Iglesia Adventista del Séptimo Día “Zambrano” Programa de Escuela Sabática 28 de mayo de 2011 “Las Bienaventuranzas” Propósito del

programa: Aplicar las bienaventuranzas a nuestra vida diaria. Ellas nos llenan de esperanza y confianza en que él, que ha prometido, cumplirá sus promesas. Sugerencias: Pueden incluirse vistas alusivas, para cada una de las bienaventuranzas. (Este programa necesita un narrador para narrar las bienaventuranzas, o cada persona puede decir la suya). Introducción En nuestra vida como cristianos, muchas veces, tenemos que enfrentar dificultades, ultrajes, insultos, maltratos, etc.; y puede ser, que muchos piensen que no vale la pena ser cristianos. Pero Cristo, en el Sermón de la Montaña, pronunció sus famosas e inspiradas “Bienaventuranzas”. La palabra “Bienaventurado”, significa 7 veces feliz. Cristo murió en la cruz del Calvario. Se dice que morir en una cruz era como morir 11 veces, y Cristo de esta forma, murió así 11 veces por nosotros, para que pudiésemos ser 7 veces felices, ¿no es maravilloso su incomparable amor? Por eso, ¿qué importa sufrir un poco en esta tierra, si Jesús sufrió tanto por nosotros, y después, nos dará la recompensa de la vida eterna, con perfecta felicidad? Narrador: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”. Primer participante: Himno #185: “Hay un mundo feliz más allá” Cantemos con gozo en nuestros corazones el Himno #185 “Hay un mundo feliz más allá” Narrador: “”Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación”. Segundo participante
1

Lectura bíblica: Apocalipsis 21:2-4 Les invito hermanos a buscar en sus Biblias Apocalipsis 21:2-4. Narrador: “”Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad”. Tercer participante Oración de rodillas Los mansos y humildes de corazón, que contritos y humillados llegan hasta la presencia de Dios, serán reconfortados en esta tierra, y premiados allá en la tierra nueva. Narrador: “”Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”. Cuarto participante Bienvenida Los que vienen a la casa de Dios, porque tienen hambre y sed de su Palabra, serán saciados con su bendita gracia. Narrador: “”Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. Quinto participante Rumbo La religión verdadera es ésta: Ayudar a las viudas y a los huérfanos en sus necesidades. Podemos ser misericordiosos, llevando alimento y ropa a los necesitados. Si amamos a nuestro prójimo, y compartimos este mensaje de amor con ellos, muchas almas, por las cuales Cristo murió, vendrán al conocimiento de esta verdad, y los que tuvieron por ellos ese amor, recibirán la misericordia de Dios, al darles lugar en sus mansiones eternas. Narrador: “”Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”. Sexto participante Himno especial por la familia Armenta Alvarez Narrador: “”Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”. Séptimo participante
2

Informe de la secretaria (La secretaria presenta el informe de Escuela Sabática del sábado anterior) Narrador: “”Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos”. Octavo participante Historia misionera (La persona responsable del Misionero presenta la historia misionera) Indicaciones generales Narrador: “”Bienaventurados sois cuando os vituperaren y os persigueren, y dijeren de vosotros todo mal por mi causa, mintiendo”. Noveno participante Oración por el repaso de la lección A causa de la Divina Palabra, muchos cristianos fueron perseguidos, y ahora, gracias a Dios, nosotros podemos tener la Biblia libremente y estudiarla cada día. (Orar por el repaso de la lección) Repaso de la lección Agradecimiento Bienvenida a las visitas Conclusión “Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos”. Las Bienaventuranzas que pronunció Jesús, nos alcanzan hoy en día, y nos llenan de esperanza y fe, para seguir luchando en la vida cristiana. Gracias a Jesús, por su gran esperanza: Aunque suframos en la tierra, seremos bienaventurados, o “felices” en la tierra nueva. Oración final

3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful