por lo general, un mapa se construye incorporando los siguientes elementos: • Título, que indica el contenido que está representando el mapa y ayuda a orientar el análisis que se realizará a partir de su información. • Paralelos y meridianos, que sirven para localizar, en términos absolutos, el lugar que se representa. • Escala, que es la relación proporcional entre las dimensiones de la superficie terrestre y las de su representación en el plano o mapa. • Simbología, que corresponde al lenguaje que utiliza el cartógrafo para hacer comprensible, por parte del usuario, la información que contiene el mapa, ya sea a través de colores, trazados o iconos (símbolos). La simbología se presenta en la leyenda del mapa, ubicada, generalmente, en su parte inferior. En la elaboración de un mapa histórico es conveniente considerar los siguientes elementos: 1. Primero, debes tener claridad sobre la información que deseas representar y lo que quieres que el usuario entienda cuando lo lea.

2. Buscarás la manera gráfica más sencilla, atractiva y comprensible para presentar la información, teniendo cuidado de construir una leyenda clara y precisa. 3. Dibujarás los contornos básicos, sobre los cuales incorporarás la información seleccionada. Para la confección, además de los elementos básicos, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos: • El mapa debe tratar un solo tema; no debe contener más información geográfica de la necesaria. Es recomendable que se limite a los contornos, fronteras y accidentes geográficos que intervienen directamente en el tema. • Los colores deben ser elegidos con sumo cuidado. Idealmente serán limpios (sin sombreados, planos y nítidos), contrastados y pocos. La correspondencia de colores se muestra en la leyenda. • La información escrita que contenga será breve, sucinta (expresada en pocas palabras). En caso necesario, es posible sacar los nombres al margen o utilizar números y letras como códigos, que serán aclarados en la leyenda.

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

Poniendo en práctica... la interpretación y elaboración de mapas
Para familiarizarte con esta técnica, te proponemos realizar dos actividades:

1 Realiza la interpretación del mapa de la campaña de Mariano Osorio en 1814.
Apóyate en la información que apare-

2 ce en las páginas 99 a 103.

• ¿Cómo se interpreta?
Para interpretar la información que aparece en un mapa histórico pueden seguirse los siguientes pasos: 1. Hacer una introducción: explicando los antecedentes históricos que han conducido a la situación reflejada en el mapa. Por ejemplo, cómo, cuándo y por qué se llegó a la Batalla de Rancagua.

Elabora un mapa de la Batalla de Maipú.

142

143

Dilemas históricos
¿Pueblos originarios o minorías étnicas?
• Actualidad del tema
Por más de 16 años, el Congreso Nacional ha discutido sobre el reconocimiento de los ‘pueblos indígenas’ en la Constitución Política de Chile. No ha habido acuerdo. Recientemente, la presidenta de la República ha enviado un proyecto de reforma constitucional con ese fin. En su mensaje a la Cámara de Diputados, sostiene:

Agricultura y minería: alcances y límites de nuestro desarrollo
• Actualidad del tema
En los últimos años, el precio del cobre ha alcanzado niveles inéditos en la historia económica de nuestro país, lo que ha representado cuantiosos ingresos para el Estado chileno. Por su parte, reconocida es la participación de la agroindustria en el alto nivel de exportaciones de nuestro país a los mercados internacionales. La minería y la agricultura continúan siendo actividades económicas relevantes para el desarrollo de nuestro país, no exentas, sin embargo, de problemas:

Proyecto
4. Investigar o reflexionar acerca de cómo contraargumentar posibles cuestionamientos a la posición que se defenderá. Con estas ideas podrás completar una ficha como la que sigue:

Debate de temas sociales
• ¿De qué se trata?
En esta actividad te invitamos a prepararte para realizar, junto a tus compañeros de curso, un debate sobre los temas sociales que empezaron a adquirir relevancia a principios del siglo XX. Participarás en grupos que representarán las distintas posiciones políticas sostenidas en esos momentos, con el fin de profundizar en la complejidad del problema social que planteó la aparición de la clase obrera y el emergente movimiento de mujeres.

Tema del debate Actores
Ideas y opiniones Argumentos

Nuestro grupo ? ? ? ? ?

Interlocutor ? ? ? ? ?

Interlocutor ? ? ? ? ?

“Durante mucho tiempo se ha debatido en el Congreso, y en nuestra sociedad, el reconocimiento en nuestra Carta Fundamental de los pueblos originarios de Chile. Por mucho más tiempo, ha sido una necesidad y una demanda de más de setecientos mil chilenos que desean verse aceptados y respetados por la norma fundamental de la República a la que pertenecen. (…) Hemos enviado numerosos proyectos de reforma e indicaciones en este sentido, las que hasta ahora han sido rechazadas por quienes no aceptan la utilización del concepto

"Pueblos Indígenas". El Estado, a nuestro juicio, debe reconocer la existencia de los pueblos indígenas, negada por siglos, y comprometerse a promover su desarrollo y el respeto de sus tierras. Con ello, nadie pone en duda la unidad de la Nación chilena, de la cual los pueblos indígenas son parte constitutiva e indisoluble. El reconocimiento constitucional es (…) un anhelo del mundo indígena de verse reconocidos y protegidos jurídicamente por la máxima expresión de la normativa del Estado”.

“En la actualidad, el alto precio del cobre en los mercados internacionales, que ya supera los US$ 3 la libra, y un valor promedio anual cercano a los US$ 2,37 hacen reaparecer la amenaza de la sustitución. Algunos expertos en minería aseguran que el peligro es muy real y que ya se están produciendo pérdidas de mer-

cado frente a otros productos. De hecho, en 2005 se aumentó en cerca de 250% la cantidad de toneladas del metal rojo reemplazadas por otros materiales. (…) de mantenerse los precios altos en el largo plazo observaremos un mayor grado de sustitución, pero ello debe ir aparejado a cambios tecnológicos”.

Posibles respuestas Fortalezas de la posición Debilidades de la posición

Fuente: “Alto precio del cobre amenaza sustitución”, Mauricio San Cristóbal, diario electrónico El Ciudadano, número 50, 2006

• Objetivos específicos
• Profundizar en la comprensión de la problemática
social que planteó la aparición de la clase obrera y el nuevo movimiento de mujeres, mediante el ejercicio de conocer, para luego argumentar y discutir, los puntos de vista que frente al tema existían a principios de siglo. • Razonar y fundamentar con solidez una opinión política que no necesariamente se comparte.

• Preparar grupalmente una ficha de discusión para
el debate, que permita organizar la presentación de las ideas y la defensa de la posición del grupo frente al tema. • Desarrollar las habilidades comunicativas, a partir del conocimiento y profundización en un tema o contenido.

Fuente: Mensaje Nº 178-355/ de S.E. la Presidenta de la República, 4 de octubre de 2007

• Su carácter de dilema histórico
La necesidad de establecer un modo de relación entre las poblaciones indígenas originarias y las nuevas poblaciones que ocuparon su territorio y las que luego fueron surgiendo fruto del mestizaje, ha sido una necesidad histórica de nuestra sociedad, que se remonta al período de la conquista y que, hasta nuestros días, no termina de resolverse. Teniendo en cuenta los contenidos tratados en las unidades 2 y 3 de este primer bloque, responde a las siguientes interrogantes:

1. ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales antecedentes históricos que habría que tener en cuenta para discutir sobre el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas? Señala los tres antecedentes que te parezcan más importantes.

“(…) las exportaciones del sector agropecuario acumulan un crecimiento de 9% en los últimos 15 años, alcanzando en 2005 los 5 mil millones de dólares, casi un tercio de las exportaciones que no son cobre. En tanto, proyecciones conservadoras muestran que las exportaciones de alimentos agrícolas y no agrícolas podrían, para el 2015, sumar 17 mil millones de dólares (...). (…) esta realidad, si bien responde a un esfuer-

zo constante que ha hecho el país por generar las condiciones para insertar a Chile en el mundo, enfrenta obstáculos muy serios, como la existencia de una agricultura tradicional; la estructura del sector que es esencialmente de tipo Pymes; una fuerte competencia con países que subsidian fuertemente su agricultura y, actualmente, la baja en el tipo de cambio real, por efectos del precio del cobre (…)”.

Los periodistas por su parte, investigarán los fundamentos de las cuatro posiciones y realizarán sus reportajes tratando de mostrar las diferentes posiciones que Fase 3: desarrollo del debate La técnica del debate consiste en una discusión grupal dirigida por el profesor o la profesora, en que se confrontan puntos de vista sobre un tema determinado. Moderados por el docente y por turnos, los grupos expresarán sus puntos de vista. Luego se abrirá la disFase 4: cubriendo la noticia Los periodistas tomarán notas durante el desarrollo del debate. Cuando este termine, podrán hacer entrevistas a los participantes. Con la información recopilaFase 5: evaluación final En un plenario, los estudiantes podrán comentar la actividad, manifestando sus posturas reales frente a este tema (y no necesariamente las que representaron en el debate) y lo que sintieron al argumentar en contra y/o a favor de las distintas posiciones. Considerarán qué alternativas existían para resolver el conflicto.

la prensa tenía frente al tema. Con este fin, podrán subdividirse en parejas que representarán distintos medios de información.

cusión con las réplicas y las respuestas de unos y otros grupos.

• Etapas de trabajo
Fase 1: organización de los grupos de trabajo e investigación El curso será dividido en cinco grupos que podrán posición política que representan. El objetivo es ponerse en el lugar de ese sector, aunque no se esté de acuersortear a qué sector representarán: do con sus opiniones políticas, y aprender a argumentar • Iglesia sus ideas. • Movimientos políticos obreros El grupo de los periodistas, tal como lo hacen estos • Emergente movimiento de mujeres profesionales, también deberá documentarse para • Estado “cubrir” el debate. El objetivo es que ellos preparen un panel informativo de este evento, y para esto deben • Periodistas Los cuatro primeros grupos deberán realizar una investigar, hacer entrevistas, escribir notas, etc. pequeña investigación para documentarse acerca de la Fase 2: elaboración de una ficha de discusión Una ficha de discusión es un plan general de acción con el objetivo de mostrar una posición sólida y convincente en una discusión. Esta estrategia propone un modo de preparar la discusión: presentar argumentaciones sólidas, prever las réplicas del interlocutor y preparar respuestas. Del mismo modo, permite analizar las fortalezas y debilidades de la propia posición en el debate y las del interlocutor, con el fin de enriquecer el intercambio de ideas y aprender más. Para realizarla se pueden seguir los siguientes pasos:

Fuente: “Cámara (de Diputados) solicita medidas para los pequeños productores agrícolas”, agosto 2006, www.camara.cl

da, prepararán notas representando las diferentes posturas de los medios de prensa.

2. Identifica al menos tres períodos, momentos o
hitos que podrían caracterizar el tratamiento a las poblaciones indígenas entre el momento de la llegada de los españoles y fines del siglo XVIII.

• Su carácter de dilema histórico
Desde sus orígenes las economías colonial, primero, y, luego, nacional descansaron en las actividades agrarias y mineras. Los ciclos de mayor prosperidad en Chile estuvieron asociados a importantes mercados externos. La historia ha demostrado, sin embargo, que la fuerte influencia de estas actividades ha sido también un factor de debilidad o de vulnerabilidad de nuestros modelos de desarrollo. Teniendo en cuenta los contenidos tratados en la unidad 3, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Qué importancia tuvieron las actividades mineras y agrícolas en el período colonial? 2. ¿Cuáles fueron sus limitaciones? 3. ¿Qué rasgos de estas actividades se mantienen hasta la actualidad?

• Reflexión y debate
En grupos y considerando los antecedentes históricos que cada cual haya identificado en sus respuestas a las dos preguntas anteriores, reflexionen y debatan sobre la siguiente propuesta de reconocimiento constitucional, contenida en el Mensaje presidencial presentado al Congreso el 21 de mayo de 2007:

1. Identificar y caracterizar la posición que se defenderá en el debate, considerando el argumento central y los que ayudan auxiliarmente a sostenerlo.

1. Reconocimiento constitucional del carácter multicultural de la nación chilena. El reconocimiento de la diversidad de nuestro país debe comenzar con visibilizar todas nuestras diferencias culturales. Diferencias que comienzan con el pueblo al que pertene-

cemos y con la circunstancia de nuestra vida. El reconocimiento y respeto de nuestro origen, de nuestras culturas, de nuestras diferencias sociales, culturales y religiosas, no hace más que enriquecernos como sociedad.

• Reflexión y debate
En grupos y considerando sus respuestas anteriores, discutan las siguientes afirmaciones: 1. El aprovechamiento de nuestras riquezas naturales como bases del desarrollo económico nos fortalece y debilita a la vez. 2. La riqueza que generan estos sectores (minería y agricultura) no se ha distribuido equitativamente. 3. Se requiere una estrategia de desarrollo que, reconociendo la importancia de estas actividades, se abra a otras que hagan sustentable el progreso económico y más justo el desarrollo social.

2. Identificar y caracterizar las otras posiciones de la
misma forma que la propia.

3. Comparar los argumentos de las distintas posiciones e identificar los argumentos débiles y fuertes de cada una.

86

87

196

197

Dilemas históricos
Propuesta de debate crítico guiado a partir de temáticas con raigambre histórica que están altamente vigentes en la actualidad.

Proyecto
Propuesta guiada de investigación que permite además, desarrollar el trabajo colaborativo, la creatividad y la autodisciplina.

9

BLOQUES

UNIDADES
1. Una visión global de la Historia de Chile

INTRODUCCIÓN ACTIVA
• Exploro sobre mi vida y reflexiono sobre mi historia

PROCESOS Y TENDENCIAS
• ¿Qué es la historia? • ¿Cómo trabajan los historiadores? • Los niveles de análisis • Los criterios espaciales • Los criterios temporales • ¿Para qué estudiamos historia?

I. La construcción de una identidad mestiza

2. Los pueblos originarios de América y de Chile 3. Conquista y Colonia

• Conociendo a nuestros antepasados indígenas • ¿Quiénes somos?

• América precolombina • Culturas indígenas • Diversidad cultural • Identidades culturales • Descubrimiento y conquista • El nuevo orden colonial • Identidad mestiza • Actividad agraria y minera

II. La creación de una nación

4. La Independencia

• Los pueblos y la Independencia

• El peso de la Ilustración • Ideas políticas liberales • El ideal de un Estado nacional • La creación de una república • Nuevas tendencias políticas • Hegemonía conservadora • Límites al presidencialismo • Predominio del liberalismo • Expansión económica y territorial

5. La organización de la República

• Creando una nación

III. La sociedad finisecular: auge y crisis del liberalismo

6. Crisis política y desarrollo económico 7. La sociedad en el cambio de siglo

• Se anuncia un conflicto

• Triunfo del parlamentarismo • Guerra civil • La cuestión social • Nuevos actores, ideologías y organizaciones • Crisis económica y ciclo del salitre • Continuidad y cambio • Cambios demográficos • Problemas de la vida urbana • Educación y clima cultural

• Cambio de siglo: logros y expectativas

IV. La búsqueda del desarrollo económico y de la justicia social

8. El nuevo rol del Estado

• Una mirada hacia el pasado

• Tiempos de crisis • Democratización política • La sustitución de importaciones • Hacia un Estado de bienestar • Pluralismo político e ideológico

9. Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

• Izquierda, centro y derecha,... tres partes de un todo

• Mercado interno y modernización económica • Creciente participación política electoral • Renovación de las representaciones políticas • Tiempos de cambio social y de utopías • Reformas estructurales

10. Gobierno militar y transición a la democracia

• Yo tenía 15 años en 1973...

• La crisis de 1973 • Tensión en el sistema democrático • Quiebre de la democracia • Régimen militar • Reformas económicas • Transición democrática

10

DESARROLLO CONCEPTUAL
• Primer período: Construcción de una identidad mestiza • Segundo período: La creación de una nación (1810-1883) • Tercer período: La sociedad finisecular: auge y crisis del liberalismo (1883-1920) • Cuarto período: El siglo XX: la búsqueda del desarrollo económico y de la justicia social (1920 en adelante) • Los primeros pobladores del continente • Las grandes civilizaciones • Los pueblos originarios de Chile • Los pueblos indígenas al iniciarse el S. XVI • Las motivaciones de la conquista • La empresa de conquista española • La conquista de Chile • Las dificultades de los primeros años • Valdivia intenta conquistar la zona sur • Alzamientos indígenas y el fin de la conquista • La administración colonial • La sociedad colonial • La economía • El trabajo • Las comunicaciones • La religión • Expresiones artísticas y vida intelectual • Los cambios del siglo XVIII • ¿Era previsible la Independencia chilena? • Inesperados sucesos en Europa y en España • Los sucesos en Chile • Etapas de un proceso que va radicalizándose • La situación económica del país • El fin de un período • Balance de una época • Un nuevo orden • Los desafíos de los gobiernos conservadores • La Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana • Extranjeros en Chile • Los extranjeros en Chile y su influencia en la intelectualidad nacional • Legado del período Conservador • Los liberales • El autoritarismo presidencial en apuros • Política, religión y reformas constitucionales • Ocaso del presidencialismo e instauración del parlamentarismo • Una etapa de expansión económica • La Guerra del Pacífico o del Salitre • Ocupación de la Araucanía • Una guerra civil pone fin al presidencialismo • El parlamentarismo triunfante • Nuevos actores y manifestaciones políticas • La economía del “dejad hacer” • La crisis que viene • De aristocracia terrateniente a oligarquía financiera • La conformación de los grupos “medios” • La postergación de los sectores populares y la “cuestión social” • La vida en las ciudades • Formas de diversión a comienzos de siglo • Los frutos del sistema educacional • Los movimientos intelectuales • Fin del parlamentarismo: nuevos actores políticos • Carlos Ibáñez del Campo y la modernización del Estado • La “gran depresión” de 1929 • Inestabilidad política • Vuelta a la institucionalidad • La experiencia del Frente Popular en Chile y los gobiernos radicales • Fortalecimiento del Estado, desarrollo industrial y desarrollo social • El nuevo orden mundial y el fin de los consensos • Necesidad de nuevos cambios • Tiempos de cambio • Los cambios en la estructura poblacional del país • Los tres tercios • Las reformas estructurales • La reforma agraria • La “chilenización” del cobre • La reforma educacional • Los jóvenes y la reforma universitaria • Nace un medio de comunicación • Una agitada vida cultural: música, teatro, literatura y cultura popular • La profundización de las reformas estructurales • El gobierno de la Unidad Popular • La historia reciente • El camino hacia el golpe militar de 1973 • Antecedentes de la crisis previos a 1970 • Antecedentes de la crisis posteriores a 1970 • El golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 • Las bases de un nuevo proyecto de país • La represión • El diseño de una nueva economía • Los altos y bajos del nuevo modelo económico • Nuevos aires económicos • Cambios en el campo institucional • El malestar se comienza a expresar • La mayoría dijo “No” • El retorno a la democracia • De cara al futuro

INTERPRETACIONES MÉTODOS Y DILEMAS PROYECTO HISTÓRICAS TÉCNICAS HISTÓRICOS
• La historia de Chile: palabra de historiadores

• Teorías del poblamiento americano • Guerra española-indígena

• El análisis y comentario de las fuentes históricas

• ¿Pueblos originarios o minorías étnicas? • Agricultura y minería: alcances y límites de nuestro desarrollo

• Programa de difusión del patrimonio cultural de mi región

• La Independencia en la historiografía

• Lectura y elaboración de mapas históricos

• La Guerra del Pacífico

• ¿Independientes o dependientes? • ¿Chile, Perú y Bolivia: Pasado y presente de una relación conflictiva

• Celebración del bicentenario de la Independencia chilena

• La “cuestión social”

• Percepciones contemporáneas de la crisis de fin de siglo

• Elaboración de un eje cronológico o línea de tiempo

• ¿Presidencialismo o parlamentarismo? • Ricos y pobres: necesidad y posibilidad de una sociedad integrada • ¿Más o menos Estado? • Democracia y justicia social: derechos y deberes ciudadanos

• Debate de temas sociales

• El debate económico en los años 50

• Elaboración de un ensayo histórico

• El movimiento feminista

• Visiones historiográficas globales

• La transición a la democracia

11

L

a Historiografía es la disciplina que estudia el desenvolvimiento de las sociedades humanas en el tiempo.

Toma de la Bastilla. Jean Pierre Hovël, 1789.

P

ara comprender el pasado, los historiadores describen y analizan acontecimientos, los cuales son organizados y encadenados en unidades de análisis mayores denominadas procesos.

12

L

os materiales utilizados para describir y analizar el pasado son las fuentes históricas, que son sometidas a crítica por parte de los investigadores para verificar su autenticidad y utilidad documental.
Ruinas de Machu Picchu, Perú.

A

l analizar el pasado, distintas investigaciones pueden llegar a diversas interpretaciones. Por ello, la historiografía es una disciplina en permanente desarrollo y constante debate.

C

on el paso de los años, la Historiografía ha concentrado su trabajo ya no solo en los grandes personajes, sino que en las formas de vida y experiencia de la mayor parte de la población. Por eso, el conocimiento de nuestra historia nos ayuda a configurar nuestra identidad.

13

Exploro mi vida y reflexiono sobre mi historia
través de esta actividad inicial queremos invitarte a que te pongas en el lugar de un historiador o historiadora, con el fin de estudiar un proceso muy importante para ti: tu propia vida. Para ello tendrás que seguir varios pasos, que se asemejan, en alguna medida, a los que los historiadores utilizan para reconstruir el pasado. Harás uso de tu memoria, recurriendo a los recuerdos que conservas sobre distintos momentos de tu existencia. Luego los ordenarás y comenzarás a construir su significado. Al final sabrás un poco más sobre quién eres, de dónde vienes y, tal vez, a dónde vas…

A
1.

Comenzando por lo más sencillo, te invitamos a realizar una línea de tiempo (eje cronológico) de tu vida; teniendo en cuenta las siguientes instrucciones:

• •

Selecciona los 10 ó 15 hechos más importantes de tu vida, señala la fecha en que ocurrieron y ordénalos cronológicamente. Indica, en la marca inicial de esta línea, tu año de nacimiento y luego anota en las marcas siguientes los años sucesivos hasta llegar al actual.

Con un color diferente, marca en el año que corresponda cada uno de los hechos de tu vida que seleccionaste previamente y regístralos escribiendo en forma vertical, con letra pequeña y ordenada. ¡Aquí está la línea de tiempo de tu vida! La línea de tiempo es una forma de representación gráfica que nos permite ubicar los hechos en el orden en que se produjeron, apreciando la distancia temporal que hay entre ellos. La unidad de medida que usaste fue el año, pero cuando queremos hacer una línea de tiempo de procesos más largos o más breves, se puede usar, por ejemplo, el milenio, el siglo, el decenio, el año, el mes, dependiendo del tiempo que separa a los hechos.

Mi debut como actriz.

2. Ahora, te invitamos a realizar una reflexión más
profunda acerca de tu historia, que te llevará a distinguir ciertos períodos importantes de tu vida. Para ello sigue las siguientes instrucciones:

• Revisa el listado de hechos significativos a par-

tir de los cuales construiste la línea de tiempo de tu vida y trata de identificar períodos o etapas de tiempo que agrupen varios hechos. Para ello puedes elegir criterios biológicos, afectivos, de crecimiento o desarrollo personal, u otros que se te ocurran.

14

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

• •

Escoge un nombre apropiado para cada período, de acuerdo a su característica principal (por ejemplo, primera infancia, niñez, adolescencia, etc.). Selecciona los hechos y/o situaciones con que se hayan iniciado y finalizado esos períodos, o que simplemente marquen un cambio importante al respecto, de tal forma que puedas decir: “período X, desde el nacimiento hasta que aprendí a caminar”, por ejemplo. Así podrás estudiar el proceso de tu vida por etapas. Completa en tu cuaderno una tabla como la siguiente:

Primer día de clases en la escuela G-414 de Tinguiririca.

Nombre del período
?

Características que lo identifican
?

Hecho con que se inicia
?

Fecha de inicio
?

Hecho con que finaliza
?

Fecha de término
?

Este ordenamiento que has hecho se denomina periodización y también puede ser graficado en la línea de tiempo de tu vida: anota en ella, con un color diferente, los hechos que marcan el comienzo y término de cada período. Finalmente, en la parte superior de la línea, dibuja una llave que abarque cada período, indicando su nombre.

3.

Para profundizar de otra manera en el análisis de tu historia personal, reflexiona acerca de los hechos de tu vida que has registrado y determina algunos que hayan significado cambios. Determina qué aspectos de tu vida cambiaron con esos hechos y qué aspectos se mantuvieron en forma similar. Completa una tabla como esta en tu cuaderno:

¡Aquel partido de fútbol!

Hechos de mi vida que marcaron cambios profundos
?

Aspectos de mi vida que cambiaron
?

Aspectos de mi vida que se mantuvieron en forma similar
?

4. Finalmente, podrás analizar también la distinta naturaleza de los hechos que
han influido en el curso de tu vida, considerando esta vez su duración. Para ello, reflexiona clasificándolos de acuerdo a la siguiente tabla. Trabaja en tu cuaderno.

Hechos de mi vida ocurridos Hechos de mi vida ocurridos en tiempos breves en tiempos más amplios
? ?

Situaciones o características de mi vida que se han mantenido por largo tiempo
?

Seguramente, este ejercicio de análisis de tu vida te ha permitido meditar sobre aspectos en cuya importancia no habías reparado, así como reconocer las consecuencias de algunos de tus actos o situaciones que has vivido. Sin duda, este trabajo te permitirá reflexionar sobre tu vida, valorar sus aspectos sustanciales y sacar conclusiones que podrás tener en cuenta al iniciar nuevos proyectos. Ese es el sentido de detenerse a analizar la historia personal. Esto mismo, llevado a los pueblos o países, constituye el sentido de estudiar su historia.

15

¿Qué es la historia?
La historia es la amplia y diversa experiencia de las sociedades humanas a través del tiempo, cuyo resultado constituye las condiciones de vida del presente y los cimientos sobre los que se construye el futuro de esas sociedades. La historia comienza, por lo tanto, desde que surgen las primeras sociedades humanas y se prolonga hasta el presente; todos los seres humanos formamos parte de ella y desempeñamos un rol histórico. La palabra historia, sin embargo, se utiliza también comúnmente para nombrar el proceso de escritura, o relato, sobre el pasado. La Historiografía es la ciencia social que estudia el desarrollo y evolución de las colectividades humanas a través del tiempo. Esta disciplina no es, ni pretende ser, una ciencia exacta y verificable, pero es una ciencia, en cuanto aplica métodos científicos y rigurosos para reconstruir el pasado. La Historiografía incluye también el estudio y reflexión sobre sí misma como ciencia, sus fuentes, los historiadores y las corrientes interpretativas. El historiador investiga e interpreta la historia. Su labor debe estar apegada al método científico para disminuir lo más posible la subjetividad en sus interpretaciones. Aun así, existen diversas corrientes historiográficas que representan perspectivas de análisis ligadas a la persona del historiador, a la época y cultura en que está inserto y a los parámetros ideológicos que maneja. Es normal, entonces, que existan distintas visiones de la historia.
Diego Barros Arana (1830-1907). Destacado historiador chileno de tendencia liberal. Entre su producción destaca Historia general de Chile, obra de 16 volúmenes realizada entre 1884 y 1902.

¿Cómo trabajan los historiadores?
El trabajo del historiador, como el de todo estudioso de las ciencias sociales, responde a un método; es decir, no se realiza sobre la base de conjeturas ni de investigaciones fortuitas. Partiendo de las inquietudes del tiempo presente, la investigación histórica comparte con otras ciencias sociales ciertos pasos metodológicos, como los siguientes:

• • • • •

Planteamiento de un problema. Formulación de preguntas y/o de hipótesis de trabajo. Análisis de fuentes y datos. Elaboración de conclusiones. Redacción de una síntesis de la investigación.

Las fuentes constituyen la base del trabajo del historiador. Estas podrían definirse como todo documento, material o testimonio que permite al historiador obtener datos que aportan elementos para la reconstrucción del pasado. El manejo de las fuentes por parte del historiador debe ser muy riguroso, ya que estas pueden ser confusas, subjetivas e incluso falsas. El primer paso debe ser, por lo tanto, la crítica de las fuentes, procedimiento destinado a verificar la autenticidad, tanto de la fuente misma como de su contenido.
El análisis de fuentes y datos es una etapa del proceso de investigación histórica.

16

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

Crítica de las fuentes
Crítica externa: su objetivo es determinar la procedencia y la autenticidad de una fuente, discriminando las verídicas de las falsas. Crítica interna: su objetivo es determinar quién fue el autor, sus criterios, conceptos, tendencias, su capacidad de informarnos sobre los hechos que relata y la intención con que los expone. A través de la crítica de las fuentes se puede lograr: • Identificarlas, clasificarlas y localizarlas en el tiempo y en el espacio. • Determinar su autoría, intención, uso, mensaje que contienen y datos que aportan. • Compararlas con otras fuentes. • Determinar su validez y fiabilidad.

La Historiografía se preocupa del análisis de procesos históricos que no solo involucran grandes acontecimientos, sino todos los ámbitos de la actividad humana. Ante un campo de trabajo tan complejo, las hipótesis, conclusiones e interpretaciones del historiador deben ser ordenadas sobre la base de criterios de estudio, entre los que destacan las áreas o niveles de análisis, los criterios espaciales y los criterios temporales.

Los niveles de análisis
Las diversas actividades humanas no ocurren en forma aislada. En la realidad, estas se interrelacionan; sin embargo, a fin de analizarlas y facilitar su estudio, la actividad humana que es múltiple, diversa e interdependiente, suele ser clasificada en áreas o niveles de análisis, entre los que destacan los niveles político, económico, social, cultural y geográfico. Un buen análisis histórico, en todo caso, debería considerar todos estos niveles para intentar una explicación integral de un problema, dando cuenta así de lo que se ha llamado la multicausalidad de la historia.

El nivel de análisis económico se refiere a las actividades de producción, circulación y consumo de bienes y servicios, como, por ejemplo, el mundo de las finanzas o las relaciones laborales.

Niveles o áreas de análisis de las actividades humanas
Político
Se refiere a las relaciones de poder que se producen en las sociedades humanas; involucra las formas de gobierno; el modo en que se organiza, se legitima y se ejerce el poder, las luchas por el poder, los mecanismos de participación y de exclusión. Incluye las actividades humanas destinadas a la producción, circulación y consumo de bienes y servicios y las relaciones que los seres humanos establecen entre sí para desarrollarlas. Involucra las relaciones que se establecen dentro y entre los diversos grupos que existen en una sociedad, diferenciados por categorías de análisis derivadas de sus funciones productivas, de género, etáreas u otras, y de acuerdo al problema que ocupe al historiador. Comprende las representaciones simbólicas, los distintos lenguajes verbales y visuales que representan los valores, sentimientos e ideas de una sociedad en una época determinada. Forman parte de este nivel el arte, los medios de comunicación, las opiniones o juicios, la religión y las costumbres. Hace referencia a la geografía física y la geografía humana, las que aportan al estudio del medio en que se desarrollan los grupos humanos; su adaptación, su descripción y sus movimientos forman parte de este nivel.

Económico

Social

Cultural

Geográfico

17

Los criterios espaciales
Otra forma de organizar la información histórica es a través de criterios espaciales. Así, por ejemplo, se puede escribir una historia de Occidente o una historia de Latinoamérica (historia regional), una historia de Chile (historia nacional) o de una localidad específica (historia local), dependiendo del ámbito que cubre la información recopilada o analizada por el historiador. Las historias nacionales tienen gran importancia para la reconstrucción del pasado histórico y la consolidación de la identidad nacional.

El terremoto de Valdivia ocurrido en 1960 podría ser tema tanto de una historia nacional como de una historia local.

Los criterios temporales
Lo que realizaste en el primer paso de la Introducción activa, al listar y ordenar por fechas los hechos significativos de tu vida, se denomina cronología. Las cronologías son muy útiles para registrar y tener una visión ordenada de los acontecimientos, aunque no permiten realizar análisis profundos a partir de ellas.

Prehistoria: Pintura rupestre donde probablemente se representa a dos grupos de personas discutiendo por una doncella. Tanzania, África. Su antigüedad se calcula en unos 35.000 años.

Si consideramos que el estudio de la historia se remonta a la presencia de los primeros seres humanos, estaríamos frente a un período de millones de años. Analizar en forma adecuada un lapso de tales dimensiones resultaría imposible, a menos que este se subdividiera en períodos. A la división del pasado en períodos se le denomina periodización. Las periodizaciones no existen en la realidad, ya que la historia no detiene nunca su dinámica; las periodizaciones son propuestas por los historiadores a partir de sus hipótesis, conclusiones e interpretaciones. Eso fue lo que hiciste en el segundo momento de la Introducción activa al segmentar en etapas la historia de tu propia vida. Las periodizaciones se realizan sobre la base de un determinado criterio, generalmente a partir de los niveles de análisis político o económico. Estas son arbitrarias, es decir, cualquier historiador está habilitado para proponer su propia periodización, siempre que pueda justificarla a partir de determinados criterios de análisis.

Edad Antigua: Maqueta de portadores de ofrendas, civilización egipcia, Imperio Medio. Col. Museo de Fine Arts, Boston.

Algunas de las periodizaciones más conocidas para nosotros son:

• • • •

La que divide la historia de Occidente en Prehistoria, Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea. La que propuso la concepción marxista, dividiéndola en comunidad primitiva, sociedad esclavista, sociedad feudal y sociedad capitalista. La que divide a la historia prehispánica de América en Paleoindio, Arcaico, Temprano, Medio y Tardío. La que divide a la historia de Chile en Período Prehispánico, Colonia, Independencia, Período de Ensayos Constitucionales, República Autoritaria, República Liberal, República Parlamentaria, República Presidencial, Régimen militar y Transición a la Democracia.

La periodización que utilizaremos en este texto divide la historia de Chile en cuatro períodos, tal como veremos en la página siguiente.
Edad Media: Hilanderas. Miniatura de la época.

La línea de tiempo es un instrumento muy práctico para apreciar las periodizaciones y acontecimientos destacados en forma visual. La línea de tiempo

18

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

es un gráfico lineal que presenta hechos, situaciones o períodos ubicados en orden cronológico y a escala.

Línea de tiempo o eje cronológico
33.000 a.C. 1810 d.C. 1883 1920 2000

Chile precolombino y colonial

Independencia y Organización de la República

Chile a fines del siglo XIX: auge y crisis del liberalismo

Siglo XX: búsqueda del desarrollo económico y la justicia social

··· El espacio correspondiente a Chile precolombino y colonial ha sido reducido por razones de espacio. Proporcionalmente debería medir 17,4 metros.

Tal como lo comprobamos en el caso de los hechos de tu vida personal, cuando identificaste que tus vivencias o acontecimientos se habían dado en distintos plazos y tiempos, el tiempo histórico es un fenómeno complejo, ya que los hechos pueden ocurrir en forma sucesiva o simultánea, con distintos ritmos o duraciones. El historiador francés Fernand Braudel aportó un marco de análisis del tiempo histórico a partir del cual es posible distinguir tres dimensiones: acontecimientos, coyunturas y estructuras.

Dimensiones del tiempo histórico de acuerdo a Fernand Braudel
Dimensión temporal Caracterización Ejemplos en la historia de Chile
La fundación de Santiago La firma de la declaración de la Independencia El plebiscito de 1988 La conquista de Chile por los españoles La guerra por la Independencia La transición a la democracia La instalación de las tradiciones cristiano-occidentales en Chile y América Cambios climáticos
El plebiscito de 1988 es un acontecimiento importante de la historia del siglo XX de nuestro país.

Tiempo corto o de acontecimiento

Corresponde a hechos aislados, posibles de organizar unos junto a otros, como hitos de procesos mayores. Corresponde a las condiciones que caracterizan un momento global, de mayor amplitud que un acontecimiento único; procesos. Corresponde a condiciones que permanecen más allá de los acontecimientos o cambios coyunturales.

Tiempo medio o de coyuntura

Tiempo largo o de estructura

Las estructuras, generalmente son un factor de continuidad en la historia, aunque en ocasiones existen cambios tan profundos que son capaces de modificarlas; entonces hablamos de cambios estructurales.

19

¿Qué es un proceso histórico?
Un proceso histórico es una sucesión de acciones humanas que produce como resultado modificaciones en distintos ámbitos de la realidad. Estas modificaciones no siempre ocurren a voluntad de los actores, no siempre responden a objetivos formulados explícitamente y muchas veces sus resultados son inesperados.

Batalla de Chacabuco, óleo de Tomás Vandorse, 1867. Col. Museo Histórico Nacional.

Los acontecimientos y procesos que se desarrollan a través del tiempo van provocando modificaciones en la sociedad y en las relaciones que se establecen dentro de ella. Pero no todas las cosas cambian como consecuencia de un acontecimiento o coyuntura. Junto a los puntos de ruptura, que dan origen a cambios profundos en una o varias de las áreas de la actividad humana, en la historia hay continuidades. Así, a pesar de producirse cambios importantes en muchos aspectos a partir de una determinada situación, existen características de la sociedad que muchas veces se mantienen. Por ejemplo, el proceso de independencia nacional significó cambios importantes e inmediatos en el aspecto político, así como otros también evidentes en el campo económico y comercial; sin embargo, ciertos rasgos de la estructura social –tales como las diferencias entre grupos sociales, la crianza de los niños o las formas de trabajo– permanecieron sin mayores alteraciones, por varios años, después de dicho proceso.

¿Para qué estudiamos historia?
Todas las sociedades humanas aspiran a mejorar las condiciones de vida del presente. Para eso, indudablemente es necesario comprender cómo llegaron a configurarse esas condiciones. La historia, a través del análisis del pasado, permite comprender el presente, situarse en el marco de la conciencia colectiva y adquirir una capacidad de análisis crítico de la sociedad en que estamos insertos. De este modo, las sociedades, especialmente sus generaciones más jóvenes, adquirirán las herramientas para construir el futuro en forma activa y protagónica; y poder así transformar la sociedad para perfeccionar las condiciones de vida de sus integrantes. La historia tiene, por lo tanto, una función pedagógica, ya que a través de su estudio, la humanidad puede identificar sus errores y reflexionar sobre ellos, reconocer sus limitaciones y tomar como modelo sus conductas positivas, éxitos y aciertos. Por ello, el futuro siempre está abierto a una transformación original, que podrá realizarse o no dependiendo tanto de las condiciones que heredamos del pasado, como del aporte que cada generación de hombres y mujeres hace a su propio tiempo histórico y a su sociedad. Junto a ello, la historiografía lleva a cabo el doble esfuerzo de recordar a cada sociedad los aspectos más relevantes de su pasado y de impedir que ciertos acontecimientos, procesos y personajes sean olvidados. Es decir, la tarea de recordar siempre está acompañada del deber de no olvidar. En este sentido, el estudio de la historia nos sirve para complementar nuestra propia memoria con la de otros, distintos y distantes tanto en el tiempo como en el espacio. Se logra así la construcción de una memoria común al conjunto de los habitantes de una comunidad o nación. En el fondo, será esta memoria común la que permitirá que una sociedad se proponga proyectos de futuro colectivos y de beneficio general.

Francisco Encina Armanet (1874-1965). Importante historiador chileno, autor de Historia de Chile desde la Prehistoria hasta 1891 (1940-1952). Fue Premio Nacional de Literatura en 1955.

20

El largo camino de la historia de Chile
La historia de nuestro país se inicia con la llegada y el asentamiento en nuestro territorio (hace unos 25.000 años) de comunidades indígenas que habitaban el continente. Forman parte de nuestra historia las experiencias de los pueblos indígenas, españoles, hispanocriollos, mestizos e inmigrantes que han aportado elementos que forman parte de nuestra identidad como nación. Queremos invitarte a revisar nuestra experiencia histórica como nación y a reflexionar sobre ella. Deseamos que a través de las páginas de este libro puedas apreciar el origen y evolución de los rasgos que conforman nuestra identidad y reconocerte como partícipe del proceso histórico de Chile, de América Latina y de la humanidad. Para ello, pondremos a tu disposición textos y materiales que te permitirán reconocer y valorar los procesos que han aportado elementos a la configuración de nuestro presente, a la luz de las diversas corrientes de interpretación historiográficas que se han destacado en nuestro país. Del mismo modo que nuestro pasado personal o familiar puede ser objeto de un análisis histórico (como el realizado en la Introducción activa de esta Unidad), la trayectoria de un país, de una sociedad, de un pueblo, puede también ser mirada y analizada históricamente. Para ello, comenzaremos por recuperar aquellos conocimientos que ya tenemos sobre la historia de nuestro país.
Territorio chileno actual
REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA REGIÓN DE TARAPACÁ REGIÓN DE ANTOFAGASTA
ARICA

REGIÓN DE ATACAMA

REGIÓN DE COQUIMBO
REGIÓN DE VALPARAÍSO REGIÓN METROPOLITANA DE SANTIAGO REGIÓN DEL LIBERTADOR GRAL. BERNARDO O'HIGGINS REGIÓN DEL MAULE REGIÓN DEL BIOBÍO REGIÓN DE LA ARAUCANÍA
VALDIVIA

REGIÓN DE LOS RÍOS REGIÓN DE LOS LAGOS
REGIÓN DE MAGALLANES Y DE LA ANTÁRTICA CHILENA

Cada estudiante trabaja en la recopilación de acontecimientos y personajes relevantes para el desarrollo histórico de nuestro país. La mitad del curso se concentra en recordar y anotar al menos 15 acontecimientos y, la otra mitad, trabaja en la recopilación de 15 personajes de importancia en la historia de nuestro país. El trabajo se realiza en forma individual, utilizando un cuadro similar a este en tu cuaderno:
Hechos o personajes (según corresponda) más significativos de la historia de Chile
?

REGIÓN AISÉN DEL GENERAL CARLOS IBÁÑEZ DEL CAMPO

* “ACUERDO ENTRE LA REPÚBLICA DE CHILE Y LA REPÚBLICA ARGENTINA PARA PRECISAR EL RECORRIDO DEL LIMITE DESDE EL MONTE FITZ- ROY HASTA EL CERRO DAUDET”. (Buenos Aires, 16 de diciembre de 1998).

Fecha en que ocurrieron los hechos o actuaron los personajes
?

REGIÓN DE MAGALLANES Y DE LA ANTÁRTICA CHILENA

Después del trabajo individual, el curso se organiza en parejas con alumnos y alumnas provenientes de cada uno de los dos grupos. Cada pareja elabora una línea de tiempo en la cual ubica tanto acontecimientos como personajes. Las parejas discuten sobre posibles criterios para establecer períodos históricos en la línea de tiempo elaborada.

*“Acuerdo entre la República de Chile y la República Argentina para precisar el recorrido del límite desde el Monte Fitz-Roy hasta el cerro Daudet” (Buenos Aires, 16 de diciembre de 1998). Fuente: Mapa editorial.

Finalmente, constituyan grupos de tres parejas, para compartir y discutir sobre posibles criterios comunes para establecer períodos en la historia de Chile, según el trabajo realizado en el punto anterior.

21

Como habrán observado a partir de la actividad realizada, son muchos los criterios que se pueden utilizar para distinguir períodos en la historia de nuestro país. Lo importante es escoger aquella periodización que mejor sirva a nuestros propósitos de conocer una determinada trayectoria histórica. En este caso, lo que interesa es aprehender un marco cronológico y temático general que les ayude a formarse una visión global de la historia de Chile y que opere como una referencia para integrar luego otros conocimientos, tal vez más específicos. La distinción de cuatro grandes períodos en la historia de Chile, que se presenta a continuación, será una especie de carta de navegación que les permitirá orientarse en las aguas de la historia nacional. Ella les permitirá organizar su estudio a lo largo de todo este año, delimitando épocas, identificando procesos, o ubicando acontecimientos en el tiempo. Esta visión global de la historia de Chile será una referencia a la que podrán volver una y otra vez, cuando requieran ubicarse en el recorrido histórico de nuestra sociedad. Estos cuatro grandes períodos son:

Primer período

Segundo período

Tercer período

Cuarto período

Construcción de una identidad La creación de una nación. mestiza.

El siglo XX: la búsqueda del La sociedad finisecular: auge desarrollo económico y de la y crisis del liberalismo. justicia social.

Lo común en estos cuatro períodos es que cada uno de ellos busca dar cuenta del curso histórico seguido por nosotros, los chilenos y chilenas, en nuestro objetivo de constituir una sociedad que nos satisfaga espiritual y materialmente. Un país en que todos nos sintamos parte integrante de una comunidad. A continuación, describimos los rasgos generales de cada uno de estos períodos. A medida que vayas avanzando tendrás que ir completando algunos cuadros con aquella información que recuerdas de la educación básica.

1

Primer período Construcción de una identidad mestiza

Un primer paso en nuestro caminar como sociedad fue el de la construcción de nuestra identidad, la que marca nuestro origen como pueblo. Indagar en ese período es preguntarse quiénes somos y de dónde venimos. La historia nos muestra que los chilenos somos herederos y parte de una comunidad muy amplia, constituida, en primer lugar, por los pueblos originarios que habitaban el continente americano en el momento de la llegada de los españoles. La identidad latinoamericana, de la cual formamos parte, tiene sus raíces más profundas en la historia y cultura de las grandes civilizaciones precolombinas. De igual manera, nuestra particular identidad nacional se vincula a la de los pueblos indígenas que habitaron antiguamente el actual territorio chileno. Esas culturas tenían una manera específica de ver, entender y significar el mundo en que desarrollaban su existencia. Materialmente, resolvían los problemas prácticos de la supervivencia –se alimentaban, vestían, construían sus moradas– de determinadas formas, que se transmitían de generación en generación.

22

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

Completa en tu cuaderno los siguientes enunciados: a) Las principales civilizaciones precolombinas y sus características eran:
?

b) Los principales pueblos que habitaban el territorio chileno antes de la llegada de los españoles y sus características eran:
?

La llegada de los españoles en el siglo XV, por tanto, no ocurre en un continente vacío. Ellos tampoco llegan sin equipaje: vienen con su propia cultura, con sus creencias y con sus objetos, portadores también de una tradición. Se trata de dos identidades –la indígena y la española– que tienen pocos elementos en común y que inevitablemente, dado el carácter violento del proceso de conquista, modificarán el modo de ser y de hacer de ambos grupos. El orden colonial instaurado por la corona española en América durante los siglos XVI, XVII y XVIII fijará las nuevas pautas sociales, económicas, políticas y culturales que regirán la vida de la mayoría de los habitantes del continente americano. Para las poblaciones indígenas la nueva realidad tendrá efectos muy graves y significará un cambio radical y profundo en sus antiguas pautas culturales. Sin embargo, su integración al nuevo orden colonial modificaría a este al mismo tiempo. La América española que soñaron e intentaron plasmar los conquistadores a través de su dominación militar, de su organización política y económica y de su predominio cultural resultó ser muy diferente a la América que realmente se construyó tras tres siglos de relaciones entre indígenas y europeos.

Copia en tu cuaderno el siguiente enunciado y desarróllalo: a) Algunas de las principales características del período colonial fueron:
?

Resulta muy importante, entonces, para entender nuestra identidad, conocer en profundidad lo sucedido en Chile durante el período colonial. Conocer cómo la vida cotidiana fue moldeando una nueva identidad, más compleja, que llamaremos mestiza, fruto de las nuevas relaciones sociales que caracterizaron a la sociedad colonial. Una identidad mestiza que se hizo mayoritaria en la población latinoamericana, coexistiendo con algunas de las identidades originarias, hasta el día de hoy.

Alegoría de la lucha entre españoles e indios, obra del padre Alonso de Ovalle, Histórica relación del Reyno de Chile, Roma, 1646. Este grabado, que representa el triunfo español en la batalla del fuerte de Penco, muestra tanto la violencia que caracterizó al encuentro entre españoles e indígenas, como el hecho de que combatían dos tipos de creencias religiosas: en las nubes, el Apóstol Santiago combate a los espíritus de los antepasados y grandes guerreros mapuches, los pillanes.

23

2

Segundo período La creación de una nación (1810-1883)

Un segundo hito fundamental en nuestra historia como pueblo, como país que comparte un origen común, con rasgos culturales propios, fue el proceso de independencia respecto de la corona española, ocurrido en los inicios del siglo XIX. Este proceso dio paso a la constitución de Chile como una nación independiente, que se tradujo en la creación de un nuevo orden jurídico y una nueva legitimidad, en la afirmación de su soberanía política y en la delimitación de un territorio. Económica y socialmente, así como en el plano de las costumbres y valores, los cambios asociados a la identidad nacional fueron más lentos, pero igualmente perceptibles con el correr de los años.

Trabaja en tu cuaderno: a) Los principales acontecimientos y protagonistas de la Independencia fueron:
Acontecimientos
? ? ?

Protagonistas
? ? ?

Es importante profundizar en los factores que precipitaron la Independencia –factores relacionados tanto con la historia de España como con la de la propia Iberoamérica– y que ayudan a comprender su desarrollo y sus implicancias posteriores. Implicancias principalmente políticas que llegaron a involucrar todos los aspectos de la vida social, cultural y económica de la sociedad de la época. La necesidad de contar con un nuevo orden político, que sucediera al orden colonial, representó un enorme desafío y dio lugar a diversos intentos y ensayos constitucionales, redactándose finalmente la Constitución Política de 1833. De esta época datan opciones de organización política que están vigentes hasta nuestros días, tan importantes como, por ejemplo, el constituirnos como una república basada en la división de los poderes del Estado, en la que la soberanía reside en el pueblo, quien elige a sus representantes libremente. Resueltos los conflictos y tensiones que provoca el proceso de independencia, el país se aboca a poner en práctica su nuevo marco político institucional, bajo la inspiración de un pensamiento liberal que promueve, con las restricciones propias de la época, las libertades públicas, la independencia de los poderes, las garantías individuales y los derechos civiles. Este camino no está exento de nuevos conflictos y tensiones. Esta vez, por ejemplo, con el

Batalla de Maipú, óleo de Mauricio Rugendas. Ocurrida el 5 de abril de 1818, la batalla de Maipú da el triunfo definitivo a los patriotas. Col. Museo Histórico Nacional.

24

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

ejercicio autoritario del presidencialismo o con la influencia de la Iglesia en la administración del Estado. En este contexto, desde mediados del siglo XIX surge una importante producción intelectual y artística y un creciente impulso cultural y educacional. En este período se expande también la economía nacional a través de la explotación minera y agrícola, teniendo un mayor control sobre su comercio exterior, fruto de su condición soberana en lo político. Desde el punto de vista territorial, el país expande sus fronteras; hacia el exterior por el norte, hacia el interior por el sur, en ambos casos no sin conflictos: con Perú y Bolivia en un caso, con el pueblo mapuche en el otro. La población, por su parte, experimentó importantes movimientos migratorios, que llevaron a miles de hombres y mujeres desde las haciendas campesinas a los campamentos mineros del extremo norte y a las ciudades que no dejaban de crecer, como Santiago, Valparaíso y Concepción, lugares donde esperaron encontrar mejores condiciones de vida, trabajo y educación.

Trabaja en tu cuaderno: a) Los límites del territorio chileno, al norte y al sur, hacia 1883 eran:
Por el norte
? ?

Por el sur
? ?

3

Tercer período La sociedad finisecular: auge y crisis del liberalismo (1883-1920)

La incorporación de las provincias del norte, con sus yacimientos de salitre, significó un gran impulso económico que dio paso a uno de los períodos de mayor prosperidad económica en la historia nacional. En esos mismos años, poco antes del fin del siglo XIX, Chile enfrentó uno de los más importantes conflictos políticos internos vividos hasta entonces como país independiente, expresado en una guerra civil (1891) que llevó a la instauración de un régimen parlamentario. La prosperidad económica y el régimen parlamentario permitieron, por una parte, modernizar las vías de comunicación, las infraestructuras y elevar la inversión pública en educación; y, por otra, ampliar, en parte, los derechos ciudadanos. No lograron, sin embargo, enfrentar y resolver los crecientes y graves problemas sociales ni las desigualdades que se ahondaron en el período.

El 26 de octubre de 1890, el Presidente José Manuel Balmaceda inaugura el viaducto de Malleco, una de las obras ingenieriles más importantes de la época.

25

Economía Monoexportadora: economía caracterizada por la exportación preferente de un producto o materia prima (salitre, cobre), y fuertemente dependiente de este.

El parlamentarismo, si bien significó una mayor fiscalización del poder político y permitió una mayor representación de los diferentes grupos sociales dominantes de la época, no fue exitoso en la solución de los problemas que el propio crecimiento iba generando y que demandaban una acción más eficiente por parte del Estado. La prosperidad económica, en tanto, basada en una economía monoexportadora de salitre, dependía fuertemente de las variaciones en los mercados internacionales, terminando por entrar en crisis cuando tales exportaciones disminuyeron drásticamente, hacia fines del período.

Trabaja en tu cuaderno: a) La importancia y el valor del salitre se debía a:
?

b) Las características principales del régimen parlamentario fueron:
?

La emergencia de nuevos grupos sociales estuvo asociada a los cambios en la estructura económica, que diversificaron los campos de la producción de bienes y servicios. Una parte significativa de inquilinos y gañanes (jornaleros campesinos sin propiedad de tierras) dirigieron sus pasos a las oficinas salitreras y las ciudades, en donde una floreciente industria les ofrecía trabajo en fábricas de alimentos, vestuario y repuestos de maquinaria. Se hacía común así la experiencia del trabajo obrero, y con ella, la organización de asociaciones de ayuda mutua y sindical. A ellos se sumaron los artesanos y personas dedicadas al servicio doméstico y la atención de locales comerciales, así como un mayor número de empleados y funcionarios. A los terratenientes se sumaron los banqueros, los grandes comerciantes y los profesionales. La participación de estos grupos en los beneficios del progreso económico, sin embargo, era muy desigual. Los sectores populares, tanto del campo como principalmente los de la minería y de las ciudades, vieron deteriorarse sus condiciones de vida y de trabajo, llevando muchos de ellos una precaria existencia sumidos en la pobreza y la miseria. La evidencia de estos problemas, así como la falta de legislación social y la violencia que adquirieron algunos conflictos, hizo que la sociedad comenzara a reconocer la necesidad de enfrentar la llamada “cuestión social”. La sociedad chilena inició así un camino que, ensayando diversas fórmulas –desde la caridad cristiana, la autoayuda y la solidaridad social hasta la preocupación del Estado–, la llevó a hacerse cargo de paliar el abandono de grandes grupos de la población. De parte del Estado, se inició una serie de iniciativas legales como la construcción de viviendas obreras, la creación de la Oficina del Trabajo y la legislación que buscaba regular el trabajo de niños y niñas, los accidentes laborales y

Salitreras del norte en 1916, cuando ya se evidenciaban los síntomas de la crisis política, social y económica del país, debida, entre otros motivos, a la I Guerra Mundial.

26

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

el trabajo nocturno, así como el establecimiento de salas cunas para permitir a las madres trabajadoras el cuidado de sus hijos. Sin embargo, y pese a estos primeros intentos de legislación social, los años veinte del nuevo siglo XX, encontraron un país que, tras celebrar el centenario de su independencia en 1910, evidenciaba síntomas de una grave crisis política, social y económica.

4

Cuarto período El siglo XX: la búsqueda del desarrollo económico y de la justicia social (1920 en adelante)

Los temas del desarrollo económico y la justicia social, junto al fortalecimiento de la democracia política, serán las grandes y permanentes preocupaciones del siglo XX en Chile. Hasta nuestros días, ya iniciado el siglo XXI, esta búsqueda de mayores equilibrios sociales y políticos, en el marco de un país que se desarrolla económicamente, daría lugar a profundos cambios. La salida a la crisis económica, política y social de los años veinte –crisis expresada en el fin del ciclo del salitre, el agotamiento del régimen parlamentario y en la falta de participación de los sectores populares y medios– se la buscó explorando nuevos sistemas de organización política y económica.

En lo político, la redacción de una nueva constitución, la de 1925, renovaría un sistema democrático en que la figura del presidente recobró fuerza, acompañado eso sí de un sistema de partidos con capacidad de representar la real diversidad social y cultural que cobijaba la sociedad chilena. En lo económico, los embates a los que se vio enfrentada la economía monoexportadora –por la llamada ‘crisis del salitre’ de inicios de los años veinte y por la crisis internacional de 1929– dieron paso a un nuevo impulso de desarrollo económico, esta vez basado en la capacidad de producción interna: el país reforzó así el camino de su industrialización. En lo social, el Estado asumirá un activo rol buscando crecientes grados de integración social, económica y política de la población, cumpliendo así la función de extender los beneficios del desarrollo a nuevos grupos sociales. Culturalmente, la mayoría de la población hizo suyos los valores democráticos predominantes, expresándolos en el ejercicio consciente de sus derechos políticos y sociales. Junto a ello, aumentaron notablemente los niveles de educación, la protección social y la esperanza de vida de chilenos y chilenas, así como un acceso cada vez más común a la cultura de masas propia del siglo XX, con fenómenos como la urbanización acelerada, el cine, los espectáculos deportivos, la televisión y el desarrollo de universidades a lo largo del país.

El siglo XX se caracterizó por importantes procesos de participación social.

A lo largo del siglo XX la dependencia casi total con respecto a las exportaciones de salitre fue complementada por el desarrollo de una industria nacional y la diversificación de las exportaciones, dentro de las cuales el cobre jugó un papel fundamental.

27

La constante búsqueda de mayores niveles de desarrollo económico y de justicia social y la existencia de un sistema político que permitía la alternancia en el poder a través de elecciones libres y periódicas, hizo posible la formulación y competencia entre proyectos de desarrollo alternativos. Estos proyectos, iniciados en los años sesenta del siglo XX, coincidían en la necesidad de introducir nuevos y estructurales cambios en la realidad del país.

Trabaja en tu cuaderno: a) Destaca para cada década de la historia nacional, un acontecimiento que consideres importante en algunos de los ámbitos especificados en el cuadro: Ámbito Ámbito político Ámbito social Ámbito cultural económico
Década del 20 Década del 30 Década del 40 Década del 50 Década del 60 Década del 70 ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ?

Durante el régimen militar que se inicia el 11 de septiembre de 1973, en un contexto autoritario y de privación de derechos políticos y sociales, y que ocupa buena parte de los años 70 y 80, se verifican en el país nuevos cambios estructurales a nivel económico y en el rol del Estado. La economía se liberalizó, dejando su regulación en manos de la oferta y la demanda, y privilegiando a los mercados internacionales. El Estado abandonó su rol benefactor, reduciendo su tamaño, su patrimonio y su capacidad de intervenir regulando la vida económica y social, como lo había hecho desde los años 30 hasta los 70. Estas transformaciones del papel del Estado en la economía y la prestación de servicios sociales a la población se manifestaron en tres áreas principales. Por un lado, a lo largo del régimen militar el Estado vendió a empresarios privados gran parte de sus empresas, pasando sectores como la generación y distribución de la energía eléctrica, la telefonía y la provisión de agua potable y servicios sanitarios, a la propiedad privada. Junto a ello, instancias de protección social como los sistemas de salud y de previsión social, cuya responsabilidad recaía principalmente en el Estado, fueron profundamente transformados: se crearon sistemas de seguros privados, incentivándose la competencia entre distintos proveedores. En el ámbito de la salud, el nuevo sistema de prestaciones significó establecer fuertes diferencias de calidad y oportunidad entre aquellos ciudadanos que acceden a los servicios de salud a través de las aseguradoras privadas (ISAPRES) y aquellos que utilizan la red pública (a través de FONASA). En el caso específico de la previsión social, el paso del tiempo ha demostrado que el sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) no ha sido capaz de asegurar una pensión jubilatoria digna para gran parte de la población, por lo que uno de los desafíos más

Constitución de 1980.

28

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

importantes al inicio del siglo XXI está definido por el diseño de un sistema previsional que logre asegurar a la mayoría de los habitantes del país una mejor renta. Por último, a partir de la década de 1970, el Estado cambió su política de aporte económico directo en las áreas de la educación y la vivienda, siendo esta reemplazada por la asignación de subsidios en el caso de la vivienda –es decir, una ayuda a las familias más pobres para la adquisición de sus casas– y en el caso de la educación, por la entrega de montos a las instituciones privadas encargadas de la educación, de acuerdo a la cantidad de estudiantes que atienden y sus condiciones socioeconómicas (como en el caso de las escuelas particular-subvencionadas o el sistema de crédito solidario de las Universidades). Estos cambios fueron acompañados por un nuevo marco constitucional, expresado en la Constitución Política de 1980. La misma Constitución de 1980 preveía la posibilidad del término del régimen militar, al contemplar un plebiscito que decidiría sobre su continuidad. Así, en 1988, el país opta por elecciones presidenciales abiertas, que marcan el fin del régimen y el inicio de un proceso de transición hacia una democracia plena. En la década del noventa, sobre la base de las transformaciones económicas de los años precedentes, en el marco de un modelo económico neoliberal, el país logró un importante y sostenido crecimiento económico, aunque con fuertes desigualdades internas. Desde el punto de vista político, desde los años 90 se han sucedido cuatro gobiernos democráticos encabezados por la coalición “Concertación de Partidos Políticos por la Democracia”. Durante este período se ha discutido la necesidad de reformar la Constitución Política de 1980, ya que se reconocía en ella la existencia de 'enclaves autoritarios', en referencia a disposiciones que limitaban el ejercicio pleno de la democracia. Entre ellos, la inamovilidad de los comandantes en jefes de las Fuerzas Armadas, la existencia de senadores designados, las prerrogativas del Consejo Superior de Seguridad Nacional; aspectos que finalmente fueron abordados en la reforma constitucional del año 2005. En términos políticos más amplios, diversos sectores han planteado la necesidad de reforzar los mecanismos y canales de participación ciudadana, con el fin de fortalecer el compromiso de la sociedad con el sistema democrático. El fin del siglo XX cierra cronológicamente este cuarto período, pero no así lo que ha sido su principal preocupación: la búsqueda del desarrollo económico y la justicia social. Tarea aún pendiente en este nuevo siglo XXI.

Reflexiona sobre los cuatro períodos descritos. Luego, determina los siguientes aspectos para cada uno de ellos. a) El que más me interesa conocer es… b) Sobre el que más sé es... c) Sobre el que menos sé es... d) Los temas que me gustaría profundizar en cada uno son... Elaboren un ranking del curso con los períodos que más interés despiertan entre ustedes, los que más conocen y los diez temas de profundización más recurrentes.

29

La historia de Chile: palabra de historiadores
José Luis Huilcamán, citado en la Historia del pueblo mapuche de José Bengoa, 1985.
Los tiempos antiguos se nos fueron perdiendo en la memoria, con tanto desastre que ha pasado el pueblo. Antiguamente se educaba a los jóvenes en la historia, hoy día no. El hueipife se preparaba largos años; sentado a los pies del historiador viejo, aprendía una a una las hazañas de los antiguos hombres de Arauco, cuidaba de imitar la entonación del relato, memorizaba nota a nota las canciones, lloraba cuando había que llorar, se paraba y recitaba emocionado en los momentos en que los héroes hablaban al pueblo congregado.

Hay que educar a los jóvenes en la historia.

Diego Barros Arana, Prólogo a su Historia general de Chile, tomo I, 1884.
La edad moderna no se contenta con hallar en la historia el cuadro de los sucesos políticos y militares, sino que reclama noticias de otra clase, descuidadas ordinariamente antes que ahora, y que sin embargo, son las que nos hacen penetrar mejor en el conocimiento de los tiempos pasados. La historia de un pueblo no es ya únicamente la de sus gobernantes, de sus ministros, de sus generales y de sus hombres notables, sino la del pueblo mismo, estudiado en todas sus manifestaciones, sus costumbres, sus leyes, sus ideas, sus creencias, su vida material y moral; y debe además estar expuesta con la más transparente claridad, para que del conjunto de hechos tan complejos resulte la reconstrucción artificial pero exacta del pasado.

No es solo la historia de los grandes personajes, es la historia de todos nosotros.

Sergio Villalobos, Introducción a su Historia del pueblo chileno, tomo I, 1981.
Se trata de estudiar a la nación entera como protagonista de su historia. Para cumplir con ese objetivo, haremos una historia de los grandes procesos, es decir, de las corrientes profundas, anónimas y carentes de espectacularidad, que, en su lento desplazamiento, en largos plazos, son las verdaderas portadoras del cambio histórico. (...) No podemos detenernos a observar solo los hechos superficiales que una vez fueron actualidad, que atrajeron la atención y que tienen fechas precisas, como pueden ser los actos políticos y oficiales, un cambio de ministerio, la promulgación de una ley, las batallas o la firma de un tratado internacional. Preocupémonos de buscar lo que hay detrás de los acontecimientos, porque en esa forma comprenderemos cuáles son los verdaderos agentes del cambio histórico. Dentro de esa concepción, nos proponemos tratar cuatro líneas básicas y paralelas: historia económica, historia social, historia de la cultura e historia política. Como es natural, esos procesos serán estudiados en sus múltiples relaciones y efectuando los cortes que cada época requiere.

Debemos descubrir lo que hay detrás de la narración de los hechos.

Gabriel Salazar, en una entrevista al diario La Nación, 11 de julio de 1999.
La nueva historia tiene que ver con una nueva práctica historiográfica, que surge en torno a las experiencias vividas durante la dictadura [gobierno de Pinochet] (...) y que estudia actores no considerados hasta entonces. No solo trabaja con documentos, sino que la relaciona directamente con los seres, la oralidad, con enfoques multidisciplinarios, muy de la mano con las otras ciencias sociales.

30

U N I DAD

Una visión global de la historia de Chile

1

Une el saber social vivo (memoria, experiencia, lenguaje) al saber académico. Es una historia que se centra en los problemas del presente, con actores vivientes. (...) Mira atrás, se centra en el presente y busca el futuro. (...) Nuestra historia trata de entregar al ciudadano medio los elementos necesarios para que enriquezca su crítica y fundamente una propuesta.

De la lectura de los textos se desprenden distintas maneras de entender la historia y su función social. ¿Qué diferencias y similitudes encuentras entre Huilcamán, Barros Arana,Villalobos y Salazar? Desarróllalas en tu cuaderno.
Huilcamán
Diferencias Similitudes ? ?

Barros Arana
? ?

Villalobos
? ?

Salazar
? ?

¿Cómo describirías la historia que estudiaste en la educación básica? ¿Se asemeja a alguna de las maneras propuestas por los autores citados? Fundamenta tu respuesta.
El tratamiento de la «historia reciente» en nuestro país genera opiniones y visiones encontradas. Es un tema que se debate tanto por el significado mismo de los hechos como por la conveniencia o no de incluir ese pasado reciente en la enseñanza actual de la Historia. Al respecto, la siguiente opinión:
LA

HISTORIA Y EL PRESENTE
divididas y se estaría traspasando a los niños y jóvenes estas fuertes discrepancias. En esto estamos en el más completo desacuerdo... Cabe decir, antes que nada, que lo que nos divide son los hechos que tuvieron lugar y la forma en que se desarrollaron, no la conservación de su memoria y la correspondiente difusión y enseñanza. Cualquier acuerdo civil y racional para olvidar los sucesos se ha visto y se verá contrarrestado por la fuerza de los recuerdos que tienen muchas personas y sectores de la sociedad.

Se trata de un tema que preocupa a los historiadores y profesores de historia, y creo que tenemos algo que decir al respecto. Lo primero, es que el conocimiento y estudio de la "historia reciente" tiene un sentido y permite comprender –o intentarlo al menos– cómo los procesos desarrollados en el tiempo han llegado hasta nuestros días (...). El segundo punto importante dice relación con la propuesta que se ha hecho de no incluir estos contenidos en los programas de estudios, así como en los textos. El motivo que se ha dado es que hay opiniones muy distintas y

Nicolás Cruz. Nos dividen los hechos, no la memoria. El Mercurio, 21 de mayo de 2000.

En grupos discutan las siguientes preguntas: A partir de las opiniones citadas, ¿qué relación existe entre la historia y el presente? ¿Cómo el estudio de la historia nos puede orientar para comprender mejor lo que ocurre en nuestros días? Aventuren cuatro argumentos.

31

U N I DA D 2

Los pueblos originarios
de América y de Chile

U N I DA D 3

Conquista y Colonia

1er Período
(33000 a.C.-1810 d.C.)

Construcción de una identidad mestiza
• América precolombina. • La conquista española. • El período colonial. .• Aprox. 33000 años a.C., que corresponde a los vestigios de los primeros pobladores, cazadores de grandes elefantes, en Old Crow (Canadá). • 1810, que señala el comienzo del proceso de independencia. • Poblamiento del continente americano. • Desarrollo de civilizaciones en América. • Diversidad cultural de pueblos originarios en el actual territorio chileno. – Distintas culturas en Zona Norte Grande, Zona Norte Chico, Zona Central y Zona Austral o Patagonia chilena. – Dominación inca del norte de Chile y la zona central (hasta el río Maule). • Conquista española. – Viajes de Colón. – Conquista de los grandes imperios, azteca e inca.

Subperíodos o etapas Inicio del período Fin del período

Principales procesos

32

Fotografía de cacique mapuche Lloncon.

La fundación de Santiago. Oleo de Pedro Lira, 1880.

Tertulia en Santiago. Grabado de Claudio Gay, 1854.

Principales procesos (continuación)

– – – • – – – • – – – • – – – • – – – – – – – • – – – • • • • • • • • • – – – – –

Expediciones al actual territorio chileno: Diego de Almagro y Pedro de Valdivia. Fundación de ciudades durante el siglo XVI. Desestructuración de las formas de vida de los pueblos indígenas sometidos. Resistencia indígena. Sublevaciones mapuches. Establecimiento de una frontera al sur del río Biobío. Paulatina pacificación de las relaciones hispano-mapuches. Colonización española del Norte Chico y Chile Central. Sistema administrativo fundamentado en el absolutismo español. Reforma del sistema durante el siglo XVIII. Concentración del poder político por los españoles. Formación de una sociedad mestiza. Disminución de la población indígena. Constante crecimiento de la población mestiza. Fuerte estratificación social. Implantación de un sistema económico que transformó las formas de propiedad, producción y trabajo indígenas. Monopolio comercial. Limitado comercio con las colonias vecinas. Economía basada en las explotaciones mineras (S. XVI). Economía basada en la producción ganadera y agrícola (S. XVII y XVIII). Fortalecimiento económico social de los criollos. Las haciendas se transforman en los principales centros productivos. Los indígenas y luego los mestizos son las principales fuentes de mano de obra. Difusión de la cultura europea y de la religión católica. Mayoritaria cultura de tipo rural-tradicional. La educación es asumida por las órdenes religiosas y solo alcanza a un pequeño porcentaje de la población. La religiosidad está presente en todos los ámbitos de la vida colonial.

Hechos más destacados

Descubrimiento y conquista española del territorio americano. Sometimiento del imperio inca al dominio español. Fundación de Santiago. Destrucción de Santiago por indígenas liderados por Michimalonko. Batalla de Curalaba. Establecimiento de la frontera y del ejército permanente. Terremoto de 1647. Cambio de dinastía reinante en España (Habsburgo-Borbones). Reformas borbónicas del siglo XVIII. Expulsión de los Jesuitas. Abolición de las encomiendas. Gobernadores ilustrados. Libertad de comercio. Prisión de Fernando VII, rey de España, en Francia.

Elementos que marcan el fin

• La formación de un sentimiento criollo. • La crisis económica de las colonias hispanas hacia fines del siglo XVIII. • La invasión napoleónica de España y prisión del rey.

33

ace más de 30.000 años, los primeros hombres y mujeres llegaron a América cruzando por el estrecho de Bering, que conecta el continente asiático con el americano. Esto se debió a que el descenso del nivel medio de los mares producto de la glaciación, permitió que se formara un paso terrestre entre ambos continentes.

H

Cabeza de Quetzalcoatl, Templo de Teotihuacán, México.

os aztecas, la última de las grandes culturas desarrolladas en Mesoamérica antes de la llegada de los europeos, confiaban, entre otros dioses, en Quetzalcoatl (La Serpiente Emplumada), para ellos, dios civilizador.
Láminas de Guamán Poma, siglo XVI. Los dibujos dan cuenta de aspectos relevantes del Imperio Inca.

L

Hombres y mujeres en ruta hacia América. Ilustración de Ricardo Batke.

E

n el área Andina de Sudamérica convivieron múltiples civilizaciones, dotadas de una organización territorial y política compleja que extendió su influencia a los actuales países de Perú, Bolivia, Ecuador y Chile.

34

E

n Chile, gran parte de la zona centrosur del territorio albergaba población mapuche, cultura de incipiente agricultura y organización social estructurada a partir de lazos familiares.
Grabado de la batalla de Cayucupil o Quebrada de Purén, 20 de enero de 1558. Derrota del pueblo mapuche frente a los españoles.

oy en día, más de medio millón de personas en Chile se consideran a sí mismas como pertenecientes a alguna de las etnias originarias de nuestro país.
Mujer mapuche actual.

H

E
Onas. Fotografía del padre Martín Gusinde, 1918 - 1919.

l extremo sur de Chile fue habitado hasta inicios del siglo XX por distintos grupos originarios, entre ellos los onas o selk’nam, quienes poseían un rico sistema de símbolos para reflejar sus creencias religiosas.

35

Conociendo a nuestros antepasados indígenas

T
1.

odos los objetos que usamos diariamente son expresiones culturales del ser humano. Por lo tanto pueden convertirse en fuentes para el estudio de la historia.

Nuestras propias huellas
Revisa algunas de tus rutinas diarias y haz una lista con las actividades que las conforman, las cosas que utilizas para realizarlas y los lugares en los cuales las desarrollas. Escríbelas en un cuadro similar a este:

Mis actividades diarias...
?

Los objetos que uso...
?

Los lugares donde las realizo...
?

2.

Prepara una caja con algunos de los objetos de uso diario identificados e intercámbiala con un compañero o compañera. Cada uno tendrá que reconstruir, a partir de esos objetos, la rutina diaria del otro compañero. Luego, comenten los resultados…

• • • •

¿Tuvieron éxito en el ejercicio? ¿Les resultó fácil la tarea? ¿Por qué? ¿Qué dificultades tuvieron? Expónganlas. ¿Qué procedimiento utilizaron para resolver el enigma?

Huellas de otros tiempos
1.
El lonko Llocón viste un poncho cuyas figuras representan su poder. El “lonko” es la autoridad mapuche en tiempos de paz; el toqui, en tiempos de guerra.

Observa ahora, atentamente, las siguientes fotografías de objetos textiles mapuches. Contesta para cada una de ellas las siguientes preguntas:

• • •
36

¿Qué crees que es cada objeto? ¿Para qué piensas que sirve? ¿Quién crees que lo usa?

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

Como has podido observar todos los objetos que utilizamos corrientemente pueden transformarse en fuentes para el estudio de la historia. Ellos forman parte de lo que se denomina cultura material, es decir, el conjunto de huellas tangibles de distinta naturaleza –objetos, restos óseos, conchales, etc.– que entrega información valiosa para la reconstrucción arqueológica. Las fuentes materiales están más cerca de nosotros de lo que pensamos: estamos rodeados de ellas; solo basta observar las cosas con una mirada más atenta y reflexiva para descubrir todo lo que nos muestran.

2.

Vuelve a mirar las fotografías anteriores. Todos esos objetos tienen un uso cotidiano: estos usos, así como su elaboración, esconden un mundo de significados.

Lee el siguiente recuadro, que presenta una propuesta de interpretación de colores para los mapuches.

José Ancán ha propuesto el siguiente significado para algunos colores utilizados por los mapuches: Negro (Küru): en la vestimenta es el color original sobre el que los demás colores se posan; el fondo negro es la estabilidad, el color más sólido. Por su opacidad ha llegado a confundirse con lo exclusivamente negativo. Sin embargo, el negro es el color privilegiado en la vestimenta de los lonkos (jefes de comunidad), ya que al asumir una significación de lo estable es brillante. Rojo (Kelü): también es un color ambivalente, que refiere, sin embargo, a la sangre que fluye, de diferente connotación según su contexto. Cuando el rojo significa sangre de menstruación es una sustancia poderosísima, materia germinadora de la vida. En el hombre, el rojo puede significar, a la vez, impureza y símbolo de poder, al estar asociado con la guerra. Verde (Karü): es un color usado en la vestimenta más bien como decoración y no como fondo. Su significado se asocia a la tierra, a la abundancia y prosperidad buscada. José Ancán, Kallfü trayenko. El color en la cultura mapuche, Revista Nütram, Ediciones Rehue, Santiago, 1993.

¿Cómo explicarías ahora el valor que cada objeto tiene? Ensaya tus habilidades interpretativas en el siguiente ejercicio. Trabaja en tu cuaderno.

Foto 1
Los colores usados son... Ellos significan... Su combinación podría simbolizar... El motivo de esta selección podría ser... ? ? ? ?

Foto 1
? ? ? ?

Foto 1
? ? ? ?

¿Crees que en la cultura 'chilena' los colores tienen un significado especial? Discute con tus compañeros o compañeras y juntos elaboren una lista de los colores con sus posibles significados.

37

América precolombina
El proceso de poblamiento del continente americano –según la teoría más aceptada por los estudiosos (ver p. 50-51)– comenzó hace más de 30.000 años. En los inicios de este largo proceso, bandas nómades penetraron desde Asia a América, para luego avanzar en dirección norte a sur, hasta llegar a habitar el extremo austral. De ese modo, con el despliegue de distintas formas de vida en los territorios que iban ocupando, se desarrolló una amplia variedad de culturas indígenas con vinculaciones entre sí y herederas de tradiciones muchas veces comunes a todo el continente americano. Estas culturas, que luego se denominaron precolombinas para indicar su existencia anterior a la llegada de Cristóbal Colón, dieron particularidad a la vida humana en esta parte del planeta y con ellas se encontraron los conquistadores europeos a su llegada, a fines del siglo XV. En el lenguaje corriente, a menudo el concepto de cultura aparece asociado a los niveles de educación, a los buenos modales, a la posesión de conocimientos muy elaborados o a expresiones artísticas como la pintura, la música o la literatura. Sin embargo, desde la perspectiva de la antropología –que es la ciencia social que se ocupa específicamente del estudio de la cultura– la cultura es algo muy distinto. Antropológicamente, la cultura es entendida como un sistema de ideas y significados compartido por un determinado grupo humano.

Una de las teorías más plausibles sobre el poblamiento de América es la del Estrecho de Bering, según la cual bandas nómades cruzaron desde Asia.

Culturas indígenas
En su proceso de desarrollo, hasta la llegada de los europeos, los grupos indígenas americanos habían experimentado distintos estadios –fases no necesariamente sucesivas– que los arqueólogos han denominado como paleoindio, arcaico y agroalfarero. En un lapso de tiempo aproximado de 10.000 años, estos grupos manifestaron formas culturales que van desde pequeños grupos que llevaban una vida nómade basada en la caza y la recolección, hasta el poblamiento de territorios extensos, con un dominio importante de la agricultura y el desarrollo de estructuras sociales, políticas y económicas más complejas. En América, en el período precolombino, coexistían grupos con prácticas culturales características de estos tres estadios. Grandes civilizaciones indígenas se desarrollaron durante el período precolombino en América, en dos grandes áreas geográficas: en Mesoamérica y en la región Andina. Al momento de la llegada de los europeos, la civilización azteca dominaba en Mesoamérica, mostrando un alto grado de desarrollo en el ámbito urbano y un gran poderío militar. En la región, la cultura azteca había estado precedida de otras expresiones culturales como la de los olmecas y de los mayas. En el caso de la región Andina, hacia el siglo XV, la de los incas era la principal cultura del área, expresada en un vasto imperio que dominaba desde el sur de Colombia hasta la zona central de Chile. Al igual que en Mesoamérica, otras culturas –como Chavín y Nazca– habían antecedido la presencia inca en el área.

Códice mendocino donde se describe la historia de la civilización azteca desde la fundación de Tenochtitlán. Col. Museo Nacional de Antropología, México.

38

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

Diversidad cultural
Los grupos humanos que han habitado el continente americano, a lo largo de toda su historia, han desarrollado una pluralidad de formas de vida, dando muestras de una gran diversidad cultural. En el caso de las culturas indígenas precolombinas esta diversidad no solo era observable entre Mesoamérica y la región Andina, sino en todo el continente (ver mapa de la página 42). Así, en el caso de los pueblos originarios que ocuparon el actual territorio de Chile, las investigaciones han mostrado diferencias culturales entre aquellos que se desarrollaron en la zona costera, principalmente pescadores, y los pueblos continentales. Esta diversidad de formas de vida se expresó en distintos campos, como el vestuario, las viviendas o la alimentación, a través de una gran variedad de conocimientos y actitudes cargados de significados y sentidos. Estos grupos recurrían a diferentes formas simbólicas (lenguaje, arte, mitos), que los distinguían a unos de otros. Estas diferencias no dejaron de provocar conflictos entre ellos y al interior de sus sociedades, como por ejemplo los distintos grupos mapuches, quienes experimentaron hostilidades entre sí y con las tribus picunches y huilliches a partir de su llegada a territorio chileno provenientes de la vertiente oriental de la cordillera de los Andes. Un mismo comportamiento, una misma acción, un mismo artefacto o utensilio podía tener significados distintos, dependiendo de la cultura de la cual formase parte. Del mismo modo, temas comunes a los seres humanos a lo largo de toda su historia, como el culto de los muertos, los ciclos de reproducción, o la visión del espacio, fueron tratados en casi todas las culturas precolombinas, aunque de modos diferentes.
La cultura ona o selk’nam habitaba lo que hoy conocemos como la zona austral de Chile. Entre sus rasgos culturales destaca su condición de cazadores y recolectores marinos. Col. Museo Histórico Nacional.

Identidades culturales
Hablar de diversidad cultural tal vez no es tan difícil, pero reconocerla y respetarla lo es un poco más. El etnocentrismo es la tendencia a juzgar e interpretar a personas de otras culturas a partir de nuestra propia perspectiva cultural, desde nuestro propio mundo, que generalmente valoramos más que el de los otros. Todos corremos el riesgo de que nuestros 'lentes culturales' nos impidan reconocer la diferencia y el valor de otras culturas y de otros grupos humanos. Los habitantes del continente americano a la llegada de los europeos en el siglo XV, como se ha dicho, no solo mostraban diferencias culturales respecto a los extranjeros, sino que contenían también en su interior una rica variedad de identidades culturales. Los pueblos originarios de Chile formaban parte de esa diversidad, ocupando distintas regiones del actual territorio nacional. Los pueblos indígenas actuales, de América y de Chile, son parte de esas identidades culturales ancestrales, en la medida en que se siguen reconociendo como pertenecientes a grupos con características distinguibles, dadas por el lenguaje, la vestimenta, sus modos de vida y sus valores. Sin embargo, la supervivencia de esas identidades, dependerá también del reconocimiento y la valoración que otros grupos culturales hagan de ellas.

Mujeres mapuches.

39

América precolombina

1
Teoría del Estrecho de Bering

Los primeros pobladores del continente
La teoría del poblamiento americano más plausible propone que la especie humana ingresó desde Asia a nuestro continente por primera vez alrededor del 33000 a.C, cuando pequeñas bandas de cazadores habrían logrado cruzar a pie un puente terrestre en la zona del Estrecho de Bering. Este acontecimiento habría ocurrido gracias a variaciones climáticas que tuvieron lugar en nuestro planeta, conocidas con el nombre de glaciaciones. Consecuencia de ellas fueron el avance de los hielos desde los polos hacia el Ecuador y el descenso del nivel del mar, que habrían permitido la formación de un paso entre los dos continentes.

La teoría del puente de Bering es una de las teorías formuladas acerca del poblamiento americano. Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

Los desplazamientos constantes de estos grupos en busca de alimento los llevaron a poblar todo el territorio, para luego, a medida que descubrían las posibilidades que les ofrecía el medio, establecerse definitivamente en aquellos lugares que permitían mejores condiciones de vida. A partir de ese momento algunos pueblos se hicieron sedentarios y comenzaron a desarrollar complejos sistemas de organización social, que los llevaron a construir lo que hoy conocemos como las grandes civilizaciones americanas. Sin embargo, muchas etnias conservaron un comportamiento nómade, como los onas de Tierra del Fuego, los pehuenches de la cordillera de los Andes o grupos amazónicos y del norte de México, nomadismo que varios mantuvieron hasta bien entrado el siglo XIX. Algunos arqueólogos clasifican la historia de estos pueblos en etapas, estadios o unidades de semejanza cultural:

Mega fauna: conjunto de animales de gran tamaño actualmente extintos (mamut, mastodonte, milodón). Cultura: conjunto complejo que abarca los saberes, las creencias, el arte, las costumbres, el derecho, así como toda disposición o uso adquiridos por el hombre viviendo en sociedad, que se transmite de generación en generación. Su existencia es inherente a la condición humana colectiva, es una característica universal. También llamamos cultura a todo conjunto etnográfico que, desde el punto de vista de la investigación, presenta, respecto a otras, diferencias significativas.

Nombre

Características
• Hombres y mujeres recorrieron el territorio siguiendo a la mega fauna que en ese entonces habitaba el continente, y que era su principal fuente de alimentación. • La vida humana giraba en torno a la caza y a protegerse y/o adaptarse a las adversas condiciones climáticas generadas por la glaciación. • Vivían en pequeñas bandas de aproximadamente 30 personas, fabricaban utensilios como puntas de flechas y complementaban su dieta con la recolección de raíces y frutos silvestres. • La desaparición de la mega fauna y la aparición de nuevas especies vegetales significaron importantes cambios en las formas de vida del hombre americano. • La caza y la recolección siguieron siendo las principales fuentes de

Paleoindio
Período del ser humano temprano

Arcaico

40

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

Nombre

Características
sustentación, pero se sentaron las bases del futuro desarrollo material gracias a la producción de alimentos y los cambios en la organización social. • De esta época datan los primeros asentamientos permanentes, la domesticación de algunas especies vegetales y animales y los inicios de la alfarería y la confección de textiles. • La aparición de la agricultura es el hecho más importante y que más cambios produjo en la vida de estos pueblos, en tanto facilitó la aparición de jerarquías sociales basadas en la propiedad de la tierra y sus recursos. • Adecuado dominio de la agricultura y la alfarería entre los grupos indígenas que habitaban América. • Algunos pueblos dieron vida a complejas estructuras económicas, políticas y sociales, con la consecuente aparición de grandes civilizaciones que lograron dominar extensas regiones del continente.

Arcaico

Agroalfarero

2

Las grandes civilizaciones

Dos fueron las regiones donde florecieron las más importantes civilizaciones de América: Mesoamérica, que abarcó buena parte de los territorios que hoy conocemos como México, Guatemala, El Salvador y Honduras; y la región Andina, que comprendía el sur de la actual Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, el noroeste argentino y el norte de Chile. En ambas regiones ocurrieron procesos como los descritos más arriba, donde se decía que algunos grupos cambiaron su condición de cazadores recolectores nómadas por la de pueblos sedentarios, capaces de cultivar plantas y domesticar animales. Largos períodos tuvieron que transcurrir, muchas veces acompañados de situaciones fortuitas, para que los habitantes de estos territorios fueran capaces de dominar su entorno y entender los ciclos de la naturaleza. Es precisamente en Mesoamérica donde se han encontrado las más antiguas evidencias del cultivo del maíz, que datan de hace unos ocho mil años. Estos pueblos, además de ser capaces de manejar la producción alimenticia, construyeron complejos sistemas de organización social y política, en torno a Estados centralizados. También desarrollaron idearios religiosos e importantes conocimientos científicos. De esa forma, la cultura Olmeca en Mesoamérica construyó imponentes ciudades y controló extensos valles, elaborando una serie de creencias religiosas que serían transmitidas a las sucesivas civilizaciones que poblaron esta parte del continente. En Chavín de Huantar, en el Perú actual, por su parte, sus pobladores desarrollaron la pesca y la agricultura como actividades centrales, estableciendo una sociedad en donde una casta de ricos señores de la guerra dominaban a grandes grupo de población campesina. Los restos encontrados en las tumbas de sus dirigentes nos demuestran un refinado manejo en el arte de la textilería y de la orfebrería.

Saqsaywamán se ubica a pocos kilómetros de Cuzco. Sobre tres plataformas superpuestas que llegan a medir 18 metros, se levanta una triple muralla dentada, formada por enormes bloques de granito.

Este templo-fortaleza, como otras obras arquitectónicas incas, fue construido con bloques gigantescos y pesadísimos, los cuales se tallaban y ajustaban unos a otros a la perfección.

41

Principales áreas culturales en la época precolombina.

Con posterioridad a estas primeras civilizaciones, así en Mesoamérica como en la zona Andina se desarrollaron importantes culturas, herederas en muchos elementos de aquellas que las habían precedido. En el sur de México y América Central floreció la civilización maya, cuyos habitantes desarrollaron la matemática, la astronomía y una vida urbana (con ciudades como Uxmal o Chichén Itza) en donde los ritos vinculados a la agricultura se complementaban con una compleja serie de narraciones mitológicas sobre el origen del hombre y el universo, que han llegado hasta nosotros gracias a la conservación de su libro sagrado, el Popol Vuh. Por su parte en Nazca, en la zona de la costa del Perú, aún hoy pueden verse gigantescos geoglifos (sobrerrelieves construidos a lo largo de extensas superficies de terreno) que nos hablan de un conjunto de creencias vinculadas a lo sobrenatural. Del mismo modo, la cultura Moche nos ha legado miles de estatuillas de cerámica que muestran a sus pobladores en los más variados aspectos de su vida cotidiana.

Mapa adaptado de Los primeros americanos y sus descendientes. Museo chileno de arte precolombino. Santiago: Editorial Antártica, 1988.

Ya en el segundo milenio de nuestra era, en Mesoamérica prevalecieron distintas civilizaciones de marcado carácter militar, entre las cuales destacó la cultura azteca, una sociedad fuertemente jerarquizada, constructora de grandes ciudades y templos, dotada de una escritura y un conjunto de instituciones dedicadas a la educación, el cobro de tributos y la celebración de sus creencias religiosas, entre las cuales destacaba el culto a Quetzacoatl, dios con cabeza de serpiente que había traído la civilización a los hombres y que para sus ritos exigía constantes sacrificios humanos. En el corazón del área Andina se constituyó en este período la civilización de Tiwanaku, quienes lograron integrar de forma efectiva a las poblaciones y recursos económicos de la zona comprendida entre las selvas de la actual Bolivia, la costa ariqueña y el altiplano, expandiendo con ello tanto su cultura religiosa como su influencia militar. A Tiwanaku le seguirían los Incas, quienes hasta la llegada de los españoles no dejaron de acrecentar su imperio territorial –que llegó a abarcar desde Ecuador hasta el centro-norte de Chile, con su capital en Cuzco–, desarrollando un complejo sistema administrativo que permitía la distribución de los recursos del Estado inca entre las distintas localidades y sus habitantes.

42

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

Mesoamérica

Desarrollo cultural durante el período agroalfarero
Primeras civilizaciones
• Las formas culturales creadas por estos grupos constituyeron la base fundamental para el desarrollo posterior de otras culturas de la zona. Por esto se les ha llamado “culturas madres”. • Destacan su organización social y su sistema simbólico religioso.

Área Andina

Olmecas

Chavín

Período clásico
• Período que se extiende desde el año 1 de la era cristiana hasta aproximadamente el año 900 d.C., y que se caracteriza por los extraordinarios logros que alcanzaron distintos pueblos de la región, en los más diversos ámbitos. • El arte alcanzó sus más notables manifestaciones, se formaron las primeras ciudades americanas y se desarrollaron los primeros calendarios y la escritura.
Figura que representa a un personaje masculino maya que se dispone a tirar una pelota protegido por un cinturón. Col. Particular, Guatemala.

Mayas

Moche Nazca

Formación de imperios
• Sociedades militarizadas y bien organizadas políticamente, instauraron férreos dominios sobre las antiguas culturas de estas zonas. • Construyeron extensas ciudades y lograron articular imperios poderosos, con complejos sistemas de organización social y económica.

Aztecas

Tiwanaku Incas
Figura de terracota que representa a un “caballero águila” azteca (1480 d.C.). Col. Museo del Templo Mayor, México.

La cultura Inca
A partir del siglo XIII, los pueblos incas desarrollaron en la zona andina del actual Perú la cultura más poderosa y organizada de América del Sur, construyendo hasta la llegada de los españoles un verdadero imperio, conocido como Tahuantinsuyo, que logró reunir bajo una sola administración desde el norte de Ecuador hasta el norte de Chile y Argentina, así como toda la zona andina ocupada hoy por Perú y Bolivia. Entre los logros culturales de los incas destacaron la integración de distintos nichos ecológicos –que les permitía unir en algunas horas y a través de expeditos caminos a los productos de las localidades costeras con los palacios del Cuzco–; la elaboración de un sistema de cuentas y recolección de información por medio de cuerdas y nudos llamados quipus; y la construcción de enormes obras de infraestructura agrícola, lo que les permitió por medio de terrazas de cultivo expandir su producción hasta las escarpadas laderas de la Cordillera de Los Andes. Las huellas de la civilización Inca en el territorio de lo que hoy es Chile aún pueden verse. En San Pedro de Atacama, por ejemplo, se encuentra el Pucará de Quitor, fortaleza militar que permitía vigilar el paso de las caravanas de llamas desde un extremo a otro del valle. O en las cimas de las más altas cumbres andinas, donde descansan pequeñas tumbas en las que se han encontrado momias de niños y mujeres congelados, entregados como ofrenda a sus dioses, a las montañas, a la Pacha Mama, la madre tierra, divinidad principal de pueblos altiplánicos como los quechuas y aymaras. A la llegada de los españoles, el Imperio Inca se encontraba dividido en una guerra civil entre los dos herederos del último gobernante: Atahualpa y Huáscar combatían por el poder, situación que los europeos supieron aprovechar para su provecho, al enfrentarse luego con el vencedor (Atahualpa).

43

La visión de los vencidos
Para los pueblos originarios de América la llegada de los europeos representó una catástrofe demográfica, producto mayoritariamente de las enfermedades traídas por los invasores. La viruela y el sarampión cobraron millones de víctimas. Junto a ello, la derrota militar y la caída de las grandes ciudades en Mesoamérica y el área Andina fue comprendida por muchos de sus habitantes como el fin de un gran ciclo. De alguna forma, las creencias religiosas, las visiones del mundo de las culturas indígenas fueron también derrotadas. Las manifestaciones de esta ruptura drástica en el mundo cultural originario se expresaron por medio de poemas y códices (representaciones gráficas que narran información sobre la vida azteca), así como por el relato de los sobrevivientes y de los ancianos, que lograron recoger cronistas y sacerdotes españoles. Por otra parte, una vez consolidada la conquista española, subsistieron en algunos puntos del continente americano expresiones de oposición a los europeos, tanto en el plano militar –como los chichimecas en el norte de México y los mapuches en Chile– como en el cultural. Tanto en Mesoamérica como en el Tahuantinsuyo se registraron procesos de retorno a las creencias indígenas, rechazando la evangelización y confiando en el retorno de los dioses. Este tipo de movimientos de carácter religioso fueron perseguidos duramente por las autoridades y la Iglesia Católica, que consideró el culto a los dioses indígenas una idolatría que debía ser extirpada. A pesar de ello, el Inti-Raimi, la celebración del retorno del Inca, se celebra hasta la actualidad cada año en el Cuzco.

Etnia: conjunto lingüístico, cultural y territorial de cierto tamaño, aplicándose generalmente el término tribu a grupos de menor dimensión.

Pueblos indígenas americanos en la actualidad

En este mapa podrás apreciar la presencia de población aborigen que habita actualmente nuestro continente. En algunos casos, como Estados Unidos, los grupos indígenas han sido confinados en reducciones; en otros, viven en lugares ancestrales, generalmente aislados, como el Amazonas.También hay ejemplos de población indígena que habita en regiones donde dominan los patrones culturales de la modernidad occidental. Las dificultades que tienen los indígenas para conservar sus tradiciones son múltiples. Los invitamos a conocer sus problemas y a reflexionar sobre ellos. ¿Conoces algún país americano donde hayan sucedido algunos conflictos como los nombrados? Busca en periódicos y revistas información sobre tres problemas actuales de las etnias en América y trata de explicarlos, a partir de los siguientes criterios: a) Causas del problema. b) Actores involucrados. c) Posibles soluciones. En grupos de dos o tres compañeros, discutan y propongan tres estrategias para resolver los conflictos analizados.

Mapa adaptado de Los primeros americanos y sus descendientes. Museo chileno de arte precolombino. Santiago: Editorial Antártica, 1988.

44

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

3

Los pueblos originarios de Chile
Monteverde es Monumento Histórico Nacional y en 2007 se postuló como Patrimonio de la Humanidad frente a la UNESCO.Producto de la continuidad de las investigaciones en el lugar, nuevos hallazgos se han suscitado, algunos de ellos con una datación preliminar de 33 000 años. Esta situación genera controversia entre las posturas tradicionales respecto de la antigüedad atribuida a la cultura Clovis (Nuevo México, Estados Unidos),consignada como la primera en habitar América. Esto ha implicado formular nuevas teorías para explicar el poblamiento americano.

La historia de nuestros antepasados se remonta a miles de años atrás y se inserta en el proceso de poblamiento americano. En el actual territorio chileno, encontramos antiguos vestigios de la presencia humana en Monte Verde, un yacimiento arqueológico ubicado junto al estero Chinchihuapi, a 35 kilómetros al suroeste de Puerto Montt, donde se hallaron los restos de un antiguo campamento de más de 12 mil 500 años de antigüedad. Distintos grupos, de diferente origen fueron estableciéndose a lo largo del territorio, en condiciones ambientales muy disímiles unas de otras.

1. Grupos cazadores recolectores y grupos pescadores
En zonas cercanas a los ríos y la precordillera, se establecieron grupos que vivieron de la caza de animales y principalmente de la recolección de frutos silvestres. Estos pueblos cazadores recolectores se desarrollaron principalmente en la zona austral del país. Sus viviendas y modos de vida fueron menos complejas que los pueblos agrícolas, debido a que se trató de grupos nómades. Dependiendo de su territorio de influencia, los cazadores recolectores variaron el sustento alimenticio, ya que su locación geográfica fue diversa. Los pescadores o recolectores marinos, hicieron del mar la base de su sustento, asentándose en la costa. Para estos pueblos nómades, el mar era una fuente alimenticia permanente, a la cual podían recurrir sin la necesidad de desplazarse grandes distancias. Por lo general, habitaron las desembocaduras de los ríos, con el objeto de disponer de fuentes de agua dulce permanente. En ocasiones, completaron su dieta alimenticia con la recolección de vegetales y la caza de ciertos animales. Los pueblos costeros se establecieron a lo largo de todo el territorio actual chileno, y gran parte de ellos, sobre todo los que se ubicaron desde la zona centro sur hasta el extremo austral, nunca dejaron de vivir según las prácticas que caracterizan al período arcaico.

Mujer aymara en la precordillera de la I Región.

2. Grupos agricultores
Estos pueblos sedentarios habitaron algunas zonas del territorio chileno apropiadas para desarrollar cultivos diversos, como por ejemplo, oasis existentes en zonas altas del desierto de Atacama, los valles transversales del Norte Chico y el valle central de Chile. Fueron los habitantes de la zona norte quienes dieron los primeros pasos en el cultivo de las plantas y la domesticación de los animales, encontrándose vestigios que datan de hace unos cinco mil años; estos vestigios muestran la presencia inicial de plantaciones de maíz y y la domesticación de guanacos y llamas. Sin embargo, estas conquistas no significaron la generalización de las práctivas de cultivo y domesticación de animales. En el Norte Grande, por ejemplo, los pueblos que ahí se desarrollaron entraron en el estadio agroalfarero hace unos tres mil años. Más al sur, los pueblos que habitaban los valles transversales llegaron a dominar las técnicas agrícolas hace dos mil años, mientras que los habitantes del valle central de Chile lo hicieron hace aproximadamente mil años. Dependiendo de la zona en que estaban asentados, cada pueblo desarrolló diversos tipos de cultivos, aprovechando las condiciones geográficas y climáticas del medio. Ejemplo de ello fueron las terrazas de cultivos desarrolladas en el norte.

De acuerdo a datos del Censo 2002, poco más de 4.000 habitantes se identificaron como pertenecientes a la etnia rapa nui.

45

El desarrollo de los pueblos originarios de Chile fue un proceso que se caracterizó no solo por la diversidad de las experiencias culturales desarrolladas, sino también por su dinamismo. Efectivamente, estos grupos ocupaban el espacio de manera diferente a cómo lo hacemos nosotros, estableciendo relaciones más allá de las fronteras que hoy reconocemos entre los países. Si bien es cierto ellos también pactaban límites, estos dependían de las áreas de influencia cultural y de lazos de parentesco. Por ello, las diferentes formas culturales que desarrollaron dependieron, en alguna medida, de los lazos que establecieron con otros grupos: algunos pueblos costeros, por ejemplo, intercambiaban productos con aquellos asentados en el interior; los pueblos continentales establecieron su dominio sobre territorios que superaban las fronteras naturales impuestas por la geografía como los espacios que iban más allá de un lado u otro de la cordillera. Del mismo modo, quienes vivían en el desierto de Atacama tuvieron siempre un estrecho contacto con los pueblos que se encontraban más al norte del continente, lo que los llevó a integrarse en el ámbito de la cultura andina, tanto durante la presencia tiwanaku como, luego, durante la presencia inca en el actual territorio chileno. Esta misma influencia llegó incluso hasta la zona central de Chile, a mediados del siglo XV.

Expresiones culturales indígenas
La arqueología es la «ciencia de las cosas antiguas», estudia el pasado a partir de los vestigios materiales que subsisten. Inicialmente concentrada en el estudio de los objetos, su clasificación y datación, ha ido ampliando su campo en el tiempo, en el espacio y en su objeto, hasta considerarse hoy día que todas las culturas son susceptibles de ser estudiadas según este enfoque. En este esfuerzo de descubrimiento e indagación, los arqueólogos, han ido determinando el origen de algunas expresiones culturales y han propuesto el significado que cada uno tenía para su cultura.
Imagen Cultura y lugar de origen
• Cultura mapuche. • Pitrén, localidad al norte del lago Calafquén.

Significado
Este jarro pato es un símbolo de la fertilidad, utilizado en ceremonias matrimoniales. El hombre mapuche –al igual que el pájaro quetros– busca su pareja fuera de su comunidad y la lleva a su casa. El jarro pato y el jarro zapato fueron también hábilmente desarrollados por la cultura diaguita en el Norte Chico. Los Moais representan a antepasados. Las familias encargaban la construcción de un moai para que su antepasado adquiriera categoría divina y protegiera al linaje y a su territorio. El gran tamaño que alcanzaron se relaciona con la pugna por el poder y el prestigio.

• Cultura rapa nui. • Isla de Pascua.

46

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

• Cultura tiwanaku y cultura Arica. • Arica.

Se trata de dos gorros, uno policromo y otro bicromo cuyo uso determinaba distinciones sociales. El bicromo era utilizado por la población local, de la cultura Arica y el policromo por la población de origen Tiwanaku. El tembetá es un adorno labial utilizado por la cultura El Molle. En el período temprano tenía un uso cargado de simbolismo y contenido espiritual. Luego, en el período medio, se transforma en un simple amuleto u objeto curioso. Estas botellas negras pulidas muestran influencia de la cultura Condorhuasi del noroeste argentino. Se desconoce si su uso era ritual o más bien práctico.

• Cultura El Molle. • Valle del Elqui.

• Cultura atacameña. • San Pedro de Atacama.

Luego de leer los significados de cada uno de estos objetos, sintetiza en una palabra lo que representa cada una de estas imágenes. Completa con las cuatro primeras imágenes un cuadro como el siguiente.Te ejemplificamos con la imagen nº 5.
Esta expresión cultural material es...
• Vasija o botella.

Imagen

Sirve y/o significa
• Guardar o trasladar líquidos.

El material del cual está hecho es...
• Cerámica negra pulida.

La característica que más llama la atención es...
• En el gollete aparece un motivo antropomorfo.

5

¿Qué objetos tienen hoy un caracter simbólico? Nombra al menos tres objetos que tengan una connotación especial en nuestra sociedad y explica por qué adquieren ese significado. Escoge alguno de tus objetos de uso personal que sea valioso para ti. ¿Cómo podría averiguarse su significado en dos o tres mil años? ¿Qué necesitaría investigar un historiador para averiguarlo?

4

Los pueblos indígenas al iniciarse el siglo XVI

Cuando los españoles entraron en el actual territorio nacional encontraron que este estaba habitado por una gran cantidad de población indígena; esta, según estudios realizados, alcanzaba aproximadamente un millón de personas. En el mapa de la siguiente página te presentamos la distribución y características de estos pueblos.

47

Pueblos indígenas chilenos precolombinos

Arica:
En Arica durante el siglo XVI encontramos una población local en los valles bajos, que se relaciona fuertemente con grupos costeros y con pueblos aymaras, que ocupan valles y costas.

Aymaras: Las poblaciones aymaras se ubicaban en el Altiplano y enviaban grupos a colonizar los valles y costas del actual Norte Grande de Chile.

Los Atacamas:
En el Salar de Atacama y el Río Loa se ubicaba una población local que tuvo estrechos lazos con grupos altiplánicos y del noroeste argentino. En la zona de San Pedro de Atacama se ha encontrado evidencia de la presencia de sucesivas poblaciones, que desarrollaron hasta la llegada de los españoles una compleja cultura fuertemente vinculada primero a Tiwanaku y luego al Incario.

Grupos costeros:
Existían en la costa diferentes grupos de pescadores y recolectores marinos. Se les han denominado camanchacas, proanches o changos. Los aymaras mantenían gran contacto con este grupo.

Grupos diaguitas:
Se conocen con este nombre a los pastores y agricultores del Norte Chico. Son grupos culturalmente diferentes de aquellos diaguitas y huerpes que ocupaban valles orientales de los Andes. Los españoles los encuentran dominados por el Inca, el que los envía a colonizar hasta el Río Maipo.

Grupos Pampas:
Se conoce bajo este nombre a diversos grupos de cazadores recolectores que habitaban las pampas del actual territorio argentino y fueron “araucanizados” durante los siglos XVIII y XIX.

Los aconcaguas o picunches:
En el valle de Aconcagua y el Cachapoal se establece una población de lengua mapuche, fuertemente influenciada por la dominación incaica, que le introduce elementos diaguitas.

Grupos pehuenches:
Los cazadores que ocupaban las faldas de los Andes recibieron diferentes denominaciones. De norte a sur, se les designaba como chiquillanes, pehuenches, puelches y poyas. Al parecer, eran diferentes grupos y fueron “araucanizados” en los siglos XVII y XVIII. En su forma de vida destacó tanto la conservación de su nomadismo como la dedicación, una vez llegados los españoles, a la ganadería y su comercio.

Los mapuches:
Hay diferentes pueblos que hablan mapuche o mapudungun. Tienen importantes diferencias culturales en el siglo XVI. Al sur del Itata se establece el grupo más importante de esta rama lingüística, al que los españoles denominaron araucanos, manteniéndose otros grupos como huilliches y lafquenches, habitantes del sur y la costa, de poblamiento anterior a los mapuches.

Tehuelches y onas:
En la Patagonia, entre los siglos XVI y XIX habitaron grupos de cazadores denominados aonikenk, llamados tehuelches por los mapuches. La Isla Grande de Tierra del Fuego estaba dominada por los onas o selk’nam que probablemente, en su remoto origen, tenían estrecha relación con los aonikenk, con quienes compartían tanto una forma de vida nómade basada en la caza y la recolección, como un conjunto de creencias religiosas expresadas a través de complejos ritos de paso y ceremonias grupales.

Grupos canoeros meridionales:
En la desmembrada costa del sur de Chile había varios grupos dedicados a la pesca y a la recolección marina. De norte a sur estaban los chonos, alacalufes o kawéshkar y yámanas o yaganes.

Mapa adaptado de Los primeros americanos y sus descendientes. Museo chileno de arte precolombino. Santiago: Editorial Antártica, 1988.

48

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

De estos grupos, los dotados de mayor población eran los pueblos de lengua mapuche, quienes compartían algunas características como un idioma común, pero también manifestaban importantes diferencias, tanto en sus actividades económicas como en su desarrollo material. Contribuyó a acentuar estas diferencias la influencia que los incas transmitieron a los habitantes del valle central, debido a la dominación que sostuvieron sobre el territorio a partir de la segunda mitad del siglo XV y que se prolongó hasta la llegada de los españoles. Fue así como los valles de Aconcagua y Maipo estaban habitados por pueblos agricultores con influencia diaguita, mientras hacia el sur del río Biobío se encontraban aquellos pueblos que los españoles llamaron araucanos, quienes si bien practicaban la agricultura, no la tenían como una actividad fundamental, pues se limitaba a ser un complemento de la caza y la recolección. Es decir, al mismo tiempo que las influencias culturales incaicas se establecían en el norte del territorio, en la zona centro-sur se desplegaba una cultura mapuche, que tanto “araucanizó” a sus vecinos como recibió de su parte elementos incas, civilización a la cual debió enfrentarse militarmente y fue derrotada por los mapuches al llegar a las orillas del Maule, décadas antes de la llegada de los españoles. De tal forma, las culturas originarias en Chile se asentaron a lo largo y ancho de todo el territorio continental. En el siglo XIX, una nueva población originaria fue agregada a la soberanía nacional: la cultura Rapa-Nui. Ubicados en la lejana Isla de Pascua (Te-Pito-Te-Henua, “El Ombligo del Mundo”), desarrollaron durante siglos una cultura de carácter polinésico, vinculada en sus rasgos fundamentales con el espacio cultural de Oceanía, manifestados en un idioma común, un sistema de escritura aún indescifrable y un cuerpo de creencias de culto a los antepasados, representados en los moais. A lo largo del siglo XIX la Isla de Pascua y sus habitantes experimentaron transformaciones a veces dramáticas para el conjunto de su sociedad: fue utilizada como lugar de aislamiento de enfermos de lepra, y parte importante de sus habitantes originarios fueron trasladados forzosamente a trabajar en las guaneras –depósitos de excremento de las aves marinas muy útil como fertilizante– de la costa peruana. La toma e incorporación a la soberanía chilena del territorio Rapa-Nui data de 1888.
Balsas de cuero de lobo. Los changos fabricaban embarcaciones con cueros de lobos marinos. Los cosían con espinas de cactus y los inflaban a pulmón. Grabado según Frezier, 1717. Col. Museo Histórico Nacional.

Araucanización: asimilación de la cultura mapuche (o araucana) por parte de otros grupos indígenas, favorecida por los permanentes contactos que mantenían entre ellos.

Utilizando como referencia el mapa de los pueblos indígenas en Chile que se encuentra en la página anterior, escoge una cultura que sea de tu interés. a) Investiga sobre la forma de vida de ese pueblo antes de la conquista española.Te sugerimos considerar aspectos como religión, tecnología, usos y costumbres, vestuario, actividades económicas y otros. b) Busca información sobre la situación actual del pueblo estudiado y realiza un contraste entre las formas de vida antes de la conquista y las formas de vida actuales, considerando los aspectos anteriormente señalados (religión, organización social, costumbres, vestuario y organización económica, entre otros).

49

Teorías del poblamiento americano
Pedro Armillas, Programa de Historia de América, Instituto Panamericano de Historia y Geografía, México, 1963, pp. 2 y 3.
El problema del origen u orígenes de los indígenas americanos Planteando el problema en forma de preguntas, este se puede formular así: a) ¿Son autóctonos, en el sentido riguroso de la palabra, los indios americanos? Si no lo son, ¿de dónde, cuándo y cómo –o por dónde– vinieron a este continente? (...) b) Dando por sentado que el hombre americano no es autóctono –puesto que sobre este punto no hay actualmente diferencias de opinión–, cabe preguntar: ¿en qué estado de cultura se hallaban los primeros inmigrantes? (...) La ausencia de restos fósiles de primates superiores o de homínidos anteriores (en sentido evolutivo) al Homo Sapiens obliga a descartar, a reserva de nuevos descubrimientos, la posibilidad de que el hombre fuera originario de este continente. (...) Las semejanzas somáticas entre los americanos precolombinos y poblaciones nativas del otro lado del Pacífico indican indudablemente parentesco y señalan la dirección de donde llegaron los primeros pobladores. Lo que se sabe actualmente sobre la antigüedad de la ocupación humana, tanto en Norte como en Sudamérica y sobre el desarrollo cultural del Viejo Mundo, obliga a descartar la posibilidad de que los más antiguos inmigrantes hubieran llegado por vía marítima a través del Pacífico, por falta de embarcaciones adecuadas para largas travesías. En vista de ello, la única ruta viable parece haber sido la del estrecho de Bering, donde América está separada de Asia por un brazo de mar de noventa kilómetros de anchura y además en ciertas épocas pudo haber existido un istmo –debido a fluctuaciones del nivel del mar en relación con la glaciación– por donde los primeros inmigrantes pasaran a este continente a pie. Actualmente no hay discrepancias entre los antropólogos respecto a la importancia de esa vía de acceso; pero algunos (Menendes-Correa; Rivet, 1943) consideran además la posibilidad de una ruta meridional Australia-Tasmania-Antártida-Suramérica; parece difícil contestar a las objeciones (...) contra la aceptación de esa ruta.

Los indígenas americanos no serían originarios de este continente, sino que habrían llegado desde Asia por el Estrecho de Bering.

De Blas, Patricio y otros, Historia común de Iberoamérica. Editorial Edaf, Madrid, 2000, pp. 23 a 27.
Poblamiento del continente. Un enigma apasionante El aislamiento del continente americano respecto de los demás continentes, y la inexistencia en él de restos humanos que proporcionen datos sobre el proceso de hominización, planteó, desde el siglo XVI, un interesantísimo problema antropológico y arqueológico. Puesto que no existen restos que atestigüen la evolución desde los primates hasta el Homo Sapiens en el continente, América debió estar poblada, desde el principio, por el Homo Sapiens. Esto plantea una serie de preguntas: ¿De dónde procede el ser humano americano? ¿Cuándo y cómo llegó a América? ¿Arribaron hombres y mujeres de culturas diferentes, o las diferencias antropológicas y culturales que se observan hoy se generaron en América como resultado de la evolución? Todas las doctrinas, todas las teorías y, a partir de comienzos del siglo XX, todas las disciplinas se aplicaron a responder esta formidable pregunta. La investigación se tiñó de aventura cuando algunos navegantes intrépidos decidieron demostrar, en la práctica, la viabilidad de ciertas teorías (...).

¿De dónde procede el ser humano americano?

50

U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

2

Hipótesis, conjeturas y datos arqueológicos En el siglo XX, los análisis comparativos entre los caracteres antropológicos y los rasgos culturales de los indígenas americanos, por un lado, y los de determinados habitantes y sus culturas en las islas de la Polinesia, y aun de África, por el otro, dieron lugar a teorías que suponían la arribada por mar de grupos humanos de las zonas citadas (Paul Rivet, 1943). Esas teorías trataban de resolver, también, el origen de grupos de indios cuya diversidad somática y lingüística era imposible explicar por las diferencias del medio y por la evolución en un período relativamente breve. Pero subsistía un problema: ¿Cómo pudo efectuarse esa navegación con las técnicas marineras limitadas del momento? El etnólogo noruego Thor Heyerdhal demostró, en 1947, que ese desplazamiento era posible realizando la travesía del Pacífico, desde El Callao al atolón de Raroia (Tuamotu), en una balsa (la Kon-Tiki), con cinco compañeros, en 101 días de navegación (...). Más tarde, en 1969, el mismo Thor Heyerdhal hizo construir una balsa de papiro egipcio, la Ra I, según modelo del antiguo Egipto, con la que logró cruzar el Atlántico desde el puerto marroquí de Safi hasta cerca de Barbados en 55 días (...). La llegada de hombres europeos o africanos por mar no era imposible. De ese modo, teorías desechadas años antes por improbables volvían a replantearse a la vista de esas expediciones. Las semejanzas observadas entre los utensilios y los restos de la cerámica de algunas poblaciones indias con los de otras zonas de Asia o del Pacífico merecían ser analizadas desde este nuevo prisma. Itinerario y cronología de las primeras migraciones El estado de la cuestión puede resumirse hoy de la siguiente forma: La ruta terrestre, a través del Estrecho de Bering, fue la empleada por los primeros pobladores, los verdaderos descubridores del continente americano (...). Pero eso no fue todo. La existencia de tipologías de indios muy diversas (doce llegó a establecer Imbelloni en 1938), y la implantación de varias grandes familias lingüísticas no pueden explicarse, solo, por la evolución del grupo inicial en ambientes diferentes en un período tan corto. Hoy sabemos que la navegación a través de los océanos Atlántico y Pacífico fue posible aprovechando las corrientes marinas que conducen a embarcaciones rudimentarias de una a otra costa de los grandes océanos. Así pues, debió haber contactos con las islas de Polinesia y, posiblemente, con África y Europa, antes de la llegada de Cristóbal Colón.

No es fácil probar las teorías sobre el poblamiento americano.

El Estrecho de Bering fue la ruta principal, aunque también hubo contactos a través de los Océanos Pacífico y Atlántico.

Estos textos muestran diferentes posiciones de los investigadores acerca del poblamiento americano. Léelas con atención y responde las siguientes preguntas: ¿Cuál es la teoría del poblamiento que se propone en el primer texto? ¿Qué argumentos utiliza el autor para fundamentar su hipótesis? ¿Cuál es la posición frente al poblamiento americano que se sostiene en el segundo texto? ¿Qué elementos de prueba permiten proponer tales hipótesis? Busca las semejanzas y diferencias que hay entre los dos textos. ¿Cómo ha cambiado lo que se sabe del poblamiento americano en los 37 años que separan las ediciones de los dos libros?

51

1 Las diversas teorías sobre el poblamiento americano buscan explicar el origen y procedencia del hombre y mujer americano. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es concordante con alguno de sus postulados? a) La especie humana es originaria del continente americano. b) El Estrecho de Bering fue usado por hombres y mujeres americanos para poblar Asia. c) El poblamiento del continente americano es anterior a la era de las glaciaciones. d) La evolución y desarrollo del ser humano es completamente diferente a la de otros continentes. e) Los indígenas americanos no serían originarios de este continente sino que habrían llegado desde otras latitudes.

2 La riqueza y diversidad cultural alcanzada en el área mesoamericana fue bastante sobresaliente. ¿Cuál
de los siguientes grupos constituyó la base fundamental para el desarrollo posterior de otras culturas en la misma zona? a) Incas. b) Mayas. c) Aztecas. d) Olmecas. e) Tiwanaku.

3 Distintos grupos y de diferente origen fueron estableciéndose a lo largo del territorio en condiciones ambientales muy disímiles unas de otras. ¿Qué consecuencia provocó esta situación? a) Un limitado desarrollo poblacional y demográfico. b) El surgimiento de constantes guerras por el control de los recursos. c) Un desarrollo cultural muy diverso y desigual a lo largo del territorio. d) La sobreexplotación de los recursos del mar debido al crecimiento de los pueblos pesqueros. e) La ausencia de población en diversas partes del territorio como en el norte grande y la zona de los canales.

4 Cuando los españoles entraron en el actual territorio nacional encontraron que estaba habitado por una
gran cantidad de pueblos y culturas. Entre las más numerosas estaban los mapuches y los aymaras. ¿Qué semejanza pudieron encontrar entre estos dos pueblos? a) Que eran nómades. b) Que practicaban la agricultura. c) Que hablaban el mismo idioma. d) Que vivían en zonas cordilleranas. e) Que opusieron una exitosa resistencia armada y militar.

5 A pesar de la distribución dispareja de los distintos pueblos pescadores existentes en nuestro país, estos se caracterizaron por: a) Habitar las desembocaduras de los ríos. b) Haber conquistado a los pueblos continentales. c) Concentrar su presencia en la costa de la zona central. d) Haber desarrollado modos de vida de carácter sedentario. e) Haber apoyado a las tropas españolas durante su invasión a Chile.

52

Los pueblos originarios de América y de Chile

6 Observa el siguiente gráfico sobre Distribución regional de la población mapuche en términos de porcentaje. ¿Qué conclusión podría establecerse a partir del cuadro anterior?
% 50
40

Distribución regional de la población mapuche

30

20

10

0 VIII X II Metrop VII IX

a) La población mapuche es mayoritaria hacia el sur del Biobío. b) La población mapuche se concentra en la región de la Araucanía. c) La población mapuche es originaria de la Región Metropolitana. d) En la segunda región hay menos de 5 personas de origen mapuche. e) La mayor parte de los descendientes mapuches se han movilizado hacia el centro del país.
Fuente: http://www.xs4all.nl/~rehue/art/liwdoc1b.html INE 1993.

Regiones de Chile

7 Dentro de la diversidad de actividades económicas practicadas por los pueblos continentales, sobresale la agricultura y la domesticación de animales como una de las más importantes. ¿Dónde encontramos más tempranamente sus primeras experiencias y lugar de desarrollo? a) En la Araucanía. b) En el Norte Grande. c) En el valle central. d) En la Zona de Los lagos. e) En los valles transversales.

8 A pesar de la falta de agua, las culturas originarias de la zona norte lograron desarrollar una importante actividad agrícola. ¿Qué innovación tecnológica desarrollaron estas culturas para facilitar este desarrollo? a) La construcción de embalses. b) La elaboración del riego por goteo. c) La aplicación de los cultivos en terrazas. d) La incorporación de fertilizantes químicos. e) La construcción de fortificaciones llamados Pucarás.

9 Uno de los principales pueblos continentales fueron los diaguitas. ¿Qué parte de nuestro territorio habitaban? a) Altiplano. b) Norte Chico. c) Norte Grande. d) La Araucanía. e) Valle de Aconcagua.
Recursos

• • • •

Grete Mostny, Prehistoria de Chile, Universitaria, 2004. José Bengoa, Historia del pueblo mapuche, SUR, 1985. www.precolombino.cl www.serindigena.cl b .9 ;c .8 ;b .7 ;e .6 ;a .5 ;b .4 ;c .3 ;d .2 ;e .1

53

P

roducto de la llegada de los europeos a América se desarrollaron grandes enfrentamientos armados entre estos y las culturas originarias, que desembocaron en la derrota de estas y la instalación de un régimen colonial en el continente.

Retrato de Hernán Cortés, Museo Nacional de Historia de México, s. XVI. Grabado en Histórica relación del Reino de Chile de Alonso de Ovalle, s. XVII.

A

traídos por las posibilidades de riqueza y gloria, miles de españoles emprendieron la conquista de América, asumiendo con ello el poder político y económico en gran parte del Nuevo Mundo.

L

Palacio de gobierno de Lima, Perú. Durante el período colonial fue, a partir de Francisco Pizarro, la casa que ocuparon los virreyes.

a administración de las colonias quedó en gran parte de América bajo la soberanía de la Corona Española, que creó instituciones tanto en España como en América para gobernar sus territorios.

54

E

n el caso de Chile, los pueblos mapuches mantuvieron durante todo el período colonial su oposición al asentamiento de españoles, por lo que la guerra se extendió por cientos de años, aunque con distintos grados de intensidad y dando paso a otro tipo de relaciones fronterizas. Esta situación marcó al país con una experiencia de pobreza material y conflicto militar.
Malón. Obra de Claudio Gay, s. XIX.

lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII la población de origen europeo e indígena no dejo de mezclarse, dando forma a la base fundamental de todos sus habitantes: el mestizaje biológico y cultural.

A

Trabajo de la gente del campo. Obra de Claudio Gay, s. XIX.

E

n el período colonial la principal actividad económica del territorio chileno fue la agrícola, desarrollada en las haciendas productoras de ganadería y trigo que tenían como objetivo tanto la exportación de estos bienes al exterior como el abastecimiento de las ciudades y del Ejército de la Frontera.

La trilla. Dibujo de Claudio Gay, s. XIX.

55

¿Quiénes somos?

M
1.

ultitud de aspectos de nuestras actuales manifestaciones culturales proceden de la relación que se estableció entre conquistadores y conquistados. Este mestizaje dio origen a la actual cultura americana.

Reconociendo nuestro origen
Observa las siguientes fotos de los bailes chinos y de la imagen de la virgen.

Baile Chino Nº 5 de Andacollo.

La virgen de Andacollo o Virgen Reina de la Montaña es morena y lleva a Jesús en sus brazos.

• • • •

¿En qué aspectos crees tú que se hacen presentes una y otra tradición cultural? ¿Dirías que la “Chinita” de Andacollo (virgen) corresponde más directamente a alguna de las dos tradiciones o, más bien, se trata de una creación nueva? ¿Quiénes crees tú que la veneran? ¿Por qué? ¿Por qué crees que llegaron a mezclarse las creencias religiosas de dos culturas tan diferentes?

Radiografía de una mezcla
Entre las particularidades de la conquista y posterior colonización americana se puede señalar la intensa relación que establecieron conquistadores y conquistados, fruto de la cual surgieron una población y una cultura mestizas. Esta mezcla visible, tan generalizada en la constitución étnica del continente, se manifiesta también en otros aspectos de la cultura: las formas políticas, la vida cotidiana, el arte y la religión también adquirieron huellas de la mezcla de estas tradiciones enfrentadas, indígena y europea.

1.

Analiza los ejemplos que te presentamos a continuación.

Gastronomía
En nuestras comidas se hace evidente el mestizaje que dio origen a la cultura americana. Nuestra dieta combina alimentos autóctonos americanos, que

56

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

aprendieron a cultivar los pueblos originarios, con alimentos europeos y asiáticos, que trajeron los conquistadores. El choclo con mantequilla y los porotos “con riendas”, por ejemplo, combinan componentes americanos y europeos. ¿Sabías que las papas, el tomate, el cacao, el maíz y la palta son originarios de este continente? En cambio, el arroz, el azúcar y el trigo –del que se hacen las ricas marraquetas– fueron traídos por los colonizadores. Así también, fueron “importados” algunos animales que nos sirven para la alimentación, como el ganado vacuno y el cerdo.

Busca más ejemplos de comidas que mezclen productos originarios y productos importados y ubícalos en un cuadro similar a este, en tu cuaderno:

Pan y cereales.

Receta o comida
? ?

Lo indígena...
? ?

Lo español…
? ?

El lenguaje
Como herederos de, al menos, dos tradiciones culturales diferentes, nosotros vivimos cotidianamente el mestizaje. Por ejemplo, nuestro lenguaje, que llamamos español o castellano, ciertamente no corresponde al usado en Europa ni en otras partes de América. Es así como frecuentemente utilizamos muchos vocablos de lenguas aborígenes. Lee los siguientes ejemplos de vocablos de origen quechua.

Vocablo
Cancha Charqui Chasca Coronta Cototo Huaso Pilcha Poncho Rulo Taita

Significado
Lugar plano Carne seca Pelo desordenado Choclo sin granos Hinchazón Hombre de a caballo Prenda de poco valor Especie de manta Terreno de secano Padre Topónimos: nombre propio de un lugar.
Ajos, ajíes y pimentones.

¿Cuáles de estos vocablos has usado más de alguna vez? Busca otros cinco vocablos o topónimos en lengua indígena que se usen en tu zona. Averigua su significado y origen. Completa una tabla como la presentada. Para averiguarlos, puedes consultar a personas mayores de tu comunidad, acudir al museo más cercano que tengas o preguntarle a tu profesor o profesora de lenguaje.

57

Descubrimiento y conquista
La llegada de Cristóbal Colón a América significó un gran descubrimiento para el mundo europeo. De pronto se encontraron con la existencia de un continente que hasta entonces les era absolutamente desconocido, habitado por millones de personas y en el cual existían diversas culturas y maneras de entender el mundo que tal vez nunca habían imaginado. De allí que se diga que Colón, junto con descubrir un continente, descubrió un 'problema' para los europeos: cómo integrar este 'nuevo mundo' en el mundo que ellos ya conocían y entendían. De inmediato, los europeos comenzaron a explorar América, siendo capaces de recorrer el continente casi por completo en tan solo 50 años, a pesar de la extensión del territorio, de la resistencia de gran parte de los grupos indígenas y de los escasos medios técnicos con que se contaba en aquella época. Esta exploración de lo desconocido se hizo bajo ciertos principios que caracterizaron la acción de los europeos durante todo el período que duró la conquista de los territorios y pueblos originarios: principios religiosos, principios políticos y principios económicos.
Las tropas de Pizarro toman Cuzco inmediatamente después de la muerte de Atahualpa. En este asalto, los soldados saquearon el Coricancha o Templo del Sol. Ilustración de 1602. Col. de Giovanni Dagli Orti.

Para los habitantes originarios de América, en cambio, este proceso significó una verdadera catástrofe. Para quienes habitaban estas tierras desde hacía miles de años, la llegada de los europeos, lejos de la idea de un descubrimiento, significó una invasión que desarticuló por completo sus formas tradicionales de existencia. Dio paso, además, a un violento período de conquista y colonización que produciría, directa o indirectamente, la muerte de millones de ellos.

El nuevo orden colonial
La manera que los conquistadores tuvieron de 'comprender' el nuevo mundo que había sido descubierto, fue intentando darle una forma que lo acercara al mundo por ellos conocido. Así, pasados los primeros años de conquista e imposición del dominio europeo en los territorios americanos, comenzó el período colonial. Durante la Colonia, mediante el asentamiento en el territorio y la integración política, administrativa y económica con la metrópoli, se implantó un nuevo orden en América. Así, gran parte de América pasó a integrar el imperio español, quedando incorporada al orden político de la monarquía y al orden religioso expresado por la Iglesia Católica. Desde un comienzo, la fundación de ciudades fue un factor clave para la colonización y evangelización de los indígenas. La ciudad, considerada un elemento civilizador por excelencia, se consolidó tempranamente como el símbolo del asentamiento español en América. Su construcción, sobre la base de un trazado inicial llamado 'damero', que reproducía un tablero de ajedrez en el cual tenían espacio físico todas las instituciones del nuevo orden colonial, le dio un carácter distintivo que muchas ciudades latinoamericanas conservan hasta hoy día.

Plano de la antigua ciudad de Concepción. Atlas Cartográfico del Reino de Chile, siglos XVII–XIX. Col. Museo Histórico Nacional.

58

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Identidad mestiza
Los siglos de colonialismo que siguieron al proceso de conquista fueron lentamente cambiando la fisonomía de América hacia una sociedad mayoritariamente mestiza. Un proceso en el que se fusionaron no solo lo indígena y lo europeo sino que, además, lo perteneciente a otros grupos étnicos llegados a América en ese período como, por ejemplo, la gran cantidad de población negra proveniente de África. Este mestizaje, que en algunos casos fue vivido como imposición violenta, aceptación voluntaria o tenaz resistencia, siempre produjo un impacto en los protagonistas, que complementaron sus tradiciones españolas, indígenas y africanas con los aportes que la convivencia entre los distintos grupos promovía, conformando una nueva identidad. Se vivió así un proceso de sincretismo, que en general se puede definir como la combinación de dos o más elementos que dan como resultado uno diferente, que sintetiza los principios de los otros. Lo interesante de considerar el mestizaje desde esta perspectiva es que, junto con destacar la combinación de elementos, permite reconocer y valorar su distinto origen. En términos de estructura social, la mezcla de razas y etnias que se produce durante la Colonia dio origen a la formación de numerosas castas, entendidas como grupos de individuos con elementos (físicos y culturales) distintos. Sobre la base de estas diferencias se fue constituyendo una sociedad estamental. El sentimiento de identificación con lo americano no se expresó de manera significativa durante el período colonial. Solo a fines del siglo XVIII, los criollos, descendientes de los españoles nacidos en América, comenzaron a reconocer su individualidad, tanto al interior del continente como en su relación con España, debido a que muchas familias criollas habían adquirido gran poder económico por su posesión de haciendas, y no se habían mantenido alejadas de los acontecimientos europeos en tiempos de la Ilustración, por medio de cartas, libros y periódicos que cruzaban el mar desde Europa.

Mestizos. Dibujo de Famín (fragmento), siglo XIX.

Criollo Francisco Carvajal y Vargas. Óleo anónimo, 1778. Col. Museo Histórico Nacional.

Actividad agraria y minera
A pesar del rasgo urbano que tuvo el proceso de colonización, el mundo colonial se caracterizó por ser eminentemente rural. Esto, por el peso que siempre tuvo el desarrollo de actividades económicas de extracción y producción de materias primas, principalmente mineras y agrarias. Las formas de organización de estas actividades productivas fueron normadas tempranamente a través del sistema de encomiendas. A través de la encomienda, a una persona (el encomendero) se le entregaba en concesión un grupo de indígenas para que usufructuara ya sea de su trabajo (encomienda de servicios) o de una tributación tasada por la autoridad (encomienda de tributo), siempre con la obligación por parte del encomendero, de procurar y costear su protección y evangelización. El peso de las actividades agrarias en la economía colonial condicionó el desarrollo de la vida rural, en la cual –más tarde– la hacienda se convirtió en la unidad económica básica. En torno a ella no solo se organizaban las actividades productivas, sino también la vida cotidiana de diversos actores sociales.
Recreación de una hacienda del siglo XVIII. Col. Museo Histórico Nacional.

59

Hijos de la mezcla: conquista y mestizaje en América

1

Las motivaciones de la conquista

Desde el siglo XV, Europa comenzó a experimentar una serie de cambios sociales, políticos y económicos que anunciaban el fin del período medieval. Entre ellos, destaca la creciente actividad comercial, que fortaleció los contactos entre Oriente y Europa. Esta actividad comercial abrió nuevos horizontes a muchos europeos, que vieron en la posibilidad de salir del continente una forma de escapar a continuas guerras, hambres y pestes, así como de llevar a cabo empresas que podían llenarlos de gloria y dinero. Las ciudades italianas, que tenían una ubicación estratégica en el mar Mediterráneo, iban a la vanguardia de la floreciente actividad comercial, mientras otros Estados, como Portugal y España, se veían desfavorecidos y obligados a adquirir productos a través de numerosos intermediarios. Esta situación los obligó a buscar rutas alternativas para comerciar directamente con Oriente; entonces, comenzaron a explorar el Océano Atlántico. En este contexto se realizó el primer viaje de Cristóbal Colón que cambió totalmente el curso de los acontecimientos, pues significó el encuentro con un continente hasta entonces desconocido para los europeos. A partir de ese momento, decenas de expediciones comenzaron a zarpar desde Europa, siguiendo el camino trazado por Colón o las rutas abiertas en viajes posteriores. Navegantes y exploradores se arriesgaron en empresas absolutamente inciertas y peligrosas, motivados por el afán de fama y riqueza; ellos llevaron adelante el descubrimiento y la conquista de América.

Cristóbal Colón (1451-1506), descubridor de América.

Primer viaje de Cristóbal Colón

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

2

La empresa de conquista española

Cada nuevo territorio en el que se establecían los conquistadores en América servía de base para la planificación de nuevas expediciones. Desde el Caribe partieron las expediciones que conquistaron México, y desde ahí, buena parte de las que recorrieron la América Central y del Norte. Panamá se transformó también en un lugar de donde salieron importantes expediciones hacia Sudamérica, como la de Francisco Pizarro, que conquistó Perú y, desde ahí, aquellas que descubrieron y conquistaron Chile. ¿Cómo se organizaban las expediciones de conquista?

60

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Cada empresa de conquista era organizada privadamente tanto en el reclutamiento del contingente humano como en su financiamiento, es decir, tanto los costos como los riesgos eran asumidos por los conquistadores. Sin embargo, esas expediciones se hacían en nombre de los reyes de España, a quienes el papa Alejandro VI les había donado los territorios ya descubiertos y por descubrir, con el fin de conquistarlos y evangelizarlos. Este documento o donación pontificia, conocido como la Bula Intercaetera, estableció derechos respecto de las tierras ocupadas por los habitantes originarios y se transformó en el fundamento legal de la conquista. Los reyes establecían los territorios que cada expedición podía conquistar y entregaban atribuciones a quien comandaba la empresa. Los derechos y obligaciones de los expedicionarios se consagraban en documentos conocidos como capitulaciones, un contrato entre quien ejercía derechos soberanos sobre los territorios de América y quienes disponían de los recursos económicos y humanos para conquistarlos. Las empresas de descubrimiento y conquista así constituidas eran formadas por lo general por unos pocos hidalgos –pequeña nobleza rural– y comerciantes, acompañados por soldados de profesión, artesanos, campesinos y jóvenes dispuestos a arriesgarlo todo, que se embarcaban con el patrocinio de la Corona aunque generalmente sin su apoyo financiero. Ya en el continente, muchas veces contaron con el apoyo –voluntario o no– de importantes grupos de población indígena, como los Tlaxcaltecas en México y los yanaconas –indios de servicio– en el caso de Perú y Chile.

Capitulaciones
Derechos y beneficios del conquistador
• • • • Asumir la gobernación del territorio. Obtener un porcentaje de las ganancias. Administrar justicia. Disponer de los recursos económicos en cuanto a la repartición de tierras y mano de obra indígena entre quienes integraban la expedición.

Obligaciones del conquistador
• Recaudar los tributos para el Rey. • Mantener la soberanía del Rey sobre los territorios. • Difundir la fe cristiana entre los indígenas.

Sin embargo, muchas veces las expediciones se llevaron a cabo sin el consentimiento previo de la Corona. Una vez realizadas, y habiendo obtenido éxito en sus propósitos, quienes encabezaban estas empresas buscaban después el consentimiento real. En las expediciones que vinieron a Chile, por ejemplo, Diego de Almagro obtuvo el permiso real para conquistar de Isabel de Portugal, esposa del emperador Carlos V, quien firmó en calidad de regente. Pedro de Valdivia, por su parte, llevó adelante su empresa por encargo de Francisco Pizarro, obteniendo con posterioridad la gobernación de los territorios conquistados. Entre los mismos conquistadores no estuvieron ausentes las disputas, como en el caso de Almagro y Pizarro, que terminaron en guerras civiles motivadas por la inmensa riqueza peruana; o en la abierta rebelión contra la Corona que protaSoldado de la caballería española del siglo XVI. Dibujo del libro de Clonard. Col. Museo Histórico Nacional.

61

gonizó Lope de Aguirre mientras se adentraba en el río Amazonas. El conquistador de México, Hernán Cortés, por su parte, en más de una ocasión buscó independizar los territorios bajo su control de España.

Las empresas de conquista fueron impulsadas por la combinación de las motivaciones y los recursos de personas individuales y de determinadas instituciones, como la Corona. ¿Podrías clasificarlos? Completa una tabla como la siguiente en tu cuaderno:
Conquistadores
Organización inicial Acuerdo legal Expectativas de beneficios por alcanzar ? ? ?

Corona
? ? ?

¿Qué conflictos era presumible que se desataran entre los conquistadores y la Corona a raíz del descubrimiento y conquista de nuevos territorios? ¿Cuál es la relevancia que alcanza el ámbito religioso en el proceso de conquista?

3

La conquista de Chile

La conquista de Chile no fue una tarea fácil. El primer intento, fracasado, fue el liderado por Diego de Almagro; a este le siguió la expedición que llevó adelante Pedro de Valdivia, que, si bien logró su objetivo de permanecer en la zona central de Chile, necesitó del constante apoyo proveniente de Perú para sortear los difíciles primeros años de la naciente gobernación. Pero esto no fue suficiente para afianzar definitivamente la conquista del territorio, proceso que se prolongó hasta fines del siglo XVI. Diego de Almagro había participado, junto a Francisco Pizarro, en la conquista de Perú, y desde ahí planificó la conquista de Chile. Con gran cantidad de recursos personales, y motivado por las extraordinarias noticias que hablaban de grandes riquezas al sur de Perú, el conquistador logró reunir un contingente cercano a 500 españoles, a los que se sumaron miles de indios de servicio. Los expedicionarios salieron del Cuzco rumbo a Chile a mediados de 1535 y tuvieron un viaje dramático debido a los sufrimientos que padecieron al atravesar, desde el actual territorio argentino, la cordillera de los Andes. Una vez sorteado aquel obstáculo geográfico, entraron por primera vez en el actual territorio chileno en febrero de 1536, estableciéndose por algún tiempo en el valle de Copiapó para luego avanzar hacia el sur e instalarse en el valle de Aconcagua. Desde ahí, Almagro y su gente salieron en busca de las riquezas que los indígenas aseguraban que existían. Una de estas expediciones, la que iba al mando

Diego de Almagro (1479-1538). Participó en la conquista de Panamá y Perú. Dirigió la primera expedición que intentó conquistar Chile.

62

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

de Gómez de Alvarado, se enfrentó por vez primera, en las cercanías del río Itata, al pueblo mapuche, en la batalla de Reinohuelen. La realidad que Almagro y su gente vieron en Chile distaba mucho de lo que ellos buscaban. No encontraron oro, la tierra no estaba cultivada, los indígenas de la zona central parecían ser pocos y los que habitaban el sur estaban decididos a rechazar su presencia. Ante tales condiciones, decidieron volver a Perú. Tiempo después, Pedro de Valdivia debió realizar esfuerzos extremos para organizar su proyecto de conquista, ya que la experiencia negativa de Almagro había otorgado fama de pobreza y belicosidad al territorio que se encontraba al sur del desierto de Atacama. Así, motivado por su espíritu aventurero y su afán de realizar una gran hazaña, Valdivia recibió por parte de Francisco Pizarro, en 1539, el título de teniente gobernador y el consentimiento para conquistar Chile. Pese a todo, Valdivia logró apertrechar a un pequeño grupo de españoles que se decidió a acompañarlo, y así, en enero de 1540, salieron del Cuzco en dirección al sur unas 10 ó 12 personas, con la esperanza de que en el camino se les unieran otros conquistadores que volvían al Perú después de intentar, sin fortuna, establecerse en otras regiones del sur del continente. El pequeño grupo salió hacia el sur siguiendo la ruta del desierto, para evitar las penurias vividas por Almagro. Pero aquella ruta tampoco era fácil por la escasez de agua y alimento. Tal como lo había previsto Valdivia, dos importantes contingentes de conquistadores –encabezados por Francisco de Villagra y Francisco de Aguirre– se les unieron en Tarapacá y Atacama. Así, cuando la expedición de Valdivia llegó al valle de Copiapó, estaba compuesta por un grupo de aproximadamente 150 personas. El año 1540, pocos días antes de Navidad, los conquistadores llegaron al valle del Mapocho, lugar que escogieron para asentarse. Al poco tiempo, el grupo mostró su voluntad de permanecer en el territorio, y el 12 de febrero de 1541 fundaron la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, que se convertiría en la base para realizar la conquista definitiva de la zona central de Chile.

Pedro de Valdivia (1500-1553). Conquistador de Chile.

Aunque similares en intenciones, las empresas de Valdivia y Almagro fueron muy disímiles en cuanto a su desarrollo y lo que consiguieron. Escribe las semejanzas y diferencias entre ambas expediciones, utilizando los criterios que se presentan a continuación en el modelo de tabla:
Criterios
Ideas y conocimientos previos acerca del territorio Dificultades enfrentadas Participación humana Conductas a la llegada al territorio

Semejanzas
? ? ? ?

Diferencias
? ? ? ?

63

Contrasta el relato de la página precedente con el trayecto de las expediciones representado en los siguientes mapas:
Expedición Diego de Almagro Expedición Pedro de Valdivia

Simbología Simbología

Mapas adaptados de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

Consulta en un Atlas el mapa físico de la zona para analizar las circunstancias geográficas que debieron enfrentar las expediciones. Consulta la Técnica del Bloque II, página 144.

4

Las dificultades de los primeros años

En un comienzo, los conquistadores recibieron la ayuda de los indígenas, que colaboraron en la construcción de la ciudad, las tareas agrícolas y enseñaron a los españoles el lugar de donde sacaban oro (el estero Margamarga). Pero este panorama alentador pronto comenzó a cambiar, pues los indígenas, liderados por Michimalonko, principal autoridad mapuche (o ‘ulmen’: hombres poderosos) del valle de Aconcagua, se alzaron en contra de los invasores con la clara intención de expulsarlos del territorio. En este alzamiento asesinaron a los españoles que construían una nave con el objeto de mantener el contacto con Perú, asaltaron los lavaderos de oro de Margamarga y, finalmente, atacaron la ciudad de Santiago el 11 de septiembre de 1541. En este combate, la ciudad fue incendiada, lo que significó la pérdida de todo lo construido hasta ese instante.

64

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Después del asalto, los indígenas se replegaron y mantuvieron la ciudad sitiada por casi dos años. Con la intención de terminar con esta miserable situación, Valdivia envió al norte a Alonso de Monroy, junto a otros cinco acompañantes, en busca de ayuda. Solo Monroy y uno de sus compañeros lograron el objetivo, consiguieron los pertrechos necesarios y regresaron a Chile acompañados de un nuevo contingente humano. La llegada del grupo, a finales de 1543, permitió a los habitantes de Santiago salir de la difícil situación en que se encontraban. Para no sufrir nuevamente el aislamiento al que habían sido sometidos, Pedro de Valdivia planificó la fundación de una segunda ciudad que permitiera mantener el contacto entre Santiago y Perú. Así, a fines de 1544, Francisco de Aguirre fundó La Serena. Se agregaba así a Valparaíso, descubierto en 1536 por Juan de Saavedra y establecido a partir de 1544 como puerto oficial del territorio.

Ciudades y fuertes fundados en el siglo XVI

Fundación de ciudades
Durante el proceso de conquista, cuando los españoles hicieron esfuerzos por establecerse en el territorio, viviendo los sobresaltos del enfrentamiento con los indígenas, la fundación de ciudades jugó un papel fundamental, pues estas eran el centro del dominio español en una determinada región, desde donde se partía a dominar los territorios cercanos. Las ciudades se constituyeron en el símbolo de la estabilidad y la permanencia. En un corto período, fueron muchas las ciudades fundadas, que abarcaron una considerable porción de terreno, si consideramos el pequeño grupo que formaban los españoles en medio de la población indígena. Por tal razón, estos establecimientos urbanos fueron pequeños y frágiles, con recursos económicos escasos y poco control administrativo sobre las poblaciones indígenas o mestizas que habitaban los campos. En este mapa, aparecen las ciudades fundadas durante el siglo XVI. Para leerlo, consulta la Técnica de la página 144.

5

Valdivia intenta conquistar la zona sur

A partir de ese momento, dos fueron las principales preocupaciones de Pedro de Valdivia: explorar los territorios que se encontraban hacia el sur y asegurar su condición de gobernador de Chile ante el rey. Varias fueron las expediciones que, por mar y tierra, comenzaron a explorar el territorio habitado por el pueblo mapuche. El hallazgo de lavaderos de oro, la cantidad de tierras cultivables y la mano de obra disponible en estas zonas –que estaban más pobladas–, llevaron a los españoles a insistir en la conquista del territorio, a pesar de la fuerte resistencia de los indígenas. Hacia fines de 1547, Valdivia decidió viajar a Perú dado que la guerra civil que allá ocurría ponía en riesgo su calidad de Gobernador. Con el fin de llegar a su destino con algo de riqueza que mostrar y suficiente para armar una nueva y reforzada expedición, Valdivia propuso a quienes quisieran acompañarlo embarcar sus bienes y metales preciosos en el barco que comandaba el capitán Juan Bautista Pastene. Sin embargo, de forma furtiva Valdivia zarpó abandonando en la costa a aquellos que habían dejado en el navío su oro y plata. Llegando a la capital virreinal se puso bajo las órdenes del representante del rey,

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

65

La actual ciudad de Concepción, fundada por Pedro de Valdivia en 1550 fue una de las más importantes durante la conquista.

quien intentaba sofocar la sublevación liderada por Gonzalo Pizarro y someter a los conquistadores al poder real. El importante papel que jugó Valdivia en la victoria de las huestes reales por sobre los conquistadores leales a Pizarro le permitió recibir la confirmación real de su título de Gobernador de Chile. El título le fue entregado por Pedro de La Gasca, mismo licenciado que le sometió a juicio debido tanto a la situación en que habían quedado los españoles residentes en Chile que le habían confiado sus dineros, como a la relación de concubinato que mantenía con Inés de Suárez en ausencia de su legítima esposa Marina de Gaete. Antes de regresar como Gobernador a Chile, Valdivia se comprometió a resolver ambos entuertos: devolvió el dinero y casó a Inés de Suárez con uno de sus hombres de mayor confianza. De vuelta en Santiago, Valdivia llevó adelante una política de fundación de fuertes y ciudades en la zona sur, que dio origen, en pocos años, a las ciudades de Concepción, La Imperial, Angol, Valdivia y Villarrica, más los fuertes de Tucapel, Arauco y Purén. Junto a ello, debió lidiar por última vez con quien de forma permanente había representado su competencia en el plan de conquista de Chile: Pero Sancho de la Hoz, que al ser sorprendido involucrado en una segunda conspiración contra la vida de Valdivia fue declarado culpable y condenado a muerte en 1548. Por otra parte, la creciente presencia hispana en territorio mapuche intensificó la resistencia que estos oponían a la conquista. Numerosas batallas se sucedieron a partir de 1550, muriendo en ellas muchos españoles y mapuches. A fines de 1553, el propio Valdivia encontró la muerte en la batalla de Tucapel. La muerte de Valdivia no significó un cambio en la política de conquista de los españoles; estos mantuvieron su decisión de dominar la zona sur, pese a que los levantamientos indígenas se hicieron cada vez más difíciles de contener.

Valdivia, fundada con el nombre Dulce Nombre de María de Valdivia en 1552, se ubicó a orillas del río Ainilebu, conocido actualmente como Calle-Calle.

La muerte de Valdivia (siglo XVI) Valdivia, como llevaba tan buen caballo, pudo pasar algo más adelante, siguiéndole un capellán que consigo traía, clérigo llamado el padre Pozo. Llegado a una ciénaga, atolló el caballo con él. Acudieron los indios que le estaban guardando, y como estaba en aquella necesidad fatigado, lo derribaron del caballo a lanzadas y golpes de macana. (...) Allí le trajeron a Valdivia su yanacona Agustinillo, el cual le quitó la celada. Viéndose con lengua les comenzó a hablar, diciéndoles que les sacaría los cristianos del reino y despoblaría las ciudades y daría dos mil ovejas si le daban la vida. Los indios, para darle a entender que no querían concierto ninguno, le hicieron pedazos al yanacona delante de él. Viendo el padre Pozo que no aprovechaban amonestaciones con aquellos bárbaros, hizo de dos pajas que par de sí halló una cruz, y persuadiéndole a bien morir, diciéndole muchas cosas de buen cristiano, pidiendo a Dios misericordia de sus culpas.

66

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Mientras en esto estaban, hicieron los indios un fuego delante de él, y con una cáscara de almejas de la mar, que ellos llaman pello en su lengua, le cortaron los lagartos de los brazos desde el codo a la muñeca; teniendo espadas, dagas y cuchillos con que poder hacerlo, no quisieron por darle mayor martirio, y los comieron asados en su presencia. Hechos otros muchos vituperios lo mataron a él y al capellán, y la cabeza pusieron en una lanza juntamente con las demás de los cristianos, que no se les escapó ninguno. (...) El cómo murió y de la manera que dicho tengo, yo me informé de un principal y señor del valle de Chile en Santiago, que se llama don Alonso y servía a Valdivia de guardarropa, que hablaba en lengua española, y de mucha razón que estuvo presente a todo, y escapó en hábito de indio de guerra sin ser conocido, y aquella noche llegó a la casa fuerte de Arauco y dio nueva de todo lo sucedido a los que en ella estaban, los cuales se fueron a la Concepción, que estaba de alli nueve leguas, antes que los indios les cerrasen el camino. Pedro Mariño de Lobera, Crónica del Reino de Chile, siglo XVI, Editorial Universitaria, edición de 1970.
Existen diferentes versiones acerca de cómo murió Valdivia. En esta que te presentamos: ¿Qué imagen de los indígenas nos entrega el autor? ¿Qué imagen de Valdivia y de los otros españoles nos presenta? ¿Cuál es la fuente de información del cronista? Esta, ¿parece confiable? ¿Ofrece credibilidad el relato del cronista? ¿Por qué? ¿Por qué es importante mostrar la postura desde la cual escribe el autor de un texto?
Para conocer otras teorías sobre esta guerra, consulta la pág. 80

6

Alzamientos indígenas y el fin de la conquista

Distintos gobernadores intentaron, sin éxito, consolidar la conquista de la zona sur. Fundaron nuevas ciudades y fuertes (ver mapa de la p.65) y aumentaron los contingentes de españoles asentados en la zona. Sin embargo, hacia fines del siglo XVI, y luego de casi 50 años de lucha frontal con el pueblo mapuche, los conquistadores sufrieron la más importante de las derrotas. En 1598, los indígenas, liderados por Pelentaru, vencieron al gobernador Martín García Óñez de Loyola en la batalla de Curalaba, donde murieron el propio gobernador y casi la totalidad del contingente que lo acompañaba. Luego de esta victoria, Pelentaru y sus hombres lograron destruir todas las ciudades que habían sido fundadas al sur del río Biobío. Como resultado de este alzamiento, los españoles debieron replegarse al espacio que dominaban realmente, es decir, entre La Serena y el río Biobío, finalizando así el período de conquista. En esta centenaria resistencia al invasor español, los mapuches lograron organizar importantes alianzas entre los distintos clanes y territorios, llegando a nombrar toquis –jefes militares– que tenían bajo su mando a miles de conas –guerreros– e importantes recursos provenientes de la costa, los valles y la cordillera. Junto a esta actitud defensiva, los mapuches estuvieron dispuestos a sentarse a dialogar con los españoles mejores condiciones de convivencia. Estas reuniones se denominaron Parlamentos, y en ellos junto con las tratativas de paz se desarrollaban fiestas y ritos propiciadores de una pronta paz.

El gobernador Martín García Óñez de Loyola en la batalla de Curalaba (1598), según Fray Diego de Ocaña, s. XVII.

67

7
Colonialismo: modelo de dominación política, económica y social de una región y su población, establecido por una potencia o metrópoli. Monopolio: forma de control de la economía colonial en el cual la Corona española administraba de forma exclusiva el comercio y algunas áreas de la producción entre Europa y sus colonias americanas. Monarquía absoluta: sistema de gobierno caracterizado por el control absoluto del rey o monarca sobre las instituciones y poderes públicos.

La administración colonial
El Chile colonial

De los territorios americanos que conformaban el Imperio Español, la Gobernación de Chile era el territorio que se encontraba más alejado de la península. Sin embargo, esto no impidió que aquí se reprodujeran las principales características de la vida colonial americana: Una sociedad estamental fuertemente estratificada según patrones raciales. Pequeños grupos conformados principalmente por españoles y descendientes de ellos imponían su voluntad sobre el resto de la población. El comercio era estrictamente dominado desde España (monopolio comercial). La Iglesia Católica tenía una fuerte presencia en todos los ámbitos del quehacer, tanto público (patronato) como privado. La vida política era el reflejo de los intereses de la Corona y de quienes dominaban la estructura social en América.

Durante el siglo XVI la Corona española comenzó a sentar las bases del sistema administrativo colonial que imperaría durante los siglos XVII y XVIII. Al sentirse amenazada por el creciente poder que estaban concentrando los conquistadores en los nuevos dominios, la Corona reaccionó implantando un sistema político administrativo que conjugó sus intereses con los derechos que los conquistadores creían merecer, dado el esfuerzo personal que habían realizado. El gobierno de España era una monarquía absoluta en donde todo el poder recaía en la persona del rey; por tanto, este no podía aceptar que en América fueran los conquistadores quienes asumieran el poder político, aunque lo hicieran en su representación. Por tal motivo, los reyes de España comenzaron a enviar funcionarios a América para que se hicieran cargo de la administración de los dominios. Esto provocó el rechazo de los conquistadores, pues no estaban dispuestos a aceptar las imposiciones provenientes de la Corona, sobre todo aquellas que regulaban la libre utilización de los indígenas como mano de obra. La administración colonial española se estructuró con instituciones residentes en España y América. En España residía el Rey y sus principales asesores, organizados en el Consejo de Indias, organismo encargado de las tareas centrales del Gobierno de América y la redacción de sus leyes, que eran presentadas como propuestas que debían ser validadas por el Rey. Junto a ello, su dedicación se centró en la resolución judicial de los casos de mayor cuantía y el nombramiento de los funcionarios civiles y eclesiásticos, así como en los problemas y gastos derivados de las guerras que, como en el caso del territorio mapuche, se sucedían bajo su jurisdicción. Junto al Consejo de Indias se instaló la Casa de Contratación, la que atendió temas del ámbito económico (cobro de tributos y control del comercio entre Europa y el Nuevo Mundo); científico (desarrollo del conocimiento geográfico de América y de técnicas de navegación) y migratorio (control y regulación de las personas y expediciones que buscaban trasladarse al continente). En América, el poder monárquico estaba representado por medio de los Virreyes, nobles españoles que a la cabeza de los cuatro Virreinatos instalados en el

La Real Audiencia se estableció en Chile en 1567 en Concepción. En 1609 se trasladó a Santiago, donde dos de los edificios que ocupó se destruyeron por terremotos. En 1807 se terminó de construir su sede definitiva, ubicada en la Plaza de Armas. Actualmente, este edificio es el Museo Histórico Nacional.

68

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

continente (Nueva España, Perú, Nueva Granada y Río de La Plata), concentraban la jefatura civil y militar en sus territorios, se encargaban del tesoro público y hacían cumplir las decisiones reales en relación a los asuntos eclesiásticos. El Virrey presidía ahí donde residía la Real Audiencia, que le servía como consejo consultivo además de principal tribunal de justicia. Las Reales Audiencias se instalaron en las principales ciudades, y estaban a cargo de la tramitación de juicios civiles y criminales. Conformadas por oidores y fiscales, muchas veces su función fue servir de contrapeso monárquico a los intereses de los gobernadores. A un nivel de administración local, la Corona española instaló gobernaciones y corregimientos, las cuales eran dirigidas por el gobernador y el corregidor respectivamente, quienes ostentaban facultades de carácter militar y civil y participaban en la administración de justicia. En el caso puntual del gobernador, también cobraba tributos y decidía el reparto de encomiendas de trabajo y mercedes de tierra a la población española. Esta última conoció en las ciudades americanas la institución del cabildo, conformado por alcaldes y regidores y encargado del buen gobierno de la ciudad y el bienestar de la población, por medio de funcionarios específicos como el alguacil mayor (encargado de la policía) y el fiel ejecutor, quien debía certificar la validez de los pesos y medidas, así como de los precios, en los mercados. Podemos visualizar el sistema administrativo creado en el siguiente esquema:
Autoridades e instituciones coloniales Rey Funciones económicas, control del monopolio comercial.

Dama criolla. Óleo anónimo, hacia 1808. Col. Museo Histórico Nacional.

Funciones judiciales, administrativas y legislativas.

Consejo de Indias

Casa de Contratación

Máxima autoridad en América, representante directo del rey Tiene atribuciones jurídicas y ejecutivas.

Virrey Tribunal de justicia en América. También tiene atribuciones ejecutivas. Similar al gobernador, enfatizando su función militar.

Real Audiencia

Dependiente del virrey, funciones gubernativas, militares y económicas.

Gobernador; Capitán General

Funciones gubernativas en el ámbito provincial.

Corregidor*

Cabildo
* Reemplazado por el título de Alcalde mayor, desde el siglo XVI.

Gobierno local, asume la administración de la ciudad representando a los vecinos y asumiendo funciones judiciales, administrativas, políticas, económicas.

Si bien los conquistadores y sus descendientes terminaron aceptando la implantación de este sistema administrativo que les arrebataba buena parte del poder político, lograron mantener para sí gran parte del poder económico y social. Las mercedes obtenidas los convirtieron en los dueños de la tierra y, gracias a las encomiendas de indios, que serán tratadas más adelante, tuvieron el control

69

sobre la mano de obra disponible. Esto les permitía ejercer distintas presiones sobre las autoridades. Los habitantes de América contaron también con una institución como el cabildo, que en su origen había nacido como órgano de representación popular ante el poder real y que en América asumió las tareas de administración urbana y la representación efectiva de la voz de un sector de la población en momentos cruciales, como lo fueron los inicios de la conquista y, posteriormente, el fin de la época colonial.

Para comprender mejor la organización de la administración colonial es conveniente organizar la información con que contamos. Completa el siguiente cuadro con la información revisada en el texto:
Institución Tipos de funciones ejercidas
? ? ? ? ? ? ?

Autoridad responsable
? ? ? ? ? ? ?

Contexto espacial de desarrollo España- América
? ? ? ? ? ? ?

Cabildo Consejo de Indias Gobernador Real Audiencia Casa de Contratación Virrey Corregidor

8

La sociedad colonial

Desde la llegada de los españoles a América, comenzó a gestarse una sociedad nueva, sobre la base de dos grupos fundamentales: los indígenas que habitaban el territorio y los conquistadores europeos. A esa base fueron agregándose otros grupos, siendo el más importante de ellos la población de origen africano, traída para ser usada como mano de obra esclava. De las relaciones entre españoles e indígenas resultaron los mestizos, los que ya en el siglo XVII se habían transformado en el grupo más numeroso de la sociedad colonial.

70

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Sociedad colonial en Chile
Grupo social Ocupaciones a las que se dedicaban
• Ocupaban los cargos públicos de mayor importancia y se ubicaban en los más altos rangos del ejército. • Conformaban la élite “blanca” nacida en Ámerica, en su mayoría descendientes directos de los peninsulares. Eran dueños de la tierra y dominaban la mayoría de las actividades productivas. Ocupaban algunos cargos públicos de mediana importancia. • Nacidos de las relaciones entre españoles e indígenas y del “amestizamiento” cultural de españoles empobrecidos que no tuvieron acceso a la tierra. Realizaban las más diversas actividades: comerciantes, artesanos, labradores, mayordomos de haciendas y militares de bajo rango. Otros, con menor suerte o por propia voluntad, vagaban por el territorio en busca de trabajo, manteniendo un estilo de vida errante. • Los que habitaban la zona centro fueron reducidos a pueblos desde donde fueron trasladados a realizar labores agrícolas y otras, como mineras. Desde mediados del siglo XVII, tuvieron mayor presencia los indígenas que podían contratar libremente sus servicios en calidad de peones, en las haciendas. Algunos descendían de indígenas esclavos traídos de la Araucanía cuando, a inicios del siglo XVII, la esclavitud indígena fue permitida por las autoridades. Estos indígenas libres se 'amestizan'.

Lugar que ocupaban en la escala social
• Formaban parte de la aristocracia, grupo social dominante.

Presencia cuantitativa
• Siempre fueron un grupo minoritario.

Españoles o peninsulares

• Formaban parte de la aristocracia.

Criollos

• Fueron aumentando en número durante la Colonia, siendo un grupo más numeroso que el español, pero minoritario al compararse con la población mestiza. • Rápidamente se transformaron en el grupo mayoritario de la sociedad colonial.

Mestizos

• Constituían un grupo de difícil definición pues algunos lograban una buena situación económica mientras otros vivían en absoluta pobreza. A diferencia de los indígenas, no existía una legislación que los amparara o protegiera, pero podían contratar su trabajo con absoluta libertad. No participaban de actividades políticas ni administrativas.

Indígenas

• Bajo la condición jurídica de menores de edad, gozaban de una legislación especial que buscaba su protección frente a los intereses de españoles y criollos, sin embargo, estas disposiciones fueron la mayoría de las veces sobrepasadas en la práctica. Con el aumento de la población mestiza su valor como mano de obra disminuyó, lo que se sumaba al hecho de que muchos de ellos vivían, al sur del río Bíobío, en una independencia efectiva con respecto a las autoridades españolas. • Su posición en la sociedad fue muy particular, puesto que como hombres y mujeres privadas de libertad, no podían decidir sobre sus destinos. Sin embargo, su alto precio y su dedicación a trabajos muchas veces de gran especialización –orfebres, herradores– los convirtieron en un símbolo de estatus para las familias más adineradas.

• Inicialmente conformaron el grupo mayoritario, pero su número disminuyó dramáticamente en el siglo XVI –en particular en la zona central– debido a las enfermedades y a las condiciones de trabajo a las que eran sometidos.

• Esclavos, principalmente utilizados en actividades de servicio doméstico, muy escasos en Chile por la pobreza de la economía y la ausencia de agricultura de plantación.

• Escasa presencia en Chile.

Africanos

71

9
Mentalidad señorial: en tanto la mayoría de los conquistadores provenían de los sectores populares de la sociedad española, al llegar a América abrigaban la esperanza de modificar su condición social de origen y transformarse en señores o por lo menos aparentarlo. Mercado cautivo: población o sector de la población que no puede elegir entre dos o más vendedores al comprar. Para el vendedor es un mercado seguro, ya que no tiene competencia.

La economía

Dos fueron los intereses que primaron en el establecimiento de un sistema económico y laboral en América: El de los conquistadores, que, motivados por una mentalidad señorial y afanes de riqueza, pretendían dominar grandes extensiones de tierra y la fuerza de trabajo que en ellos habitaba. El de la Corona, que veía en América la oportunidad de aumentar su riqueza gracias a los metales preciosos (oro y plata) del nuevo mundo y al “mercado cautivo” que conseguía para sus productos, si se mantenía un estricto monopolio que obligara a los colonos a comerciar solamente con España, situación que fue difícil de conseguir debido al permanente contrabando de productos provenientes de otras naciones europeas, sobre todo durante el siglo XVIII.
Importaciones y exportaciones siglo XVII

Importaciones y exportaciones siglo XVI

Mapas adaptados de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

72

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Siglo

Características generales de la economía
• Dominada por la explotación de metales preciosos y el establecimiento del monopolio comercial, este sistema financiero requería de un estricto control para su buen funcionamiento. Territorios alejados de los centros que concentraban el comercio (Veracruz, en México, y Portobelo, en Panamá), como Chile, se veían particularmente afectados por el monopolio, pues las mercancías provenientes de Europa llegaban a precios muy elevados, debido a la gran cantidad de intermediarios que participaban en su traslado. • Cuando se agotó la actividad minera fue necesario buscar nuevas fuentes de riqueza, trasladándose la actividad productiva a las haciendas, las que hasta ese entonces habían tenido una limitada actividad. Para su activación fue importante la existencia de mercados mayores donde vender los productos, como lo fueron Perú y el ejército ubicado en la frontera de Arauco. Durante este siglo predominó la producción ganadera: charqui, sebo y cueros. • Se comenzó a verificar una serie de cambios en el sistema comercial; no solo de Chile, sino que de todo el continente, debido a las nuevas políticas puestas en práctica desde España. La liberalización del comercio permitió un mayor intercambio y con ello creció también la necesidad de mayor circulante (monedas). Fue necesario entonces, hacia fines del siglo XVIII, establecer en Chile una casa de moneda, lo que motivó la reactivación de la actividad minera. Durante este siglo predominó la exportación triguera al Perú.

XVI

XVII

XVIII

Debemos tener presente que Chile nunca fue un mercado de importancia dentro del Imperio español, ni en su papel de consumidor ni en el de productor de bienes. Se trataba de una economía limitada y periférica centrada en el mercado interno, el Perú y la Frontera, que no solo no aportaba ingresos importantes a las arcas fiscales, sino que incluso era la Corona la que debía, año a año, destinar dineros a Chile para poder financiar la Guerra de Arauco. Este dinero, conocido como el Real Situado, era el más importante ingreso con que contaba la gobernación.

Importaciones y exportaciones siglo XVIII

10

El trabajo

Lo primero que hacían los españoles luego de dominar un territorio era repartirse a los indígenas para que se dedicaran a las actividades productivas. Los beneficios obtenidos de este sistema de trabajo obligatorio, conocido como “repartimientos”, eran exclusivos para los peninsulares. La Corona, consciente de que los abusos que se cometían significarían la rápida desaparición de la población originaria, intentó reglamentar estas relaciones a través del sistema de encomiendas. Este se basaba en el entendido de que los indígenas, como súbditos del Rey, debían entregarle a este un tributo anual. En recompensa por el esfuerzo realizado en la conquista del territorio, el rey cedía este tributo a los conquistadores y sus descendientes por un plazo definido, debiendo los indígenas entregarlo en dinero o especies directamente a quien recibía la encomienda, quien, por su parte, tenía la obligación de proteger a sus indígenas y evangelizarlos en la fe católica.

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

73

La regulación del trabajo indígena se llevó a cabo por medio de la redacción de las denominadas Tasas, que eran normativas concernientes al tipo y duración del trabajo exigido de parte de los encomenderos. De esa forma, la Tasa de Santillán (aplicada a partir de 1559) estableció que los encomenderos no podían exigir de los caciques la entrega de más de un sexto del total de hombres de trabajo con los que contaran sus comunidades, ni a las mujeres y jóvenes menores de 18 años. La Tasa de Gamboa en 1580 estableció la abolición de este servicio personal indígena como forma de pago de tributos –debiendo realizarse este en especies o dinero– y promovió la agrupación de las poblaciones mapuches y picunches del valle central en los pueblos de indios, a los que no podían ingresar los españoles. Los encomenderos desde un inicio demostraron su desacuerdo con este tipo de medida que los privaba de su principal fuente de mano de obra y lograron la abolición de esta tasa en 1583. Allí donde los indígenas no podían hacer entrega de oro y plata, como en Chile, las disposiciones de la Tasa de Gamboa no se cumplieron, siendo ellos obligados a trabajar para sus encomenderos. Esta situación se impuso en Chile, y ya al iniciarse el siglo XVII, la mayoría de los indígenas habían sido sacados de sus pueblos y llevados a los lavaderos de oro y luego a las haciendas, donde pagaban directamente su tributo en trabajo. Cuando la población indígena comenzó a disminuir, dejó de ser la principal fuerza laboral y fue reemplazada por los mestizos que, desplazados de los cargos públicos, la profesión de armas o el sacerdocio, se ocuparon en labores como la artesanía, el servicio doméstico y mano de obra en las haciendas. Ellos se contrataban libremente, por lo general mediante un acuerdo de palabra, y recibían un salario por su labor que muchas veces era pagado en especies y no en dinero. Al llegar el siglo XVIII, algunos mestizos lograron establecer relaciones laborales más estables, al contratarse como inquilinos: recibían una extensión de tierra de una hacienda y pagaban por el arriendo entregando parte de la producción que eran capaces de obtener, así como su fuerza de trabajo o la de sus hijos.

Capataz. Detalle de grabado de Claudio Gay, s.XIX.

11

Las comunicaciones

Muchos son los aspectos que inciden en la actividad comercial. Uno de los más importantes tiene que ver con las comunicaciones y las posibilidades de transporte, sobre todo en una época como la que estamos tratando donde los medios técnicos muchas veces eran limitados y estaban circunscritos al ámbito terrestre y marítimo. Veamos, por ejemplo, lo que ocurría con el correo en Chile. Este sistema de comunicación no alcanzó gran desarrollo, ya que en la práctica se solían aprovechar los viajes de algún particular a una ciudad para encargarle una carta o un paquete. Por esto, el servicio entre Santiago y Concepción funcionaba solo una vez al mes, al igual que con Valparaíso. A fines de siglo, se amplió a dos correos semanales. Solo en 1768, Carlos III dispuso que este servicio fuese administrado por la Corona.
Una de las actividades agrícolas más importantes de la hacienda colonial era la trilla. Grabado de Claudio Gay, s.XIX.

Las comunicaciones internas eran muy lentas, siendo el caballo el medio de transporte más generalizado. Entre Santiago y Concepción, se tardaba a caballo no menos de quince días, y en carreta a Valparaíso, unos diez. A lo largo de la ruta, se descansaba en humildes cabañas, donde se compartía con otros viajeros.

74

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

Vida cotidiana de los indígenas sometidos
A continuación te presentamos un texto que pertenece a los registros escritos de las visitas que realizaban funcionarios de la Corona a los indios de encomienda para informarse de sus condiciones de vida. Es la respuesta que el encomendero don Juan de Ureta dio a los cargos que le hicieron los indios que trabajaban en su estancia en otra declaración. Hemos adaptado el texto para facilitar su lectura.

El Capitán don Juan de Ureta Ordoñes, en la causa de visita de los indios de mi encomienda que vuestra merced está haciendo de los que me sirven en mi estancia de Melipilla, respondiendo el auto de cargos que se me ha notificado, hallará vuestra merced que algunos de los dichos indios han procedido con malicia en sus declaraciones y respondiendo a dichos cargos digo: en cuanto a decir que no les doy ración de carne, que les doy la ración con abundancia de cecina, ovejas y carneros que no han declarado, gastando con ellos más de ciento cincuenta quintales y a veces más de doscientos que hago cada año de mi matanza sin vender un quintal, y si al fin del año falta alguna vez la cecina de vacas, se les da ración de ovejas y carneros, como declara el pastor que tiene quipos aparte del dicho gasto; y en cuanto a decir que se les pierden sus chacras porque no pueden cuidar de ellas por las ausencias que hacen a la ciudad de Santiago y a otras partes, respondo que cuando hacen las dichas ausencias queda un indio regando sus chacras, el cual no se ocupa en otra cosa más que en el cuidado de sus mujeres y hijos, y que cada quince días cambian los que van a la ciudad a mis edificios para puedan acudir a sus sementeras, y además de todo lo dicho les doy a cada uno un almud de trigo y otro de cebada cuando hacen viaje con carreta; y en cuanto a decir algunos que les quito a sus hijos es supuesto y falso porque las chinas grandes que viven escandalosamente en la ranchería las hago recoger a mi casa por estorbar las ofensas de Dios hasta que se casan, y si algunos muchachos recojo es porque se crían en sus ranchos sin policía cristiana y se hacen resabios y de malas costumbres y a todos les doy de vestir y de comer como es público y notorio. Visitas a los indios de la encomienda de don Juan de Urtea. Archivo nacional. Fondo Real Audiencia, volumen 1589.
Para el análisis de este texto, que requiere una lectura atenta, con el espíritu y la paciencia de un investigador, puedes recurrir a la técnica de la página 84. Sintetiza con una frase el sentido fundamental del texto. Crea un título que represente el documento leído. Nombra tres conceptos fundamentales que se desprendan de la lectura sobre la situación del indígena. Explica por qué los consideras los más relevantes. Intenta ubicarte en el escenario del indígena del cual se entrega información, escribe un párrafo con la información que crees que el indígena hubiese agregado. ¿De qué acusan los indígenas a su encomendero? Haz una lista de los cargos que, según el texto, ellos le hicieron. Juan de Ureta asegura que ofrece a los indios una serie de beneficios. ¿Cuáles?

75

12

La religión

El sentimiento religioso fue un aspecto fundamental de la sociedad colonial, y se hacía presente en todos los actos de la vida cotidiana, desde las numerosas ceremonias diarias hasta la incorporación de algún miembro de una familia a una orden religiosa. La Iglesia Católica dictaba, en muchos aspectos, las pautas sociales de comportamiento, e incluso –por medio del Tribunal del Santo Oficio o Inquisición– llegó a perseguir a quienes llevaban una vida que no comulgaba con las reglas impuestas por la religión católica, y sobre todo a quienes manifestaran ideas contrapuestas a las fijadas por la jerarquía.
Grabado donde se representa a un sacerdote bautizando a un grupo de indígenas conversos, siglo XVI. Col. Museo de América, Madrid.

La Iglesia Católica desarrolló una importante labor en la evangelización y protección de los indígenas. En este sentido, su acción fue vital para que la Corona reaccionara en favor de ellos ante los intereses de los conquistadores; también fue importante su acción en el territorio mapuche durante la Guerra de Arauco, gracias a las misiones que se internaban en territorio indígena. Finalmente, cabe destacar que los indígenas no fueron sometidos a la Inquisición, porque se les consideraba menores de edad. El Estado participaba activamente de los asuntos de la Iglesia Católica, a través del Patronato. Este consistía en una serie de atribuciones que el rey de España tenía sobre la administración de la Iglesia en sus dominios.

Tribunal del Santo Oficio o Inquisición: organismo eclesiástico creado en 1231 para perseguir y juzgar los casos de herejía, idolatría y brujería. Guerra de Arauco: confrontación entre españoles y araucanos que, con diversas etapas, se prolongaría por más de 300 años, y solo concluiría con la denominada “pacificación de la Araucanía”, a fines del siglo XIX. Bulas pontificias: documentos papales que tratan sobre temas de doctrina eclesiástica o de interés general.

Según el Patronato, la Corona española podía: Decidir acerca de la construcción de iglesias y monasterios. Recaudar y administrar el impuesto que recibía la Iglesia (el diezmo). Proponer candidatos para ocupar los más altos cargos eclesiásticos. Autorizar la realización de sínodos. Autorizar el viaje de religiosos a América. Con el tiempo, este control del Estado sobre la Iglesia fue en aumento. Durante el siglo XVIII predominó una doctrina conocida como regalismo, que dio lugar a que la Corona asumiera nuevos y mayores poderes, como el derecho a impedir la difusión de las bulas pontificias en sus dominios y que la justicia ordinaria pudiera decidir sobre asuntos internos de la Iglesia.

13

Expresiones artísticas y vida intelectual

En una sociedad como la chilena, donde no se contaba con grandes riquezas, la preocupación por la educación y el arte no fue materia de gran importancia. Solo unas pocas personas, en su mayoría miembros del estrato superior, podían acceder a la educación, la que era impartida principalmente por preceptores o en los monasterios. Durante el siglo XVIII, alcanzaron importancia las escuelas administradas por los cabildos, y si bien ellas permitieron que la educación llegara a

76

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

un mayor número de personas, su cobertura nunca fue masiva. A diferencia de lo que ocurría en otras partes de América, como en Lima, donde la Universidad de San Marcos existía desde el siglo XVI, en Chile, la primera institución de educación superior que llevó el título de universidad, se fundó en 1738 y se llamó Universidad de San Felipe. En lo que se refiere a las manifestaciones artísticas, fue el arte barroco el que predominó en la época. Este, que tenía como principal temática las representaciones religiosas, sintetizó la herencia cultural europea con la indígena. Las escuelas más importantes, en Sudamérica, se ubicaron en Quito y Cuzco. A primera vista, pareciera ser que el mestizaje artístico se desarrolló más por el predominio de los elementos hispanos u occidentales, traídos por el grupo dominador, que por los elementos indígenas. Pero lo cierto es que ambos estilos se combinaron en una simbiosis de estéticas distintas, que tuvo por resultado un arte propiamente americano, al que se ha llamado, entre los siglos XVII y XVIII, Barroco americano. Aunque la conquista supuso una imposición de los modelos europeos por parte del dominador, las modificaciones americanas a este modelo fueron inmediatas en todas las expresiones de las artes. El arte, producto del encuentro de estas dos tradiciones, no estuvo dirigido a la sensibilidad europea, sino a la de la naciente sociedad americana, que se distingue por ser eminentemente mestiza. Los artesanos indígenas trabajaron con elementos europeos y los reinterpretaron, dando forma a un arte con una nueva personalidad. Ellos no se limitaron a aportar solo su trabajo, sino que también contribuyeron a la creación de una nueva estética, en la cual se mantuvo el espíritu de la herencia ancestral indígena. En Chile, la arquitectura no alcanzó importancia hasta bien avanzado el siglo XVIII. Hasta ese entonces no se habían construido en Chile obras públicas de importancia, y las casas de los habitantes de ciudades como Santiago o Concepción se caracterizaban por su austeridad, distando mucho de las lujosas construcciones que se podían encontrar en ciudades como México o Lima.

14

Los cambios del siglo XVIII

Al llegar el año 1700, en España se produjeron cambios que llevaron al poder a la dinastía de los Borbones (de origen francés), con lo que cambió la forma de administrar el imperio. Los nuevos gobernantes, influidos por el despotismo ilustrado, llevaron adelante una serie de reformas tendientes a robustecer el poder de los reyes, centralizar el aparato administrativo, ejercer un mayor control sobre la población y dar un nuevo impulso a la actividad comercial, sobre todo después de la crisis financiera que había vivido el imperio durante el siglo anterior. Esta nueva política se reflejó en las siguientes medidas: Se crearon dos nuevos virreinatos: el de Nueva Granada (1739), reforzado con la Capitanía General de Venezuela, y el del Río de La Plata (1776), que incluyó la presidencia de Charcas o Alto Perú. Se crearon nuevas subdivisiones administrativas dentro de cada gobernación y virreinato, conocidas como Intendencias. Se ordenó la fundación de nuevas ciudades y villas.

Despotismo Ilustrado: variante del absolutismo desarrollada durante el siglo XVIII, consistente en la pretensión de los reyes de implementar aquellos postulados de la Ilustración que no afectaran al poder político de la monarquía tales como el desarrollo de la educación y de las industrias locales.

77

División administrativa a fines del siglo XVIII

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: «Atlas de Historia de Chile». Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

Se estimuló la educación a través de la apertura de nuevos colegios y universidades. En los cargos públicos se privilegió el nombramiento de funcionarios de carrera en vez de representantes de la aristocracia, como se acostumbró hacer durante el siglo XVII. Se fortaleció el poder sobre la Iglesia, llegando incluso a expulsar a los jesuitas del continente debido a que defendían ideas contrarias a la Corona y a que su gran influencia sobre la población comenzó a considerarse excesiva. Se liberalizó la actividad comercial, permitiendo de ese modo tanto el contacto entre distintos puertos del mismo continente y de soberanía española, como el arribo de comerciantes y contrabandistas ingleses, holandeses, franceses o norteamericanos. Se buscaba así agilizar las rutas comerciales

78

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

que permitieran una mejor circulación entre los productos de las distintas zonas de la América española. En Chile, estos cambios en la política administrativa se concretaron en la instauración de las siguientes medidas: Una nueva política poblacional, que privilegió la creación de nuevas ciudades. Construcción de importantes obras públicas, como la Casa de Moneda, el Puente de Cal y Canto y el camino que unía Santiago con Valparaíso. Se fundó la Real Universidad de San Felipe. Siguiendo las nuevas políticas administrativas, se crearon las intendencias de Santiago y Concepción. Las nuevas políticas comerciales permitieron crear un organismo encargado de promover esta actividad, conocido como el Tribunal del Consulado. Las nuevas políticas impulsadas, sobre todo aquellas que buscaban la parcial liberalización del comercio, permitieron a los habitantes de América tener acceso a nuevas formas de pensamiento que por ese entonces aparecían en el mundo. Importante en este proceso fue el contacto que ahora podían mantener con comerciantes franceses e ingleses, quienes se convirtieron en los principales promotores de dichas ideas en el continente, las cuales junto con recomendar la división del poder monárquico y su regulación a través de una Constitución, también aspiraban a un mayor desarrollo de las industrias locales, el comercio y los niveles de educación.

La expulsión de los jesuitas
A fines del mes de octubre de 1767, el Rey Carlos III, tras recibir las indicaciones de su consejo asesor, determinó la expulsión de los miembros de la orden de la Compañía de Jesús de todos sus dominios, que se extendían a través de América, las Islas Filipinas, así como España y gran parte de la Península Itálica. Esta medida fue considerada como una forma de contarrestar el gran poder e influencia que la Orden Jesuita había adquirido en el Imperio español, tanto por su labor de formación de las élites criollas, como por el gran poder económico que manejaban, expresada en América en particular en las vastas misiones de evangelización que establecieron en la zona que hoy ocupa Paraguay y el norte de Argentina. En estos y otros lugares del continente los jesuitas instalaron eficientes haciendas que producían gran cantidad de bienes, dentro de los cuales destacaba la yerba mate, infusión estimulante muy demandado en la época y cuyo comercio le reportaba a la Compañía de Jesús importantes ganancias económicas. Junto a ello, persistieron diferencias entre los objetivos de evangelización propuestos por los jesuitas –respetando las tradiciones indígenas y esforzándose por agrupar a estos en poblaciones (misiones) que les permitieran un contacto permanente con la religión–, y los intereses territoriales de la Corona, en particular en la frontera con el Brasil. Una vez expulsados de los territorios bajo soberanía española, muchos jesuitas se radicaron en Roma, como fue el caso de los sacerdotes nacidos en Chile Juan Ignacio Molina, Felipe Gómez de Vidaurre y Alonso Ovalle, quienes desde su exilio escribirían obras que reflejaban la nostalgia por el suelo americano. Hasta hoy subsisten testimonios de la presencia jesuita en América, como las edificaciones de sus establecimientos misionales en el área guaraní y obras musicales por medio de las cuales buscaron entregar su mensaje religioso a las poblaciones indígenas.

79

Guerra española-indígena
Los dos textos que a continuación te presentamos se refieren al tema de la guerra que se desarrolló entre indígenas y españoles durante la Conquista. Se trata de interpretaciones que podrían hacerse sobre la conducta adoptada por los aborígenes para su defensa y sobre las explicaciones plausibles de su derrota.

Sergio Villalobos, Tres siglos de vida fronteriza, en Temas de historia fronteriza, Universidad de la Frontera, Temuco, 1985.
Mediante la tenacidad y el ingenio, los picunches combatieron a los intrusos, hasta que necesitados de alimentos y cansados de vivir 'como alimañas' en las sierras, tuvieron que someterse. No fueron, pues, exclusivas de los araucanos las características guerreras ni el ingenio para adaptarse a las nuevas modalidades de la lucha. Insistimos en que cada pueblo desarrolla sus potencialidades según las circunstancias, y que hay una gran variedad de elementos que explican la mayor o menor duración de la resistencia. Cuando se atribuye a los araucanos una gran inteligencia en la guerra, se sufre una simple falta de perspectiva que es una consecuencia más del prejuicio racial. Desaprensivamente, el que se acerca al pasado como autor o lector piensa que los aborígenes eran personas de menor inteligencia que sus contrincantes, y por eso se sorprende cuando descubre tácticas y armas ingeniosas, que le parecen resultado de condiciones especiales. Sin embargo, el hecho es perfectamente corriente: no es más que el efecto de la aplicación de una inteligencia común a la necesidad de defenderse. No se requiere de una mente penetrante para darse cuenta de que el bosque es un buen refugio contra la caballería, de que apoyar un ala de las fuerzas junto a una quebrada impedirá el ataque por ese lado y dará la oportunidad de descolgarse por ella en caso de derrota. Tampoco se necesita de gran ingenio para pensar que un golpe de macana asestado en la cabeza de un caballo debe derribarlo, o al menos encabritarlo, y que un lazo de un nudo corredizo lanzado al jinete es inmejorable para desmontarlo. Todo grupo humano despliega valor e inteligencia cuando debe combatir.

Todo pueblo es capaz de resistir a la invasión externa.

Nathan Wachtel, Los vencidos. Los indios del Perú frente a la conquista española (1530-1570), pp. 52 y 53. Alianza. Madrid, 1976.
¿Cómo es posible que imperios tan poderosos como el de los aztecas o el de los incas hayan sido destruidos tan rápidamente por algunos centenares de españoles?

Ni las armas ni las enfermedades fueron tan catastróficas para los indígenas como su diferente forma de entender la guerra.

Pensamos primero en una causa de orden técnico: la superioridad del armamento europeo. Se trata de una civilización del metal contra una civilización de piedra; espadas de acero contra lanzas guarnecidas de obsidiana; armaduras metálicas contra túnicas forradas de algodón; arcabuces y cañones contra arcos y flechas; caballos contra soldados de a pie. Con todo, este factor técnico parece tener una importancia limitada: las armas de fuego de las cuales disponían los españoles durante la Conquista eran muy poco numerosas y de un tiro muy lento. Tuvieron, ante todo, un efecto psicológico, provocando (como los caballos) el pánico entre los indios. Cuando menos al comienzo, mientras los españoles

80

U N I DAD

Conquista y Colonia

3

gozaban todavía del beneficio de la sorpresa; pero la sorpresa se disipó rápidamente, y sabemos que los indios supieron adaptar sus métodos de combate en función del armamento europeo. Mucho más eficaces fueron las enfermedades que diezmaron a los indios a partir de su primer contacto con los blancos. Las terribles epidemias de viruela en México, antes del sitio de la ciudad por Cortés, debilitaron la resistencia de los aztecas (...). Más difícil resulta calcular el alcance de las causas psicológicas. Debe tomarse en cuenta la tan particular idea de la guerra entre los indios, que reviste un aspecto esencialmente ritual; en el combate, la meta no es eliminar al adversario, sino hacerle prisionero para luego sacrificarlo a los dioses. La victoria se les escapaba muchas veces a los mexicanos porque trataban de capturar a los españoles, en vez de matarlos. Desde esa perspectiva, los métodos de combate de los blancos constituían un escándalo incomprensible. Por otra parte, la guerra solía finalizar para los indios con un tratado que concedía a los vencidos el derecho de conservar sus costumbres a cambio de un tributo. No podían, evidentemente, imaginar que los cristianos se propusieran destruir su religión y sus leyes. En este sentido, su visión del mundo contribuyó a su derrota. Tengamos en cuenta, sin embargo, que la guerra –fuesen cuales fuesen sus aspectos rituales– no dejaba de tener por consecuencia entre los indios la dominación política; fue la guerra lo que permitió la constitución de los poderosos imperios de los incas y los aztecas.

debate
Según la opinión de Villalobos. ¿Por qué no habría tenido nada de especial la resistencia que opusieron los araucanos? ¿En qué otros momentos de la historia universal puedes encontrar estrategias de defensa similares a los relatados con respecto a los picunches? Indaga acerca de alguna de las técnicas de combate desplegadas por el ejército español en el proceso de conquista. Según la opinión de Wachtel. ¿Cuáles habrían sido los factores que propiciaron la derrota indígena? Explica con tus palabras la frase con respecto al mundo indígena:“su visión del mundo contribuyó a su derrota”. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre las interpretaciones de Villalobos y Watchel? ¿En qué son contradictorias? Escriban las respuestas que creen que daría cada autor a la siguiente pregunta: ¿por qué los aztecas fueron derrotados en tan poco tiempo y los mapuches resistieron durante 300 años? Escribe en tu cuaderno tres o cuatro párrafos que expresen tu propia opinión sobre el conflicto entre indígenas y españoles, y las consecuencias que hasta el día de hoy se observan en nuestro continente.
A pesar de los más de 500 años transcurridos desde los primeros contactos entre los habitantes originarios de América y los españoles, aún en muchos países de América Latina existen tensiones entre las poblaciones indígenas y los Estados nacionales. Investiguen qué problemas de este tipo existen actualmente y en qué países son más agudos. Analicen el caso particular de Chile y propongan modos efectivos y posibles de respetar la diversidad étnica y cultural de nuestra sociedad.

81

1 Tan pronto llegaron a América, los españoles emprendieron la fundación
de ciudades a lo largo de todo el territorio americano. ¿Por qué las ciudades fueron un factor clave para el éxito de la conquista española? a) Porque servían de refugio material y cobijo espiritual. b) Porque los indígenas no sabían cómo atacarlas. c) Porque eran el único lugar donde guardar el oro. d) Porque representaban lo mejor de la cultura europea. e) Porque eran centros de organización y expansión territorial.

2 La planificación y organización de las empresas de conquistas requirió la colaboración de la Corona y
los conquistadores. ¿Cuál era el papel y participación que tenía la Corona? a) Reclutaba al contingente humano. b) Señalaba los territorios a conquistar. c) Financiaba los gastos de la empresa. d) Construir las embarcaciones de guerra. e) Establecer un sistema de monopolio comercial.

3 Las empresas de conquistas se legalizaron a través de contratos conocidos como capitulaciones en
donde se fijaban las obligaciones y derechos tanto de la Corona como del conquistador. ¿Qué beneficio podía garantizar el rey a los conquistadores a cambio del éxito de su empresa? a) Autorizarlos para volver a España. b) Recaudar los distintos tributos del Rey. c) Difundir la fe cristiana entre los indígenas. d) Disponer de la repartición de tierra y mano de obra. e) Mantener la soberanía del Rey sobre los territorios conquistados.

4 Luego de pasar un tiempo por Copiapó y el valle de Aconcagua, Diego de Almagro decidió echar un pie
atrás y regresar al Perú, poniendo fin a su incursión en tierras chilenas. ¿Cuál fue el principal logro de la expedición de Diego de Almagro? a) Conquistó Chile. b) Descubrió las minas de oro. c) Descubrió rutas para llegar a Chile. d) Exploró hasta el estrecho de Magallanes. e) Incorporó el territorio al reino de España.

5 Tras permanecer cerca de 3 años en la zona central del país, Pedro de Valdivia decidió salir en busca de
la conquista del sur. ¿Por qué? a) Porque buscaba evangelizar a los mapuches. b) Porque fue una orden que le dio el Rey. c) Porque necesitaba un lugar más seguro que Santiago. d) Porque descubrieron en ella importantes lavaderos de oro. e) Porque deseaba vengar el ataque liderado por Michimalonco.

6 La extracción de metales preciosos fue la principal actividad productiva en el siglo XVI. Sin embargo, el
agotamiento de la actividad minera transformó la actividad agropecuaria en la principal fuente de riqueza ¿Cuál fue la principal estructura de producción agropecuaria durante la Colonia?

82

a) b) c) d) e)

Las aldeas. Las chacras. Las ciudades. Las haciendas. Los lavaderos de oro.

7 Desde que llegaron a América, los españoles explotaron expansivamente la mano de obra indígena, la
cual organizaron bajo el sistema de encomienda. ¿En que consistía? a) En la venta de un grupo de indígenas al mejor postor. b) En la asignación de mano de obra indígena para los trabajos forzados. c) En la entrega de una tribu completa a un conquistador por tiempo indefinido. d) En el arriendo de mano de obra indígena hecho por el Estado a un conquistador. e) En la cesión al conquistador del tributo que debían pagar los indios como súbditos.

8 ¿Qué obligación debía cumplir el español que fuese recompensado con encomiendas de indios?
a) b) c) d) e) Cobrarle un tributo. Administrar justicia. Recolectar el quinto real. Pagar tributos al indígena encomendado. Procurar protección y evangelizar a los indios.

9 El sentimiento religioso fue un aspecto fundamental en el proceso de conquista y en la construcción de
la sociedad colonial. Para intervenir y participar en las decisiones de la Iglesia relacionadas con sus colonias americanas, el Estado disponía del “patronato”, que entre otras cosas consistía en: a) Financiar las obras de la Iglesia. b) Fiscalizar la lectura de los evangelios. c) Participar de la realización de los sínodos y concilios. d) Proponer candidatos para ocupar los más altos cargos eclesiásticos. e) Impedir la difusión de las bulas pontificias dentro del continente americano.

10 A lo largo del siglo XVIII, se produjeron una serie de cambios en las colonias americanas debido al despotismo ilustrado imperante en la Corona española. ¿Qué medida corresponde a estos cambios? a) El término de la guerra de Arauco. b) La creación de 4 nuevos virreinatos. c) El proceso de fundación de nuevas ciudades. d) La apertura de las fronteras y el fin del monopolio comercial. e) La extensión de la soberanía española hasta el estrecho de Magallanes.
Recursos

• La Araucana de Alonso de Ercilla. • Historia general del Reyno de Chile: Flandes Indiano, 3 volúmenes, Diego de Rosales, en Novela El sueño de la historia de Jorge Edwards. 1a. ed. Barcelona : Tusquets Editores, 2000.

• “Vida y costumbres de los indígenas araucanos en la segunda mitad del siglo XIX”, por el cacique Pascual Coña, en http://www.memoriachilena.cl/mchilena01/temas/documento_detalle.asp?id=MC0008879 • Novela El sueño de la historia de Jorge Edwards. 1a. ed. Barcelona : Tusquets Editores, 2000. c .01 ;d .9 ;e .8 ;e .7 ;d .6 ;d .5 ;c .4 ;d .3 ;b .2 ;e .1

83

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
El análisis y comentario de las fuentes históricas
• ¿Qué es? ¿Para qué es útil?
¿Cómo trabaja el historiador?: la investigación histórica parte de un interés particular del historiador, que busca explicar algún aspecto de la realidad contemporánea en la que vive, lo que le lleva a acercarse al pasado. Una vez definida su área de investigación, debe dedicarse a buscar fuentes de información que le permitan familiarizarse con el tema. Entonces, el historiador realiza una crítica de esos documentos buscando comprender, con la mayor profundidad posible, los aspectos de la vida del pasado que investiga. Finalmente, construye un relato en el que combina lo que le muestran las fuentes con sus propias interpretaciones de los hechos. Como ves, la búsqueda y análisis de las fuentes históricas y la interpretación de los hechos son fases muy importantes del proceso de investigación. Revisaremos el trabajo con las fuentes. ¿Qué son las fuentes históricas? ¿Cuáles existen? Toda huella de alguna actividad humana realizada en un momento determinado es un rastro valioso para el conocimiento de otras épocas. Estos rastros se convierten en fuentes históricas cuando un estudioso los elige para conocer el pasado. Como imaginarás, existe una infinidad de fuentes históricas, porque dejamos huellas concretas de mucho de lo que pensamos, sentimos y hacemos. Una posible clasificación de estas fuentes es la siguiente: Fuentes primarias: son aquellas que permiten un acceso directo al pasado, son los rastros mismos. De ellas existe una gran variedad; podemos encontrar: • Fuentes escritas: documentos públicos y privados, publicaciones periódicas, novelas, poesía. • Iconográficas: pintura, arquitectura, escultura, todo tipo de imágenes. • Audiovisuales: música, cine, documental, videos. • Materiales: todo tipo de objetos tangibles. • Orales: testimonio hablado de personas que vivieron los hechos. Fuentes secundarias: son las que permiten un acceso indirecto al pasado; en ellas se habla del período estudiado. Generalmente corresponden a otras obras históricas referidas al tema. Las fuentes históricas son patrimonio de la sociedad; por eso, existen lugares especiales donde se conservan. Podremos encontrarlas en: bibliotecas, hemerotecas, filmotecas, colecciones de discos (discotecas), videotecas, museos y archivos. Entre estos últimos existen los archivos nacionales, parroquiales, catedralicios y provinciales, entre otros.

• ¿Cómo se hace?
Aunque cada fuente requiere de un análisis específico que se adecúe a sus peculiaridades, es posible establecer una serie de pasos básicos para el trabajo con cualquier tipo de ellas. 1. Aspectos generales: se trata de obtener los datos que nos permitan identificarla con precisión. Considera los siguientes elementos: • Identificación del tipo de fuente escogida: qué es, a qué época corresponde, quién es su autor, para qué fue usada, cuál es su valor.

• Procedencia y estado de conservación: cuál fue
el acceso a dicho documento y en qué condiciones se encuentra. • Descripción de la apariencia, los aspectos formales o visibles, de la fuente. 2. “Lectura” de la fuente: se trata de comprender lo que el documento dice, su contenido, sea este escrito, visual, sonoro, etc. En esta fase, intentamos dialogar con el pasado, analizando en profundidad la información.

84

3. Análisis de la fuente como documento histórico:
para situar la información que ella ofrece en el contexto histórico que le corresponde, hacemos dos ejercicios: • Se relaciona la fuente con el tema de investigación que realizamos. Una misma fuente puede darnos información de múltiples aspectos del pasado, como los valores religiosos de una época, la vida cotidiana, los gustos estéticos, la imagen femenina de ese tiempo, las costumbres alimentarias, los juegos infantiles, la estratificación social, etc. Por lo tanto, es necesario formular con claridad las preguntas que trataremos de contestar mediante el análisis de la fuente.

• Se relaciona con otras fuentes históricas. La
comprensión profunda de una obra artística se facilitará si complementamos lo que ella nos dice con la información que podemos extraer de otras fuentes históricas relacionadas. 4. Propuestas de interpretación: una vez cumplidas las distintas etapas del análisis, procedemos a plantear las interpretaciones posibles del material en cuestión. Debemos formularlas como hipótesis tentativas, pues nuestras lecturas son proposiciones razonadas –no verdades irrefutables– para explicar un hecho histórico determinado.

Ficha de clasificación
Identificación general Tipo de fuente Época Autor Utilidad Valor Acceso Procedencia/acceso Contenido (Temáticas que tratan) Análisis como documento histórico Relación con el tema de investigación Relación con otras fuentes Propuestas de interpretación Presentación resumida del texto • Ideas principales • Ideas secundarias Relaciones con otros documentos Intencionalidad del autor Otros datos

Ficha de análisis y comentario
Título de la fuente escrita Documento de que se trata Época Autor

Poniendo en práctica... el análisis de fuentes históricas
Utiliza estas fichas analizando:

1 Las fuentes de materiales gráficos que aparecen en la “actividad complementaria” de las páginas 46 y 47. 2 La fuente escrita que aparece en la página 75.

85

Dilemas históricos
¿Pueblos originarios o minorías étnicas?
• Actualidad del tema
Por más de 16 años, el Congreso Nacional ha discutido sobre el reconocimiento de los ‘pueblos indígenas’ en la Constitución Política de Chile. No ha habido acuerdo. Recientemente, la presidenta de la República ha enviado un proyecto de reforma constitucional con ese fin. En su mensaje a la Cámara de Diputados, sostiene:

“Durante mucho tiempo se ha debatido en el Congreso, y en nuestra sociedad, el reconocimiento en nuestra Carta Fundamental de los pueblos originarios de Chile. Por mucho más tiempo, ha sido una necesidad y una demanda de más de setecientos mil chilenos que desean verse aceptados y respetados por la norma fundamental de la República a la que pertenecen. (…) Hemos enviado numerosos proyectos de reforma e indicaciones en este sentido, las que hasta ahora han sido rechazadas por quienes no aceptan la utilización del concepto

"Pueblos Indígenas". El Estado, a nuestro juicio, debe reconocer la existencia de los pueblos indígenas, negada por siglos, y comprometerse a promover su desarrollo y el respeto de sus tierras. Con ello, nadie pone en duda la unidad de la Nación chilena, de la cual los pueblos indígenas son parte constitutiva e indisoluble. El reconocimiento constitucional es (…) un anhelo del mundo indígena de verse reconocidos y protegidos jurídicamente por la máxima expresión de la normativa del Estado”.

Fuente: Mensaje Nº 178-355/ de S.E. la Presidenta de la República, 4 de octubre de 2007.

• Su carácter de dilema histórico
La necesidad de establecer un modo de relación entre las poblaciones indígenas originarias y las nuevas poblaciones que ocuparon su territorio y las que luego fueron surgiendo fruto del mestizaje, ha sido una necesidad histórica de nuestra sociedad, que se remonta al período de la conquista y que, hasta nuestros días, no termina de resolverse. Teniendo en cuenta los contenidos tratados en las unidades 2 y 3 de este primer bloque, responde a las siguientes interrogantes:

1. ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales antecedentes históricos que habría que tener en cuenta para discutir sobre el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas? Señala los tres antecedentes que te parezcan más importantes. 2. Identifica al menos tres períodos, momentos o hitos que podrían caracterizar el tratamiento a las poblaciones indígenas entre el momento de la llegada de los españoles y fines del siglo XVIII.

• Reflexión y debate
Reflexionen y debatan en grupos, considerando los antecedentes históricos que cada cual haya identificado en sus respuestas a las dos preguntas anteriores, sobre la siguiente propuesta de reconocimiento constitucional, contenida en el Mensaje presidencial presentado al Congreso el 21 de mayo de 2007:

1. Reconocimiento constitucional del carácter multicultural de la nación chilena. El reconocimiento de la diversidad de nuestro país debe comenzar con visibilizar todas nuestras diferencias culturales. Diferencias que comienzan con el pueblo al que pertene-

cemos y con la circunstancia de nuestra vida. El reconocimiento y respeto de nuestro origen, de nuestras culturas, de nuestras diferencias sociales, culturales y religiosas, no hace más que enriquecernos como sociedad.

86

Agricultura y minería: alcances y límites de nuestro desarrollo
• Actualidad del tema
En los últimos años, el precio del cobre ha alcanzado niveles inéditos en la historia económica de nuestro país, lo que ha representado cuantiosos ingresos para el Estado chileno. Por su parte, reconocida es la participación de la agroindustria en el alto nivel de exportaciones de nuestro país a los mercados internacionales. La minería y la agricultura continúan siendo actividades económicas relevantes para el desarrollo de nuestro país, no exentas, sin embargo, de problemas:

“En la actualidad, el alto precio del cobre en los mercados internacionales, que ya supera los US$ 3 la libra, y un valor promedio anual cercano a los US$ 2,37 hacen reaparecer la amenaza de la sustitución. Algunos expertos en minería aseguran que el peligro es muy real y que ya se están produciendo pérdidas de mer-

cado frente a otros productos. De hecho, en 2005 se aumentó en cerca de 250% la cantidad de toneladas del metal rojo reemplazadas por otros materiales. (…) de mantenerse los precios altos en el largo plazo observaremos un mayor grado de sustitución, pero ello debe ir aparejado a cambios tecnológicos”.

Fuente: “Alto precio del cobre amenaza sustitución”, Mauricio San Cristóbal, diario electrónico El Ciudadano, número 50, 2006.

“(…) las exportaciones del sector agropecuario acumulan un crecimiento de 9% en los últimos 15 años, alcanzando en 2005 los 5 mil millones de dólares, casi un tercio de las exportaciones que no son cobre. En tanto, proyecciones conservadoras muestran que las exportaciones de alimentos agrícolas y no agrícolas podrían, para el 2015, sumar 17 mil millones de dólares (...). (…) esta realidad, si bien responde a un esfuer-

zo constante que ha hecho el país por generar las condiciones para insertar a Chile en el mundo, enfrenta obstáculos muy serios, como la existencia de una agricultura tradicional; la estructura del sector que es esencialmente de tipo Pymes; una fuerte competencia con países que subsidian fuertemente su agricultura y, actualmente, la baja en el tipo de cambio real, por efectos del precio del cobre (…)”.

Fuente: “Cámara (de Diputados) solicita medidas para los pequeños productores agrícolas”, agosto 2006, www.camara.cl

• Su carácter de dilema histórico
Desde sus orígenes las economías colonial, primero, y, luego, nacional descansaron en las actividades agrarias y mineras. Los ciclos de mayor prosperidad en Chile estuvieron asociados a importantes mercados externos. La historia ha demostrado, sin embargo, que la fuerte influencia de estas actividades ha sido también un factor de debilidad o de vulnerabilidad de nuestros modelos de desarrollo. Teniendo en cuenta los contenidos tratados en la unidad 3, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Qué importancia tuvieron las actividades mineras y agrícolas en el período colonial? 2. ¿Cuáles fueron sus limitaciones? 3. ¿Qué rasgos de estas actividades se mantienen hasta la actualidad?

• Reflexión y debate
En grupos y considerando sus respuestas anteriores, discutan las siguientes afirmaciones: 1. El aprovechamiento de nuestras riquezas naturales como bases del desarrollo económico nos fortalece y debilita a la vez. 2. La riqueza que generan estos sectores (minería y agricultura) no se ha distribuido equitativamente. 3. Se requiere una estrategia de desarrollo que, reconociendo la importancia de estas actividades, se abra a otras que hagan sustentable el progreso económico y más justo el desarrollo social.

87

descubriendo

Proyecto de investigación
Programa de difusión del patrimonio cultural de mi región
MONUMENTOS NACIONALES
Artículo 1º.- Son monumentos nacionales, y quedan bajo la tuición y protección del Estado, los lugares, ruinas, construcciones u objetos de carácter histórico o artístico; los enterratorios o cementerios u otros restos de los aborígenes, las piezas u objetos antropoarqueológicos, paleontológicos o de formación natural que existan bajo o sobre la superficie del territorio nacional o en la plataforma submarina de sus aguas jurisdiccionales y cuya conservación interesa a la historia, al arte o a la ciencia; los santuarios de la naturaleza; los monumentos, estatuas, columnas, pirámides, fuentes, placas, coronas, inscripciones y, en general, los objetos que estén destinados a permanecer en un sitio público, con carácter conmemorativo. Su tuición y protección se ejercerá por medio del Consejo de Monumentos Nacionales, en la forma que determina la presente ley.

<LEY Nº 17.288 LEGISLA SOBRE MONUMENTOS NACIONALES (Publicada en el DIARIO OFICIAL del 4 de febrero de 1970).

• ¿De qué se trata?
Este trabajo consiste en buscar información acerca de los monumentos históricos que forman parte del patrimonio cultural de tu región, conocerlos, describirlos y valorarlos para, posteriormente, preparar una campaña que promueva el acercamiento de la comunidad a ellos.

• Objetivos específicos
• Identificar y describir los monumentos históricos de
la región. • Analizar dichos monumentos como fuentes materiales para el estudio de la historia regional. • Producir textos explicativos del patrimonio cultural regional, útiles para promover la visita de personas de la comunidad. • Preparar material visual atractivo como publicidad.

• Etapas de trabajo
Fase 1 La primera tarea consiste en informarse sobre los monumentos históricos existentes en la región donde vives, y que forman parte del patrimonio cultural. ¿Cómo hacerlo? Se trata de identificar los sitios donde se encuentran restos materiales arquitectónicos de tiempos pasados a los que se reconoce como “históricos”, es decir, como portadores de la memoria social. Te recomendamos

88

consultar la página web del Consejo de Monumentos Nacionales (www.monumentos.cl) donde podrás encontrar información sobre los monumentos históricos que
Sitio o monumento Estado de conservación

están identificados. Puedes confeccionar una lista como la siguiente para ordenar y comenzar a clasificar la información que recojas.
Lugar donde se ubica Posibilidades de acceso

Interés histórico

Fase 2 El segundo ejercicio consiste en realizar un estudio de estos monumentos para descubrir su significado histórico y, en función de esto, preparar la campaña que promueva el acercamiento de la comunidad. Deberás escoger un monumento y analizarlo como fuente material. (Recuerda que puedes utilizar la ficha de análisis de fuentes históricas que aparece en Métodos y Técnicas del apéndice del Bloque I, p. 85). Seguramente, del sitio que has escogido existen descripciones históricas en folletos y libros turísticos que no agotan toda la riqueza que estos lugares guardan, por eso esta investigación es tan importante. Fase 3 Utilizando el análisis realizado, elabora un texto explicativo del monumento que sirva para el uso del público en el momento de la visita. Se trata de un texto motivador que describa y explique el monumento en un lenguaje sencillo y accesible para el grueso de la población. Con este fin, te sugerimos pensar en los atractivos que puede ofrecer la visita al sitio para distintos grupos de la población: niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Fase 4 Finalmente, te proponemos confeccionar un afiche publicitario que promueva la visita al monumento histórico y la valoración del patrimonio cultural regional. Es recomendable, realizar una contextualización espacial que le permita al visitante ubicar el lugar del sitio o monumento a través de un mapa básico indicando con una simbología el espacio preciso y las referencias fundamentales para su orientación. Es importante encontrar conexiones del monumento con la historia de la comunidad en que se sitúa, descubriendo los aspectos que pueden vincular e interesar al visitante con el sitio o monumento histórico estudiado. Completa este análisis describiendo cómo se inserta el monumento escogido en el entorno actual, cómo se relaciona con la naturaleza y la arquitectura del ambiente circundante.

• ¿Cómo se elabora el afiche?
1. Nombre de lo que se va a publicitar y mensaje
que se quiere comunicar. 2. Lugar donde se ubica el monumento. 3. Días y horarios de visita. 4. Imagen de lo que se promociona. Completa la información que necesitas y elabora mensajes sencillos y claros. Cuando comiences a componer el afiche, te sugerimos considerar los siguientes criterios: • Legibilidad: es importante que el mensaje sea claro y pueda leerse sin dificultad.

• Jerarquía: los elementos tendrán un lugar más o
menos protagónico, de acuerdo con la importancia que tienen dentro del mensaje; por ejemplo, la hora no puede resaltar más que el nombre o la explicación de lo que se promociona. • Coherencia: el afiche debe ser coherente internamente: debe existir relación entre sus partes, no puede haber contradicciones, las partes deben apuntar todas hacia el mismo objetivo comunicacional.

89

U N I DA D 4

La Independencia
U N I DA D 5

La organización
de la República

Primer Congreso Nacional de Chile. Óleo de Nicanor González Méndez, 1903.

2º Período
1810-1883

La creación de una nación
• La Independencia. • La organización de la República. • La hegemonía liberal. • 1810, año en que se inicia el proceso de emancipación. • 1883, que señala la incorporación definitiva de la Araucanía y el fin de la Guerra del Pacífico o del Salitre. • – • – – – – • – Independencia o ruptura con España. Influencia de ideas ilustradas. Organización del Estado y de su sistema de gobierno. Inestabilidad inicial. Influencia de Diego Portales. Estabilidad política lograda a través de un gobierno fuerte y autoritario. Gradual liberalización del sistema a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Delimitación y ocupación del territorio. Fundación de ciudades.

Subperíodos o etapas Inicio del período Fin del período

Principales procesos

90

Portada de la Constitución de 1833, Biblioteca Nacional. El abrazo de Maipú. Obra de Pedro Subercaseaux, 1908. Combate de Angamos. Detalle del óleo de Thomas Somerscales, siglo XIX.

– – – – • – –

Principales procesos (continuación)

– • – – • – – – – • • • • • • • • • • •

Expansión hacia el norte. Migración extranjera. Ocupación de la Araucanía. Definición de fronteras con Argentina. La economía se liberaliza. Apertura a la economía mundial. Creciente importancia de la minería, la banca y el comercio por sobre la agricultura. Introducción de importantes capitales europeos, en particular ingleses. Cambios sociales. Creciente importancia de la burguesía comercial y minera lleva a la conformación de la oligarquía al fusionarse los primeros con la aristocracia. Notorio aumento de los sectores sociales medios. El Estado asume un rol protagónico en la educación y la creación de infraestructura: Fundación de numerosas escuelas y liceos. Creación de la Universidad de Chile. Construcción de ferrocarriles. Contratación de intelectuales y técnicos extranjeros Formación de la primera Junta de Gobierno. Organización del Ejército Libertador. Declaración de la Independencia. Promulgación de la Constitución de 1833. Fundación de la Universidad de Chile. Inauguración del ferrocarril Copiapó-Caldera. Reformas constitucionales. Guerra del Pacífico o del Salitre. Tratado de límites con Argentina, de 1881. Ocupación de la Araucanía. Promulgación de leyes sobre cementerios laicos (1883) y matrimonio y registro civil (1884).

Hechos más destacados

Elementos que marcan el fin

• Inicio del ciclo salitrero. • Laicización de la sociedad.

91

lo largo del último siglo colonial, algunas familias criollas habían adquirido gran riqueza, educación e influencia en la sociedad, pero aún se les vedaba el acceso a los cargos públicos más importantes.
Retrato de Mateo de Toro y Zambrano realizado por Narciso Desmadryl, siglo XIX.

A

E

ntre las elites criollas de América causaron gran impacto tanto la Independencia de los Estados Unidos (1776) como la Revolución Francesa (1789), que ponían de manifiesto la posibilidad de formas de gobierno distintas a las monarquías.
Declaración de Independencia de Estados Unidos. Óleo de John Trumbull, siglo XIX.

92

P

roducto de la invasión napoleónica a España y el encarcelamiento del Rey Fernando VII, las colonias americanas se vieron ante la oportunidad de desarrollar una forma de gobierno independiente.
Fusilamientos de la Moncloa. Óleo de Francisco de Goya, 1814. Museo del Pardo, Madrid.

E

l intento de reconquista española solo provocó que las diferencias entre peninsulares y criollos se agudizaran, y que por ello la mayor parte de la población apoyara definitivamente la Independencia.
La batalla de Maipú consolidó nuestro proceso de Independencia. Detalle del óleo de Juan Mauricio Rugendas, 1837. Colección Palacio de La Moneda.

Bandera y escudo de Chile, período de transición.

L

a derrota de los ejércitos españoles en las guerras de Independencia dio paso a la instalación en Chile de un gobierno soberano y autónomo, del que debían formar parte todos los habitantes del territorio.

93

Los pueblos y la independencia
mérica Latina vio su período de independencia durante el siglo XIX. Hoy en día el derecho a la autodeterminación –esto es, el poder de los pobladores de una unidad territorial para decidir su estatuto político sin interferencia de otros pueblos– es considerado un derecho incuestionable. Sin embargo, algunos países obtuvieron su independencia no hace muchos años.

A
• •

1.

Desarrolla las siguientes actividades: • ¿Conoces algún pueblo o nación actual que no sea independiente? Profundiza en un país que no haya logrado su independencia, indagando los principales motivos que le impiden llegar a lograrla. Busca en las noticias de la actualidad internacional, ejemplos de formas en que se manifieste la imposibilidad de un pueblo para decidir por sí mismo su destino.

Los procesos de independencia en África
La mayor parte de los países africanos se independizó durante la segunda mitad del siglo XX. Ello ocurrió durante el proceso de descolonización de los dominios europeos en ultramar, cuando empezaron a conformarse Estados nacionales.

1.

Observa atentamente el siguiente mapa y luego completa la matriz de la página siguiente.

ANTIGUA COLONIA ESPAÑOLA ANTIGUA COLONIA INGLESA ANTIGUA COLONIA FRANCESA ANTIGUA COLONIA PORTUGUESA ANTIGUA COLONIA BELGA ANTIGUA COLONIA ITALIANA MULTICOLONIALISMO PAÍS NO COLONIZADO

La mayor parte de los países africanos se independizó durante la segunda mitad del siglo XX, cuando durante el proceso de descolonización de los dominios europeos en ultramar, empezaron a conformarse Estados nacionales. Mapa Editorial.

94

U N I DAD

La Independencia

4

Colonias
Inglesas Francesas Portuguesas Belgas Italianas

Período en que se independizan (año de la más antigua y de la más reciente)
? ? ? ? ? ? ? ? ? ?

2.

Comenta primero con tus compañeros o compañeras los resultados de la matriz y luego, con tu profesor o profesora, busca posibles interpretaciones de la información.

La Independencia de Chile
1.
En esta unidad estudiaremos el proceso de independencia política de nuestro país, ocurrido en los inicios del siglo XIX. Probablemente es mucho lo que tú ya sabes sobre este tema. Para recordarlo, ordena la información que conoces, organizándola por áreas. Puedes hacer en tu cuaderno un cuadro como el siguiente:

Lo que sabemos acerca de...
Fases fundamentales del período de Independencia Hitos fundamentales de cada fase de la Independencia Sus protagonistas Los antecedentes y las causas de la Independencia Sus consecuencias ? ? ? ? ?

2. 3.

En grupos de cuatro o cinco compañeros y compañeras, verifiquen sus conocimientos y luego consoliden un nuevo cuadro resumen sobre “lo que sabemos acerca de...”. Realiza una pequeña indagación sobre otro país latinoamericano que haya logrado su independencia durante el siglo XIX, basándote en los mismos criterios de búsqueda que desarrollaste para Chile. litudes en ambos procesos.

4. En base a la información recopilada, explica las principales diferencias y simi5.
¿Cuáles crees que son las razones que explican las diferencias entre ambos procesos? de independencia desde tu experiencia y conocimientos que te ayude a ir contrastándola con el significado de independencia que construyó nuestro país.

6. Para finalizar, e introducirte al contenido de esta unidad, crea una definición

95

El peso de la Ilustración
Junto a factores coyunturales, las ideas de la Ilustración europea estuvieron también presentes en las aspiraciones que impulsaron la lucha de los criollos en las colonias españolas y fueron base de la lucha por la independencia política. El ideal de libertad recién se popularizó en el siglo XVIII. Cuando surgieron los sentimientos nacionales, primero en Europa y después en América, se hizo común que las comunidades de individuos unidas por un mismo idioma, cultura o situación geográfica, comenzaran a reclamar su autonomía. La búsqueda de independencia la iniciaron principalmente las generaciones jóvenes, de modo teórico primero, leyendo libros y discutiendo apasionadamente entre ellos. Los líderes independentistas de toda América Latina recorrieron un camino difícil para propagar sus ideas liberales y conseguir hacerlas legítimas en la sociedad que les tocaba vivir.

Ideas políticas liberales
En 1751 se publicó en Francia el primer tomo de esta obra dirigida por D’Alembert y Diderot. A través de ella se difundieron las ideas de la Ilustración.

Conceptos como el de soberanía popular, de acuerdo al cual se entiende que el poder radica en el pueblo, quien se reconoce capaz de darse sus propias leyes y hacerlas respetar, o la noción de autodeterminación, que deposita en los habitantes de una unidad territorial la decisión acerca de su organización política, estuvieron en la base del ideario político independentista que los criollos defendieron. Igualmente importante para la fundación de los nacientes Estados americanos fue el principio de gobierno representativo, según el cual las autoridades deben ser designadas de acuerdo a algún principio de elección, para que ejerzan las labores de gobierno en nombre del pueblo. Por último, se reconoció la importancia de que los gobiernos y las autoridades se rigieran por una ley fundamental o Constitución, de acuerdo al constitucionalismo en boga. Estas ideas se habían popularizado a partir de la Revolución Francesa y de la Independencia de los Estados Unidos. Sin embargo, fue necesario que, a comienzos del siglo XIX, nuevos acontecimientos políticos ocurridos en Europa debilitaran el Imperio español, para que las ideas independentistas comenzaran a traducirse en acciones concretas.

El 4 de julio de 1776 se firmó en Filadelfia la Declaración de Independencia de Estados Unidos. Óleo de John Trumbull.

El ideal de un Estado nacional
Para Chile, al igual que para el resto de los países de América Latina, el proceso de independencia significó el término de una larga relación política con la Corona española y el desafío de llevar a la realidad el ideal de un Estado nacional. Un Estado puede ser definido como una forma de organización jurídica y política que agrupa a un conjunto de población bajo un mismo gobierno, dentro de un territorio común, vinculados por un propósito propio. En esta u otras definiciones de Estado, casi siempre encontraremos involucrados cuatro elementos: la idea de comunidad o nación; la referencia a un territorio; el ejercicio de un poder legítimo y legal; y la presencia de un propósito o finalidad común. Así, la nación chilena, en las primeras décadas del siglo XIX vivió el proceso de dotarse de una organización jurídica y política, regida por una Constitución Política que regularía los deberes y derechos de gobernantes y gobernados.

Proclamación de la Independencia de Chile. Col. Museo Histórico Nacional.

96

U N I DAD

La Independencia

4

La creación de una república
En términos de sistema de gobierno, la Independencia marcó el paso de un sistema monárquico a uno basado en una organización republicana. La república puede ser definida como una forma de gobierno representativo en que el poder reside en el pueblo, el cual delega las funciones de gobierno en sus representantes. La forma de organización de una república puede ser federal o unitaria, es decir, que otorgue mayor o menor autonomía a las provincias en relación con la capital. El orden republicano descansa en el adecuado funcionamiento del Estado, a través de los tres poderes autónomos que lo conforman: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. En los años inmediatamente posteriores a la Independencia, el país se dio a la tarea de organizar un sistema de gobierno que respondiera a las características propias de una república, aunque con un sesgo aristocrático al no participar todos los sectores. Ello, en un contexto histórico marcado por la inestabilidad política y económica propia del paso que se estaba dando. En lo político, esta inestabilidad se expresa en las vicisitudes de los períodos conocidos como la 'Patria Vieja', la 'Reconquista' y la 'Patria Nueva'. En lo económico, las guerras de independencia habían incrementado, por una parte, los gastos y, por otra, reducido los ingresos: el panorama no era alentador, pues el conflicto había destruido infraestructura y capacidad productiva.

El Primer Congreso Nacional inauguró sus labores legislativas en medio de fuertes disputas. Óleo de González Méndez y Larache.

Nuevas tendencias políticas
En el proceso de crear una República, surgieron entre los criollos diferentes bandos políticos, que manifestaron sus preferencias proponiendo distintas formas de gobernar. Algunos líderes independentistas encabezaron tendencias políticas: fuese como caudillos, dirigentes políticos o militares con poder de facto, conquistaron seguidores que proyectaron en ellos sus ideales políticos. Ejemplos fueron los grupos, opuestos, de 'carreristas' y 'o'higginistas'. Más tarde, se destacaron los grupos conservadores (pelucones) y liberales (pipiolos). Muy cercanos a los primeros se encontraban los seguidores de Diego Portales, que dieron origen a la tendencia 'portaliana'. Por su parte, dentro de la familia liberal se desarrollaron tendencias menores, como la de los federalistas. Sin embargo, la aparición de distintas corrientes políticas no significó el acceso a la participación política para la gran mayoría de la población, que quedó durante todo el período excluida del sistema de elección de las autoridades.
Familia de los Carrera. Óleo de Arturo Gordon. Col. Estado Mayor General del Ejército.

Una identidad nacional
En este camino de consolidación de nuestro país como Estado independiente no solo se crearon las instituciones que permitirían la instauración de un orden político; también se desarrolló y expandió un sentimiento de identidad nacional. Esta identidad se conformó sobre la base de determinados símbolos, ideas, costumbres y prácticas que la población fue asumiendo como propias y representativas de su forma de enfrentar la vida.

Bandera chilena.

97

Causas y azares: la Independencia de América

1

¿Era previsible la Independencia chilena?

España logró articular en el siglo XVI un vasto y poderoso imperio que extendió su influencia por Europa, Asia y América durante más de tres siglos. Sin embargo, en el breve lapso comprendido entre 1808 y finales de la década de 1820, esa compleja construcción política se desmoronó, y la mayoría de los dominios americanos logró su independencia. ¿Por qué sucedió esto? En el caso de la Capitanía General de Chile, a principios del siglo XIX, la administración española había logrado manejar una serie de situaciones conflictivas en la Colonia, entre las cuales destacan:

Independencia: situación de soberanía política y económica que un Estado logra al separarse de la metrópoli a la que estaba sujeto. Estanco: derecho de comercialización exclusiva de un producto determinado. Este derecho puede ser explotado por el Estado o por un particular a quien se le concede. Nacionalismo: doctrina que afirma la preeminencia del interés de la nación por sobre los intereses de los grupos, clases o individuos que la componen; movimiento político de individuos que desean imponer, en todos los campos, el predominio de la nación a la que pertenecen.

Logros de la administración española
Había logrado cierta estabilidad, gracias –entre otros factores– a los acuerdos pactados con el pueblo mapuche. Había llegado al territorio chileno una serie sucesiva de gobernadores ilustrados. Las reformas impuestas por los Borbones, que alteraron las posiciones tradicionales de los dominios americanos (creación de nuevos virreinatos y apertura comercial) habían sido bien acogidas. A los virreinatos del Perú y Nueva España (México), se sumaron los de La Plata y Nueva Granada, dinamizándose zonas económicas hasta ese momento periféricas, como el puerto atlántico de Sacramento (actual ciudad de Colonia, Uruguay), Chile y la costa del Caribe.

Sin embargo, al mismo tiempo se manifestaba cierto descontento de parte de algunos miembros de la élite criolla, que sentían que las profundas transformaciones impuestas desde España, en algunos casos, lesionaban sus intereses más inmediatos. Este descontento tenía su raíz en:

Conflictos con la sociedad criolla
El alza de los impuestos y el establecimiento del estanco, por ejemplo, para productos como el tabaco y los naipes. La repentina apertura del comercio y el auge del contrabando, que saturaron los pequeños mercados locales con productos extranjeros, provocaron una fuerte caída en los precios y la quiebra de muchos comerciantes, que no pudieron competir con los productos traídos desde Europa. La expulsión de América de los jesuitas, la orden religiosa más influyente en Chile, que implicó el exilio de integrantes de las familias más acomodadas. Las reformas administrativas de los Borbones significaron el intento de marginación de los criollos de los puestos de importancia, y la consiguiente llegada de numerosos hispanos para hacerse cargo de la administración pública, no integrándose así a los grupos criollos que, producto del mismo proceso de reformas, habían adquirido mayores riquezas y aumentado su capacidad de decisión local en los cabildos.

98

U N I DAD

La Independencia

4

El malestar que produjeron estas situaciones, asociado al tímido nacionalismo que estaba despertando y a las ideologías de raíz liberal que empezaban a tener alguna circulación, fueron generando, en la élite criolla, una actitud proclive a la reforma: casi todos los criollos deseaban con fervor que el monarca acogiera algunas de sus demandas. Pero, ¿qué podían hacer? La vida política de esos años estaba limitada por una serie de restricciones, los debates públicos no existían y era impensable una situación de franca disidencia en contra de la monarquía. A pesar de todo, en los salones donde los criollos se reunían, muchos de ellos reclamaban por los abusos de las autoridades peruanas y españolas. Ante este panorama, fue el cabildo la institución que, fortaleciendo el antiguo papel político que había cumplido en la fase de Conquista, acogió en parte las inquietudes de los criollos y sirvió de canal de expresión de su malestar y descontento. Junto a ello, entre algunos criollos el ejemplo de los Estados Unidos de América –organizado como república federal a partir de su independencia de Inglaterra en 1776– impulsaba a pensar en un cambio en esa dirección. Además, circulaban por los salones de la élite criolla libros de pensadores ilustrados y cartas desde Europa que, aun con un mes de atraso o más, los ponían al tanto de los nuevos ideales, de las alternativas al gobierno monárquico que se desarrollaban tanto en España como en todo el Viejo Mundo.

Fernando VII, Rey de España. Representante del absolutismo monárquico. Óleo de Francisco de Goya. Ministerio de Hacienda, Madrid.

2

Inesperados sucesos en Europa y en España

Aunque había algunos criollos que ansiaban transformaciones radicales, nadie se habría atrevido a expresar públicamente estos anhelos. Solo un hecho ocurrido en Europa, completamente desvinculado de lo que sucedía en América, vino a alterar un sistema que se suponía eterno y saludable. En 1808, varios países europeos se encontraban en guerra, y el conflicto derivó en la invasión de España por Napoleón (Emperador de Francia). Napoleón Bonaparte ordenó la prisión del rey de España, Fernando VII, y nombró en su lugar a su hermano José Bonaparte. El resultado de esta situación fue traumático para el Imperio español: la monarquía autoritaria y personalista de los Borbones se había quedado sin su rey. ¿Cómo podía seguir funcionando el imperio? Los habitantes de la península mostraron la forma: en España se crearon juntas de gobierno, que ejercieron el poder, en nombre del rey Fernando VII, contra la invasión napoleónica. Además, se organizaron grupos de resistencia armada al ejército invasor entre la población de los campos y las tropas leales al monarca. Ante la ausencia de este, las juntas decidieron aprovechar la oportunidad de dictar algunas reformas inspiradas en el liberalismo. Dentro de ese clima de reformas liberales nació la Constitución de Cádiz de 1812, que proclamaba y defendía una monarquía constitucional. Para las colonias americanas el cuadro era muy complejo. Al no existir la figura del rey, el nexo con España se hacía confuso. Siguiendo el ejemplo de los peninsulares, instaban a organizar juntas criollas que se hicieran cargo provisionalmente del gobierno de la colonia.

Ilustración: movimiento intelectual, espiritual y científico del siglo XVIII europeo y americano, caracterizado por la confianza en la capacidad de la razón para resolver los problemas de la sociedad y organizarla para terminar con las injusticias. Tiranía: régimen autoritario en el que el gobernante prescinde del consenso de los subordinados y ejerce el poder de modo arbitrario y violento. Monarquía constitucional: régimen político en el que el rey o monarca ha cedido parte de sus atribuciones de gobierno a otras instituciones de carácter electivo, regidos todos por una Constitución.

99

¿Qué antecedentes y causas explican la independencia nacional? • Los antecedentes de la Independencia son todas aquellas condiciones en las que se encontraba Chile antes de 1810 y que generaron el clima en el que se desató el conflicto. • Las causas son los motivos, aquello que produce un determinado efecto o resultado. Pueden ser de distinto tipo.Tenemos: directas, indirectas, mediatas, inmediatas y de tipo político, económico, social, intelectual, etc. • Los antecedentes preparan el contexto en el que se desarrollan las causas que originan un hecho. Vuelve a leer con atención los contenidos; haz una lista con todos los factores que motivaron el proceso independentista. Separa los antecedentes de las causas y luego clasifica antecedentes y causas, según los distintos tipos. Construye un cuadro de síntesis. Puedes seguir este ejemplo:
Tipos
Político Económico Social Intelectual Otros

Los afanes imperialistas de Napoleón lo llevaron a invadir España, acontecimiento clave para comprender el proceso de independencia de las colonias americanas. Fragmento de la Coronación de Napoleón I. Óleo de David. Col. Museo del Louvre, París.

Antecedentes
? ? ? ? ?

Causas
? ? ? ? ?

Con tu profesor o profesora, discute el significado de otras formas de clasificación de las causas históricas, y marca en el cuadro, con colores diferentes, las causas directas, indirectas, mediatas e inmediatas. Comenta los resultados con tus compañeros y jerarquicen, de acuerdo con su importancia, las causas y antecedentes de la independencia chilena.

3

Los sucesos en Chile

Lo que sucedió en Chile fue una serie acelerada de hechos que condujeron finalmente a la separación definitiva de España. Esos hechos, junto a un proceso de maduración interna, fueron también producto inesperado del azar. Los historiadores del siglo XIX dividieron el proceso independentista –que comienza el 18 de septiembre de 1810 y que se cierra con el triunfo conservador en abril de 1830, con la batalla de Lircay– en cuatro grandes etapas: Patria Vieja, Reconquista, Patria Nueva y Organización de la República. Te invitamos a leer los textos de “Análisis de interpretaciones históricas” sobre este proceso histórico (pág. 112).

100

U N I DAD

La Independencia

4

4

Etapas de un proceso que va radicalizándose

4.1. Los criollos en el poder
Patria Vieja (1810-1814)
Los criollos tomaron colectivamente el poder en nombre del monarca, sin una clara intención de independizarse. Sin embargo, durante esos años se arraigaron en el país las nuevas ideas liberales: los principios de soberanía popular, el principio del gobierno representativo y el constitucionalismo.

El Gobernador Francisco Antonio García Carrasco, temiendo que los criollos patrocinaran un movimiento juntista, impuso una política represiva para detener el desarrollo de la causa independentista; sin embargo, con ello obtuvo el efecto contrario. Los sectores realistas se percataron de que García Carrasco no era el gobernante adecuado para el momento y resolvieron apurar una salida política que fuera aceptable para los criollos. En julio de 1810, asumió la gobernación Mateo de Toro y Zambrano, un miembro octogenario y muy respetado de la élite local. Pero esta solución coyuntural tampoco sirvió. Los sectores más radicales del criollismo presionaron a la nueva autoridad para que convocara a un Cabildo Abierto, con el objeto de discutir los destinos de la gobernación. Con este propósito, el 18 de septiembre de 1810 se congregó una asamblea de unas 450 personalidades en el edificio del Consulado; esta asamblea aprobó, sin la menor oposición, la formación de una junta de gobierno que, expresando el nuevo consenso, quedó presidida por el mismo Mateo de Toro y Zambrano. El mandato expreso que se dio a esta junta fue ocuparse de las tareas de gobierno, hasta que se procediese a la elección de un Congreso. Desde ese instante, el desarrollo de los hechos favoreció a los grupos más extremos partidarios de la independencia, que desplazaron a los sectores moderados, que habían predominado en un primer momento. En solo siete meses, entre abril y noviembre de 1811, se sucedieron dos golpes de Estado y un motín militar en favor de la causa realista, es decir, del Rey. Pero a pesar de estos intentos, los avances independentistas parecían incontenibles: se cerró la Real Audiencia, entró en funciones el Congreso Nacional y se formaron dos juntas de gobierno, la última de ellas liderada por José Miguel Carrera. Con la llegada de Carrera al poder, el proceso autonomista llegó a su punto de mayor radicalización. Pero el caudillo y sus asesores sabían que el país aún no estaba preparado para la independencia y había que dar muchos pasos previos para ello. Con el fin de avanzar en esa línea, ordenó la creación de emblemas nacionales, del primer reglamento

Movimiento juntista: surgido en España en 1808 luego de la captura de Fernando VII, y traspasado luego a América, consistió en el nombramiento de gobiernos provisorios (juntas) que resguardaran los intereses del rey, gobernando en su nombre. Sectores realistas: aquellos que se oponían a la formación de gobiernos distintos a los establecidos por la autoridad monárquica. Constitución: ley fundamental o norma principal de la organización de un Estado y de la forma de su gobierno. Golpe de Estado: derrocamiento de un gobierno por un poder del Estado, generalmente acompañado por una fuerza militar. Motín militar: movimiento rebelde liderado por militares, por lo general contra la autoridad constituida. Congreso Nacional: órgano de carácter electivo, que asume funciones legislativas en representación de los ciudadanos de una nación. Caudillo: líder de un movimiento social, militar, revolucionario o ideológico, centrado en su persona. Emblemas nacionales: representación simbólica de una nación.

Diorama que representa al Cabildo Abierto del 18 de septiembre de 1810. Al centro de la mesa se encuentra Mateo de Toro y Zambrano. Museo Casa Colorada.

101

constitucional (1812) y dio gran impulso a la prensa política. Desde la tribuna de la “Aurora de Chile”, primer periódico nacional, las ideas que estaban solo en la mente de unos pocos patriotas alcanzaron mayor difusión. Sin embargo, las ideas de Carrera eran minoritarias. Por lo tanto, mientras no se lograra una adhesión mayor, había pocas esperanzas de avanzar definitivamente hacia la independencia. Las acciones políticas solas no bastaban, y fue necesario que el proceso se militarizara para que la causa defendida por unos pocos se transformara en la causa de la mayoría.

Esta es la portada del primer número de la Aurora de Chile, primer periódico nacional. Su creación fue temprana y responde a la necesidad de dar apoyo a la institucionalidad de la naciente república. En grupos de cinco personas, discutan sobre el valor de la prensa política para el adecuado funcionamiento de una democracia, siguiendo esta pauta: • ¿Por qué una de las primeras medidas de José Miguel Carrera, al llegar al poder, fue la de poner en circulación un periódico? • ¿Qué papel cumplen la prensa y la libertad de expresión en una república? • Identifica los periódicos existentes actualmente en nuestro país y clasifícalas de acuerdo con su tendencia política e ideológica. Especifica el tipo de publicación de que se trata. Utiliza un cuadro similar al siguiente:
Izquierda
? ? ?

Centro
? ? ?

Derecha
? ? ?

• ¿Por qué crees que es importante conocer la tendencia política de un medio de comunicación?

4.2. Las guerras
Democracia: régimen político que involucra la participación ciudadana a través de elecciones periódicas.

Reconquista (1814-1817)
En 1814 Fernando VII logró recuperar su trono y se encontró con que los ocupantes provisionales del gobierno de España habían impuesto una serie de innovaciones que él no compartía. En su intento por retornar a un gobierno absolutista, ordenó a sus funcionarios derogar todo cambio político ocurrido en España e intensificó las medidas que ya desde 1813 buscaban la recuperación de los dominios americanos. A Chile llegaron nuevas tropas desde Perú, las que luego de su triunfo sobre la administración y “el incipiente gobierno chileno”, propiciaron una drástica vuelta al pasado e instauraron una dura represión. A partir de ese momento, los criollos sintieron que España era su enemiga y las ideas independentistas se difundieron con más fuerza.

102

U N I DAD

La Independencia

4

En marzo de 1813, desembarcó en la bahía de Talcahuano el primer contingente militar llegado del Perú, encargado de restablecer el orden colonial en Chile. Carrera decidió marchar al sur para hacer frente a las tropas desembarcadas, pero no obtuvo buenos resultados. Entonces, las autoridades provisionales acordaron deponerlo y nombrar en su lugar a Bernardo O'Higgins. Carrera no aceptó este nombramiento y, durante unas cuantas semanas, las fuerzas patriotas quedaron divididas en dos comandancias. Las fuerzas realistas asentadas en la zona sur, integradas predominantemente por habitantes de Concepción, Talcahuano y Chiloé, más los militares provenientes de Perú, aprovecharon la coyuntura y lograron imponerse a sus rivales definitivamente en la batalla de Rancagua (ver mapa en la página 145). Las tropas leales al Rey, comandadas por Mariano Osorio, entraron en Santiago en octubre de 1814. Mientras esto sucedía, cerca de 2.000 criollos independentistas cruzaron la cordillera de los Andes, iniciando un período de exilio en Mendoza, donde contaron con el apoyo de José de San Martín y la población de la provincia de Cuyo, que les permitió reponerse de la derrota y organizar la fuerza expedicionaria que poco después cruzaría la cordillera de regreso a Chile. Paralelamente, en Chile Manuel Rodríguez emprendía acciones de guerrilla tendientes a debilitar y confundir a las fuerzas realistas. La llegada de Osorio a Santiago marcó el inicio de una peculiar etapa de nuestra historia. Instruido por el virrey de Perú para acabar con todos los cambios introducidos por los criollos y restituir a Chile a la situación en la que se encontraba antes de que comenzara el cautiverio de Fernando VII, su gobierno significó una verdadera vuelta al pasado. En 1815, Osorio fue reemplazado por Casimiro Marcó del Pont, hombre arbitrario que se ganó el odio del pueblo.

Batalla de Rancagua o “Desastre de Rancagua” (1814). Los realistas dirigidos por Mariano Osorio obtuvieron la victoria sobre los patriotas. Comienza la Reconquista de Chile. Óleo de Pedro Subercaseaux. Col. Club de la Unión.

Medidas de Osorio
• Restableció la esclavitud. • Repuso en su cargo al obispo de Santiago, fiel a la causa del rey. • Puso fin a la libertad de comercio. • Clausuró el Instiuto Nacional y la Biblioteca Nacional y reabrió la Real Universidad de San Felipe. • Reabrió la Real Audiencia. • Creó Tribunales de Vindicación para juzgar a los criollos que participaron del movimiento separatista.

Medidas de Marcó del Pont
• Creó el Tribunal de Vigilancia y seguridad Pública, presidido por el Capitán San Bruno. • Creó un cuerpo policial represivo llamado Los Talaveras de la Reina. • Desterró a algunos prominentes patriotas a la prisión ubicada en el Archipiélago de Juan Fernández. • Expropió las haciendas de los criollos acusados de deslealtad. • Prohibió las fiestas populares por ser potenciales focos contrarios al sistema monárquico.

Bernardo O’Higgins (1778-1842). Óleo de Gil de Castro. Col. Museo de Bellas Artes.

103

Autoritarismo: régimen donde el poder político se concentra en una sola persona u órgano del Estado. Las instituciones representativas, propias de un régimen democrático, se encuentran debilitadas, suspendidas o abolidas.

Los miembros de la pequeña élite local no estaban acostumbrados a situaciones de fuerza como estas. Los atropellos y despojos que sufrieron despertaron en ellos profundos sentimientos de antipatía hacia España y el rey; y las ideas separatistas, antes patrimonio de unos pocos, se extendieron a buena parte de la sociedad.

4.3. Liberación y primeros pasos de la República
Patria Nueva (1817-1823)
Ante esta situación, los criollos, que en su mayoría formaban parte del bando «patriota» y eran partidarios de la independencia, unieron fuerzas con las tropas de San Martín, en Argentina, y, luego de cruzar la cordillera, tras una serie de batallas obtuvieron el triunfo definitivo. Con O'Higgins en el poder, se inició la exigente tarea de organizar el nuevo gobierno.

A comienzos de 1817, cruzó Los Andes un ejército comandado por José de San Martín. El general argentino había planificado una liberación por etapas del cono sur. Primero los argentinos apoyarían el proceso de recuperación en Chile, luego se organizaría, desde allí, la fuerza que liberaría Perú. Entre los 4.000 hombres que componían esta fuerza, participaban chilenos que se habían exiliado tras el triunfo de Osorio comandados por Bernardo O'Higgins. Las fuerzas realistas y las patriotas se enfrentaron por primera vez en la batalla de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817. El triunfo obtenido por O'Higgins liberó el centro del país, pero nada estaba resuelto todavía. El grueso de las fuerzas adversarias se concentraba en el sur del territorio, y se tenía noticias de que nuevas tropas comenzaban a llegar desde el Perú a Talcahuano.
La Batalla de Chacabuco (1817) permite a los patriotas liberar el centro del país. Dibujo de Gericault. Col. Biblioteca Nacional, Sala Medina.

Chile necesitaba un gobierno, y se resolvió designar a O'Higgins como Director Supremo. La nueva autoridad, decidida a avanzar en la liberación del país, proclamó solemnemente la Independencia de Chile el 12 de febrero de 1818. Medida arriesgada, porque las tropas adversarias habían logrado avanzar nuevamente hasta las cercanías de Santiago, y cundía en todas partes el temor. El recuerdo de los Tribunales de Vindicación y el secuestro de bienes, así como la victoria realista en la batalla de Cancha Rayada hacían pensar a muchos en el fracaso de la causa independentista. Cuando todo parecía perdido, vino el triunfo definitivo y aplastante en favor de los patriotas, en los llanos del Maipo, el 5 de abril de 1818. Los restos de las fuerzas realistas permanecieron en la Araucanía, Valdivia y Chiloé, desde donde mantuvieron hasta entrada la década de 1820 la denominada Guerra a Muerte, proceso en el cual combatieron a las tropas patriotas con la consigna de arrasar las tierras y no tomar prisioneros vivos. Esta situación llevó a la amplia destrucción de las zonas de conflicto y al desplazamiento de poblaciones mapuches y de mestizos pobres, grupos que se vieron involucrados a su vez en los combates en uno y otro de los bandos. Solo a inicios de 1826, las tropas patriotas al mando de Ramón Freire lograron la rendición de los últimos realistas tras la batalla de Pudeto en la isla de Chiloé.

Con la Batalla de Maipú (1818) se consolida la Independencia de Chile. Óleo de Pedro Subercaseaux. Col. Museo Escuela Militar.

104

U N I DAD

La Independencia

4

Principales realizaciones de O’Higgins
• Creó la Escuela Militar y la Armada Nacional. • Mejoró la estructura urbana de Santiago, con obras como el Mercado de Abastos, el paseo público de la Cañada y el Cementerio General. • Organizó y participó en la expedición libertadora de Perú. • Logró la expulsión de los realistas de Valdivia. • Abolió los títulos de nobleza y el uso de escudos de armas. • Prohibió entretenciones públicas como los juegos de azar, las peleas de gallos y las corridas de toros.

O'Higgins fue un gobernante cuyo estilo de administración y principales medidas le significaron diferencias importantes con algunos grupos organizados de la sociedad. Aunque los aristócratas veían con simpatía sus principios liberales, no pensaron lo mismo al ver lesionados sus intereses. Así, la élite local, que había aceptado su personalismo y autoritarismo cuando existía riesgo militar, le restó su apoyo una vez consolidada la derrota española en gran parte del país. Esta desconfianza de la élite hacia O'Higgins se profundizó al constatar que los afanes autocráticos se hacían manifiestos en la Constitución de 1822, que lo designaba Director Supremo con la facultad de nombrar personalmente tanto a las principales autoridades locales y provinciales, como a los miembros del Senado. El 28 de enero de 1823, los principales vecinos de Santiago se reunieron en Cabildo Abierto y O'Higgins fue conminado a renunciar a su cargo. Sin ofrecer resistencia y pensando evitar una guerra civil, el Director Supremo partió al exilio, con lo que comenzó una nueva etapa en la tarea de dar a la institucionalidad chilena un rostro definitivo.

La Independencia trajo muchas novedades: puso fin a la sociedad estamental existente durante la Colonia y estableció la igualdad ante la ley; también dio inicio a Chile como una nueva nación, con lo que apareció una “nacionalidad chilena”. Aunque parezca curioso, esto último sucedió en un lapso muy corto. Lee con atención las siguientes partidas de bautismo de los hijos del cacique de Curamapu: "...en seis de Octubre de mil ochocientos catorse puse oleo y crisma a Leandro, Indio de ocho meses hijo legitimo de Manuel Silva y Pasquala Castro...". "...en seis de Octubre de mil ochocientos diecisiete puse oleo y chrisma a Petronila, India de cinco meses hija lexitima de Manuel Silva y Pasquala Castro...". “... en 28 de agosto de 1818 puse oleo y chrisma a Bartolo, chileno de edad de 4 dias hijo legitimo de Manuel Silva y Pasquala Castro...".
Arzobispado de Santiago.Archivo Parroquial de Malloco; Libro de Bautismo 6º, fs. 225, fs. 264, fs. 346

La abdicación de O'Higgins “Si no me ha sido dado dejar consolidadas las nuevas instituciones de la república, tengo al menos la satisfacción de dejarla libre e independiente, respetada en el exterior y cubierta de gloria por sus armas victoriosas. Doy gracias al cielo por los favores que ha dispensado a mi Gobierno y le pido que proteja a los que hayan de sucederme. Ahora soy un simple ciudadano. En el curso de mi Gobierno, que he ejercido con una gran amplitud de autoridad,he podido cometer faltas, pero creedme que ellas habrán sido el resultado de las difíciles circunstancias en las que me tocó gobernar, y no del desahogo de malas pasiones. Estoy dispuesto a contestar todas las acusaciones que se me hagan; y si esas faltas han causado desgracias que no pueden purgarse más que con mi sangre, tomad de mí la venganza que queráis. Aquí está mi pecho” .
Discurso de O'Higgins en el Consulado, 28 de enero de 1823.

Reflexiona: • ¿Qué significado habrá tenido en esos años haber nacido “indio” o “chileno”? • ¿Por qué podría ser importante para un Estado naciente identificarse con una nacionalidad determinada?

Abdicación de O’Higgins (1823). Óleo de Manuel Caro. Col. Museo Histórico Nacional.

105

4.4. ¿Cómo organizar un país?
Guerra Civil: confrontación armada entre ciudadanos de un mismo país, la que se desata cuando no se encuentra solución política o constitucional a diferencias profundas e irreconciliables. Estado Unitario: se caracteriza por un poder central, que tiene el mandato para ejercer la soberanía, tanto interna como externa, con un solo gobierno y una legislación única para la totalidad del territorio. Estado Federal: Estado en el cual sus distintas provincias mantienen niveles de autonomía en decisiones de interés local, así como espacios de administración y legislación independientes del Estado central. Política económica: grandes lineamientos a través de los cuales un Estado define tanto su participación en la economía nacional, como los mecanismos legales con los que regulará el funcionamiento de esta.

Organización de la República (1823-1830)
Tras la renuncia de O’Higgins, los sectores más poderosos de la elite criolla se abocaron al diseño de una nueva institucionalidad de gobierno, dando inicio a un nuevo período en que se buscaron distintas fórmulas para dar un ordenamiento definitivo a la nueva República.

El lapso de siete años que transcurrió entre la abdicación de O'Higgins (1823) y la batalla de Lircay (1830) fue un período difícil, donde un grupo de ciudadanos inexpertos en las labores de gobierno se vio en la obligación de administrar un país y dotarlo de un nuevo ordenamiento. Todos estaban de acuerdo en rechazar el pasado colonial y en crear y organizar nuevas instituciones republicanas, pero ¿cómo?, ¿se optaría por un Estado unitario o uno federal?, ¿cómo debía ser la política económica? Las opiniones en estas materias eran diversas y, por lo tanto, los puntos en común difíciles de conseguir. Sin embargo, quienes en esos años participaban de la política tenían a su favor el comulgar en gran medida con un mismo marco ideológico. Salvo un pequeño grupo de partidarios del orden y las fórmulas autoritarias, la mayoría creía en las bondades del liberalismo. Con todo, en aquellos años se vivió una continua lucha de bandos, frecuentes cambios de gobierno y una sucesión de ensayos constitucionales, debido a que cada uno de los grupos que logró controlar el gobierno intentó promover su propia fórmula de organización institucional a través de la promulgación de nuevas constituciones.

Gobierno

Constitución
• Constitución Moralista de Juan Egaña (1823).

Principales características
• La virtud de los ciudadanos debía ser la principal fuente de progreso. • Exigencia de profesar el catolicismo. • Poder Ejecutivo encabezado por un Director Supremo electo por cuatro años y con posibilidad de una reelección. • Poder Legislativo conformado por una Cámara Nacional y un Senado. • Reorganización administrativa del país según el modelo norteamericano descentralizado. • División del país en 8 provincias, cada una de las cuales tendría una Asamblea Legislativa propia elegida popularmente. • Elección popular de los cabildos locales. • Institucionalidad democrática según los modelos del liberalismo europeo. • División de Estado en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. • Elección de autoridades por medio de colegios electorales. • Poder Ejecutivo encabezado por un Presidente electo por 5 años y con posibilidad de una reelección. • Poder Legislativo conformado por un Senado y una Cámara de Diputados. • Desarrollo de la tolerancia religiosa y la libertad de imprenta.

Ramón Freire (1823-1826)

• Leyes Federales (1826).

Manuel Blanco Encalada (1826-1827)

• Constitución Liberal de 1828.

Francisco Antonio Pinto (1828-1829)

106

U N I DAD

La Independencia

4

Una base importante para comprender la organización de un país y los proyectos fundamentales que lo movilizan son sus leyes. Las constituciones en el período estudiado, permiten inferir alguna de las características que el país quería insertarle a la sociedad. Revisa las tres constituciones caracterizadas y sintetiza en una palabra la idea de país que hay detrás de cada una. Considerando las principales características de cada Constitución, ¿qué efectos reales puede haber tenido en la sociedad de aquellos años cada una de estas legislaciones? Considerando las características de cada Constitución y el contexto en el que fueron aplicadas, ¿cuáles, crees tú, fueron las principales dificultades que encontraron estas propuestas legislativas al momento de ser aplicadas? Luego de revisar estas tres experiencias legislativas, reflexiona en relación al presente: ¿qué idea de país debiera desarrollar una Constitución para el Chile del Siglo XXI? Crea un lema para la promoción de esta idea de país. Este lema debe sintetizarse en una frase corta y llamativa que puedas compartir con tus compañeros y compañeras.

5

La situación económica del país

Las luchas por la Independencia tuvieron importantes consecuencias económicas para el país tanto en los diferentes ámbitos de la producción nacional como en la comercialización de los productos.

Rama productiva

Consecuencias
Se produjo una fuerte reducción en la producción, debido a que: • En la zona agrícola de Chile central se libraron todas las batallas, y muchos campesinos fueron enrolados como soldados. • Chile perdió el mercado peruano y las nuevas autoridades se vieron en la necesidad de crear nuevos impuestos que permitieran financiar los gastos militares, situaciones que afectaron fuertemente a los terratenientes. • La continuidad de las escaramuzas entre realistas y patriotas en el sur del territorio retardó la recuperación de las actividades productivas de la zona. Durante las guerras de Independencia, la actividad minera sufrió estragos menores a los experimentados por la actividad agrícola, debido a que se encontraba fuera de la zona donde se desarrolló el conflicto. Más aún, se descubrieron importantes yacimientos de plata, como los de Agua Amarga (1811), cerca de Vallenar, y el de Arqueros (1825), cerca de Coquimbo, que comenzaron a transformar al Norte Chico en el motor de la economía nacional. La principal novedad económica que trajo consigo la Independencia fue una mayor apertura de los mercados. La gran mayoría de las barreras que el sistema colonial había impuesto a la actividad comercial fueron levantadas (salvo algunos impuestos y ciertas prohibiciones para la libre circulación y venta de algunos productos, como los sujetos a la figura del estanco), lo que se reflejó inmediatamente en el auge que experimentó el comercio exterior. Sin embargo, el ingreso masivo de bienes importados produjo en un primer momento la desaparición de muchas pequeñas manufacturas nacionales, incapaces de competir con los bajos precios de los productos importados.

Agricultura

Minería

Comercio

107

Llegó a Valparaíso la fragata Melantho procedente de Baltimore
Valparaíso.-El 8 del corriente fondeó la Fragata Americana Melantho procedente de Baltimore, su Capitán Dn Ricardo R. Boughan. Su cargamento consiste en 1209 piezas entre caxones, y tercios, todo lencería, abundando lonas, y alguna pañolería.
La Aurora de Chile Jueves 20 de febrero de 1812, página 4.

Analiza la noticia a la luz de los cambios económicos penetrados en el país luego de la experiencia de independencia. • ¿Quiénes son los beneficiados con los procesos de apertura económica posterior a la Independencia? y, ¿de qué maneras crees que los afectó? • Organiza tu respuesta en un cuadro como el siguiente:
Grupo beneficiado
?

Modos en que afectó la apertura económica
?

• ¿Qué tipo de elementos consideras que Chile debía importar, considerando que estaba iniciando su vida independiente?
En las décadas siguientes a la Independencia, la economía chilena, tradicionalmente agropecuaria, vio incrementar su producción minera y fortalecer su actividad comercial. Sin embargo, en lo inmediato, el panorama económico no era auspicioso: la agricultura estaba en crisis y el Estado, junto con encontrarse desfinanciado por la imposibilidad práctica de recolectar tributos, mantenía una considerable deuda producto de los gastos efectuados en las guerras de independencia y la financiación de la Expedición Libertadora al Perú.
Escuadra Nacional: conjunto de buques de guerra que conforman la armada. Secuestro y enajenación de bienes: se refiere a disposiciones legales que permitían, en la época, la confiscación de bienes eclesiásticos y su posterior venta a través de subasta pública.

Las administraciones que se sucedieron entre 1823 y 1830 debieron hacerse cargo de esta grave situación en un momento en que los ingresos regulares no eran suficientes para compensar los gastos. Entonces se llevaron adelante medidas drásticas, como el secuestro y enajenación de bienes del clero regular o la venta de la mayor parte de la Escuadra Nacional. La más importante de estas medidas fue, en sus aspectos políticos, la transferencia del monopolio de la importación y venta del tabaco, más conocido como “estanco del tabaco”, a la firma Portales, Cea y Cía. Este monopolio constituía la principal fuente de ingresos del Estado y se entregó a la firma a cambio del pago de la deuda que el país mantenía con Inglaterra debido a un empréstito solicitado para financiar la expedición liberadora al Perú. Si bien el negocio no prosperó y la firma quebró, la situación llevó a que Diego Portales y un grupo de comerciantes, conocidos como los estanqueros, decidieran intervenir en la actividad política, dado que la inestabilidad que se vivía impedía el buen funcionamiento de sus actividades comerciales. Este hecho sería de la mayor trascendencia.

108

U N I DAD

La Independencia

4

6

El fin de un período

A fines de la década de 1820, era posible reconocer en Chile distintas corrientes o bloques políticos que sustentaban posturas que se percibían como irreconciliables. Por una parte estaban los conservadores, conocidos como ‘pelucones’, de tradición católica, poco dispuestos a introducir reformas que alteraran un ejercicio aristocrático de la política. Influencia política también ejercían los llamados ‘ohigginistas’, que promovían un régimen político autoritario, inspirados en el tipo de gobierno que había ejercido su líder. Oponentes clásicos a los conservadores, los liberales –o ‘pipiolos’– de ideas anticlericales y antiaristocráticas, eran quienes estaban más abiertos a la renovación de las prácticas y sistemas políticos, de acuerdo con el liberalismo en boga en la época. En su seno existían sectores que promovían una organización de tipo federal (proyecto constitucional de 1826), así como otros proponían una república de carácter liberal (Constitución de 1828), que afectaba la autoridad presidencial y consagraba la autonomía de las provincias. Finalmente, estaba el grupo llamado ‘estanqueros’ que, dirigidos por Diego Portales, se enfrentaban también a las ideas liberales, en nombre del orden y la autoridad. Los distintos sectores en pugna se apoyaron en medios de prensa para difundir sus ideas y descalificar a sus adversarios, al mismo tiempo que buscaron apoyo de fuerzas militares, principalmente generales con mando de tropa, con el fin de acceder al gobierno. Se pasaba así de las palabras a los hechos. Entre 1829 y 1830 las diferencias entre estos grupos llegaron a su punto más alto, estallando una breve pero decisiva guerra civil. Luego de las batallas de Ochagavía (14 de diciembre de 1829) y de Lircay (16 abril de 1830), los conservadores lograron imponerse militarmente sobre los liberales, para luego, bajo la tutela de Diego Portales, imponer un sistema de gobierno que marcó un hito en el proceso de organización de la República.

La Guerra Civil (1829-1830). Tras las batallas de Ochagavía y Lircay, la victoria fue para los conservadores, quienes impusieron un sistema de gobierno inspirado en las ideas de Portales. Fotografía de la época.

“La democracia, que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en los países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud, como es necesario para establecer una verdadera República. La Monarquía no es tampoco el ideal americano: salimos de una terrible para volver a otra y ¿qué ganamos? La República es el sistema que hay que adoptar; ¿pero sabe como yo la entiendo para estos países? Un Gobierno fuerte, centralizador, cuyos hombres sean modelos de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el camino del orden y de las virtudes. Cuando se hayan moralizado, venga el Gobierno completamente liberal, libre y lleno de ideales, donde tengan parte todos los ciudadanos. Esto es lo que yo pienso y todo hombre de mediano criterio pensará igual”. Carta de Diego Portales a José M. Cea, 05/03/ 1822. En Alfredo Jocelyn-Holt, El peso de la noche. Nuestra frágil fortaleza histórica. Editorial Ariel, 1997.

109

Aunque existía un relativo consenso en torno a que la República era el sistema de gobierno más adecuado para Chile, la forma específica que esta debía asumir estuvo un buen tiempo en discusión. De ahí los numerosos ensayos constitucionales que se realizaron y la inestabilidad política vivida en este período. Una de las opiniones más importantes para el rumbo definitivo que tomó la República fue la de Diego Portales, parte de la cual se expresa en esta carta a su socio. Analicémosla. ¿Qué idea manifiesta Portales acerca de los pueblos americanos? ¿En qué fundamenta esta opinión? ¿Por qué Portales liga el éxito de la República como sistema de gobierno a la virtud de los ciudadanos? Desde su perspectiva, ¿cómo se explica la necesidad de un gobierno fuerte y centralizador? ¿Qué opinas tú de esta postura política?

7

Balance de una época

La Independencia representa uno de los quiebres más severos que el país haya conocido a lo largo de su historia. Una vez que los criollos optaron por el camino de la separación, debieron suprimir el sistema monárquico. Sin referentes en el pasado, las nuevas naciones americanas debieron lanzarse hacia un futuro completamente extraño. En la búsqueda de ejemplos de organización política alternativos a la monarquía, muchos países americanos intentaron construir sistemas similares a la República de los Estados Unidos de América o el parlamentarismo, en sus modalidades inglesa o francesa, ya que estos representaban tanto la valoración del ideario liberal, como una esperanza de desarrollo económico y comercial. La organización no fue fácil, y los ideales que impulsaron a los movimientos independentistas muchas veces no se conjugaron con la realidad de los países americanos. Así, durante buena parte del siglo XIX, quienes se separaron de España vivieron inmersos en la inestabilidad política, soportando continuas guerras civiles y siendo capaces solo de instaurar débiles sistemas de gobierno que eran fácilmente derribados por caudillos militares que, sin el respaldo mayoritario de la sociedad y apoyados en la fuerza de las armas, poco ayudaron a la estabilidad política de las nacientes naciones. En el caso de Chile, el país experimentó en esos años distintas formas para organizarse como república, y solo una guerra civil concluyó las diferencias entre las distintas tendencias políticas. Así en Chile como en todos los países que lucharon por su independencia de España, la participación de los sectores de la población que no formaban parte de la elite criolla fue variada: si bien la mayor parte de ellos no intervinieron activamente en el debate político o en la decisión de las nuevas autoridades, miles se enrolaron en cada uno de los bandos en disputa y, en las ciudades principalmente, apoyaron a uno u otro gobernante. Desde los gobiernos patriotas, por su parte, se desarrollaron algunas iniciativas de educación ciudadana dirigida al pueblo, por medio de Catecismos Políticos, que como los catecismos religiosos, planteaban a sus lectores preguntas y respuestas que expresaran el apoyo a las ideas independentistas y las nuevas autoridades. Con ello se buscaba consolidar una identidad nacional compartida por toda la sociedad, que basada en la causa patriota y el rechazo a la dominación española, pudiera dar unidad y respaldo a una nación que empezaba a caminar.

Diego Portales (1793-1837). Fue el hombre más importante de los gobiernos conservadores que se iniciaron en 1829. Desempeñó los cargos de Ministro de Guerra y Marina, del Interior y de Relaciones Exteriores. Sus ideas políticas quedaron plasmadas en la Constitución de 1833. Óleo de Ezequiel Plaza. Col. Museo Histórico Nacional.

110

U N I DAD

La Independencia

4

Revisa los contenidos del texto que hablan del período colonial y del proceso de independencia. Identifica las características de la Colonia que cambiaron y las que perduraron y completa el siguiente cuadro resumen en tu cuaderno:
Elementos de continuidad después de la Independencia
Organización política Sistema económico Organización social Aspectos culturales Territorio ? ? ? ? ?

Elementos de cambio después de la Independencia
? ? ? ? ?

El documento que te presentamos manifiesta la voluntad de los criollos de cortar definitivamente los lazos de dependencia que unían a Chile con España. Este proceso tomó tiempo, ya que estas ideas no se consideraron legítimas desde el inicio. Solo en el siglo XIX, las nuevas ideas adquirieron la fuerza suficiente para enfrentarse al colonialismo sin la condena de no ser justas. Para profundizar en la comprensión de este texto, traduce a tus propias palabras los extractos seleccionados que se presentan a continuación del documento.
“La fuerza ha sido la razón suprema que por más de trescientos años ha mantenido al Nuevo Mundo en la necesidad de venerar como un dogma la usurpación de sus derechos y de buscar en ella misma el origen de sus más grandes deberes. Era preciso que algún día llegase el término de esta violenta sumisión, pero entretanto era imposible anticiparla: la resistencia del débil contra el fuerte imprime un carácter sacrílego a sus pretensiones, y no hace más que desacreditar la justicia en que se fundan. Estaba reservado al siglo XIX el oír a la América reclamar sus derechos sin ser delincuente, y mostrar que el período de su sufrimiento no podía durar más que el de su debilidad”. Proclamación de Independencia del 12 de febrero de 1818.

Extractos de la proclamación
• Venerar como un dogma la usurpación de sus derechos. • La resistencia del débil contra el fuerte imprime un carácter sacrílego a sus pretensiones, y no hace más que desacreditar la justicia en que se fundan. • Reclamar sus derechos sin ser delincuente, y mostrar que el período de su sufrimiento no podía durar más que el de su debilidad.

Traducción a tus propias palabras
? ?

?

Redacta un texto sobre las nuevas ideas que se abrieron paso en el ámbito sociopolítico del siglo XIX y que fortalecieron las aspiraciones independentistas de los pueblos de América.

111

La Independencia en la historiografía
Alfredo Jocelyn-Holt, La Independencia de Chile. Tradición, modernización y mito, Editorial Mapfre, Madrid, 1992, pp. 139 y 140.
Los sucesos de España produjeron desconcierto, temor y perplejidad. Se reaccionó con medidas de emergencia y ensayos constitucionales. Y así, contingentemente, con una curiosa mezcla de prudencia e improvisación, se fue tomando conciencia del vacío de poder dejado por una monarquía acéfala y del consiguiente potencial autónomo que ello implicaba para la sociedad local. El desmoronamiento final de la antigua legitimidad fue accidental, su sustitución se hizo a tientas. A la crisis institucional de la monarquía le siguió un período de autonomía jurídica y política que se manifiesta en el establecimiento de la Primera Junta de Gobierno y en la convocatoria del primer Congreso Nacional. Una vez consolidada la autonomía, esta etapa se paraliza, al producirse un equilibrio de fuerzas con estrategias opuestas, situación que comienza a resolverse con la aparición del personalismo caudillesco de José Miguel Carrera, convirtiéndose en acelerador de cambio. Dicho personalismo se trata de legitimar en términos político-ideológicos de corte abiertamente republicano, acrecentando la distancia con una monarquía meramente formal. Esta creciente escisión se profundiza aún más con el fracaso del ejército patriota frente a las expediciones ordenadas por el virrey del Perú. La guerra acelera el proceso de distanciamiento y termina por constituirse en el mecanismo resolutorio ulterior. En síntesis, la fuerza de los acontecimientos, la contingencia coyuntural, la improvisación y el ensayo hacen derivar las opciones hacia un orden nuevo autónomo e independiente.

La fuerza de las circunstancias y la improvisación llevaron a la conformación de un Estado independiente.

Simon Collier y William Sater, Historia de Chile. 1808-1994, Cambridge University Press, Madrid, 1998, pp. 40 y 41.
La llegada de la independencia de la Capitanía General (y de la mayor parte del resto de la América española) fue una consecuencia directa del gran trastorno provocado por las guerras napoleónicas en Europa. (...) La noticia de que Fernando VII había sido destronado llegó a Chile en septiembre de 1808. La reacción inmediata fue de intensa y ferviente lealtad a la madre patria. Una vez más, los criollos enviaron donaciones para ayudar a la guerra; los jóvenes de alcurnia de Santiago (Francisco Antonio Pinto, entre ellos) lucían imágenes de Fernando VII en sus sombreros. A medida que pasaban los meses, sin embargo, este espíritu de lealtad cambió. Puesto que la propaganda española apuntaba a una estructura más liberal para el Imperio, algunos criollos comenzaron a sopesar si no sería deseable tomar el control de los asuntos de la colonia. La presión en este sentido provenía de tres fuentes principales: Los criollos instruidos, que ya antes habían promovido la reforma económica y social sentían ahora que este cambio podía lograrse mejor a través de la creación de un gobierno chileno autónomo, aunque siempre en el interior del Imperio español. Un mayor número, quizá, veía el régimen nacional como un medio para obtener más fácilmente el tan deseado acceso a los cargos públicos. Y también estaba ese ínfimo puñado de separatistas y revolucionarios a ultranza, para los cuales las dificultades de España eran la opor-

La independencia chilena fue consecuencia directa del trastorno provocado por las guerras napoleónicas en Europa.

112

U N I DAD

La Independencia

4

tunidad para Chile. Para el gobernador y la Audiencia, de más está decirlo, incluso la más leve de estas proposiciones sonaba a subversión.

Sergio Villalobos, Tradición y reforma en 1810. Ediciones de la Universidad de Chile, Santiago, 1961, p. 11.
Es indispensable, también, para enfocar los antecedentes (de la Independencia), tener una visión total del proceso hasta sus últimas etapas, en lugar de basarse exclusivamente en la documentación de un momento. Así, por ejemplo, antes de decidir si el desarrollo de Chile hacia 1810 era suficiente para provocar la independencia, forzosamente hay que compulsar una documentación que llega hasta 1818, y aun más allá. Solo de este modo pueden apreciarse correctamente las ideas y sentimientos que movían a los hombres en los comienzos de la revolución. Aunque en nuestro trabajo analizamos una etapa que concluye en 1810, no por eso hemos dejado de estudiar la documentación posterior y de tenerla presente en cada una de nuestras aseveraciones (...). Para una comprensión adecuada de la revolución emancipadora, se hace necesario distinguir dos etapas separadas por el año 1810: antes de ese año, hay que considerar principalmente el desarrollo que el país ha experimentado bajo el período colonial, con su secuela de aspiraciones y descontento. Después de 1810, entran en juego, cada vez con mayor insistencia, influencias venidas de fuera, que son determinantes en la peligrosa inclinación por la cual se deslizan los hechos. Debe agregarse a ello el odio profundo contra el español, que surge y alcanza su momento más vívido en la Reconquista, 1814-1817, resultando el factor esencial del rompimiento.

Para comprender la Independencia debemos tener una visión global del proceso.

La explicación de la independencia que ofrece Jocelyn-Holt destaca el factor accidental por sobre el intencional, como elemento determinante de la separación definitiva de la Corona española. • ¿En qué palabras y expresiones que aparecen en el texto se manifiesta esta opción interpretativa? • Otro rasgo del proceso que destaca el autor son los avances paulatinos de las ideas independentistas, de acuerdo con el rumbo que tomaban los hechos. ¿Cuáles son los momentos que marcaron un cambio progresivo con España, que identifica el historiador? Collier y Sater explican el desarrollo de la Independencia en directa relación con los acontecimientos que tuvieron lugar en España. • Explica las variantes que asumió la reacción de los criollos en Chile ante los cambios políticos que se vivían en España. • ¿Cuáles fueron las tres fuerzas que, en opinión de los autores, presionaron por lograr un cambio en la Colonia? ¿Eran complementarias o antagónicas estas fuerzas? Villalobos destaca la necesidad de observar el proceso independentista en su totalidad, para aspirar a comprenderlo. ¿Cuál es la lectura de los hechos que el autor propone? De las tres propuestas interpretativas analizadas: ¿cuál te parece más convincente? ¿Es necesario escoger una de las tres para explicar este fenómeno, o es posible integrar estas visiones? ¿Cómo explicarías tú los factores que intervinieron en la independencia chilena?

113

1 A finales del siglo XVIII, mucho de los criollos no estaban contentos con las
transformaciones realizadas por la Corona. ¿Qué nueva medida contribuyó a empeorar este descontento? a) El fin del contrabando. b) El alza de los impuestos. c) La creación del tribunal del consulado. d) El surgimiento y desarrollo de dos nuevos virreinatos. e) La expulsión de todos los católicos y la suspensión de relaciones con la Iglesia.

2 En 1808 las tropas napoleónicas invaden España. El rey Fernando VII, presionado por los franceses renuncia al trono y a la Corona, que son entregados a José Bonaparte, hermano de Napoleón. Frente a estos hechos los territorios americanos: a) Declaran la independencia. b) Aceptan el poder de Napoleón. c) Juran fidelidad al rey y forman juntas de gobierno. d) Forman una alianza con Inglaterra para derrotar a Napoleón. e) Juran fidelidad al rey y obedecen a las autoridades españolas.

3 El surgimiento del movimiento juntista en América ocurrió en forma simultánea y tuvo por finalidad:
a) b) c) d) e) Nombrar funcionarios idóneos. Mandar representantes a España. Provocar la guerra civil entre peninsulares y criollos. Declarar la inmediata independencia respecto a España. Nombrar una junta que gobernara en forma provisoria durante el cautiverio del Rey.

4 Durante la Patria Vieja los criollos tuvieron la oportunidad de reemplazar la autoridad del rey y organizar el gobierno local. ¿Qué papel jugó José Miguel Carrera a lo largo de este período? a) Presidió la primera junta de gobierno. b) Declaró y promulgó la independencia nacional. c) Contribuyó a radicalizar el proceso autonomista entre los criollos. d) Convocó y dirigió las elecciones para el primer Congreso nacional. e) Dirigió la resistencia armada contra las tropas enviadas por el virrey del Perú.

5 Tras el desastre de Rancagua, los españoles recuperaron el control del gobierno local dando inicio al período de Reconquista. ¿Qué importancia histórica tuvo este período para el proceso de independencia? a) Permitió que criollos y realistas se acercaran luego de la etapa de distanciamiento vivida durante la Patria Vieja. b) La violencia y abusos de que fueron víctimas los chilenos hicieron que se generalizaran las ideas independentistas. c) En estos años los intelectuales criollos crearon los fundamentos institucionales en los que luego se sostendrá la República. d) Los gobiernos de Mariano Osorio y Casimiro Marcó del Pont sirvieron como ejemplo para los primeros mandatarios chilenos. e) Los constantes enfrentamientos armados registrados en el período aportaron a los criollos la experiencia militar que luego les permitió derrotar al ejército invasor.

114

6 Tras la batalla de Chacabuco, las tropas criollas logran vencer a las fuerzas españolas, dando inicio al
llamado período de la Patria Nueva (1817-1822). Entre uno de los hechos más importantes de este período, sobresale: a) La abolición de la esclavitud. b) La implementación del sufragio universal. c) La apertura del primer Congreso Nacional. d) La separación definitiva de la Iglesia del Estado. e) La organización de la expedición libertadora del Perú.

7 Lee con atención el siguiente documento:
“Si no me ha sido dado dejar consolidadas las nuevas instituciones de la república, tengo al menos la satisfacción de dejarla libre e independiente, respetada en el exterior y cubierta de gloria por sus armas victoriosas. (...) En el curso de mi gobierno que he ejercido con una gran amplitud de autoridad, he podido cometer faltas, pero creédme que ellas habrán sido el resultado de las difíciles circunstancias en las que me tocó gobernar...”. (Discurso de O'Higgins en el Consulado, 28 de enero de 1823). De acuerdo al párrafo anterior,¿cuál fue el principal mérito del gobierno de O'Higgins? a) Haber gobernado con mano dura. b) Haber consolidado el proceso de independencia. c) Haber ejercido el poder durante difíciles circunstancias. d) Haber logrado el desarrollo de un régimen democrático. e) Haber conquistado la estabilidad para las nuevas instituciones republicanas.

8 La Independencia representa uno de los quiebres más severos que el país haya conocido a lo largo de
su historia. Sin embargo, persistieron ciertos elementos de continuidad entre la época colonial y los años posteriores a la Independencia entre los cuales podemos mencionar: a) La esclavitud. b) Las diferencias sociales. c) La fidelidad al rey de España. d) La organización administrativa del país. e) La organización económica del comercio exterior.

9 Durante los años de 1823 y 1830, se llevaron a cabo una serie de distintos intentos por organizar la nueva república que se vieron entorpecidos, entre otras causas, por la falta de financiamiento que afectaba al Estado. ¿Qué razón explicaba esta falta de recursos económicos? a) La inflación. b) La disputa entre liberales y pipiolos. c) La constitución moralista de Juan Egaña. d) La crisis productiva que afectaba la agricultura. e) La venta de la mayor parte de la Escuadra Nacional.

Recursos

• Alfredo Jocelyn-Holt, La Independencia de Chile: tradición, modernización y mito, Planeta, 1999. • Rafael Sagredo y Cristián Gazmuri editores, Historia de la Vida Privada en Chile. Tomo I, El Chile Tradicional, de la Conquista a 1840, Taurus, 2004. d .9 ;b .8 ;b .7 ;e .6 ;b .5 ;c .4 ;e .3 ;c .2 ;b .1

115

T

ras las guerras de Independencia, se enfrentaron distintos proyectos y estrategias de organización política del país, diferentes entre sí y que se resolvieron por medio de conflictos armados.
Portadas de las Constituciones de 1823 y 1828.

E

l control del gobierno por parte de los sectores conservadores de la élite chilena marcó toda la primera parte del siglo XIX, desarrollándose un estilo autoritario y presidencialista de administración.

Diego Portales. Ministro de Estado durante el gobierno de José Joaquín Prieto (1831-1841).

L

a oposición a las administraciones conservadoras se tradujo tanto en conflictos armados (1851 y 1859), como en el ascenso y cada vez mayor protagonismo de las ideas liberales en la sociedad chilena.

Francisco Bilbao. Fundador de la Sociedad de la Igualdad en 1850, cuyo objetivo fua la lucha por la justicia e igualdad.

116

A

lo largo de todo el siglo XIX se desarrollaron en el país instituciones culturales y educacionales que permitieron el ascenso social de los sectores medios y el mejor conocimiento de las riquezas existentes en el territorio nacional.

Frontis de la Casa Central de la Universidad de Chile, fundada en 1842.

E

l fin de este período está marcado por el conflicto armado que enfrentó a Chile contra Perú y Bolivia, motivado por la existencia de ricas reservas de salitre en la frontera entre dichos países.

Guerra del Pacífico, 1879. Regimiento Santiago 5º de línea en el campamento de Antofagasta, 1879.

117

Creando una nación

L
1.

a empresa que abordamos los chilenos, después de alcanzar la Independencia, no fue nada fácil… ¿Cómo dar forma a una nación? ¿Cómo organizar el gobierno de un Estado recién creado?

Tu soñado país
Imagina que tienes a tu disposición todos los recursos para crear un nuevo país… ¿Cómo lo harías? En grupos de cuatro compañeros, inventen un país a su medida… Algunos de los desafíos que deberán enfrentar se pueden inferir de estas preguntas:

• • • • • •

¿Dónde se ubica? ¿Quiénes lo conforman? ¿De qué viven? ¿Qué hace particular a este nuevo país? ¿Qué lo diferencia de otros países? ¿Qué dirían de él? ¿Cómo lo presentarían?

Al responder a las preguntas anteriores, han tomado, seguramente, conciencia del tipo de personas y de la situación geopolítica del territorio; pero no han abordado una cuestión tan importante como la organización, es decir, definir cuáles son los elementos básicos para la conformación de un país con un Estado que ejerza la dirección, y los destinos del conjunto de habitantes del territorio. Los elementos básicos que configuran un Estado corresponden fundamentalmente a alguno de estos ámbitos: político, económico, social, cultural, seguridad, etc.

2.

Inventen la estructura administrativa más completa posible sobre su modelo de país, según las pautas siguientes u otras que ustedes imaginen.

Completen un cuadro como el siguiente con la información respecto al país que inventaron:

Ámbito

Definición de necesidades en cada ámbito
? ? ? ? ? ?

Formas de organización para satisfacer necesidades
? ? ? ? ? ?

Instrumentos e instituciones necesarias para llevar a cabo esas formas
? ? ? ? ? ?

Personalización de los instrumentos del poder
? ? ? ? ? ?

Político Económico Social Cultural De seguridad Otros

118

U N I DAD

La organización de la República

5

3.

Comparen su modelo de país con lo que conocen del Chile actual. ¿Pueden señalar las ventajas y desventajas de cada modelo? ¿Se diferencian tanto?

Todo depende... Distintas formas de pensar
Ahora bien, aunque los instrumentos y las leyes de un Estado sean similares a los de casi todos los Estados, su aplicación puede variar mucho de un lugar a otro, dependiendo de las convicciones políticas de quienes dirijan. Seguramente sus países inventados (por cada grupo) no se diferencian tanto entre sí, y posiblemente tampoco difieren mucho con la organización del Chile actual, pero ¿qué sucedería si con todos los países inventados en el curso, hubiese que dar forma a uno solo? Veamos si es posible:

1.

Entre todo el curso, escojan los mejores elementos, según sus criterios, de cada uno de los países creados y acuerden las características que tendría un único país, que será creación de todo el grupo. Completen un cuadro similar al anterior, describiendo las características de este país en los ámbitos mencionados.

Ámbitos
Sociales Culturales Políticos Económicos De seguridad Otros

Organización del país inventado por el curso
? ? ? ? ? ?

• • •

Después de describir estas características principales, prueben redactar los cinco principios o artículos básicos que debería contener la naciente Constitución de ese país. ¿Fue fácil o difícil llegar a un acuerdo satisfactorio para todos? ¿Qué elementos y actitudes favorecieron el llegar a un acuerdo común? Describan los momentos de conflicto que tuvieron, las posiciones que estaban en pugna y las formas que adoptaron para resolverlos. Elaboren un cuadro como este en la pizarra:

Conflictos
?

Posiciones antagónicas
?

Mecanismos de solución
?

Por lo general, las personas actúan de acuerdo con sus convicciones. Así, las cosas resultan distintas si las hacen diferentes personas. Eso sucedió con la organización y creación de la estructura administrativa de la república chilena durante el siglo XIX: las personas y los grupos que ocuparon el poder otorgaron al Estado que estaba naciendo el cariz de sus propias ideas políticas. El Estado resultante, por tanto, no es neutro, sino que manifiesta las características que sus creadores quisieron darle.

119

Hegemonía conservadora
El sistema de gobierno imperante entre 1830 y 1860 en Chile, se caracterizó por otorgar al presidente amplios poderes, haciéndolo asumir como jefe de Estado y jefe de gobierno. Poseía amplias atribuciones, como, por ejemplo, la posibilidad de ser reelecto para gobernar por dos períodos consecutivos: de allí el origen de los períodos presidenciales denominados decenios. Existía también la posibilidad de ejercer el veto presidencial ante el Congreso, facultad que suspendía las iniciativas de ley en cuestión. El presidente poseía amplios poderes sobre el gabinete, el poder judicial, la administración pública y las fuerzas armadas; contaba, además, con la posibilidad de asumir facultades extraordinarias y de suspender las libertades públicas, decretando estado de sitio. Junto a ello nombraba de forma directa a las principales autoridades provinciales y locales. Además de las disposiciones constitucionales, una serie de prácticas fortalecieron aún más el poder del presidente: por ejemplo, la represión política concretada en prisión, relegación y exilio de adversarios o la intervención electoral que permitía al presidente asegurar que el candidato por él propuesto ganara las elecciones. En las primeras décadas del Chile independiente, tras años de inestabilidad, los grupos conservadores buscaron así asegurar el orden y el progreso del país, a través de un régimen autoritario marcadamente presidencialista. Sin embargo, a lo largo del siglo XIX, la existencia y desarrollo de tendencias políticas de corte liberal, que aunque no mostraban una gran cohesión ideológica se diferenciaban de los grupos conservadores y compartían su oposición a los gobiernos autoritarios, generó cambios en el sistema político chileno. Así, el sistema político se hizo más complejo, pero mantuvo como carácter esencial el hecho de que en la actividad política solo participaran los miembros de las clases sociales más adineradas, excluyéndose con ello del debate político a la gran mayoría de la sociedad.

Constitución de 1833. En su redacción participaron, entre otros, Mariano Egaña y Gabriel José Tocornal.

Límites al presidencialismo
La misma Constitución de 1833, que otorgaba amplias atribuciones al ejecutivo, brindaba también al legislativo algunas herramientas de control. Estas prerrogativas, sin embargo, no fueron utilizadas durante los treinta primeros años de vida republicana. Al debilitamiento de la hegemonía conservadora, derivada de la expansión de las ideas liberales, se sumó la necesidad de canalizar y resolver los crecientes conflictos entre ambas corrientes políticas: conservadores y liberales. Todo ello obligó al sistema político a evolucionar hacia formas de gobierno más negociadas. Las diferencias entre estos grupos involucraban principalmente temas valóricos o religiosos, los que influían en sus posturas políticas contingentes. El debate se concentró entre el Ejecutivo y el Congreso. Las disposiciones existentes para la aprobación de las llamadas leyes periódicas constituyeron una importante arma con la que los congresistas podían pre-

120

U N I DAD

La organización de la República

5

sionar al presidente, puesto que sin ellas este no podría gobernar. Del mismo modo, la inexistencia de la clausura del debate, permitía largas discusiones respecto de algún proyecto de ley, dilatando así su aprobación. Por su parte, el recurso a la interpelación parlamentaria, en virtud de la facultad de los parlamentarios de requerir a cualquier ministro para pedirle explicaciones sobre sus decisiones, provocaba a menudo la renuncia del ministro y su gabinete, dando origen a las conocidas rotativas ministeriales. Este tipo de prácticas fueron llamadas prácticas parlamentarias, que entrampaban la labor presidencial y fortalecían la posición del Parlamento.
Congreso Nacional a mediados del siglo XIX.

Predominio del liberalismo
El liberalismo planteaba que los derechos y libertades de los individuos eran inviolables, debido a que la plena manifestación de la voluntad de cada cual era la fuente principal para el bienestar colectivo. Las ideas liberales establecían, entonces, que ante una mayor cuota de libertades individuales, se podría acceder a la prosperidad y bienestar colectivo. Llevando estas ideas al ámbito político, debían ser las personas las que ejercieran su voluntad entregando sus votos a quienes mejor las representasen. En el campo económico, el bienestar vendría de la mano de los propios consumidores y productores quienes decidirán qué, cómo y para quién producir. En materia cultural también debiera prevalecer la plena libertad, así cada cual elegirá qué leer, cómo comportarse y en qué creer. Sin embargo, la expansión de los principios del liberalismo no se tradujo en la ampliación de las formas de participación política de la mayor parte de la población. Hacia mediados del siglo XIX estas ideas tomaron fuerza en nuestro país, llegando a ser mayoritarias entre quienes dirigían los diversos ámbitos de la vida nacional. La presencia de un número importante de extranjeros entre estos grupos contribuyó también a la renovación ideológica del ambiente nacional.

José Victorino Lastarria (1817-1888). Escritor y político, fue un difusor de las ideas liberales.

Expansión económica y territorial
La estabilidad política alcanzada por Chile permitió el desarrollo y diversificación de la economía nacional, yendo más allá de la tradicional producción agrícola. Así, entonces, se incorporaron con fuerza al sistema productivo la minería y el comercio y se permitió también el ingreso al país de capitales extranjeros. Hacia mediados del siglo XIX, Chile vivía un proceso de activa integración a la economía mundial a través de sus exportaciones. El crecimiento de la economía chilena necesitaba explotar nuevos recursos, lo que llevó a mirar más allá de la zonas tradicionales: algunos miraron hacia el sur, otros hacia el Norte Grande. Fue precisamente la riqueza natural contenida en los desiertos del norte, concretamente el salitre natural, demandado fuertemente como fertilizante, la que estuvo en la base del conflicto militar entre Chile, Perú y Bolivia, conocido como la Guerra del Pacífico o Guerra del Salitre.

Compras en una tienda. Acuarela sin fecha de Alphonse Giast. Biblioteca Central de la Universidad de Chile. Uno de los objetivos de la política económica de este período fue el fomento del comercio.

121

Organización política de Chile

1

Un nuevo orden

Pragmatismo: método según el cual el único criterio válido para juzgar la verdad de toda doctrina científica, moral o religiosa, se ha de fundar en sus efectos prácticos.

El triunfo del general Joaquín Prieto, en la batalla de Lircay (año 1830), además de poner fin a la guerra civil, marcó el inicio de una nueva etapa en la historia de Chile. El grupo conservador se impuso de manera definitiva sobre los liberales, y una vez en el poder, se empeñó en dar estabilidad al país y en diseñar las instituciones que rigieron durante gran parte del siglo XIX. Los conservadores eran un grupo muy variado de ciudadanos que encontraron en el pragmatismo de Diego Portales una buena interpretación de lo que entendían por orden institucional, basado en la administración centralizada del poder. Extrapola su experiencia en el mundo de los negocios a la organización del nuevo Estado. No tenía una visión americanista como O'Higgins, sino un enfoque nacional y chileno, orientados a generar instituciones internas que permitieran asegurar el orden y la autoridad. Algunas de las ideas básicas de Portales eran las siguientes:

• • • •

La base de cualquier sistema político debía ser el orden. Una sociedad como la chilena, en la que había grandes masas de población poco instruida, no estaba preparada para un gobierno democrático. Mientras no existiera una institucionalidad sólida y una cultura cívica bien cimentada, lo más conveniente era imponer una autoridad fuerte. La autoridad debía ser sobria, con vocación de servicio público y sin ánimo de personalizar las funciones de Estado.

Diego Portales. Óleo de Camilo Domeniconi. Col. Museo Histórico Nacional.

Aunque Portales tuvo una breve participación directa en las actividades de gobierno, cuando fue Ministro del Interior, Relaciones Exteriores, Guerra y Marina, entre 1830 y 1831, tomó una serie de medidas tendientes a ordenar la actividad política y combatir diversos problemas sociales, y otras con el fin de eliminar a sus enemigos políticos:

• • • •

Sometió a los bandidos y cuatreros que asolaban los campos. Llamó a retiro a la mayor parte de la oficialidad del ejército que defendió las ideas liberales. Apresó y exilió a muchos de los líderes pipiolos. Restableció la Guardia Civil, la cual estaba formada por grupos paramilitares compuestos por civiles que recibían entrenamiento militar, y que actuaban en pro de la autoridad reprimiendo motines contrarios al régimen.

Mariano Egaña (1793-1846) fue diplomático en Inglaterra, diputado y un destacado miembro de la comisión que redactó la Constitución de 1833. Col. Museo Histórico Nacional.

Hacia fines de 1831, el ministro se retiró del gobierno y asumió como intendente de Valparaíso, y volvió a dedicar su tiempo a sus actividades comerciales. Dos años después, el orden político que había pensado fue plasmado en una nueva constitución redactada por Mariano Egaña. Esta constitución rigió al país hasta 1925, aunque a lo largo de su período de vigencia fue reformada en varias oportunidades de manera sustancial. Sin embargo, el devenir de los hechos hizo que Portales retomara, años más tarde, su participación directa en el gobierno, desempeñando cargos ministeriales hasta el momento de ser asesinado por un grupo de soldados en Quillota en 1837.

122

U N I DAD

La organización de la República

5

“El orden social se mantiene en Chile por el peso de la noche y porque no tenemos hombres sutiles, hábiles y quisquillosos: la tendencia casi general de la masa al reposo es la garantía de la tranquilidad pública. Si ella faltase, nos encontraríamos a oscuras y sin poder contener a los díscolos más que con medidas dictadas por la razón, o que la experiencia ha señalado ser útiles. ... veo que tiene usted la prudencia y la firmeza, y que entiende el modo más útil de conducir bien a los pueblos y a los hombres. Palo y bizcochuelo, justa y oportunamente administrados, son los específicos con que se cura cualquier pueblo, por inveteradas que sean sus malas costumbres”. Cartas de Diego Portales, publicadas en Fuentes para la historia de la República, vol.VII, Dibam, 1995.

Las ideas de Portales fueron determinantes para configurar el orden institucional que rigió a lo largo del siglo XIX, pues, ellas lograron representar a parte importante de la clase dirigente. Un concepto central es la imagen del pueblo que él tenía, y que se manifiesta en la carta que te presentamos. Fundándose en esta idea, se determinó un particular modo de proceder en el gobierno.Veamos. ¿Cuáles son las características del pueblo que Portales identifica? Describe la imagen del pueblo que se infiere de sus palabras. En función de esta imagen, Portales propone medidas concretas para dirigir el comportamiento de las masas. ¿Cuáles son las que él menciona? ¿Qué significan? Escribe tu opinión personal sobre ellas. Averigua la procedencia y el significado de la frase “pan y circo” en la época del Imperio Romano. ¿Cómo podrían relacionarse las expresiones “pan y circo” y “palo y bizcochuelo”? Busca semejanzas y diferencias en cuanto al significado y uso de cada una.

2

Los desafíos de los gobiernos conservadores

Llevadas a la práctica las ideas de Portales, los conservadores se abocaron a gobernar el país bajo condiciones iniciales desfavorables, dada la difícil situación económica que se vivía y las incertidumbres propias que existían luego de años de proyectos frustrados. Todo estaba por hacerse, desde una Constitución hasta las políticas educacionales, desde el fomento de la economía hasta la ocupación efectiva del territorio. A pesar de esto, entre 1831 y 1861 los conservadores lograron llevar adelante su proyecto político y sentaron las bases del progreso que alcanzaría Chile durante el siglo XIX. Este proyecto político se basaba fundamentalmente en la consolidación de un orden social encabezado por una autoridad fuerte, impersonal y respetada por el conjunto de la sociedad. Para ello, los conservadores reconocieron en la Iglesia Católica la orientación espiritual y política en la tarea de construir una institucionalidad organizada, más aún luego de las experiencias de conflicto que caracterizaron al país tras la independencia. Sin embargo, los gobiernos conservadores aplicaron, con el fin de mantener ese orden social al que aspiraban, recursos de fuerza que les restaron credibilidad ante el conjunto de la población y motivaron el fortalecimiento de los grupos de oposición.

123

Mayorazgos: institución que establece vínculos de propiedad de la tierra a través de sucesivas generaciones al interior de una familia y que no puede enajenar. Junto a los títulos de nobleza, los mayorazgos eran un símbolo de alcurnia para los criollos más acaudalados. Hacia 1800, existían en Chile solo 17 mayorazgos. Código Civil: conjunto de normas legales que regulan las relaciones de carácter civil entre las personas, con consecuencias jurídicas en cuanto a los bienes, relaciones familiares y contratos que celebran.

Ante ello, los gobiernos conservadores –y una vez alejados de la administración del Estado, el Partido Conservador– consideraron entre sus banderas de lucha la defensa de la libertad de empresa y de educación como factores claves para detener el avance de la influencia del Estado sobre la vida de las personas. De esa forma, el proyecto conservador se prolongaría en Chile a todo lo largo del siglo XIX, manteniendo como ejes de su ideario la defensa de la religión, de la familia y la propiedad; la libertad de enseñanza y la libertad electoral; la protección de la libertad de asociación y de prensa, y el fortalecimiento de las sociedades intermedias entre el individuo y el Estado, como forma de disminuir la importancia de este último y privilegiar la iniciativa de cada persona en particular. La época de los decenios (1831-1861), conocida así por la reelección para un segundo lapso de cinco años de cada uno de los presidentes de aquellos años, fue el período en que se establecieron las bases institucionales del país, además de realizarse una serie de importantes adelantos y proyectos que permitieron dar a Chile un nuevo rostro que lo diferenció notablemente del que existió durante la época colonial. Junto a la labor del gobierno, otros factores fueron importantes en este proceso de consolidación, como la llegada de extranjeros y la iniciativa empresarial. Por esos años surgió también una nueva generación de políticos opositores al gobierno conservador que reivindicaban las libertades públicas y se oponían al autoritarismo. Estos nuevos grupos opositores fueron consiguiendo importantes cuotas de adhesión, en especial durante el gobierno de Manuel Montt, período en el que se produjeron las revoluciones de 1851 y 1859.

Principales sucesos y obras de los gobiernos conservadores
• Se descubre el mineral de Plata de Chañarcillo. • Constitución de 1833. • Se dicta una serie de importantes medidas de carácter comercial, como la ley de cabotaje y la de exportación de minerales. • Se crean los almacenes de Valparaíso, los que dieron un fuerte impulso comercial al puerto. • Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana. • • • • • • • • • • • • • • • Fundación de la Universidad de Chile. Creación de la Escuela Normal de Preceptores. Ocupación de Magallanes. Se dicta la Ley de Colonización. Se inicia la colonización de Valdivia. Auge agrícola ante la apertura de nuevos mercados. Se inaugura el ferrocarril Copiapó-Caldera. Toma fuerza la crítica política opositora. Abolición de los mayorazgos. Entra en vigencia el Código Civil. Ley de Instrucción Primaria. Fundación de la Escuela de Artes y Oficios. Construcción del ferrocarril Santiago-Valparaíso. Fundación de Puerto Montt. Conflictos civiles armados en 1851 y 1859.

Gobierno de Joaquín Prieto (1831-1841)

Gobierno de Manuel Bulnes (1841-1851)

Gobierno de Manuel Montt (1851-1861)

124

U N I DAD

La organización de la República

5

Dentro del proceso de estabilización institucional desarrollado durante este período, hay aspectos que requerirán de procesos más largos para su organización y estructuración. Es el caso de la generación de una política carcelaria para el país. A la luz del documento leído y de la imagen de Claudio Gay, responde las siguientes preguntas:
“Continué mi paseo a pié, i tan distraído i entretenido con mis reflexiones iba, que sin proponérmelo i sin sentirlo, me hallé fuera de las calles, i no léjos del punto donde una fila de carretas se divisaba.Tuve la curiosidad de acercarme a ellas, i con ménos sorpresa que asombro supe por un soldado que eran los carros ambulantes. ¡Los carros ambulantes! Encuentro aciago, sin duda. En fin, no es malo conocer las localidades. Previo el permiso del director, penetro en esta mansion del delito i de la desgracia. Cuento veinte i un carros de Presidio de Juan Fernández. Dibujo de Claudio Gay, s.XIX. reforzada i pesada construccion; cuatro están completamente descubiertos porque, segun me dicen, no hai lona en Valparaiso con qué cubrirlos; los demas si bien tienen un toldo de arpillera que fué pintada en otro tiempo, no resguardan a sus locatarios de las injurias del tiempo i la lluvia. Uno está ocupado de leña, de víveres otro, tiene otro el oficial, cuatro la tropa, i los diez restantes están ocupados por 130 presidiarios.A mi estrañeza de que se haga vivir en espacio tan reducido un número tan grande de hombres, me contestan que se hace por la comodidad i el abrigo, lo que satisface completamente mi pregunta, pues que tan desnudos los veo, que mas de treinta están, sin reserva de parte alguna, en cueros vivos, i el resto revela que no tienen quien trabaje por ellos mientras permanecen en ejercicios. ¿I el servicio relijioso donde se hace, pregunto? –El domingo descansan-.Así lo hacía Adan i estos se le parecen en su facha i en su pecado. ¡Bien haya quien a los suyos se parece! ¿A qué serviria suministrarles los ausilios de la relijion, a qué confesarse, a qué oir misa? –¿Qué sacerdotes de alguna respetabilidad se contraeria a predicar a esta canalla una vez a la semana? ¿Qué renta pingue ha acordado el gobierno para ello? –¡Oh, este presidio será un semillero de liberales! Ud. verá la inmoralidad de estos hombres cuando dejen sus alojamientos actuales. –¡Qué, señor! mas de un tercio de lo que ve han vuelto a los carros por reincidencia, i no hace muchos dias que han traido uno que se ha fugado dos veces, i ha sido condenado tercera vez por los tribunales por nuevos crímenes i aqui ha sido reconocido i saludado por sus compañeros”. Una visión del presidio ambulante. Domingo Faustino Sarmiento. Reproducido en Obras de don Domingo Faustino Sarmiento, tomo I.Artículos críticos i literarios, 184-1842.Tomado de Sistema Carcelario en Chile.Visiones, realidades y proyectos (1816-1916). Compilación y estudio preliminar de Marco León, Ediciones de la Dirección de Bibliotecas,Archivos y Museos, Santiago, 1996, pp. 65 a 67.

• ¿Cómo es el presidio que aparece en el dibujo de Gay? • ¿Cómo eran los presidios ambulantes descritos en el documento ? • ¿Cómo sería la vida de los presos en estos presidios?

125

• ¿Cuál es la imagen del preso que se nos quiere presentar? ¿Qué elementos del dibujo y de la narración te conducen a construir dicha imagen? • ¿Qué diferencias y semejanzas puedes establecer con la realidad de los presidios actuales? • Busca imágenes en la prensa escrita o virtual que muestre los espacios de reclusión actual. • Realiza un análisis descriptivo de las características de estas construcciones y las condiciones que ofrecen a los presos.

3
Confederación: coalición de dos o más Estados soberanos sujetos por un tratado y, en algunos casos, por coacción.

La Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana

Con la división de Latinoamérica en naciones independientes, surgieron en el continente conflictos limítrofes que hasta entonces eran desconocidos. A los sentimientos nacionalistas que aparecieron en cada nuevo país independiente, se sumaron rivalidades comerciales entre ellos por la necesidad de competir dentro de un sistema de libre comercio. Las relaciones entre Perú y Chile sufrieron un deterioro por estos motivos y por otros más específicos, como la deuda que Chile reclamaba a Perú por los gastos en que se incurrió al formar la Escuadra Libertadora para aquel país, y porque en 1836 se creó la Confederación Perú-Boliviana, que fue interpretada por las autoridades conservadoras como una amenaza para los intereses chilenos, dado su potencial expansionista. Portales, preocupado por esta situación, volvió a formar parte del gobierno. Decidió exigirle a Andrés de Santa Cruz, presidente de la Confederación, lo siguiente:

General Andrés de Santa Cruz (1792-1865), Presidente de la Confederación Perú-Boliviana. Col. Museo Histórico Nacional.

• • •

La disolución de la Confederación. El reconocimiento de la deuda que Perú tenía con Chile. Garantías comerciales a los exportadores de trigo chileno.

Pero Santa Cruz no aceptó. Entonces, a fines de 1836, fue enviada al norte la Escuadra chilena, bajo el mando de Manuel Blanco Encalada y con el diplomático Mariano Egaña, que debía declarar la guerra si Santa Cruz se negaba a aceptar las exigencias chilenas. Inicialmente, el conflicto no tuvo aceptación, pero un acontecimiento lo convirtió en una causa nacional: cuando se ultimaban los detalles para la partida de las tropas chilenas, Portales fue tomado prisionero por un grupo de oficiales que quería impedir la guerra. Los sublevados no encontraron el respaldo que esperaban y dieron muerte al ministro el 7 de junio de 1837. El asesinato de Portales produjo el efecto contrario al que buscaba ese grupo de militares. La población chilena reaccionó airada, bajo la sospecha de que esto había sido parte de un complot peruano; así, la guerra gozó del apoyo popular. Después de una primera expedición fracasada, en agosto de 1838, las tropas chilenas, al mando de Manuel Bulnes, lograron la victoria sobre la Confederación Perú-Boliviana en la Batalla de Yungay (20 de enero de 1839). Con este triunfo, Chile logró disolver la Confederación, proteger sus intereses comerciales en la región y afianzar su soberanía.

Alberto Blest Gana (18301920) es considerado como el gran novelista chileno del siglo XIX. Representante del Realismo, admirador de Balzac, recrea en sus obras la vida de la sociedad chilena en diferentes momentos de su historia. El loco estero representa sus vivencias de infancia durante el período de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana.

126

U N I DAD

La organización de la República

5

“El ejército había pasado ya los suburbios y se aproximaba a la Alameda. Las bandas de músicos de la Guardia Nacional, distribuidos en tablados a distancias convenientes, a lo largo de la carrera que debían recorrer las tropas, habían ya fatigado sus bríos con el himno de Yungay, cuando las primeras columnas de triunfadores entraron en el paseo al son de un animado paso doble, tocado por la banda del batallón Carampangue, que marchaba a la cabeza del ejército. Un formidable grito de ‘¡Viva Chile!’ se elevó instantáneamente por los aires. Las manos aplaudían con frenético entusiasmo. De los tablados, al mismo tiempo, una lluvia de flores caía sobre la tropa.Agudos silbidos, el aplauso de los rotos, rasgaban los otros ruidos y la masa humana, con oleadas de mar que se va encrespando, luchaba por todas partes para acercarse y poder divisar a los héroes de la fiesta.Así avanzaban éstos, en medio de la estruendosa ovación. Con el talante airoso del soldado que ha recibido el bautismo del fuego en los campos de batalla, las compañías marchaban en orden admirable, sin que ningún pecho sobrepasase al del vecino, alineados como una tabla, según la expresión de la táctica militar”. Alberto Blest Gana, El loco Estero, Ed.Andrés Bello, Santiago, 1997.

La batalla de Yungay es considerada, por algunos, como un evento que despertó un profundo sentimiento de nación y patriotismo entre los chilenos. ¿Por qué? Reflexionemos sobre este punto. Averigua el significado de los conceptos de: nación, Estado, identidad, y patriotismo. ¿Por qué la constitución de una nación está asociada al asentamiento en un territorio determinado? La posesión de un territorio generalmente se apoya en la fuerza militar. Explica por qué los sentimientos nacionalistas aparecen tan ligados a los triunfos militares. Busca la letra del Himno de Yungay y comenta su contenido con tus compañeros. Además del dominio sobre un territorio, ¿qué otros símbolos sirven para ir configurando la identidad de una nación?

4

Extranjeros en Chile

A inicios del siglo XIX, gran parte del territorio chileno, al sur del río Maule, se encontraba poblado mayoritariamente por comunidades mapuches. Hasta la Frontera, se producían intercambios comerciales y políticos entre la población indígena y la chilena, sin que estuviera exenta la posibilidad del enfrentamiento directo. Más al sur, el poblamiento era menos denso, tanto por la escasa población originaria –selk’nam, chonos y alacalufes– como por el frágil arraigo de las ciudades fundadas a lo largo del siglo. Para las autoridades chilenas esta situación tanto de despoblamiento como de persistencia de las formas de vida mapuche tradicionales representó un factor de retraso para el desarrollo económico del país. En búsqueda de una solución a lo que consideraban un problema, las autoridades chilenas favorecieron una política de inmigración selectiva, tendiente a dirigir los flujos migratorios. Así, después de la migración espontánea de algunos comerciantes ingleses, franceses e italianos ocurrida durante la primera mitad del siglo, el gobierno trajo un importante contingente de inmigrantes ale-

Bernardo Phillipi (1811-1852) se desempeñó entre 1848 y 1852 como agente de colonización.

127

manes, que se avencidaron en la región comprendida entre Valdivia y Puerto Montt, a partir de la promulgación de la Ley de Colonización de 1845. Esta ley ofrecía una serie de incentivos a quienes pretendían emigrar desde Europa a Chile, pero los interesados no fueron muchos. Bulnes comprendió que no era suficiente el solo dictado de la ley, y que era necesario promover en la propia Europa las posibilidades que Chile ofrecía. Fue así como se nombró a Bernardo Phillipi como agente de colonización en Alemania. Pero su misión no fue fácil. El gobierno le había ordenado atraer gente de buen nivel educacional y de valores católicos. ¿Cómo encontrar alemanes de esas características que estuvieran dispuestos a venir a establecerse al último rincón del planeta? Dos años después de establecido Phillipi en Alemania, comenzaron a llegar a la región de Valdivia los primeros colonos enviados por el agente. Valdivia se encontraba entonces completamente separada del resto de Chile, inserta entre los territorios mapuche y huilliche y rodeada de bosques impenetrables. Durante el último siglo de dominio hispano, había sido un importante centro militar, pero hacia mediados del siglo XIX las fortalezas estaban en estado calamitoso y la economía deprimida. La llegada de los alemanes hizo que este panorama cambiara rápidamente. En 1850 arribaron 281 alemanes, al año siguiente 220 y en 1852 la cifra se elevó a 612; fueron recibidos por Vicente Pérez Rosales, quien había sido designado como agente de colonización en terreno por el gobierno de Manuel Montt.
Darwin en Valdivia El científico inglés Charles Darwin nos dejó una visión muy singular del aspecto que presentaba la ciudad de Valdivia en 1835. “Ella está situada a unas diez millas del puerto.Ascendiendo por el río, vemos de vez en cuando algunas chozas y algunos campos cultivados que rompen un poco la monotonía de la selva; también de tiempo en tiempo nos tropezamos con alguna canoa que conduce a una familia india. La ciudad,situada en una llanura al borde del río,se halla tan por completo envuelta por un bosque de manzanos, que las calles vienen a ser como senderos en un vergel.Jamás he visto país donde el manzano se dé tan bien como en esta parte húmeda de la América meridional; en los bordes de las calles se ve un número de tales árboles que evidentemente se han sembrado por sí solos” .

Vicente Pérez Rosales (1807-1886) fue designado en 1845 como agente de colonización en Valdivia. Luego, en Alemania, se desempeñó como agente de inmigración y cónsul de Chile. Fue también Intendente de Concepción, diputado y senador.

En esta zona los inmigrantes se dedicaron fundamentalmente a la agricultura, la ganadería y las manufacturas, así como a la instalación de grandes destilerías de alcohol, que elaboraban con los granos y cereales que por el clima lluvioso muchas veces no alcanzaban a ser comercializados de otra forma.

5

Los extranjeros en Chile y su influencia en la intelectualidad nacional

Los gobiernos conservadores consideraban que los recursos humanos existentes en el país no eran suficientes para cumplir su aspiración de transformarlo en una nación moderna. Por eso impulsaron una “importación de inteligencias” que pudiera contribuir tanto a la exploración científica de las riquezas del territorio como a la creación de un proyecto educativo y cultural a nivel nacional. Entre los intelectuales extranjeros que llegaron al país en esa época encontramos:

• • • • • •

El venezolano Andrés Bello, quien fomentó el desarrollo de las letras, de la Historiografía y del conocimiento jurídico. El francés Claudio Gay que introdujo los estudios en zoología y botánica. El polaco Ignacio Domeyko, quien incentivó los estudios mineralógicos. El prusiano Rodulfo Phillipi, naturalista. El francés Jean-Gustave Courcelle Seneuil, quien estimuló el conocimiento de la economía. El francés Raimundo Monvoisin y el bávaro Juan Mauricio Rugendas, vinculados a las artes plásticas.

128

U N I DAD

La organización de la República

5

Otros tantos europeos, norteamericanos y sudamericanos también contribuyeron a organizar las instituciones del nuevo país, en especial aquellas de carácter educacional. Asumieron la dirección de algunos de los nuevos liceos creados en cada una de las provincias del país o de las facultades de estudio de la Universidad de Chile, que fue fundada por don Andrés Bello en 1842, quien fue además su primer rector. Así, se hizo visible una fuerte influencia alemana en la educación, a fines del siglo XIX. Gran importancia tuvo también la inmigración latinoamericana, especialmente argentina. Las primeras décadas de vida independiente fueron muy difíciles para muchos de los países vecinos recién creados. Las políticas persecutorias, la intolerancia y la inestabilidad hicieron que cientos de intelectuales partieran al exilio. Muchos escogieron Chile para establecerse, dado el clima de estabilidad que aquí se vivía. El ambiente cultural que surgió, consecuentemente, en Chile, fomentó la creación de una generación de intelectuales nacionales que rápidamente comenzó a participar del debate público, oponiéndose a las autoridades de la época y transformándose en la primera manifestación de oposición clara a los gobiernos conservadores. Conocidos como la generación de 1842 y abiertos partidarios del liberalismo, entre sus filas se encontraban importantes personajes, como José Victorino Lastarria, José Joaquín Vallejo, Alberto Blest Gana y Francisco Bilbao. Fue este último quien, junto a Santiago Arcos, fundó la Sociedad de la Igualdad, grupo que intentó ilustrar a los artesanos y obreros de Santiago para que participaran de la actividad política en busca de mejores condiciones sociales.

Andrés Bello (1780-1865). Primer Rector de la Universidad de Chile. Impulsó, junto con otros intelectuales, el ambiente de inquietud científica y cultural de la época. Óleo de Raymond Monvoisin.

Claudio Gay (1800-1873). Científico francés, autor de la obra Historia física y política de Chile. En estos 30 tomos da a conocer la historia, botánica, zoología, paisajes, tipos humanos y costumbres de nuestro país.

¿Es posible reconocer la presencia de extranjeros en el desarrollo de estos ámbitos en la actualidad? Comenta con tus compañeros la importancia del intercambio cultural con extranjeros para el desarrollo de un país. ¿Conoces experiencias de intercambio actual con otros países, en el ámbito político, económico, social o cultural?

6

Legado del período conservador

Estos treinta años representan una etapa fundacional de nuestra historia. Los políticos que dirigieron los destinos del país supieron dar a la nación un grado satisfactorio de estabilidad política y de orden institucional. Además tuvieron la capacidad para enfrentar conflictos de distinta naturaleza e imprimir a la economía nacional un ritmo de expansión vigoroso. Supieron, también, insertar a Chile en el concierto latinoamericano y lograron organizar un aparato cultural destacadísimo, a pesar del marcado autoritarismo de los gobiernos. El país, en buenas cuentas, se modernizó. Sin embargo, luego de tres décadas, el proyecto histórico del grupo conservador se agotó. Sectores importantes dejaron de creer en la fórmula “progreso en orden” y supusieron que la sociedad ya estaba lo suficientemente madura

Ignacio Domeyko (1802-1889). De origen polaco, a través de sus clases de Química y Mineralogía dio a conocer en nuestro país las ciencias exactas y su aplicación. Aportó en el conocimiento geológico del territorio de Chile y en la renovación de la técnica de explotación minera. En 1867 fue nombrado rector de la Universidad de Chile.

129

como para modernizar también su sistema político. A finales de la administración de Manuel Montt, esa ruptura del consenso inicial se expresó en el fraccionamiento del grupo gobernante y en el surgimiento de una importante y bien organizada oposición política.

7

Los liberales

Francisco Bilbao (1823-1865) fundó la Sociedad de la Igualdad el 14 de abril de 1850. Los integrantes de esta sociedad, inspirados en el Liberalismo, realizaron labores de educación popular, discutieron la Constitución de 1833 y buscaron formas para democratizar la sociedad chilena. Dibujo de Rojas.

Las ideas ilustradas de corte liberal comenzaron a conocerse en Chile en la segunda mitad del siglo XVIII y a ganar adeptos durante el proceso de independencia. Aunque nunca se puso en duda el orden republicano liberal, algunos sectores resistieron dichas ideas, hasta que estas se revitalizaron con la llegada al país de intelectuales durante el período conservador. Con este impulso, en la década de 1840 surgieron las primeras organizaciones políticas opositoras al régimen. En 1849 un grupo de jóvenes organizó el Club de la Reforma, y ese mismo año fue fundado el primer partido político moderno, el Partido Liberal. Un año después se constituyó la Sociedad de la Igualdad, bajo el liderazgo de Francisco Bilbao y Santiago Arcos, que junto a centenares de artesanos y jóvenes organizaron actividades que manifestaron su rechazo a las formas autoritarias del gobierno, lo que les costó la persecución, la cárcel y el exilio. Este movimiento ocurrido en Santiago coincidió con un levantamiento militar en la ciudad de San Felipe. De esa forma, la Sociedad de la Igualdad puede ser considerada como la primera manifestación de participación política directa de sectores ajenos a la élite. Poco después, desde Concepción se levantaría un movimiento armado en contra de la postulación presidencial de Manuel Montt, alzamiento que sería derrotado a inicios de 1851 en la batalla de Loncomilla. La oposición al autoritarismo del gobierno de Manuel Montt se manifestó nuevamente en 1859 cuando se organizó, desde el rico centro minero de Copiapó, un ejército encabezado por Ángel Gallo y Manuel Antonio Matta, acaudalados empresarios mineros con ideas progresistas y marcado carácter anticlerical. Tras el triunfo de los alzados en la batalla de Los Loros y su marcha hacia Santiago, las élites políticas prefirieron apoyar a Montt y esperar al fin de su mandato para realizar, sin la mediación de las armas, los cambios que consideraban necesarios de efectuar. En otras palabras, durante el gobierno conservador de Bulnes, la naciente oposición liberal pudo ser mantenida a raya, pero el apoyo del gobierno a la candidatura de Manuel Montt causó consternación. La figura de Montt, fuertemente rechazada por la oposición y por los militares, provocó que la actividad política llegara a su máxima efervescencia. Consecuencia de este malestar fueron las revoluciones, de 1851 y de 1859, que dejaron un saldo de 4.000 muertos. La necesidad de un cambio político comenzaba a hacerse apremiante.

La Sociedad de la Igualdad fue fundada por Bilbao y Arcos en 1850, con el objetivo de desarrollar reuniones de reflexión y educación política. Estas instancias permitieron poner en contacto a los jóvenes liberales, pertenecientes a los sectores altos de la sociedad, con los artesanos de origen popular. Debido a la agitación popular que provocaban, la policía atacó su sede a pocos meses de su fundación y el gobierno decretó su disolución, exiliando a sus máximos exponentes.

8

El autoritarismo presidencial en apuros

Durante el gobierno de Manuel Montt varias circunstancias hacían pensar que el conservadurismo se encontraba en una favorable posición, de la que difícilmente podría ser desplazado:

130

U N I DAD

La organización de la República

5

• • • •

El mandatario era un buen representante del autoritarismo presidencial, que personificaba el ideal de progreso en orden, pero sin libertades. La Constitución de 1833 otorgaba al presidente poderes casi absolutos, por lo que era improbable lograr algún cambio en el sistema de gobierno. Fuera del grupo de políticos más ligados al gobierno, no había otra agrupación que tuviera la fuerza para erigirse en una alternativa real al oficialismo. Reinaba un ambiente de progreso económico: las cifras económicas eran positivas; llegaban al país cientos de empeñosos inmigrantes y se construían importantes obras públicas, como ferrocarriles y líneas telegráficas.

Sin embargo, durante el gobierno de Montt se produjo un acontecimiento, conocido en la época como la “cuestión del sacristán”, que cambió el transcurso de los hechos. Hacia enero de 1856, el sacristán mayor de la catedral decidió destituir de su puesto al sacristán Pedro Santelices, sin tener para ello razones muy convincentes, provocando descontento dentro de la propia comunidad católica. Como la superioridad confirmó la decisión, dos religiosos decidieron interponer un reclamo ante la Corte Suprema. Ahí comenzaron los problemas políticos, porque un simple asunto de orden interno de la Iglesia cayó en el ámbito de competencia de uno de los poderes del Estado. La Corte ordenó la reposición del funcionario en su puesto, pero el Cabildo Eclesiástico se negó a acatar ese fallo y elevó reclamo al obispo Rafael Valentín Valdivieso. El máximo prelado ordenó confirmar la destitución. No pasó mucho tiempo hasta que se logró un acuerdo y se sepultó el caso. Pero los sectores más católicos del conservadurismo no olvidaron lo ocurrido. Venían por delante nuevas elecciones, y el elegido del presidente, Antonio Varas, aparecía ahora como la prolongación de un gobierno que amenazaba la autonomía de la jerarquía católica. En ese momento sucedió lo impensado. El conservadurismo chileno se dividió y los sectores más afectos al régimen decidieron dar su total apoyo al presidente y organizaron el Partido Nacional; el grupo de conservadores disconformes decidió pasarse a la oposición, fortaleciendo así, inesperadamente, el hasta entonces minoritario grupo liberal. De esta forma, en 1861 se formó la “fusión liberal-conservadora”, un experimento político que agrupaba a dos tradicionales adversarios en función de un solo objetivo: hacer fracasar la candidatura de Antonio Varas. Algunos liberales no miraron con simpatía este acercamiento con los antiguos enemigos políticos por razones puramente electorales. Por tal motivo se fueron del partido y constituyeron el ala radical del liberalismo, que en adelante se conoció como Partido Radical. En resumen, estas redefiniciones ocurridas entre 1857 y 1861 fueron el fin de los gobiernos conservadores. Por primera vez un presidente había perdido el respaldo de los sectores conservadores del país, y también por primera vez un mandatario se vio obligado a negociar con partidos políticos. Es el inicio de la formación de coaliciones políticas y la oposición adquiere una fuerza hasta entonces desconocida. ¿Podía suceder que el gobierno también perdiera la elección presidencial? Montt hizo funcionar a plenitud la intervención electoral, pero al final tuvo que

Manuel Montt asumió la presidencia a los 42 años de edad. Durante su mandato, el país vivió un período de importantes logros. Óleo. Col. Museo Histórico Nacional.

El Partido Radical surgió de la división del Partido Liberal a mediados sel siglo XIX. Muchos de sus miembros adhirieron y divulgaron las ideas de libertad de enseñanza, de libertad de culto y de la necesidad de construir cementerios laicos, incluso antes de constituirse formalmente como partido; por ello, fueron tachados de liberales rojos o radicales a secas. Este partido logró un mayor desarrollo a comienzos del siglo XX, momento en el que sus miembros de élite se mezclan con la emergente clase media: profesionales liberales, empleados públicos, y los que querían expresarse libremente sobre los problemas de la cuestión social.

131

ceder ante las presiones. Varas fue retirado como candidato del gobierno y se designó en su lugar a José Joaquín Pérez, un hombre moderado que inspiraba confianza en todos los bandos políticos. Con este nuevo mandatario comenzó una nueva etapa en la política chilena, en la que liberales y conservadores asumieron juntos la conducción política del país.

9
Presidente José Joaquín Pérez. La tolerancia y la prudencia fueron rasgos característicos de su mandato.

Política, religión y reformas constitucionales

La convivencia entre liberales y conservadores no fue nada fácil. La coalición se había formado por razones de conveniencia política, y a mediados de la década de 1860 el enemigo en común, los nacionales o monttvaristas, ya no estaban en el gobierno y habían perdido buena parte de su antigua importancia. Así, el principal factor que unía a liberales y conservadores había desaparecido, con lo que renacieron las rencillas. Hacia 1870 todas las agrupaciones políticas existentes en el país estaban casi de acuerdo en los principales temas: en los fundamentos de la economía, en la manera cómo debía llevarse la política exterior y en la necesidad de un programa de reformas destinadas a limitar el poder presidencial. Este pleno consenso en casi todas las materias de importancia hizo que las agrupaciones políticas solo se pudieran diferenciar entre sí en aquellos asuntos de orden valórico.

Ultramontanismo: doctrina que defendía la autoridad de la Santa Sede y el Papa sobre la Corona. En sus orígenes, la palabra “ultramontano” significaba “más allá de las montañas”, y hacía referencia al Vaticano (Sede Papal) en Italia, ya que, geográficamente, estaba más allá de los Alpes desde la perspectiva de franceses y alemanes. A partir de la Revolución Francesa se utilizó el término para hacer referencia al tipo de Estado anterior a 1789, vale decir, un Estado conservador y defensor de la religión Católica, lo que se expresaba en ser partidario de otorgar poder político a la Iglesia. Así, el ultramontanismo es lo opuesto al laicismo estatal conformado en Francia a partir de la Revolución, cuya característica esencial fue la libertad religiosa y el secularismo.

Los liberales consideraban que mientras la Iglesia lograra conservar su influencia y su poder sobre la sociedad, era poco lo que podía hacerse en materia de libertades individuales. Por ello apoyaron una decidida política cuyo objetivo final era disminuir aquel poder eclesiástico. En este aspecto, contaban con el apoyo del Partido Radical, cuyos miembros se caracterizaron por un apasionado anticlericalismo y por su cercanía a las Ligas Masónicas, que reconocían en la Iglesia Católica a sus principales oponentes. Los conservadores, en cambio, influidos por un sector del ultramontanismo francés, se dirigieron hacia la defensa organizada de los valores católicos, transformándose en un partido clerical que se asumió a sí mismo como el brazo político de la Iglesia Católica en Chile. Así, se dedicó a crear organizaciones destinadas a defender, en el ámbito político, los principios de la fe y las prerrogativas de la Iglesia amenazadas por el liberalismo, lo que despertó grandes resistencias.

En el fondo, lo que estaba en discusión eran los ámbitos de la vida de los habitantes que podían estar bajo la atención y tutela del Estado y cómo este podía fortalecerse en relación a otra institución como la Iglesia Católica. Sin embargo, no debe olvidarse que en este tipo de causas doctrinarias, la opinión de los parlamentarios de todos los sectores se situaba en el plano de las decisiones de conciencia más que en posiciones de partido: muchas veces parlamentarios liberales de confesión católica se opusieron a medidas que afectaban a la Iglesia. Fueron varios los conflictos que se desarrollaron entre liberales y conservadores durante esos años:

132

U N I DAD

La organización de la República

5

Conflictos entre liberales y conservadores
Los primeros enfrentamientos serios fueron motivados por las llamadas “cuestiones doctrinarias”, y se produjeron en 1865. El artículo 5° de la Constitución estipulaba que el catolicismo era la única religión que podía practicarse en el país. Pero parlamentarios liberales introdujeron una modificación cuyo objeto era permitir a los protestantes practicar su culto privadamente. Los conservadores reaccionaron con fuerza, amenazando con retirarse del gobierno, lo que finalmente no ocurrió. La ruptura definitiva se produjo en 1873, cuando el presidente Errázuriz derogó la recién promulgada libertad de enseñanza, lo que significaba que los alumnos de colegios particulares, en su mayoría católicos, debían seguir rindiendo exámenes ante el Instituto Nacional. Con el inicio de la Guerra del Pacífico (1879-1883), las disputas entre laicos –quienes son independientes de la infuencia religiosa– y clericales –los que son marcadamente afectos y sumisos al clero y sus directrices– entraron en receso. Pero una vez terminada la lucha, los conflictos recobraron aún más fuerza durante el gobierno de Domingo Santa María. Uno de los más emblemáticos fue el que se suscitó a propósito de los cementerios dentro de lo que se llamaron las leyes laicas. Según la ley chilena, la Iglesia Católica estaba a cargo de la administración de los cementerios, situación que traía problemas para quienes no profesaban dicha religión a la hora de querer dar sepultura a sus difuntos. A comienzos de la década de 1870, el gobierno quiso solucionar el problema con un proyecto de ley que quitaba a la Iglesia la administración de los cementerios y abría esos recintos para los no católicos (quienes profesaban otra religión y los no-creyentes). La Iglesia y los conservadores, que no aceptaban tal medida, año tras año lograron detener la aprobación del proyecto, hasta que el presidente Santa María decidió activar el proyecto de ley de cementerios laicos, el que luego de su aprobación, promulgó en 1883. Otro de los puntos de fricción entre laicos y clericales fue resuelto en 1884 mediante una ley que entregó solo al Estado la atribución de dar reconocimiento jurídico al matrimonio.

Cuestiones doctrinarias

Libertad de enseñanza

Ley de cementerios laicos

Ley de matrimonio civil

Investiga sobre las principales medidas tomadas por cada uno de los llamados “gobiernos liberales”, en los ámbitos señalados. Completa en tu cuaderno un cuadro como el siguiente:
Presidentes
José Joaquín Prieto Federico Errázuriz Zañartu Aníbal Pinto Domingo Santa María

Período
1861-1871 1871-1876 1876-1881 1881-1886

Política
? ? ? ?

Economía
? ? ? ?

Sociedad
? ? ? ?

Hacia mediados del siglo XIX, importantes sectores políticos quisieron disminuir el control que la Iglesia mantenía sobre la sociedad, eliminando una serie de funciones que el Estado le entregaba; esta situación se transformó, junto con las reformas constitucionales, en el principal tema de los que debatieron los partidos políticos en esos años: - Reinterpretación del artículo 5º de la Constitución, sobre libertad de cultos (1865).

133

- Supresión de los fueros eclesiásticos y los recursos de fuerza (1875). - Ley de Cementerios Laicos (1883). - Ley de Matrimonio Civil (1884). - Ley de Registro Civil (1884). • Investiga aquellas leyes que no aparecen explicadas en los contenidos. • ¿Cuál crees que es la importancia de cada una de estas leyes? • ¿Qué derechos ciudadanos garantiza la vigencia de estas leyes? Consúltalas y haz un resumen breve de su contenido.

10

Ocaso del presidencialismo e instauración del parlamentarismo

En las décadas de 1870 y 1880, el Congreso Nacional comenzó a quitar al presidente parte del excesivo poder que le otorgaba la Constitución a través de una serie de reformas a la Carta Fundamental y de las llamadas prácticas parlamentarias; esto permitió transitar de un sistema de gobierno presidencialista a uno parlamentario.

Reformas constitucionales
En pocos años fueron aprobados una serie de cambios dirigidos a un mismo objetivo: debilitar el poder del Ejecutivo, fortalecer las atribuciones del Legislativo y ampliar los derechos de los ciudadanos. • Se eliminó la reelección inmediata del Presidente de la República (1871). • Se establecieron las incompatibilidades parlamentarias, es decir, la incompatibilidad en el ejercicio de determinados cargos públicos y las funciones parlamentarias (1874). • Se reformó la conformación de la Comisión Conservadora (que representaba al Congreso en períodos en que el poder legislativo cesaba en sus funciones ordinarias), agregándose a ella siete diputados. Además, se le entregó la facultad de pedir al presidente la convocatoria al Congreso para sesiones extraordinarias. • Se estableció la elección directa de senadores con el fin de hacerlos más representativos (1874). • Se redujeron las facultades presidenciales durante los estados de sitio (1874). • La nueva ley electoral de 1874 amplió el universo electoral a todos los hombres mayores de 21 años que supieran leer y escribir.

Prácticas parlamentarias
Una 'práctica' es algo que se hace habitualmente y que pasa a considerarse como norma, aunque no necesariamente esté estipulado en las leyes; fue esto lo que ocurrió en el sistema político chileno. • Las interpelaciones: la ley facultaba al Congreso para fiscalizar la actuación de los ministros y exigirles explicaciones. Sin embargo, al perder la confianza del Parlamento, algunos ministros interpelados comenzaron a renunciar, y junto a ellos los gabinetes completos en señal de respaldo, provocándose así las llamadas rotativas ministeriales. • La aprobación de las leyes periódicas: de acuerdo a la Constitución de 1833, el Parlamento tenía la importante facultad de aprobar anualmente la ley de presupuesto y, cada 18 meses, la que autorizaba el cobro de las contribuciones y la que determinaba las fuerzas de mar y de tierra que debían mantenerse en pie en tiempo de paz o de guerra (artículo 36, n° 2 y 3). Como la Constitución no establecía un límite de tiempo para la aprobación de estas leyes, en algún momento este vacío constitucional lo utilizó el Parlamento para presionar al presidente, amenazándolo con no despachar las leyes periódicas.

En este escenario, ¿quién mandaba realmente? El presidente; pero también el Congreso. Por ello, la convivencia requería de mucha tolerancia y tino político. Ambas condiciones se cumplieron cabalmente hasta 1891 producto tanto de la cercanía social y familiar de la inmensa mayoría de los parlamentarios como por el hecho de que los elementos centrales del orden político eran compartidos por gran parte de los congresistas y sus partidos.

134

U N I DAD

La organización de la República

5

11

Una etapa de expansión económica
Incompatibilidades parlamentarias: prohibición para que el ejercicio de determinados cargos públicos fueran ocupados por parlamentarios. Elección directa: sistema mediante el cual los ciudadanos eligen a sus representantes a través del voto directo y no por medios indirectos como los colegios o grupos de electores. Estados de sitio: estado de excepción, definido constitucionalmente, que establece restricciones a las libertades públicas como de reunión o circulación dentro del territorio nacional.

Desde la década de 1830, la población chilena comenzó a crecer de manera importante. Este aumento de la población fue acompañado de un dinamismo evidente en la incipiente economía nacional. Chile siempre había estado en la periferia de los grandes circuitos comerciales, pero a mediados del siglo XIX, países como Inglaterra, Francia, Alemania y Estados Unidos comenzaron a vivir los efectos de lo que se conoce como la segunda revolución industrial. Los centros manufactureros de esos países requerían materias primas y fuentes de energía en grandes cantidades. Muchos productos que abundaban en América y que nunca habían tenido mucho valor, como el guano, el salitre, el cobre y el carbón, comenzaron entonces a ser muy demandados. Los sistemas de transporte mundial mejoraron, y bajaron con ello los costos del traslado de estos productos, gracias a lo cual fue posible que rincones tan remotos del mundo, como Chile, se integraran activamente a la economía mundial. El primer gran cambio se produjo cuando se descubrió oro en California y Australia, a lo largo de la década de 1840. Miles de aventureros se establecieron en esos desiertos inhóspitos y fue necesario suministrarles alimentos e insumos. Los agricultores chilenos aprovecharon la oportunidad y se convirtieron en productores y exportadores de trigo y harina. Pronto comenzaron a explotarse en forma masiva otros recursos. El ciclo del trigo dio paso, a mediados de aquel siglo, a un ciclo minero, donde figuraban, principalmente, la plata y el cobre. Las ciudades y el paisaje rural comenzaron a cambiar, los puertos se mecanizaron, aparecieron los ferrocarriles y comenzó a surgir lentamente el proletariado. En la segunda mitad del siglo los recursos que había en las zonas de poblamiento tradicional comenzaron a ser de menor interés para los inversionistas. Así, al no haber buenas expectativas en el Chile central, varios miles de personas, de todas las clases sociales, comenzaron a migrar. Algunos chilenos avanzaron hacia el sur buscando suelos agrícolas, y ocuparon las zona deshabitada de Valdivia y las ancestrales tierras de los mapuches; otros avanzaron hacia la zonas salitreras del Norte Grande. Junto a ellos, también migraron los capitales nacionales.

12

La Guerra del Pacífico

El primer proyecto de trazado para construir el Ferrocarril de Valparaíso a Santiago data de 1842. Su construcción significaría reducir el tiempo de viaje entre ambas ciudades, de dos o tres días a tan solo 8 horas. A pesar de los beneficios que esta obra traería al país, su ejecución fue aprobada por el Congreso 6 años después de que se determinara su posible trazado, y las tareas se iniciaron recién a fines de 1852. En 1851, la locomotora “Copiapó”fue la primera en recorrer el recién inaugurado tramo que uniría Caldera con Copiapó, primera vía férrea nacional.

Esta expansión comercial, que afectaba no solo a Chile sino también a buena parte de los países latinoamericanos, trajo consigo conflictos entre los países del continente. Una vez que se descubrió que las materias primas podían ser la base de sus precarias economías, comenzó el desplazamiento de personas y recursos hacia las zonas en que ellas abundaban. Fue inevitable entonces que surgieran roces cuando los intereses de dos países se topaban, sobre todo en zonas donde las fronteras no estaban muy bien definidas desde la época colonial. ¿Qué hacer en estos casos? La primera actitud de los gobiernos fue intentar resolver las disputas limítrofes por la vía diplomática, a través de visitas, discuEl ferrocarril ValparaísoSantiago fue inaugurado en 1863.

135

siones y tratados. En algunos casos, los acuerdos y la solución jurídica fueron insuficientes. Así llegaron las guerras, entre ellas la Guerra del Pacífico, conocida también como la “Guerra del Salitre”. El salitre había sido utilizado como insumo para la fabricación de explosivos. En el siglo XIX se descubrió que también era un excelente fertilizante, y se creó un importante mercado para él. La suerte quiso que este producto existiera abundantemente solo en los desiertos de Tarapacá y Antofagasta. Desde que Chile inició su vida independiente, siempre alegó tener buenos títulos sobre la zona del despoblado de Atacama, que corresponde actualmente a la región de Antofagasta. Pero aunque algunas de las primeras Constituciones incluían este territorio en la jurisdicción nacional, lo cierto es que las autoridades no manifestaron un interés real por estas tierras, y cuando el presidente boliviano Andrés de Santa Cruz decidió fundar el puerto de Cobija en 1829, no hubo protesta diplomática de nuestro país.

Cuando se analizan las causas de las guerras, habitualmente se encuentran razones de orden económico, político, cultural o religioso, surgiendo siempre la pregunta “¿podría haberse evitado ese conflicto?” Esta reflexión nos hace recordar el dicho 'después de la batalla todos son generales', con lo que se quiere indicar que siempre es más fácil decir lo que habría que haber hecho, después de ocurridos los sucesos. Junto con pensar cómo se podrían haber evitado las guerras pasadas, tal vez valga más la pena reflexionar sobre cómo podrían evitarse las guerras futuras. ¿Habría sido posible evitar la Guerra del Pacífico? Organicen un debate en torno a las acciones que podrían haber seguido los distintos actores para evitar el enfrentamiento armado.

Con la aparición de importantes recursos económicos en la zona, la situación cambió radicalmente. Las primeras oficinas guaneras y salitreras fueron abiertas en la década de 1830 por empresarios peruanos y bolivianos, pero en los años sucesivos estos fueron desplazados por empresarios chilenos y británicos, quienes, al poseer mayores capitales, tecnología y capacidad de gestión, mejoraron la explotación minera del desierto. La presencia chilena en la zona minera se transformó en un problema, que se intentó solucionar a través de tratados que fijaban claramente el límite entre Bolivia y Chile. La actividad económica chilena en Antofagasta se extendía también hacia la zona peruana de Tarapacá. A finales de la década de 1870, cerca del 85% de los habitantes de la zona eran chilenos. El mandatario boliviano, Hilarión Daza, llevó adelante una serie de cambios en materia tributaria que afectaron los capitales chilenos. Estas medidas iban en contra de lo dispuesto en los tratados limítrofes. La situación llegó a su punto culminante cuando la principal firma chileno-británica se opuso a los abusos. El 14 de febrero de 1879, el mismo día en que las autoridades bolivianas debían rematar las propiedades de dicha firma por negarse a pagar los tributos, desembarcaron dos divisiones del ejército chileno, compuestas por 2.000 hombres, bajo la comandancia del coronel Emilio Sotomayor. No pasó un mes y las fuerzas chilenas habían ocupado Antofagasta, Mejillones, Caracoles, Cobija, Tocopilla y Calama; es decir, toda la zona en disputa. En la ocupación no se dañó ninguna instalación, lo que permitió que las oficinas salitreras pudieran seguir funcionando y que continuaran las exportaciones. Después del asalto y toma sorpresiva de Antofagasta vinieron las campañas marítimas, libradas entre mayo y octubre de 1879. Más allá del fervor que generó el Combate Naval de Iquique, la real victoria chilena en el mar se decidió en los combates navales de Punta Gruesa y Angamos, en los que Perú perdió sus acorazados Independencia y Huáscar. Con estos triunfos, Chile obtuvo el control sobre las vías marítimas de transporte. Lo que vino después fueron las campañas terrestres, libradas en el sur del Perú. Rápidamente cayeron Tarapacá (noviembre 1879), Tacna (mayo 1880) y Arica (junio 1880). Perú y Bolivia se veían derrotados y sus gobiernos tambaleaban. Para Chile, los objetivos económicos y militares parecían alcanzados.

136

U N I DAD

La organización de la República

5

Ante esta situación hubo tratativas de paz, pero los aliados no aceptaron las condiciones impuestas por Chile. Se inició entonces la campaña contra Lima. A comienzos de 1881, 25.000 hombres, al mando del general Manuel Baquedano, desembarcaron en el puerto de Pisco, al sur de Lima. El 13 de enero se libró la batalla de Chorrillos, y dos días después, la de Miraflores, actuales barrios de la capital peruana. A pesar de que las fuerzas chilenas se impusieron en ambos combates, parte del ejército peruano logró huir y se refugió en la sierra. Durante los siguientes tres años una fuerza de ocupación, encabezada por Patricio Lynch, se hizo cargo de ese país. Para abandonarlo hubo que esperar hasta el combate de Huamachuco, en el que las tropas del coronel Alejandro Gorostiaga derrotaron definitivamente a las fuerzas peruanas; solo entonces se pudo dar por terminada la guerra. En 1883, Chile y Perú firmaron el tratado de Ancón. Pero la solución definitiva a los temas limítrofes solo se producirá con el tratado de 1929, obteniendo Chile la zona comprendida en la actual Primera Región, en tanto que Tacna retornaba a soberanía peruana. La paz con Bolivia fue más problemática. En 1884 se firmó solo un pacto de tregua, que dejó a Antofagasta bajo administración chilena, y solo en 1904 ambas naciones aprobaron el tratado definitivo de límites que rige hasta hoy día. Chile había obtenido un gran triunfo militar. Gracias a él y a la conquista de la Araucanía, el territorio nacional se duplicó. El efecto de estas incorporaciones territoriales sobre la economía fue espectacular. Los ingresos aduaneros, que promediaban los 8 millones de pesos anuales en la década de 1870, ascendieron a 22 millones en 1881 y a 45 millones en 1892.

Guerra del Pacífico o Guerra del Salitre: Hundimiento de la Esmeralda en el combate naval de Iquique. Óleo de Tomás Somerscales, 1879. Pinacoteca de la Armada.

Para conocer diversas opiniones sobre esta guerra, consulta la pág. 140.

Imágenes de la guerra “La travesía que hice la noche de la batalla por el medio de los potreros, en que se había representado tan grande tragedia, fue dolorosa para mí y la recordaré siempre (...).A cada paso tropezábamos con cadáveres o heridos, y a la distancia oíamos estos lamentos al sentirnos marchar: ‘Por amor de Dios, vengan a llevarme que me muero’, y esto con voz lastimera que partía el alma. Otros más alentados gritaban como un centinela:‘¿quien vive?’, los soldados respondían: ‘Chile, ¿quién está ahí?’.‘Yo hermanito’ respondía la misma voz, ‘sáqueme de este lugar, que ya no puedo más’. Estos lamentos se oían en todas direcciones. En otras partes oíamos el estertor de la agonía. Nos inclinábamos a reconocer al moribundo y era algún conocido del Aconcagua o del Coquimbo o del Naval. ¡Qué tendal de gente! ¡Cuántos hombres sanos y robustos pocas horas antes, y ahora yertos y helados como el mármol! (...) Casi lloré de pena cuando, al reconocer a uno que apenas hablaba, me dijo: ‘soy Rubio, de la 2ª Compañía’. Este Rubio era de los más antiguos del regimiento y como militar, muy bueno.Tendría unos 16 años. ¡Cuántos encontraron su tumba en Miraflores, a las puertas de Lima! Chile entero debe orar por el descanso eterno de las almas de esos soldados, que han muerto en su puesto, silenciosos, al lado de su rifle, recostados sobre el pasto, fija en el cielo la vista ya sin luz ni brillo... ¡Gloria a ellos!” Relato de Justo Abel Rosales, oficial chileno del Regimiento Aconcagua, luego de la batalla de Miraflores, el 16 de enero de 1881. En Mi campaña al Perú: 1879-1881.

137

¿Cómo es la vida cotidiana en un país en conflicto? En los períodos de conflicto militar la vida no solo cambia en los frentes, sino que toda la vida de un país debe acomodarse a las circunstancias que implica una situación de guerra. En la actualidad, varias zonas del planeta se encuentran sometidas a esas duras condiciones y uno de los lugares más emblemáticos es la zona de Irak. Leamos a continuación el testimonio de una mujer durante el año 2004, Sarab al-Delaymi. Ella es ama de casa y vive en la zona de al-Dorah, en Bagdad.Tiene 30 años, está casada y tiene un hijo.
11 de diciembre “El suministro eléctrico es ahora más inestable que nunca. La electricidad viene por una hora y media y luego desparece por cinco. Esto es un factor de tensión. Mis hijos decidieron utilizar lámparas de kerosene cuando estudian en casa. Las familias iraquíes –incluyendo la nuestra– están muy interesadas en enviar sus niños a la escuela a pesar del peligro. Pero tengo sentimientos encontrados respecto a enviar mis hijos a la escuela por el miedo que siento cuando están fuera de casa. Muchos padres van a buscar a sus niños a la escuela y los traen caminando a la casa”. 09 de diciembre Generalmente hago las compras en el mercado de Doura porque es grande y porque los precios en nuestro barrio están por las nubes. Es peligroso utilizar el carro de mi marido (es un automóvil del gobierno), por eso vamos en taxi. Hago compras como para que me alcance por dos semanas, compro cosas como por ejemplo, garbanzos, lentejas, puré de tomate, comida enlatada, y frutas y vegetales de los duraderos. En el mercado, puedes notar la mirada de la gente, precavida y sin brillo. Todos se tratan entre sí con mucha aprehensión y con poco respeto.Yo, y sin duda los demás, me pregunto quién entre la multitud tiene escondida un arma entre sus ropas. Los clientes hacen sus compras lo más rápido posible, por temor a que se produzcan disparos, o peor, que explote un carro bomba.A veces, estoy agotada de mirar con desconfianza a todo el mundo, mientras que otras veces miro con atención sus bolsos o carteras buscando algo sospechoso. Uno puede tolerar todo, menos la inseguridad”. BBC Mundo.com. Lunes, 13 de diciembre de 2004

Luego de leer y analizar los testimonios de la guerra en el pasado y en la actualidad, ¿qué diferencias y qué elementos comunes puedes inferir de ambos conflictos (guerra del salitre y conflicto en Irak)?

13

Ocupación de la Araucanía

Si nos remontamos a la época colonial y los inicios de la guerra de Arauco, durante todo el siglo XVI las autoridades españolas intentaron la conquista militar del territorio indígena, empresa en la que fracasaron sistemáticamente. Tal situación los llevó a establecer una línea de frontera que separara el territorio conquistado del que habitaban los mapuches y a fortalecer lazos de carácter diplomático que mantuvieran las difíciles relaciones por cauces pacíficos. Con la llegada de la Independencia no hubo grandes cambios en esta relación, a pesar de que las nuevas autoridades republicanas decretaron que los indígenas

138

U N I DAD

La organización de la República

5

serían considerados como ciudadanos chilenos. La valoración que las autoridades tenían de los mapuches estaba influenciada por corrientes ideológicas que le otorgaban una alta estimación simbólica a los indígenas, casi romántica, pero que no se tradujo en un cambio de relaciones en comparación a las que existían durante el siglo XVIII. Sin embargo, estas ideas cambiaron con el transcurrir del siglo y los indígenas pasaron a ser vistos como gente 'atrasada' que se transformaba en un estorbo para el progreso económico del país, sobre todo si ocupaban tan extensos territorios agrícolas. Así, desde mediados del siglo XIX, el Estado chileno comenzó un plan destinado a la ocupación Mapa de variaciones definitiva del territorio que implicaba el avanlimítrofes en el siglo XIX ce paulatino de la línea de frontera hacia el sur y la colonización de los territorios a través de inmigrantes extranjeros y colonos chilenos. En la década de 1860, junto con la fundación de numerosos fuertes en territorio mapuche, el Estado promulgó una ley que establecía que las tierras ocupadas por los indígenas eran fiscales, lo que provocó la sublevación mapuche de 1868. El estallido de la Guerra del Pacífico detuvo el proceso pero una vez asegurada la victoria en el norte este fue retomado. Tropas del ejército chileno encabezadas por el general Gregorio Urrutia entraron en la Araucanía en 1881, fundando una serie de nuevos fuertes, entre ellos los de Carahue, Temuco, Lautaro y, más tarde, el de Nueva Imperial. Tras la consolidación militar de la ocupación del territorio mapuche, asegurada en 1882 hasta la línea del río Cautín, en los años siguientes, hasta 1890, las autoridades chilenas profundizaron la colonización a través de miles de inmigrantes extranjeros, principalmente europeos, y nacionales. Entre otras consecuencias de la ocupación de la Araucanía, aparte de la principal que fue el cambio en la propiedad de las tierras, pueden señalarse: los estragos ecológicos asociados a la quema de bosques llevada a cabo con el fin de ganar tierras para la agricultura, la expansión de relaciones de trabajo asalariadas, la introducción de la noción de propiedad privada, el empobrecimiento de la población indígena, y el surgimiento en ella de un sentimiento de rechazo o desconfianza hacia la cultura 'chilena'. La importancia del pueblo mapuche en la historia nacional –en el pasado y en la actualidad– está dada tanto por haber participado en la construcción social y cultural del país, como también por ser parte importante de nuestra conformación étnica.

Mapa Editorial.

139

La Guerra del Pacífico
Herbert S. Klein, Historia General de Bolivia. Versión Castellana de Josep Barnadas, Editorial Juventud, La Paz, 1982. pp. 184 y 186.
La Guerra del Pacífico (1879-1882) aparece, desde la perspectiva boliviana, casi como una tragedia griega. Aunque Bolivia había protestado contra la expansión chilena desde un comienzo, de hecho había permitido que el control de su territorio de Atacama fuera pasando, a partir de los años cincuenta, a manos de los capitalistas, obreros y pobladores chilenos. A partir de 1863, las presiones internas y externas no cesaron de preparar el clima inevitable. La aceleración del ritmo de las exportaciones guaneras provocaron aquel año la ocupación militar chilena, así como el Tratado de 1866, que legitimaba las pretensiones descabelladas de Santiago. Por entonces se descubrieron los primeros depósitos salitreros en la zona contigua de Mejillones, iniciándose una nueva etapa de intensa penetración, seguida rápidamente por la creación del puerto de Antofagasta, en 1868, con el consiguiente abandono de Cobija. (...) Las autoridades bolivianas habían permitido la configuración de esta situación insólita a causa de su necesidad de fondos y la absoluta incapacidad de los capitalistas nacionales para explotar estos desiertos, previamente vacíos. (...) Por otro lado, los territorios marítimos quedaban lejos y parecían ajenos a la política real de las ciudades altiplánicas (...). Dentro de este contexto, en 1878 el gobierno boliviano introdujo un impuesto mínimo sobre el salitre exportado por la "Nitrate and Railroad Co. of Antofagasta". El gerente inglés, con el pleno apoyo de los chilenos, se negó a pagar este impuesto "injusto" e "ilegal". Cuando las autoridades bolivianas trataron de apresar al gerente insubordinado, este se fugó a Chile. Y cuando el gobierno anunció que se incautaría del patrimonio de la Compañía para resarcirse del impuesto adeudado, los chilenos llevaron a la práctica su plan larga y cuidadosamente preparado. En febrero de 1879 las tropas chilenas desembarcaron en Antofagasta, con la excusa de proteger a los residentes chilenos del lugar; dos días después ocuparon Caracoles; por fin, en marzo, trabaron combate con los bolivianos en el oasis de Calama. Solo en abril llegó la declaración formal de guerra, entrando Perú en la contienda al lado de Bolivia; pero para entonces la poderosa escuadra chilena se había apoderado de toda la provincia marítima, incluido el puerto de Cobija. Así pues, en dos meses Chile se había apoderado de todo el territorio costeño boliviano. Pero la Guerra del Pacífico apenas comenzaba (...). Tomando como pretexto el llamado tratado "secreto de apoyo mutuo entre Bolivia y Perú” en 1873, los chilenos se habían preparado para una larga guerra naval con Perú.

Los chilenos tomaron como pretexto el tratado secreto entre Bolivia y Perú y se prepararon para una larga guerra naval con Perú.

Sergio Villalobos, Chile y su historia. Editorial Universitaria, Santiago 1992, pp. 263 a 265.
Las actividades de los chilenos en Tarapacá y Antofagasta preocupaban profundamente a los gobernantes peruanos y bolivianos, que creían ver un plan del gobierno de La Moneda para apoderarse de esos territorios. Se suponía que de la simple influencia y el quehacer de los empresarios chilenos, se pasaría tarde o temprano a una acción oficial. El temor y la desconfianza orientaron la diplomacia de Lima y La Paz. El Perú, que atravesaba por una bancarrota fiscal a causa de la decadencia

140

U N I DAD

La organización de la República

5

en la explotación del guano, trató de establecer un monopolio estatal en la industria salitrera de Tarapacá. Para ese efecto expropió las oficinas y depósitos del mineral, y como no tenía dinero para pagarlos, entregó a los propietarios unos “certificados salitreros” equivalentes al valor de la propiedad, que deberían ser pagados más tarde por el Estado. Sin embargo, la explotación del salitre en territorio boliviano hacía ilusorio el monopolio peruano, y por esta razón el presidente Manuel Pardo procuró llegar a un acuerdo con el gobierno de La Paz, el cual, a su vez, estaba interesado en celebrar una alianza con el Perú para enfrentar a Chile. El gobierno de Lima instaba al gobierno boliviano a que desahuciase el Tratado de 1866 y recuperase su completa soberanía sobre los territorios conflictivos. Este fue el origen del Tratado Secreto de 1873, mediante el cual Perú y Bolivia se comprometieron a apoyarse mutuamente en caso de guerra (...). Cinco años después de firmado el Tratado Secreto, el dictador boliviano Hilarión Daza desconoció el tratado de 1874, y ordenó cobrar a la Compañía de Salitres de Antofagasta un derecho de 10 centavos por cada quintal de nitrato que exportase. Como la Compañía se negó a pagar, se dispuso el remate de sus propiedades, que no llegaría a efectuarse. El gobierno chileno representó la ilegitimidad de la medida y se empeñó en que La Paz aceptase un arbitraje para dirimir la cuestión. Daza y sus colaboradores se mantuvieron intransigentes, contando con que la alianza secreta con el Perú les daba seguridad en un eventual conflicto (...). Alarmado el gobierno peruano con el giro que tomaban las cosas, presionó a Bolivia para que enmendase su política y aceptase un arbitraje. (...) La situación no tenía remedio. Los tres países iniciaron acelerados preparativos militares, y el gobierno de Chile no tuvo ya confianza en la actitud de las dos naciones aliadas. Desde el punto de vista jurídico, el atropello al Tratado de 1874 dejaba a Chile en libertad para hacer valer sus antiguos derechos territoriales hasta el paralelo 23. Algunos barcos de guerra fueron despachados a Antofagasta y desembarcaron tropas que ocuparon la ciudad sin el menor problema. La guerra comenzaba de hecho.

Los gobernantes peruanos y bolivianos veían las actividades de los chilenos en Tarapacá y Antofagasta como un plan del gobierno para apoderarse de esos territorios.

Reflexiona y responde las siguientes preguntas: Identifica los puntos contradictorios que aparecen al confrontar las dos versiones. Describe los rasgos esenciales de la imagen que cada grupo tiene del otro (de los bolivianos, de los chilenos y también, eventualmente, de los peruanos). ¿De qué manera crees que nuestra opinión sobre países como Bolivia y Perú ha sido influida por la información que recibimos o por la visión de la historia en la que hemos sido educados? ¿Qué consecuencias en las relaciones que mantienen bolivianos, peruanos y chilenos han tenido las interpretaciones diferentes del conflicto? ¿Cómo podría contribuir la historia al establecimiento de relaciones armónicas entre países vecinos? ¿Crees que el conocimiento directo de estos países puede influir en nuestra visión de ellos?

141

1 Lee con atención el siguiente párrafo:
“La democracia, que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en los países como los americanos, llenos de vicios donde los ciudadanos carecen de toda virtud, como es necesario para establecer una verdadera República. La Monarquía no es tampoco el ideal americano: salimos de una terrible para volver a otra y ¿qué ganamos? La República es el sistema que hay que adoptar; ¿pero sabe cómo yo la entiendo para estos países? Un gobierno fuerte, centralizador, cuyos hombres sean modelos de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el camino del orden y de las virtudes”. Fuente: Carta de Diego Portales a José M. Cea, 05/03/1822. De acuerdo al párrafo y tus conocimientos, ¿qué tenían en común las ideas de Portales con el pensamiento conservador? a) b) c) d) e) Su falta de pragmatismo. El deseo de restablecer la autoridad del rey. El carácter autoritario de sus propuestas de gobierno. Sus anhelos por construir una gran república latinoamericana. Su confianza en las fórmulas democráticas para la organización del nuevo sistema político.

2 Aunque Portales tuvo una breve participación en las tareas del primer gobierno conservador, tomó una
serie de medidas con el fin de: a) b) c) d) e) Crear los almacenes francos en el puerto de Valparaíso. Dictar la ley de cabotaje y la de exportación de minerales. Asegurar la participación de la ciudadanía en el nuevo gobierno. Apresar y exiliar a la mayor parte de los antiguos líderes pipiolos. Planificar y financiar la guerra contra la Confederación Perú - Boliviana.

3 La Constitución de 1833 fue la responsable de otorgar el sustento jurídico al período de los gobiernos
conservadores (1831 - 1861). ¿Cuál era el poder del Estado con mayores atribuciones de acuerdo a esta Constitución? a) b) c) d) e) Judicial. Ejecutivo. Legislativo. Fuerzas Armadas. La Iglesia Católica.

4 A pesar del autoritarismo, la época de los gobiernos conservadores es considerada como parte de una
etapa esencial del progreso económico y cultural de nuestra nación. ¿Por qué? a) b) c) d) e) Porque consiguió neutralizar la influencia de la Iglesia. Porque consiguió restablecer relaciones diplomáticas con la Corona española. Porque favoreció el desarrollo de las ideas liberales al interior de la sociedad. Porque fomentó la democratización de nuestra sociedad y la superación de el pasado colonial. Porque logró posicionar a Chile en el concierto internacional y organizar un destacado aparato cultural.

142

U N I DAD U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

5

Después de 30 años en el poder, los gobiernos conservadores llegaron a su fin. ¿Qué hecho resultó fundamental en el declive de la hegemonía conservadora? a) La revolución de 1851. b) Las reformas a la Constitución de1833. c) La expansión y crecimiento de la Sociedad de la Igualdad. d) La división del conservadurismo tras la llamada “cuestión del sacristán”. e) El apoyo del arzobispo Valdivieso a la candidatura presidencial de Antonio Varas. berales y conservadores entró en conflicto. ¿A qué se debió su ruptura? a) A los desacuerdos existentes en materia económica. b) Al interés de los liberales por limitar el poder presidencial. c) A las discrepancias sostenidas en relación a la política exterior. d) A las diferencias que mantenían en torno a temas valóricos y el papel de la Iglesia. e) A diferencias surgidas en torno a la política exterior de los gobiernos de esta época.

6 Al inicio del gobierno del Presidente Federico Errázuriz Zañartu, la alianza electoral conformada por li-

7 Durante la República Liberal, la Constitución de 1833 sufrió una serie de reformas políticas que cambiaron su sentido original. ¿Cuál era el objetivo de estas reformas? a) Separar a la Iglesia del Estado. b) Reformular la administración del Estado. c) Fortalecer las atribuciones del Congreso. d) Disminuir los derechos de los ciudadanos. e) Permitir la reelección inmediata del Presidente de la República.

8 La expansión económica de Chile durante la segunda mitad del siglo XIX, generó conflictos con otrospaíses del continente, expresados en la Guerra del Pacífico o del Salitre. ¿Cuál fue el antecedente directo que originó este conflicto? a) El Combate Naval de Iquique. b) La presencia chilena en tierras del Norte Grande. c) La ausencia de tratados limítrofes entre Chile y Bolivia. d) La intención del Estado chileno de incorporar las salitreras ubicadas en tierras bolivianas. e) El remate ordenado por autoridades bolivianas de una empresa chilena por negarse a pagar nuevos impuestos.

9 ¿Por qué el período de la República Liberal es conocido como “época de expansión”?
a) b) c) d) e) Por el crecimiento económico alcanzado por la nación. Por la integración de la Patagonia a la soberanía del país. Por la integración de la Araucanía y de Tarapacá y Antofagasta. Por la colonización de las islas australes y del Estrecho de Magallanes. Por la incorporación de tierras ubicadas al interior del continente antártico.

Recursos

• Alfredo Jocelyn-Holt, El peso de la noche: nuestra frágil fortaleza histórica, Ariel, 1997. • Simon Collier, Chile. La construcción de una República 1830-1865. Política e Ideas, Ediciones PUC, 2005. • www.historia.uchile.cl

c .9 ;e .8 ;c .7 ;d .6 ;d .5 ;e .4 ;b .3 ;d .2 ;c .1

143

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
Lectura y elaboración de mapas históricos
• ¿Qué es? ¿Para qué es útil?
El mapa histórico es la representación espacial de los acontecimientos históricos que sucedieron en un espacio y un tiempo determinados: guerras, revoluciones, explotación minera y rutas comerciales son algunos de los temas que pueden representarse en un mapa histórico. Mediante una lectura adecuada de ellos, podemos hacer relaciones, establecer causas, realizar comparaciones y analizar fenómenos en su dimensión histórica.

• ¿Cómo se hace?
Primero, debemos reconocer los elementos básicos que todo mapa contiene, para después ser capaces de elaborarlos o interpretar la información que nos presenta. Por lo general, un mapa se construye incorporando los siguientes elementos: • Título, que indica el contenido que está representando el mapa y ayuda a orientar el análisis que se realizará a partir de su información. • Paralelos y meridianos, que sirven para localizar, en términos absolutos, el lugar que se representa. • Escala, que es la relación proporcional entre las dimensiones de la superficie terrestre y las de su representación en el plano o mapa. • Simbología, que corresponde al lenguaje que utiliza el cartógrafo para hacer comprensible, por parte del usuario, la información que contiene el mapa, ya sea a través de colores, trazados o iconos (símbolos). La simbología se presenta en la leyenda del mapa, ubicada, generalmente, en su parte inferior. En la elaboración de un mapa histórico es conveniente considerar los siguientes elementos: 1. Primero, debes tener claridad sobre la información que deseas representar y lo que quieres que el usuario entienda cuando lo lea.

2. Buscarás la manera gráfica más sencilla, atractiva y comprensible para presentar la información, teniendo cuidado de construir una leyenda clara y precisa. 3. Dibujarás los contornos básicos, sobre los cuales incorporarás la información seleccionada. Para la confección, además de los elementos básicos, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos: • El mapa debe tratar un solo tema; no debe contener más información geográfica de la necesaria. Es recomendable que se limite a los contornos, fronteras y accidentes geográficos que intervienen directamente en el tema. • Los colores deben ser elegidos con sumo cuidado. Idealmente serán limpios (sin sombreados, planos y nítidos), contrastados y pocos. La correspondencia de colores se muestra en la leyenda. • La información escrita que contenga será breve, sucinta (expresada en pocas palabras). En caso necesario, es posible sacar los nombres al margen o utilizar números y letras como códigos, que serán aclarados en la leyenda.

• ¿Cómo se interpreta?
Para interpretar la información que aparece en un mapa histórico pueden seguirse los siguientes pasos: 1. Hacer una introducción: explicando los antecedentes históricos que han conducido a la situación reflejada en el mapa. Por ejemplo, cómo, cuándo y por qué se llegó a la Batalla de Rancagua.

144

2. Comentar la situación en la que se encontraban,
en esa fecha histórica, los elementos que intervienen en el mapa: ¿Cuál era la situación de patriotas y realistas en el momento de la guerra representado? 3. Describir la correlación de fuerzas que intervinieron; discutir el peso político que cada sector par-

ticipante tenía en la guerra, y las implicancias del triunfo de uno u otro. 4. Explicar la situación final: describir lo que aparece en el mapa. 5. Hacer una referencia a las consecuencias que tuvo el hecho histórico representado.

Campaña del General Mariano Osorio (1814)

Mapa adaptado de Osvaldo Silva: Atlas de Historia de Chile. Santiago: Editorial Universitaria, 2000.

Poniendo en práctica... la interpretación y elaboración de mapas
Para familiarizarte con esta técnica, te proponemos realizar dos actividades:

1 Realiza la interpretación del mapa de la campaña de Mariano Osorio en 1814.
Apóyate en la información que aparece en las páginas 102 a 104. 2 Elabora un mapa de la Batalla de Maipú.

145

Dilemas históricos
¿Independientes o dependientes?
• Actualidad del tema
En el año 2010, Chile conmemorará el bicentenario de la obtención de su independencia política de la Corona española. Tras doscientos años, en un mundo globalizado, cabe preguntarse cuál es el significado de ser una nación independiente. Hace algunos años, por ejemplo, en 2003, Chile, siendo parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, debió hacer valer una opinión disidente frente a los Estados Unidos y otras grandes potencias respecto de Irak. En la época se temió que esta posición de Chile nos afectara en el plano económico, ya que en ese momento, EE.UU. analizaba la firma de un tratado de libre comercio (TLC) con Chile. ¿Se jugaba en ese episodio nuestra independencia?

“Estados Unidos rechazó la propuesta de los seis miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Guinea, Angola, Camerún, Chile, México y Pakistán), en la cual se concedía a Irak entre 30 y 45 días para desarmarse. La propuesta de estos países "no tiene esperanza de vida", señaló el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer”. (11 de marzo de 2003). “El Gobierno de Chile rechazó el proyecto de resolución presentado en el Consejo de Segu-

ridad de la ONU por Estados Unidos, Gran Bretaña y España para avalar una acción militar contra Irak. "Si se tuviese que votar el día de mañana la proposición de resolución que se presentó el viernes pasado, Chile no estaría acompañando esa resolución (...) eso significa que no la vamos a apoyar (...) vamos a rechazarla", señaló la ministra de Relaciones Exteriores del país, Soledad Alvear”. (13 de marzo de 2003)

Fuente: Cronología Chile Estados Unidos, enero-marzo 2003, FLACSO-Chile.

• Su carácter de dilema histórico
Desde que O’Higgins firmara la proclamación de la Independencia en 1818, Chile ha sido un Estado independiente y soberano, tanto para definir sus formas de gobierno interno como para decidir sobre sus relaciones internacionales. Esta soberanía política, sin embargo, ha debido ser refrendada también en otras áreas, como lo es la de las relaciones económicas. No pocas veces en nuestra historia se ha discutido sobre las condiciones de ‘dependencia’ en que ha debido desarrollarse nuestra economía, concretamente frente a otras naciones. ¿Qué ámbito de independencia predomina finalmente? ¿Se puede ser una nación independiente y dependiente a la vez? Con base en los contenidos tratados en las unidades 4 y 5, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Qué factores llevaron a los criollos a buscar la independencia política frente a la Corona española? 2. ¿Qué sucedió, en esa época, en el plano de las relaciones económicas y comerciales? 3. Comenta el siguiente extracto de la Proclama de Independencia, publicada en La Aurora de Chile en febrero de 1818: “La fuerza ha sido la razón suprema que por más de trescientos años ha mantenido al nuevo mundo en la necesidad de venerar como un dogma la usurpación de sus derechos y de buscar en ella misma el origen de sus más grandes deberes. Era preciso que algún día llegase el término de esta violenta sumisión: pero entretanto era imposible anticiparla: la resistencia del débil contra el fuerte imprime un carácter sacrílego a sus pretensiones, y no hace más que desacreditar la justicia en que se fundan. Estaba reservado al siglo 19 el oír a la América reclamar sus derechos sin ser delincuente y mostrar que el período de su sufrimiento no podía durar más que el de su debilidad”.

• Reflexión y debate
En grupos y considerando sus respuestas anteriores, discutan la siguiente afirmación: “Los grados de independencia económica y política se han complejizado en un mundo interconectado y globalizado. En ese contexto, se revaloriza la autonomía para tomar ciertas decisiones, la independencia regional y la diversidad cultural”.

146

Chile, Perú y Bolivia: pasado y presente de una relación conflictiva
• Actualidad del tema
Con ocasión de la reciente Cumbre Iberoamericana, la presidenta de la República sostuvo reuniones con los mandatarios de Perú y Bolivia. Esta fue una ocasión de ratificar los esfuerzos que se realizan por mejorar las relaciones diplomáticas, pero al mismo tiempo de reconocer el peso que aún juega la historia en estas relaciones, tal como lo muestran las siguientes notas de prensa:

El presidente peruano, Alan García valoró los "gestos amistosos" de Chile, en su cita con la Presidenta Michelle Bachelet, realizada en el marco de la Cumbre Iberoamericana. Así lo afirmó el canciller Alejandro Foxley, quien valoró el reconocimiento de García a la regularización de migrantes ilegales peruanos en Chile, y la devolución de libros robados en la Guerra del Pacífico. "El presidente García estimó que estos eran gestos amistosos, que iban en la dirección de la agenda positiva que ambos

gobernantes han señalado desde el primer día de sus mandatos", relató. (…) Consultado por el reclamo peruano ante La Haya, Foxley señaló que el tema "se mencionó solo de pasada, no se entró en ese tema con ningún detalle y profundidad". "Simplemente se dijo que ese era un tema que estaba por un cauce jurídico y que no deberíamos mezclarlo ni que estos de ninguna manera comprometieran el avance e iniciativa de beneficio recíproco para nuestros pueblos", explicó.

Fuente: Radio Cooperativa, 9 de noviembre de 2007, www.cooperativa.cl

El presidente de Bolivia Evo Morales dijo este sábado que la XVII Cumbre Iberoamericana le ha servido para continuar "construyendo confianza" con su par chilena Michelle Bachelet con quien aseguró que ha superado la enemistad bilateral. "Antes éramos como enemigos pero hemos superado eso y ahora hay mucha confianza" declaró Morales en una rueda de prensa tras la clausura del evento iberoamericano. "Como siempre estamos sentando las buenas bases de una relación amistosa que

forma parte de una diplomacia de los pueblos" declaró sobre la reunión que tuvo con Bachelet en el marco de la cumbre. Morales dijo que "esta confianza permite avanzar en soluciones a problemas históricos y coyunturales" y desarrollar un "trabajo conjunto" en "beneficio de los pueblos". El líder boliviano dijo que el tema de la salida al mar para Bolivia está siendo discutido por la vía diplomática. "Está el tema del mar pero nuestras cancillerías están trabajando en eso" dijo Morales.

Fuente: TeleSUR 10 de noviembre de 2007, www.telesurtv.net

• Su carácter de dilema histórico
La historia marca el presente y el futuro de los pueblos, tanto en sus aspectos positivos como negativos. Así, un pasado de conflictos serios, que condujeron a la guerra entre Chile, Perú y Bolivia en el siglo XIX, nos ha acompañado durante todo el siglo XX y en los inicios del siglo XXI. Tal como lo muestran las noticias precedentes, la violencia con que el ejército chileno ocupó Lima, la pérdida de territorios sufrida por Bolivia y los términos de los tratados de paz firmados con el Perú, son situaciones que siguen estando presentes en el discurso de nuestros vecinos, incluso en momentos de acercamiento. Con base en los contenidos tratados en la unidad 5, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Qué hechos y razones habría que considerar, a tu juicio, para comprender el origen de los conflictos de Chile con Perú y Bolivia durante el siglo XIX? 2. ¿Hasta qué punto crees que nuestro país fue responsable de no haber encontrado una solución pacífica a las diferencias de la época? ¿Cuáles serían las responsabilidades de nuestros vecinos?

147

Proyecto de investigación
Celebración del bicentenario de la Independencia chilena

"...es deber de todo chileno, especialmente de los jóvenes de este país, soñar, crear, imaginar, innovar y descubrir los nuevos espacios que el país ha comenzado a crear para todos". (Decreto Supremo 176 que crea Comisión Bicentenario) El 18 de septiembre de 2010 Chile conmemorará doscientos años de vida republicana. La fecha no es un hito más para recordar, sino que representa un paso emblemático en nuestra historia: el inicio de un pro-

ceso que nos llevaría a ser una Nación independiente. Consciente del significado profundo del Bicentenario de Chile, y con el anhelo de festejar este aniversario como “un país pleno y justamente desarrollado e integrado en nuestra diversidad”, el Presidente de la República, Ricardo Lagos, el 16 de octubre de 2000, convoca a un grupo de destacadas personalidades nacionales a asumir la conducción de este proyecto. Comisión Bicentenario. Fuente: http://www.bicentenario.gov.cl

El momento del bicentenario se acerca, y su proximidad nos provoca preguntas sobre nuestro pasado y nuestro futuro, sobre quiénes somos y quiénes queremos ser como sociedad, como nación y como región latinoamericana.

Como joven, es seguro que te tocará vivir esta celebración y es importante que junto a tus compañeras y compañeros, puedas construir tu propia imagen de Chile frente al bicentenario, comprendiendo los aportes de tu comunidad más cercana a esta conmemoración.

• ¿De qué se trata?
Este trabajo consiste en preparar –en grupos– la realización de una jornada de conmemoración del bicentenario de la Independencia de Chile, que considere actividades culturales de distinta naturaleza.

• Objetivos específicos
• Descubrir el sentido de la conmemoración del
bicentenario de la Independencia en el contexto del Chile actual. • Investigar un tema de la cultura local cuyo desarrollo pueda considerarse un aporte durante los doscientos años de Chile como nación independiente. • Buscar y mostrar el modo en que las manifestaciones del tema cultural estudiado ayudan a configurar nuestra identidad nacional.

• Organizar una exposición audiovisual, gráfica, etc.
del tema estudiado.

• Averiguar qué actividades se están preparando en
tu región para conmemorar esta fecha, y proponer una actividad que desde su realidad pueda contribuir a esta celebración. • Planificar colectivamente el desarrollo de una jornada que incorpore los ejercicios realizados.

148

• Etapas de trabajo
Fase 1 La primera tarea consiste en construir el marco histórico que contextualizará la conmemoración de la Independencia. Se trata de realizar un análisis del significado y las implicancias de este hecho, para comprender el sentido que tiene preparar una jornada de festejo. Discute con tus compañeros los siguientes temas y luego escribe un texto que sirva de introducción al trabajo de investigación que realizarás: Etapas de trabajo
Elegir el tema

• Concepto de independencia nacional. • Significado e implicancias del proceso independentista en la historia chilena.

• Elementos básicos para la configuración de un
Estado nacional.

• Bases para el desarrollo de una identidad chilena.

Especificación
El desarrollo histórico de un tema de la cultura local durante los doscientos años de vida independiente. La hipótesis básica consiste en plantear que es posible identificar rasgos propios de nuestra identidad nacional en las manifestaciones específicas del tema cultural escogido. Se trata de buscar información útil para desarrollar el tema y ordenarla de acuerdo a su naturaleza. Puedes hacer fichas temáticas. En este momento se confronta la información recogida con la hipótesis de trabajo. Se plantean y resuelven preguntas, se buscan relaciones y se sugieren interpretaciones del problema en estudio. La organización considera algunas partes fundamentales: introducción, núcleo central, conclusiones y fuentes utilizadas.

Formular una hipótesis

Sistematizar la información

Analizar la información y proponer conclusiones

Estructurar el trabajo

Estas son líneas de trabajo generales. Para el desarrollo de tu investigación, el cumplimiento de cada paso requiere de un trabajo más detallado. Fase 2 Una vez concluido el trabajo, deberán encontrar una forma creativa y atractiva de presentarlo. Consideren que el contexto de la presentación será una jornada con un público masivo y de distintas características (pueden participar estudiantes de otros cursos, profesores, familiares y amigos, etc.). Es recomendable utilizar recursos de la más amplia naturaleza y ser creativos al considerar las posibilidades que tienen: una dramatización, un debate o un concurso pueden ser ingeniosas formas de presentar lo que han aprendido. Fase 3 Con seguridad, en la región en que vives se estarán preparando diversas actividades para festejar el bicentenario de la Independencia en el año 2010. Infórmate de ellas con tus compañeros y juntos elaboren una propuesta alternativa que contribuya a la celebración. Finalmente, integren los distintos trabajos de investigación del curso y las propuestas, y preparen un programa para el desarrollo de la jornada.

200 años
de libertad y progreso

El proyecto Bicentenario se comenzó a planificar hace varios años, de ahí que este afiche incluya un mapa de Chile que no considera las nuevas regiones vigentes desde comienzos de 2007.

149

U N I DA D 6

Crisis política
y desarrollo económico

U N I DA D 7

La sociedad
en el cambio de siglo

Oficina salitrera de Agua Santa, en la región de Tarapacá. Comenzó a elaborar salitre en la década de 1850.

3er Período
1883-1920

La creación de una nación
• El apogeo del orden liberal. • La crisis del régimen parlamentario y la 'cuestión social'. • 1883, fin de la Guerra del Salitre o Guerra del Pacífico; inicio del ciclo salitrero como una etapa de crecimiento económico para el país. • 1920, fin del período parlamentario. Triunfo de Arturo Alessandri Palma en las elecciones presidenciales de 1920. • El régimen parlamentario se instala por varias décadas como sistema político dominante. – – – – El conflicto entre poderes culmina en un enfrentamiento interno. El Presidente de la República se somete a los pareceres del Congreso. Inoperancia del sistema parlamentario. Etapa de consolidación de libertades públicas y de derechos ciudadanos, aunque aún restringidos a ciertos grupos sociales.

Subperíodos o etapas Inicio del período Fin del período

Principales procesos

• Economía sustentada en la explotación del salitre. – Crecimiento económico, que permitió el aumento de la inversión pública en infraestructura.

150

Club de la Unión. Fotografía de pricipios del siglo XX.

Pobreza urbana. Fotografía de fines del siglo XIX.

Tranvías a principios del siglo XX. Avenida Brasil de Valparaíso,

– Se desarrollan otras actividades: comerciales, financieras, de transportes, industriales. – Vulnerabilidad e inestabilidad de una economía monoexportadora. – La agricultura vive un período de declinación. • Emergencia de nuevos grupos sociales. – Incorporación de la clase media al escenario político. – Deterioro de las condiciones de vida y trabajo de grandes sectores de la población. – Reconocimiento y reacciones frente a la 'cuestión social'. – Los sectores populares comienzan a organizarse y manifestarse políticamente. • Desarrollo educacional. – Expansión de la cobertura en educación primaria y secundaria. – Avances en la educación superior. – Período de gran creación intelectual, tanto en las ciencias como en las artes. – Emergencia de nuevas manifestaciones culturales ligadas a sectores medios y populares. • Consolidación de la expansión del territorio nacional. • Creciente proceso de urbanización.

Principales procesos (continuación)

• Firma del Tratado de Ancón con Perú, que pone fin la Guerra del Pacífico (1883). • Fundación del Instituto Pedagógico (1889). • Huelga de los obreros salitreros de Tarapacá (1890). • Guerra civil: Batallas de Concón y Placilla (agosto 1891). • Suicidio del Presidente J.M. Balmaceda (septiembre 1891).

Hechos más destacados

• Violenta protesta de los trabajadores marítimos en Valparaíso (1903). • Firma del tratado de Paz y Amistad con Bolivia (1904). • Terremoto en Valparaíso con destrucción casi total de la ciudad (1906). • Represión a obreros del salitre en la Escuela Santa María, en Iquique (1907). • Celebración del Centenario de la Independencia (1910). • Creación de la Universidad de Concepción (1919). • Ley de Instrucción Primaria Obligatoria (1920).

Elementos que marcan el fin del período

• Elección de Arturo Alessandri Palma. • Descontento social.

151

L

a Guerra Civil de 1891 puso fin al predominio que el Presidente de la República tenía sobre el poder Legislativo, inaugurándose el período parlamentario.

La imagen muestra un batallón del ejército que apoyaba a Balmaceda en la Guerra Civil de 1891.

urante el Parlamentarismo los partidos políticos estuvieron formados mayoritariamente por miembros de la elite, por lo que los debates que se llevaban a cabo en el Congreso muchas veces no daban cuenta de las necesidades de la gran mayoría de la población.
Ex sede del Congreso Nacional en Santiago. Hoy alberga a la Biblioteca del Congreso Nacional. Foto de mediados del siglo XX. Conventillo de principios del siglo XX. La imagen permite apreciar el elevado número de acupantes, rasgo característico de este tipo de vivienda.

D

A

pesar de la riqueza aportada por la exportación del salitre, la sociedad chilena presentaba a fines del siglo XIX e inicios del XX una profunda desigualdad social.

152

esde fines del siglo XIX se conformaron las primeras agrupaciones políticas obreras, que iniciaron un largo camino por el reconocimiento de sus derechos.
Obreros y personas de estrato popular en Chile, apoyando al Presidente Arturo Alessandri Palma. Fotografía de la década de 1920.

D

E

l aporte que la exportación de salitre hacía a la economía nacional permitió el desarrollo de importantes obras de infraestructura y actividad industrial.

Varios puertos del norte de Chile tuvieron la importante misión de exportar el salitre producido en las oficinas salitreras. Fotografía de principios del siglo XX.

153

Se anuncia un conflicto

E

l final del siglo XIX estuvo marcado por el desarrollo de conflictos políticos y sociales que tendrían una profunda repercusión en la historia del país, durante el siglo XX. Ante esto, la clase política debió asumir el desafío de encontrar medidas adecuadas para hacer frente a una realidad cuyas coordenadas básicas estaban cambiando.

Tensiones políticas y sociales
Las tensiones sociales y los conflictos se expresaron de diferentes formas. Para profundizar en este tema, te invitamos a analizar dos fuentes: en una de ellas se describe la vida de las clases populares y en la otra, se presenta la de la elite. Realiza las actividades que proponemos para cada una de ellas y luego sintetiza tus observaciones.

Malestar social Con estas calamidades, que a casi todos nos toca, con el calor que sofoca, con las nefandas maldades, con las mismas enfermedades que nos han atormentado, el pueblo se ve agoviado i sumido en la indijencia, padeciendo sin clemencia lo que no es para contado.

Micaela Navarrete Araya, Balmaceda en la poesía popular 1886-1896, Centro de investigaciones Barros Arana, Dirección de Bibliotecas,Archivos y Museos, Santiago, 1993, p. 82.

1. Los versos que acabas de leer corresponden a una composición que
forma parte de lo que se conoce como lira popular, un tipo de composición poética que tuvo especial difusión a fines del siglo XIX en Santiago, a través de su edición en grandes hojas de papel. ¿Qué sentimientos se manifiestan en estos versos?

Fiesta de disfraces de la oligarquía chilena realizada en 1912 en el Palacio Concha Cazotte.

Referente europeo “Como ya se ha señalado, una de las motivaciones fundamentales del fin de siglo (XIX) fue la integración nacional a las nuevas corrientes culturales externas, especialmente a aquellas provenientes de Gran Bretaña y Francia. De ahí que la apertura al exterior fuera estimada como un asunto prioritario, en tanto proporciona las ideas y los elementos de vanguardia identificados con la modernidad a la que aspiraban los sectores dirigentes del país”. Correa, Figueroa, Jocelyn-Holt, Rolle y Vicuña: Historia del siglo XX Chileno. Editorial Sudamericana. Santiago, 2001.

154

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

• •

¿Reconoces en otros momentos de la historia chilena una inclinación por adoptar patrones culturales extranjeros, sean estos europeos u otros? Actualmente, ¿cuáles son los principales referentes culturales que seguimos los chilenos? ¿A través de qué medios se difunden los patrones culturales dominantes?

2. Sintetiza tus observaciones:

• •

Identifica tres características de las condiciones de vida de las clases populares y de la élite, que se puedan inferir de las fuentes analizadas. Recordando lo que sabes y utilizando las fuentes, intenta completar un cuadro comparativo como el siguiente. Trabaja en tu cuaderno:

Clases populares
Situación económica Usos y costumbres sociales ? ?

Aristocracia
? ?

Describe el conflicto social que podría desarrollarse a partir de la distancia que iba estableciéndose entre las capas sociales.

Poniéndonos en el lugar del otro
1. Formen tres grupos en el curso. Deberán imaginarse que se trasladan en el
tiempo (a principios del siglo XX) y tienen que decidir cómo hacer frente a los problemas económicos y sociales que comenzaban a manifestarse. Cada grupo representará a un sector (clase trabajadora, aristocracia y gobierno).

2. Discutan y traten de resolver las cuestiones planteadas:

En el lugar de la clase trabajadora:

- ¿De qué manera hubieran expresado a las autoridades su descontento? - Más allá de la expresión de un malestar, ¿qué medidas políticas hubieran propuesto implementar para resolver sus problemas?

En el lugar de la aristocracia:

- ¿Les hubieran parecido legítimas las reclamaciones de los trabajadores? - ¿Se hubieran sentido responsables de tomar alguna posición para resolver el conflicto?

En el lugar de las autoridades:

- ¿Cómo hubieran enfrentado el malestar de las clases trabajadoras? - ¿Qué cooperación de la aristocracia hubieran esperado? - ¿Qué legislación hubieran propuesto para enfrentar estos problemas?
3. Busquen similitudes y diferencias entre la posición de la aristocracia y la del
gobierno.

4. ¿Qué papel habrán jugado los sectores medios en estas discusiones? 5. Defienda cada grupo su posición. Elaboren un informe final con sus principales conclusiones.

155

Triunfo del parlamentarismo
Una vez definido el triunfo chileno en la Guerra del Pacífico o Guerra del Salitre, los partidos políticos retomaron los problemas internos del país. Las leyes laicas fueron rápidamente promulgadas, pero las disputas entre los partidarios del parlamentarismo y el presidencialismo no tuvieron fácil solución. Los partidos políticos intentaron por todos los medios imponer su idea de un parlamento fuerte con atribuciones que le permitieran controlar las actividades del presidente a través de las prácticas parlamentarias. El presidente, sin embargo, amparado en un sistema de gobierno de tipo presidencialista, donde sus poderes sobre la administración del Estado eran ampliamente mayores a los que tenía el Congreso, intentó oponerse a que se cambiara el régimen de gobierno. Durante la presidencia de Domingo Santa María la situación se hizo en extremo tensa, pero luego, durante el período de Balmaceda, se cerraron todas las posibilidades de acuerdo, estallando la Guerra Civil de 1891.
En abril de 1891, cuando los congresistas ya habían prácticamente logrado la victoria sobre el gobierno de Balmaceda, organizaron una Junta de Gobierno con plenos poderes.

Guerra civil
La estabilidad de una nación depende del funcionamiento adecuado del ordenamiento jurídico y político que se ha dado. Por ello, los Estados modernos se construyeron en torno al reconocimiento de poderes independientes y autónomos, investido cada uno de funciones propias. Los habitantes de un mismo territorio, regidos por un sistema político constitucional previamente acordado, pueden llegar a no ser capaces de lograr acuerdos a través de los mecanismos establecidos en la Constitución, cuando se ven enfrentados en posturas irreconciliables. En ese momento, posiblemente las armas aparezcan como la única vía posible para dirimir los desacuerdos. Fue lo que ocurrió en Chile en 1891 entre los partidarios del presidente Balmaceda y los representantes del Congreso. El quiebre entre los poderes del Estado era definitivo, pero lo fue más aún cuando la división alcanzó a las Fuerzas Armadas. El Ejército apoyó al Presidente y la Marina al Congreso, llegándose, así, a un estado de guerra civil, en que ambos bandos se enfrentarían en los campos de batalla. El triunfo de las tropas que apoyaban al Congreso fortaleció el sistema parlamentario, que predominaría en Chile hasta la segunda década del siglo XX.

Artillería en campaña en la Guerra Civil de 1891. Biblioteca Nacional, Sala Medina.

La cuestión social
Junto al avance de las ideas liberales en el país, que significó para Chile expansión económica, inserción en la economía mundial y un clima de prosperidad nacional, se fueron desarrollando, también, desequilibrios regionales, pro-

156

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

ductivos y sociales, que no eran, sin embargo, exclusivos de nuestra realidad. En el mundo de la época ya se hablaba de la 'cuestión social', para referirse al conjunto de problemas que afectaban a las clases trabajadoras a fines del siglo XIX e inicios del XX, generados por las desigualdades del liberalismo económico, y que producían tensión política y social. Encíclicas papales, actos de represión, movilizaciones obreras y las primeras leyes en beneficio de los trabajadores marcaron una época que, en el caso de Chile, se vivió con más fuerza a principios del siglo XX. Si bien algunos sectores tomaron conciencia ante la gravedad del problema, la cuestión social en Chile estuvo definida, principalmente, por una reacción donde predominó el temor ante las protestas más que una voluntad por tomar medidas que mejoraran las condiciones de vida de los trabajadores, como podría haber sido, por ejemplo, a través de la legislación social.
Esta obra representa las condiciones de pobreza en que vivía el pueblo a finales del siglo XIX y comienzos del XX. El niño enfermo, óleo de Pedro Lira, 1902.

Nuevos actores, ideologías y organizaciones
Los agudos problemas reflejados a través de la llamada 'cuestión social' llevaron a que muchos sectores se expresaran como nunca antes lo habían hecho. Ello motivó, la participación política de los sectores medios y obreros. La irrupción de estos nuevos sectores estuvo marcada por la aparición de nuevas ideologías que impactaron en el pensamiento social y político de la época. Junto al pensamiento demócrata y radical al que adscribieron algunos segmentos de los grupos populares y medios, el socialismo y el anarquismo se extendían también entre los sectores obreros, quienes comenzaron a exigir participación en el sistema político en resguardo de sus intereses. Para ello se organizaron, primero, a través de instancias que privilegiaban la ayuda mutua, como las sociedades de socorros mutuos, para luego crear organizaciones que privilegiaban el accionar político como herramienta para alcanzar las mejoras por las que luchaba, como las sociedades mancomunales y sociedades de resistencia. Las organizaciones gremiales y propiamente políticas, como la Federación Obrera de Chile, FOCH, y el Partido Obrero Socialista, que vieron la luz del día hacia 1910, agruparon principalmente a los obreros del salitre, puertos y ferrocarriles del norte.

Obrera de una fábrica a principios de siglo.

Crisis económica y ciclo del salitre
Habiendo quedado atrás las antiguas restricciones heredadas del sistema colonial, comenzó en Chile una etapa de libertad en materia económica inspirada por el 'dejar hacer', que llevó a nuestro país a contar con un sistema comercial más moderno, con bancos, mercado de capitales, inversiones extranjeras y mayores ingresos. Las características monoexportadoras de la economía chilena y su dependencia de capitales extranjeros, sin embargo, la hicieron sentir con fuerza la recesión mundial de los años '70. El auge de la industria del salitre, terminada la Guerra del Pacífico, daría un nuevo impulso a la economía, a través de un ciclo de gran prosperidad, que terminaría hacia los años 20 del nuevo siglo.

Calle Ahumada en Santiago, 1915.

157

Crisis política, crisis social

1

Una guerra civil pone fin al presidencialismo

Durante el gobierno de Domingo Santa María, el poder ejecutivo debió relacionarse con un Congreso muchas veces hostil y que presionaba por terminar, por ejemplo, con las prácticas de intervención electoral. No obstante, Santa María logró contar, por momentos y en relación a temas específicos, con un Parlamento favorable, y, finalmente, hizo triunfar al abanderado del gobierno en las elecciones presidenciales de 1886. Pero el nuevo presidente, José Manuel Balmaceda (1886-1891), carecía de la capacidad negociadora de su antecesor, y su forma de actuar provocaba frecuentes confrontaciones en el Congreso. Además, a finales del siglo XIX, y tal como había evolucionado el sistema de gobierno, ya no podía ejercer la presidencia un representante de personalidad tan fuerte como la suya, cuando lo que se buscaba era un presidente sometido a la voluntad del Congreso. Balmaceda era considerado, hasta por sus opositores, como un hombre de capacidades extraordinarias y grandes cualidades personales. Estaba convencido de poder realizar un gobierno que dejara huella en el país gracias a un ambicioso plan de obras públicas, aprovechando las riquezas del salitre. Entre ellas destacaba el ferrocarril que uniría Chile y Argentina, el Viaducto del Malleco y la construcción de numerosos edificios públicos. Tenía una visión moderna de su cargo y se dedicó, como nunca antes un presidente había hecho, a recorrer el país. Su forma de entender el rol presidencial estaba en absoluta oposición a lo que el Congreso y los partidos entendían que debía ser su función, y esta discrepancia alimentó un conflicto que se agudizó en 1889, cuando la mayoría liberal del Parlamento se sumó a la oposición a Balmaceda. Al acercarse las elecciones de 1891, y como era costumbre, el presidente quiso imponer a su sucesor, pero esto exaltó aún más los ánimos de políticos y congresistas y comenzaron a aflorar actos de violencia política. El Congreso, por su parte, reaccionó con extrema dureza y se negó a aprobar la ley de presupuesto para el año 1891. En ese instante, el quiebre entre los poderes ejecutivo y legislativo era definitivo. Balmaceda decretó la vigencia de las leyes periódicas y la renovación del presupuesto del año anterior, ante lo cual el Congreso firmó un acta de deposición del presidente, declarando la inconstitucionalidad de su determinación.

Presidente José Manuel Balmaceda (1840-1891). Pintura sobre porcelana. Col. Museo Histórico Nacional.

El puente ferroviario sobre el Biobío fue una de las obras públicas que se llevaron a cabo durante el gobierno de Balmaceda. Grabado de Melton Prior, 1889.

158

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

Posición del presidente Pensad, señores, en que soy chileno y que derivo mi mandato, no del Congreso, sino del pueblo, que soy jefe del gobierno en el interior y el representante de la dignidad y del prestigio de Chile en el exterior. En este puesto soy más que un individuo, porque soy el representante de uno de los poderes más fundamentales del Estado. No puedo abatir mi autoridad ni doblegar el ejercicio de mis atribuciones constitucionales, tratándose de la elección de mis secretarios de confianza, y asumiendo la responsabilidad de mis propios actos. ¿Cuál será la situación del Presidente de Chile si en estas condiciones cediera en el ejercicio de sus prerrogativas constitucionales? Solo he querido el bien y solo he trabajado por el bien. Pero se me ha creado por la mayoría del Congreso una situación política delante de la cual no puedo retroceder. Estoy obligado por los acontecimientos a marchar resueltamente hasta el fin. José M. Balmaceda a la comisión que le llevó las conclusiones de la reunión de la oposición del 13 de julio de 1890. Citado en 1891 visto por sus protagonistas. Posición del Congreso El Presidente de la República ha declarado que, amparado por lo que cree su derecho, que amparado en los dictados de su conciencia, permanecerá en la situación actual.Y ha agregado que permanecerá en ella hasta el fin. Esta palabra del Presidente de la República es siniestra. Esta palabra del Presidente de la República parece envolver una amenaza (…). Sabe el Presidente que mientras no haya garantía de respeto a las instituciones, el Congreso habrá de mantener sus acuerdos: que no autorizará el cobro de las contribuciones y que no votará presupuestos (…). ¿Cree el Presidente de la República que está cumpliendo con su deber cuando hace carecer al país de las contribuciones que necesita para su vida ordinaria? ¿Cree cumplir con su deber manteniendo una situación preñada de peligros y desastres, que necesariamente habrán de producirse?… Yo traduzco las palabras del Presidente de la República en esta forma:“Estoy resuelto a mantenerme en la Presidencia de la República, a no acceder a la voluntad y a los deseos del Congreso mientras pueda, mientras tenga fuerza, aun cuando haya de violar todas las instituciones que he jurado respetar”. Discurso de Julio Zegers en la Cámara, 15 de julio de 1890.

Estos dos textos muestran con claridad la oposición que hacia fines del siglo XIX se desarrolló entre el presidente y el Parlamento. ¿Por qué esta rivalidad tuvo que llegar hasta un enfrentamiento militar? Profundicemos en este tema. Para comprender las posiciones del presidente y del Congreso –representada por las palabras de un parlamentario–, podemos analizar las partes que las conforman. Completa en tu cuaderno un cuadro similar al que te presentamos en la página siguiente con la información requerida:

159

Presidente
Acusaciones mutuas Amenazas mutuas Justificación de su propia posición ? ? ?

Parlamento
? ? ?

Lee con atención el cuadro que acabas de completar y explica en un párrafo cuál es el elemento central de esta disputa. ¿Podrían haber existido alternativas no violentas para la solución del conflicto? Explica alguna de ellas. Averigua los caminos que existen hoy día para resolver los problemas que puedan tener lugar entre los distintos poderes del Estado.
El quiebre institucional era gravísimo, pero lo fue más aún cuando las Fuerzas Armadas también dividieron sus lealtades. El Ejército apoyó al presidente y la Marina al Congreso; con esto, la guerra civil ya estaba declarada. Los congresistas con la Marina pudieron controlar el norte salitrero y con los recursos levantar un ejército. Las batallas de Concón y Placilla, el 21 y el 28 de agosto de 1891, decidieron el conflicto a favor del Congreso. Ante la derrota, el Presidente Balmaceda traspasó el poder al General Baquedano y se asiló en la Embajada Argentina, lugar en el que se suicidó el 19 de septiembre de aquel año, un día después de terminado su período constitucional como presidente. Días antes, el 31 de agosto, las tropas leales al Congreso habían entrado triunfantes en Santiago. Quienes habían apoyado al presidente debieron salir del país, y sus casas fueron saqueadas. Al poco tiempo nuestro país volvió a la normalidad, reinstaurando el parlamentarismo como forma de gobierno. Tal y como sucedió con respecto a los conflictos armados de la Independencia, una de las grandes preguntas que se han hecho quienes han investigado la Guerra Civil de 1891 ha hecho referencia al papel que en ella jugaron los sectores populares, en tanto que los más evidentes protagonistas del conflicto eran miembros de la élite político-económica. Sin embargo, algunas perspectivas de análisis se han centrado en el estudio de la prensa satírica y de humor político de la época, demostrando que periódicos de inspiración popular apoyaron el bando presidencial, así como otros se inclinaban por los sectores constitucionalistas, y otros aun no apoyaron a ninguno de los dos. Es decir, esta fuente histórica nos demuestra la variedad de opiniones que en el mundo popular existían con respecto a los hechos de 1891. Una vez concluido el conflicto, los poetas populares y las hojas que publicaban se manifestaron muchas veces como partidarias del fallecido José Manuel Balmaceda, construyéndose en torno a él una suerte de mitología popular; la que puede explicarse tanto por el impacto de la figura del ‘presidente mártir, como por la percepción de que bajo el régimen parlamentario que le sucedió, las élites políticas y económicas no se abocaron a la solución de los problemas de los sectores populares, sino a dirimir sus pugnas de intereses personales o de grupos.

La primera victoria del ejército congresista corresponde a la captura de Iquique el 19 de febrero de 1891. Grabado de Melton Prior.

Los congresistas debieron formar cuerpos militares para combatir al ejército balmacedista.

160

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

“Mi vida pública ha terminado. Debo, por lo mismo, a mis amigos y a mis conciudadanos, la palabra íntima de mi experiencia y mi convencimiento público. Mientras subsista en Chile el gobierno parlamentario en la forma y el modo en que se le ha querido practicar y tal como lo sostiene la revolución triunfante, no habrá libertad electoral ni organización seria y constante en los partidos, ni paz entre los círculos del Congreso. El triunfo y el sometimiento de los caídos producirán una quietud momentánea; pero antes de mucho renacerán las viejas divisiones, las amarguras y los quebrantos morales para el Jefe de Estado. Solo en la organización del Gobierno popular representativo con poderes independientes y responsables y medios fáciles y expeditos para hacer efectiva la responsabilidad, habrá partidos con carácter nacional y derivados de la voluntad de los pueblos y armonía y respeto entre los poderes fundamentales del Estado. El régimen parlamentario ha triunfado en los campos de batalla, pero esta victoria no prevalecerá. O el estudio, el convencimiento y el patriotismo abren camino razonable y tranquilo a la reforma y la organización del Gobierno representativo, o nuevos disturbios o dolorosas perturbaciones habrán de producirse entre los mismos que han hecho la revolución unidos y que mantienen la unión para el financiamiento del triunfo, pero que al fin concluirán por dividirse y chocarse. Esas eventualidades están, más que en la índole y el espíritu de los hombres, en la naturaleza de los principios que hoy triunfan en la fuerza de las cosas. Si nuestra bandera, encarnación del pueblo verdaderamente republicano, ha caído plegada ensangrentada en los campos de batalla, será levantada de nuevo en tiempo no lejano, y con defensores numerosos y más afortunados que nosotros, flameará un día para honra de las instituciones chilenas y para dicha de mi patria, a la cual he amado sobre todas las cosas de la vida”. Testamento político de Balmaceda (1891). En: 1891 visto por sus protagonistas. Universidad Finnis Terrae, 1991.

En este documento, Balmaceda expresa ideas centrales de su pensamiento político.Analicemos algunas de ellas: • ¿Por qué Balmaceda hace hincapié en la necesidad de que los poderes públicos funcionen con absoluta independencia? • ¿A qué se refiere cuando asegura que de no impulsarse las reformas para el establecimiento de un gobierno representativo se producirán divisiones en el bando triunfador de la guerra civil?

2

El parlamentarismo triunfante

Una vez finalizada la guerra civil de 1891 y restaurado el orden institucional, el nuevo gobierno encabezado por el almirante Jorge Montt procedió a fortalecer el sistema parlamentario a través de reformas secundarias o enmiendas a la Constitución de 1833. Así, por ejemplo, fueron formalizadas las prácticas parlamentarias sobre la aprobación de leyes que venían dándose de hecho en la política chilena desde 1870.

161

Aparte de los cambios políticos directamente relacionados con el funcionamiento del régimen parlamentario, este período no se caracterizó por grandes transformaciones en la vida nacional o en el país en su conjunto. La guerra civil de 1891 fue una lucha por el control político, y en esas disputas participaba solo un pequeño sector de la sociedad. Por esto, las diferencias que se zanjaron en el campo de batalla no supusieron ningún cambio significativo para el país: los actores eran los mismos, las ideas liberales seguían siendo predominantes en materia económica, y los problemas sociales que afectaban al país continuaron siendo desatendidos.
Jorge Montt (1845-1922) es el primer presidente del período parlamentario.

Por eso, el período parlamentario es recordado como una etapa de inoperancia, donde todos los esfuerzos se diluían en interminables discusiones políticas, entrampadas principalmente (y ahora con más frecuencia) por las prácticas parlamentarias: el presidente, que tenía escaso peso político, aparecía como un árbitro en las contiendas entre los partidos políticos, que se preocupaban por mantener los equilibrios en el Congreso, mientras sus gabinetes caían uno tras otro producto de aquel juego parlamentario. Sin embargo, los mismos representantes políticos reconocieron la necesidad de dar continuidad a la administración del Estado, por lo que los subsecretarios ministeriales y los mandos técnicos adquirieron cada vez mayor importancia. Del mismo modo, debe destacarse la participación de una cantidad significativa de médicos en el Congreso, institución a través de la cual lograron importantes medidas sanitarias como el Consejo Superior de Higiene y la masificación de la vacuna.

Durante el gobierno de Pedro Montt el Congreso autorizó la construcción del tren longitudinal. A través de él se pudo unir el territorio nacional desde la ciudad de Pintados (Tarapacá) hasta Puerto Montt. La línea férrea alcanzó una extensión de más de 3.000 kilómetros.

Presidentes del período
Jorge Montt (1891-1896) Federico Errázuriz (1896-1901) Germán Riesco (1901-1906) Pedro Montt (1906-1910) Ramón Barros Luco (1910-1915) Juan Luis Sanfuentes (1915-1920)

Sin embargo, también es posible destacar los logros que se alcanzaron en algunos ámbitos:

Medidas tomadas durante el período parlamentario
• Se firmó la paz con Bolivia, en 1904. • Se zanjaron una serie de problemas limítrofes con Argentina mediante la vía diplomática, aunque no lograron ser soluciones definitivas. • • • • Inauguración del ferrocarril trasandino. Construcción del ferrocarril entre Arica y La Paz. Extensión de ferrocarriles. Expansión de la educación, tanto en matrícula como en número de establecimientos.

Relaciones internacionales

Obras públicas

Política y administración

• Ley de Comuna Autónoma. El Presidente de la República perdió una de sus principales armas de control político, la intervención electoral, al entregárseles a las municipalidades el control de los procesos electorales. Medida que, sin embargo, no se tradujo en una democratización real ya que se siguieron cometiendo abusos.

Mientras el parlamentarismo parecía desarrollarse sin mayores sobresaltos, comenzaron a levantarse algunas voces que criticaban abiertamente el sistema. Se hablaba de una crisis, pero, ¿dónde se manifestaba esa crisis que la oligarquía no veía?

162

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

El Teniente
Un acontecimiento económico importante que tuvo lugar en este período fue la inauguración, el 29 de abril de 1905, de la mina El Teniente. El ingeniero norteamericano en minas William Braden inauguró la mina, que en esos años era el yacimiento subterráneo de cobre más grande del mundo y estaba llamado a convertirse en un recurso central de la Gran Minería del Cobre de Chile. El yacimiento estaba ubicado a 2.000 metros sobre el nivel del mar, en la precordillera de la sexta región, y a él se accedía por un camino de carretas especialmente construido. La mina existía desde 1760, pero (aunque Chile era uno de los primeros productores de cobre del mundo) este yacimiento no era explotado en su potencial, debido a su altura, la baja ley detectada en el mineral, los rigores climáticos y su inaccesibilidad. Para comenzar los trabajos fueron importadas maquinarias modernas que permitían procesar 500 toneladas diarias de mineral.
Revolución Industrial: período caracterizado por la adopción de métodos productivos que se sirven de máquinas y de un sistema de transportes que facilita la división regional del trabajo. Se inició en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVIII, se extendió por Europa y Estados Unidos en el siglo XIX e irradió su influencia a los demás continentes al convertirse estos en fuente de materias primas para los productos industriales. Capitalismo industrial: modelo económico sustentado en la creciente industrialización de los medios de producción para generar mayores beneficios. Industrialización: proceso iniciado a partir del siglo XVIII, que consistió en dotar a ciertos Estados occidentales con una potente industria, lo que implicaba la división del trabajo. Encíclica: documento papal dirigido al mundo católico sobre temas diversos de interés general.

3

Nuevos actores y manifestaciones políticas
Contexto internacional

Desde mediados del siglo XIX, principalmente en Europa, se desarrollaron procesos que cuestionaron la vigencia del liberalismo como sistema económico social. ¿Por qué?: La actividad capitalista había propiciado el aumento de las desigualdades sociales: los beneficios del sistema eran disfrutados por pequeños sectores. La Revolución Industrial había significado una importante transformación de las estructuras sociales, provocando una fuerte migración de la población rural a las ciudades, lo que detonó graves problemas, como la marginalidad urbana. La precariedad en las condiciones de vida de millones de personas provocó la reacción de los afectados, de intelectuales y de la Iglesia Católica, la que a través de la encíclica Rerum Novarum, llamó la atención de la cristiandad ante estos problemas en 1891. Nuevas ideologías cautivaron a los sectores obreros, quienes comenzaron a exigir su participación en los sistemas políticos, en resguardo de sus intereses. Distintos estallidos revolucionarios, en diversas partes del mundo, daban cuenta de este nuevo escenario, y muchos comenzaron a exigir al Estado una mayor participación en la orientación de las políticas económicas y sociales.

En Chile, estos sucesos no perturbaban a la oligarquía, que seguía actuando con total indiferencia ante ellos. Parecían más interesados en mantener los equilibrios entre los partidos que en buscar soluciones a las manifestaciones obreras que comenzaban a sucederse cada vez con más frecuencia en las zonas mineras, en Valparaíso y en Santiago. Además, la élite se había dedicado profusamente, a partir de la adquisición de las riquezas salitreras, a remodelar la ciudad de Santiago, construyendo palacios, parques y avenidas que trataban de asemejar la capital a París, como forma de vincular su identidad como grupo social a las clases altas europeas. Las celebraciones del Centenario de la Independencia dieron la oportunidad al gobierno de organizar fastuosos banquetes y ceremonias, manifestaciones de una opu-

163

Anarquismo: doctrina que preconiza la supresión del Estado y de todo control social sobre el individuo, en beneficio de su libertad plena. Socialismo: sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.

lencia que se reflejaba también en el aumento del consumo conspicuo –la importación de artículos de lujo como vestuario y joyas– y la organización de exclusivos Clubs, a la usanza de Inglaterra. Así, la élite vivía su propia Belle Époque, soñando con Europa y lejos de los problemas reales del país. Pero la situación estaba cambiando, y los sectores sociales, que tradicionalmente no habían participado de la actividad política, comenzaron a organizarse con el objeto de obtener la representación que les permitiera, desde el interior del sistema, dar solución a sus demandas o, en su defecto, sencillamente presionar a la autoridad para conseguir derechos y beneficios que hasta entonces les eran negados. Durante el Parlamentarismo, la incorporación de nuevos actores sociales hizo más compleja la actividad política, aunque esta siguió siendo dominada sin contrapeso por la oligarquía. El escenario político se había configurado de la siguiente manera:

Partidos políticos
Conservador

Características generales
• Partido tradicional que representaba la visión y los intereses de la Iglesia Católica y que, junto con el Liberal, controlaba el sistema político. • Fraccionado en distintas corrientes, que iban desde el centro político hasta posturas más cercanas al radicalismo. • De corte liberal, pero más cercano a los conservadores. • Se definía como anticlerical y estaba ligado a los sectores medios y la masonería. Si bien su actuación se situaba dentro de las concepciones liberales, hacia 1906 comenzó a adoptar posiciones más cercanas al socialismo de Estado, preocupándose de los problemas sociales que aquejaban al país. • Había nacido del radicalismo con la intención de representar dentro del sistema a los sectores medios y obreros, sin conseguir una mayor figuración.

Liberal Nacional

Radical

Demócrata

¿Cómo se fue configurando el mapa político chileno? Las tendencias conservadora y liberal, que marcaron el rumbo de la política a inicios de la vida republicana, dieron origen a otras posiciones políticas que fueron consolidándose durante el período parlamentario. Identifica los partidos políticos existentes en este período y reúne la información necesaria para completar en tu cuaderno un cuadro como este:
Partidos políticos
?

Tendencia política
?

Ideas políticas principales
?

Ideas económicas principales
?

Procedencia social de sus miembros
?

164

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

Elabora un esquema ubicando a cada uno de estos partidos en un eje que tenga por extremos las posiciones de derecha e izquierda.
Izquierda Derecha

Ante este panorama, los grupos sociales que reclamaban por sus derechos y que no tenían representación alguna, debieron generar sus propias instancias de participación política. Las primeras formas de organización de los sectores obreros tuvieron directa relación con la necesidad de darse apoyo entre ellos y mejorar así las precarias condiciones en que vivían, lo que se expresó en las sociedades de socorros mutuos o mutuales. De una primera etapa, dedicada a dar ayuda social a sus miembros y a sus familias en caso de enfermedades, el desempleo y muerte, las organizaciones pasaron a una actividad política con características sindicalistas, expresada en las mancomunales y en las sociedades de resistencia, guiadas por distintas corrientes ideológicas como el anarquismo y el socialismo. Así, pasaron de la ayuda mutua a la búsqueda del cambio social: enfrentaron al sistema político imperante y al empresariado, reclamando beneficios como la dictación de leyes laborales, el alza de salarios y el control de la inflación. Pero ni el gobierno ni el Parlamento acogieron las demandas. Es más, reprimieron las manifestaciones obreras con una fuerza desmedida, utilizando incluso al Ejército, con resultados como el de la Huelga de la Carne en Santiago –donde murieron 50 personas en 1905– o la matanza de la Escuela Santa María de Iquique en 1907, donde el número de muertos llegó a una cifra cercana a los 400. Las protestas fueron el recurso utilizado por los trabajadores, frente a gobiernos incapaces de abordar decididamente los graves problemas sociales y políticos que vivía el país. En este contexto se fundó en 1909 la Federación Obrera de Chile (FOCH), la cual logró convertirse en canal de expresión de amplios sectores de la clase trabajadora, tanto anarquistas como socialistas, considerando la fuerza que ambas corrientes ideológicas tanían a comienzos de siglo. Entre los líderes de los trabajadores sobresalió Luis Emilio Recabarren, quien supo dar una adecuada organización al movimiento. Fundó, en 1912, el Partido Obrero Socialista, con la intención de luchar políticamente en favor de los obreros, pero, a diferencia de los demócratas, oponiéndose al parlamentarismo como forma de gobierno, aun cuando el mismo Recabarren había sido electo diputado por la zona salitrera, en 1905, cargo del cual fue despojado al negarse a prestar el juramento de rigor por ser agnóstico. En una nueva postulación, en 1915, fue derrotado por fraude y cohecho. Su decidida acción le permitió llegar en 1917 a presidir la Federación Obrera de Chile, y desde ahí seguir su labor por la reivindicación de los derechos de los trabajadores. Algunos sectores de la oligarquía tomaron conciencia de la gravedad de la cuestión social, pero la reacción generalizada fue más de temor ante las pro-

Agnóstico: quien entiende la fe como una opción personal de cada individuo y que él no comparte; ser agnóstico no implica necesariamente ser antirreligioso.

Manifestación obrera en Santiago.

Luis Emilio Recabarren (18761924) fue un activo líder obrero. Fundó el Partido Obrero Socialista (origen del Partido Comunista), presidió la Federación Obrera de Chile, fundó y dirigió varios periódicos y fue diputado por Antofagasta.

165

testas que de una decidida voluntad por tomar medidas efectivas que mejoraran las condiciones de vida de los trabajadores. Consecuentemente, fue más común la represión que la legislación social y laboral que tanto se necesitaba. De hecho, entre 1891 y 1915, solo se dictaron tres leyes a favor de los trabajadores: la Ley de Descanso Dominical, la Ley de Habitaciones Obreras y la Ley de la Silla. De esa forma, a inicios del siglo XX el panorama político chileno se había modificado por la presencia de nuevas organizaciones, de carácter obrero y socialista, que buscaban representar los intereses y reivindicaciones de ese sector social. Sin embargo, por lo general, los obreros siguieron votando generalmente por los partidos tradicionales, y muy pocos representantes de las nuevas organizaciones obtuvieron los votos necesarios para llegar al Parlamento. Esta situación se debía a distintos factores: entre ellos, a un sistema de elecciones fuertemente distorsionado por la práctica de la compra de votos, la presencia de “choclones” y tumultos que amenazaban físicamente a quienes no votaban por los candidatos tradicionales y la costumbre de repartir bebidas alcohólicas entre los votantes para así asegurar su voto en una determinada dirección. Así, los partidos obreros no contaban con los recursos necesarios para resistir a la intervención electoral, o para comprar votos tal como lo hacían los partidos políticos tradicionales. Sin embargo, y a pesar de estas dificultades, junto a nuevos actores políticos se manifestarían a favor de los cambios sociales que forjarían el fin del régimen oligárquico. Estos grupos eran:

Grupos

Hecho significativo
• En 1906 fundaron la Federación de Estudiantes de Chile y apoyaron decididamente a los trabajadores en sus demandas sociales.

Conformación social
• Los estudiantes representaban principalmente a los crecientes sectores medios, hijos de artesanos, inmigrantes y funcionarios públicos que habían tenido acceso a la educación gracias al creciente impulso que los distintos gobiernos habían dado a la instrucción.

Postura política
• Como grupo, no tenían una postura ideológica común ni un proyecto de sociedad determinado, pero compartían su rechazo hacia el sistema imperante.

Organizaciones estudiantiles universitarias

Oficialidad joven del ejército

• En 1900, con la dictación de la Ley de Servicio Militar Obligatorio, comenzaron a acercarse a los sectores populares, quienes mayoritariamente llegaban a los cuarteles a cumplir con su obligación militar.

• Formaban parte de esta institución, principalmente, hombres provenientes de la clase media, quienes, dadas las experiencias que había tenido el país durante el siglo XIX, fueron instruidos no solo en los asuntos propiamente militares.

• El contacto con campesinos y obreros permitió al Ejército hacerse una imagen de las condiciones de vida de buena parte de los habitantes del país y de la urgencia con que se debían tomar medidas en su beneficio. Del mismo modo, percibieron la postergación de sus propios intereses institucionales como un síntoma de ineficiencia del modelo parlamentario.

Un deseo de reforma fue gestándose, contagiando a buena parte de la sociedad, antes de dejarse sentir directamente sobre el gobierno. Así, eran abundantes las denuncias sobre el apoyo de alcaldes y policías a los candidatos oficiales y la persecución y hostigamiento a los de oposición.

166

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

A partir del siguiente texto, es posible extraer algunos elementos centrales del discurso que la clase trabajadora comenzó a manifestar a principios del siglo XX. Léanlo atentamente en grupos y luego respondan las preguntas:
“La huelga de Iquique* es para mí, el primer grito de rebelión que lanza el chileno, es el primer grito de protesta arrojado al rostro de los capitalistas, que amparados por el gobierno y sus ejércitos, nos explotan a su inhumano capricho, sin encontrar lícito que nosotros protestemos de semejantes actos de salvajismo (…). Queremos ser libres, queremos mejorar nuestra condición de miseria: ayudémonos mutuamente, valiéndonos de nosotros mismos (…).Veinte años ha que ustedes trabajan para engordar a los verdugos y hasta hoy no ha habido un hombre en el Congreso capaz de hacer cesar este estado de cosas. La experiencia de los años debe marcar para ustedes una nueva conducta para el porvenir. Nunca más al servicio de los amos, de los patrones, de los ricos. Trabajemos, pero para nosotros. La huelga iniciada ahí es el primer paso, ya no es posible retroceder, la marcha está emprendida, debe llegar hasta el fin de la jornada”. Carta a Abdón Díaz (nota: fundador e inspirador de la Mancomunal de Iquique, origen del mancomunalismo chileno), por Luis Emilio Recabarren, publicada en El Trabajo, Iquique, 23 de febrero de 1902. Tomada de La cuestión social en Chile… pp. 551-554 *Nota: Se refiere al movimiento huelguístico que se gestó en la zona a fines de 1901 y comienzos de 1902, que conmovió a toda la región salitrera y que fue, en parte, motivado por la acción de la mancomunal.

• Selecciona los principales conceptos desarrollados en el documento. • Establece las relaciones entre los conceptos seleccionados a través de la construcción de un mapa conceptual. Recuerda organizarlos jerarquizando los conceptos y generando conectores que expliquen sus vinculaciones. • ¿Cuál es el objetivo de la lucha obrera que se hace presente en esta carta? ¿En qué consisten sus aspiraciones? • ¿Cuál es el argumento que esgrimen para justificar estos requerimientos? • ¿Qué estrategias han utilizado para cumplir sus propósitos? ¿Cuáles piensan utilizar en el futuro? • ¿Son legítimas sus peticiones? ¿Por qué? ¿Son legítimos los medios? ¿Por qué? A la luz de los contenidos ya vistos, lee y analiza la siguiente frase que describe la situación social por la que atravesaba el país durante el cambio de siglo.A continuación, responde las siguientes preguntas:
“Si las clases dirigentes quieren la tranquilidad del país, ¿para qué obligan a las clases trabajadoras a pedir por la fuerza lo que se les puede conceder de buen grado?” El liberal democrático (Iquique), 7 de febrero de 1897. Citado por Julio Pinto en ¿Cuestión social o cuestión política? La lenta politización de la sociedad popular tarapaqueña a fines de siglo (18891900). En Historia 30, Instituto de Historia de la Universidad Católica, Santiago, 1997.

167

• ¿Cuáles eran las principales aspiraciones de las clases trabajadoras? • ¿En qué sentido la oligarquía es la responsable de las medidas de fuerza que toman los trabajadores para hacer manifiestas sus aspiraciones? • ¿Cuál es la alternativa al conflicto violento que propone de forma implícita el autor de este artículo? • Esta frase también puede ser entendida como una advertencia o una amenaza bastante explícita, ¿por qué?

4

La economía del “dejad hacer”

Al igual como ocurría en el ámbito político, hacia principios del siglo XX la economía chilena incubaba también una profunda crisis que no tardaría en manifestarse. Sin embargo, los recursos que aportaba al país la actividad salitrera ayudaban a ocultar aquellos males y fueron muy pocos los que lograron predecir lo que ocurriría. Por el contrario, las actividades económicas vinculadas a la especulación –en particular con el suelo urbano y las inversiones salitreras– no dejaron de desarrollarse, llevando al país a situaciones de inflación que afectaron principalmente a los sectores de más bajos recursos.

Análisis económico En la Unidad 4 ya hemos recordado algunos conceptos básicos para la comprensión de la evolución económica chilena.Ahora profundizaremos un poco más. ¿Por qué, para el desarrollo económico, puede ser beneficioso promover el crecimiento y la consolidación de un aparato institucional y una infraestructura “modernos”? ¿Qué es una política económica? ¿Cuáles son las principales tendencias que existen? ¿Qué línea ha seguido Chile en la actualidad? ¿Qué significa que un país tenga una sobredependencia de un determinado producto? ¿De qué producto ha sido sobredependiente Chile en el siglo XX? Elabora un análisis escrito sobre los siguientes argumentos: • Los riesgos que sufre una economía al ser monoexportadora. • Los riesgos que sufre una economía al depender, principalmente, del desarrollo del sector primario. Construye un cuadro como el que te mostramos a continuación, identificando las diferentes etapas por las que atravesó la economía chilena durante el siglo XIX, y sus principales características.
Período
?

Principal característica
?

Descripción general
?

A continuación, revisaremos las principales características de la economía nacional durante el primer ciclo de expansión económica, de 1830 a 1870.

168

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

Rasgos de la economía chilena durante el período 1830-1870
• Durante este período (1830 a 1870), el Estado tomó medidas que permitirían sustentar la creciente actividad económica: – Consolidación de un aparato institucional. – Establecimiento de una red de servicios básicos, como ferrocarriles, telégrafos y puertos, esenciales para fomentar el comercio y la producción. – Promoción de una política comercial que propiciaba la incorporación de capitales privados a la producción. • La minería y el comercio se incorporaron con fuerza al sistema productivo, yendo más allá de la tradicional producción agrícola y ganadera característica del período colonial. • Ingresaron al país capitales extranjeros y se consolidó la inserción de Chile en la economía mundial por medio de las exportaciones. • En la década de 1830 se inició la explotación de importantes yacimientos de plata en el Norte Chico. • La actividad agrícola se vio favorecida al abrirse nuevos mercados para el trigo en California y Australia. • Hacia 1870 el crecimiento en la producción de cobre trajo nuevamente al país importantes recursos. • El aumento de la población y la ocupación del territorio nacional de manera más extensa, hicieron el mercado interno algo más atractivo, y aquello permitió que en Chile se fabricaran hacia fines del período una buena cantidad de productos como cigarrillos, cerveza, muebles, calzado y telas. • Aparecieron los capitalistas nacionales, hombres de empresa que destacaron principalmente en las actividades mineras. Entre ellos se formaron las grandes fortunas de la época, como las de José Santos Ossa, Tomás Urmeneta o la familia Cousiño. • Solo algunas ciudades del país supieron de este progreso, en especial Santiago y Valparaíso, mientras gran parte del país seguía sumido en condiciones semejantes a las de la época colonial. • No todos los sectores productivos se desarrollaron, estableciéndose así las bases de país monoproductor que han caracterizado a Chile durante gran parte de su historia. Primero fue la plata, luego el trigo y el cobre, para posteriormente dar paso al salitre, hacia fines del siglo XIX. • Los beneficios del crecimiento económico fueron desigualmente distribuidos, enriqueciéndose la oligarquía, mientras los sectores populares vivían en condiciones miserables y sin la posibilidad de acceder a herramientas que les permitieran salir de su situación. Esto no fue remediado durante la segunda mitad del siglo XIX, y posteriormente se transformó en alimento de las tensiones sociales, que comenzaron a manifestarse con fuerza en nuestro país.

Expansión económica

Diversificación económica Inserción de Chile en la economía mundial

Prosperidad

Desequilibrios

Sin duda que la explotación del salitre estaba aportando ingresos nunca antes vistos en Chile, pero también es cierto que la economía nacional se sustentaba principalmente en aquella actividad y no estaba preparada para el momento en que decayera la producción del llamado “oro blanco”. La expansión económica chilena entró en una profunda crisis hacia 1875, al verse afectados los sustentos básicos de la economía nacional. Chile exportaba gran parte de su producción agrícola y minera, por lo que era vulnerable a las variaciones de la economía mundial, y esta, por esos años, entró en un proceso recesivo. Los productos de los que dependía Chile se vieron afectados por situaciones desfavorables. El precio del trigo, por ejemplo, bajó bruscamente al desarrollarse nuevas zonas productivas en Estados Unidos, Australia y Argentina. Una

Al comenzar el siglo XX, el capital salitrero inglés representaba el 55% del total de las explotaciones. En la imagen, los obreros colocan en barriles el yodo.

169

situación semejante ocurrió con el cobre, que por ese entonces vio disminuir su valor en los mercados internacionales, dado que países como Estados Unidos comenzaron su explotación con técnicas más avanzadas que aquellas que se ocupaban en Chile, y con menores costos de producción.

Estructura de las exportaciones
(en millones de pesos de 18 peniques)

Salitre Años exportado Exportación % salitre país del total
1880 1885 1890 1895 1900 1905 1910 1915 1920 27 35 81 101 113 189 239 244 535 105 102 142 147 166 244 302 322 789 26 38 57 69

La crisis de las exportaciones tuvo consecuencias para la economía entera porque, como ingresaban menos recursos al país, había menos dinero circulando; este hecho afectó fuertemente al mercado interno y, con ello, las posibilidades de reactivar la economía. Sin embargo, a los pocos años el país pudo salir de esta crisis, al ganar los territorios salitreros del Norte Grande tras la Guerra del Pacífico, dando inicio al segundo ciclo de expansión económica vivido durante el siglo XIX. En efecto, la industria salitrera trajo importantes consecuencias.

Fuente: Carmen Cariola y Osvaldo Sunkel. Un siglo de historia económica de Chile 1830-1930.

Sector primario: sector de la economía dedicado a la explotación de los recursos naturales (pesca, agricultura, minería).

Algunos analistas han calificado el ciclo del salitre como una 'oportunidad perdida' por el país, indicando que la gran canti68 dad de recursos generados por las exportaciones de nitrato 78 fue derrochada o sacada del país por las firmas extranjeras. 79 Veamos. Respecto a la fuerte presencia extranjera y sus ganancias, ello se habría debido a la ausencia en el país de 76 capacidades empresariales para gestionar una industria expor68 tadora de nitrato en gran escala. En cuanto al uso de los importantes ingresos tributarios, el gobierno los utilizó en parte para financiar infraestructura social y física (por ejemplo, aumento de la matrícula escolar e incremento de la red ferroviaria). La magnitud de los ingresos aduaneros permitió al Estado subsistir prácticamente sin otros impuestos, en tanto que el Impuesto a la Renta fue establecido recién en 1924. En tal sentido, solo los bienes inmuebles, el tabaco y las bebidas alcohólicas pagaban impuestos que de forma directa llegaban a la administración pública. Los municipios, por su parte, recibían parte importante de sus ingresos a partir de las patentes comerciales, la subasta de la organización de ramadas para las fiestas patrias y el pago de una patente para la circulación de carros por las calles principales. En relación al gasto de los privados, efectivamente hubo un aumento considerable en el consumo de bienes importados como vinos, joyas, vestuario y perfumes, que casi doblaron las importaciones de maquinaria industrial y agrícola de la época.

La industria salitrera: la expansión económica
Miles de personas emigraron hacia el norte en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. A las arcas fiscales comenzaron a entrar sumas tres y cuatro veces superiores a las de decenios anteriores. Con ellas, la actividad del Estado se vio fortalecida. El mercado interno volvió a crecer con fuerza, lo que dio un nuevo impulso a la actividad agrícola y a la industria manufacturera, en gran medida gracias a que en el norte necesitaban productos del centro y del sur del país para subsistir. Fuertes inversiones fiscales en infraestructura, comunicación y educación.

170

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

El impacto de la exportación de salitre también se manifestó en el desarrollo de industrias en ciudades como Santiago, Valparaíso, Concepción y Valdivia. La demanda que representaban los campamentos pampinos en términos de alimentación, bebida y vestuario estimuló la actividad industrial y generó miles de nuevos empleos fabriles. Además, desde fines del siglo XIX que se habían instalado en Antofagasta y Santiago fundiciones que elaboraban repuestos de acero para maquinaria de ferrocarril. Por último, el auge del salitre dio un gran impulso al sector externo, el cual se transformó en el motor del crecimiento económico. Al mismo tiempo generó dos cambios importantes en la economía chilena: la gravitación alcanzada por los inversionistas extranjeros en el sector minero exportador, y el inicio de un papel cada vez más activo del gobierno en la economía. Hacia fines del período parlamentario, nos encontramos con un Chile:

• • •

Altamente dependiente de la producción salitrera. Con exportaciones poco diversificadas. Con una situación social que requería ser abordada con urgencia.
La industria salitrera se convirtió en este período en el principal recurso económico del país. Trabajo del salitre en la pampa chilena. Grabado de Melton Prior, Ilustrated London News, 1889.

5

La crisis que viene

En estas condiciones se llegó en 1920 a una nueva elección presidencial. Como siempre ocurrió durante el parlamentarismo, se formaron dos grupos: uno con los conservadores como eje, llamado la Unión Nacional, y otro con los liberales como partido principal, llamado la Alianza Liberal. Los partidos se prepararon para organizar “la caza” de los votos del electorado, convencidos de que el juego parlamentario seguiría su curso, a pesar de los evidentes problemas sociales que existían en el país y que los obreros se encargaban de manifestar a diario. Por otra parte, el fin de la Primera Guerra Mundial había traído la preocupación por el futuro del mercado salitrero, que hasta ese entonces era abastecido en todo el mundo por nuestro país. Durante la guerra, Alemania había desarrollado un salitre sintético que amenazaba las exportaciones chilenas. Aunque todo parecía igual en la arena política, uno de los candidatos a la presidencia, el representante de la Alianza, era una figura que rompía los moldes conocidos hasta ese momento. Nieto de inmigrantes italianos y perteneciente a la clase media chilena, se dirigía a la población de una manera distinta. Les hablaba directamente y con un discurso encendido, manifestando preocupación por los problemas sociales que aquejaban al país. Este hombre, Arturo Alessandri Palma, se había hecho un lugar en la política nacional cuando años antes había sido elegido senador por Tarapacá, recibiendo el mayoritario apoyo de los obreros salitreros. Lo apodaban ”el León”, y en él se concentraban las esperanzas de cambio de los sectores marginados. Contaba también con el apoyo de la clase media y de sectores estudiantiles. Consiguió el triunfo en las elecciones de 1920 por un estrecho margen, pero sus desvelos apenas estaban comenzando: tendría que gobernar yendo en contra de las prácticas parlamentarias.

Cartel de la campaña presidencial de Arturo Alessandri Palma. “Patriotismo, trabajo y libertad” fue el lema de su candidatura en 1920.

171

La “cuestión social”
Sergio Grez, La “cuestión social” en Chile. Ideas y debates precursores (1804-1902). Santiago, 1995, p. 43.
La élite dirigente chilena descubrió, durante el último cuarto del siglo XIX, la existencia de una inquietante “cuestión social”. Sin lugar a dudas, el surgimiento de este fenómeno fue el resultado de la transición económica desde el viejo modo de producción colonial al sistema capitalista, emprendida a partir de la década de 1860. La industrialización y la urbanización fueron los dos grandes procesos que engendraron esta nueva problemática. Pero las dolencias de un país caracterizado por enormes desigualdades sociales, por la marginación, indigencia, pobreza y exclusión de las grandes mayorías, se arrastraban desde tiempos muy pretéritos. (...) La toma de conciencia también fue de lento desarrollo. Limitándonos al siglo en que Chile se convirtió en país independiente, construyó un Estado nacional y culminó su expansión territorial, podemos constatar un paso lento, pero generalmente progresivo, hacia un reconocimiento más lúcido por parte de las élites de la existencia de graves distorsiones en la constitución de la sociedad. (...)

La elite descubrió, tardíamente, la existencia de una inquietante “cuestión social”.

El tardío reconocimiento, por parte de la clase dirigente, de un gravísimo malestar en la base de la sociedad estuvo condicionado por sus intereses, sus hábitos y su propia ideología o visión de mundo. Ello explica actitudes que fueron desde la negación o la indiferencia hasta la exigencia de mano dura en contra de elementos “revoltosos”, “viciosos” e “imprevisores” del bajo pueblo o de sus aliados que exigían cambios y mejoras sociales. Solo un puñado de hombres visionarios fue capaz de una mirada más lúcida. Desde perspectivas a menudo muy disímiles, sus ideas y sus debates fueron “precursores”.

Gonzalo Izquierdo: Historia de Chile, Tomo III. Editorial Andrés Bello, 1990, p. 113.
El debate político de la llamada “cuestión social” despertó la preocupación creciente de todos los sectores dirigentes, que manifestaron encontradas posiciones, que iban desde las interpretaciones moralistas hasta aquellas que estimaban el fenómeno como resultado de la acción de agitadores profesionales que inducían a los trabajadores a la huelga, frente a los cuales siempre quedaba el recurso de la represión armada por parte de las autoridades. En todo caso, si bien las distintas tendencias políticas no dieron una solución de fondo al problema, prestaron su concurso para la aprobación de una serie de leyes de carácter social, como la de vivienda popular y las destinadas a rebajar los precios de los artículos de consumo básico. En este sentido, debe recordarse que el Partido Conservador presentó, en 1919, un proyecto de Ley del Trabajo. Pero frente a las posiciones de los partidos acerca del problema social, a fines del siglo pasado y comienzos del actual surgieron organizaciones de un corte más radical, cuya máxima expresión la constituyeron las sociedades de resistencia que, haciéndose eco de las tendencias anarquistas y revolucionarias, no vacilaron en denunciar el sistema vigente, cuya respuesta será la represión de las organizaciones obreras.

Todos los sectores dirigentes reacionaron ante la “cuestión social”.

172

U N I DAD

Crisis política y desarrollo económico

6

Julio Pinto, ¿Cuestión social o cuestión política? La lenta politización de la sociedad popular tarapaqueña hacia el fin de siglo (1889-1900). En Historia 30, Instituto de Historia, Universidad Católica de Chile, Santiago, 1997, pp. 212 y 213.
A medida que el siglo XIX se aproximaba a su fin, diversas voces procedentes de la élite comenzaron a alertar a sus pares sobre la aparición en Chile de la temida “cuestión social”. ¿Qué era exactamente lo que se temía? Las desigualdades sociales y el descontento popular eran realidades demasiado antiguas como para que su sola presencia hubiese significado tal alarma. Más bien, lo que llamaba la atención oligárquica parecía ser la manifestación inusual de problemas con los que, en su aspecto tradicional, ya se había acostumbrado a convivir. En un contexto así, el término “cuestión social” servía para denotar nuevas modalidades de existencia popular, asociadas al hacinamiento urbano, el trabajo industrial, o la despersonalización de las relaciones laborales. Pero también, y tal vez más determinantemente, para dar cuenta de nuevas formas de interpelación popular, más organizadas y discursivas, más explícitamente políticas.(...) Esa politización más o menos autónoma de la acción popular, esa proyección programática e invasora de un terreno hasta entonces reservado casi exclusivamente a la oligarquía, era en efecto un fenómeno bastante nuevo, y marcaba una gran diferencia con la tradicional efervescencia “peonal”. Allí pudo radicar, a final de cuentas, la verdadera esencia de la “cuestión social”.

La “cuestión social” era también una “cuestión política”.

A la luz de lo que se afirma en el último texto que acabas de leer, explica por qué crees que el título de este artículo se inicia con la pregunta:“¿Cuestión social o cuestión política?”. Extrae las ideas de cada artículo y ordena los factores y características que comprende la “cuestión social”. Busca en periódicos de distintas tendencias políticas problemas actuales que podrían formar parte de lo que conocemos como “cuestión social”. Haz un listado. • Explica el conflicto. • Identifica las posiciones políticas que existen para enfrentarlo. • ¿Cuáles son las soluciones planteadas para resolverlo? • Respecto a la “cuestión social”, si comparamos la situación de la época con la actual: ¿los problemas de ayer son los mismos de hoy? ¿Se enfrentan del mismo modo? Analiza el tema considerando cómo se reflejan en tu localidad o barrio los problemas que has detectado. Para ello: • Elabora un listado con los principales problemas detectados. • Comparte tu listado con el de tus compañeros y compañeras y organiza un debate al respecto. • Sintetiza las soluciones que se plantearon en el debate. • Organízate con tus compañeros y compañeras para proponer estas soluciones a tu comunidad.

173

1 Durante el gobierno de José Manuel Balmaceda, las presiones ejercidas por el Congreso a través de
las prácticas parlamentarias desembocaron en una cruenta guerra civil. ¿Cuál fue la consecuencia política más importante de este conflicto armado? a) b) c) d) e) El cambio de partidos gobernantes. El fin del parlamentarismo en Chile. El colapso de la Constitución de 1833. La persecución política de los balmacedistas. La consolidación de las prácticas parlamentarias.

2 Lee con atención el siguiente texto:
“Mientras subsista en Chile el gobierno parlamentario en el modo y forma en que se ha querido y tal como lo sostiene la revolución triunfante, no habrá libertad electoral ni organización seria y constante en los partidos, ni paz entre los círculos del Congreso. (...) Solo en la organización del Gobierno popular representativo con poderes independientes y responsables y medios fáciles y expeditos para hacer efectiva la responsabilidad, habrá partidos con carácter nacional y derivados de la voluntad de los pueblos, y armonía y respeto entre los poderes fundamentales del Estado”. (Testamento Político de Balmaceda, Santiago, 18 de septiembre de 1891). ¿Cuál es la idea central del texto? a) Que la libertad electoral perjudica los intereses de los partidos. b) Que el triunfo de la revolución haría posible la paz al interior del país. c) Que el parlamentarismo era la forma de gobierno más adecuada para el país. d) Que un gobierno representativo con poderes independientes es el mejor modelo. e) Que un gobierno popular con la exclusión de los oligárquicos es la mejor salida para el país.

3 Entre 1891 y 1925, el sistema político se caracterizó por el predominio del poder legislativo y la consolidación de las prácticas parlamentarias por sobre la figura del Presidente de la República. ¿Qué consecuencia política provocó esta situación? a) b) c) d) e) La formación de los primeros partidos. El surgimiento de nuevos bloques de poder. La inoperancia de los programas de gobiernos. La democratización del régimen parlamentario. La consolidación en el Gobierno de la oligarquía.

4 Durante el parlamentarismo, la actividad política estuvo dominada sin contrapeso por la oligarquía. ¿Cuál
fue su principal reacción ante las recurrentes manifestaciones obreras que reclamaban por cambios políticos y económicos? a) b) c) d) e) La indiferencia. La represión policial. La creación de leyes sociales. La expulsión y destierro de sus dirigentes. La formación de sociedades de socorro mutuo.

174

5 Lee con atención el siguiente documento:
Organizaron la lucha y el enfrentamiento de obreros y artesanos hacia los patrones, proponiendo una postura anárquica, que buscaba la independencia del Estado, las leyes y los empresarios. Se formaron a partir de asociaciones gremiales cuyo fin era reivindicar los derechos e intereses de los trabajadores, dotándolos de conciencia de clase y coordinando una huelga general insurreccional. ¿A qué tipo de organización se refiere esta caracterización? a) Los Sindicatos. b) Las Cooperativas. c) Las Ligas Obreras. d) Las Federaciones Obreras. e) Las Sociedades de Resistencia.

6 Durante el régimen parlamentario la principal fuente de recursos del país provino de la economía del
salitre. ¿Qué efecto tuvo el ciclo salitrero para el desarrollo del país? a) b) c) d) e) Permitió pagar la deuda externa. Favoreció procesos de industrialización. Facilitó la modernización del sistema financiero. Permitió la diversificación de las exportaciones. Mejoró las condiciones de vida de los obreros y empleados.

7 Una de los principales líderes del movimiento obrero fue Luis Emilio Recabarren quien en 1912 fundó
un nuevo partido político a fin de representar los intereses de los trabajadores. Este se denominó: a) b) c) d) e) Partido Radical. Partido Socialista. Partido Comunista. Partido Democrático. Partido Obrero Socialista.

8 ¿Cuál (es) de los siguientes hechos políticos, pueden(n) derivarse directamente de las luchas obreras
del período 1880- 1920? a) b) c) d) e) La inoperancia gubernativa. El surgimiento del Partido Radical. La consolidación de las prácticas parlamentarias. El triunfo presidencial de Arturo Alessandri Palma. El desarrollo del patriotismo entre las capas populares.

Recursos

• Rafael Sagredo y Cristián Gazmuri editores, Historia de la Vida Privada en Chile. Tomo II, El Chile Moderno de 1840 a 1925, Taurus, 2006.

• Julio Pinto y Gabriel Salazar, Historia Contemporánea de Chile, 5 volúmenes, LOM, 1999-2002. • Sofía Correa, Consuelo Figueroa, Alfredo Jocelyn-Holt, Claudio Rolle y Manuel Vicuña, Historia del siglo XX Chileno, Editorial Sudamericana, 2001. d .8 ;e .7 ;b .6 ;e .5 ;b .4 ;c .3 ;d .2 ;e .1

175

L

os sectores dirigentes de la sociedad chilena celebraron con gran lujo la conmemoración del Centenario de la Independencia en 1910, implementando para ello obras que modernizaron la ciudad de Santiago.

A pesar de los contrastes existentes en Chile terminando el siglo XIX, el Centenario fue recibidos con grandes celebraciones.

L

a incesante llegada de inmigrantes desde los campos provocó que las condiciones de vida de los sectores más pobres de la ciudad fueran cada vez más difíciles.

En la imagen se observa una escena cotidiana propia de los sectores más populares de la sociedad de principios del siglo XX.

176

on el inicio del siglo XX se evidenciaron en Chile tanto la presencia cada vez más numerosa de los llamados sectores medios -que no eran parte ni de la aristocracia ni del mundo popular-, como la aparición de medios de prensa destinado a ese tipo de público.

C

Revistas que se publicaban a principios del siglo XX. Tenían gran difusión entre las mujeres de los sectores medios.

A
Escolar de principios del siglo XX.

partir del siglo XX la educación primaria llegaría cada vez a mayor cantidad de sectores sociales, al tiempo que se expandía la enseñanza secundaria y en la Universidad.

na de las formas de manifestar las difíciles condiciones de vida de las clases trabajadoras fue la literatura, que narró con toda su crudeza la vida de los más pobres de Chile.
Portadas de las obras Sub sole y Sub terra de Baldomero lillo, que retratan con gran realismo las duras condiciones de vida de los sectores populares.

U

177

Cambio de siglo: logros y expectativas

L

as circunstancias de un cambio de siglo nos invitan a evaluar hasta dónde hemos llegado en nuestro desarrollo como sociedad y a soñar hasta dónde podríamos llegar en el futuro.

El siglo XX ya forma parte del pasado y los primeros años del siglo XXI son nuestro presente. Lo que logremos como país en el futuro va a estar condicionado, en buena parte, por las tendencias dominantes del siglo XX y por los problemas y dilemas que nos presenta el tiempo actual. Algo similar sucedió cuando Chile transitó del siglo XIX al siglo XX, momento que abordaremos en esta Unidad.

Un alto en el camino...
1.
¿Cuáles fueron los principales logros del siglo XX? ¿Cuáles son las principales expectativas que tenemos, como sociedad, iniciado el siglo XXI? Para conocer estas percepciones, sondearemos la opinión de algunas personas cercanas a nosotros. ¿Cómo lo haremos?

En grupos de cinco o seis compañeros y compañeras, elaboren una pequeña encuesta que permita recoger las opiniones de personas de diferentes edades sobre lo que ellos consideran que fueron los grandes logros del siglo XX, y sobre cuáles son sus expectativas para el XXI, en cuatro ámbitos del desarrollo de nuestro país: el económico, el social, el político y el cultural. Definan el tipo de personas a las que encuestarán. Les sugerimos considerar principalmente a personas de los siguientes grupos etarios: jóvenes de 15 a 30 años, adultos de 30 a 60 años y adultos mayores de 60. Realicen las encuestas ya sea en el propio establecimiento o bien entre miembros de sus familias, comunidad o barrio. Organicen en su cuaderno la información recogida en dos cuadros sintéticos, como los siguientes:

• • •

Logros siglo XX en los ámbitos
Grupos etarios 15 - 30 30 - 60 60 y más Económico ? ? ? Social ? ? ? Político ? ? ? Cultural ? ? ?

Expectativas siglo XXI en los ámbitos
Grupos etarios 15 - 30 30 - 60 60 y más Económico ? ? ? Social ? ? ? Político ? ? ? Cultural ? ? ?

178

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

Compartan con el resto del curso la información reunida, tratando de identificar en cada caso (logros y expectativas) y para cada ámbito, las ideas más recurrentes o compartidas. Analicen si hay diferencias importantes entre los grupos etarios.

Mirándonos al espejo
Del mismo modo que es posible reconocer, en el reciente cambio de siglo, las principales características de la sociedad chilena, así también puede hacerse con la sociedad de fines del siglo XIX e inicios del XX. Y eso es lo que haremos en la presente unidad. De ese modo nos acercaremos, tal vez, a conocer también sus logros hasta ese momento e imaginar cuáles pueden haber sido sus expectativas para el siglo que se iniciaba…, algunas de las cuales se transformarían, luego, en logros del nuevo siglo XX, y otras puede que sigan pendientes para el siglo XXI.

Principios del siglo XX
Población total del país Población de Santiago Analfabetismo Esperanza de vida Tasa de mortalidad Tasa de natalidad Ciudades de más de 100.000 habs. Población mayor de 65 años Población rural
3.249.279* 332.724 (10,3%)* 36% (1920) 31,5 años (1907) 29,7‰* 38,8‰* 2* 2,1%* 56,8%*

Principios del siglo XXI
15.116.435** 6.039.000 (40%)** 4,2%** 77,36 años*** 8,5 por mil*** 16,46 por mil*** 25** 7,5%*** 14%**

* Datos del censo de 1907, ** Datos del censo de 2002, *** Index Mundi, estimación 2002.

Estudiantes de principios del siglo XX.

Estudiantes, 2002.

1.

Basándote en el trabajo realizado en esta Introducción Activa, y a la luz de las cifras recién expuestas, ¿qué ventajas y qué desventajas crees tú que podría tener un joven de tu misma edad viviendo en 1907 y en 2002?

179

Continuidad y cambio
La importancia histórica de un cambio de siglo es algo relativo: no depende del hecho cronológico de pasar de un año a otro. Sin embargo, simbólicamente, representa un momento importante en el cual las sociedades tienen la sensación de estar cerrando un ciclo y abriendo otro, con mayores o menores expectativas. Son momentos de continuidad y cambio. Es como los cumpleaños: no por cumplir un año más cambiamos radicalmente lo que somos o cómo pensamos. Ello depende de procesos que no pueden medirse o percibirse en períodos cortos. Como personas vamos cambiando a lo largo de nuestra vida a través de procesos en que se mezclan distintos acontecimientos y vivencias. La sociedad chilena no cambió por el hecho de cerrar el siglo XIX e inaugurar el siglo XX. El año 1900 no fue muy distinto a 1901 ni a 1899. Sin embargo, la referencia al cambio de siglo nos servirá para preguntarnos por la sociedad de esa época e indagar en su dimensión social y cultural.

Cerro Santa Lucía a finales del siglo XIX.

Cambios demográficos
A fines del siglo XIX, Chile seguía siendo más rural que urbano, aunque la población urbana crecía sostenidamente: en 1920 la población rural representaba un 54%, mientras la urbana alcanzaba un 46%. Diez años más tarde, en 1930, la proporción entre ambos tipos de poblaciones ya sería equitativa: 50% y 50%. Recordemos que esta distinción entre lo urbano y lo rural se mantiene hasta la actualidad, en que la población chilena es clasificada entre quienes viven en asentamientos urbanos y en asentamientos rurales. El último censo del año 2002 mostró que la población urbana representa un 86,6%, ante solo un 13,4% de habitantes rurales.
Cerro Santa Lucía hoy día.

Si en los campos los grupos sociales mayoritarios durante el siglo XIX fueron claramente los propietarios de las haciendas y los campesinos, en las ciudades de fines de siglo comienzan a consolidarse nuevos grupos, que darán un nuevo rostro a la sociedad chilena. En efecto, se expanden los llamados sectores medios, compuestos por personas que se desempeñan en funciones y labores propias de la ciudad: el comercio, los servicios públicos o estatales, la educación, la salud. La ciudad cobija también a grupos populares que han dejado los campos en busca de nuevas oportunidades o llamados a ocupar puestos de trabajo vinculados a industrias emergentes o servicios propiamente urbanos. Los sectores sociales ocupados en otras actividades del sector primario, distintas de las agrarias, como las actividades mineras, si bien trabajaban y vivían cerca de las minas, eran también habitantes ocasionales de las ciudades. Hacia los años veinte del nuevo siglo, ante la crisis que afectará a la minería, estos grupos se trasladarán a vivir definitivamente a las principales ciudades del país.

Hacia los años veinte, ante la crisis que afectaba a la minería, estos grupos se trasladaron a vivir a las principales ciudades del país.

180

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

El cambio de siglo fue un período de cambios demográficos, de migraciones internas y de transformaciones en la fuerza de trabajo, conceptos que ya conoces, desde Primero Medio.

Problemas de la vida urbana
Quienes, provenientes del campo o de las actividades mineras, emigraban a la ciudad, enfrentaban cambios importantes en sus condiciones de vida y en el modo de satisfacer sus necesidades básicas. Así, por ejemplo, cuestiones vitales como la alimentación y la vivienda, que en el campo se resolvían junto al problema del trabajo, de acuerdo a la tradición y a las costumbres, en la ciudad se hacen más complejas e inestables. El inquilino que vivía en las tierras del patrón para quien trabajaba, recibía alimentos y vivienda, una porción de tierra y talaje para algunos de sus animales en los campos del patrón, como parte o como toda retribución por su labor. En la ciudad, en cambio, la obtención de un puesto de trabajo no resuelve el problema de la vivienda y, muchas veces, el salario no es suficiente para cubrir las necesidades alimentarias. Esta nueva realidad va generando el fenómeno descrito en la unidad anterior, conceptualizado como la cuestión social. La creciente conciencia sobre las condiciones de pobreza en que viven vastos sectores urbanos, genera movimientos sociales y políticos que buscan mayores niveles de justicia e igualdad y que, hacia los años veinte del nuevo siglo, lograrán cambios importantes en las ideas dominantes en el país.

A principios de siglo se produjo una fuerte y creciente emigración del campo hacia las ciudades, lo que originó problemas habitacionales (hacinamientos) y de salud.

Educación y clima cultural
Si bien la ciudad, en la mayoría de los casos, es hostil a los grupos populares, ofrece ciertas ventajas y oportunidades a los grupos medios. Entre ellas, la posibilidad de acceder a servicios públicos como abastecimiento de agua potable, servicios de salud y, fundamentalmente, educación. A fines del siglo XIX se vive en Chile una expansión del sistema educativo que, lejos aún de llegar al conjunto de la población, comienza a ser accesible a los sectores de menores recursos. Este impulso de la educación significará un crecimiento importante del magisterio, o sea de los profesores, los que provendrán principalmente de los mismos grupos medios. Igualmente, el país avanza en la creación de universidades que ofrecerán alternativas de educación superior. Un último elemento a destacar en el panorama de la sociedad chilena en el cambio de siglo, es el clima cultural que se vive en la época, expresado en las ideas que recorren a la élites; en las mentalidades opuestas de grupos conservadores y progresistas; en las diversas expresiones artísticas de vanguardia; y en un creciente sentimiento de que el país vivía una profunda crisis. Todo esto principalmente en las ciudades y entre los grupos más ilustrados. Así, una serie de movimientos culturales en los campos de la literatura y la pintura acompañaron el paso de un siglo a otro, como portavoces de los cambios y de las nuevas tendencias que marcarían parte del siglo XX.

Augusto D’Halmar líder del Grupo de los Diez. Una serie de movimientos culturales en los campos de la literatura y la pintura acompañaron el paso de un siglo a otro, como portavoces de los cambios y de las nuevas tendencias que marcarían parte del siglo XX.

181

Tiempo de cambios sociales y culturales
Al iniciar su vida independiente, Chile era un país eminentemente rural. La ciudad más importante era Santiago, y en ella vivían solo unos 35.000 habitantes; el total nacional llegaba al millón de personas. Las relaciones sociales en el naciente Chile republicano estaban determinadas mayoritariamente por la vida que transcurría en las haciendas. Mientras en el campo existían claras relaciones de autoridad y subordinación entre los campesinos y los dueños de la tierra, en las incipientes ciudades la vida tomaba nuevos rumbos. La aristocracia, pequeños grupos de artesanos y gente dedicada al servicio del sector dirigente eran los grupos sociales que daban vida a las zonas urbanas. Aunque pequeñas en el momento de la Independencia, las ciudades, hacia fines de siglo, cobijarían más y más habitantes, al ritmo que avanzaba el desarrollo económico del país.

1

La transformación de la clase dirigente

Oligarquía: gobierno de pocos. Forma de gobierno en la cual el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social. Aristocracia: gobierno en que solamente ejercen el poder las personas más notables del Estado, los cuales se caracterizan por ser propietarios de amplias propiedades agrícolas, correspondientes a las mejores tierras. Ejercicio del poder político por una clase privilegiada, generalmente hereditaria. Grupos tradicionales de una nación, provincia, etc.

En Santiago residía la aristocracia, un pequeño grupo con lazos de parentesco entre sí; al iniciarse la vida independiente fue cambiando algunos de sus comportamientos anteriores. Las pautas culturales, provenientes por mucho tiempo de España, con el correr del siglo fueron dando paso a modelos que provenían ahora de países como Inglaterra y Francia. Además de participar en la actividad política y ser dueños de la tierra, los aristócratas comenzaron a relacionarse con los nuevos capitalistas que hicieron su fortuna durante el siglo XIX en las actividades comerciales y mineras. Unos tenían el prestigio social de la tradición y los otros aportaban la nueva riqueza. Al fusionarse, en conjunto lograron acrecentar su poder político, económico y social, transformándose en lo que puede denominarse oligarquía. La consolidación de este nuevo grupo social hacia 1860 trajo consigo el abandono de las antiguas formas aristocráticas, que se caracterizaban por la austeridad y la sobriedad.

Algunas pautas de comportamiento de la oligarquía
Posesión de importantes extensiones de tierras agrícolas y suelo urbano. Abundancia de gastos en bienes de lujo importados y en la construcción de mansiones o palacios, con el fin de imitar el estilo de vida europeo. Permanentes viajes a Europa, en particular a Francia, como manera de mantenerse al tanto de las principales tendencias culturales, formas artísticas y debates políticos de aquellas sociedades que se consideraban un modelo a seguir. Tendencias que eran imitadas, a su vez, por los sectores medios, quienes tenían una fuerte inclinación a guiarse por los modelos impuestos por la alta sociedad. Llevar un ritmo de vida que muchas veces sobrepasaba las capacidades económicas de sus integrantes. Intentar realizar su educación en países extranjeros, lo que garantizaba un gran prestigio social y profesional. En Chile, para la educación femenina se optaba por colegios particulares de congregaciones religiosas y, en el caso de los hombres, por el Instituto Nacional.

182

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

Sus nuevas pautas culturales, así como el lujo excesivo con que algunos sectores oligárquicos vivían, llevó a que se les criticara duramente hacia principios del siglo XX. Se les acusaba de relajación moral dentro del panorama de crisis que algunos intelectuales proclamaban. Este hecho no dejaba de ser cierto. La clase política se mantenía distante del resto de la sociedad parecía vivir ajena a todo lo que ocurría en Chile. Tuvo que emerger la llamada 'cuestión social', como veremos más adelante, para que el país real apareciera a sus ojos.

2

La conformación de los grupos “medios”

Con el transcurrir del siglo XIX, la sociedad chilena se fue haciendo más compleja y diversa, cobrando fuerza sectores medios entre la aristocracia o la naciente oligarquía y los sectores populares. Estos grupos eminentemente urbanos surgían de procedencias diversas. Mientras Chile fue eminentemente rural, el peso social de este sector fue menor; pero en la medida que la población de las ciudades fue creciendo, comenzaron a tener una mayor presencia social.

Origen de los grupos medios en la segunda mitad del siglo XIX
Artesanos y pequeños comerciantes que se vieron favorecidos con el aumento de la actividad económica. Empleados públicos y privados, algunos profesionales y la oficialidad del Ejército. Inmigrantes y sus descendientes.

Durante gran parte del siglo XIX, los sectores medios no tuvieron una identidad claramente definida, no participaron mayormente en la vida política ni tampoco tuvieron organizaciones de importancia que los representaran. Se les tachaba de 'siúticos', dado su afán por imitar las formas de sociabilidad de la oligarquía, lo que a menudo los llevaba a vivir en una constante estrechez económica. Este panorama cambió al llegar el siglo XX. Muchos de ellos habían tenido acceso a la educación en los liceos e incluso en la universidad, y terminaron por adquirir una conciencia propia y representativa de sí mismos que los alejó definitivamente de pretender ser lo que no eran. Este nuevo escenario los llevó a manifestarse a través de organizaciones políticas, estudiantiles y sindicales, con el afán de conseguir un espacio en la actividad política y social que hasta ese entonces era dominada sin contrapeso por la oligarquía. Muchos de ellos participaron también activamente en favor de los sectores populares en sus manifestaciones por mejorar sus condiciones de vida. Por otro lado, bajo el influjo creciente del laicismo desarrollado desde mediados del siglo XIX y la educación, representantes de estos sectores medios, todos ellos hombres, se incorporaron a las sociedades masónicas, las cuales tuvieron un amplio desarrollo en esa época. No obstante, fueron sociedades elitistas, por lo que no aceptaron entre sus miembros a integrantes de los sectores populares. Esta presión que comenzaron a ejercer los sectores medios los llevó a obtener representación dentro de casi todas las agrupaciones políticas, aunque el grupo con el que tenían mayor afinidad era el Partido Radical. Poco a poco, pero sobre todo hacia los años veinte del nuevo siglo, fueron obteniendo importantes

La masonería tiene sus orígenes en los gremios de constructores, albañiles o arquitectos medievales, llamados masones. Estos grupos reunidos en “logias” de, rivaron en comunidades intelectuales, conservando ciertos reglamentos o ritos que poseían desde antaño. Desde el siglo XVII y hasta entrado el siglo XVIII, comenzaron a permitir el ingreso de personas diversas al oficio, en especial los pertenecientes a la élite. Desde ese momento, la masonería se convirtió en un espacio de intercambio de pensamiento y opinión, donde intelectuales de perfil humanista interesados en temas filosóficos y filantrópicos se congregaban a debatir. En Chile,sus orígenes se remontan a la Independencia, y estuvo conformada por hombres pertenecientes a la oligarquía, laicos y cercanos a los principios del radicalismo y socialismo, principalmente profesionales liberales. La mujer se incorpora a la masonería mixta a fines del siglo XIX en Francia.

Enrique Mac-Iver (1844-1922), líder del Partido Radical en Chile.

183

logros sociales y comenzaron a destacarse en las más variadas actividades. Las mujeres expandieron su presencia en las aulas universitarias, y la actividad artística y cultural se vio nutrida con la particular visión del mundo que este grupo aportaba.

3

La postergación de los sectores populares y la “cuestión social”

Los sectores populares fueron los únicos que no se vieron favorecidos con la expansión económica que vivió el país durante el siglo XIX. En su mayoría habitantes de las zonas rurales, muchos de ellos no tenían la posibilidad de acceder a trabajos estables y vivían en un constante peregrinar para poder contratarse como mano de obra. Salvo los inquilinos y peones residentes en las haciendas, la mayoría de los peones rurales solo conseguían trabajos estacionales y mal pagados. Esta situación los llevó paulatinamente a contratarse en las más diversas actividades, muchas veces emigrando hacia las actividades mineras del norte que comenzaban a tomar fuerza, en busca de mejores oportunidades. Los sectores populares a menudo fueron considerados por algunos segmentos de la elite y de la emergente clase media como personas ociosas, borrachas o carentes de toda cualidad; sin embargo, cumplieron un importante papel en la expansión económica que vivió el país. Fueron ellos quienes trabajaron en la construcción de los ferrocarriles, extendiendo miles de kilómetros de líneas férreas, así como también fueron ellos quienes se contrataron en las actividades mineras que predominaron durante el siglo XIX, siendo fuente de los principales ingresos del país. Una vez finalizada la Guerra del Pacífico, y ante la expansión de la actividad salitrera, los grupos populares poblaron masivamente el Norte Grande, produciendo en esa zona el mayor crecimiento demográfico del país por ese entonces.

Pulpería de una oficina salitrera.

Población del Norte Grande en relación al total nacional
Año
1885 1895 1907 1920 1930

Población total del país
2.507.000 2.695.600 3.231.000 3.730.200 4.287.400

Población del Norte Grande
88.000 141.500 233.900 288.200 292.100

Porcentaje del total nacional
3,5 5,2 7,2 7,7 6,8

Fuente: Carmen Cariola y Osvaldo Sunkel. Un siglo de historia económica de Chile 1830-1930.

La vida en el norte no era fácil. Se vivía en medio del desierto de las actuales regiones de Arica-Parinacota, Atacama y Antofagasta, en campamentos

184

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

donde las construcciones no eran aptas para soportar el inclemente clima de la pampa. No tenían leyes laborales que los protegieran, por lo tanto trabajaban más de doce horas diarias y en labores que implicaban un alto riesgo para su integridad física. Aunque recibían mejores remuneraciones en comparación con lo que ganaban en las actividades agrícolas, muchas veces recibían su sueldo en fichas, que solo eran canjeables en el comercio que existía dentro del mismo campamento, pues no eran reconocidas como medio de cambio monetario formal. En las ciudades, las condiciones para los grupos populares no eran mejores que en los campos o en la minería. Los trabajadores urbanos, que a fines del siglo XIX y durante las primeras décadas del XX llegaron masivamente desde el campo a ciudades como Santiago, Iquique, Valparaíso y Concepción, debieron vivir en ciudades que no tenían la infraestructura necesaria para absorber migraciones tan masivas. La vivienda más común para estos sectores fue el conventillo, conformado por hileras de piezas sin ventanas que daban a un estrecho pasillo de tierra por donde escurrían todos los desechos, pues no se contaba con ningún servicio básico. En cada pieza vivía hacinada una familia. Como es natural, bajo condiciones semejantes las enfermedades infecciosas los afectaban constantemente, especialmente a los niños.

Oficina salitrera de Jaspampa. Dibujo de Melton Prior, siglo XIX.

Defunciones por edades en 1885
Hasta 1 mes De 1 a 3 meses De 3 a 6 meses De 6 meses a 1 año De 1 a 2 años De 2 a 5 años De 5 a 10 años De 10 a 15 años
8.270 3.126 2.728 5.904 9.800 6.386 2.816 1.681

Muertos por viruela
1882 1883 1884 1885 1886
8.270 3.126 2.728 5.904 9.800

Mortalidad población (por mil habitantes)
1886 1887 1888 1889 1890 1891 Población total en 1887
31,6 32,1 34,7 36,7 34,1 37,6 2.545.243 habitantes
En la pág. 172 pudiste leer diversas opiniones sobre “la cuestión social”

M.A. Illanes, Historia social de la salud pública, Chile 1880-1973, Santiago, 1993.

Esta precaria realidad, en la que a fines del siglo XIX vivían miles de personas en Chile, no era totalmente nueva. Se venía incubando desde hacía décadas y se agudizó con la extensión de relaciones laborales industriales no reguladas y la expansión urbana del último tercio del siglo. A pesar de la gravedad y evidencia de los problemas, esta realidad no fue reconocida sino tardíamente por las clases dirigentes del país. La denuncia sostenida de algunos políticos, sacerdotes, periodistas y las acciones de los propios afectados, llevaron a reconocer la existencia de la “cuestión social”. Así se denominó la creciente brecha material y cultural que separaba a ricos de pobres, con su secuela de problemas sociales.

Leyes laborales: conjunto de normas que rigen las relaciones laborales entre trabajadores y empresarios, definiendo los derechos y deberes de ambas partes. Clase obrera: concepto clásico de inspiración marxista, que identifica a los trabajadores manuales e intelectuales como aquellos que no son propietarios de capital productivo y que dependen únicamente de su trabajo.

185

Imágenes de la clase obrera
Las clases trabajadoras, desde las últimas décadas del siglo XIX, fueron adquiriendo cada vez un mayor protagonismo. ¿Cómo eran percibidas desde diferentes sectores de la sociedad? Las dos fuentes que te presentamos a continuación, cada una en su estilo, expresan una imagen diferente de la clase obrera.
“¡Honor, pues, al digno obrero, que se gana la vida a costa del sudor de su frente! Al obrero no lo vence la miseria, no lo vencen las fatigas de su trabajo diario, ni le vencen los azarosos días. Al obrero no le permite su escaso salario, ni de dar suntuosos banquetes, de vestir de seda, ni de vivir en elegantes palacios; sin embargo, vive por demás feliz y risueño. Déjese, pues, todas esas pompas para los ricos, que las consideran indispensables. El artesano debe trabajar, trabajar sin descanso, aunque su trabajo le produzca poco. Más vale saber hacer una cosa, que adquirirla con el dinero. El dinero se va, se disminuye, y el que lo poseía no sabe cómo ganarse el pan diario y el obrero sabe cómo ganárselo, porque ha manejado la ruda herramienta del trabajo. ¡Honor al obrero!” Artículo de Vejotavea publicado en Los ecos del taller,Valparaíso, 25 de junio de 1887. En: La cuestión social en Chile, ideas y debates precursores (1804-1902). Recopilación y estudio preliminar de Sergio Grez Toso. DIBAM, Santiago, 1995, p. 337.

“Es doctrina de nuestra santa Iglesia, expuesta magistralmente por el Papa León XIII, que el obrero tiene derecho a la remuneración de su trabajo en cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades, y aun, las de su mujer y las de sus hijos menores; de manera que, aun cuando convenga con el patrón en un salario insuficiente, siempre quedan en pie los principios de la justicia natural, que manda dar lo que es necesario a los seres racionales, sujetos a varios órdenes de gastos superiores a los de la vida puramente animal. (...) Todo es fruto de la caridad cristiana, que nos da luz para conocer que solo a Dios debemos el favor de hallarnos en condición superior, que nos enseña a mirar como hermanos a los más pobres. (...) Si en los campos en vez de tabernas, ventas de licor y mesas de juego para recoger el dinero ganado con el sudor de los pobres, se propusiesen las clases dirigentes hacer una campaña para proporcionar entretenimientos honestos a los inquilinos los días festivos y se encargaran de hacer llegar sus economías hasta las Cajas de Ahorros del Estado, el alcoholismo concluiría en el campo en un instante; no se verían escenas de puñal cada domingo, todos trabajarían los seis días semanales y las familias campesinas serían objeto de envidia a las de las ciudades. (...) Pedimos a los ricos su ayuda en bien de los pobres.A los ricos, más que a nadie, les afecta la moralización del pueblo. Si nuestros queridos hermanos, los pobres, quedan abandonados a su propia suerte, tarde o temprano tendremos que soportar como consecuencia estallidos formidables, que llevan

186

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

la zozobra al campo social y el malestar en el orden económico. De un modo especial les pedimos el óbolo de su caridad para atender a las muchas necesidades que se hacen sentir. (...)” Pastoral sobre la cuestión social, pronunciada por el arzobispo de Santiago Juan Ignacio González Eyzaguirre el 1º de mayo 1910, publicada en Revista Católica Nº 211, Santiago, el 7 de mayo de ese año. En: Sofía Correa et al.: Documentos del siglo XX chileno. Santiago: Editorial Sudamericana, 2003. Pp. 74-84.

Te invitamos ahora a analizar estas fuentes utilizando la siguiente matriz:
Fuente
Vejotavea Revista católica

Descripción de la clase trabajadora
? ?

Comparte luego los resultados de tu análisis con tus compañeros y compañeras, identificando similitudes y diferencias entre las descripciones.

4

La vida en las ciudades

Hacia 1875, Santiago y Valparaíso, las dos principales ciudades del país, tenían una población estimada en 150 mil y 100 mil habitantes, respectivamente. Se puede decir que durante el siglo XIX las pautas de la vida urbana estuvieron dictadas por la evolución de estas dos ciudades. Santiago era la capital política y Valparaíso la capital comercial de la República. El resto de las ciudades de importancia, como por ejemplo Concepción, apenas sobrepasaban por ese entonces los 20 mil habitantes. Hacia fines del siglo XIX, Valparaíso comenzó a estancarse en su desarrollo, y a partir de ese instante Santiago ya no tuvo contrapeso como principal centro urbano del país. Poco a poco, la población de Chile estaba dejando el campo, proceso que se tornó masivo por ese entonces, siendo Santiago el principal receptor de inmigrantes. Ya hacia 1907 la población del puerto de Valparaíso había aumentado a solo 162 mil habitantes, mientras que Santiago ya llegaba a los 332 mil.

Cartel publicitario de la Chilean Electric Tramway and Light Co., fundada en 1898. Estuvo encargada de implementar el servicio de tranvía eléctrico en Santiago. Si bien es cierto la electricidad llegó a nuestro país en 1882, es en las primeras décadas del siglo XX cuando se instala un sistema de iluminación.

Principales avances en el desarrollo urbano de Santiago y otras ciudades en las primeras décadas del siglo XX
Se instalaba en la ciudad el sistema de alcantarillado. Se instalaba igualmente el sistema de iluminación eléctrica. Los habitantes de la capital se trasladaban en tranvías también eléctricos. Se introducían adelantos tecnológicos, como el teléfono. Comienzan a usarse los automóviles, claro que no en gran cantidad: en 1906, por ejemplo, había solo 6 automóviles en todo Santiago.

La apertura del canal de Panamá incidió en el estancamiento de Valparaíso, ya que hasta entonces, había sido la ruta y el paso obligado de todos los barcos que pasaban desde el Océano Atlántico al Océano Pacífico.

187

Junto al crecimiento de la población, la ciudad experimentaba cambios de gran profundidad: el transporte urbano empezaba a ser impulsado ya no por los “carros de sangre” (tirados por caballos), sino por tranvías eléctricos, que, importados por la firma Besa y Cía. Ltda., representaron el símbolo más destacado del progreso material que el inicio del siglo XX traía para el país. Del mismo modo, el ajetreo de las calles de la capital se evidenciaba por los hombres y mujeres que, siempre apresurados, recorrían las calles del centro, inmersos en sus ocupaciones o dedicándose a “vitrinear” los productos importados que las casas comerciales de reciente instalación ofrecían al cliente. Este escenario de multitud y vida urbana era complementado por los numerosos vendedores ambulantes de alimentos o periódicos que pasaban pregonando sus productos. De esa forma, y ya con motivo de la celebración del Centenario de la Independencia del país en 1910, la ciudad de Santiago se vistió de fiesta: se inauguraron edificios inspirados en la arquitectura francesa como el palacio de Bellas Artes y la Estación Mapocho, se recibieron delegaciones de países extranjeros que eran agasajadas con refinados bailes y banquetes. Recordando los cien años de vida republicana, y en medio del crecimiento de los ingresos nacionales producto de la exportación del salitre, la oligarquía parlamentaria era objeto del respeto por parte de los ilustres invitados venidos desde Europa y vista como ejemplo por los demás países americanos. Sin embargo, las voces de crítica por la desigualdad social que prevalecía en Chile también vieron en la ocasión del Centenario una oportunidad de manifestar la cruda realidad que la gran mayoría de la población debía enfrentar. En ese espíritu, fueron publicadas dos obras que describían la situación de pobreza y exclusión que padecían los más pobres del país: el dirigente obrero Luis Emilio Recabarren dictó la conferencia Ricos y pobres. La situación moral y social del proletariado y la burguesía, en la cual establecía que el pueblo chileno no había recibido ningún beneficio con la Independencia puesto que la riqueza había quedado en manos de un grupo social reducido; y Sinceridad: Chile íntimo en 1910, escrito por Alejandro Venegas bajo el seudónimo de Doctor Valdés Cange y que, bajo la forma de cartas escritas al Presidente de la República, describía los abusos y miserias que experimentaba la mayor parte de la población del país. De este modo, en el momento en que la sociedad chilena transitaba del siglo XIX al siglo XX, las principales ciudades del país eran reflejo de una nueva realidad social y cultural; una realidad marcada, en algunos aspectos, por el progreso y, en otros, por la desigualdad y la injusticia.

Tranvías a principios de siglo. Avenida Brasil de Valparaíso.

Los conventillos “En el año 1910, el diario El Mercurio denunció que, solamente en la ciudad de Santiago, cien mil personas habitaban conventillos ‘en medio de miasmas ponzoñosos, respirando aires impuros y sufriendo la influencia y el contagio de infecciones y epidemias’. Por su parte, José del Carmen Cepeda, setenta años, obrero jubilado de Ferrocarriles del Estado, recuerda su infancia en un conventillo:

188

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

‘Debe haber sido por el año 1910 cuando vivíamos con mis padres en un conventillo de la calle Grajales entre la Avenida España y Molina. Dormíamos diez personas en una pieza que, yo calculo, no tendría más de tres metros por cinco, con suelo de tierra; en la noche veíamos los ratones circular por las vigas. La pieza tenía una puerta y ninguna ventana, en pleno día estábamos a oscuras como si fuera de noche. Nosotros éramos los más miserables porque a mi pobre viejo, que en paz descanse, le gustaba el trago como diablo. El conventillo no tenía llave de agua y los niños teníamos que acarrearla en baldes para que mi mamá lavara y cocinara; ella era lavandera”. Cecilia Urrutia, Niños de Chile, en colección Nosotros los chilenos, nº19, Empresa Editora Nacional Quimantú, Santiago, 1972.

¿Subsisten en la actualidad estas formas de habitación? ¿Conocen barrios o poblamientos como el descrito en el artículo? ¿Qué políticas lleva a cabo el gobierno, o la municipalidad, para erradicarlas o mejorarlas? Discutan en grupos acerca de la realidad habitacional de su región y del país; en particular, sobre las dificultades y/o posibilidades que las parejas jóvenes tienen de formar sus hogares y familias de modo independiente. Sistematicen y sinteticen sus aportes como grupo.

5

Formas de diversión a comienzos de siglo

Los grupos sociales que habitaban las urbes tenían cada uno sus distintas maneras de disfrutar los espacios de esparcimiento, compartiendo tal vez solo los paseos dominicales por la ciudad. La oligarquía acostumbraba a reunirse en tertulias, bailes y banquetes ofrecidos por los más connotados representantes del acaudalado grupo. No escatimaban en gastos y hacían gala de sus modales y costumbres adquiridas en Europa. Acostumbraban también a juntarse en clubes como el de La Unión y el de Septiembre, y a participar de las actividades que programaban en el recién inaugurado Club Hípico de Santiago. Importantes eran también algunas manifestaciones artísticas a las que la oligarquía acostumbraba a asistir, como la ópera, el teatro y la danza. En el otro extremo social, la situación era muy diferente, lo que no significaba que escasearan las manifestaciones artísticas populares. En las fondas y chinganas se daba una buena expresión de ellas, aunque bastante más espontáneas que una función de gala como las que gustaban a la oligarquía. Las cantinas eran el centro de reunión social por excelencia entre los sectores populares. De hecho, la gran cantidad que existía preocupaba a las autoridades. En Valparaíso llegaron a existir 1.500 lugares de estos en 1909, para una población que superaba por poco las 150 mil personas. ¡Casi una cantina por cada 100 habitantes! En gran medida, las formas tradicionales de diversión pronto cambiarían con la llegada de nuevas formas de esparcimiento que lograrían acaparar la atención y participación de casi todos los sectores de la población. El cine aún no era un espectáculo masivo, pero pronto lo sería, aportando elementos culturales internacionales a la cultura de nuestro país; la aparición de la radio en la década de 1930 significó otro gran acontecimiento.

Club de La Unión. Col. Museo Escuela de Carabineros de Chile del General Carlos Ibáñez del Campo.

Cantina de Valparaíso.

189

“Para la clase alta urbana, las recepciones sociales significaban eventos de gran envergadura.A principios del siglo XX comenzó a practicarse la costumbre de adornar las tertulias o reuniones no solo con actos de concierto sino también con representaciones dramáticas.Esta costumbre, imperante en las sociedades europeas, se consideraba que aumentaba el agrado y la diversión. Por eso, en muchas grandes casas se dispuso la construcción de pequeños teatros que prestaran comodidad a los actos dramáticos que representaban los aficionados del mundo social o los actores de profesión. La casa de la Señora María Luisa Mac-Clure de Edwards, por ejemplo, tenía esta particularidad.En uno de sus departamentos se construyó una pequeña sala de espectáculos, similar a las que los franceses llamaban 'bombonier'. Sabemos que un martes de junio de 1905 se inició la temporada de grandes recepciones en la capital con una tertulia, a la cual se dio comienzo con un espectáculo teatral, en la casa de la dama mencionada”. La Hora, archivo siglo XX, 1900-1909, nº1, p. 8.

“La vida de Antofagasta son los garitos Desde el joven al viejo, sin resquicito I se juega de una manera fenomenal En el centro Iquiqueño, juegan la mar. El colmo del vicio son esos focos En donde dentra el rico hasta el roto Jugando allí pinta y bacarat En casa de Pacheco que en Maipú está. Hai garitos en el centro de la poblacion Donde se esplota al público sin ecepcion I en la calle de Latorre el casino está En donde sin un solo chico quedan la mar.

Mas en el centro. La calle Prat Uno que se rotula con el nombre de Bar Jugándose allí pues con un gran tono I hasta los calzoncillos, hai que Cambiar. Adelante público amado, hai pinta y cena Pasad por calle de 14 que funcionando está Donde hace veces de garitero Un autriaquito lacre, cual azafrán. Llamemos la atencion, a la pólicia Para un poco de atencion a esos garitos Porque como hasta la época Vamos a quedar en el bolsillo, sin una peseta”.

Anónimo, El cachimbazo Nº 2,Antofagasta, 25 de junio de 1908.

Te hemos presentado la descripción del tipo de reuniones sociales de las clases altas santiaguinas y una poesía popular antofagastina. Confróntalas y completa el siguiente cuadro comparativo en tu cuaderno.
Elementos de comparación
Espacios físicos Actividades de diversión Participantes Presencia de la música ¿Cuándo lo pasaban bien? ¿Cuándo lo pasaban mal?

Clases altas urbanas
? ? ? ? ? ?

Clases bajas urbanas
? ? ? ? ? ?

190

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

6

Los frutos del sistema educacional

Uno de los aspectos más notables del siglo XIX chileno fue el alcance que logró el sistema educacional diseñado desde los primeros tiempos de la República. De carácter humanista, la educación tuvo un rápido crecimiento, gracias a la constante preocupación que los distintos gobiernos mostraron por su desarrollo. No había ciudad en el país que no contara con una escuela básica. Este nivel de enseñanza era gratuita desde los tiempos de Manuel Montt. El sistema tenía muchas falencias, y de hecho muchas escuelas no contaban con ciertos elementos mínimos para funcionar adecuadamente, pero sirvieron para mejorar notablemente los índices de escolaridad y alfabetización a lo largo del siglo XIX. La gratuidad del sistema no la hacía obligatoria; la ley de obligatoriedad se dictó definitivamente en 1920, lo que significó un paso muy importante en el aumento de la matrícula escolar. Este importante avance en la educación primaria se vio reflejado en el incremento tanto de la matrícula como del número de establecimientos. Así se pasó, en setenta años, entre 1855 y 1925, de 300 establecimientos primarios, que daban educación a alrededor de 14.000 estudiantes, a más de 3.000 que albergaban a cerca de 450.000 estudiantes. El salto más importante se produjo entre 1860 y 1895, en que el número de establecimientos más que se duplicó (de 512 a 1.253) y la matrícula aumentó en más de siete veces (de 18.262 a 139.991 estudiantes). Es importante también resaltar la evolución de la incorporación de las niñas a la educación primaria y el papel de la educación pública en dicha incorporación:
Sala de clases de principios del siglo XX.

Matrícula en escuelas fiscales y particulares, por sexo, 1860-1930
Escuelas particulares
Niñas Niños

1860
3.653 5.556 6.057

1870
8.115 12.866

1880
5.888 9.218

1890

1900

1910

1920

1930
Fuente: La educación primaria en Chile: 1860-1930. Una aventura de niñas y maestras, Egaña, L., Núñez, I. y Salinas, C., LOM-PIIE, 2003, p.73

13.068 19.995 26.551 19.502 30.194 14.449 22.965 31.614 35.373 41.070

Escuelas fiscales
Niñas Niños 16.103 23.822 48.950 58.987 133.804 176.770 227.784 15.513 22.801 16.598 52.103 55.423 125.071 169.616 231.169

Como se observa, en términos absolutos, la matrícula femenina en la educación particular aumentó un poco menos de 10 veces en este período. En la educación pública, en cambio, el aumento fue de 37 veces en términos absolutos, representando casi un 50% de la matrícula total hacia 1930. La educación pública fue, entonces, la principal vía de escolarización de las mujeres. La educación secundaria también logró importantes resultados en el período del cambio de siglo, aunque beneficiaba a un menor número de población. Cada capital provincial contaba con un liceo, y en muchos de ellos se educaron sectores de la clase media, incluido un número importante de mujeres, que mostraron los frutos de aquella educación. En cifras, la educación secundaria multiplicó por diez el número de establecimientos entre 1858 y 1925, pasando de 16 a 165 establecimientos. Por su parte, la matrícula, entre esos mismos años, avanzó de 1.895 estudiantes a 56.648, aumentando casi 30 veces. El mayor acceso de las mujeres a la educación secundaria, se verá refrendado más tarde por su acceso a la universidad.

En Chile, las jóvenes Eloísa Díaz y Ernestina Pérez lograron entrar a la carrera de Medicina. En 1887, soportando crueles burlas y una fuerte discriminación, se convirtieron en las primeras médico cirujanos de Latinoamérica.

191

Pero, más allá de estos buenos resultados, al iniciarse el siglo XX el sistema comenzó a ser criticado por no entregar una preparación que se adecuara a las necesidades del país. Su carácter humanista privilegiaba la instrucción intelectual, mientras se alzaban voces que pedían la puesta en marcha de un sistema que diera preferencia a la educación técnica, y que preparara a los alumnos para el mundo laboral. La enseñanza universitaria también dio sus frutos, gracias a las generaciones de estudiantes que ya habían egresado de las distintas facultades de la Universidad de Chile al finalizar el siglo XIX. Por esos años, el sistema vivió su primera expansión al fundarse dos nuevas universidades: una en provincia, la de Concepción, y otra en Santiago, la Universidad Católica de Chile.

El 26 de agosto de 1920 se dictó la Ley sobre Educación Primaria Obligatoria en Chile. Entre sus principales contenidos establecía: “La educación primaria es obligatoria. La que se dé bajo la dirección del estado i de las Municipalidades será gratuita i comprenderá a las personas de uno i otro sexo. (…) Art.2º. Los padres o guardadores están obligados a hacer que sus hijos o pupilos frecuenten, durante cuatro años a lo menos, i antes que cumplan trece años de edad, un establecimiento de educación primaria fiscal, municipal o particular. En los campos o lugares en que las circunstancias no permitan mantener escuelas permanentes o se creen escuelas temporales, los menores asistirán a éstas durante cuatro temporadas a lo menos.”

Al respecto, reflexiona: ¿Cuál es el sentido de que ciertos niveles escolares sean obligatorios? ¿Por qué el Estado interviene para que las nuevas generaciones asistan a la escuela? ¿Qué diferencias o similitudes existen entre lo que dispone esta ley de 1920 y la actual situación de la educación obligatoria? Consulta la página web del INE (www. ine.cl) y obtén los datos sobre la escolaridad actual. Compáralos con los del período de 1920.Ten en cuenta la diferencia de población.

7

Los movimientos intelectuales

Hacia fines del siglo XIX e inicios del XX, el país vio nacer a una nueva generación de intelectuales; esta vez, se trataba de una generaciónque era fruto de la educación pública y provenía principalmente de los sectores sociales medios. En esta circunstancia radica una de las principales características de los movimientos intelectuales y artísticos del período. La sociedad chilena se estaba haciendo más plural y, al igual como ocurría en la política, esta diversidad

Gabriela Mistral (1889-1957).

192

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

llegó también al ámbito de las artes y la cultura, situación que enriqueció enormemente estas formas de expresión. Estos intelectuales manifestaban preocupaciones muy distintas de las que Chile había visto hasta ese entonces entre sus literatos, artistas e historiadores, abordando temáticas más cercanas a la realidad que vivía la mayoría del país. En la literatura se comenzaron a describir las condiciones y realidades sociales. Esta corriente, conocida como naturalismo, tuvo en la persona de Baldomero Lillo a uno de sus máximos representantes. A través de Sub Terra, su principal obra junto a Sub Sole, el autor muestra el mundo de los mineros del carbón, y de esa forma denuncia también las deplorables condiciones de vida que debían soportar. Del mismo modo, los propios grupos trabajadores desarrollaron en este período una importante producción literaria a través de sus medios de prensa y la Lira Popular, hojas sueltas que se vendían a muy bajo precio y que contenían grabados y décimas –versos poéticos– referidos a los principales sucesos criminales, políticos y festivos que ocurrían en Chile. Además, al alero de los sindicatos se realizaban concursos literarios, obras de teatro y conciertos filarmónicos que manifestaban la capacidad creativa de los sectores populares. La prensa obrera, que se desarrollaba en las zonas norte y sur del país, allí donde había grandes concentraciones de trabajadores asalariados, fue, en particular, un canal de expresión y comunicación de las ideas que animaban el pensamiento de los sectores populares de la época. Pero las diferencias entre las distintas corrientes que surgieron en la época no solo eran sociales. La juventud también se sintió llamada, como una generación con características e intereses particulares, a buscar sus propias formas de expresión. Ciertamente, eran proclives a manifestarse en favor de los sectores populares, pero sobre todo pretendían la expresión rupturista frente al orden y formas estéticas existentes. Querían marcar una diferencia generacional que los separara definitivamente de las antiguas formas de hacer arte, y crear mundos nuevos donde efectivamente se sintieran representados. Entre los jóvenes de las primeras décadas del siglo XX destacó el Grupo de los Diez, donde se reunían pintores, arquitectos y literatos, con el objetivo de expresar su rechazo a la sociedad existente y a las manifestaciones artísticas burguesas. Liderados por Augusto D'Halmar, lograron difundir a través de su propia revista a muchos de los nuevos artistas de aquella época. Uno de los más destacados entre los jóvenes fue Vicente Huidobro. Su afán rupturista y creador alcanzó límites extraordinarios, tanto en su labor poética como iniciador de la corriente creacionista, como en su vida personal, llena de acontecimientos que iban en contra de las pautas sociales establecidas en la época. El paso del siglo XIX al XX fue sin duda un período de explosión cultural y podríamos mencionar a muchos artistas e intelectuales que fueron importantes. Algunos se consagraron durante estos años, otros comenzaban sus primeros intentos por entrar al mundo de las artes, como Gabriela Mistral que por ese entonces publicaba sus primeras obras poéticas. Una vez más, como en otros momentos históricos, en Chile y en el resto del mundo, las expresiones culturales y artísticas daban cuenta de las búsquedas de sentido de la época.

Vicente Huidobro (1893-1948).

El creacionismo Frente a la pregunta de ¿cuál es la estética del creacionismo?, Vicente Huidobro, en 1919, contestó: “Nuestra divisa fue un grito de guerra contra la anécdota y la descripción, esos dos elementos extraños a toda poesía pura y que durante tantos siglos han mantenido el poema atado a la tierra. En mi modo de ver, el "creacionismo" es la poesía misma; algo que no tiene por finalidad,ni narrar ni describir las cosas de la vida, sino hacer una totalidad lírica independiente en absoluto.Es decir,ella misma es su propia finalidad. En general,los poetas de todas las épocas han hecho imitaciones o interpretaciones más o menos fieles de la vida real. Yo creo,y esto es fácil concederlo, que una obra de arte mientras mejor imitada o interpretada esté será menos creada” .

193

Percepciones contemporáneas de la crisis de fin de siglo
Analizaremos tres miradas de actores de esta época, con el fin de rescatar las percepciones de la crisis del cambio de siglo, tal como ellos la vivieron.

Enrique Mac-Iver, Discurso sobre la crisis Moral de la República. En: La cuestión social en Chile. Ideas y debates precursores (1804-1902). Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), pp. 519 y 520.
Voy a hablaros sobre algunos aspectos de la crisis moral que atravesamos; pues yo creo que ella existe y en mayor grado y con caracteres más perniciosos para el progreso de Chile que la dura y prolongada crisis económica que todos palpan. Me parece que no somos felices; se nota un malestar que no es de cierta clase de personas ni de ciertas regiones del país, sino de todo el país y de la generalidad de los que lo habitan. La holgura antigua se ha trocado en estrechez, la energía para la lucha en laxitud, la confianza en temor, las expectativas en decepciones. El presente no es satisfactorio y el porvenir aparece entre sombras que producen intranquilidad. ¿Incurriré en error si digo que contemplo detenido nuestro progreso, perturbados los espíritus, abatidos los caracteres y extraviados los rumbos sociales y políticos? (...) No sería posible desconocer que tenemos más naves de guerra, más soldados, más jueces, más guardianes, más oficinas, más empleados y más rentas públicas que en otros tiempos; pero ¿tendremos también mayor seguridad y tranquilidad nacional, superiores garantías de los bienes, de la vida y del honor, ideas más exactas y costumbres más regulares, ideales más perfectos y aspiraciones más notables, mejores servicios, más población y más riqueza y mayor bienestar? En una palabra, ¿progresamos?

No somos felices. El presente es insatisfactorio y el porvenir produce intranquilidad.

Vicente Huidobro: Balance patriótico, 1925 (extractos). En: Chile en el siglo XX, Editorial Emisión, s/f, pp. 337 a 339.
¡Pobre país; hermosa rapiña para los futres! Y así vienen, así se dejan caer sobre nosotros; las inmensas riquezas de nuestro suelo son disputadas a pedazos por las casas extranjeras y ellos viendo la indolencia y la imbecilidad troglodita de los pobladores del país, se sienten amos y les tratan como lacayos, cuando no como a bestias. Ellos fijan los precios de nuestros productos, ellos fijan los precios de nuestra materia prima al salir del país y luego nos fijan otra vez los precios de esa misma materia prima al volver al país elaborada. Y como si esto fuera poco, ellos fijan el valor cotidiano de nuestra moneda. (...) Chile aparece como un inmenso caballo muerto, tendido en las laderas de los Andes bajo un gran revuelo de cuervos.

Un inmenso revuelo de cuervos sobre un inmenso caballo muerto.

Frente a la antigua oligarquía chilena, que cometió muchos errores, pero que no se vendía, se levanta hoy una nueva aristocracia de la banca, sin patriotismo, que todo lo cotiza en pesos y para la cual la Política vale tanto cuanto pueda sacarse de ella. Ni la una ni la otra de estas dos aristocracias ha producido grandes hombres, pero la primera, la de los apellidos VINOSOS, no llegó nunca a la impudicia de esta otra de los apellidos BANCOSOS. (...)

194

U N I DAD

La sociedad en el cambio de siglo

7

(...) Se dice que el robo lo tenemos en la sangre, que es herencia araucana. Bonita disculpa de francachela. Pues bien, si lo tenemos en la sangre, quiere decir que hay que extirparlo cortando cabezas. Por ahí sale la sangre. Si no hay más remedio, que salga como un río. ¡Que mueran ellos, pero que no muera el país! Que suban al arca unos cuantos Noé y los demás perezcan en el diluvio de la sangre pútrida. Como la suma de latrocinios de los viejos políticos es ya inconmensurable, que se vayan, que se retiren. Nadie quiere saber más de ellos. Es lo menos que se les puede pedir. Entre la vieja y la nueva generación la lucha va a empeñarse sin cuartel. Entre hombres de ayer sin más ideales que el vientre y el bolsillo, y la juventud que se levanta pidiendo a gritos un Chile nuevo y grande, no hay tregua posible. Que los viejos se vayan a sus casas, no quieran que un día los jóvenes los echen al cementerio.

Francisco Encina. Nuestra inferioridad económica. Editorial Universitaria, Santiago, 1972, pp. 242-243. (edición original publicada en 1911).
La capacidad económica del chileno, superior a la del hispanoamericano en general, a causa de su estado social y de la enseñanza que recibe, es todavía muy inferior a la del europeo. El empresario y el brazo extranjeros no suplen entre nosotros las deficiencias de aptitudes del criollo, como sucede en Argentina, en el Uruguay y en otros pueblos sudamericanos. Aparte de que, por la ubicación geográfica del país y por su menor riqueza natural, acuden en corta cantidad, a consecuencia de la naturaleza mineral de nuestro suelo, el esfuerzo económico del extranjero derrama solo una prosperidad ficticia y transitoria, que aprovecha poco al crecimiento efectivo y permanente. Esta antinomia entre las condiciones impuestas por los elementos físicos a nuestro desarrollo y las aptitudes de nuestra población, ha determinado una debilidad o anemia generalizada en nuestro organismo económico y un descenso anormal en el crecimiento de la población en el último tercio del siglo XIX. Como consecuencia de la debilidad de nuestro desarrollo, hemos perdido la distancia que nuestra temprana organización nos había permitido tomar sobre algunos de los pueblos hispanoamericanos; y si el orden actual de cosas no se modifica, en pocas decenas más de años, la mayor parte de ellos nos sobrepasarán.

Las aptitudes de nuestra población son deficientes.

Sintetiza el argumento sustancial de la crítica que cada autor hace en su obra. En cada uno de ellos se deja entrever una imagen del presente, una del pasado y una del futuro. ¿Podrías identificarlas? ¿Qué elementos en común se manifiestan entre los tres textos? ¿Cuál es el énfasis que cada uno privilegia? Elabora un collage con diferentes imágenes que te permitan ilustrar el sentimiento ante el cambio de siglo que expresan estos autores.

195

1 Con el transcurrir del siglo XIX, la sociedad chilena se fue haciendo cada vez más compleja y diversa.
¿Qué papel jugó el desarrollo educacional dentro de este proceso? a) b) c) d) e) Incentivó la migración del campo a la ciudad. Favoreció el desarrollo de una sociedad de clases. Mejoró la calidad de vida de los sectores populares. Permitió la secularización de las costumbres sociales. Facilitó el ascenso político y social de los sectores medios.

2 A mediados del siglo XIX y hasta 1930, ocurren cambios demográficos de larga duración que van a ser
determinantes para crear las condiciones urbanas de fermentación de una cuestión social. Entre esos cambios podemos señalar: a) b) c) d) e) El aumento de la esperanza de vida. La migración de obreros hacia la zona sur. La disminución de la mortalidad en los sectores populares. La migración de las mujeres, desde las zonas rurales hacia Valparaíso y Santiago. El aumento de las tasas de natalidad y de mortalidad infantil en los centros urbanos.

3 A comienzos del siglo XX, producto de la migración campo-ciudad, proliferaron los conventillos en las
principales ciudades del país. Este tipo de vivienda: a) b) c) d) e) Era habitada por una sola familia extensa. Exigía un bajo alquiler porque eran construidas por el Estado. Estaba destinada a personas sin empleo que no podían pagar arriendo. Constituía un foco de enfermedades por las malas condiciones higiénicas. Constituía un lugar de trabajo donde se empleaban especialmente mujeres y niños.

4 A diferencia de la oligarquía que acostumbraba hacer gala de su riqueza a la hora de disfrutar de los espacios de esparcimiento, ¿cuál era el centro de reunión social por excelencia entre los sectores populares? a) b) c) d) e) El sindicato. Las tertulias. Las cantinas. Los banquetes. Los clubes deportivos.

5 A principios del siglo XX, también la literatura comenzó a manifestar su preocupación por las miserables
condiciones de vida que debían soportar los trabajadores, transformándose en una poderosa forma de denuncia. ¿Cuál fue el nombre que recibió esta nueva corriente literaria? a) b) c) d) e) Socialismo. Surrealismo. Naturalismo. Romanticimo. Creacionismo.

196

U N I DAD U N I DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

6 Observa el siguiente cuadro sobre el número de establecimientos fiscales y número de estudiantes durante la época parlamentaria.

Año
1900 1910 1920

Educación primaria
Establecimientos
1.553 2.581 3.214

Educación secundaria
Establecimientos
63 142 153

Estudiantes
157.330 258.875 346.386

Estudiantes
12.624 30.731 49.123
Fuente: INE.

¿Qué conclusión podemos obtener a partir de estas cifras? a) Favoreció que la mayor parte de los niños repetían la educación primaria. b) Que el Estado disminuyó sus aportes para el desarrollo educacional. c) Que el número de estudiantes secundarios se cuadruplicó en 20 años. d) Que muy pocos eran los estudiantes que accedían a la educación primaria. e) Que había gran hacinamiento de estudiantes en los establecimientos fiscales.

7 Lee con atención el siguiente texto:
“Me parece que no somos felices; se nota un malestar que no es de cierta clase de personas ni de ciertas regiones del país, sino de todo el país y de la generalidad de los que la habitan. La holgura antigua se ha trocado en estrechez, la energía para la lucha en laxitud, la confianza en temor, las expectativas en decepciones. El presente no es satisfactorio y el porvenir aparece entre sombras que producen intranquilidad”. (Enrique Mac-Iver, extracto de su discurso sobre la crisis moral de la República). ¿Cuál será el mejor título para este texto? a) Chile y el pesimismo. b) Chile y la cuestión social. c) Chile y un futuro prometedor. d) Chile y un pasado imperdonable. e) Chile y el régimen parlamentario.

Recursos

• Sergio Grez Toso, De la 'regeneración del pueblo' a la huelga general Génesis y evolución histórica del
movimiento popular en Chile (1810-1890), Santiago, Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, 1998.

• Juan Carlos Yáñez Andrade: Estado, consenso y crisis social. El espacio público en Chile 1900-1920;
Santiago, DIBAM; 2003.

• www.memoriachilena.cl • www.bicentenario.cl

a .7 ;c .6 ;c .5 ;c .4 ;d .3 ;e .2 ;e .1

197

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
Elaboración de un eje cronológico o línea de tiempo
• ¿Qué es? ¿Para qué es útil?
El eje cronológico es una representación espacial del tiempo histórico, que nos permite: 1. Obtener una idea más precisa del transcurrir del tiempo: ubicar los acontecimientos en relación con lo que sucedió antes y después. 2. Desarrollar el sentido de contemporaneidad: observar lo que pasaba en distintos lugares al mismo tiempo. 3. Relacionar diversos aspectos de la historia: la política con la economía, la literatura, el arte o la vida cotidiana, por ejemplo. Con el fin de facilitar la comprensión de la historia, los historiadores han dividido el tiempo histórico en períodos más o menos amplios. Se les ha llamado eras, edades y épocas. Las eras –períodos históricos que empiezan con un suceso importante a partir del cual se cuentan los años– surgieron por la necesidad de empezar a contar el tiempo. Había que partir de alguna parte. Todas las civilizaciones han contado los años a partir de algún acontecimiento que para ellos era significativo. Para los cristianos el acontecimiento más importante de la humanidad fue el nacimiento de Cristo, fecha en la cual fijaron el año 0. A partir del año 0, en las eras se cuentan los años hacia delante y hacia atrás: antes de Cristo y después de Cristo, lo que se expresa con las abreviaturas a.C. o d.C. En el mundo occidental mayoritariamente se ha ido adoptando la era cristiana. Las edades –períodos notables en la historia– son espacios de tiempo más cortos dentro de las eras. Los historiadores las han introducido como un instrumento analítico y ordenador. Cuando se considera que las características socioculturales de un período ya no siguen vigentes, es preciso cerrarlo antes de pasar al siguiente. Para marcar ese paso se eligió un acontecimiento histórico relevante. En el mundo occidental, la historia universal suele dividirse en las Edades Antigua, Media, Moderna y Contemporánea. Las épocas –períodos que se señalan por los hechos históricos ocurridos en ellos– son lapsos más breves dentro de las edades. No obstante, a veces se confunden con estos y se dice indistintamente Época Moderna o Edad Moderna. Pero, en rigor, deberíamos reservar la palabra época para períodos más cortos: época colonial, por ejemplo.

• ¿Cómo se hace?
El eje cronológico debe ser fácil de entender. Por lo tanto: • No debe mostrar más información que la precisa. • La cronología debe presentarse con claridad y debe abarcar solo los aspectos que pretendemos ilustrar. • Debemos elegir el tipo de eje que mejor se preste a lo que representaremos. Como el eje cronológico debe ser riguroso, es necesario respetar las siguientes normas: • La distancia entre las fechas debe ser proporcionada: así, el espacio representará correctamente al tiempo y no inducirá a errores. • La cadencia de los años deberá adaptarse a la longitud del período que se quiere representar: de siglo en siglo, cada 50 años, cada 25, cada década, cada lustro o cada año. • Las fechas deben ir todas sobre la misma línea. Cuando se quiera señalar alguna fecha concreta que se salga de la cadencia elegida, se colocará con otro color o en distinto lugar. Los tipos de ejes cronológicos pueden ser verticales u horizontales. Los ejes verticales son recomendables cuando se pretende comparar sobre una cronología dos fenómenos históricos de distinta naturaleza; por ejemplo, la política y la cultura. Los ejes horizontales son más apropiados cuando se trata de diferenciar períodos, épocas o etapas, pues dan una mejor idea del transcurrir

198

del tiempo. Puesto que nuestra escritura se desarrolla de izquierda a derecha, ese es el sentido que debe

seguir la progresión de los años en los ejes horizontales; y de arriba hacia abajo, en los ejes verticales.
3500

Eje vertical Eje horizontal
3000 2000 1000 1000 2000

Invención de la escritura

Edad Antigua

0
E M dad od er na Ed po ad rá Co ne n a tem E An dad tig ua E M dad ed ia

Nacimiento de Cristo

0

Caída del Imperio Romano

476
Edad Media

Caída del Imperio Bizantino Revolución Francesa Año actual

1453
Edad Moderna Edad Contemporánea

1789

Poniendo en práctica... un eje cronológico o línea de tiempo
En el siguiente cuadro podrás observar los pasos que se siguen en la confección de un eje cronológico:
Pasos para construir un eje cronológico. Determinar el período que se mostrará. Definir el ámbito espacial al que se referirá. Escoger la temática que será representada en el eje. Calcular el número de años que representa dicho período. Determinar el largo del eje cronológico. Calcular la escala del eje; para ello, divide el número de años por el largo del eje. Ejemplo Desde 1492 a 1992 El mundo occidental Política 500 años 100 cm 500 años / 100 cm = 5. Por lo tanto, 1 cm equivale a 5 años. La escala es de 1:5 años Edades Moderna y Contemporánea

Determinar los períodos y las fechas que mostrará el eje.

Utilizando la información histórica analizada en las dos unidades de este bloque, realiza un eje cronológico del período siguiendo los pasos descritos. Puedes basarte en el cuadro precedente para determinar la estructura básica de tu eje.

199

Dilemas históricos
¿Presidencialismo o parlamentarismo?
• Actualidad del tema
Reiteradas han sido las críticas a un excesivo ‘presidencialismo’, presente en nuestra actual Constitución Política, que provendría de la tradición de la Constitución de 1925, pero que se habría y consagrado en la Constitución de 1980. En particular, el poco campo que el Parlamento tendría para impulsar iniciativas de ley. Por su parte, el Ejecutivo se ha quejado, en un escenario de mayorías muy estrechas en el Congreso, de un uso político que sectores parlamentarios estarían haciendo de ventajas circunstanciales.

“De acuerdo a la Constitución le corresponde al Presidente de la República la facultad de iniciativa exclusiva de toda la legislación que involucre a la división política y administrativa del país y a la administración financiera y presupuestaria de la nación. De este modo este tiene un control absoluto sobre las iniciativas que afecten al gasto público. Ense-

guida el Presidente tiene facultades para la fijación de las prioridades en el tratamiento de los proyectos de ley y la precedencia en la convocatoria de la legislatura extraordinaria; período en el cual solamente pueden ser tratados proyectos propuestos por el poder ejecutivo y asuntos referentes a las relaciones internacionales".

Fuente: “Parlamento presidencialismo y democracia protegida”, Oscar Godoy, Revista de Ciencia Política, volumen XXIII. Nº2, 2003, www.scielo.cl

“La Presidenta Michelle Bachelet realizó una fuerte crítica a los senadores que se opusieron ayer a la inyección de nuevos recursos para el Transantiago (…). Durante su participación en una ceremonia que conmemoró el aniversario 165 de la Universidad de Chile la Presidenta dijo que "qué contrastante es todo eso (la aprobación de un acuerdo en educación) con lo que vimos ayer en el Senado donde la confrontación el obstruccionismo o intento de

buscar ventajas políticas pequeñas es lo que la gente rechaza y tengo que decirlo esto no beneficia a nadie". Bachelet además aclaró que (…) "resulta del todo inexplicable y los que asumen esta actitud deberán dar cuenta al país de las razones de su actuar porque Chile necesita de la responsabilidad de sus dirigentes políticos para avanzar en la solución de los problemas que afectan a la gente" dijo.

Fuente: La Tercera, 21 de noviembre de 2007, www.latercera.cl

• Su carácter de dilema histórico
A lo largo de su historia, Chile ha oscilado en su relación con el ejercicio del poder político. En algunos casos optando por formas más o menos autoritarias de ejercerlo; buscando, en otros, fórmulas para asegurar los consensos; o bien enfrentando crisis políticas profundas que lo llevaron en el pasado a una guerra civil o al cruento golpe de Estado de 1973. Esto se ha traducido en modalidades más cercanas a sistemas parlamentarios, en algunas épocas, o presidencialistas en otras. Con base en los contenidos tratados en la unidad 5 del bloque anterior y en la unidad 6 de este tercer bloque, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Qué razones históricas ayudan a comprender que durante el siglo XIX en Chile se haya oscilado entre alternativas presidencialistas y parlamentarias de ejercer el poder político? 2. ¿Qué enseñanzas deja la experiencia presidencialista del período? 3. ¿Qué enseñanzas deja la experiencia parlamentarista del período? 4. ¿Cómo se podría haber evitado, a tu juicio, la guerra civil de 1891?

200

Ricos y pobres: necesidad y posibilidad de una sociedad integrada
• Actualidad del tema
La XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, celebrada en Santiago en el mes de noviembre de 2007, tuvo como tema central la “Cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica. De acuerdo a su declaración final, los 22 jefes de Estado participantes reiteraron su “objetivo común de progresar hacia niveles crecientes de inclusión, justicia, protección y asistencia social”, así como su voluntad de “fortalecer los sentimientos de solidaridad, de pertenencia e identidad sociales”. Para ello, entre otros puntos, consideraron necesario:

“2. Adoptar políticas para aumentar la creación de trabajo decente y de calidad, que contenga instrumentos y mecanismos de formalización del empleo para beneficio de las personas que laboran en el sector informal de la economía. Hacer del empleo decente y de calidad, de la mayor movilidad social y de la distribución, objetivos comunes al conjunto de las políticas públicas, en todos los casos

que ello sea posible. (…) 4. Impulsar un mayor desarrollo y coordinación de las políticas sociales para la superación de la pobreza, garantizar el acceso universal a los servicios sociales y la calidad de las prestaciones públicas y privadas, especialmente en educación, salud, vivienda, seguridad y protección social”.

Fuente: Declaración de Santiago, 8,9 y 10 de noviembre de 2007, www.cumbresiberoamericanas.com

• Su carácter de dilema histórico
La lucha contra las desigualdades e injusticias sociales ha sido una constante de nuestra historia como sociedad y como país. En distintas épocas, diversos grupos, con orientaciones políticas, religiosas o simplemente filantrópicas, se han preocupado por las condiciones de vida y de trabajo de los grupos más desfavorecidos. También ha sido tarea del Estado y los gobiernos el terminar con la exclusión social y la inequidad, para mejorar así los niveles de integración social. Esta tarea, tal como lo muestran las citas precedentes, está lejos aún de ser cumplida. La brecha entre ‘ricos y pobres’, denunciada con fuerza cuando en Chile, a fines del siglo XIX, se reconoce la existencia de la “cuestión social”, sigue siendo un dilema histórico. Basándote en los contenidos tratados en las unidades 6 y 7 de este tercer bloque, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Cómo se expresaba la exclusión social en Chile a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX? 2. En ausencia de ‘políticas sociales’ impulsadas desde el Estado, ¿qué iniciativas desarrollaron los sectores populares de aquella época para enfrentar sus agudas condiciones de vida y trabajo? 3. ¿Qué lugar ocupaba la ‘solidaridad’ en la sociedad de la época? ¿Era un sentimiento extendido entre los distintos grupos sociales? ¿Cómo se expresaba?

• Reflexión y debate
En grupos, considerando la información entregada y sus respuestas anteriores, reflexionen y debatan sobre los siguientes temas y afirmaciones: 1. Por qué la persistencia de las desigualdades sociales, habiendo transcurrido tanto tiempo y habiéndose realizado esfuerzos para superarlas. 2. Si tuviesen que formular la actual ‘cuestión social’ en Chile, ¿cómo la caracterizarían? ¿Qué rasgos en común tendría con la ‘cuestión social’ del siglo XIX y qué diferencias?

3. Comenten la siguiente afirmación de la Declaración de Santiago: “garantizar el acceso universal a los servicios sociales y la calidad de las prestaciones públicas y privadas, especialmente en educación, salud, vivienda, seguridad y protección social”. ¿Por qué se habla de ‘acceso universal’? ¿Por qué se mencionan prestaciones tanto públicas como privadas? ¿Por qué se prioriza en educación, salud, vivienda, seguridad y protección social?

201

Proyecto de investigación
Debate de temas sociales

• ¿De qué se trata?
En esta actividad te invitamos a prepararte para realizar, junto a tus compañeros de curso, un debate sobre los temas sociales que empezaron a adquirir relevancia a principios del siglo XX. Participarás en grupos que representarán las distintas posiciones políticas sostenidas en esos momentos, con el fin de profundizar en la complejidad del problema social que planteó la aparición de la clase obrera y el emergente movimiento de mujeres.

• Objetivos específicos
• Profundizar en la comprensión de la problemática
social que planteó la aparición de la clase obrera y el nuevo movimiento de mujeres, mediante el ejercicio de conocer, para luego argumentar y discutir, los puntos de vista que frente al tema existían a principios de siglo. • Razonar y fundamentar con solidez una opinión política que no necesariamente se comparte.

• Preparar grupalmente una ficha de discusión para
el debate, que permita organizar la presentación de las ideas y la defensa de la posición del grupo frente al tema. • Desarrollar las habilidades comunicativas, a partir del conocimiento y profundización en un tema o contenido.

• Etapas de trabajo
Fase 1: organización de los grupos de trabajo e investigación El curso será dividido en cinco grupos que podrán posición política que representan. El objetivo es ponerse en el lugar de ese sector, aunque no se esté de acuersortear a qué sector representarán: do con sus opiniones políticas, y aprender a argumentar • Iglesia sus ideas. • Movimientos políticos obreros El grupo de los periodistas, tal como lo hacen estos • Emergente movimiento de mujeres profesionales, también deberá documentarse para • Estado “cubrir” el debate. El objetivo es que ellos preparen un panel informativo de este evento, y para esto deben • Periodistas Los cuatro primeros grupos deberán realizar una investigar, hacer entrevistas, escribir notas, etc. pequeña investigación para documentarse acerca de la Fase 2: elaboración de una ficha de discusión Una ficha de discusión es un plan general de acción con el objetivo de mostrar una posición sólida y convincente en una discusión. Esta estrategia propone un modo de preparar la discusión: presentar argumentaciones sólidas, prever las réplicas del interlocutor y preparar respuestas. Del mismo modo, permite analizar las fortalezas y debilidades de la propia posición en el debate y las del interlocutor, con el fin de enriquecer el intercambio de ideas y aprender más. Para realizarla se pueden seguir los siguientes pasos:

1. Identificar y caracterizar la posición que se defenderá en el debate, considerando el argumento central y los que ayudan auxiliarmente a sostenerlo. 2. Identificar y caracterizar las otras posiciones de la misma forma que la propia. 3. Comparar los argumentos de las distintas posiciones e identificar los argumentos débiles y fuertes de cada una.

202

4. Investigar o reflexionar acerca de cómo contraargumentar posibles cuestionamientos a la posición que se defenderá.

Con estas ideas podrás completar una ficha como la que sigue:

Tema del debate Actores
Ideas y opiniones Argumentos Posibles respuestas Fortalezas de la posición Debilidades de la posición

Nuestro grupo ? ? ? ? ?

Interlocutor ? ? ? ? ?

Interlocutor ? ? ? ? ?

Los periodistas por su parte, investigarán los fundamentos de las cuatro posiciones y realizarán sus reportajes tratando de mostrar las diferentes posiciones que Fase 3: desarrollo del debate La técnica del debate consiste en una discusión grupal dirigida por el profesor o la profesora, en que se confrontan puntos de vista sobre un tema determinado. Moderados por el docente y por turnos, los grupos expresarán sus puntos de vista. Luego se abrirá la disFase 4: cubriendo la noticia Los periodistas tomarán notas durante el desarrollo del debate. Cuando este termine, podrán hacer entrevistas a los participantes. Con la información recopilaFase 5: evaluación final En un plenario, los estudiantes podrán comentar la actividad, manifestando sus posturas reales frente a este tema (y no necesariamente las que representaron en el debate) y lo que sintieron al argumentar en contra y/o a favor de las distintas posiciones. Considerarán qué alternativas existían para resolver el conflicto.

la prensa tenía frente al tema. Con este fin, podrán subdividirse en parejas que representarán distintos medios de información.

cusión con las réplicas y las respuestas de unos y otros grupos.

da, prepararán notas representando las diferentes posturas de los medios de prensa.

203

U N I DA D 8

El nuevo rol del Estado
U N I DA D 9

Las reformas estructurales
y el quiebre de la democracia

U N I DA D 1 0

Gobierno militar
y transición a la democracia
Salón de Honor del Congreso Nacional, Valparaíso.

4º Período
1920 en adelante

Desarrollo económico y justicia social
• Orígenes del Estado benefactor.

Subperíodos o etapas Inicio del período

• Cambios estructurales (1958 - 1973). • Régimen militar y transición a la democracia (1973 - 2000). • Inicio del gobierno de Arturo Alessandri en 1920 y promulgación de la Constitución de 1925. • Difícil vuelta al sistema presidencial. – Inestabilidad política. – Sectores de las Fuerzas Armadas intervienen en política. • Crisis económica de 1929. – Crisis económica mundial. – Decadencia definitiva del ciclo salitrero. • Reestructuración del Estado. – La Iglesia Católica se separa del Estado. – Desarrollo de un Estado de bienestar. – Proceso de industrialización fomentado por el Estado. – Vigencia del modelo sustitutivo de importaciones.

Principales procesos

204

Sufragio femenino, alcanzado a plenitud en las votaciones presidenciales de 1949.

Manifestación de pobladores por solución habitacional.

Faenas extractivas en mina de cobre Chuquicamata, región de Antofagasta.

– Ampliación de los derechos ciudadanos y de la participación política a través del sufragio. • Necesidad de reformas estructurales. – Partidos políticos presentan proyectos políticos globales y excluyentes. – Fuerte politización social. – Sistema político dividido en tercios. – Creciente influencia de diversos actores sociales, tales como estudiantes, obreros y campesinos, en materias políticas y sociales. • Preponderancia de la cultura urbana por sobre la rural. • Quiebre del sistema democrático e instauración del régimen militar. – Violencia política y violación de derechos humanos. – Liberalización de la economía a partir de 1975. – Instauración de una nueva institucionalidad. • Vuelta al sistema democrático. • Aprobación de las primeras leyes laborales (1924). • Promulgación de una nueva Constitución Política de la República de Chile (1925). • Crisis de la Bolsa en Nueva York (1929). • Inicio del gobierno del Frente Popular (1938). • Creación de la CORFO, Corporación de Fomento de la Producción (1939). • Se fijan los límites del Territorio Chileno Antártico (1940). • Ley de Defensa Permanente de la Democracia (1948). • Primera participación femenina en una elección presidencial (1952). • Ley de Reforma Agraria que profundiza la legislación de 1962 (1967). • Nacionalización del cobre (1971). • Golpe militar de 1973. • Se plebiscita una nueva Constitución Política en reemplazo de la de 1925 (1980). • Privatización de importantes empresas y servicios estatales a partir de 1980. • Triunfo del NO en el Plebiscito de 1988. • Primera elección presidencial democrática después de 1970 (1989).

Principales procesos (continuación)

Hechos más destacados

205

L

a crisis de la industria salitrera en el norte de Chile marcó, en los años 20 del siglo pasado, el inicio de un período de crisis, no solo económica sino también política y social, a la que se sumó luego la crisis internacional de 1929.
Faena salitrera de Agua Santa, an la región de Tarapacá. Comenzó a elaborar salitre en la década de 1850.

A

l inicio de la década de 1930, Chile vivió años de inestabilidad política e institucional, en el marco de la búsqueda de un proyecto nacional que orientara su desarrollo futuro. La existencia de una nueva Constitución, desde 1925, no fue suficiente para encauzar las fuerzas sociales y políticas de la época.

Imagen de la sublevación de la Armada en el puerto de Talcahuano, 1931.

E

l Frente Popular llevó a la presidencia a Pedro Aguirre Cerda, encabezando una alianza de clases medias y populares, de empleados y trabajadores, con un programa de gobierno basado en la industrialización del país, en el fomento de la educación, de la salud y de la vivienda popular.

Trinunfo del Frente Popular. Elección de Pedro Aguirre Cerda como Presidente de la República, 25 de octubre de 1938.

206

E

n el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, el mundo se vio librado a la confrontación entre dos grandes bloques ideológicos y políticos: el bloque capitalista, liderado por Estados Unidos y el bloque socialista encabezado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Conocido como el período de la Guerra Fría, sus efectos se hicieron sentir también en Chile.
Construcción del muro de Berlín. El 13 de afosto de 1961, soldados alemanes de la zona oriental comienan a levantar el muro que dividiría a Berlín en dos.

urante los años 50, Chile debe hacer frente a un fuerte proceso inflacionario, al descrédito de los partidos políticos y a la emergencia de importantes movilizaciones de masas que reclamaban mejoras en sus condiciones de vida. El país discutía sobre distintas alternativas de futuro.
Manifestación de miembros de la CUT, en la década de 1950.

D

E

n la elección presidencial de 1958 los tres principales candidatos expresaban posiciones de 'derecha', de 'centro' y de 'izquierda', representadas por Jorge Alessandri, Eduardo Frei y Salvador Allende, respectivamente. En los años siguientes, cada uno de estos candidatos ocuparían el cargo de Presidente de la República, sucesivamente.

Imagen de los candidatos presidenciales Salvador Allende y Jorge Alessandri, durante la campaña de 1958.

207

Una mirada hacia el pasado

E
1.

“Pan, techo y abrigo...” stas eran las promesas que el Presidente Pedro Aguirre Cerda hacía a todos los chilenos a fines de los años 30. Ese fue el compromiso contraído por el Estado en esos años: lograr que los ciudadanos de este país alcanzaran un nivel de vida digno. Así, se dio en Chile un gran impulso a la construcción de viviendas, al mejoramiento de la atención en salud, a la educación y a la creación de fuentes de trabajo.
Dividiendo al curso en dos grupos, trataremos de reconocer cómo, a partir de los años treinta, esta mayor preocupación del Estado por el bienestar de los chilenos se expresó, o no, en la región en que cada uno vive. Para ello recurriremos a las huellas materiales y a la memoria de las personas.

• A cada grupo se le asignará una investigación
diferente.

• El primer grupo se encargará de hacer un 'empadronamiento' de diferentes construcciones de la ciudad capital regional; si ello no es posible, se puede realizar en la propia ciudad o localidad en que se ubica el establecimiento en que estudias. La tarea es identificar, localizar y conocer los hospitales, liceos, industrias y barrios más importantes y relativamente antiguos de la ciudad (construidos o creados entre 1920 y 1970).

• Este primer grupo puede subdividirse, a su vez,
Presidente Pedro Aguirre Cerda y su señora Juana Rosa Aguirre Luco.

en cuatro subgrupos, asumiendo cada uno una de las cuatro realidades para empadronar. Para la realización de esta primera investigación, se debe confeccionar una o varias fichas de observación y registro con características similares a las siguientes:

Datos
Nombre o identificación
Emplazamiento o ubicación Año en que se construyó o edificó Organismo responsable de la construcción ¿Qué existía antes en ese mismo lugar? Cambios después de su construcción Condiciones en que se encuentra

Hospitales
? ? ? ? ? ? ?

Liceos
? ? ? ? ? ? ?

Industrias
? ? ? ? ? ? ?

Barrios
? ? ? ? ? ? ?


208

El segundo grupo deberá realizar una serie de entrevistas a personas mayores de 70 años, que hayan vivido toda su vida en la misma ciudad o

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

localidad, para conocer aspectos de su historia personal (esta localidad debe ser la misma que ha analizado el primer grupo). Las entrevistas, que también pueden ser distribuidas por subgrupos, deberán abordar cuatro temas básicos de la vida cotidiana de los entrevistados: - ¿En qué establecimientos cursaron sus estudios básicos y medios, y dónde estaban ubicados? - ¿En qué barrios, poblaciones o villas vivieron en su infancia, y después hasta los 35 años? - ¿Qué ocupaciones o trabajos desempeñaron en el inicio de su vida laboral (entre los 20 y los 35 años), y en qué lugares concretos? - ¿En qué hospital nacieron y/o a qué hospitales han recurrido en caso de necesidad (ellos y/o sus familiares) desde su infancia?

2.

Una vez terminadas las investigaciones, cada grupo debe organizar una presentación de los resultados del trabajo realizado. A partir de la información recogida por cada grupo, ya presentada al conjunto del curso, se puede proceder a 'cruzar' los datos obtenidos en cada caso. Para ello, les proponemos construir cuatro fichas –una para cada aspecto estudiado: liceos, hospitales, industrias y barrios– tomando el siguiente ejemplo:
Templo Votivo de Maipú. Construido en el siglo XIX como un modesto templo, es en 1944 cuando comienzan los trabajos para transformarlo en un grandioso santuario. El proyecto fue realizado por el arquitecto Juan Martínez.

3.

Liceos (desarrollo de la educación)
Hitos
Lugares significativos Fechas significativas

Empadronamiento ? ?

Vida personal ? ?

4. A partir del cruce de la información obtenida, reflexionen y discutan sobre los siguientes aspectos: - Coincidencias y contradicciones que existen entre la información recopilada por una u otra investigación. - Los hallazgos realizados, ¿resultan complementarios? ¿Por qué? - Período o década en que hay mayor concentración de hechos significativos para el desarrollo de cada área (vivienda, educación, trabajo, salud). - Las entidades u organismos mencionados en los distintos casos, ¿son públicos o privados?

5.

Construyan una línea de tiempo en la que puedan integrar los momentos más importantes de las historias personales y de la historia de la infraestructura regional que han reconstruido.

Banco Central de Chile, creado en 1925 en la esquina de Agustinas y Morandé.

209

Tiempos de crisis en Chile
En Chile, las tres primeras décadas del siglo XX estuvieron marcadas por un sentimiento de crisis: crisis moral y social, primero; económica después; y finalmente, política. Una situación de crisis en una sociedad o en un país puede ser caracterizada como el debilitamiento creciente de las bases en las que descansa la vida social, política y económica. Normalmente esas bases están fundadas en ciertas ideas comunes y dominantes que conforman una manera de ver el mundo y en torno a la cual se fundamentan y legitiman las instituciones, las normas, los valores y, finalmente, las acciones. Esas ideas, que durante el siglo XIX habían logrado mantener la unidad nacional, a pesar incluso de los graves conflictos que se vivieron en el país, iniciado el siglo XX se habían debilitado dejando de ser hegemónicas.

Democratización política
La 'cuestión social' y la respuesta a menudo violenta por parte del Estado a los problemas que la expresaban, habían erosionado los lazos internos entre los grupos populares y los grupos dominantes. Por su parte, los sectores sociales emergentes, como grupos medios y grupos populares urbanos o industriales, cada vez mostraban una identidad y rasgos culturales más propios. El sentimiento oligárquico que predominó en la segunda mitad del siglo XIX cedería ante un creciente sentimiento democrático, única forma de reconocer y valorar la diversidad social que existía en el Chile de la época. La crisis del parlamentarismo que caracterizó los inicios del siglo XX, daría paso a un régimen político democrático en que el presidencialismo y la existencia de un sólido sistema de partidos políticos, serían sus principales características. La Constitución Política de 1925 daría forma a cambios institucionales que marcarían el resto del siglo XX, por lo menos hasta los años 70: un presidente cada vez con mayor capacidad y voluntad de intervenir en la vida nacional, investido de niveles importantes de autoridad, y una variedad de partidos políticos capaz de representar la diversidad social y de formular proyectos de desarrollo nacional alternativos entre sí. El sistema político se democratizaría.

La caída de la Bolsa norteamericana marcó el inicio de una gran depresión económica mundial. En la fotografía, una larga fila de desempleados norteamericanos durante el período de crisis, espera por almuerzos populares.

La sustitución de importaciones
En lo económico, la declinación experimentada por la actividad salitrera a comienzos de los años veinte, había anunciado no solo el fin de uno de los ciclos más prósperos de toda la historia económica del país, sino también el agotamiento de un modelo basado exclusivamente en las actividades económicas primarias y orientado hacia la exportación. La crisis internacional de 1929 mostraría que la recuperación de la industria del salitre en los años inmediatamente anteriores había sido transitoria, sellando su crisis definitiva; los efectos de la crisis internacional en el conjunto de las exportaciones chilenas obligarían al país a cambiar su estrategia de desarrollo económico.

El Presidente Arturo Alessandri Palma asumió la tarea de elaborar una nueva Constitución que corrigiera los vicios y abusos de la carta de 1833.

210

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

De una estrategia de desarrollo orientada 'hacia fuera', se transitará a otra, orientada 'hacia adentro'. Una nueva actividad extractiva dirigida hacia la exportación reemplazará la del salitre, pero esta vez acompañada de un importante proceso de industrialización y de sustitución de importaciones. A partir de los años 40, Chile creará mejores condiciones para el desarrollo de sus industrias, las que le permitirán dejar de comprar en el exterior productos que ahora comienzan a fabricarse dentro del país, sustituyendo así muchos artículos importados por productos nacionales.

Hacia un Estado de bienestar en Chile
Las crisis, en una sociedad, se superan cuando nuevas ideas compartidas son capaces de orientar la mirada hacia un futuro común. Estas ideas, en el Chile de los años treinta, fueron la idea de la democratización, del desarrollo industrial y de la justicia social. Ideas con fuerza suficiente para orientar y dirigir los rumbos de la sociedad chilena por otros cuarenta años, hasta 1973. Estas ideas dieron sentido al cambio que se vivió en el paso de las años veinte a los treinta. El motor de ese cambio sería, principalmente, el Estado chileno, que asumiría un nuevo papel: ser promotor y garante de un desarrollo nacional que significara mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. Un Estado que podemos denominar “Estado de bienestar”, en la medida que asume como tarea propia la de expandir crecientemente la seguridad y el bienestar de la ciudadanía. En el marco de este nuevo espíritu de bien común, la educación, la salud, la vivienda así como la previsón, pasan a ser preocupaciones centrales del Estado. Por su parte, los ingresos de las personas se traducían en alimentos, servicios, vestuario, esparcimiento. En adelante, quien no tuviese un trabajo y un salario justo quedaría crecientemente al margen de la vida social. A partir de los años 30, el Estado fue también llamado a velar por la justicia en las relaciones laborales y se transformó en un creador de fuentes de trabajo. Últimamente, el término “Estado de Bienestar” no se considera conceptualmente apropiado para designar el rol del Estado en asuntos sociales en Chile, especialmente si se le compara con los Estados de Bienestar de gran parte de los países europeos despúes de la II Guerra Mundial. Un término más adecuado es el de “estado benefactor”.

En el contexto de las nuevas estrategias de desarrollo económico, comienza la extracción de petróleo en Magallanes entre 1945 y 1949.

El Presidente Carlos Ibáñez del Campo fue un promotor de la modernización del Estado. En el plano educacional, durante su gobierno, se intentó reformar la enseñanza pública, pero finalmente solo se logró una reforma administrativa, es decir, sin intervención en los programas escolares ni en las metodologías de enseñanza. En la imagen, un aviso relativo a la reforma.

Pluralismo político e ideológico
En este mismo período, el país valorizó las distintas expresiones políticas nacionales, las que reflejaban, a su vez, corrientes ideológicas y culturales de alcance universal. Así, por ejemplo, el socialismo chileno, de inspiración ideológica marxista y de vocación latinoamericana, se legitimó como corriente de pensamiento en importantes capas populares y medias de la sociedad chilena. Por su parte, la Doctrina Social de la Iglesia Católica impactó en el pensamiento tradicional y conservador de la derecha, haciendo posible el surgimiento de expresiones políticas social-cristianas, como la Democracia Cristiana. Creció también la influencia del capitalismo y de los Estados Unidos, que aparecían como la potencia que había sido capaz de combatir el nazismo y el fascismo en Europa.

En 1957 la Falange Nacional (en la fotografía) junto al Partido Conservador Social Cristiano, se transforman en el Partido Demócrata Cristiano.

211

Los orígenes del Estado de bienestar en Chile
En la elección presidencial de 1920, los sectores políticos más progresistas de los grupos políticos tradicionales, liderados por Arturo Alessandri, representante de la Alianza Liberal, lograron imponerse a la candidatura de Luis Barros Borgoño en representación de las fuerzas conservadoras agrupadas en la Unión Nacional. El triunfo fue estrecho, y aunque no se advertían diferencias muy profundas en los programas de ambos contendientes, todos entendieron que las cosas ya no serían como antes.

1

Fin del parlamentarismo: nuevos actores políticos

Por primera vez en una elección presidencial, los distintos sectores sociales se habían manifestado públicamente y con entusiasmo en favor de uno u otro de los candidatos. Por primera vez, también, un candidato surgido de los propios grupos políticos tradicionales levantaba consignas de redención y cambio social. Alessandri llegó así a ocupar La Moneda canalizando las expectativas de los sectores medios y populares, alimentadas por sus propias promesas electorales. La situación del país, sin embargo, no era auspiciosa. La economía se venía debilitando desde el inicio de la crisis del salitre, hacia 1917, provocada por la pérdida creciente de mercados internacionales. La causa de la caída en las exportaciones salitreras se debía a la competencia entre el salitre natural –que extraía y exportaba Chile– y el emergente salitre artificial, proVentas de salitre chileno, 1911-1920 Distribución de las ventas por país (en % del total de ventas) ducido en Europa.
Total de Años ventas (miles
de tons) 1911 1912 1913 1914 1915 1916 1917 1918 1919 1920 2.591 2.638 2.780 2.811 2.701 1.896 2.912 3.018 3.018 1.210

Otros Gran Estados países Bretaña Alemania europeos Unidos
5,6 5,7 4,9 13,9 15,0 23,7 9,3 19,4 0,9 6,4 31,4 37,9 32,9 23,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 5,8 39,7 31,6 43,6 37,5 60,4 34,3 42,7 23,3 36,1 47,1 22,2 23,6 17,4 23,0 22,4 40,4 46,7 57,1 60,9 33,5

Chile y Egipto
1,1 1,2 1,2 2,6 2,2 1,6 1,3 0,2 2,1 7,2

La cesantía en el país crecía año a año, producto de esta crítica situación económica. Mientras esto ocurría, las protestas y movimientos sociales se sucedían con aun más fuerza. Los grupos sociales afectados por la crisis no eran solo los trabajadores de la minería, sino también los de otras actividades económicas resentidas por la crisis y los miembros de las clases medias. El Presidente Alessandri Palma tenía muy poca capacidad de acción frente al sistema parlamentario vigente. Era claro que se debían tomar medidas económicas urgentes y dictar las leyes sociales que por tanto

Fuente: Michael Monteón: Chile in the nitrate era. The University of Wisconsin Press, 1982.

212

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

tiempo dormían en el Congreso, pero las convicciones de Alessandri y los deseos de tantos chilenos no lograron materializarse. El Presidente pasó año tras año, hasta 1924, intentando convencer al Congreso de la necesidad de estos cambios, pero sus esfuerzos fueron inútiles.

Algunas de las medidas que Alessandri pretendía llevar adelante
Creación de un Banco Central. Protección y fomento a la industria. Promulgación de un Código del Trabajo. Leyes de previsión social. Fortalecimiento de la labor presidencial.

Alessandri llegó al convencimiento de que si los representantes políticos no querían hacer los cambios necesarios, había que presionarlos creando una corriente de opinión desfavorable al sistema vigente. Para ello, en cada una de sus intervenciones públicas hizo presente la situación. Su campaña propagandística fue acompañada por visitas a los cuarteles militares, donde dio charlas frente a oficiales jóvenes. En estas reuniones insistía en la necesidad de aprobar leyes que beneficiaran a los pobres, y en que sin la acción de un Estado vigoroso, la situación del país seguiría estancada. El accionar del Presidente no logró reacción alguna en el Parlamento, pero sí en las filas del Ejército. El 2 de septiembre de 1924 algunos oficiales concurrieron al Congreso para manifestar su descontento, no solo con la situación por la que atravesaba el país, sino que también por su propia situación salarial, que el Parlamento se había negado a mejorar en reiteradas oportunidades. A los pocos días, esa oficialidad joven, donde destacaban las figuras de Marmaduque Grove y Carlos Ibáñez, conformó un Comité Militar que se presentó ante el Presidente y le exigió llevar adelante las iniciativas que hasta ese momento había sido imposible materializar. El 8 de septiembre de 1924 el Parlamento aprobó la mayoría de las peticiones presentadas al Primer Mandatario. Lo que no se había logrado en años, se pudo obtener en pocos días, bajo la presión del Ejército, lo que implicaba, en los hechos, una vulneración del orden institucional.

El Presidente Arturo Alessandri Palma gobernó durante dos períodos: 1920-1925 y 1932-1938.

Leyes aprobadas en septiembre de 1924
Se aprueban las leyes de accidentes del trabajo. Organización de sindicatos. Caja de empleados particulares (previsión). Contrato de trabajo. La creación de tribunales encargados de atender conflictos laborales, conocidos como tribunales de conciliación y arbitraje.

Sin embargo, el comité conformado por los militares para tales efectos no se disolvió luego de logrado su objetivo, creando así una incómoda situación para

En 1920 se funda la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), la cual se transforma desde entonces, en un actor relevante de la historia de Chile. Su característica principal fue su preocupación por la “cuestión social” produciéndose así , el encuentro entre el ámbito estudiantil y el obrero.

213

el mandatario, pues, con esta actitud de mantener el Comité, estaban cuestionando la capacidad de Alessandri para controlar el poder político. Al verse sobrepasado por los hechos, el Presidente renunció. El 11 de septiembre de 1924, asume una Junta de gobierno compuesta por el general Luis Altamirano, el almirante Francisco Nef y el general Juan Bennett. El parlamentarismo, como régimen político imperante en Chile, había llegado a su fin tras cuarenta años de vigencia. Era ya hora de que el país renovara su institucionalidad a través de una nueva Constitución Política, que reemplazara la antigua Carta Fundamental de 1833. La tarea no fue fácil. La Junta de Gobierno que tomó el control del Ejecutivo no siguió el rumbo establecido por el movimiento de septiembre de 1924, lo que provocó una nueva intervención de la Junta Militar en enero de 1925, para reencauzar las acciones según sus objetivos originales. Se nominó una nueva Junta de Gobierno que se haría cargo de la situación hasta que volviera al país Arturo Alessandri, quien había salido al exilio luego de lo sucedido el año anterior. Alessandri volvió para reasumir su cargo y liderar el proceso de promulgación de la nueva Constitución. Una vez logrado este objetivo, sus desencuentros con los militares, en especial con Ibáñez, volvieron a hacerse presentes, viéndose obligado a renunciar por segunda vez a su cargo. Corría el mes de septiembre de 1925. Había caído definitivamente el viejo orden oligárquico y había que dar forma a un nuevo Chile.

Reformas de 1925
La nueva Constitución • Fortaleció el rol del poder ejecutivo eliminando la aprobación de las leyes periódicas de contribuciones y de las Fuerzas Armadas. • Se mantuvo la ley de presupuesto, pero limitando el plazo para su aprobación. • El período presidencial se extendió a seis años. • Se creó un tribunal calificador de elecciones independiente. • Decretó la separación del Estado y la Iglesia Católica y se garantizó la libertad religiosa. Además, se decretó la creación del Banco Central, organismo encargado exclusivamente de la emisión de moneda y regulador de las entidades financieras.

En cursos pasados conociste algunos artículos de la Constitución Política de 1980. Esta Constitución sustituyó, precisamente, a la de 1925, de la que acabas de conocer algunos aspectos. ¿Recuerdas cuál es el papel que juegan las constituciones políticas? ¿Recuerdas algunas de las características de la Constitución de 1980? A partir de las características de la Constitución de 1925 vistas en esta unidad y las características que recordaste de la Constitución de 1980, desarrolla un cuadro de análisis que apunte al reconocimiento de los aspectos de continuidad y de cambio que hay en ellas.

214

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

2

Carlos Ibáñez del Campo y la modernización del Estado

La promulgación de la nueva Constitución no significó inmediatamente la tranquilidad política del país. Tampoco implicó un retorno radical al presidencialismo, aunque sí fortaleció el poder ejecutivo, sin que ello afectara la influencia de los partidos políticos. Tras la renuncia de Arturo Alessandri se había elegido un nuevo gobierno con Emiliano Figueroa, representante de la antigua clase política, como Presidente de la República. Sin embargo, en su gabinete contaba con la presencia de Carlos Ibáñez en la cartera de Guerra, en una fórmula que pretendía garantizar el cumplimiento del espíritu de la nueva Constitución. Los intereses de ambas corrientes pronto se vieron enfrentados, e Ibáñez fue ganando paulatinamente mayor poder dentro del gobierno, provocando la renuncia del Presidente en abril de 1927. El mismo Ibáñez fue elegido Presidente, como sucesor de Figueroa, en una elección en la cual no hubo otro candidato en disputa. Ibáñez se sentía portador de los valores que los militares habían hecho suyos en el movimiento de septiembre de 1924, y estaba dispuesto a hacer todo lo necesario para que el programa de modernización del Estado, de la economía, la política y la sociedad se hiciera realidad: incluso a costa de la institucionalidad democrática. Estaba convencido de la necesidad de reforzar y fomentar la producción nacional, tanto minera como industrial y agrícola. Desarrolló también un ambicioso programa de obras públicas, al tiempo que racionalizó la administración pública. Durante su mandato se benefició de una transitoria prosperidad económica en base al repunte de la industria salitrera, sobre la base de la cual se incrementó el nivel de endeudamiento externo del país. En general, con Ibáñez el Estado se vio fortalecido, sentando bases para que comenzara a asumir un rol más activo en distintas áreas de la vida nacional.
Para esto creó una serie de instituciones públicas o semipúblicas, como la Contraloría General de la República, el Cuerpo de Carabineros, la Fuerza Aérea, la Línea Aérea Nacional, el Servicio de Minas del Estado, la Caja de Crédito Agrario, la Caja de Crédito Carbonífero, el Instituto de Crédito Industrial y la Caja de Colonización Agrícola.

El Presidente Carlos Ibáñez del Campo, durante su primera presidencia (1927-1931) estableció un gobierno autoritario.

Dictadura: forma de gobierno que prescinde del respeto al ordenamiento jurídico para ejercer su autoridad, afectando las libertades públicas y las garantías constitucionales, así como la independencia de los poderes judicial y legislativo.

Ibáñez fue, sin duda, un realizador, pero su estilo de gobierno era fuertemente autoritario. Durante su dictadura (1927-1931), muchos diarios fueron cerrados, y casi todas las libertades individuales fueron restringidas. Hubo muertos, deportados y exiliados. No importaba cuál fuera la condición de su adversario: jueces, dirigentes sindicales, parlamentarios y connotados miembros de la elite política y social corrieron la misma suerte. Por estos motivos, cuando en Chile comenzaron a sentirse los efectos de la gran crisis económica de 1929, Ibáñez contaba con muy pocos aliados en quienes apoyarse.

3

La “gran depresión” de 1929

Como ya hemos visto, la economía chilena sufría de serios problemas que la hacían altamente vulnerable a las condiciones externas. Las medidas protec-

Ante el colapso del 29 de octubre de 1929 en Nueva York, la gente se aglomeró en el sector financiero de Nueva York, tratando de retirar su dinero.

215

Exportaciones chilenas (1925-1934)
(en millones de pesos)

cionistas de Ibáñez aún no lograban cambiar esa situación hacia fines de la década del 20. La dependencia de nuestra economía seguía inalterable, y el alto endeudamiento tampoco había sido solucionado. En ese escenario, el 29 de octubre de 1929, en el llamado “jueves negro”, se produjo un descalabro en la Bolsa de Nueva York. La crisis del mercado accionario se extendió al resto de la economía estadounidense, y luego a Europa. Las potencias dejaron de comprar materias primas, sus inversiones en el exterior disminuyeron drásticamente y cortaron el crédito a otros países. El mundo se enfrentaba a la más grave crisis económica de que se tuviera memoria. Chile dependía básicamente del cobre, del salitre y de los préstamos de los banqueros internacionales. Gracias a ellos se habían podido desarrollar los programas de obras públicas, la creación de empresas y la expansión de los servicios públicos. Vivíamos de ese dinero, más el que procuraban las exportaciones, y de pronto, nuestros socios comerciales se vieron en la imposibilidad de seguir con los préstamos, y, aún peor, de comprar las materias primas que el país exportaba.

Año
1925 1926 1927 1928 1929 1930 1931 1932 1933 1934

Exportaciones
1.879 1.655 1.690 1.948 2.294 1.328 825 282 368 470

Fuente: Estadística chilena (Santiago, diciembre 1941).

A comienzos de 1930, las exportaciones entraron en una profunda crisis, siendo el comercio exterior chileno el más afectado, según un informe de la Liga de la Naciones. Cayó drásticamente la producción minera, agrícola e industrial, y vino la paralización productiva. Hacia fines de 1932, el año más duro, los trabajadores desempleados ascendían aproximadamente a 165.000, una cifra realmente preocupante para un país que apenas superaba los cuatro millones de habitantes. Las penurias vividas por los chilenos fueron enormes. Según estimaciones de la Liga de las Naciones, Chile fue el país más afectado por la crisis en todo el mundo. Los obreros del norte comenzaron a trasladarse a las ciudades de la zona central en busca de trabajo, y muchos vagaban por las calles pidiendo limosnas para comer. Pronto vinieron las epidemias, pues las ciudades no estaban preparadas para hospedar a tantos visitantes circunstanciales, y junto con ellas, la incertidumbre y la inestabilidad política. A pesar del régimen político que caracterizó el gobierno de Ibáñez, de carácter autoritario, y en el marco de una pobreza extrema, afloraron todas las tensiones que guardaba la sociedad de la época. La población ya no confiaba en Ibáñez ni en los militares, y su descontento se manifestó en las calles.

4

Inestabilidad política

Las protestas contra la dictadura de Ibáñez cobraban una fuerza inusitada y eran reprimidas con violencia. Primero fueron manifestaciones callejeras, luego paralizaron los estudiantes universitarios y los profesionales. La presión fue extrema, y en medio de masivas expresiones de júbilo, en julio de 1931, Ibáñez partió al exilio rumbo a Argentina.
El 27 de julio de 1931 Carlos Ibáñez del Campo partió al exilio. El fin de la dictadura fue celebrado en las calles.

Una nueva elección presidencial, el 4 de octubre de 1931, llevó al poder a Juan Esteban Montero. Se trataba de un político tradicional de filiación radical y de reconocida moderación. Había que restablecer la economía, apaciguar los ánimos y poner en práctica el régimen presidencial consagrado por la Constitu-

216

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

ción de 1925. Pero Montero fracasó: nadie parecía dispuesto a seguir las orientaciones del presidente. Así, uno tras otro comenzaron a sucederse los planes para derrocar al gobierno. Unos acusaban a los oficiales que se adherían a las ideas socialistas, otros a los seguidores de Ibáñez. Finalmente fue la Fuerza Aérea, bajo la conducción de Marmaduke Grove, la que se levantó contra el gobierno recién elegido. Esta vez el complot tuvo éxito. Caído el gobierno democráticamente elegido, se organizó una Junta que procedió a declarar que en adelante Chile se constituiría en una “República Socialista”. Grove, principal impulsor del movimiento, asumió como Ministro de Defensa. La Junta no era un grupo homogéneo, y eso rápidamente se dejó sentir. A dos semanas de instaurada la nueva República, un grupo de militares dio un nuevo golpe, esta vez contra Grove, quien fue relegado a la Isla de Pascua. Se formó una nueva Junta donde ahora predominaba el ibañismo, con Carlos Dávila a su cabeza. A los pocos días el propio Dávila disolvió la Junta y se autoproclamó presidente provisional de Chile, para un poco más tarde –en septiembre de 1932– renunciar bajo las presiones de sus opositores y entregar el mando a su Ministro del Interior, el general Bartolomé Blanche. En poco más de un año se habían sucedido al menos cinco gobiernos distintos, y la población ya estaba cansada. La crisis económica continuaba y la inestabilidad política resultaba ya intolerable. Entonces se declaró en Antofagasta un movimiento constitucionalista dentro de las propias filas del Ejército, que llamó a los uniformados a volver a sus cuarteles. El general Blanche debió ceder ante la presión, y el 2 de octubre de 1932 entregó el mando al presidente de la Corte Suprema. Se celebró, entonces, una nueva elección presidencial, cuyo resultado fue el regreso al poder de Arturo Alessandri: volvía el antiguo “León de Tarapacá” de 1920, aunque ya no era el mismo.

Sobre esta inestabilidad política J. Edwards opinaba así: Uno tras otro… ¿de quién es la culpa al final? Lo que yo recuerdo -simple espectador de la novela americana- es lo siguiente: expulsaron a Alessandri con regocijo público; expulsaron a Altamirano en medio de igual jolgorio; volvió Alessandri como Baquedano por la Alameda; le expulsaron nuevamente; ingresó el señor Ibáñez para que le expulsaran en medio de una alegría dieciochera; vuelta al señor Alessandri y ¡señores! No sé si estoy loco, pero creo que un pueblo así merece una vuelta de azotes y que le digan: - Usted no sabe lo que quiere. ¡Usted es tonto de capirote! Venga para acá a educarse de nuevo. Así como estamos ni el mayor genio gobernante del mundo sería capaz de dirigirnos.
Joaquín Edwards Bello, La Quintrala, Portales y algo más, Editorial Universitaria, Santiago, 1969, p. 83.

Con la ayuda de la cronología de este bloque y la información entregada en esta Unidad, elabora una línea de tiempo que exprese la inestabilidad política vivida en el país entre 1924 y 1932.

5

Vuelta a la institucionalidad

Alessandri volvió a ocupar la presidencia en un contexto muy poco favorable. La situación económica y social era muy difícil, y el panorama político se hallaba complicado por el militarismo y por la importancia que habían adquirido las nuevas corrientes ideológicas y políticas. Luego de la gran depresión económica, el escenario político había cambiado absolutamente. Existía un amplio sector de izquierda, que había logrado adquirir gran peso político y que, no aspirando ya a pequeñas transformaciones al orden vigente, creía que había llegado el momento de transformar radicalmente la sociedad existente, a la que calificaban como individualista, burguesa, capitalista. Se

217

había creado también un incipiente movimiento de carácter fascista, inspirado en las ideas del corporativismo y del nacional socialismo europeo. En este contexto, los sectores políticos tradicionales también entraron en profundas redefiniciones. Tal es el caso del Partido Radical, fuerza que representaba una posición de centro en el espectro político nacional. A pesar de que casi siempre habían sumado sus fuerzas a la derecha, en las décadas de 1920 y 1930 los radicales empezaron a distanciarse del capitalismo. Sin variar su vocación democrática, se fueron acercando a las posturas de los partidos Socialista y Comunista.

Partido Comunista de Chile
Fundado en 1922 por Luis Emilio Recabarren, se transformó en el partido que más claramente buscaba representar los intereses de los obreros. Siguiendo las estrategias diseñadas por el comunismo internacional, sus posturas durante la década del treinta lo llevaron a ser desde un partido contrario al sistema político, hasta formar parte del gobierno como miembro del Frente Popular.

Partido Socialista de Chile
Fundado en 1933, se trataba de un partido obrero, abierto al conjunto de los trabajadores y a las emergentes clases medias, que había abrazado la causa de los oprimidos y el socialismo. Sin embargo, se diferenciaba de los comunistas en que no aceptaba seguir las orientaciones de la Unión Soviética y por su clara vocación nacional y latinoamericana. Desde su origen albergó en su interior sensibilidades políticas diversas, lo cual le significó experimentar distintas divisiones.

Movimiento Nacional Socialista
Fundado en 1932 por Jorge González Von Marées, se trataba de un partido anticomunista, anticapitalista y corporativista, que seguía la misma línea ideológica impuesta en Europa por Mussolini y Hitler consistente en la militarización de sus partidarios y la violencia política callejera. En esta década alcanza una relativa significación en el país, aunque sin llegar a constituirse en una alternativa real de cambio político.

Falange Nacional
Por estos años, un grupo de jóvenes conservadores, de orientación social cristiana, decidió en 1939 separarse de las filas del Partido Conservador, acusándolo de ser indiferente ante la pobreza y las desigualdades generadas por la sociedad capitalista. Llamaron a su movimiento Falange Nacional, el que más tarde, junto a los conservadores de orientación socialcristiana, daría vida a la Democracia Cristiana.

Comunismo: doctrina que propugna una sociedad sin clases ni propiedad privada de los medios de producción. Movimientos obreros: fenómeno social que involucra a los sectores obreros organizados para reclamar a las autoridades soluciones a los problemas que los aquejan. Nazismo: doctrina nacionalista, racista –en particular, antisemita–, expuesta por Adolfo Hitler en su obra Mi lucha (1923-1924) y que se constituyó en la ideología política de la Alemania hitleriana (1933-1945). Corporativismo: doctrina política y social que propugna la organización de la sociedad sobre la base de asociaciones representativas de los intereses y de las actividades profesionales (corporaciones).

Cuando Arturo Alessandri Palma asumió el gobierno por segunda vez, en 1932, la Constitución y las leyes no funcionaban plenamente; los trabajadores cesantes recorrían las calles en busca de oportunidades que no existían; los movimientos obreros se enfrentaban con las fuerzas de orden; y distintos grupos políticos habían creado 'fuerzas de choque' que se enfrentaban entre sí, como era el caso de las milicias republicanas con grupos socialistas y nazis. Durante su gobierno, recurriendo a 'facultades extraordinarias' que le otorgaba la nueva Constitución, con las cuales podía suspender algunas garantías y derechos ciudadanos, Alessandri logró restablecer un clima de estabilidad social y política, que serviría de base para el funcionamiento de la democracia chilena en las décadas siguientes. En el plano económico, Gustavo Ross, ministro del área, tomó una serie de medidas proteccionistas que permitieron al país salir de la crisis. El alza de los aranceles permitió que las fábricas nacionales pudieran satisfacer un 97% de las demandas de consumo de la población del país. Junto a esto, medidas a favor del sector de la construcción, la reducción del gasto público y la creación de la Corporación de Ventas del Salitre, sumadas a un contexto internacional más favorable para los productos exportables, permitieron que los indicadores económicos mejoraran con rapidez. La situación social experimentó una más lenta recuperación, siendo el gobierno de Alessandri un período en que la carestía de la vida afectó duramente a los sectores más pobres del país.

218

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

Comenta y reflexiona, con un grupo de compañeros y compañeras, el párrafo precedente, referido a la situación económica y social durante el gobierno de Alessandri.Traten, en conjunto, de relacionar la situación de Chile en aquella época con algunos de los siguientes términos o conceptos, estudiados en Primero Medio. Si no lo recuerdan, investiguen el significado de dichos conceptos:
Significado
Importaciones-exportaciones Distribución del ingreso Sector industrial Recursos naturales Oferta y demanda Mercado ? ? ? ? ? ?

Situación durante el 2º gobierno de Alessandri
? ? ? ? ? ?

Hacia mediados de la década de los treinta, Alessandri había logrado restablecer la situación económica y echar a andar la nueva institucionalidad contenida en la Constitución de 1925. Sin embargo, sus logros no fueron suficientes para ganar el respaldo popular. Sus políticas represivas y sus medidas de estabilidad económica disgustaron a muchos, lo que abriría paso, a partir de 1938, a una nueva etapa en la evolución política, económica y social del país.

6

La experiencia del Frente Popular en Chile y los gobiernos radicales
Gustavo Ross, Ministro de Hacienda durante el segundo período de Arturo Alessandri.

Cuando, hacia mediados de la década del treinta, el fascismo cobraba mayor fuerza en Europa y en el mundo, especialmente en Alemania, con Adolfo Hitler, y en Italia, con Benito Mussolini, el resto de las fuerzas políticas debieron formular nuevas estrategias para hacerle frente. Es así como los comunistas, a partir de 1935, lanzaron la estrategia de los 'frentes populares', que consistía en crear alianzas muy amplias con todas las fuerzas democráticas y progresistas que se opusieran al fascismo. Esto significó que los comunistas abandonaran sus posiciones más revolucionarias, promoviendo un discurso más moderado y ateniéndose a las reglas del juego democrático electoral. La consigna de los 'frentes populares' fue lanzada al mundo luego de realizado el VII Congreso de la Internacional Comunista en Moscú, en el año 1935. Sin embargo, en muy pocos países llegó a materializarse la creación de los frentes populares, salvo en Francia, en España y en Chile. Siguiendo la política delineada a nivel internacional, los comunistas chilenos limaron sus asperezas con los socialistas, quienes fueron invitados, junto a los miembros del pequeño pero antiguo Partido Democrático a ser parte de una nueva

Arancel: tarifa oficial que determina los derechos o impuestos que se han de pagar en varios ramos, como el de costas judiciales, aduanas, ferrocarriles, etc.

219

alianza política. La actitud más abierta y moderada de los comunistas facilitó también el entendimiento con el Partido Radical, los que, sintiéndose desilusionados por el giro 'derechista' tomado por el gobierno de Alessandri, se volcaron más hacia la izquierda. Así, en abril de 1936 nació finalmente el Frente Popular en Chile, compuesto por comunistas, socialistas, demócratas y radicales; a estos partidos se sumó también la Confederación de Trabajadores de Chile, CTCH. La nueva coalición de centro izquierda vislumbraba la posibilidad cierta de derrotar a los sectores más conservadores en las próximas elecciones presidenciales, que se realizarían en octubre de 1938. Y así sucedió, cuando el candidato frentista, el radical Pedro Aguirre Cerda, se impuso por un pequeño margen de votos por sobre el candidato de derecha, Gustavo Ross. Los votos que le permitieron el triunfo a Aguirre Cerda provenían de las fuerzas ibañistas, que decidieron apoyar al candidato del Frente Popular una vez que su candidato –Carlos Ibáñez– quedó fuera de la carrera presidencial, tras un confuso incidente ocurrido en septiembre de 1938 y conocido como “la matanza del Seguro Obrero”. Se trató de un acontecimiento, asociado a un intento de golpe de Estado, que implicó la muerte de 63 jóvenes nacionalsocialistas que habiendo buscado refugio en el edificio del Seguro Obrero en la ciudad de Santiago, fueron reprimidos por la policía. Pedro Aguirre Cerda (1879-1942), abogado, profesor, parlamentario y con una larga trayectoria política, se transformó en Presidente de Chile (1938-1942), teniendo como misión transformar en realidad su lema “gobernar es educar” y “pan, techo y abrigo”. Sin embargo, Pedro Aguirre Cerda falleció a fines de 1941, antes de concluir su mandato, por lo que al año siguiente se llamó a elecciones. Resultado de estas asumió como Presidente el también radical Juan Antonio Ríos (1888-1946), quien dio continuidad a las políticas iniciadas por Aguirre Cerda. Al igual que este, murió antes de concluir su período presidencial, a mediados de 1946. En las nuevas elecciones, resultó vencedor el candidato radical Gabriel González Videla (1898-1980), apoyado por otras fuerzas políticas como comunistas y demócratas. Con Pedro Aguirre Cerda se inició un período de 14 años en que gobernaron distintas coaliciones políticas, lideradas por el Partido Radical. Fue una etapa de estabilidad política, en la cual una gran cantidad de partidos, de todas las orientaciones, debieron convivir y desarrollar juntos las tareas de gobierno, pues ninguno de ellos tenía el suficiente apoyo para asumir por sí solo la dirección del país. Ello obligaba a formar gabinetes compuestos por diversos sectores, a tener que buscar puntos de consenso, aunque a veces retrasaran o dificultaran la toma de decisiones más oportunas o adecuadas frente a ciertos problemas. Se impuso un clima en que las negociaciones y los acuerdos eran los medios que permitían sacar adelante las iniciativas políticas.

“El gran dictador”. Film dirigido y protagonizado por Charles Chaplin, en el que se analizan desde una perspectiva crítica, irónica y satírica, las dictaduras (nazi y fascista). En la imagen, los dictadores Hynkel (caricatura de Hitler) y Napaloni (caricatura de Mussolini).

Directiva del Partido Socialista en 1937, después de la formación del Frente Popular chileno.

En grupos de cuatro a cinco compañeros o compañeras, investiguen en torno a los hechos conocidos como la “matanza del Seguro Obrero”, reseñados más arriba. Su descripción la encontrarán en distintos libros o manuales de historia de Chile. Eventualmente, pueden consultar también periódicos y revistas de la época. Con la información reunida, discutan en el curso, con apoyo del profesor o profesora, sobre sus repercusiones en la coyuntura política que se vivía.

220

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

7

Fortalecimiento del Estado, desarrollo industrial y desarrollo social

Para profundizar sobre el desarrollo económico consulta la pág. 226.

Una de las característica sobresalientes de esta etapa de gobiernos radicales fue la importancia que se le dio al desarrollo económico y el decisivo papel que cumplió el Estado en la transformación del aparato productivo. En efecto, el Estado se volvió un Estado-empresario. Ingenieros chilenos crearon complejos y completos planes de modernización económica. El desarrollo no podía dejarse al azar; había que planificarlo. Había que dotar al país de una infraestructura adecuada, especialmente en lo que respecta a caminos y puertos. También había que crear una industria pesada, capaz de dar a los empresarios particulares lo que les faltaba: petróleo, acero y electricidad. Para coordinar e impulsar todo este plan de modernización, así como para enfrentar la destrucción provocada por el devastador terremoto de Chillán, se creó en 1939 la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO). Gracias el crédito estatal y a la política de fomento impulsada por el Estado chileno, la industria comenzó a crecer con vigor. Chile diversificó sus actividades mineras y agrícolas, tomando cada vez más fuerza la industria y los servicios. Durante esos años, el Estado aplicó una serie de medidas proteccionistas que dieron viabilidad a la producción de bienes que antes se importaban. Así, el modelo de “desarrollo hacia afuera”, que había operado hasta la crisis del 30, fue reemplazado por uno de “desarrollo hacia adentro”. Los beneficios del nuevo modelo económico estuvieron pronto a la vista. El desarrollo material vivido en estos años fue sorprendente; el mercado interno se desarrolló y crecientes sectores comenzaron a acceder a modernos bienes manufacturados. Pero también comenzaron a manifestarse serios problemas en el aparato productivo. Chile se pobló de fábricas que ofrecían a los consumidores todo tipo de bienes, pero estos bienes eran producidos a costos muy elevados y no siempre su calidad era satisfactoria. A ello se sumó, más tarde, durante los años cincuenta, otro tipo de problemas, como la inflación, expresada en un aumento creciente de los precios y la pérdida del poder de compra de los sectores asalariados. En lo que respecta a las relaciones entre el Estado y la población del país, los espacios de responsabilidad social del Estado no dejaron de crecer. Chile ya contaba en 1940 con más de cinco millones de habitantes, y desde la década de 1920 se habían establecido las instituciones que buscaban otorgar servicios de salud, educación, vivienda y previsión social a la mayor parte de la población. Los costos de esta inversión en el bienestar de la ciudadanía significaron que del total de ingresos del Estado, casi el 30% se gastase en estas materias en el año 1945. Los frutos de esa inversión –que no dejó de crecer en las dos décadas siguientes–, pronto se dejaron ver: hacia 1950 el analfabetismo afectaba a menos de un tercio de la población, y la permanencia de niñas y niños en las escuelas fue asegurado por medio de la entrega de alimentación en los mismos establecimientos. Junto a ello, los servicios de seguridad social y previsional –como la Caja del Seguro Obrero Obligatorio– expandieron la construcción de postas rurales y consultorios en las zonas urbanas, así como la fundación del Laboratorio Chile para la producción de medicamentos baratos y la instalación de plantas pasteurizadoras de leche.

Con el fin de respaldar el desarrollo industrial del país, en 1939 fue creada la CORFO.

Creación de nuevas empresas públicas En 1943 nació Endesa. La empresa eléctrica construyó 8 centrales generadores de electricidad y 10 compañías de distribución. Gracias a ello, la capacidad de generación eléctrica pudo subir de 182.500kW, en 1939, a 554.400kW, en 1952. La nueva economía también necesitaba de petróleo. Comenzaron entonces a hacerse perforaciones en la zona de Magallanes. Entre 1945 y 1949 se pusieron en funcionamiento 10 yacimientos, lo que permitió elevar la producción de 8.806 m3 a 100.227 m3. En 1950 se formó finalmente la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP). En el área industrial las transformaciones fueron todavía más espectaculares En 1946 nació la Compañía de Acero del Pacífico (CAP); en 1952, la Industria Azucarera Nacional (IANSA), entre otras tantas importantes empresas.

221

De ese modo, durante el período de los gobiernos radicales, el país, junto con asistir a la ampliación de su sistema político y progresar en lo económico, vivió avances importantes en el terreno social. En efecto, el Estado asumió en sus manos la solución de problemas básicos de la población, la que se integró progresivamente a los sistemas nacionales de educación y salud, así como a los programas de vivienda. De este modo, se consolidarían las instituciones que darían forma al Sistema Nacional de Salud, la incorporación de parte importante de los trabajadores a un sistema de previsión –las cajas de Empleados– y la puesta en práctica de la máxima “Gobernar es Educar”, construyéndose establecimientos escolares básicos de mayor calidad y con cada vez mayor cantidad de niños y niñas en ellos. Todo ello permitió que las tasas de analfabetismo descendieran, que aumentara la esperanza de vida al nacer y el número total de la población del país.

8

El nuevo orden mundial y el fin de los consensos

El progreso y la estabilidad observados durante el período de los gobiernos radicales (1938-1952) se malogró en parte por el abuso de los mecanismos de negociación y consenso, por las diferencias y disputas políticas e ideológicas, así como por expresiones de gran intolerancia política. La posición de Chile en el curso de la Segunda Guerra Mundial fue variada: desde el inicio del conflicto el país sostuvo una posición de estricta neutralidad, manteniendo relaciones diplomáticas con todos los países involucrados en el conflicto. Sin embargo, esta actitud neutral fue cuestionada por distintos sectores: por un lado, los intereses económicos de los Estados Unidos –vinculados en lo fundamental a la gran minería del cobre– que exigían el respaldo de Chile a los Aliados; por otro, sectores políticos y militares que se veían representados –así como parte importante de la comunidad de origen alemán presente en Chile– por el ideario nacionalsocialista; y, por último, el Partido Comunista, que tras la invasión germana a la URSS presionó por la ruptura de relaciones con las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón). Finalmente, esta decisión se tomaría a inicios de 1943. La “Guerra Fría” complicó más las cosas. Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo quedó dividido entre los partidarios del mundo capitalista y democrático, y los que defendían un orden distinto, de carácter socialista. Por un lado, el liderazgo lo poseía Estados Unidos; por el otro, la Unión Soviética. En Chile, durante algún tiempo los radicales intentaron permanecer distantes frente al nuevo orden mundial, pero Estados Unidos presionaba con firmeza para que el gobierno chileno tomara alguna posición. Los créditos externos, que el país necesitaba para cimentar su economía en expansión, comenzaron a ser restringidos, y ante eso parecía no haber alternativa. Así, ante estas presiones, la mayoría de los partidos políticos chilenos decidió aislar a los comunistas nacionales, dejándolos fuera del sistema político. En efecto, el presidente radical Gabriel González Videla (1946-1952), que había llegado a ejercer su cargo gracias a los votos de los comunistas, consi-

Gabriel González Videla, Presidente de la República entre los años 1946 y 1952

222

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

deró necesario apartar a sus aliados del gabinete en 1947. Se desencadenó, entonces, una oleada de huelgas y protestas, masivas y violentas. Pero González Videla reaccionó aplicando una serie de medidas represivas y, finalmente, decidió presentar al Parlamento un proyecto de ley que sacaba al comunismo de la legalidad. Con votos de conservadores, liberales, radicales y un sector del socialismo, se aprobó, en 1948, la Ley de Defensa Permanente de la Democracia. La ilegalidad del comunismo fue la primera señal de que la armonía en que había vivido el país comenzaba a romperse.

9

Necesidad de nuevos cambios

En los inicios de la década de 1950, existía en la sociedad chilena una reacción de malestar y desconfianza en contra de la política tradicional; los partidos políticos habían perdido la capacidad de representar a la ciudadanía. En ese momento, particularmente para la elección presidencial de 1952, emergió nuevamente la figura de Carlos Ibáñez del Campo, quien supo atraer para sí las preferencias de todos los descontentos. El antiguo militar autoritario volvió a la presidencia, esta vez en una elección competitiva, encarnando las esperanzas de cambio de la mayoría de la población. Pero la falta de apoyo político, una errática conducción económica y una situación social que se deterioraba, fueron algunas de las razones para que Ibáñez fuera perdiendo respaldo popular. A mediados de los años cincuenta, el país se encontraba en una difícil situación económica, marcada por la falta de trabajo y los bajos salarios y un importante déficit en las cuentas públicas, producto del alza en las importaciones, el bajo precio de las materias primas exportadas y la inflación. Todo ello tuvo repercusiones sociales, expresadas en cifras como las siguientes: hacia 1955, el 5% más rico de la población chilena concentraba más de un tercio de la riqueza del país, en tanto el 60% de la población solo participaba de un quinto de la riqueza; en 1958 se calculaba que más de la mitad de las familias chilenas subsistían con ingresos inferiores a los necesarios para asegurar una dieta básica, considerando que solo en el rubro alimentación gastaban más del 75% de sus ingresos; a inicios de la década de 1960, las autoridades estimaban que casi 50.000 niños y niñas vivían en condiciones de indigencia. A este agudo cuadro social respondían iniciativas como el Hogar de Cristo, institución fundada por el sacerdote jesuita Alberto Hurtado Cruchaga, años antes, en 1944. En ese contexto, se comienza a producir un reordenamiento del panorama político, en el cual los partidos vuelven a recuperar su capacidad de representación. En 1956 se formó el Frente de Acción Popular (FRAP), una coalición de izquierda que reunía a comunistas y socialistas, y que volvía a proponer cambios sociales, económicos y políticos profundos. Al año siguiente, la Falange se transformó en la Democracia Cristiana, naciendo así un nuevo partido de centro, que debía ocupar el espacio que lentamente abandonaba el radicalismo. La derecha (el Partido Conservador y el Liberal), por su parte, comenzó a adherirse a posiciones cada vez más críticas del rol activo del Estado.

223

Avisos publicitarios y estilos de vida
Aunque la primera Oficina de Publicidad y Propaganda chilena fue fundada en 1928, fue recién en los años '50 que se crearon las primeras “grandes” agencias nacionales, con el impulso de inmigrantes europeos que huyeron de la Segunda Guerra Mundial. Durante los años '50 y '60, la industria publicitaria mantuvo un desarrollo discreto. Solo a fines de los '70 se produjo la gran revolución, cuando se abrió la economía al exterior, ingresó al país una avalancha de productos importados y las empresas se vieron obligadas a competir si querían sobrevivir. En ese escenario, la publicidad comenzó a tomar un rol preponderante en un mercado que se tornó cada vez más agresivo y masivo. A continuación te presentamos cuatro avisos publicitarios de fines de la década del '40 e inicios de la del '50. Obsérvalos atentamente y luego responde las preguntas que se plantean a continuación.

Afiches publicitarios de la década de 1950.

224

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

Afiches publicitarios de la década de 1950.

¿Qué tipo de artículos se promocionan en estos avisos? ¿Se trata de artículos de lujo, exclusivos, o de uso masivo? ¿A quiénes crees tú que van dirigidos estos avisos publicitarios? ¿Por qué? ¿De qué manera la propaganda puede transformar las formas de vida de las personas? En estos años, Chile había optado por un modelo económico de “desarrollo hacia adentro” ¿Qué papel cumplía la publicidad en este contexto? (Puedes volver a leer la página 221). ¿Cuáles de los productos publicitarios son ejemplo de desarrollo de industria nacional? Busca avisos publicitarios actuales que promocionen artículos similares a los que aparecen en estas páginas. ¿Qué diferencias encuentras entre unos y otros? Las maneras de hacer publicidad, ¿son similares? ¿Los publicistas de la década del '50 apelaban a las mismas estrategias que los publicistas de la actualidad?

225

El debate económico en los años 50
Osvaldo Sunkel, “Antecedentes económicos”, en Visión de Chile (1920-1970), Ediciones CINDE, Santiago, 1980, pp. 71 y 72.
En realidad, lo que pasó en los años 20 y 30, y posteriormente, con la Segunda Guerra Mundial, le planteó al país un desafío descomunal, como probablemente no lo tuvo en todo un siglo; se trataba de reemplazar una economía que derivaba su dinámica de una actividad como el salitre, que estaba en bancarrota y que requería, para resolver los problemas políticos y de convivencia nacional, o de una dictadura que impusiera una solución, o de un consenso, integración y participación de amplias capas de la sociedad, de modo que se pudiera buscar una solución negociada, y todo esto sin ningún apoyo externo. En otros países latinoamericanos se instalaron en la época algunas de las peores dictaduras del continente (...). En muchos otros países hubo rupturas muy serias de los regímenes democráticos durante el período. La excepción en este aspecto fue Chile, que salvo una interrupción relativamente breve, logró sustituir la viga maestra del salitre por la del cobre, sacar fuerzas de flaqueza y reemplazar sus fuerzas dinámicas externas de desarrollo, crecimiento y acumulación por nuevos factores internos, especialmente en el sector manufacturero y el Estado, y todo esto con el aporte de los distintos sectores de la comunidad nacional para llevar adelante ese experimento en condiciones democráticas. ¿Cómo logró el país salir a flote en condiciones tan desfavorables? Pues bien, lo logró fundamentalmente a través de la acción del Estado. El Estado chileno, que ya tenía algunas experiencias en un papel de promotor y de empresario, se transformó en un período relativamente breve en un extraordinario promotor del crecimiento económico, de la industrialización, de las inversiones en infraestructura, en energía, en petróleo, en la creación de industrias básicas; promovió esquemas de modernización agrícola, desarrolló la educación superior, la técnico-profesional necesaria para hacer todo esto, etc. Podríamos resumir, desde un punto de vista institucional, toda esta obra de creación a nivel nacional, con los extraordinarios resultados logrados por la CORFO, sobre todo en las décadas del 40 y del 50.

El Estado chileno actuó como un extraordinario promotor del crecimiento económico.

Aníbal Pinto, Chile: un caso de desarrollo frustrado, Editorial Universitaria, Santiago, 1958, pp. 273 y 274.
Por desgracia, no contamos con investigaciones sobre la distribución del ingreso que faculten una comparación del estado de cosas al comenzar el período o antes de la crisis y la situación en el primer lustro de los años 50. Solo se dispone de las estimaciones de la CORFO para el lapso 1940-1953 (...). Ellas, en estricta verdad, solo nos dicen cómo se repartieron las recuperaciones en el nivel de las rentas por grupos entre los dos extremos de ese plazo. De todos modos, su testimonio es de enorme interés. Como puede apreciarse, el ingreso real de todos los grupos creció en un 40 por ciento entre 1940 y 1953. Sin embargo, no todos ellos participaron en igual proporción de ese mejoramiento (o reconquista, desde nuestro ángulo). El "mundo obrero", aunque a través de todo el período representó alrededor del 57 por ciento de la población activa, solo acrecentó su remuneración efectiva en un 7 por ciento. Los sueldos, en cambio, los trabajadores de "cuello blanco", elevaron su ingreso real en un 46 por ciento, que es superior al del conjunto. El sec-

Inflación: crecimiento de la masa de dinero circulante, lo que se refleja en alzas de precios y devaluación de la moneda. Inversión privada: dinero que destinan los particulares para financiar infraestructura, industrias y otras actividades económicas.

226

U N I DAD

El nuevo rol del Estado

8

tor no asalariado, de propietarios, empresarios y prestadores independientes de servicios, también cosechó una mejor participación en el proceso, subiendo su renta efectiva en un 60 por ciento. Como este grupo es muy heterogéneo (figuran en él desde el dueño de empresa o haciendas hasta el pequeño comerciante o peluquero), se ha apartado el segmento que corresponde a los ingresos por concepto de rentas, intereses y dividendos; o sea, los del sector propietario, el que manifiesta un crecimiento de su retribución real de un 64%, esto es, el ascenso más fuerte. Las conclusiones que se derivan de estos antecedentes son bien claras y de importancia considerable. Ellas indican, antes que nada, que el sector mayoritario y más modesto de la población es el que se ha beneficiado menos con la recuperación en los niveles del ingreso. El asunto tiene tanta trascendencia social como económica.

La recuperación en los niveles del ingreso no ha beneficiado a todos por igual.

Ricardo Ffrench-Davis, Políticas económicas en Chile 1952-1970. Ediciones Nueva Universidad, Santiago, 1973, p. 23.
Al asumir el mando, en noviembre de 1952, el Gobierno del Presidente Ibáñez heredó una tasa anual de inflación de 23%. En los primeros dos años de su administración, ella se elevó a 40 y 64%, respectivamente, y en el tercero se empinó hasta 86%, la más alta tasa de inflación registrada hasta entonces en Chile. Las elevadas tasas de inflación no eran más que el reflejo de una situación económica en general deplorable. El nivel de la actividad económica por habitante había permanecido estancado durante los últimos años. La industria había sido incapaz de absorber los crecientes contingentes que se incorporaban a la fuerza de trabajo y la inversión era insuficiente para sostener un crecimiento satisfactorio de la economía del país. No solo la inversión privada en actividades productivas se había retraído; otro tanto ocurría con la de origen estatal, que en años anteriores había creado y puesto en marcha empresas básicas para el desarrollo económico chileno. Su actividad en este campo había decaído abruptamente.

La actividad económica había permanecido estancada en esos últimos años.

Estos tres textos muestran evaluaciones distintas de la actividad económica chilena durante la primera mitad del siglo XX. Revisémoslas. Completa en tu cuaderno un cuadro comparativo como el siguiente:
Problema central abordado
Documento 1 Documento 2 Documento 3
Recuperación económica posterior a la crisis salitrera Distribución del ingreso Tasas de inflación y actividad económica

Significado
? ? ?

Juicio
? ? ?

Los tres argumentos, ¿son excluyentes entre sí? Es decir, si uno de ellos es verdadero, ¿necesariamente los otros son falsos? ¿Por qué? ¿Te parecen contradictorias las tres posiciones? ¿Es posible integrarlas en una sola visión? ¿Qué conclusiones obtienes del funcionamiento de la economía chilena durante este período?

227

1 Durante la elección de 1920, gran parte del mundo popular se inclinó por la candidatura de Arturo Alessandri que resultó vencedor en las presidenciales de 1920. ¿Qué medida de su programa habrá respondido a las antiguas demandas del movimiento popular? a) b) c) d) e) La Constitución de 1925. La creación de un Banco Central. La protección y fomento de la industria. La promulgación de un código del trabajo. El fortalecimiento de la labor presidencial.

2 El 2 de septiembre de 1924, algunos oficiales del Ejército acudieron a las tribunas del Congreso a manifestar su descontento frente a la ineficiencia de su labor legislativa. ¿Qué consecuencia provocó la presión ejercida por los militares durante septiembre de 1924? a) b) c) d) e) La llegada del Ibáñez al poder. El cierre inmediato del Parlamento. La formación de la república socialista. La promulgación de una nueva Constitución. La aprobación de una serie de leyes sociales.

3 Entre los factores que influyen en el inicio de la declinación de la industria del salitre, a comienzos de
los años veinte, se puede mencionar: a) b) c) d) e) La tendencia al alza de los precios internacionales. La pérdida de capitales ingleses tras la Primera Guerra Mundial. La aparición del salitre sintético durante la Primera Guerra Mundial. El cambio de un modelo de desarrollo ‘hacia fuera’ por uno ‘hacia adentro’. La crisis económica internacional desatada con la caída de la Bolsa de Nueva York.

4 ¿Qué efectos políticos generó la crisis económica que afectó a nuestro país tras el crash de Nueva York
en 1929? a) b) c) d) e) El fin del parlamentarismo. El inicio del presidencialismo. La instauración del socialismo. La caída del gobierno de Alessandri. La inestabilidad del sistema político.

5 La crisis de 1929-1932, provocó un cambio de orientación por parte del Estado en su política económica. Ya no resultaba aconsejable seguir dependiendo de uno o dos productos estrellas, y se pensó que el desarrollo económico debía centrarse en un sistema de: a) b) c) d) e) Desarrollo hacia fuera. Desarrollo hacia adentro. Chilenización económica. Exportación de materias primas. Estatización de actividades productivas.

228

Los pueblos originarios de América y de Chile

6 "Presentan como rasgo distintivo la fuerte intervención del Estado en la gestión económica, impulsando grandes proyectos de industrias básicas, el desarrollo de la educación y la salud pública". ¿A qué gobierno representan estas características? a) b) c) d) e) La república socialista. Los gobiernos radicales. El gobierno de Alessandri. El gobierno de Carlos Dávila. El gobierno de Ibáñez del Campo.

7 Para lograr fomentar el desarrollo económico, los gobiernos del Frente Popular crearon en 1939 la CORFO. ¿Qué objetivo perseguía esta nueva institución? a) b) c) d) e) Modernizar el sistema financiero. Dinamizar el sector importador del país. Controlar la producción de cobre y salitre. Respaldar al desarrollo industrial del país. Financiar programas de ayuda social.

8 El progreso y estabilidad alcanzada durante el período del Frente Popular, pronto comenzaría a quebrarse a partir de la “Guerra Fría”. ¿Qué episodio es representativo de este quiebre de consensos? a) b) c) d) e) La creación de la Corfo. El aumento de la inflación. La muerte del presidente Juan Antonio Ríos. El crecimiento del movimiento nacional socialista. La aprobación de la ley que declaraba ilegal al comunismo.

9 En los inicios de la década de 1950, existía en la sociedad chilena una reacción de malestar y desconfianza en contra de la política tradicional. ¿Cuál de los siguientes acontecimientos fue un reflejo de dicho malestar? a) b) c) d) e) La creación del Frente de Acción Popular (FRAP). La elección presidencial de Carlos Ibáñez del Campo. La formación de la Central Única de Trabajadores (CUT). La escasa participación electoral en las presidenciales de 1952. La aprobación de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia.

Recursos

• Stefan Rinke, Cultura de masas: reforma y nacionalismo en Chile 1920-1931, DIBAM, 2002. • Enrique Fernández, Estado y sociedad en Chile, 1891-1931, LOM, 2003.
b .9 ;e .8 ;d .7 ;b .6 ;b .5 ;e .4 ;c .3 ;e .2 ;d .1

229

os años '60 en América Latina fueron años de transformaciones profundas, influidos por cambios que ocurrían también en el resto del mundo. Nuevas ideas, nuevos proyectos, nuevas tensiones y conflictos.

L

Campesino de Curicó apoyando la instauración de la Reforma Agraria, proceso que se desarrolló entre los años 1962 y 1973.

a Revolución en Libertad, como se denominó al proyecto de cambios encabezado por el Presidente Eduardo Frei Montalva, quien gobernó entre 1964 y 1970, impulsó una serie de trascendentales reformas en nuestro país.

L

Fidel Castro entrando en la Habana en 1958, acto que da inicio a la Revolución Cubana.

E

l Estado chileno se propuso recuperar para el país la propiedad de las minas de cobre, primero a través de su 'chilenización' y luego nacionalizando los yacimientos; de ese modo su riqueza beneficiaría al propio país.

Chuquicamata, mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo.

230

os jóvenes de la época fueron protagonistas de primera línea en los cambios que experimentaba Chile; no solo en las universidades sino también en el campo de la cultura y las expresiones artísticas.

L

Toma estudiantil de la Casa Central de la Universidad Católica. 10 de agosto de 1967.

uevos sectores sociales entraron en la escena nacional; junto a los campesinos y los obreros, surgieron los 'pobladores', engrosando el movimiento popular de esos años.
Marcha de pobladores en favor de la candidatura de Salvador Allende.

N

E

n 1970 se inicia el gobierno de la Unidad Popular con un programa de profundos cambios económicos y sociales; por primera vez en la historia de Chile llegaban al poder sectores sociales y políticos que cuestionaban el sistema capitalista y proponían una avanzar hacia una sociedad socialista.
Discurso de Salvador Allende a los trabajadores del cobre. Febrero de 1971.

231

Izquierda, centro y derecha..., tres partes de un todo

D

esde los años cincuenta en adelante, hablar en Chile de la derecha, la izquierda y el centro, en términos políticos, se volvió algo muy común. Desde fines de esa década hasta el inicio de los años setenta existieron partidos políticos que expresaron estas distintas posiciones, lo mismo que dirigentes e incluso presidentes de la República. Todos –partidos, dirigentes o presidentes– formando parte de un mismo país, aunque con opiniones diferentes.

1.

Observa y describe lo que ves en cada una de las tres fotos que te hemos presentado, completando una matriz similar a esta:
Foto 1 Foto 2 ? Foto 3 ?

Descripción

?

2. Observa ahora la foto de la página siguiente y describe su parte izquierda, la
parte del medio y la parte de la derecha, completando una matriz similar a esta: izquierda medio Parte derecha Foto completa Parte la foto Parte delfoto de la foto de de la

Descripción

?

?

?

?

232

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

3.

Compara, primero, tus dos descripciones –la de las tres fotos y la de las partes de la foto completa– y luego coméntalas con grupos de cinco o seis compañeros y compañeras del curso, abordando los siguientes aspectos:

• • •

Diferencias entre la descripción de las fotos aisladas y la de las tres partes de una misma foto. Importancia del 'todo' en la descripción y comprensión de las 'partes'. Dificultad de establecer los límites entre cada una de las partes de la foto.

Mirando detrás de las etiquetas
De un modo similar a lo que observaste en las fotos anteriores, es difícil poder comprender o describir con exactitud las características de cada parte sin hacer referencia al conjunto y en política sucede algo parecido. El ser de izquierda, de derecha o de centro, o asumir posturas que puedan calificarse en esas tendencias, casi siempre tiene que ver, primero, con algún tema o problema que se esté discutiendo; y, segundo, esas posturas se influyen mutuamente, o sea no son independientes entre sí. Y en tercer y último lugar, a veces cuesta precisar los límites. Para comprobar esto, te proponemos la siguiente actividad:

1.

Anota en un cuadro como el siguiente y en tu cuaderno, lo que a tu juicio caracteriza hoy en día a las posiciones de izquierda, derecha y centro, de acuerdo a lo que tú has oído, has leído, crees o imaginas:

Ser...
... de derecha ... de centro ... de izquierda

En la actualidad, yo creo que significa
? ? ?

2.

Consulta con tres o cuatro personas diferentes,mayores de 55 años, qué significaba ser de izquierda, derecha o centro en los años sesenta, y qué proponían cada una de estas corrientes. Anota sus respuestas en una ficha como esta:

Ser...
... de derecha ... de centro ... de izquierda

En los años sesenta significaba
? ? ?

3.

Reúnete en grupo con cinco o seis de tus compañeros o compañeras y compartan los resultados de las consultas hechas a los adultos. Analicen el contenido de la información reunida, considerando los siguientes aspectos:

• • • •

Problemas en torno a los cuales se manifiestan las distintas posturas. Ideas o principios que sustentan o en los que creen las distintas posturas. Principales diferencias entre ellas. Lo que cada una de esas posturas proponía para el bien del país.

233

Mercado interno y modernización económica
Desde fines de los años cincuenta se había asistido al agotamiento del modelo de sustitución de importaciones inaugurado en Chile tras la gran crisis económica de 1929. En efecto, en los años treinta y cuarenta se había desarrollado una industria nacional que había ocupado un espacio de producción de bienes y servicios básicos que eran demandados por la población chilena. Fue lo que se ha conocido como la industrialización de sustitución de importaciones. Generada aquella primera oferta de productos industriales y satisfecha la demanda de los sectores ya integrados al sistema, se planteó el desafío de ampliar el mercado interno, a la vez de avanzar hacia la producción de bienes y servicios más sofisticados o modernos. Para lo primero se requería aumentar los ingresos de los potenciales consumidores nacionales, a la vez de incorporar al consumo a nuevos sectores sociales. Para lo segundo, se requería la llegada de capitales y tecnologías extranjeras que sirvieran de base para una industria nacional de segunda generación.
Industria azucarera: procesamiento de la remolacha.

Creciente participación política electoral
Las mujeres chilenas hicieron efectiva la ampliación de sus derechos políticos, tras arduas luchas por obtener derecho a sufragio. Con la ley de 1935 obtuvieron el derecho a voto en elecciones municipales y luego, en 1949, en comicios parlamentarios y presidenciales, participando por primera vez en la elección presidencial de 1952. Seis años más tarde, no solo se logra la derogación de la Ley de Defensa de la Democracia sino que se obtiene también la creación de la cédula única de votación, con la que se pone término a casi un siglo de práctica del cohecho. Al figurar todos los candidatos en una misma papeleta que le era entregada a cada votante, se garantizaba que emitieran libremente su preferencia.
Mujeres sufragando en las elecciones presidenciales de 1952.

Más adelante, en los setenta, serían los jóvenes los que verían ampliadas sus posibilidades de participar al reducirse de 21 a 18 años la edad mínima para votar. Del mismo modo, se les otorgaría derecho a voto a las personas analfabetas numerosas aún sobre todo en las localidades rurales.

Renovación de las representaciones políticas
La pérdida de confianza en los partidos políticos comenzó a ser superada a fines de los años cincuenta. En esa época, la mayoría de las representaciones políticas experimentaron cambios, que las pusieron a tono con las nuevas ideas de desarrollo y participación social. Los partidos volvieron a ser capaces de representar y servir de canal de integración a miles de chilenos que estaban al margen de la vida política, como eran los campesinos y los pobladores.
Integrantes del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) en una conferencia de prensa. El dirigente que aparece hablando es Miguel Enríquez, secretario general del Mir entre 1967 y 1974.

La creación del partido Democracia Cristiana, la unificación del Partido Socialista, la legalización del Partido Comunista, la posterior fusión de liberales y conservadores en el Partido Nacional, junto al surgimiento de nuevos partidos de izquierda y movimientos de derecha, más radicales, fueron algunas de las expresiones de esta renovación de las representaciones políticas en la época.

234

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

Tiempos de cambio social y de utopías
El triunfo de la Revolución Cubana dio un impulso en América Latina a los movimientos que proponían un cambio social profundo. El desarrollo que Chile había vivido desde los años treinta, portador de grandes avances y progresos, había incubado también importantes injusticias y desigualdades. Llegó un momento en que los beneficios del progreso económico no alcanzaban para todos o no eran distribuidos equitativamente. El tema de la distribución del ingreso comenzó a ser discutido. Muchos pensaron que esa realidad de injusticia no podría ser modificada sin cambios a nivel de las estructuras de la sociedad, de la economía y de la política. La idea de cambio social comenzó a ser parte del clima cultural de los años sesenta. Parecía que el capitalismo en América Latina y en Chile no había logrado resolver los desafíos de la justicia social. La marginalidad y la pobreza afectaban a importantes sectores de la sociedad. De distintas formas, una gran mayoría de chilenos pensaba que era el momento de producir cambios que permitieran superar las debilidades e injusticias de un desarrollo capitalista que volvía a las sociedades latinoamericanas dependientes y subordinadas al desarrollo de los países más ricos y poderosos. Los años sesenta fueron, en Chile, en América Latina y en buena parte del mundo, los años de los sueños y de las utopías: un tiempo en que se creía que la paz, la libertad y la justicia no dependían sino de la voluntad y el deseo de la humanidad de alcanzarlas. Estos sueños dieron paso a experiencias políticas inéditas en la historia de Chile y a importantes manifestaciones ideológicas y culturales.

Fidel Castro ante una gran movilización de masas en la plaza de la Revolución, La Habana.

Entre 1966 y 1968 se produjeron las manifestaciones universitarias. En el caso de la Universidad Católica de Chile el lema fue “Nueva universidad para un nuevo Chile”.

Reformas estructurales
Parecía que el cambio social no podía tener sino dos caminos posibles: el de las reformas o el de la revolución. Sin embargo, cualquiera de estos dos caminos debía enfrentarse a la resistencia de grupos tradicionales que sentían y veían amenazados sus intereses y privilegios. No obstante, ambos caminos fueron transitados por el Chile de los sesenta y de los setenta. Primero, a través de un programa de reformas impulsado por la Democracia Cristiana durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), que incluyó, entre otras, una importante reforma agraria, la 'chilenización' del cobre y una reforma educacional. Todo ello a través de un proceso que respondió a la denominación de “revolución en libertad”. Luego vendría la experiencia de un gobierno socialista con un programa de cambios aún más profundos, encabezado por Salvador Allende y la Unidad Popular (1970-1973). Este proceso fue conocido como la “vía chilena al socialismo”: por primera vez en la historia un país elegía democráticamente un presidente marxista que se proponía transformar las estructuras económicas y políticas de su país. La posibilidad de avanzar hacia una sociedad socialista por un camino democrático e institucional llamaba la atención ya que, históricamente, siempre estos proyectos habían sido impuestos por medio de procesos violentos.

Salvador Allende asume la presidencia de Chile en 1970.

235

Reformas estructurales

1

Tiempos de cambio

En un contexto internacional marcado por la denominada “Guerra Fría”, y ante una serie de síntomas que mostraban las limitaciones del sistema capitalista para superar los problemas sociales que enfrentaba el mundo –y en particular regiones pobres como Latinoamérica–, amplios sectores de la población mundial desarrollaron un sentimiento que apuntaba a la transformación del orden establecido. Así, a inicios de los años sesenta, muchos hombres y mujeres esperaban la creación de un nuevo orden, más justo y participativo, en el que se integrara a todos los sectores de la sociedad. En Latinoamérica, este clima se vio anticipado, en enero de 1959, por un hecho significativo: el triunfo de la Revolución Cubana liderada por Fidel Castro. El mundo veía expectante cómo un movimiento revolucionario de izquierda lograba derribar un régimen dictatorial a través de la utilización de la fuerza e implantaba un nuevo modelo de sociedad. Este hecho trascendental fue apoyado con entusiasmo en distintas partes del mundo, principalmente por la intelectualidad europea, las agrupaciones políticas de izquierda y gran parte de la juventud mundial. Muchos jóvenes veían con optimismo cómo sus anhelos de justicia buscaban ser llevados a la práctica en un país latinoamericano. Los líderes de esta revolución, sobre todo el guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara, se transformaron entonces en los símbolos del idealismo juvenil. Ante estos hechos, Estados Unidos intensificó su política exterior hacia Latinoamérica, en donde amplios sectores de la sociedad vivían postergados, bajo condiciones económicas deplorables y sin derecho a una real participación política. Eran estas condiciones las que podrían transformarse en el detonante para nuevas revoluciones como la ocurrida en Cuba, favoreciendo así la influencia de la Unión Soviética y del marxismo en esta parte del continente. Por el contrario, Estados Unidos pretendía que los países de la región superaran la precaria situación en que se encontraban, adhiriéndose al modelo económico e ideológico norteamericano. Con el fin de impulsar una serie de reformas estructurales, Estados Unidos conformó la llamada Alianza para el Progreso, instancia que entregaría el apoyo necesario a los países de la región para que pudieran abordar las reformas económicas, políticas y sociales que se necesitaban con urgencia. De esta forma, en 1961 se realizó la Conferencia de Punta del Este (Uruguay), reunión en la que Estados Unidos y los países de la región se comprometieron a impulsar las reformas necesarias para construir sociedades más justas y desarrolladas. La Iglesia Católica, por su parte, también manifestó su preocupación ante las deficientes condiciones bajo las que vivía buena parte de la población mundial. Esta actitud de la Iglesia Católica no era nueva, pues desde fines del siglo XIX, con la promulgación de la Encíclica Rerum Novarum, había dado su parecer crítico ante las denigrantes condiciones en que vivía la clase obrera; ideas ratificadas y profundizadas cuarenta años después en la Encíclica Cuadragésimo Anno, dictada por el Papa Pío XI en 1931. Sin embargo, los años habían

Ernesto “Che”.Su participación fue clave en la concreción de la Revolución Cubana.

Estampilla alusiva a la Alianza para el Progreso.

Marxismo: doctrina que sostiene la tesis de que la fuerza fundamental de la historia es la lucha de clases, que conducirá inevitablemente a la destrucción del capitalismo, a la dictadura del proletariado y, finalmente, al establecimiento del comunismo y a una sociedad sin clases.

236

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

transcurrido, el capitalismo se había extendido y los avances logrados en justicia social, en vastas regiones del mundo como América Latina, eran precarios. Durante los años sesenta, la Iglesia Católica no solo vio la necesidad de manifestarse nuevamente ante la sociedad en busca de una mayor integración socio-económica de todos sus actores, sino también el momento de renovarse como institución. Así, en 1962, el Papa Juan XXIII llamó a la realización del Concilio Vaticano II, en donde la Iglesia Católica revisó sus estructuras internas, transformándolas en buena medida, dando en cierta forma el ejemplo de la tarea que se tenía por delante para con la sociedad entera. En este proceso conciliar, finalizado en 1966 bajo el pontificado de Paulo VI, y que marcó profundamente a la Iglesia latinoamericana, la Iglesia Católica reafirmó su compromiso fundamental hacia los más desposeídos. En sus características generales, podemos decir que el mundo de los años sesenta era un mundo convulsionado donde la presión social y la movilización política llevaron, muchas veces, a desestabilizar el sistema. Reinaba en la población una fuerte necesidad de cambios y una creciente radicalización ideológica en todos los sentidos. Muchos jóvenes y quienes participaban de las ideas de izquierda adherían con fervor a movimientos revolucionarios que pretendían transformar la sociedad; algunos, incluso a través de formas violentas. Otros grupos, contestatarios por lo general a los cambios, asumieron la perspectiva de resguardar el orden establecido, sin descartar tampoco la violencia.

Papa Juan XXIII.

El movimiento hippie surgió en EE.UU por el año 1965. Rechazaron la sociedad de consumo y las estructuras sociales establecidas. Frente a la Guerra de Vietnam, su lema fue “Hagamos el amor y no la guerra”. En la imagen, dos propulsores del movimiento hippie: John Lennon y Yoko Ono.

Dividido el curso en grupos de cinco a seis compañeros o compañeras, realicen pequeñas investigaciones en torno a diferentes procesos ocurridos durante los años sesenta en el mundo y en Latinoamérica. La investigación que cada grupo realice debe lograr recopilar información que permita: • Explicar los problemas comprometidos en el proceso. • Identificar los puntos de conexión con los procesos históricos chilenos. Los temas pueden ser escogidos entre los siguientes: - La Revolución Cubana. - Concilio Vaticano II. - Guerra de Vietnam. - Movimiento Hippie. - Mayo de 1968 en Francia. - La primavera de Praga. - Conferencia Episcopal de Medellín. - Conferencia de Punta del Este. - Muerte de Martin Luther King. - Crisis de los misiles. - Muerte del “Che” Guevara. - Invasión de Santo Domingo.

• Para lograrlo, se sugiere orientarse con la siguiente pauta: - Elección de un tema. - Redacción del objetivo fundamental de tu indagación. - Selección de información fundamental para la comprensión del objetivo trazado. - Desarrollo de las conclusiones en base a los dos puntos anteriores y el objetivo definido.

237

2
Población total de Chile 1907-1970
Año
1907 1920 1930 1940 1952 1960 1970

Los cambios en la estructura poblacional del país

Población total
3.231.496 3.731.473 4.287.445 5.023.539 5.932.995 7.374.115 8.884.768

Desde comienzos del siglo XX, la población de nuestro país experimentó dos importantes fenómenos demográficos: por un lado, el constante aumento en el ritmo de crecimiento de la población; y, por otro, la creciente migración de los habitantes de zonas rurales hacia las zonas urbanas, principalmente Santiago. La migración de los campesinos a las ciudades y la incapacidad de estas para albergar de buena forma a los inmigrantes trajo, entre muchas consecuencias, la formación de poblaciones marginales, y junto a ellas una serie de problemas sociales y económicos propios del crecimiento urbano explosivo. Los nuevos habitantes de las ciudades demandaban habitaciones dignas y fuentes de trabajo estables, pero para cubrir aquellas necesidades era necesario que la economía creciera a niveles más altos que el que experimentaba el aumento de la población. Bajo las nuevas condiciones, era urgente también satisfacer las exigencias en educación, alimentación y salud. Las reformas y políticas llevadas adelante por los gobiernos de la primera mitad del siglo, hasta los años cincuenta, si bien habían significado un avance, no habían sido suficientes para lograr un adecuado bienestar social. Las reformas parciales ya no parecían ser suficientes. Si habían cambiado las estructuras sociales y poblacionales del país, ahora era urgente cambiar las estructuras que sustentaban los procesos productivos. Pero, ¿quiénes debían llevar adelante aquellos cambios tan profundos? y, ¿cuánto se debía cambiar?

Población urbana y rural de Chile en %
Año
1940 1952 1960 1970

Pob. urbana
52,5% 60,2% 68,1% 75,6%

Pob. rural
47,4% 39,7% 31,8% 24,4%

3

Los tres tercios

Porcentaje de hab. de Santiago en relación al total del país
Año
1930 1940 1952 1970

Habitantes de Santiago en %
18,8% 21,2% 25,6% 33%

Las principales tendencias políticas del país, que pueden identificarse como de centro, izquierda y derecha, dieron origen, hacia fines de los años cincuenta, a un fenómeno que se denominó el de “los tres tercios electorales”. Esto quería decir que los votos de los electores tendían a concentrarse en cada una de estas tres tendencias, obteniendo cada una de ellas una cantidad de votos similares, que bordeaba el 30%. De esa forma, el sistema político fue capaz de alternar distintos proyectos generales de sociedad, representados por los presidentes Jorge Alessandri Rodríguez, Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende Gossens. La tripartición del escenario político derivó en que, entre 1958 y 1970, cada una de las tres elecciones presidenciales que hubo fuese muy reñida, saliendo victoriosos candidatos que obtenían un pequeño margen de votos por sobre sus contrincantes. Cuestión más sensible aún, considerando que en algunos casos sus programas de gobiernos suponían importantes reformas sociales. La situación descrita se vio principalmente reflejada en las elecciones presidenciales de 1958 y de 1970, tal como puede observarse en el siguiente cuadro:

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas.

238

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

Resultado elecciones presidenciales 1958-1970
Porcentaje de los votos
31,6 20,7 15,5 3,3 28,9

Elecciones de 1958 Jorge Alessandri Eduardo Frei M. Luis Bossay Antonio Zamorano Salvador Allende Elección de 1964 Julio Durán Eduardo Frei M. Salvador Allende Elección de 1970 Jorge Alessandri Radomiro Tomic Salvador Allende

Tendencia política
Derecha Centro Centro Independiente Izquierda

Porcentaje derecha

Porcentaje centro

Porcentaje izquierda

31,6

36,2

32,2

5,0 56,1 38,9

Derecha Centro Izquierda 5 56,1 38,9

34,9 27,8 36,3

Derecha Centro Izquierda 34,9 27,8 36,3

Respecto a la elección presidencial de 1958, cabe hacer notar que se presentaron dos candidaturas que pueden ser consideradas de 'centro': la del demócrata cristiano Eduardo Frei y la del radical Luis Bossay. En cuanto a Antonio Zamorano, conocido en la época como el 'cura de Catapilco', se trató de un candidato independiente, que, con un discurso popular o populista, intentó restar votos a la candidatura de Salvador Allende, con el fin de restarle posibilidades de ser elegido; de allí que, dado su discurso electoral, se le pueda considerar como votación de 'izquierda'. Los porcentajes de la elección de 1964, merecen también un comentario. Ante un probable triunfo de Salvador Allende, la derecha decidió, poco antes de la elección, dar su apoyo a Eduardo Frei, dejando prácticamente sin base electoral a su candidato original, Julio Durán. Ello explica que Frei haya sobrepasado el 50% de los votos y el bajo porcentaje del candidato de derecha; de cualquier modo, las cifras confirman la teoría de los 'tres tercios'. Cada uno de los ‘tres tercios’ que existió en Chile en los años sesenta e inicio de los setenta, llevó a la formulación de proyectos de país diferentes, que daban distintas respuestas a los problemas sociales, económicos y políticos de la época. Cada sector pensaba que tenía las mejores soluciones para enfrentar los problemas y soñaba con un Chile diferente al que existía y al que ofrecían sus opositores. Todos ejercían el derecho a imaginar y proponer proyectos de desarrollo para el país. Este derecho era respetado. En quince años, como veremos, cada sector –la derecha, el centro y la izquierda– tuvo la posibilidad de poner en práctica sus proposiciones, accediendo sucesivamente al gobierno por medio de elecciones democráticas, libres e informadas.

239

4

Las reformas estructurales

Los problemas que presentaba Chile había que enfrentarlos con urgencia y determinación. Para ello, entre 1958 y 1973, el país realizó tres esfuerzos muy diferentes entre sí. El gobierno de Jorge Alessandri, elegido en 1958 hasta 1964, intentó una solución de corte liberal a los problemas económicos de la época, lo que significaba un cambio en el rumbo seguido por la economía chilena desde los gobiernos radicales. Ahora se pondría énfasis en el comercio exterior, privilegiando al sector exportador y a la iniciativa privada para que su fortalecimiento llevara prosperidad a los demás sectores productivos. El Estado debía jugar un importante papel en el apoyo a la producción, sin dejar de lado su propia labor productiva. El Estado, para impulsar la actividad privada, inició un plan de inversiones que se centró principalmente en viviendas y obras públicas. Por otra parte, se reajustaron las remuneraciones casi en un ciento por ciento de la inflación registrada en 1958. Sin embargo, los buenos resultados iniciales no se pudieron mantener dado que, según algunos analistas, el gobierno no tuvo la respuesta que esperaba de parte del sector empresarial. Junto a ello, la representación tripartita en el cuerpo legislativo significó la existencia de una oposición política que cuestionó e impidió medidas que el gobierno proponía realizar.
Presidente Jorge Alessandri Rodríguez.

Las medidas tomadas por Alessandri eran sin duda importantes, pero no se estaban haciendo cargo de los problemas de fondo que afectaban al país, tal vez pensando que primero habría que generar un incremento de la productividad industrial para luego abordar la situación del agro y de la minería, pero ello no sucedió. Como veremos más adelante, su acción frente al problema agrario fue extremadamente débil. El gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), en cambio, esperaba elevar la tasa de crecimiento económico; pero junto a ello, proponía también una serie de cambios estructurales, dadas las condiciones de desarrollo que enfrentaba el país, es decir, llevar adelante una reforma agraria efectiva, comenzar el proceso de chilenización del cobre, disminuir los niveles de endeudamiento nacional, conseguir una mejor distribución de la riqueza y aumentar los espacios de participación social en la toma de decisiones. Estos postulados eran la base del proyecto de gobierno presentado por la Democracia Cristiana, la llamada “Revolución en Libertad”.

Presidente Eduardo Frei Montalva.

5

La reforma agraria

En Chile, el problema de la tierra se vinculaba a la forma ancestral de su propiedad y tenencia, a la baja productividad que se estaba obteniendo de ella y a las relaciones sociales y laborales existentes entre el grupo patronal y los campesinos.
En cuanto a la posesión de la tierra, el 9,7% de los propietarios poseían el 86% de la tierra agrícola, en tanto que el 74,6% solo disponía del 5,2% de ella.

240

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

Intentar realizar cambios en la realidad agraria del Chile de la época tenía dimensiones muy complejas pues para hacerlos efectivos debía afectarse la estructura de propiedad de la tierra. Sin embargo, el decidido apoyo de los Estados Unidos a través de los programas de cooperación vinculados a la Alianza para el Progreso, la organización de los trabajadores campesinos y la decisión de la Iglesia Católica chilena –en los años 50– de iniciar la Reforma en sus propias haciendas, lograron dar el impulso necesario para iniciar el proceso reformador.

Expropiación: mecanismo legal mediante el cual el Estado, atendiendo al bien común, despoja de un bien a su dueño, estableciendo una indemnización.

Primer impulso a la Reforma Agraria en Chile
Durante el año 1962, llevando a la práctica el compromiso firmado por el gobierno en la Conferencia de Punta del Este, se logró la aprobación de una primera Ley de Reforma Agraria, que posibilitaba la expropiación y subdivisión de las grandes propiedades deficientemente explotadas. Esta ley decretaba la creación de la Corporación de la Reforma Agraria, la que se encargaría de administrar el proceso, como también la creación del Instituto de Desarrollo Agropecuario, encargado de la asistencia técnica y crediticia a los nuevos propietarios. La actividad desplegada durante esta primera etapa de la Reforma Agraria, sin embargo, fue muy restringida y no logró modificar la estructura agraria nacional.

Expropiaciones de predios agrícolas
Año
1968

Número de predios
223 314 297 1.374 2.189

Sup. total en hectáreas
655.867 868.848 1.218.349 2.028.599 3.009.246

Durante los primeros años del gobierno de Frei se continuó utilizando esta ley de 1962, en espera de la aprobación de una nueva ley que permitiera acelerar el proceso reformador. Durante el año 1965, el Ejecutivo envió al Congreso un proyecto que contenía la reforma del artículo 10 de la Constitución Política del Estado sobre el derecho a propiedad, para poder hacer efectivas las expropiaciones y llevar adelante rápidamente el proceso de Reforma Agraria. Pese a algunas oposiciones, nacidas inicialmente dentro del Partido Conservador y luego –tras la fusión de este con el Partido Liberal– en el naciente Partido Nacional, la reforma constitucional fue promulgada en enero de 1967; en marzo siguiente se promulgó la Ley de Sindicalización Campesina y en julio de ese año la nueva Ley de Reforma Agraria.

1969 1970 1971 1972

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas.

Nueva Ley de Reforma Agraria (1967)
Según lo establecido por la nueva ley, las principales causas de expropiación eran el exceso de superficie, la subdivisión y la mala explotación de los predios. En el caso de las grandes extensiones, pasaban a ser expropiables por la CORA (Corporación de la Reforma Agraria) los predios agrícolas cuya extensión fuera superior a las 80 hectáreas de riego básico, teniendo en cuenta las características especiales de cada región agrícola o ganadera. Gracias a la nueva legislación, hacia fines del Gobierno de Frei se habían expropiado aproximadamente un total de 3.400.000 hectáreas, lo que junto al apoyo económico y técnico que se entregaba a los nuevos propietarios, logró un rápido incremento de la producción agrícola.

En los últimos años de la década del sesenta, los conflictos originados por la aplicación de la Reforma Agraria fueron agudizándose. Los campesinos intentaron apurar el proceso ocupando, muchas veces ilegalmente, los predios. Y los propietarios, por su parte, en reiteradas oportunidades recurrieron a la fuerza para proteger sus tierras.

A través de las tomas de fundos, los campesinos buscaron acelerar la aplicación de la Ley de Reforma Agraria.

241

Ley de Sindicalización Campesina (1967)
Gracias a esta ley, las organizaciones que agrupaban a los trabajadores agrícolas aumentaron notoriamente en número, albergando a más de 100.000 afiliados hacia 1970, siendo que en 1966 estos apenas sobrepasaban los 10.000. Esta situación, sin embargo, significó la rápida politización del sector que recién se organizaba, en gran medida por la actitud de los partidos políticos de querer captar a una masa de votantes que tradicional y mayoritariamente había seguido las pautas políticas de los partidos de derecha, a quienes apoyaba la gran mayoría de los latifundistas.

Trabajadores agrícolas en sesión de un sindicato, espacio que los empleadores debían facilitar según la ley de 1967, lo que permitió un gran crecimiento de las organizaciones de trabajadores agrícolas.

6

La “chilenización” del cobre

Otro de los puntos centrales del Gobierno de Eduardo Frei Montalva fue la explotación del cobre, principal fuente de ingresos del país y por lo tanto fundamental a la hora de pensar en la obtención de recursos para emprender la transformación económica y social de Chile. Para aumentar los ingresos generados por esta actividad era necesario que el Estado participara de la propiedad de las empresas productoras, las que hasta ese momento estaban en manos de capitales estadounidenses.

Proceso de ‘chilenización’ de la minería del cobre en Chile
En 1965 el Estado chileno comenzó a negociar con las compañías extranjeras, logrando ya en 1967 una participación del 51% de la propiedad del mineral del Teniente, del 30 % de la minera Andina y del 25% de la Exótica. Siguiendo con el proceso, en 1969 se logró la participación en la propiedad de los minerales de Chuquicamata, Salvador y Potrerillos. Las grandes inversiones que el Estado destinó a este proceso de chilenización tuvieron una rápida retribución, logrando subir la producción y la capacidad de refinación del cobre en nuestro país.
Nacionalización (del cobre): ley promulgada en Chile en 1971 que implicaba la expropiación de los yacimientos de cobre que eran propiedad de capitales norteamericanos.

Posteriormente, en 1971 con la “nacionalización del cobre” bajo el gobierno de Salvador Allende, el Estado chileno asumió la propiedad de estas empresas con la finalidad de aumentar la producción y controlar decisiones tales como el lugar donde se refinaría el metal, participar en la comercialización del producto en los mercados internacionales y usufructuar de sus beneficios.

7

La reforma educacional

Al finalizar la década del 50, el sistema educacional chileno no había sido capaz de superar los dos problemas fundamentales que arrastraba desde principios de siglo: lograr una adecuada cobertura, al menos en el ciclo básico, y aumentar los años de escolaridad de la población, junto con ofrecer una enseñanza que en sus contenidos se adecuara a la realidad nacional. Al iniciarse los años 60, los chilenos, en promedio, no alcanzaban a cumplir siquiera los 5 años de escolaridad, para luego ingresar directamente al mundo

242

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

laboral; el analfabetismo aún se mantenía en porcentajes muy altos y la educación técnica no lograba desarrollarse de una manera adecuada a las necesidades del país. Ante esta situación, ya el gobierno de Jorge Alessandri se preocupó por mejorar la infraestructura del sistema educacional, construyendo una gran cantidad de escuelas públicas. Sin embargo, el problema iba mucho más allá de eso: era necesario encontrar la forma de que los niños asistieran a la escuela y no la abandonaran a los pocos años, terminando al menos el ciclo básico obligatorio. Fue el gobierno de Eduardo Frei Montalva el que se propuso, a partir de 1965, llevar adelante una reforma educacional que abordara integralmente el problema, teniendo como objetivo fundamental posibilitar el acceso igualitario al sistema educacional y que la permanencia en él no dependiera de la situación económica del alumno. Siguiendo este camino de importantes logros en materia educacional, posteriormente el gobierno de Salvador Allende se preocuparía particularmente del sector, focalizando su acción en la educación preescolar destinada a atender a los sectores de menores ingresos, pero sin por ello descuidar los avances en los demás niveles educacionales. Durante el gobierno de la Unidad Popular la tendencia al alza en la cantidad de alumnos matriculados en el sistema educacional se mantuvo, consiguiendo importantes aumentos, incluso en la educación universitaria.

Tasa de alfabetismo en Chile
Año
1940 1952 1960 1968

Porcentaje de población alfabeta
68,3% 74,8% 80,3% 89,6%

Fuente: Mary A. Pitts: Economic development in Chile under two growth strategies, 1925-1968. Garland Publishing INC, New York, 1987.

A partir de 1990, en el país inició un nuevo proceso de reforma educativa, el que por su magnitud y profundidad puede ser comparado al vivido en los años sesenta. ¿Qué conclusiones es posible extraer de las medidas de cambio educativo llevadas a cabo en 1965? (Ver ¿Sabías que?). ¿Qué conclusiones se pueden obtener de la evolución de las cifras? (Observar la tabla del margen superior de la página). Busca información sobre el proceso actual (Ver, por ejemplo, pagina Web del Ministerio de Educación: www.mineduc.cl). Compara la indagación de la reforma actual con la reseña entregada sobre la reforma educativa de 1965 (Ver ¿Sabías que?).

8

Los jóvenes y la reforma universitaria

La juventud universitaria de esos años –avanzada ya la década de los sesenta– no estaba ajena a la necesidad de cambios que recorría a la sociedad en su conjunto. Influidos por el clima cultural de la época, la mayoría de los estudiantes quería participar de una universidad distinta, que se preocupara por los problemas sociales que enfrentaba el país. Una universidad donde se pensara y discutiera el país que se quería construir y donde pudiese ingresar todo aquel que

El plan de reforma contemplaba aumentar la duración de la educación básica obligatoria de 6 a 8 años, quedando la educación media reducida a solo 4.Para evitar la deserción de la población de menores recursos, se creó la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, con la finalidad de que la asistencia a clases no redundara en gastos que las familias populares no pudieran asumir. A solo 2 años de iniciado el proceso de reforma, la cantidad de alumnos matriculados en educación media se duplicó, la matrícula en educación básica se encaminó por primera vez en el país hacia cifras cercanas al total de la población en aquel rango de edad, y la educación técnica creció a tasas nunca antes vistas.

243

Las manifestaciones del proceso de reforma universitaria comenzaron a hacerse evidentes durante el año 1966, cuando en el mes de mayo los estudiantes de la Universidad Católica de Valparaíso, que en general se caracterizaban por sus posturas conservadoras, se pronunciaron en favor de una huelga que duraría 24 horas, destinada a protestar contra la añeja estructura de la universidad, y a exigir su adecuación a los nuevos tiempos que se vivían. Luego de este incidente, las manifestaciones universitarias comenzaron a repetirse en el resto de los planteles del país, siendo el caso de la Universidad Católica de Chile el más emblemático de ellos. Ante la negativa de las autoridades a llevar adelante una reforma en los términos planteados por los estudiantes, estos decidieron tomarse la Casa Central de esa universidad, exigiendo que se cambiaran las autoridades del plantel.

tuviese las capacidades, sin importar su condición social ni económica. Junto a ello, los estudiantes comenzaron a cuestionar también la estructura interna de las universidades y la forma en que se tomaban las decisiones en su interior. En un verdadero proceso de 'reforma universitaria', los estudiantes exigían participación, pues ellos se consideraban ‘una parte fundamental de la universidad’. En el marco de este mismo proceso se consolidarían también otras expresiones universitarias, tanto estudiantiles como políticas, entre las que destaca el 'movimiento gremialista', que vendría a renovar las prácticas y las ideas de la antigua derecha chilena. La Reforma Universitaria realizada en las universidades del país no fue solamente un problema de ocupación de edificios o de elección de nuevas autoridades; el proceso permitió superar antiguas estructuras académicas y científicas, incorporando a los debates y dinámicas de la sociedad de la época.

9

Nace un nuevo medio de comunicación

El desarrollo de la televisión en Chile fue tardío. Eran muchas las trabas que impedían su nacimiento. Principalmente influyó el elevado costo de los aparatos receptores, además de un cierto recelo de las autoridades, que temían por el tipo de contenidos que podrían llegar a la población. Sin embargo, los departamentos de Reporter Esso, primer programa informativo ingeniería de las universidades comen- de Canal 13, transmitido entre 1963 y 1967. zaron a experimentar, y el desarrollo de la TV en Chile se transformó en una realidad. Las universidades Católica de Valparaíso y Católica de Chile fueron las primeras en lograr emitir programas de manera experimental, y el gobierno se preocupó de legislar al respecto, entregando solo a las casas de estudios superiores la posibilidad de transmitir a través de este medio. Así, nació la televisión chilena de la mano de las universidades. El decidido impulso que el gobierno de Eduardo Frei le dio a la televisión permitió que en 1969 comenzara sus transmisiones el primer canal de TV no universitario, esta vez en manos del Estado. Esto permitió que la Televisión Nacional de Chile se expandiera a todo el territorio nacional. De este modo, la televisión se convirtió en el más importante medio de comunicación a partir de la década del 70.

La televisión en sus primeros años era un medio muy restringido, con muy pocas horas de transmisión diaria y visto por muy poca gente. Pero ocurrió un hecho extraordinario que motivó la compra masiva de aparatos por parte de la población: ese hecho fue el campeonato mundial de fútbol organizado por nuestro país en 1962.

10

Una agitada vida cultural: música, teatro, literatura y cultura popular

La TV no fue el único gran acontecimiento del mundo cultural de la época. Los años 60 e inicios de los 70 fueron de una extraordinaria productividad en todos los campos de las manifestaciones artísticas y culturales. Fiel reflejo de la

244

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

época que se vivía en el resto del mundo, estas manifestaciones no estuvieron ajenas del compromiso con las ideologías que intentaban posicionarse en la sociedad. En el plano artístico, sobresalieron actividades como el teatro, la literatura y la pintura, las que se insertaron de lleno en los problemas que aquejaban al hombre occidental. Más que relatar o describir, estas manifestaciones artísticas se hacían preguntas y trataban de entender ciertas condiciones básicas del ser humano. Estas características están presentes en la literatura chilena a través de la generación del 57, cuyos principales representantes, María Luisa Bombal, José Donoso y Jorge Edwards, se unieron a la ya famosa figura de Pablo Neruda, quien obtendría el Premio Nobel de Literatura en 1971. Ejercieron influencia también los poetas Eduardo Anguita y Enrique Lihn. Nicanor Parra, por su parte, otro de los grandes poetas de la época, se convertiría en uno de los más fieles representantes de la búsqueda de nuevas formas de expresión para mostrar su preocupación por las necesidades vitales del ser humano. Él y su antipoesía también han alcanzado gran notoriedad en el mundo de las letras. Pero quizás el elemento que mejor caracterizará a la cultura de la época, será el de sus manifestaciones populares, expresadas muy visiblemente a través de la música. Fue en este campo donde la producción cultural logró su mayor identificación con la gente. Siguiendo el impulso de la música popular, expresado en la llamada 'nueva ola', apareció en la escena nacional una gran cantidad de grupos que intentaban recuperar las raíces folklóricas, mezclándolas con temáticas sociales del momento. Nos referimos a artistas como Violeta Parra, Los Jaivas, Inti Illimani, Víctor Jara o Patricio Manns. Ellos y muchos otros lograron una fuerte comunión con el momento político social que se vivía, y además lo trascendieron gracias a su gran calidad musical.

Pablo Neruda recibió el Premio Nobel de Literatura en 1971.

11

La profundización de las reformas estructurales

Víctor Jara desarrolló una amplia labor artística: danza, teatro, música folclórica y popular.

Para comprender lo sucedido en Chile a partir de 1970, es fundamental tener en cuenta el panorama al cual se ha pasado revista en las páginas precedentes. De otro modo, si no se reconociese la tendencia que traía el desarrollo político, social, económico y cultural de nuestra sociedad, los acontecimientos que se sucedieron a partir de la elección de Salvador Allende, a fines de 1970, podrían considerarse –erróneamente– como algo ajeno a nuestra historia o como la imposición de una voluntad extraña a nuestro propio desarrollo. Del mismo modo como Jorge Alessandri encarnó en 1958 el sentir de una parte de la ciudadanía que lo eligió presidente para que llevara a cabo su programa de gobierno, Eduardo Frei en 1964 y Salvador Allende en 1970, lo hicieron representando otras ideas y otros grupos sociales, igualmente expresivos de la realidad de nuestro país en esos años. La fotografía de nuestra realidad estaría incompleta si sacáramos de su contexto algunos de sus componentes. El proceso de cambios, iniciado durante el gobierno de Frei Montalva, generó nuevas dinámicas en las que tanto la derecha como la izquierda fueron acen-

Siguiendo esta misma tendencia cultural, el teatro de los 60 fue también una manifestación que se acercó a la realidad social de la época, incorporando como tema en sus obras a los seres marginados del sistema, las carencias económicas de la población y las disputas sociales que se evidenciaban en la arena política.Esa misma vocación temática fue visible en el cine chileno de los 60, a través, por ejemplo, de importantes películas como “El chacal de Nahueltoro” de Miguel Littin y “Ya , no basta con rezar” de Hel, vio Soto, entre otros.

245

tuando sus opciones. El propio Partido Demócrata Cristiano vivió estas tensiones a fines de los años sesenta, a través de un proceso de fuerte autocrítica y de divisiones internas. Por su parte, los grupos de izquierda planteaban, a través de una nueva coalición política, la Unidad Popular, la necesidad de llevar definitivamente al país hacia un proceso de reforma radical de las estructuras; mientras la derecha, reagrupada en el recién creado Partido Nacional, ofrecía una alternativa que permitiría, según ella, regresar al orden y la estabilidad que el país habría perdido.
“Venceremos, venceremos, mil cadenas habrá que romper”, himno oficial de la Unidad Popular.

En ese contexto se realizan las elecciones presidenciales de 1970, en las que resulta electo, por estrecho margen, el candidato socialista, Salvador Allende. Triunfaba, así, la llamada “vía chilena al socialismo”, como un medio para profundizar los cambios en las estructuras mismas de la sociedad chilena.

Área de Propiedad Social: El programa de gobierno de la Unidad Popular la define como “un área estatal dominate, formada por las empresas que actualmente posee el Estado más las empresas que se expropien”. Para ello se proponía nacionalizar riquezas básicas como la gran minería del cobre, hierro, salitre, “en poder de capitales extranjeros y de los monopolios internos” e incorporar otras actividades como “el sistema financiero, el comercio exterior, las grandes empresas y monopolios de distribución, los monopolios industriales estratégicos” y, en general, “aquellas actividades que condicionan el desarrollo económico y social del país”.

12

El gobierno de la Unidad Popular

Durante 1971, su primer año de gobierno, la Unidad Popular implementó una decidida política de activación de la economía, con medidas tales como: reajustes salariales, generación de empleo, aumento del gasto público, incremento sostenido de la producción para cubrir la mayor demanda, entre otras. Implementó también reformas económicas más estructurales como la nacionalización del cobre y la constitución del Área de Propiedad Social (APS). En las elecciones municipales de marzo de 1971, el gobierno recibió un importante respaldo ciudadano al obtener el 50,8% de los votos, votación superior en casi 15 puntos al 36,2% con que había sido elegido Salvador Allende meses antes. Las enormes expectativas de cambio que el gobierno de Salvador Allende alentó en amplios sectores populares fue equivalente a la gran desconfianza y temor que generó en los grupos altos y medios. La sociedad se polarizó rápidamente, creándose agudas contradicciones entre grupos con intereses cada vez más contrapuestos.

Principales tensiones o contradicciones que generó la aplicación del programa de la Unidad Popular
Plano económico
Las medidas de expropiación y nacionalización generaron una fuerte oposición entre propietarios de la tierra, empresarios nacionales y capitalistas extranjeros, los que prontamente se involucraron en políticas de desestabilización económica. El gobierno tuvo dificultades para implementar formas eficaces de participación de los trabajadores en las empresas expropiadas, que controlaran las crecientes expectativas y que aseguraran el buen funcionamiento de la economía. Existieron diferencias de criterios en los propios equipos de gobierno para coordinar distintos objetivos en la gestión del poder ejecutivo, lo que dificultó una dirección efectiva del proceso de cambios. Los mismos partidos políticos que conformaban la Unidad Popular debatían sobre la velocidad con que debían implementarse las transformaciones y la participación que en ellas les cabía a los propios trabajadores. El uso que el gobierno hizo de la legislación existente para sacar adelante los cambios, sin reemplazar la Constitución, llevando a esta hasta el límite de sus posibilidades, generó una discusión permanente sobre la legalidad de sus actos.

Plano social

Plano político

Plano jurídico o legal

La oposición social y política al proyecto de transformaciones que representaba el gobierno de Allende fue creciendo. El acercamiento político entre la

246

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

Democracia Cristiana y el Partido Nacional, es decir, entre el centro y la derecha, hizo posible una férrea oposición parlamentaria que limitó considerablemente los márgenes de maniobra del gobierno. Este se vio impulsado a hacer avanzar sus políticas sorteando estas trabas legislativas a través de facultades administrativas propias del poder ejecutivo. El clima social, entretanto, también sufrió transformaciones.

Para conocer diversas opiniones sobre el proceso político de estos años, consulta las págs. 250 y siguiente.

Clima social
Sectores opuestos al gobierno
A la reacción inicial de los grupos directamente afectados por las medidas económicas, se sumó la de amplios sectores que comenzaron a protestar por problemas que afectaban su vida cotidiana, como la escasez de alimentos y bienes esenciales, o la efervescencia social y política que se vivía en las ciudades y en los campos.

Sectores que apoyaban al gobierno
Por su parte, los sectores que apoyaban al gobierno se sintieron en la necesidad de 'defender' su gestión y su derecho a seguir avanzando en el programa de cambios, para lo cual desarrollaron distintas formas de organización social para resolver algunos de los evidentes problemas que afectaban al país. En este contexto se crearon, por ejemplo, los “cordones industriales” y las Juntas de Abastecimiento y Precios, JAP.

La polarización social y política llegó a uno de sus puntos más altos en octubre de 1972, cuando se realizó un gran paro de actividades a nivel nacional, convocado por los grupos opositores al gobierno. Este paro movilizó a transportistas, profesionales, comerciantes, estudiantes, dueños de empresas, mujeres dueñas de casa; en fin, una gran diversidad de grupos cuyos motivos para protestar eran múltiples: iban desde la petición de renuncia al Presidente de la República hasta el descontento por la escasez de productos esenciales. Si bien el país se vio afectado en sus actividades básicas, existió una importante movilización de distintos sectores sociales y económicos que aseguraron el funcionamiento de la economía. El conflicto, sin embargo, ya estaba declarado. Entre los recursos que el gobierno utilizó para hacer frente al creciente movimiento opositor, que no ocultaba su finalidad de poner término anticipado al período presidencial de Allende, que debía prolongarse hasta 1976, estuvo el de invitar a las Fuerzas Armadas a participar de la gestión de gobierno, como garantía de respeto a la legalidad e institucionalidad vigentes. En particular, se buscaba que el gabinete cívico-militar diera garantías a la oposición de que la elección parlamentaria prevista para marzo de 1973 se realizaría normalmente. El gobierno asumió así el resguardo del régimen legal y del sistema democrático, sin cuya vigencia su propia existencia se vería amenazada. El clima de tensión, que hacia fines de 1972 se expresaba a través de manifestaciones, paros y protestas, fue canalizado hacia las elecciones parlamentarias de marzo de 1973, las que –se pensaba– podrían resolver el conflicto a favor de la oposición. El Partido Nacional y el Partido Democratacristiano confiaban obtener los dos tercios del Parlamento, lo que le permitiría bloquear definitivamente la gestión del ejecutivo, incluyendo la posibilidad de acusar constitucionalmente al presidente. Las elecciones parlamentarias de marzo de 1973, sin embargo, no dieron el triunfo que la oposición esperaba; por el contrario, el gobierno alcanzó una votación mayor que la obtenida al ser elegido en 1970. Este hecho agudizó las tensiones políticas del país.
El Presidente Salvador Allende durante la celebración de un acto político.

Polarización: radicalización de posturas políticas e ideológicas opuestas que tienden a un quebrantamiento institucional.

247

Políticas y medios de comunicación
La prensa es un medio de comunicación muy poderoso para influir y manejar la opinión pública.También cumple un importante papel en el desenvolvimiento de los acontecimientos políticos.Te invitamos a mirar con atención estas portadas de periódicos publicados durante el gobierno de la Unidad Popular y descubrir algo más de la historia reciente de nuestro país.
Periódico Tercera de La Hora. Periódico El Clarín. Periódico Puro Chile

Periódico Última Hora.

Periódico La Segunda.

Periódico La Segunda.

248

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

Antes de realizar una interpretación más profunda de estas fuentes, debes situarlas en el contexto temporal y político al que corresponden. Para ello trata de resolver estos dos enigmas: • Si tuvieras que proponer un orden cronológico para las seis portadas, ¿cuáles podrían ser, a tu juicio, la primera y la última? • Intenta establecer la tendencia política de cada periódico. Leyendo entre líneas: ¿Cuál es el mensaje profundo que entrega cada titular? Lee cada portada, identifica el grupo político que podría sostener la afirmación del titular y explica el mensaje que aparece en cada una de ellas. Completa una tabla como la siguiente en tu cuaderno:
Portada
1 2 3 4 5 6

Grupo político representado
? ? ? ? ? ?

Mensaje
? ? ? ? ? ?

Consulta la técnica de la pág. 84

¿Qué preguntas te surgen después de la revisión de estos titulares? Confecciona una lista con tus interrogantes sobre el período que estudiamos. ¿Puede la prensa influir en el desarrollo de hechos históricos? Explica. Finalmente, podemos evaluar la prensa como fuente histórica: • ¿A qué tipo de información histórica tenemos acceso en los periódicos? • ¿Con qué otras fuentes necesitamos complementar esa información? • ¿Con qué dificultades nos podemos encontrar en el análisis de prensa? ¿Frente a qué aspectos debemos estar especialmente atenNombre del pe tos? riódico Trabajando en grupos, imaginen que tienen Titular princip la posibilidad de cambiar el rumbo de la hisal toria del período que estamos analizando. Discutan cuál podría haber sido un curso distinto de los acontecimientos y, luego, elaFotos boren tres portadas que den cuenta del proceso que han imaginado y discutido. Las portadas deben responder a una cierta seTitulares sec undarios cuencia de hechos y deben llevar el nombre del periódico, un titular principal, fotos y titulares secundarios. Fotos Fotos

249

Visiones historiográficas globales
Alan Angell, Chile de Alessandri a Pinochet. En busca de la utopía. Editorial Andrés Bello, Santiago, 1993.
Desde 1958 el país ha sido gobernado por una serie de administraciones muy diferentes en cuanto a objetivos, base social y políticas económicas. La política de compromiso y ajuste que –de manera algo exagerada– los chilenos consideran como la base duradera del sistema, fue reemplazada por una exclusión, de polarización ideológica, de antagonismos irreconciliables. (...) La amenaza de más reformas y el colapso electoral de la derecha en 1965 empujaron a los divididos partidos derechistas (liberales y conservadores) a organizar uno nuevo e influyente, el Partido Nacional. El aumento de los conflictos sociales y el desafío que planteaba el PDC acercaron a los partidos Socialista y Comunista –a menudo en desacuerdo– con el propósito de utilizar su frágil alianza, el Frap (Frente de Acción Popular), y formar el eje del movimiento de Unidad Popular (UP). El PDC, atrapado entre las ahora fortalecidas derecha e izquierda, y debilitado por deserciones (minoritarias pero perjudiciales), efectuó una autocrítica profunda en su programa electoral de 1970 y escogió a Radomiro Tomic, de su ala izquierda, como candidato a la presidencia, con la promesa de intensificar y acelerar las reformas que la saliente administración demócratacristiana solo había implementado en parte. Con la esperanza de capitalizar el indiscutible atractivo personal del ex presidente Alessandri, el Partido Nacional lo designó candidato de un programa electoral que destacaba la autoridad, la ley y el orden. Unida en la coalición de la Unidad Popular, la izquierda eligió –aunque no sin alguna indecorosa riña pública– al senador Salvador Allende para que condujera su cuarta campaña presidencial, basada en este caso en un programa que incluía profundos cambios sociales, políticos y económicos. Allende derrotó a Alessandri por un estrecho margen; solo obtuvo una votación minoritaria. Debía enfrentar tareas de mucho mayor envergadura que las de sus antecesores, y el apoyo con que contaba era bastante menos sólido. El gobierno de Allende no fue, de modo alguno, el único incapaz de manejar los tradicionales problemas de inflación y déficit de la balanza de pagos. Pero aumentó la inestabilidad del conflicto político-ideológico. Ningún sistema político constitucional podría haber resistido indefinidamente un grado tal de tensión y polarización. El 11 de septiembre de 1973, Allende fue derrocado mediante un brutal golpe militar.

Desde 1958 el país ha sido gobernado por administraciones de muy diversas posturas ideológicas.

Gabriel Salazar y Julio Pinto, Historia Contemporánea, tomo I, LOM, Santiago, 1999, pp. 247 y 248.
Es decir: si la Democracia Cristiana hubiera sumado su gente a 'una' de las clases sociales en pugna (digamos: la 'popular'); si hubiese simplificado la lucha de clases, ¿habría podido resolver o superar la lucha de clases? ¿O neutralizar la clara tendencia del electorado a marcar posiciones extremas 'hacia' la izquierda? Diversos cientistas políticos han especulado que si el partido 'de Centro' –en este caso, la Democracia Cristiana– no hubiese actuado en forma individual, sino a través de 'combinaciones' de partidos –como lo había hecho el Radical–, se habría evitado la 'polarización extrema del campo de las fuerzas, que llevó a la crisis de 1973'. De considerar esta tesis, debe tenerse presente que, entre

250

U N I DAD

Las reformas estructurales y el quiebre de la democracia

9

1958 y 1973, dentro del sistema de partidos y con relación al 'eje' gubernamental de ese sistema, más que una polarización antagónica, lo que se produjo fue una rotación en la hegemonía de turno, con un mismo resultado de frustración y agitación social. Y que, independientemente de esa rotación, las tres agrupaciones citadas incentivaron –cada cual a su manera– la lucha civil de clases en un contexto ya probado de emancipación electoral de la ciudadanía.

Gonzalo Vial, Fascículos de Historia de Chile 1964-1973, publicados en La Segunda, a fines de 1998 y principios de 1999. Capítulo II: Polarización y violencia en la Democracia Cristiana y la Derecha.
La Democracia Cristiana nunca fue pro violencia, pero sí tuvo su 'planificación global' (…); dos sucesivas, para ser exactos: la de Frei (centroizquierda) y la de Tomic (francamente de izquierda). Dentro de su primera planificación, además, la DC tendió a un orgulloso aislamiento. Sola contra todos.(…) Solo Frei habría tenido alguna chance de evitar que el partido concluyera, el '70, polarizado hacia la izquierda (si bien, reiteramos, nunca violentista ni antidemocrático). Mas, para eso, hubiera debido atacar las ideas y la candidatura de su 'heredero natural', fiel amigo y apoyo de casi cuarenta años: Radomiro Tomic. (…) El año 1967, los partidos de esta tendencia –liberales y conservadores– hicieron lo que deberían haber hecho en 1965: fusionarse. Se les añadió el grupo de Jorge Prat (Acción Nacional) y nació el Partido Nacional. Bajo el duro liderazgo de Sergio Onofre Jarpa, que venía del pratismo, la nueva colectividad llegó a ser adversario implacable y batallador del Gobierno. (…) Mas la polarización de la derecha surtiría un efecto de mayor gravedad aún, si bien semioculto hasta la elección de Salvador Allende. El mundo derechista, en general, ha sido siempre republicano, parlamentario, respetuoso de la autoridad (particularmente de la presidencial) y amigo de la transacción y no del enfrentamiento. Pero nunca ha sido democrático a cabalidad, pues no cree en el sufragio universal, aunque acepte su inevitabilidad. (…) Este rasgo de la derecha hace que cuando se polariza –y excediendo su polarización de cierto nivel, según las circunstancias– pueda recurrir a la violencia (…). Victorioso Salvador Allende, la polarización de derecha dio inmediatas chispas de violencia.

La polarización política de los distintos sectores.

Consulta la técnica de la pág. 280.

Estos tres textos muestran tres perspectivas historiográficas que abordan el estudio de la historia de Chile durante la última mitad de este siglo. ¿Cuál es el tema al que se refieren los tres textos? Para cada texto, elabora un párrafo sintético de sus ideas principales sobre el tema. ¿Es posible encontrar puntos de acuerdo entre las distintas interpretaciones? ¿Cuáles? ¿Entre quiénes? ¿Cuáles son los puntos de mayor discordancia entre estas visiones? Las tres interpretaciones, ¿son complementarias? ¿Podrían servir juntas para dar una imagen del pasado, o las contradicciones entre ellas lo impiden?

251

1 La historia de Chile en la década del '50 y '60, estuvo caracterizada por la
necesidad de realizar profundos cambios. Esta rasgo se vincula estrechamente al impacto internacional provocado por: a) La Revolución Mexicana. b) Los movimientos juveniles. c) La hegemonía norteamericana, sin contrapeso en el mundo. d) El avance de las comunicaciones. e) La llamada ‘Guerra Fría’, expresión de la pugna entre EE.UU. y la URSS.

2 Para contrarrestar el peligro que representaba la Revolución Cubana y el aumento de la influencia izquierdista, Estados Unidos elaboró un programa de ayuda para los países latinoamericanos el cual se conoció como: a) Plan Marshall. b) Revolución en Libertad. c) Alianza para el Progreso. d) Vía chilena al socialismo. e) Asociación de Libre Comercio de las Américas.

3 A principios de los años sesenta, los gobiernos latinoamericanos recibieron cooperación norteamericana a través de la Alianza para el Progreso. Esta cooperación estaba condicionada a la realización de determinadas reformas. En este contexto, ¿en cuál de los siguientes ámbitos de reformas avanzó el gobierno de Jorge Alessandri? a) En el de la reforma educacional. b) En el de reforma universitaria. c) En el de la nacionalización del cobre. d) En el de la reforma agraria. e) En el de la reforma previsional.

4 El gobierno de Eduardo Frei Montalva, denominado “La Revolución en libertad”, realizó importantes cambios políticos y económicos, entre los que destaca: a) Una nueva ley de la Reforma Agraria. b) La modernización del sector empresarial. c) La ley de Nacionalización de la gran Minería. d) La creación de Corporación de Reforma Agraria. e) La ley de expropiación de industrias nacionales.

5 Observa el siguiente cuadro sobre población urbana y rural de Chile.
90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 16.000.000 14.000.000 12.000.000 10.000.000 8.000.000 6.000.000 4.000.000 2.000.000 0
EVOLUCIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DE LA POBLACIÓN URBANA Y RURAL, SEGÚN CENSOS 1930 - 1970

Porcentajes

Habitantes

Población Urbana (%) Población Rural (%) Población Total (%)

1930

1940

1952 1960 Censos

1970

Fuente: en Embajada de Chile en Francia, http://www.ambchili.fr/lang_es/content/ demografia1024.php? index=83, INE.

252

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

¿Qué conclusión puedes establecer a partir de los datos del cuadro anterior? a) La gente que vive en la ciudad vive diez veces mejor que la gente de campo. b) El crecimiento de la población urbana se debió al surgimiento de nuevas ciudades. c) En 1970 la gente de campo se había reducido a la mitad de la población nacional. d) En la década del sesenta la relación entre la población urbana y la rural era de 3 a 1. e) La migración del campo a la ciudad se mantuvo en constante crecimiento en estos años.

6 Lee con atención el siguiente párrafo:
“Bajo la ley de sindicalización campesina de 1967 se desarrollaron notables avances: de 33 sindicatos con 2.126 afiliados que había en 1965 se pasó en 1970 a 143.142 trabajadores rurales sindicalizados”. ¿Qué se puede deducir del párrafo anterior? a) b) c) d) e) Que hubo un aumento sustantivo en los puestos de trabajo agrícola. Que la reforma agraria empeoró las condiciones de vida de los campesinos. Que se produjo una disminución en los costos de producción agropecuaria. Que la sindicalización era una necesidad para un gran número de campesinos. Que los latifundistas se vieran obligados a cerrar sus campos y vender sus tierras.

7 Salvador Allende resultó elegido presidente en 1970, cargo que mantuvo hasta el golpe de Estado que
el 11 de septiembre de 1973 cortó violentamente su período constitucional. ¿Cuál fue la principal característica del gobierno de Allende que lo diferenció de sus predecesores? a) b) c) d) e) Haber logrado la chilenización del cobre. Haber desarrollado la reforma agraria en Chile. Haber implementado un sistema socialista por la vía electoral. Haber creado la JUNAEB y las becas escolares básicas. Haber recibido el apoyo electoral de los sectores populares.

8 Durante el segundo año del gobierno de la Unidad Popular, la oposición comenzó a hacerse cada vez
más reticente a las transformaciones encabezadas por el presidente Allende, para lo cual promovió el paro de actividades de octubre de 1972 que, entre otras cosas, pretendía: a) b) c) d) e) Solicitar la renuncia del presidente Allende. Convocar a nuevas elecciones presidenciales. Protestar por la presencia de Fidel Castro en Chile. Pedir la incorporación de militares al gabinete de Allende. Acercar a la Democracia Cristiana con los sectores de derecha.

Recursos

• Brian Loveman y Elizabeth Lira, Las ardientes cenizas del olvido: 1932-1999, LOM; 2000. • Julio Pinto et. als., Cuando hicimos historia. La experiencia de la Unidad Popular, LOM, 2005.
a .8 ;c .7 ;d .6 ;e .5 ;a .4 ;d .3 ;c .2 ;e .1

253

253 253

E

l Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973 al terminar con el Gobierno de la Unidad Popular dio inicio a un período de marcado autoritarismo político y profundas reformas en el ámbito económico y social.

Pisagua. Este lugar costero del Norte Grande fue escenario de violaciones a los Derechos Humanos durante el régimen miltar. Bombardeo de La Moneda. Mañana del 11 de septiembre de 1973.

a persecución a los adherentes a la Unidad Popular y a los opositores al régimen militar generó violaciones a los Derechos Humanos que significaron la muerte, tortura, prisión y exilio de miles de chilenos y chilenas.

L

Junta Militar de gobierno, constituida a partir del 11 de septiembre de 1973. Se conformó por los Comandantes en Fefe del Ejército, Marina, Aviación y General Director de Carabineros.

omo parte de sus medidas de gobierno, el régimen militar emprendió la reforma de la economía chilena, disminuyendo la influencia económica del Estado, estimulando las exportaciones y privatizando empresas de propiedad estatal.

C

254

Protesta callejera en oposición al régimen militar. Década de 1980.

A

partir de inicios de la década de 1980 se sucedieron movimientos de protesta y oposición al régimen militar, que culminarían con el triunfo del No en el Plebiscito de 1988.

partir del año 1990 han sido elegidos democráticamente los Presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.
Ceremonia de traspaso de mando al presidente electo Patricio Aylwin. 11 de marzo de 1990.

A

255

Yo tenía 15 años en 1973...

S
1.

eguramente ya has tenido oportunidad de leer, conversar o escuchar sobre lo sucedido en Chile en septiembre de 1973. Probablemente habrás oído hablar del 'golpe militar', del 'pronunciamiento militar', o bien del 'quiebre de la democracia', del 'inicio de la dictadura', o, simplemente, del 'once'. En fin, diversas expresiones para referirse a un momento muy importante en la historia de Chile y que hasta el día de hoy permanece en la memoria colectiva de nuestra sociedad. ¿Qué otras expresiones has escuchado o leído para referirse al 11 de septiembre de 1973? Anótalas en tu cuaderno.

¿Cómo conocer un pasado cercano que no viví?, ¿cómo reunir aquella información que me sea más útil?

2.

Lo más probable es que tú tengas entre 15 y 16 años, ¿no es así? Bien. Te proponemos que trates de reconstruir la visión que jóvenes de entre 15 y 16 años tuvieron de los acontecimientos de septiembre de 1973, en aquella época. Que comiences, entonces, la búsqueda de información sobre ese momento histórico a partir de la mirada de jóvenes como tú…, pero hace unos treinta y cinco años. La proposición de esta actividad es que a partir de temas de interés que ustedes definan, puedan entrevistar a personas que en la época hayan tenido alrededor de 15 años (y que en la actualidad, por tanto, deberían tener alrededor de 45 años). El objetivo principal y la particularidad de esta entrevista es que ustedes puedan captar, primero, los recuerdos e impresiones que estas personas tuvieron cuando eran jóvenes; en segundo lugar, la importancia que esos hechos tuvieron para sus vidas; y, en tercer lugar, la opinión o interpretación que hacen de esos acontecimientos. Para hacerlo, les proponemos los siguientes pasos:

“Palomita Blanca”, filme chileno de Raúl Ruiz, basado en la novela de Enrique Lafourcade. Trata el tema de la juventud de los años ‘70.

• •

Distribúyanse en grupos de cinco compañeros o compañeras de tu curso. Trabajarán en equipo a lo largo de toda esta Introducción activa. Conversen y pónganse de acuerdo en cuáles son los temas que más les preocupan o les interesa conocer en relación a los acontecimientos de septiembre de 1973. Anoten en su cuaderno los que les parezcan más importantes de indagar:

Nuestros temas de interés, respecto a lo sucedido en Chile en septiembre de 1973, son:
1 ? 2 ? 3 ?


En medio de la polarización política de los años setenta, la imagen muestra una manifestación.

Conversen ahora sobre qué aspectos de la vida cotidiana de un joven o una joven que tuvo 15 años en 1973, les interesaría conocer. Por ejemplo: cómo era la vida escolar; qué música escuchaban; qué películas marcaron hitos en la época; qué hacían los fines de semana o después de las clases; qué se hacía en vacaciones; qué equipos de fútbol gustaban; las palabras típicas…; o tantos otros temas de interés para un joven o una joven como ustedes. Anoten en su cuaderno los temas que más les interesen:

256

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

Nuestros temas de interés, respecto a la vida cotidiana de los jóvenes de 1973, son:
1 ? 2 ? 3 ?

Pongan en común, entre todos los grupos del curso, el resultado de esta primera parte del trabajo; es decir, los temas de preocupación respecto a lo sucedido en septiembre de 1973 y los temas de interés respecto de la vida cotidiana de los jóvenes de la época. Tras la puesta en común, discutan en cada grupo si se quedan con los mismos temas que ya habían escogido o incorporan algunos nuevos, tomados de los otros grupos. Teniendo en cuenta los temas elegidos, elaboren una pauta de entrevista que tenga cuatro partes, que podrían llamarse y definirse más o menos así:

Pauta de entrevista
Primera parte: ¿Quién era usted y qué hacía en 1973? Además de tener datos sobre la identidad del entrevistado o entrevistada, se trata de captar aquellos elementos de su vida cotidiana en tanto joven, a partir de los temas de interés definidos por ustedes. Segunda parte: ¿Cómo vivió usted el once de septiembre de 1973? Se trata de recoger el testimonio y el recuerdo de un joven o una joven común y corriente sobre lo sucedido en ese día emblemático (qué hizo, dónde estaba, qué vio, qué sintió…). Tercera parte: ¿Qué consecuencias tuvieron esos acontecimientos en su vida personal y/o familiar? La idea es poder captar hasta qué punto los sucesos de 1973 marcaron la vida de los chilenos y cómo esas huellas pueden estar influyendo en la visión que tienen de ellos. Cuarta parte: ¿Cuál es su opinión sobre los acontecimientos de septiembre de 1973? Finalmente, se trata de conocer la opinión, la interpretación o la posición del entrevistado o entrevistada frente a esos acontecimientos y a los temas de interés definidos por ustedes, desde un punto de vista más 'racional' y menos 'vivencial' que en las preguntas anteriores.

Cada miembro del grupo debe realizar, en un plazo breve, una entrevista a una persona que reúna las características definidas: que haya tenido alrededor de 15 años en 1973. En lo posible, traten de que las personas entrevistadas representen alguna variedad de género y de actividad profesional. Sistematicen los resultados de las entrevistas del grupo, consignando lo esencial de la información captada en la entrevista. Utilicen la siguiente pauta.

¿Quién era en 1973?
Entrevistados ?

¿Cómo vivió el 11 de septiembre?
?

¿Qué consecuencias tuvo para su vida?
?

Opinión sobre septiembre de 1973
?

Reflexionen en el grupo respecto a las relaciones que se pueden establecer entre los entrevistados o entre sus vivencias y sus opiniones.

257

La crisis de 1973
Casi 50 años después de la promulgación de la Constitución de 1925 y habiendo asistido entre 1932 y 1970 a la elección democrática de ocho gobiernos sucesivos, el marco institucional que los cobijara terminó destruido. En esos cuarenta años, gobiernos democráticos de distintas orientaciones ideológicas y políticas realizaron obras que significaron un creciente desarrollo económico y social para el país. La crisis de 1973 es, tal vez, el hecho político más importante y dramático para la sociedad chilena desde su constitución como república independiente en 1810. El quiebre de la democracia de 1973 constituye un proceso clave para la comprensión de todo el período en el cual se inserta (1920-2000). La búsqueda de antecedentes, el análisis de sus múltiples causas, la reflexión y discusión sobre ellas y sus consecuencias, nos darán claves esenciales para la comprensión del período en su conjunto.
En medio de un ambiente de tensión y polarización, las Fuerzas Armadas y Carabineros derrocaron al gobierno de la Unidad Popular en 1973.

Tensión en el sistema democrático
Hacia los años setenta del siglo XX, el sistema democrático venía operando en Chile, desde 1925, bajo la forma de un régimen presidencial, que otorgaba al ejecutivo importantes márgenes de iniciativa, aunque debía contar con el respaldo mayoritario del Parlamento para transformar sus iniciativas en ley. Este sistema se vio sometido a fuertes tensiones cuando el gobierno encabezado por Salvador Allende intentó llevar a cabo el programa por el cual había sido elegido en 1970. Un programa que contemplaba realizar profundos cambios económicos, sociales y políticos en el país. Sin contar el gobierno ni la oposición con mayorías contundentes a nivel parlamentario, el primero no pudo sacar adelante todos los cambios que se proponía y la segunda no pudo restar legitimidad a todos los actos del ejecutivo. Se generó, así, una especie de 'empate catastrófico': una situación que al no poder ser modificada se agrava crecientemente.

Protesta de las cacerolas contra el gobierno de Allende.

Quiebre de la democracia
En 1973, se impuso, finalmente, una solución de fuerza. Quienes se oponían al programa de cambios de la Unidad Popular, representados por partidos políticos, organizaciones gremiales, organizaciones sociales y diversos sectores de la ciudadanía se inclinaron, finalmente, por una salida extra-institucional a la crisis. Desestimados los canales políticos que aunque precarios aún existían, una parte importante de la sociedad chilena creyó que la intervención de las fuerzas armadas era la única forma de poner término a la experiencia socialista encabezada por el presidente Allende. El golpe de Estado de septiembre de 1973 interrumpió el gobierno de la Unidad Popular cuando este iba a cumplir la mitad de su mandato.

Bombardeo a la Moneda. 11 de septiembre de 1973.

258

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

Régimen militar
Derrocado el presidente y clausurado el Parlamento, una Junta Militar asumió el poder legislativo. El poder ejecutivo recayó sobre el Comandante en Jefe del Ejército. Se despojó así a estos poderes de una legitimidad democrática. Por su parte, la independencia del poder judicial se vio seriamente comprometida al tener que ejercer sus funciones en un país donde el Estado de derecho había sido sobrepasado. Solo en 1980 el régimen militar promulgó una nueva Constitución Política que comenzó a tener plena vigencia en 1990. Se dio inicio así a una nueva institucionalidad política. La violencia inicial de la intervención militar, expresada dramáticamente en Santiago en el bombardeo de La Moneda, en el suicidio del presidente Allende, en allanamientos a fábricas y poblaciones y en miles de personas detenidas por sus vinculaciones con el depuesto gobierno, daría paso luego a una política sistemática de represión a los grupos disidentes. Así, en los años posteriores, los organismos de seguridad del régimen militar incurrieron en graves violaciones a los derechos humanos.

Los miembros de la Junta Militar: Augusto Pinochet, José Toribio Merino, Gustavo Leigh y César Mendoza.

Reformas económicas
Afincado en un poder político sin contrapesos y ejercido de modo autoritario, el régimen militar emprendió reformas sociales y económicas profundas que cambiarían el rostro del país. La liberalización de la economía emprendida por los equipos económicos del gobierno militar, aceleraría un proceso de modernización económica y anticiparía en Chile una realidad que se observaría luego en otros países latinoamericanos. El crecimiento económico traería aparejado, sin embargo, un alto costo social, expresado en pérdida de derechos sociales y laborales para los trabajadores, en períodos de alta cesantía y en crecientes grados de pobreza y exclusión social.

Hernán Büchi, Ministro de Hacienda del gobierno militar, a partir de 1985.

Transición democrática
El año 1988 fue crucial para el inicio del proceso de transición democrática. En efecto, en ese año se realiza un plebiscito en que la mayoría de la ciudadanía rechazó la permanencia de Augusto Pinochet durante ocho años más en el gobierno y opta por la realización de elecciones presidenciales democráticas. Al año siguiente, en 1989, Patricio Aylwin es elegido presidente de Chile, terminando así con 17 años de interrupción democrática. La recuperación democrática se produce, sin embargo, en el marco institucional dispuesto por la Constitución de 1980, dando paso a un sistema político que convive con aquellos condicionamientos constitucionales. Con todo, la sociedad chilena recuperó sus normas de convivencia tradicionales, basadas en el respeto a las libertades básicas. En ese marco, luego de la presidencia de Aylwin, se han sucedido tres nuevos gobiernos democráticos: los de los presidentes Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 1994, Ricardo Lagos Escobar en 2000 y Michelle Bachelet Jeria en 2006.

En 1989, Patricio Aylwin, candidato de la Concertación de Partidos por la Democracia, es elegido presidente.

259

Crisis de 1973, régimen militar y retorno a la democracia

1
• • • •

La historia reciente

Estudiar la historia de las últimas tres décadas de nuestro país no es fácil por varios motivos: Los hechos que se estudian son próximos: se trata de sucesos “abiertos”, cuyo desenlace final es todavía incierto. Por tratarse de hechos cercanos, probablemente vividos por el historiador, se produce una relación afectiva entre el investigador y su objeto de estudio: todos somos protagonistas de la historia de nuestro tiempo. Los resultados podrían aparecer parciales o incompletos, porque no se tiene una perspectiva global y se desconocen todas sus repercusiones. Las fuentes utilizadas son muy diversas e inagotables y se producen sin cesar, al mismo tiempo en que ocurren los hechos. Además, es posible conceder la palabra a los actores. Todo esto se constituye en un desafío para los historiadores, que deben trabajar directamente con lo vivo. Si la investigación se vuelve más compleja, a la vez ofrece la posibilidad de que sus resultados tengan una repercusión social importante: pueden modificar el curso de los acontecimientos e influir en la comprensión que las personas tienen de sus experiencias. La historia, así, se vincula más íntimamente con la vida.

Organicen un debate sobre las posibilidades de investigar la historia reciente. Para ello formen grupos de discusión de seis a ocho personas y comenten las ideas descritas. A continuación, escriban los temas centrales que surjan a partir de la discusión desarrollada. Por último, compártanlos con los otros grupos.

2
Destitución: separación o alejamiento de alguien del cargo que ostenta. Extra-institucional: medida drástica tomada fuera de las normas establecidas por la constitución o las leyes vigentes. Modelo sustitutivo de importaciones: modelo económico que pretendía reemplazar las importaciones de ciertos bienes y servicios por medio de un proceso de industrialización y producción nacional.

El camino hacia el golpe militar de 1973

La elección parlamentaria de marzo de 1973, el tercer año de gobierno de Salvador Allende, fue la última instancia democrática que existió para dirimir el conflicto que en aquella época dividía a la sociedad chilena. La elección se realizó normalmente; sin embargo, la oposición unida en un solo referente, llamado Confederación Democrática, no logró alcanzar su objetivo de reunir el 66% de los votos, que le hubiera permitido iniciar una acusación constitucional contra Allende en vistas a destituirlo legalmente. Lejos de una posibilidad tal, el gobierno demostró que aún gozaba de un importante apoyo, representado en el 43,4% de los votos. La polarización política y social continuaba, con el agravante de que el camino institucional para solucionarla aparecía más bloqueado que antes.

260

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

El movimiento militar protagonizado el 29 de junio de 1973 por un grupo de oficiales del ejército, contrarios al gobierno, a pesar de que fue sofocado por el alto mando militar, indicaba que existían sectores que ya habían optado por explorar caminos extra-institucionales para poner término al gobierno de Salvador Allende. Junto a esta situación, desde un inicio del gobierno de la Unidad Popular se organizaron sectores de extrema derecha en el Movimiento Nacionalista Patria y Libertad, que se hizo responsable de acciones de violencia política, atentados dinamiteros y cortes de carreteras y líneas férreas.

Dividan el curso en grupos de seis o siete alumnos o alumnas. Discutan en ellos sobre posibles iniciativas o soluciones que, tanto el gobierno como la oposición, podrían haber implementado tras los resultados de la elección parlamentaria de marzo de 1973, con el fin de haber evitado una mayor polarización.Anoten cuatro o cinco proposiciones concretas por cada grupo. Realicen luego un foro o mesa redonda en la que un representante de cada grupo exponga sus sugerencias. Discutan sobre las mejores, las más posibles y las imposibles. Registren el resultado de la discusión en una tabla similar a la siguiente:
Iniciativas que podrían haber cambiado el curso de la historia: Chile, marzo de 1973
Las mejores ? Las más posibles ? Las imposibles ?

La situación económica, entretanto, empeoraba: las medidas de activación tomadas en 1971 se habían agotado, al tiempo de evidenciar y agudizar problemas económicos de fondo. La producción y distribución de productos esenciales se volvió crítica, generando problemas de abastecimiento e impactando en los precios. Así, el gobierno tuvo que hacer frente a prácticas de ‘acaparamiento’ y reconocer una inflación que, en el año 1973, llegó al 605,1%. En este clima político, social y económico, marcado por la polarización y el enfrentamiento de posiciones, se producen dos hechos que vuelven a situar el conflicto en las relaciones entre el poder ejecutivo y legislativo:

• •

Declaración de inconstitucionalidad del gobierno por parte del Parlamento en agosto de 1973. Acercamiento del Ejecutivo al diálogo con la Democracia Cristiana con el fin de desbloquear una serie de iniciativas legales que buscaban solucionar los problemas económicos y políticos.

Salvador Allende junto a sus electores, celebra su victoria en las elecciones de 1970.

El golpe militar del 11 de septiembre de 1973, avalado en parte por la declaración del Congreso y por fuertes presiones de grupos civiles, pondría violento fin a la búsqueda de soluciones políticas al conflicto. Entre esas posibles soluciones se contaba –según testimonios de sus cercanos– la decisión del presidente Allende de convocar a un plebiscito para zanjar los temas de mayor controversia. El sistema democrático no había sido capaz de conjurar las amenazas que sobre él se cernían desde hacía varios meses, y que respondían a causas profundas, anteriores a 1970 algunas y posteriores otras.
Personas haciendo “cola” debido al desabastecimiento de productos básicos.

261

3

Antecedentes de la crisis previos a 1970

El quiebre democrático de 1973 debe ser analizado teniendo en cuenta antecedentes históricos anteriores al inicio del gobierno de Salvador Allende, y que de algún modo permiten comprender los acontecimientos de 1973 como parte de un proceso mayor. Para realizar este análisis te presentamos a continuación una ficha que podrás leer y reflexionar con tus compañeros o compañeras:
• La crisis del modelo sustitutivo de importaciones obligó a buscar nuevos modelos de desarrollo, que significaban ordenamientos económicos alternativos. • Los excedentes que producía el crecimiento económico ya no bastaban para seguir integrando nuevos sectores sociales, sin afectar los intereses de otros grupos con mayor poder. • La fuerte presencia de capitales extranjeros en la propiedad y explotación de materias primas privaba al Estado de importantes recursos. • Un desarrollo económico basado en las capacidades propias del país, requería expandir el consumo interno, para lo cual había que redistribuir los ingresos. • Debilitamiento de la convicción de respetar las reglas del sistema democrático: en sectores de la izquierda, en beneficio de una posible 'vía armada'; y en sectores de derecha, en vistas a posibles gobiernos 'de hecho', que comprometieran a los militares. • El Estado aparecía como el único referente válido para cualquier acción colectiva, con gran influencia sobre la sociedad, haciendo de los partidos instrumentos fundamentales en la lucha por el poder. • Un fuerte componente ideológico y de exclusividad en los proyectos partidarios de la clase política, con lo que el sistema de 'los tres tercios' (derecha, centro, izquierda) se hacía muy antagónico. • La existencia de gobiernos minoritarios con proyectos de transformación de enorme envergadura que concitaban la agudización de la oposición de sectores muy diversos, sin contar con mecanismos institucionales de resolución de conflictos. • Un sistema de gobierno minoritario en un doble sentido: en cuanto el presidente era elegido por una minoría del electorado y, también, porque el gobierno de ese presidente no contaba con el respaldo mayoritario del Parlamento. • Una creciente incorporación de sectores hasta entonces marginados, como los campesinos y los pobladores. • El aumento de los niveles de organización comunitaria y de movilización social en torno a la satisfacción de necesidades básicas cada vez más extendidas. • Agudización de problemas sociales, como la pobreza, la falta de viviendas o la atención en salud, que demandaban una mayor intervención de los poderes públicos. • La política interna se inserta en la lucha entre las superpotencias, conocida como "Guerra Fría", que polariza al mundo en torno a intereses e ideologías de nivel mundial. • Ideologización de los partidos, que proponen modelos completos de sociedad, respecto de los cuales no admitían modificaciones ni transacciones. Al no contar con suficiente fuerza política para imponer dichos modelos, el resultado práctico de esta ideologización fue agudizar la polarización. • Extensión, en los años sesenta, de las ideas de justicia social, de participación y de cambio social, lo mismo que la denuncia de privilegios que atentaban contra una mayor democratización. • Existencia de una antigua tradición de 'anticomunismo' en las Fuerzas Armadas, reforzada en el marco de la Guerra Fría a través de la formación que la oficialidad recibía en EE.UU. y Panamá; con la Revolución Cubana, el anticomunismo se hizo extensivo a los grupos de extrema izquierda, que proponían la vía armada.

Antecedentes de orden económico

Antecedentes de orden político

Antecedentes de orden social

Antecedentes ideológicos y culturales

262

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

4

Antecedentes de la crisis posteriores a 1970

Junto a los antecedentes históricos de más 'larga duración', que se han discutido en el punto anterior, existen antecedentes inmediatos, vinculados al 'tiempo corto' en que transcurre el gobierno de Salvador Allende. Estos antecedentes también deben ser considerados al analizar el quiebre democrático de septiembre de 1973. Para facilitar este análisis, te presentamos a continuación otra ficha, que podrás leer y reflexionar con tus compañeros o compañeras.
• El triunfo de Allende fue visto como el triunfo de una de las superpotencias en pugna, la URSS, lo que explica que el gobierno de EE.UU. planificara y ejecutara una política de intervención en los asuntos internos de Chile. • La oposición, a través de organismos políticos (partidos y Congreso) y sociales (gremios productivos y profesionales), intentó obligar a la Unidad Popular a abandonar su modelo de sociedad, colocándola en la disyuntiva de hacerlo o de enfrentar un país ingobernable. • Las amenazas de 'vía armada' e 'ingobernabilidad' expresaban conceptos excluyentes de la sociedad, ninguno de los cuales podía imponerse al otro democráticamente. • Incumplimiento de órdenes judiciales o negligencia por parte de autoridades administrativas del gobierno. • Razones que llevaron a las Fuerzas Armadas a apartarse del papel de profesionalismo, obediencia al poder civil y neutralidad política que la Constitución les asignaba, entre las que destacan dos: una, el que la disputa del mundo civil llegaba al seno de la oficialidad, amenazando dividirlas, cuestión que podía provocar un clima de guerra civil; y dos, el creciente llamado de civiles, pidiendo que intervinieran aunque se saliesen de la Constitución. • La crisis económica que se hacía sentir en Chile a partir de 1972, caracterizada por una alta inflación, en cifras nunca antes conocidas; por el quiebre productivo y el desabastecimiento de artículos esenciales; por el deterioro del comercio exterior; y por una progresiva paralización del conjunto de la economía. • Confluyeron en estos hechos factores propiamente económicos, como el pobre desempeño de las empresas y tierras estatizadas o en vías de serlo; la negación de créditos e inversiones por parte de Estados Unidos; y los paros impulsados por la oposición, sobre todo el de octubre de 1972. • Cualesquiera que hayan sido las causas de la crisis económica, no parece discutible que ella contribuyó con singular intensidad a desarrollar la situación que desembocaría en los sucesos de 1973. • Los sectores gremiales y profesionales y las bases de los partidos opositores se sintieron desamparados por los mecanismos estatales llamados a proteger sus derechos, entre ellos el derecho de propiedad. • El uso de la fuerza, incluso armada, por parte de particulares, muchas veces llegó a sustituir a la fuerza pública en tomas y retomas de fábricas y tierras, propagándose un clima de violencia que ya no era exclusividad de ningún bando. • Utilización de “resquicios legales” –es decir, uso de normas legales del tiempo de la República Socialista, que no habían sido derogadas y a las que ningún otro gobierno había recurrido– lo que fue apreciado como un abuso por unos o como inevitable ante la resistencia social, por otros. • La existencia de sectores que no formaban parte de los grupos directamente beneficiados por las políticas del gobierno –por ejemplo, trabajadores de pequeñas y medianas industrias que no serían nacionalizadas– y que presionaban por participar económica y socialmente de los cambios propuestos. • El papel jugado por los medios de comunicación, que presentaban al enemigo político como alguien que no merecía ser respetado en su diferencia. • Clima de violencia que rompía los diques morales de la sociedad y pavimentaba el camino a nuevos y mayores excesos. • Existía dentro de las Fuerzas Armadas, en el marco de la doctrina de seguridad nacional, la idea extrema de la existencia de un enemigo interno, propia de la lógica de la guerra contra la subversión.

Antecedentes de orden político

Antecedentes de orden económico

Antecedentes de orden social

Antecedentes ideológicos y culturales

263

A partir de los antecedentes expuestos en las fichas anteriores, reflexiona sobre las posibles causas directas e indirectas que podrían ayudar a comprender la crisis del sistema democrático en 1973. Anota, con tus propias palabras, estas posibles causas:
Causas indirectas
Causas políticas Causas económicas Causas sociales Causas culturales e ideológicas ? ? ? ?

Causas directas
? ? ? ?

Luego de construido tu cuadro, ¿podrías identificar las causas que con mayor profundidad ayudan a explicar la crisis de la democracia en 1973? Ahora, con las causas que identificaste como fundamentales para la comprensión de lo sucedido en 1973, realiza una clasificación que las categorice en principales y secundarias. ¿Cuántas causas indirectas aparecen como principales? Analiza en grupo, la relevancia de las causas indirectas para entender un fenómeno histórico como la crisis democrática de 1973. Compartan los resultados de la discusión grupal con el resto del curso.

5

El golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973

El 11 de septiembre de 1973, las tres ramas de las Fuerzas Armadas y Carabineros pusieron fin al gobierno de la Unidad Popular. Desde inicios del año 1973 se hablaba de tal posibilidad. El 'tancazo', nombre que se le dio al movimiento militar del 29 de junio de 1973, había dado la voz de alerta. Sin embargo, las fuerzas políticas y sociales del país no pensaron que la acción de los militares sería algo mucho más serio que una simple asonada, destinada a derribar al gobierno socialista de Allende. Por el contrario, los grupos políticos que conformaban la coalición de gobierno promovieron el rechazo a la guerra civil y el enfrentamiento armado, buscando en el apoyo de la población la defensa de su administración. Sin embargo, en algunos sectores de la izquierda chilena se desarrolló una retórica de la violencia, manifestada principalmente a través de los medios de prensa y en las declaraciones de algunos de sus dirigentes, retórica que no llegó a concretarse en la existencia de organizaciones armadas capaces de enfrentarse militarmente a las Fuerzas Armadas.
Bombardeo del Palacio de La Moneda, el 11 de septiembre de 1973.

Ante una situación política, económica y social que consideraban extrema y crítica, los generales Augusto Pinochet, Gustavo Leigh, César Mendoza y el almirante José Toribio Merino, decidieron llevar adelante el golpe de Estado, justificándolo en el reclamo y malestar de una parte importante de la sociedad chilena.

264

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

Momentos del ‘73
El 11 de septiembre de 1973 se enfrentan dos posiciones radicalmente opuestas: la del gobierno de la Unidad Popular, expresada a través del Presidente Salvador Allende, y la de las Fuerzas Armadas, expresada a través de la Junta Militar de Gobierno que lo derroca.A continuación te presentamos dos documentos históricos que dan cuenta de estas posiciones: ambos fueron conocidos el mismo día 11 de septiembre, con solo algunas horas de diferencia.

Bando Nº 5 de la Junta Militar de Gobierno, Santiago, 11 de septiembre de 1973
Teniendo presente: 1.- que el Gobierno de Allende ha incurrido en grave ilegitimidad, demostrada al quebrantar los derechos fundamentales de libertad de expresión, libertad de enseñanza, derecho de huelga, derecho de petición, derecho de propiedad, y derecho en general, a una digna y segura subsistencia; 2.- que el mismo Gobierno ha quebrado la unidad nacional fomentando artificialmente una lucha de clases estéril y en muchos casos cruenta, perdiendo el valioso aporte que todo chileno podría hacer en búsqueda del bien de la Patria y llevando a una lucha fratricida y ciega, tras las ideas extrañas a nuestra idiosincrasia, falsas y probablemente fracasadas; (...) 4.- que además el Gobierno se ha colocado al margen de la Constitución en múltiples oportunidades usando arbitrios dudosos e interpretaciones torcidas e intencionadas, o en forma flagrante en otras, las que, por distintos motivos, han quedado sin sanción; (...) (…) las Fuerzas Armadas han asumido el deber moral que la Patria les impone de destituir al Gobierno que aunque inicialmente legítimo ha caído en la ilegitimidad flagrante, asumiendo el Poder por el solo lapso en que las circunstancias lo exijan, apoyado en la evidencia del sentir de la gran mayoría nacional, lo cual de por sí, ante Dios y ante la Historia, hace justo su actuar y por ende, las resoluciones, normas e instrucciones que se dicten para la consecución de la tarea del bien común y de alto interés patriótico que se dispone cumplir. En consecuencia, de la legitimidad de estas normas se colige su obligatoriedad para la ciudadanía, las que deberán ser acatadas y cumplidas por todo el país y especialmente por las autoridades. Firmado, Junta de Gobierno de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile.

Fragmento del último discurso de Salvador Allende, septiembre 11 de 1973
(...) Ante estos hechos sólo me cabe decirles a los trabajadores: yo no voy a renunciar. Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente.Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos. Trabajadores de mi patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue un intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que puedo dirigirme a ustedes, quiero que aprovechen la lección: el capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción, crearon el clima para que las fuerzas armadas rompieran su tradición, la que les enseñara el general Schneider y reafirmara el comandante Araya, víctima del mismo

265

sector que hoy estará en sus casas esperando, con mano ajena, reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios. Me dirijo a ustedes, sobre todo a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la patria, a los profesionales patriotas que siguieron trabajando contra la sedición auspiciada por los colegios profesionales, colegios clasistas que defendieron también las ventajas de una sociedad capitalista. Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya tiene muchas horas presente: en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando las vías férreas, destruyendo los oleoductos y los gasoductos, frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder. Estaban comprometidos. La historia los juzgará. Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal a la patria.(...) Trabajadores de mi patria, tengan fe en Chile y en su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! !Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Sintetiza las razones que esgrime la Junta de Gobierno para destituir el gobierno de Salvador Allende. ¿Te parecen legítimas? ¿Por qué? En su discurso, Allende hace claras acusaciones contra los que él considera responsables de la situación política a la que se ha llegado. ¿Quiénes son estos responsables? ¿De qué los acusa? Revisando las dos posiciones analizadas, ¿crees que había otra alternativa para resolver el conflicto?

6

Las bases de un nuevo proyecto de país

Los primeros documentos emanados de la Junta Militar no mencionaban la intención de cambiar de manera fundamental las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales del país. Muchos pensaron, incluidos quienes habían apoyado el golpe, que los militares gobernarían por un corto tiempo y luego entregarían el poder a los civiles, quienes restablecerían la vieja tradición democrática del país. Pero eso no sucedió. La figura del general Pinochet se fue imponiendo dentro de la Junta y comenzó a establecerse una estrecha alianza entre los militares y grupos de civiles, que presentaron a los uniformados un proyecto político y económico 'refundacional', del que hasta ese entonces no disponían. Así, seis meses después del golpe, el 11 de marzo de 1974 el gobierno militar presentó al país dos documentos donde se exponían las bases del nuevo proyecto nacional: la “Declaración de Principios”, en el terreno de la política, y el “Objetivo Nacional”, en el de la economía.

266

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

En estos textos se señalaba que volvería a reinstalarse el presidencialismo, bajo la fórmula de una democracia protegida, y que se instalaría en el país una auténtica economía de mercado. De esa forma –se decía– se pondría fin a la etapa en que el Estado era el principal empresario, el mayor empleador, el que redistribuía los ingresos, el que daba salud, educación y cultura. Se rompía, así, con la idea del “Estado de bienestar”. Si bien en el plano económico se proponía que la libertad para elegir fuese completa, en otras áreas, en cambio, el gobierno restringía la participación. La gente podría decidir qué producir y qué consumir, pero no podría participar cuando se tratara de decidir cómo gobernar o qué valores debían primar en la sociedad.

7

La represión

En los días que sucedieron al 11 de septiembre, los dirigentes de izquierda que habían tenido figuración en el gobierno de Allende fueron arrestados, llevados a campos de concentración y posteriormente expulsados del país. Muchos otros partidarios de la Unidad Popular fueron asesinados o bien, tras ser detenidos, desaparecieron bajo circunstancias que, en muchos casos, hasta el día de hoy no se han podido determinar. En adelante, el régimen militar no contaría con una oposición política organizada, y los intentos de resistencia armada que hiciera, en un inicio, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) resultarían estériles ante unas Fuerzas Armadas notoriamente superiores. Posteriormente, en la década de los ochenta, nuevos intentos de resistencia armada, a cargo esta vez del llamado Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), se encontrarían también con una dura respuesta militar. Luego de unos meses de ocurrido el golpe, y con la finalidad de centralizar las tareas de control ciudadano e inteligencia militar, el gobierno creó un organismo de grandes poderes, bajo la dirección del coronel Manuel Contreras. Este organismo comenzó a operar a fines de 1973, con el nombre de Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Como forma de amparar a aquellos que eran perseguidos por su participación en los partidos de la Unidad Popular, la Iglesia Católica y las iglesias cristianas establecieron el Comité Pro-Paz en octubre de 1973. Luego, en 1976 fue creada por el Cardenal Raúl Silva Henríquez la Vicaría de la Solidaridad, que jugó un papel fundamental tanto en la protección de aquellos que se opusieron al régimen militar, como en la búsqueda de la justicia en materias de Derechos Humanos. Entre 1974 y 1976, la acción de la DINA estuvo dirigida a reprimir duramente a 'miristas', socialistas y comunistas. Los miembros de las directivas de estos partidos, que seguían funcionando en la clandestinidad, fueron arrestados, y muchos de ellos se constituyeron en casos de desaparecidos. Incluso, las operaciones de la DINA se extendieron más allá de las fronteras nacionales. Fue así cómo en septiembre de 1974, en Palermo, Buenos Aires, fue asesinado el ex comandante en jefe del Ejército y ex ministro de Allende, Carlos Prats, junto a su señora, Sofía Cuttbert por efecto de una bomba en su coche. La acción de la

El informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación es conocido como el Informe Rettig. Los invitamos, divididos en grupos a reflexionar y analizar distintos pasajes. Intercambien luego sus impresiones. Entre algunos de los pasajes que pueden ser analizados, figuran: • Algunas formas de violación de los derechos humanos, Primera parte, Capítulo II, punto B-2. • Las Fuerzas Armadas y de orden y el grupo DINA, Segunda parte, Capítulo I, punto B-2. • Marco político tras la disolución de la DINA,Segunda parte,Capítulo I,punto B-5. • Creación de la DINA, Segunda parte, Capítulo II, punto B-2. • Actuación de los Tribunales de Justicia ante las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990,Segunda parte,Capítulo IV, puntos A y B.

Sobre las escalinatas de la Biblioteca Nacional, la policía reprime una manifestación contra la tortura.

267

DINA tuvo también como objetivo acallar a aquellos chilenos que denunciaban en el exterior los excesos que se cometían en el país. En octubre de 1975, Bernardo Leighton, líder de la Democracia Cristiana, fue emboscado y baleado en la ciudad de Roma. Pero, sin duda, la acción más temeraria y de más hondas repercusiones se produjo el 21 de septiembre del año siguiente, cuando Orlando Letelier y su secretaria personal, Roni Moffit, fueron asesinados en la capital de Estados Unidos, Washington. El atentado contra Letelier causó gran conmoción en todo el mundo. Las investigaciones de los norteamericanos llevaron a la conclusión de que esta compleja operación internacional había sido dirigida desde Chile, por la DINA. La fuerte presión nacional e internacional obligó al gobierno militar a terminar con la existencia de la DINA. En su reemplazo se creó la Central Nacional de Informaciones (CNI), servicio de policía política de carácter igualmente represivo, aunque menos poderoso. Ambos organismos aparecen como los principales responsables de las graves violaciones a los derechos humanos, ocurridas en Chile durante el gobierno militar.

8

El diseño de una nueva economía

Durante los dos primeros años, los militares mantuvieron políticas económicas cambiantes y de efectividad discreta. En forma tímida se comenzaron a tomar medidas de corte liberal, tales como la disminución de aranceles y la liberalización de los precios; pero pronto fue evidente que estas medidas poco sistemáticas eran insuficientes para una recuperación económica como la que los grupos económicos que apoyaban al régimen buscaban. Se necesitaba una propuesta más estructurada, idea que se consolidó durante 1974, momento en el cual los militares aceptaron sin reservas los planes de desarrollo económico que proponían los “Chicago boys”, grupo de jóvenes economistas que habían estudiado en la Universidad de Chicago. Los emergentes economistas neoliberales estaban convencidos de que los males que habían afligido al país se debían al enorme peso que se había dado al Estado en la vida económica. Creían que la conducción centralizada, el intervencionismo y el proteccionismo coartaban la creatividad y limitaban el desarrollo. El nuevo equipo económico del gobierno le reconocía al mercado la función de asignar los recursos, establecer qué bienes y servicios se debían producir, y también la forma de distribuir los frutos del progreso económico. Junto con liberalizar la economía, las nuevas orientaciones exigían reducir el tamaño del aparato estatal. Las consecuencias más directas de la nueva política económica fueron los miles de funcionarios públicos despedidos y las muchas empresas del Estado que fueron vendidas a privados. Mientras avanzaban las privatizaciones, la economía se abría al mundo. Se eliminaron casi todas las restricciones que frenaban el comercio exterior, se dio incentivo a las exportaciones y garantías a los inversionistas extranjeros. El crecimiento del país debía comenzar a basarse en un buen aprovechamiento de sus ventajas comparativas en el plano internacional.

Apumanque. Centro comercial santiaguino creado durante el gobierno militar.

268

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

Reunidos en grupos, discutan qué aspectos fundamentales del modelo económico instaurado en el país a partir de los años 30, comenzaban a ser transformados por la nueva política económica del régimen militar. Elaboren un cuadro síntesis y compárenlo con los de los otros grupos. A continuación leerás un texto donde se utiliza una serie de conceptos que ustedes probablemente conocieron durante Primero Medio. En pequeños grupos, intenten recordar y anotar su significado: • Inflación • Producto Interno Bruto • Exportaciones • Capitales • Empresas • Consumo • Fuerza de trabajo • Inversión • Demanda

9

Los altos y bajos del nuevo modelo económico

La crisis internacional del petróleo, en 1975, significó un duro golpe para la economía mundial. En Chile tuvo graves consecuencias sociales (agravadas por la política de 'shock' implementada por el gobierno para salir de la crisis); pero a partir de 1976 el programa económico comenzó a mostrar algunos frutos. La inflación fue cediendo, hasta llegar a un 31% en 1980. Entre 1976 y 1981 el Producto Interno Bruto creció a una tasa promedio de 7% anual, fundamentalmente gracias al auge de las exportaciones. El nivel de vida de las personas mejoró, aumentando el consumo. Chile se llenó de productos importados que antes eran inaccesibles para el común de la gente y las ciudades más importantes del país fueron invadidas por modernos centros comerciales. Por todas partes comenzó a hablarse del “milagro chileno”. Los buenos indicadores de la economía atrajeron a los inversionistas extranjeros, que llegaron al país con sus capitales, reforzando la idea de una economía en ascenso. Este auge económico provocó un alto nivel de consumo, tanto de las empresas como de los particulares, y todos se endeudaron: las personas, para comprar televisores y suntuarios; las empresas, para ampliar sus instalaciones o simplemente para aprovechar una buena oportunidad crediticia. Las deudas y el gasto crecieron más rápido que la capacidad productiva, y la economía comenzó a crecer a un ritmo mucho más acelerado que sus posibilidades. Ese paraíso, en parte artificial, no podía durar para siempre, como quedó demostrado al desatarse una nueva crisis internacional a partir de 1979. Los efectos de esta crisis internacional se fueron propagando por los países, en etapas, y Chile entró de lleno en ella a partir de 1982. Inmediatamente subieron los intereses que había que pagar a los banqueros, se pararon las inversiones y los créditos externos, y se produjo una disminución en la demanda por nuestros productos exportables, acompañada por una caída en los precios. Los empresarios 'sobreendeudados' quebraron; y muchos bancos debieron ser intervenidos por el Estado. El PIB registró una caída violenta de un 15%, la tasa de

En referencia al “milagro chileno” un comentarista político americano comentó lo siguiente en The Wall Street Journal, en julio de 1980: “Chile debería prestarnos su equipo económico. Economistas que pueden bajar simultáneamente la inflación, tarifas y el desempleo serían bienvenidos en Washington” .

269

desempleo subió hasta alcanzar cifras extraordinarias: 758.000 personas estaban sin trabajo en 1982, de una fuerza de trabajo de 3.721.500 personas.

10

Nuevos aires económicos

El férreo control político que ejercía el gobierno militar y la ausencia de una oposición a la que se le reconociera su libertad de expresión, permitieron que Pinochet diera un nuevo espaldarazo al modelo económico con el nombramiento de Hernán Büchi como Ministro de Hacienda, en febrero de 1985. Büchi era un ingeniero tan liberal como sus antecesores, pero mucho más eficiente y pragmático. Se mantuvo el fomento a las exportaciones y su diversificación, y se comenzó una segunda ronda privatizadora. Alrededor de 400 empresas estatales fueron traspasadas, incluyendo entre ellas algunas industrias emblemáticas surgidas en el período de los gobiernos radicales, como ENDESA, CHILECTRA, IANSA y CAP . Por su parte, una serie de servicios que tradicionalmente habían estado en manos del Estado, como la previsión, la salud y la educación, pasaron a ser gestionados ya sea por privados o por administraciones municipales; de allí el nacimiento de las ISAPRES, las AFP y la educación particular subvencionada y municipalizada. Con las nuevas orientaciones económicas, Chile volvió a demostrar que se estaba desarrollando a un ritmo mucho más acelerado que los demás países de la región. Este reconocimiento del dinamismo que las políticas neoliberales imprimieron a la economía chilena, desde mediados de los 70 a mediados de los 80, permitió un gran crecimiento económico, aunque no exento de problemas:

• •
Endesa fue privatizada al igual que Chilectra, IANSA y CAP .

• •

El desempleo siguió siendo muy elevado. La pobreza urbana y rural no disminuyó, y la distribución del ingreso se hizo muy inequitativa. Las actividades culturales y científicas decayeron de una manera riesgosa. La administración privada de la salud y de la educación demostró serias falencias.

El Chile tecnocrático y emprendedor avanzaba muy rápido, pero no lograba demostrar que los problemas sociales más serios pudieran ser resueltos por sí solos a través del mercado. Los gobiernos de centro-izquierda, que han ejercido el poder desde los años 90, después del régimen militar, han asumido la tarea de mantener las principales bases del modelo económico, introduciendo algunas correcciones para atenuar los costos de sus principales rasgos. Esta nueva etapa democrática, iniciada en los 90, ha seguido confiando en el mercado como asignador de recursos, en la libertad de elección, en el respeto al derecho de propiedad, en la necesidad de mantener una economía abierta y competitiva; además, ha procurado mejorar las políticas redistributivas, como forma de encarar los graves problemas, algunos consecuencia de ciertas aplicaciones de la política neoliberal.

Tecnocrático: sistema de gobierno basado en individuos especializados en alguna materia de economía, administración, etc., que ejercen su cargo público con tendencia a hallar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas.

11

Cambios en el campo institucional

Después del asesinato de Orlando Letelier, y con el fin de respaldar nacional e internacionalmente su imagen política, el gobierno convocó el 4 de enero de

270

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

1978 a una consulta popular, sin registros electorales, obteniendo un alto número de votos. No obstante, estos hechos originaron una crisis dentro de la propia Junta Militar, que acabó con el pase a retiro del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Gustavo Leigh, y de un alto número de generales de la FACH. La crisis política de 1978 fue una señal clara para el gobierno militar de que había que cambiar de rumbo. Ese mismo año se dio el primer paso. En marzo se levantó el estado de sitio y asumió como Ministro del Interior Sergio Fernández, y Hernán Cubillos como canciller. Con la incorporación de estos civiles, se produjo lo que se conoció como la primera apertura. En un famoso discurso, pronunciado en el cerro Chacarillas, Pinochet fijó el itinerario del proceso de institucionalización del régimen y de transición ulterior a la democracia. A juicio de los asesores políticos del gobierno militar, el país necesitaba una nueva Constitución, que diera legitimidad y sustentabilidad en el tiempo al régimen. La nueva carta fundamental fue plebiscitada en agosto de 1980. Obtuvo una amplia adhesión, si bien su aprobación no se celebró en un escenario abierto, en el que hubiera podido intervenir la oposición. Se trataba de una Constitución que establecía un presidencialismo reforzado y que incluía una serie de mecanismos poco frecuentes en las democracias:

El general Augusto Pinochet en el momento de depositar su voto el 4 de enero de 1978.

• • • • • •

Senadores que no eran elegidos por el voto popular. Un Consejo de Seguridad Nacional que otorgaba un papel político a las Fuerzas Armadas, en tanto garantes de la democracia, entre otras. La proscripción de ciertas ideas políticas.

Además, contenía una serie de disposiciones transitorias destinadas a regular el proceso de transición, de acuerdo al cual: El general Pinochet podría conservar el poder hasta marzo de1990. Un año antes se celebraría un plebiscito, en el que los chilenos decidirían si el candidato propuesto por la junta sería el primer Presidente regido por la carta de 1980 (gobernando hasta 1997). En caso de que fuera derrotado, se celebraría en el plazo de un año una elección abierta.
Como canciller del gobierno militar, Hernán Cubillos cumplió un importante papel en el desarrollo y desenlace de la mediación papal entre Chile y Argentina.

La oposición rechazó con mucha fuerza la Constitución de 1980, acusándola de ilegítima y antidemocrática; rechazó también la fórmula prevista para la transición. Sin embargo, el movimiento opositor terminó aceptando el nuevo marco constitucional.

Durante el año pasado, en Primero Medio, ustedes conocieron las características esenciales de la Constitución de 1980. En la unidad 8 realizaste una actividad similar, ahora profundizaremos un poco más. Con ayuda del profesor o profesora, con apoyo de los textos o apuntes del año pasado, y en grupos, intenten fijar las principales diferencias entre esta Constitución y la de 1925. Elaboren, igual que en las actividades anteriores, un cuadro resumen de estos cambios.

271

12

El malestar se comienza a expresar

Protestas contra el gobierno militar en la década de los ‘80.

A fines de 1981, cuando se desató la aguda crisis económica descrita anteriormente, el tema económico adquirió gran importancia en el terreno político. Cientos de empresas en quiebra, miles de cesantes y medidas de estabilización que suponían un costo muy alto para los chilenos, provocaron el efecto impensado de levantar el alicaído movimiento obrero. Las centrales sindicales y demás organizaciones sectoriales conservaban algún poder, pero nada comparable al que habían tenido en el pasado. Los efectos de la crisis económica provocaron una activación del sindicalismo. Los organismos de seguridad del régimen advirtieron la importancia que adquirían estas organizaciones y sus dirigentes, y no dudaron en reprimirlos. Así, en febrero de 1982, fue encontrado el cadáver del líder sindical Tucapel Jiménez, asesinado en su propio taxi. El dirigente minero Rodolfo Seguel, se aplicó inmediatamente a la rearticulación del movimiento de los trabajadores. El 11 de mayo de 1983 se convocó a una huelga de trabajadores, bajo unas expectativas muy moderadas. Para sorpresa de Seguel y de todos, la protesta prendió masivamente y el país quedó semiparalizado por un día. En los tres años siguientes los paros generales –las llamadas 'protestas'– se hicieron corrientes, sobre todo por el aporte del movimiento estudiantil, que muy pronto sumó fuerzas a la causa de los trabajadores y de amplios sectores medios. El país parecía haberse puesto de pie en contra de Pinochet y su gobierno. Los partidos políticos de oposición comenzaron a hacerse cargo de organizar y representar el movimiento de protesta, surgiendo así un gran bloque de centro izquierda, que se constituía en una amenaza seria para el régimen. Durante las 'protestas', las ciudades muchas veces se quedaron sin luz, producto de los atentados. Carabineros y militares copaban las calles, los recintos universitarios, las poblaciones marginales. A lo largo de estas jornadas se produjo un número importante de muertos, la mayoría de ellos simples manifestantes. El gobierno enfrentaba una crisis política. Sin embargo, los augurios de un pronto fin del régimen militar, cuyo punto más alto se alcanzó en 1986, en el llamado 'año decisivo', no se cumplieron. El repunte que comenzó a evidenciar la economía ayudó también a estabilizar al gobierno militar.

Plebiscito: consulta que los poderes públicos someten al voto popular directo para que apruebe o rechace una determinada propuesta sobre soberanía, ciudadanía, poderes excepcionales, etc. Caudillismo popular: fenómeno político caracterizado por la representación en un individuo de liderazgo en transformaciones de índole político, social y económico, presentadas a la población como de fácil solución.

13
En septiembre de 1986 el general Pinochet pudo sobrevivir a un atentado perpetrado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, que dejó como saldo la muerte de cinco de sus escoltas. El gobierno logró sostenerse y acabó imponiendo sus plazos,haciendo cumplir la agenda política prevista.

La mayoría dijo “No”

En la oposición al régimen, lentamente se fue imponiendo la idea de que era posible lograr un cambio democrático sometiéndose a las propias reglas fijadas por el gobierno. Uno a uno, casi todos los partidos opositores decidieron aceptar la Constitución de 1980 y el itinerario institucional, pidiendo a cambio que se introdujeran en la carta fundamental algunas reformas y que se dieran garantías mínimas de que habría una competencia electoral correcta. La oposición, una vez que asumió el itinerario institucional fijado por la dictadura, se organizó con el objetivo de ganar el plebiscito de 1988; pero Pinochet contaba aún con un respaldo popular importante, muy superior al que histórica-

272

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

mente había recibido la derecha. La oposición al régimen se agrupó, con el fin de aunar fuerzas en una coalición de centro izquierda (configurada por demócratacristianos, socialistas, radicales y PPD) llamada Concertación de Partidos Políticos por la Democracia. Las chilenas y chilenos concurrieron masivamente a las urnas el 5 de octubre de 1988. Este hecho no se explica solo porque el voto fuese obligatorio para los ciudadanos inscritos en los registros electorales; fue también una importante muestra de civismo tras largos años sin haber ejercido el derecho a voto. El “NO” se impuso con un 57% de los votos, sobre el “SÍ”, que obtuvo un 43% de las preferencias. El general Pinochet perdió el plebiscito. Ahora, se debía elegir a un nuevo Presidente de la República. En diciembre de 1989 se enfrentaron en las urnas Patricio Aylwin, como candidato de la Concertación; Hernán Büchi, representando a la derecha; y Francisco Javier Errázuriz, un político vinculado a la elite tradicional, que levantó un discurso de rasgos populistas, sin llegar a conseguir un apoyo relevante en la población. El triunfador fue Patricio Aylwin, quien obtuvo un 55% de los votos. Tras 16 años, la larga experiencia de gobierno militar había terminado, dejando, sin embargo, profundas huellas en nuestra sociedad.

14

Plebiscito de 1988: la campaña en las calles.

El retorno a la democracia

El Chile de los noventa enfrentó grandes desafíos, principalmente políticos. Los partidos y dirigentes democráticos, así como el conjunto de la población, debieron mostrar que el retorno de la democracia no significaría un retroceso al pasado, como lo pregonaban o temían los grupos que habían apoyado al régimen militar. Esta tarea ha sido responsabilidad de tres gobiernos democráticos, sucesivos, entre 1990 y 2006: los gobiernos de los Presidentes Aylwin, Frei y Lagos. Gobiernos de la Concertación de Partidos por la Democracia:

Realizaciones
Patricio Aylwin Azócar (1990-1994)
• Informe Comisión Rettig sobre violaciones a los Derechos Humanos cometidas entre 1973 y 1990. • Primeras reformas a la Constitución de 1980. • Definición de límites con Argentina. • Inicio de la Reforma Educacional. • • • • • • • • • • Desarrollo de infraestructura. Estabilidad institucional. Inserción internacional. Inicio de la Reforma Procesal Penal. Desarrollo de infraestructura. Informe Valech sobre Tortura y Prisión Política. Firma de Tratados de Libre Comercio. Modernización del Estado. Inicio Reforma de la Salud. Reformas Constitucionales del 2005.

Dificultades
• Inestabilidad institucional debida tanto a situaciones de tensión con el Ejército, como a la continuidad de expresiones de violencia política.

Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000)

• Problemas económicos vinculados a la 'crisis asiática'. • Conflictos por materias ambientales. • Baja participación política de la juventud. • Efectos de la crisis económica iniciada en el período anterior. • Diferencias diplomáticas con países limítrofes. • Irregularidades en la administración del Estado.

Ricardo Lagos Escobar (2000-2006)

273

En los últimos años, mucho se ha discutido acerca de si el período de transición democrática, iniciado con la elección presidencial de 1989, está concluido o aún hay tareas pendientes que impiden hablar de un pleno restablecimiento de la democracia en nuestro país (al respecto, ver las distintas interpretaciones históricas que se discutían ya en los años 90, páginas 276 y 277). Los sucesivos gobiernos democráticos del período 1990-2006 han hecho esfuerzos por consolidar un sistema institucional que asegure el Estado de derecho en Chile, haciendo efectivas las garantías democráticas para todos los chilenos y chilenas, sin distinciones. Las reformas a la Constitución, sancionadas por el Congreso Nacional en el año 2005, fueron un paso más en esa dirección. Subsisten, sin embargo, restricciones que son discutidas actualmente en el poder legislativo, a través de proyectos de ley sobre transparencia de la información pública, contra la discriminación, sobre la defensoría del pueblo y de reforma al sistema electoral binominal. Muchos de estos temas dividen a las fuerzas políticas de gobierno y de oposición. Las expectativas democráticas que llevaron al término de la dictadura en 1990, sin embargo, no se agotaban en los aspectos políticos e institucionales. Había también demandas económicas y sociales. Los avances en este terreno han sido importantes: el país ha logrado altos niveles de crecimiento económico, los niveles de pobreza se han reducido, el acceso a la educación y a la salud se ha expandido, el déficit habitacional ha disminuido. No obstante estos logros, persisten graves desigualdades en la distribución del ingreso y en la calidad de los servicios básicos a los que acceden los distintos grupos socio-económicos del país. La sociedad chilena muestra niveles de segmentación social preocupantes, derivados de los mayores o menores recursos económicos que poseen unos y otros. La construcción de una democracia efectiva en sus aspectos políticos, sociales y económicos, parece ser una tarea permanente.

Michelle Bachelet asume la presidencia de la República.

15

De cara al futuro

Chile vive años de prosperidad, la que se hace visible a través de grandes obras de infraestructura y de importantes inversiones en políticas sociales. Los desafíos del futuro parecieran estar en lograr que esa prosperidad sea sustentable en el tiempo y que sus beneficios sean repartidos de manera más justa y equitativa. En marzo de 2006, se dio inicio a un nuevo período presidencial, por primera vez encabezado por una mujer: la Presidenta Michelle Bachelet. Este hecho constituye un cambio cultural importante, en un país en que tradicionalmente las responsabilidades públicas han recaído en los hombres. El programa de gobierno de Bachelet ha ofrecido hacerse cargo de algunos de los temas considerados 'pendientes' en la democracia chilena, lo que ha despertado nuevamente expectativas en la ciudadanía. Entre estos temas figura una importante reforma al sistema de pensiones, que en la actualidad, a través de un sistema de capitalización individual, no garantiza una jubilación suficiente a chilenos y chilenas que durante su vida laboral han percibido salarios muy bajos. El programa de este cuarto gobierno de la Concertación se propone también reforzar la educa-

274

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

ción preescolar, como parte de la reforma educativa iniciada en los 90; así como profundizar las garantías en los servicios de salud en el marco del plan AUGE. La abanderada de la Concertación, sin embargo, compitió con otros dos candidatos, cuya votación impidió que triunfase en primera vuelta. Ello muestra que existen en el país otras alternativas, que se ubican en la oposición, que buscan disputar la hegemonía alcanzada por la Concertación y que representan casi la mitad del electorado. De cara a los desafíos que enfrenta Chile en los inicios del siglo XXI, es un deber ciudadano fundamental el informarse sobre los problemas nacionales, sus posibles soluciones y ampliar los espacios y mecanismos de participación. De ese modo, podremos ser parte activa y sentirnos herederos de una historia que, como hemos visto a lo largo de las distintas unidades, comenzó a forjarse en nuestro país hace ya varios siglos.

En grupos de cuatro compañeros y compañeras, analicen la información entregada en estos dos últimos puntos (“El retorno a la democracia” y “De cara al futuro”) y reflexionen sobre los siguientes temas: • Principales cambios del período democrático respecto del período militar. • Problemas más importantes, aún no resueltos por los gobiernos democráticos 1990-2006. • Respecto de la tensión entre crecimiento económico e igualdad enunciada en el texto, discutan sobre el siguiente cuadro, que ilustra la desigualdad social que podría implicar el hecho que distintos grupos socio económicos perciban que poseen diferentes capacidades para la autorrealización personal. Antes de analizar y discutir la información del cuadro, verifica tus conocimientos acerca del significado de la tipología de grupos socio-económicos utilizada.
Mirando el rumbo que ha tomado su vida, usted cree que ese rumbo ha sido principalmente el resultado de…
Sus decisiones personales Las circunstancias que le ha tocado vivir No sabe - No responde Total

Grupo socio-económico Total
BC1
65 33 2 100%

C2
54 43 3 100%

C3
46 53 1 100%

D
35 64 1 100% 44 55 1 100%

• A la luz de la información que proporciona el cuadro precedente, ¿qué medidas se podrían tomar para revertir el sentimiento de los grupos C3 y D? Redacten un texto de entre 20 y 30 líneas dando cuenta del resultado de la discusión de los cuatro puntos precedentes. En el texto, refiéranse a: • Antecedentes. • Principales problemas. • Efectos en la población. • Medidas de superación.

275

La transición a la democracia
Ascanio Cavallo, Los hombres de la transición. Editorial Andrés Bello, Santiago, 1992, pp. 51 y 52.
De entre los políticos democratacristianos, Aylwin es uno de los que tiene mejor identificadas las dificultades de mantener y proyectar la Concertación con vistas a las elecciones de fin de año (1989). Elegir un candidato es solo una parte del problema, la más importante en el plano simbólico; conservar un arco de la amplitud que tuvo el No, que pueda dar gobernabilidad a un país profundamente escindido, supone una responsabilidad de alcances mucho más vastos. De un lado, están todos los centristas "puros", los que creen que cualquier alianza con la izquierda, incluso la moderada, producirá una contaminación de los programas y los proyectos, y tarde o temprano se mostrará inviable. Del otro, los izquierdistas ortodoxos, que reaccionan por instinto en contra de cuanto pueda oler a gradualismo, prudencia o cautela. (...) Pero al cambiar la naturaleza de la Concertación, sus horizontes también han variado. Si para ganar el poder será preciso decir a los chilenos que la democracia será también seguridad –y seguridad alegre más encima–, mal podrá sostener el principio del gobierno "de emergencia para la emergencia", como diría el buenazo de Radomiro Tomic. No, lo que el país necesita y espera es un nuevo modo de vida, estable, firme, consolidado. Estable, sí: y de transición. ¿Cómo hacer compatibles ambas cosas? ¿Cómo juntar la doble expectativa de la gente? ¿Cómo resolver la subterránea tensión entre los principales miembros de la alianza? ¿Cómo darse garantías recíprocas, concordar un programa, hacerse solidarios, cumplirlo? Aylwin sabe que un plazo muy largo significaría el fracaso probable de la Concertación; uno muy corto sería una mascarada, la perpetuación de la ambigüedad.

¿Gobierno conjunto de largo plazo o coalición de emergencia?

Luis Corvalán, De lo vivido y lo peleado. Memorias. LOM ediciones, Santiago, 1997, p. 321.
A mitad del período de cuatro años que duró el primer gobierno de la Concertación, el presidente Aylwin anunció al país que la transición había terminado. Fue un error que más tarde tuvo la entereza de reconocer. Si por transición se entiende el paso de la dictadura a la democracia, es evidente que el país se mantenía entonces y se mantiene todavía encerrado en los marcos que trazó e impuso el régimen fascista. En efecto, siguen en pie, con modificaciones insubstanciales, la Constitución que Pinochet hizo aprobar en el amañado plebiscito de 1980, la ley sobre partidos políticos y la ley de Seguridad. En este andamiaje jurídico se insertan la inamovilidad de los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas y del General Director de Carabineros y la llamada institución de los Senadores designados. También sigue vigente la política económica neoliberal que implantó la dictadura. En consecuencia, con toda propiedad se puede decir que, en lo fundamental, los gobiernos de Aylwin y Frei Ruiz Tagle han sido gobiernos continuistas. Así entonces, lo que se ha producido es más bien un cambio de guardia en La Moneda. Del Palacio de Toesca ha salido una guardia militar y ha entrado, en su reemplazo, una civil. No es un cambio despreciable. Pero está lejos del que se debía hacer y más lejos aún de lo que se prometió al país: la democracia plena y la atención preferente de los problemas del pueblo.

La transición no ha terminado.

276

U N I DAD

Gobierno militar y transición a la democracia

10

Sergio Fernández, Mi lucha por la democracia. Editorial Los Andes, Santiago, 1994, p. 326.
"Hemos concluido una exitosa jornada", dijo Pinochet en su primera declaración como ex Presidente. En efecto, un gran arco histórico de dieciséis años y medio cerró aquel 11 de marzo de 1990. Para el gobierno saliente, la transición había terminado aquella mañana. Para el nuevo Gobierno, empezaba en ella. En los meses posteriores esa discrepancia, representativa de un desacuerdo fundamental, pareció llamada a ser duradera. El 6 de agosto de 1991, sin embargo, el Gobierno puso fin a esa discrepancia, declarando concluida la transición. "Realmente, a mi juicio, la transición ya está hecha. En Chile vivimos en democracia", dijo el Presidente Aylwin. Tal declaración irritó a algunos elementos recalcitrantes en la izquierda, pero la inmensa mayoría de la opinión pública la acogió con la naturalidad con que se acepta lo evidente. Ella fue recibida con beneplácito por quienes apoyamos al gobierno militar. Porque si aun lo que la Concertación designó como transición sólo requirió de quince meses y no de los cuatro años completos de su propia gestión, quedaba en claro que lo fundamental de la obra de pacificación y reconstrucción desde la gran crisis culminada en 1973 ya estaba hecho cuando el nuevo gobierno llegó al poder. Y, siendo así, la jornada a que aludía Pinochet había concluido, en verdad, exitosamente. Esa declaración del Gobierno era, pues, realista. Pero, más importante aún, ella tuvo un innegable sentido patriótico. Porque, terminada la transición, la acción política podía, por fin, desligarse de la referencia a cuanto dividió al país en el pasado. Podíamos, ahora, mirar hacia el futuro con optimismo. El camino a la democracia, que habíamos abierto, estaba consolidado.

Para el gobierno saliente, en 1990 la transición había terminado.

Los años posteriores al autoritarismo han estado marcados por el esfuerzo de los distintos sectores políticos de transitar hacia un régimen democrático. ¿Qué quiere decir esto? Explica el significado que se da al concepto de “transición” en cada uno de los textos leídos. Clasifica las razones que aparecen en los textos parar sostener que la transición es un período cerrado o abierto. Con un grupo de compañeros, elaboren una lista de las condiciones que ustedes creen necesarias para considerar cerrado el proceso de transición. “Juicio a la transición”: busquen información y preparen argumentos para evaluar las fortalezas y debilidades del proceso político vivido. Redacten un ensayo colectivamente para explicar los fundamentos de su juicio. ¿Cuáles son, para ustedes, las tareas políticas que todavía están pendientes para consolidar un régimen democrático?

277

1 A mediados de 1973, la inflación superaba el 605.1% y la polarización y enfrentamiento constante de posiciones marcaba el clima social, económico y político. ¿Qué hecho aceleró la crisis institucional durante agosto de ese año? a) El bombardeo y toma de La Moneda. b) El movimiento militar conocido como “Tancazo”. c) Las conversaciones entre la Democracia Cristiana y el poder ejecutivo. d) La declaración de inconstitucionalidad del gobierno aprobada por el Congreso. e) El plebiscito convocado por Allende para zanjar los temas de mayor controversia.

2 El quiebre democrático de 1973 no fue cosa de unos cuantos días, sino que fue el resultado de un proceso más prolongado. ¿Qué antecedente económico de larga duración y anterior a 1970 permite explicarnos las causas de este quiebre? a) La alta inflación y el desabastecimiento de artículos esenciales. b) La negación de créditos e inversiones por parte de los Estados Unidos. c) La progresiva paralización del conjunto de las actividades económicas. d) El pobre desempeño de las empresas y tierras estatizadas o en vías de serlo. e) La crisis del modelo sustitutivo de importaciones que obligó a buscar otros modelos.

3 Después del 11 de septiembre de 1973, se formó una junta militar de gobierno, que en 1974 presentó
al país dos documentos, la “declaración de principios” y el “objetivo nacional” donde exponía las bases del nuevo proyecto nacional. ¿Cuáles eran sus objetivos económicos? a) Fomentar el desarrollo hacia adentro. b) Instalar una auténtica economía de mercado. c) Promover el crecimiento del Estado de bienestar. d) Estatizar la propiedad de los medios de producción. e) Reducir la inflación y las importaciones manufacturadas.

4 En septiembre de1976, la DINA - organismo creado por el régimen militar para reprimir duramente a miristas, socialistas y comunistas - asesina en Washington a Orlando Letelier, provocando una gran conmoción en todo el mundo. ¿Qué consecuencia provocó este acontecimiento? a) El reemplazo de la DINA por la CNI. b) La renuncia de Pinochet a la junta militar. c) El resurgimiento de la Democracia Cristiana. d) La ruptura de relaciones con Estados Unidos. e) El fin de las violaciones a los Derechos Humanos.

5 Tras un par de duros años, la política de ‘shock’ aplicada en 1976 para impulsar el programa económico del régimen militar, comenzó a dar sus frutos. ¿Cuál de las siguientes alternativas podría considerarse como un logro del nuevo modelo económico en ese período? a) El rápido aumento del gasto público y privado. b) La reducción de la inflación hasta llegar a un 31% en 1981. c) La estatización del sistema financiero y previsional. d) El acelerado crecimiento de la actividad industrial y forestal. e) El establecimiento de un nuevo modelo de desarrollo hacia adentro.

278 278

U N II D A D U N DAD

Los pueblos originarios de América y de Chile

10

6 Dentro del equipo económico a cargo de desarrollar los postulados neoliberales encontramos a los llamados “chicago boys”. ¿Cuál fue la principal medida que pusieron en práctica para reducir el intervencionismo estatal en el desarrollo económico del país? a) El pago de la deuda externa. b) Un aumento en los aranceles. c) La disminución de la inflación. d) La diversificación de las exportaciones. e) La venta y privatización de las empresas del Estado.

7 En agosto de 1980, se sometió a plebiscito una nueva Constitución, que buscaba institucionalizar el régimen militar y proyectarlo en el tiempo. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es incorrecta respecto a las disposiciones de la Constitución aprobada en 1980? a) Permitía la existencia de senadores que eran designados y no elegidos por el voto popular. b) Daba la posibilidad que Pinochet gobernara por 17 años más, a partir de su promulgación. c) Le otorgaba a las fuerzas armadas un rol político, a través del Consejo de Seguridad Nacional. d) Obligaba a Pinochet a dejar inmediatamente el poder si perdía el plebiscito de 1988. e) Permitía elecciones presidenciales abiertas si la opción SI era derrotada en el plebiscito de 1988.

8 Siguiendo el itinerario fijado por la Constitución de 1980, el 5 de octubre de 1988 se realizó un plebiscito en que el triunfo de la opción NO, canceló los planes de Pinochet de mantenerse en el poder. ¿Cómo se llamó la agrupación política que encabezó la campaña por el NO en dicho plebiscito? a) Alianza por Chile. b) Alianza Democrática. c) Movimiento Democrático Popular. d) Frente Patriótico Manuel Rodríguez. e) Concertación de Partidos por la Democracia.

Recursos

• Arturo Valenzuela, El quiebre de la democracia en Chile, UDP, 2005. • Cavallo, Ascanio; Sepúlveda, Oscar; Salazar, Manuel. La Historia Secreta del Régimen Militar. Ed. Grijalbo, Chile, 1997. Sobre derechos humanos:

• http://www.ddhh.gov.cl/DDHH_informes_rettig.html • http://www.comisiontortura.cl/inicio/index.php
Sobre gobiernos de la Concertación:

• http://www.concertacion.cl/home.htm
Sobre Reformas Constitucionales:

• http://www.bcn.cl/pags/home_page/portada_nueva2.php?id_destaca=279
e .8 ;c .7 ;e .6 ;b .5 ;a .4 ;b .3 ;e .2 ;d .1

279 279

Métodos y técnicas de trabajo en ciencias sociales
Elaboración de un ensayo histórico
• ¿Qué es? ¿Para qué es útil?
Entenderemos un ensayo como una composición breve (no más de tres carillas) en que se desarrolla un tema acerca del cual se tiene una opinión personal que se fundamenta y ejemplifica, para presentar nuestras conclusiones. Es un trabajo que exige el manejo de conocimientos históricos, para poder desarrollar una opinión personal frente a un problema histórico, elaborar argumentaciones sólidas y encontrar ejemplos adecuados. El resultado que se persigue es escribir un texto preciso, claro y coherente, en que se desarrolle una postura personal frente a un tema histórico.

• ¿Cómo se hace?
Primero, debes definir cual será el tema de tu ensayo: • Escoge un tema de la historia de Chile que te parezca atractivo e interesante. • Precisa las circunstancias temporales y espaciales en que se desarrolla el tema escogido. • Plantea el tema como problema o pregunta inicial. Es recomendable que partas de una afirmación simple que se pueda discutir, o bien de una pregunta cuyas posibles respuestas presentarás en tu ensayo. • Esboza tus ideas, hipótesis y opiniones personales frente al tema. Una vez definido el tema, puedes estructurar una pauta de desarrollo que considere los siguientes elementos: 1. Presentar el tema como problema histórico del ensayo. 2. Describir las circunstancias espaciales, temporales y culturales en que el problema se hace manifiesto. 3. Plantear la hipótesis, opinión o ideas personales que se tienen sobre el problema.

4. Presentar los argumentos que fundamentan la
opinión personal. 5. Ofrecer ejemplos que ilustren la argumentación. 6. Elaborar conclusiones.

• Pauta
A continuación te presentamos una pauta como un ejemplo. Para tu trabajo, deberías desarrollar una de manera similar.

280

Tareas Tema de interés Problema histórico

Ejemplos
Desarrollo de las culturas originarias americanas. En América, las civilizaciones que alcanzaron un nivel de desarrollo más complejo surgieron en ambientes agrestes que imponían mayores obstáculos al asentamiento humano. Si observamos una mapa de ubicación de las culturas americanas, apreciaremos que los grupos que desarrollaron formas culturales más complejas (aztecas e incas, por ejemplo) se ubican en zonas montañosas, más difíciles de habitar. Las zonas donde el medio ambiente es más generoso dieron lugar a culturas indígenas más sencillas. Para el caso de América, es posible afirmar que los ambientes más agrestes ofrecieron al ser humano desafíos que lo obligaron a desarrollar su capacidad creativa, lo que dio por resultado que en dichos lugares se desarrollaran civilizaciones más complejas.

Circunstancias históricas

Hipótesis, opinión o ideas personales

Argumentos

Un medio ambiente agreste exige la invención de sistemas de cultivo. Para organizar la producción de alimentos se requiere una organización social del trabajo. Para regular los trabajos surge una organización social jerarquizada, con funciones específicas. Una mayor productividad permite la disposición de excedentes que es posible administrar. Al aumentar la productividad, crece la población y la sociedad se va haciendo más compleja. Aztecas en México. Incas en Perú. Tribus amazónicas en la selva amazónica. Mapuches en Chile central. Ambientes dificultosos plantean desafíos que obligan el desarrollo de formas culturales complejas, como: • El desarrollo agrícola. • La división social del trabajo. • La estratificación social. • La organización de la distribución de la producción, etc.

Ejemplos

Conclusiones
Ambientes generosos en recursos favorecen el desarrollo de formas culturales más sencillas, como: • La caza y la recolección. • La organización en bandas igualitarias. • Formas de subsistencia basadas en el consumo más que en el ahorro, etc.

Poniendo en práctica... la elaboración de un ensayo
Ayudándote de la pauta de base, puedes escribir un ensayo sobre un tema de historia de Chile que hayamos revisado en este texto. Sigue el orden que aquí aparece. En la escritura podrás mostrar tu estilo personal.

281

Dilemas históricos
¿Más o menos Estado?
• Actualidad del tema
Muchas son las discusiones específicas que remiten al problema general sobre el tamaño deseable del Estado en Chile. Por ejemplo, la discusión en torno a la eficiencia de Codelco, cuyos costos de producción han aumentado, y la necesidad o no de introducir capitales privados y terminar así con su carácter de empresa estatal o pública. En contrario, a favor de una mayor ingerencia del Estado en la actividad minera, se ha llegado a proponer una ‘segunda nacionalización’ del cobre:

“Es probable que no haya otro país en el mundo que dependa tanto para su progreso de una empresa estatal como Chile de Codelco. Así y todo, pocos quieren enfrentar discusiones sobre temas como la apertura de Codelco a capitales privados, el avance a un estilo de gestión moderno y efectivo o la inclusión de

nuevos modelos de organización, entre otros. En esta materia tanto los partidos de la Concertación como la Alianza tendrán que asumir su responsabilidad si en algún momento Codelco entra en crisis por no disponer de una estructura más empresarial y dinámica para responder a las exigencias del mundo actual”.

Fuente: Revista MINERIA CHILENA, 25 de noviembre de 2007, www.mch.cl/revistas/index

“Hay dos salidas a esta eventual situación. La primera de interés del capital privado y de las corporaciones multinacionales que operan en Chile: la privatización de Codelco. Esta mediante políticas de saneamiento financiero llevaría los salarios al precio de mercado, es decir, a los niveles indecentes que hoy exhibe el mercado laboral chileno; reduciría los excedentes disponibles para el Estado chileno y consecuentemente para las políticas sociales. Esta política salvaría a Codelco como empre-

sa pero el país perdería una fuente importante de recursos. La otra salida es una segunda nacionalización del cobre lo que permitiría enfrentar eficazmente el envejecimiento de los yacimientos e incrementaría los excedentes disponibles para el desarrollo nacional. (…). No es difícil imaginar el tremendo potencial para el desarrollo de Chile que una segunda nacionalización podría acarrear dado los mayores excedentes que Codelco obtendría…”.

Fuente: La Tercera, 21 de noviembre de 2007, www.latercera.cl

• Su carácter de dilema histórico
El Estado ha jugado en Chile un papel crucial desde su constitución como república. Tanto para la articulación de una organización e institucionalidad política que le ha dado estabilidad, salvo contadas excepciones, como en el ámbito económico donde, por largos períodos, fue un actor principal. El rol social jugado por el Estado chileno también ha sido clave, a través de sostenidas políticas públicas, que se remontan a los años 30 del siglo pasado. Sin embargo, siempre se ha discutido acerca de la conveniencia o no de tal protagonismo. De hecho, después de la crisis de 1973 se ha impuesto, más bien, una tendencia a disminuir su participación en lo económico y social. Con base en los contenidos tratados en las unidades 8 y 9, responde: 1. ¿Cuáles eran los principales objetivos que animaron la concepción de un Estado de Bienestar en Chile a partir de los años 30 del siglo pasado? 2. ¿Qué rol importante jugó el Estado chileno en el plano económico durante los años 40 y 50 del siglo pasado? 3. ¿Qué importancia tuvo la nacionalización del cobre para nuestro país?

282

Democracia y justicia social: derechos y deberes ciudadanos
• Actualidad del tema
Desde el retorno a la democracia, en 1990, se ha intentado asegurar, además de los derechos políticos, algunos derechos económicos y sociales básicos. Mucho se ha discutido, sin embargo, sobre si ello es posible en el marco de un modelo económico basado en la competencia y que deja al mercado buena parte de la regulación del acceso de los individuos a determinados bienes y servicios. Grandes sectores de la población sienten que la democracia no garantiza actualmente ciertos derechos que son considerados esenciales.

“Esta percepción es consistente con una opinión generalizada en la población: 8 de cada 10 personas considera que en Chile los derechos se respetan poco y nada. Esta cifra aumenta considerablemente en el nivel socioeconómico más bajo. El 96% de los más pobres del país piensa que en Chile los derechos de las personas se respetan poco o nada. El 73% considera que es poco y nada lo que se respetan los derechos por parte de las instituciones públicas, cifra que aumenta al 81% en el caso de la empresa privada. El 50% de las personas declara haber vivido alguna situación en la que sus derechos fue-

ron vulnerados en el último año. Respecto de la prestación de servicios básicos por parte de instituciones públicas y privadas, un 35% de la ciudadanía afirma haber sido pasada a llevar en sus derechos en el último año. De la población que afirma haber sido vulnerada en sus derechos, un 45% señala haber sufrido esta situación en un servicio de salud y un 22% en educación. La ciudadanía considera que los grupos más vulnerados en sus derechos en Chile son los pobres (38%), los adultos mayores (16%), los discapacitados (13%), los consumidores (10%) y los estudiantes (10%)”.

Fuente: Revista MINERIA CHILENA, 25 de noviembre de 2007, www.mch.cl/revistas/index

• Su carácter de dilema histórico
A lo largo del siglo XX, la consolidación de un sistema democrático en Chile estuvo fuertemente ligada a la capacidad de vincular la garantía de los derechos políticos y civiles a dinámicas de integración social, expresadas en el reconocimiento de derechos económicos y sociales. La crisis democrática de 1973 no solo significó la conculcación de los derechos políticos por más de una década y media, sino también un gran retroceso en el plano de otros derechos ciudadanos, vinculados a la calidad de vida y de trabajo de los chilenos y chilenas. Con el retorno a la democracia, las demandas ciudadanas, naturalmente, no se han limitado a los aspectos políticos, reclamando una mayor participación, sino que han comprometido también los aspectos económicos y sociales. Más aún en presencia de una economía que ha generado gran riqueza en el país. Basándote en los contenidos tratados en este último bloque, responde a las siguientes interrogantes: 1. ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales antecedentes históricos que habría que tener en cuenta para analizar la actual relación entre democracia y justicia social? Señala los tres principales. 2. Identifica al menos tres períodos, momentos o hitos que podrían caracterizar el avance de la sociedad chilena hacia mayores grados de democracia y de justicia social durante el siglo XX. 3. ¿Cuáles fueron los principales derechos ciudadanos conseguidos en Chile, entre los años 30 y 60 del siglo pasado?

• Reflexión y debate
En grupos, considerando la información entregada y sus respuestas anteriores, reflexionen y debatan sobre los siguientes temas: 1. Efectos que produce en la vida democrática la percepción ciudadana de que en Chile no se respetan los derechos de las personas. 2. Principales deberes que los ciudadanos debieran cumplir, como contraparte de los derechos que les deben ser garantizados.

283

Proyecto de investigación
El movimiento feminista

El siglo XX ha sido el siglo de la incorporación de la mujer a la vida política y social. A continuación te presentamos las biografías de tres mujeres chilenas que se destacaron en la defensa de los derechos de la mujer. Esta información te servirá de base para un proyecto de investigación.

• Elena Caffarena Morice
“Yo me convertí en feminista porque soy femenina. Es decir, porque me identifico con mis hermanas: las mujeres. Y sobre todo porque creo en la justicia”. Elena Caffarena nació en Iquique en 1904. Obtuvo su título de abogada en 1926 en la Universidad de Chile, convirtiéndose en una de las primeras 15 juristas mujeres del país. Ya en esa época se declaraba “feminista por vocación democrática”. De hecho, su memoria, aprobada con máximas distinciones, estuvo dedicada a denunciar la explotación que en esos tiempos significaba el trabajo a domicilio de mujeres urbanas. En 1935 fundó, con otras destacadas feministas el Movimiento de Emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH), que sería el referente articulador de una vasta movilización de mujeres en torno a sus derechos como madres, trabajadoras y ciudadanas. Desde el gobierno del Presidente Aguirre Cerda y hasta 1974, se desempeñó como representante del gobierno en el Consejo Nacional de Niño, realizando durante 38 años una labor muy intensa en favor de los menores y sus familias.

Durante el régimen militar, participó en la constitución de un comité chileno en defensa de los derechos humanos. También fue decisiva su presencia en la creación de un centro de estudios de la mujer, que más tarde se llamaría «La Morada». En torno a ella se aglutinaron mujeres que buscaban su experiencia y sabiduría, transformándose su casa en un verdadero centro de organización femenina. En 1979, Elena Caffarena fue vicepresidenta y fundadora de la Fundación para la Protección de la Infancia dañada por los estados de Emergencia (PIDEE), que atiende a niños y adolescentes traumatizados por experiencias de exilio o en el interior del país. Falleció el año 2003.

• Olga Poblete
“Cierto es que la rebelión es la última instancia, pero ¿hasta dónde puede conducir la acumulación de últimas instancias? No puede haber orden donde imperen la postergación, la arbitrariedad, la injusticia”. Olga Poblete nació en 1909 en la ciudad de Tacna, cuando esta todavía pertenecía a Chile. Se trasladó a Santiago para continuar sus estudios en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y egresar como profesora de Historia y Geografía. Participó activamente en el mundo político, aunque fue en la educación donde su aporte fue más significativo, primero como pro-

284

fesora del liceo Experimental Manuel de Salas, primer liceo co educacional del país; y luego como catedrática universitaria. Desde 1939, año en que ingresó al Movimiento por la Emancipación de la Mujer Chilena (Memch), y se unió a otras luchadoras distinguidas como Elena Caffarena, Laura Rodig, Marta Vergara, Aída Parada y Amanda

Perotti, nunca abandonó la causa de los derechos de las mujeres y la lucha contra la discriminación. Tanto es así que en sus memorias dice: “puedo asegurar que el Memch fue mi verdadera escuela de civismo. A partir de ese encuentro me comprometí para siempre con la emancipación de la mujer”.

• Amanda Labarca
Nacida el 5 de diciembre de 1886, se manifestó como una asidua lectora desde su infancia, afición que fue fundamental a la hora de elegir una profesión. En 1903 ingresó al Instituto Pedagógico para seguir la carrera de pedagogía en Castellano, de la que egresó en 1905 junto a otras dos mujeres, a la temprana edad de 19 años. Profesional destacada, en 1922, a la edad de 36 años, Amanda Labarca fue nombrada profesora extraordinaria de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, convirtiéndose en la primera mujer que accedía en calidad de académica, a la universidad. Habiendo iniciado su carrera universitaria como profesora del curso de Psicología, a fines de 1923 fue ascendida al grado de profesora ordinaria de Filosofía ; es decir, miembro activo de la comunidad académica. Fue protagonista de los incipientes movimientos feministas chilenos, cuyo impulso más decidido se dio Proyecto de investigación hacia 1935. En 1931 fue nombrada vicepresidenta de la recién fundada Asociación de Mujeres Universitarias, organización al servicio de la toma de conciencia del rol de las mujeres entre aquellas menos preparadas. Fue una de las fundadoras del Comité Nacional pro Derechos de la Mujer (1933), y participante activa en el Primer Congreso Nacional de Mujeres (octubre y noviembre de 1944), que dio origen a la Federación Chilena de Instituciones Femeninas (Fechif), organización de la cual fue su primera presidenta. Su acción dio un impulso decidido a la obtención de los derechos civiles y políticos de la mujer. En 1946 fue nombrada embajadora de Chile ante las Naciones Unidas (ONU), durante el gobierno de Gabriel González Videla, período en el cual se concretó la ley de sufragio femenino (1949), anhelo de la experimentada educadora.

1. ¿Por qué en el siglo XX, en Chile, se habrán dado
las condiciones favorables para los inicios de la incorporación de la mujer en distintos ámbitos de la vida? 2. ¿Por qué esta iniciativa fue desarrollada primero por mujeres de los sectores medios? 3. ¿Por qué la educación y lo intelectual habrán sido algunos de los primeros temas que interesaron a la mujeres de distintas clases sociales? Bibliografía

4. Averigua en qué otras áreas comenzaron a incursionar las mujeres a principios de siglo.

5. Investiga y escribe un ensayo histórico sobre la
integración social de la mujer en Chile. 6. Haz una encuesta a mujeres de tu localidad o barrio sobre qué rol social desempeñan y si están condicionadas en su desempeño por su condición de mujer.

• Julietta Kirkwood: Ser política en Chile. Las feministas y los partidos. Santiago: Editorial FLACSO, 1986.

• Diamela Eltit: Crónica del sufragio femenino en
Chile. Santiago: Sernam, 1992.

285

• Administración colonial ............................................................. 68 • Agroalfarero ........................................................................ 38, 41 • Alianza para el Progreso......................................................... 236 • Anarquismo ..................................................................... 157, 164 • Antecedentes de la crisis de 1973................................... 260-263 • Antropología.............................................................................. 38 • Arcaico ........................................................................... 38, 40-41 • Área Andina .............................................................................. 42 • Aristocracia ............................................................................. 182 • Arqueología............................................................................... 46 • Asentamientos rurales ............................................................ 180 • Asentamientos urbanos .......................................................... 180 • Autodeterminación .............................................................. 94, 96 • Autoritarismo ........................................................................... 104 • Autoritarismo presidencial............................................... 120, 130 • Bulas Pontificias ........................................................................ 76 • Cabildo ................................................................................ 69, 99 • Cambio social ......................................................................... 235 • Cambios demográficos ............................................................180 • Campaña contra Lima..............................................................137 • Capitalismo ..................................................................... 211, 235 • Capitalismo industrial.............................................................. 163 • Capitanías ..................................................................... 69, 77, 78 • Capitulaciones .......................................................................... 61 • Carreristas ................................................................................ 97 • Casa de Contratación ......................................................... 68, 69 • Castas ....................................................................................... 59 • Caudillo ........................................................................... 101, 110 • Censo de 2002.........................................................................180 • Central Nacional de Informaciones (CNI) ................................268 • Chicago Boys .......................................................................... 268 • Chilenización del cobre ........................................... 235, 240, 242 • Civilizaciones indígenas precolombinas ..............................38, 41 • Clase obrera ............................................................ 185-187, 202 • Club de la Reforma ................................................................ 129 • Colonia ................................................................................ 58, 68 • Colonialismo ............................................................................. 68 • Comisión conservadora .......................................................... 134 • Comunismo ............................................................................. 218 • Concertación de Partidos Políticos por la Democracia ........... 273 • Concilio Vaticano II.................................................................. 237 • Confederación democrática .................................................... 260 • Conferencia de Punta del Este ............................................... 236 • Conquista ............................................................................ 58, 60 • Conquista española .................................................................. 60 • Consejo de Indias ..................................................................... 68 • Conservadores.................................................. 97, 109, 132, 120 • Constitución ...................................................... 96, 101, 214, 270 • Constitucionalismo .................................................................... 96 • Corporativismo........................................................................ 218 • Corregidor ................................................................................. 69 • Corrientes historiográficas ........................................................ 16 • Criollos ................................................................................ 59, 71 • Crisis (fin de s. XIX) ......................................................... 194-195 • Crisis de 1973.......................................................... 258, 264-266 • Criterios espaciales................................................................... 18 • Criterios temporales.................................................................. 18 • Cronología ................................................................................ 18 • Cuestión social .................................. 26, 156, 172-173, 181, 184 • Cultura....................................................................................... 38 • Cultura material......................................................................... 37 • Declaración de principios (1974) ............................................ 266 • Dejad hacer..................................................................... 157, 168 • Democracia ............................................................................. 102 • Democracia Cristiana.............. 211, 223, 234, 240, 246, 250, 261

• Democratización ..................................................................... 211 • Depresión 1929 ............................................................... 215-216 • Derechos humanos ......................................................... 259, 267 • Desarrollo industrial ........................................................ 211, 221 • Desarrollo urbano ........................................................... 180, 187 • Descubrimiento ......................................................................... 58 • Despotismo ilustrado................................................................. 77 • Dictadura......................................................................... 215, 216 • Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) .............................. 267 • Diversidad cultural..................................................................... 39 • Economía “hacia adentro”............................................... 211, 221 • Economía “hacia fuera”................................................... 211, 221 • Economía colonial..................................................................... 72 • Economía monoexportadora............................................. 26, 168 • Economía s. XIX...................................................... 168, 169, 170 • Economía s. XVI .................................................................. 72-73 • Economía s. XVII ................................................................. 72-73 • Economía s. XVIII ................................................................ 72-73 • Educación municipalizada....................................................... 270 • Eje cronológico .......................................................... 14, 198-199 • Elecciones presidenciales y parlamentarias (1988-1989) ...... 272 • Empresa de conquista .............................................................. 60 • Encíclica Cuadragésimo Anno ................................................ 236 • Encíclica Rerum Novarum .............................................. 163, 236 • Encomienda ........................................................................ 59, 73 • Ensayo histórico...................................................................... 280 • Estadios de desarrollo ........................................................ 38, 41 • Estado ....................................................................................... 96 • Estado de bienestar ........................................ 211, 212, 221, 267 • Estado de sitio ........................................................................ 135 • Estado federal ......................................................................... 106 • Estado unitario ........................................................................ 106 • Estanco del tabaco ........................................................... 98, 108 • Estrecho de Bering ....................................................... 38, 41, 50 • Estructura.................................................................................. 19 • Etnocentrismo ........................................................................... 39 • Expansión territorial s.XIX............................................... 121, 139 • Extranjeros en Chile........................................................ 127, 128 • Falange Nacional ............................................................ 218, 223 • Fascismo ......................................................................... 211, 219 • Federación Obrera de Chile .................................................... 165 • Federalistas............................................................................... 97 • Frente de Acción Popular........................................................ 223 • Frente Patriótico Manuel Rodríguez........................................ 267 • Frente Popular chileno ..................................................... 219-220 • Fuentes históricas, análisis ....................................................... 84 • Fuentes materiales ................................................................... 37 • Fundación de ciudades ....................................................... 65, 77 • Generación de 1842................................................................ 129 • Gobernador............................................................................... 69 • Gobierno de la Unidad Popular................ 243, 246-247, 260, 263 • Gobierno representativo ........................................................... 96 • Gobierno socialista ......................................................... 235, 264 • Gobiernos conservadores....................................................... 123 • Golpe de Estado ..................................................... 101, 258, 264 • Grupo de los Diez ................................................................... 193 • Grupos medios................................................................ 180, 183 • Guerra civil de 1829-1830....................................................... 106 • Guerra civil .............................................................. 106, 109, 156 • Guerra civil de 1891........................................... 25, 156, 158-160 • Guerra contra la confederación Perú-Boliviana ...................... 126 • Guerra de Arauco .................................................... 73, 76, 80-81 • Guerra del Pacífico o del salitre ....... 121, 133, 135, 140-141, 170 • Guerra Fría.............................................................. 222, 236, 262 • Hegemonía conservadora....................................................... 120

286

• Historia...................................................................................... 16 • Historiografía............................................................................. 16 • Huelga de la carne.................................................................. 165 • Identidad cultural....................................................................... 39 • Identidad mestiza ................................................................ 22, 59 • Identidad nacional ................................................... 22, 24, 59, 97 • Ilustración............................................................................ 96, 99 • Incompatibilidades parlamentarias ......................................... 135 • Independencia ................................... 24, 93, 94, 96, 98, 112-113 • Indígenas ................................................................. 36-51, 71, 75 • Industria salitrera .................................................................... 170 • Industrialización ................................................ 27, 163, 211, 221 • Inquisición ................................................................................. 76 • Interpelación parlamentaria ............................................ 121, 134 • Intervención de las fuerzas armadas ...................................... 258 • Intervención electoral .............................................................. 120 • Izquierda, centro, derecha ...................................................... 232 • Junta militar..................................................................... 259, 265 • Juntas criollas ........................................................................... 99 • Juntas de gobierno ................................................................... 99 • Justicia social .......................................................................... 211 • Legislación social ............................................................ 157, 213 • Liberales.......................................................... 109, 120, 132, 171 • Liberalismo...................................................................... 121, 132 • Liberalización de la economía......................................... 259, 268 • Mapas históricos.............................................................. 144-145 • Marxismo ................................................................................ 236 • Matanza de la Escuela Santa María de Iquique ..................... 165 • Mayorazgos............................................................................. 124 • Medios de transporte en la Colonia .......................................... 74 • Mesoamérica ............................................................................ 42 • Mestizaje artístico ..................................................................... 77 • Metrópolis ................................................................................. 58 • Migración......................................................................... 181, 238 • Modelo sustitutivo de importaciones............... 211, 234, 260, 262 • Modernización del Estado....................................................... 215 • Modernización económica .............................................. 234, 259 • Monarquía absoluta .................................................................. 68 • Monarquía constitucional .......................................................... 99 • Monopolio ................................................................... 68, 72, 108 • Motín militar............................................................................. 101 • Movimiento de Izquierda Revolucionaria ........................ 234, 267 • Movimiento de mujeres ........................................................... 202 • Movimiento feminista ....................................................... 284-285 • Movimiento Hippie................................................................... 237 • Movimiento juntista ................................................................. 101 • Movimiento militar ................................................................... 261 • Movimiento Nacionalista Patria y Libertad ...............................261 • Movimiento Nacional Socialista .............................................. 218 • Movimientos Obreros .............................................................. 218 • Movimientos Revolucionarios ................................................. 236 • Movimientos Universitarios ..................................................... 244 • Multicausalidad histórica........................................................... 17 • Nacionalismo ....................................................................... 98-99 • Nacionalización (del cobre)............................................. 242, 246 • Nazismo .......................................................................... 211, 218 • Neoliberalismo ........................................................................ 270 • Nuevos gobiernos democráticos............................................. 259 • O'Higginistas ..................................................................... 97, 109 • Objetivo nacional (1974) ......................................................... 266 • Oficialidad del ejército ............................................................. 120 • Oligarquía ....................................................................... 164, 182 • Organismos de seguridad....................................................... 259 • Organización de la República ................................... 97, 106, 122 • Paleoindio ........................................................................... 38, 40 • Parlamentarismo ............................................... 26, 134, 156, 161 • Participación política ............................................................... 157 • Partido Comunista de Chile .................................... 218, 222, 234 • Partido Conservador ....................................................... 164, 223

• Partido Demócrata .................................................................. 164 • Partido Liberal ......................................................... 130, 164, 223 • Partido Nacional.............................................. 131, 164, 234, 246 • Partido Obrero Socialista ................................................ 157, 165 • Partido Radical................................................ 131, 183, 218, 220 • Partido Socialista de Chile .............................................. 218, 234 • Patria Nueva.............................................................. 97, 100, 104 • Patria Vieja ................................................................ 97, 100, 101 • Patronato............................................................................. 68, 76 • Periodización....................................................................... 15, 18 • Período parlamentario............................................................. 162 • Plebiscito 1988 ........................................................ 259, 272-273 • Política económica .................................................................. 106 • Poblamiento americano ........................................... 38, 40, 50-51 • Poderes autónomos .................................................................. 97 • Polarización social y política ........................................... 247, 260 • Política de inmigración selectiva ............................................. 127 • Portalianos o estanqueros ................................................ 97, 109 • Prácticas parlamentarias ................................................ 121, 134 • Pragmatismo ........................................................................... 122 • Presidencialismo ............................................. 121, 134, 158, 210 • Privatizaciones ........................................................................ 268 • Problemas de la vida urbana .................................................. 181 • Proceso histórico ...................................................................... 20 • Pueblos continentales ............................................................... 45 • Pueblos originarios (Chile) ........................................................ 45 • Pueblos pescadores.................................................................. 45 • Real audiencia .......................................................................... 69 • Real situado .............................................................................. 73 • Realistas ......................................................................... 101, 103 • Reconquista ................................................................ 93, 97, 102 • Reforma agraria ....................................................... 235, 240-242 • Reforma educacional ...................................................... 235, 242 • Reforma universitaria .............................................................. 243 • Reformas constitucionales .............................................. 134, 273 • Reformas estructurales ................................................... 240, 245 • Regalismo ................................................................................. 76 • Régimen autoritario................................................................. 120 • Régimen militar ........................................................ 259, 266-272 • Repartimientos.......................................................................... 73 • Represión política ........................................................... 120, 267 • República .................................................................................. 97 • Retorno a la democracia......................................................... 273 • Revolución Cubana.......................................................... 235-236 • Revolución en libertad..................................................... 235, 240 • Revolución industrial ............................................................... 163 • Rotativas ministeriales .................................................... 121, 134 • Segunda Guerra Mundial ........................................................ 222 • Socialismo............................................................... 157, 164, 211 • Sociedad colonial........................................................... 23, 70-71 • Sociedad de la Igualdad .................................................. 129-130 • Sociedad estamental ................................................................ 59 • Sociedades de Socorros Mutuos .................................... 157, 165 • Sociedades Mancomunales ............................................ 157, 165 • Tancazo ................................................................................... 264 • Televisión........................................................................... 27, 244 • Tendencias políticas ................................................................ 120 • Tensiones sociales .................................................................. 154 • Tiranía ....................................................................................... 99 • Transición democrática .................................... 259, 272, 276-277 • Tratado de Ancón .................................................................... 137 • Tres tercios .............................................................................. 238 • Tribunal del Santo Oficio ........................................................... 76 • Unidad Popular ....................................................... 235, 246, 258 • Utopías.................................................................................... 235 • Vía chilena al socialismo ................................................. 235, 246 • Vida en las ciudades (fines s. XIX).......................................... 187 • Virreinatos ........................................................................... 68, 77 • Voto femenino ......................................................................... 234

287

Unidad 1 La historia de Chile. Historia del pueblo mapuche. José Bengoa........... 30 La historia de Chile. Historia general de Chile. Diego Barros Arana. ...... 30 La historia de Chile. Historia del pueblo chileno. Sergio Villalobos. ........ 30 La historia de Chile. Entrevista a Gabriel Salazar.................................... 30 La Historia y el presente. Nos dividen los hechos, no la memoria. Nicolás Cruz. ............................................................................................ 31 Unidad 2 Kallfü trayenko. El color en la cultura mapuche. José Ancán. ................. 37 El problema del origen u orígenes de los indígenas americanos. Programa de Historia de América. Pedro Armilas. .................................. 50 Poblamiento del continente. Un enigma apasionante. Historia común de Iberoamérica. Varios autores. .................................... 50 Unidad 3 La muerte de Valdivia. Crónica del reino de Chile. Pedro Mariño de Lobera........................................................................... 66 Vida cotidiana de los indígenas sometidos. Visitas a los indios de la encomienda de don Juan Urtea....................... 75 Guerra española-indígena. Tres siglos de vida fronteriza. Sergio Villalobos. ...................................................................................... 80 Guerra española-indígena. Los vencidos. Los indios del Perú frente a la conquista española (1530-1570). Nathan Wachtel................. 80 Monumentos nacionales. Ley sobre monumentos nacionales................ 88 Unidad 4 La abdicación de O´Higgins. Discurso de O´Higgins en el Consulado. 105 Carta de Diego Portales a José M. Cea. ............................................... 109 Proclamación de la Independencia del 12 de febrero de 1818. ............ 111 La Independencia de Chile. Tradición, modernización y mito. Alfredo Jocelyn-Holt.................................................................... 112 La Independencia de Chile. Historia de Chile (1808-1994). Simón Collier y William Sater. ................................................................ 112 La Independecia de Chile. Tradición y reforma en 1810. Sergio Villalobos. .................................................................................... 113 Unidad 5 Cartas de Diego Portales. Fuentes para la historia de la República. Dibam. .................................................................................................... 123 Sistema carcelario en Chile. Una visión del presidio ambulante. Domingo Faustino Sarmiento................................................................. 125 El loco estero. Alberto Blest Gana. ........................................................ 127 La Guerra del Pacífico. Imágenes de la guerra. Relato de Justo Abel Rosales. ............................................................... 137 La Guerra del Pacífico. Historia general de Bolivia. Herbert S. Klein .... 140 La Guerra del Pacífico. Chile y su historia. Sergio Villalobos................. 140 Decreto Supremo Comisión bicentenario. ............................................. 148 Unidad 6 Malestar social. Balmaceda en la poesía popular 1886-1896. Micaela Navarrete Araya ........................................................................ 154 Referente europeo Historia del siglo XX chileno. Correa, Figueroa, Jocelyn-Holt, Rolle y Vicuña................................................................... 154 Guerra civil de 1891.1891 Visto por sus protagonistas. José M. Balmaceda ................................................................................ 159

Guerra civil de 1891. Discurso de Julio Zegers en la Cámara. ............. 159 Testamento político de Balmaceda. 1891 Visto por sus protagonistas. 161 Movimiento obrero. Carta de Luis Emilio Recabarren a Abdón Díaz. La cuestión social en Chile. ........................................... 167 La «cuestión social» en Chile. Sergio Grez ........................................... 172 La cuestión social. Historia de Chile, tomo III. Gonzalo Izquierdo......... 172 La cuestión social. ¿Cuestión social o cuestión política? La lenta politización de la sociedad popular tarapaqueña hacia el fin de siglo (1889-1900.) Historia 30. Julio Pinto. ..................... 173 Unidad 7 Imágenes de la clase obrera. Los ecos del taller. En La cuestión social en Chile, ideas y debates precursores (1804-1902). En Sergio Grez Vejotavea. ............................................................................................... 186 Imágenes de la clase obrera Necesidad de conservar la fe en el pueblo. Revista Católica. ....................................................... 186 Los conventillos. Niños de Chile. Cecilia Urrutia............................. 188-189 La diversión a comienzos del siglo XX. La hora. Archivo siglo XX ........ 190 La diversión a comienzos del siglo XX. El cachimbazo. Anónimo. ........ 190 Ley sobre la educación primaria (1920)................................................. 192 Crisis fin siglo XIX. “Discurso sobre la crisis moral de la república” en La cuestión social en Chile. Ideas y debates precursores (1804-1902). Enrique Mac-Iver............................................................... 194 Crisis fin siglo XIX. Balance patriótico, 1925. Vicente Huidobro. ........... 194 Crisis fin siglo XIX. Nuestra inferioridad económica. Francisco Encina. ................................................................................... 195 Unidad 8 Inestabilidad política. La Quintrala, Portales y algo más. Joaquín Edwards.................................................................................... 217 Debate económico. “Antecedentes económicos” en Visión de Chile. Osvaldo Sunkel ....................................................... 226 Debate económico. Chile: un caso de desarrollo frustrado. Aníbal Pinto ............................................................................................ 226 Debate económico. Políticas económicas en Chile 1952-1970. Ricardo Ffrench-Davis............................................................................ 227 Unidad 9 Política y medios de comunicación (documento gráfico)....................... 248 Visiones historiográficas globales. Chile de Alessandri a Pinochet. En busca de la utopía. Alan Angell.............................................................. 250 Visiones historiográficas globales. Historia contemporánea, tomo I. Gabriel Salazar y Julio Pinto .................................................................. 250 Visiones historiográficas globales. “Polarización y violencia en la democracia cristiana y la derecha” en Fascículos de Historia de Chile 1964-1973. Gonzalo Vial. ....................................................................... 251 Unidad 10 1973. Bando número 5 de la Junta militar de Gobierno ........................ 265 1973. Fragmento del último discurso de Salvador Allende ............ 265-266 Transición a la democracia. Los hombres de la transición. Ascanio Cavallo...................................................................................... 276 Transición a la democracia. De lo vivido y lo peleado. Memorias. Luis Corvalán.......................................................................................... 276 Transición a la democracia. Mi lucha por la democracia. Sergio Fernández................................................................................... 277

Territorio chileno actual......................................................................... 21 Origen del poblamiento americano. Teoría del Estrecho de Bering..... 40 Principales áreas culturales en la época precolombina....................... 42 Pueblos indígenas americanos en la actualidad.................................. 44 Pueblos indígenas chilenos precolombinos ......................................... 48 Primer viaje de Cristóbal Colón............................................................ 60 Expedición Diego de Almagro .............................................................. 64 Expedición Pedro de Valdivia ............................................................... 64

Ciudades y fuertes fundados en el siglo XVI ....................................... 65 Importaciones y exportaciones siglo XVI ............................................. 72 Importaciones y exportaciones siglo XVII ............................................ 72 Importaciones y exportaciones siglo XVIII ........................................... 73 División administrativa a fines del siglo XVIII ....................................... 78 Independencia de antiguas colonias europeas en África .................... 94 Variaciones limítrofes en el siglo XIX ................................................. 139 Campaña del general Mariano Osorio ............................................... 145

288

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful