You are on page 1of 13

LIBERACIÓN DEL FIADOR POR DACIÓN EN PAGO ARTICULO 1900

Queda liberado el fiador si el acreedor acepta del deudor un bien en pago de la deuda, aunque después lo pierda por evicción. CONCORDANCIAS: C.C. arts. 1265, 1278. 1491 y ss.

1.

Disposiciones Generales

El presente dispositivo es una reproducción del ARTÍCULO 1795 del Código Civil de 1936, con algunos matices que mejoran su comprensión. Tiene como premisa el supuesto de la dación en pago como mecanismo de extinción de la obligación principal, por lo que siendo la fianza un contrato de naturaleza accesoria, se entenderá extinguida con la cancelación de la deuda principal. De manera adicional, la norma comentada contempla el caso en el cual, habiéndose entregado el bien para el pago de la deuda, el acreedor lo pierde por evicción, quedando liberado el fiador de manera definitiva. De acuerdo con lo señalado en la doctrina, existen dos posiciones sobre la legalidad del presente dispositivo, las cuales se resumen de la siguiente manera: - Dado que la evicción anula la dación en pago, renacería la obligación del deudor, así como también la obligación del fiador, por la naturaleza accesoria de la fianza(1). - La evicción no determinaría un "renacimiento" de la obligación principal, sino el resurgimiento de una nueva obligación de "saneamiento" a cargo del deudor. En ese sentido, la fianza quedaría definitivamente extinguida a menos que se haga extensiva a garantizar nuevas obligaciones(2)•
(1) PlANIOL. Maree! y RIPERT, Georges. "Tratado práctico de Derecho Civil francés•, Tomo X. Cultural. La Habana,l943. (2) LEON BARANDIARAN. José, •Contratos en el Derecho Civil peruano•. Editorial Gil, Lima, 1939.

Al respecto, debemos indicar que nuestra postura se inclina por la segunda posibilidad, ya que la dación en pago despliega sus efectos extintores sobre la obligación principal que estuvo garantizada por el fiador, tal como lo trataremos en los párrafos siguientes. 2. Saneamiento por evicción

y si ello no es posible debido a la falta de título o derecho del primero debe entonces resarcirse el daño causado(3).En primer lugar. Lima. 2001. Lima. veamos brevemente en qué consiste la naturaleza de la figura del saneamiento por evicción contemplado en el ARTÍCULO 1491 del Código Civil. Max. por lo que la fianza quedará extinguida en su totalidad. cuando indica que el saneamiento constituye en esencia una indemnización. es decir del transferente. Gaeeta Juridica. 1939. En ese sentido. el cual dispone que este tipo de saneamiento opera cuando el adquirente es privado total o parcialmente del derecho a la propiedad. . se pone de manifiesto el deber que tiene el transferente de que el adquirente disfrute del bien adquirido. anterior a la transferencia. p. Lima. "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". Georges. liberación del fiador Conforme al concepto de saneamiento por evicción planteado anteriormente. uso o posesión de un bien en virtud de resolución judicial o administrativa firme y por razón de un derecho de tercero. salvo pacto en contrario. "Contratos en el Derecho Civil peruano". (3) ARIAS SCHREIBER PEZET. PLANIOL. de manera tal que la obligación principal habría quedado extinguida liberando a los garantes del deudor principal. debemos citar lo señalado por el jurista Max Arias Schreiber. Tomo 11I. Mareel y RIPERT. La Habana. dado que cuando se transfiere y correlativamente se adquiere la propiedad {adquisición definitiva} o la posesión ó uso {adquisición temporal}. Editorial Gil. DOCTRINA ARIAS SCHREIBER PEZET. "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". 3. Cultural. 294. 1943. LEON BARANDIARAN. sino el resurgimiento de una nueva obligación de saneamiento a cargo del deudor. José. "Tratado práctico de Derecho Civil francés". Tomo 111. Gaceta Jurídica. Max. Tomo X. el ARTÍCULO es razonable en tanto que la evicción no determina un "renacimiento" de la obligación principal. Al respecto. 2001. podemos verificar que el transferente asume una obligación con carácter ex post a la dación en pago.

o dicha prórroga. La situación es. art. que puede tener indistintamente plazo determinado o indeterminado. en semejantes términos.EXTINCIÓN DE LA FIANZA POR PRÓRROGA CONCEDIDA AL DEUDOR ARTICULO 1901 La prórroga concedida al deudor por el acreedor sin el asentimiento del fiador extingue la fianza. pues. salvo la parte final que agregó el legislador de 1984 para permitir la posibilidad de que la fianza no se extinga si el fiador aceptó anteladamente la eventual prórroga que podría conceder el acreedor al deudor de la obligación principal. habiéndose comprometido sobre la base de que la obligación garantizada tenía un vencimiento determinado. En tal relación obligatoria el acreedor y el deudor convienen en prorrogar el plazo de la obligación. en cuyo caso este queda liberado de la obligación generada por la fianza. simple o solidaria. 1873 Comentario Manuel Muro Rojo La norma contenida en el ARTÍCULO 1901 del Código vigente ya estaba prevista en el ARTÍCULO 1796 del Código de 1936. en los términos expresados en el ARTÍCULO bajo comentario. permitir dicha prórroga sin contar con el asentimiento del fiador podría perjudicar a este. permitir que la prórroga de la obligación acarree por sí la prórroga de la fianza sin asentimiento del fiador. porque puede haber asumido la obligación temporal de fianza con la certeza de que durante el tiempo (original) de vigencia de la obligación principal el deudor estaría en condiciones financieras de responder por sus obligaciones directas (la principal) o responder ante el propio fiador si finalmente se ejecutara la fianza. La doctrina ha expuesto algunos argumentos absolutamente válidos para tal regulación de los efectos de la prórroga de la obligación principal en relación con la fianza: a) Primero. de modo que una prórroga no . CONCORDANCIAS: C. un límite en el tiempo. clara. pues no hay que perder de vista que por la fianza dicho fiador ha asumido un compromiso obligatorio con ánimo de liberalidad.C. y que está garantizada con una fianza. Sea como fuere concretada la prórroga de la obligación principal el hecho es que la misma es efectuada sin intervención o asentimiento del fiador. b) Segundo. salvo que este la haya aceptado anticipadamente. entendiéndose que puede serio incluso unilateralmente. supondría un perjuicio para este que se debe por justicia evitar. el mismo que no puede alterarse arbitrariamente a través de un acto ajeno a él. es concedida por el acreedor. Se trata de una relación obligatoria principal que tiene necesariamente plazo determinado.

por lo que entonces no puede hacerse sin consentimiento del fiador. supondría un acto nulo. sino la continuación del arrendamiento . Así. porque técnicamente una prórroga de la obligación principal sin asentimiento del fiador. ". c) Tercero.. no se entiende que hay renovación tácita. el fiador no queda liberado y la fianza continúa rigiendo' por el plazo que hayan estipulado las partes. pues si tenemos que el contrato de fianza es un acto bilateral. sino la continuación del arrendamiento. si el arrendatario permanece en el uso del bien arrendado. El caso contemplado en esta norma no puede ser considerado como una prórroga (renovación). si no presta su asentimiento la fianza se extingue y el contrato continúa ya sin garantía. una excepción. incluso desde la celebración del contrato. pues. b) En el mismo arrendamiento por tres años y con la misma garantía de fianza. no se entiende que hay renovación tácita. Entonces nos preguntamos. Este es uno de los cambios fundamentales con relación al Código Civil de 1936. que sí . En este punto es pertinente traer a colación un caso relacionado con el tema que venimos tratando: el de la fianza que garantiza las obligaciones del arrendatario en un contrato de arrendamiento. Ocurre que poco antes de que venza dicho plazo determinado. Aquí podríamos describir dos escenarios: a) El arrendamiento es por tres años y las obligaciones del mismo están garantizadas por un fiador por el mismo plazo. Conforme al ARTÍCULO 1901 si el fiador asiente. las partes (arrendador y arrendatario) no dicen nada respecto a una prórroga del plazo ni tampoco sobre la devolución del bien. habida cuenta que el ARTÍCULO 1413 del Código Civil señala que las modificaciones a un contrato original (y la prórroga del plazo lo es). de tal modo que el plazo que antes era determinado se ha convertido ahora en indeterminado. la prórroga alteraría sin duda las condiciones en que fue otorgada la fianza.. como fluye del ARTÍCULO 1901. si la fianza se pactó por el plazo del arrendamiento que originalmente era determinado ¿debe continuar vigente dicha garantía ahora que el plazo del arrendamiento es indeterminado? Nótese que técnicamente no hay prórroga del plazo. según el cual: "Cuando ha vencido el plazo del contrato. no debe confundirse con la continuación del arrendamiento en los términos normados por el ARTÍCULO 1700. deben efectuarse en la misma forma prescrita para ese contrato... pues el propio dispositivo lo niega al decir " . hasta que el arrendador solicite su devolución. entre acreedor y fiador. bajo sus mismas estipulaciones. Todo lo dicho tiene. pues esta requiere acuerdo de voluntades Y. las partes (arrendador y arrendatario) deciden prorrogarlo por un año más. por tanto. la cual puede pedir en cualquier momento". y es cuando el fiador acepta la prórroga del plazo de la obligación principal que concede el acreedor al deudor. Si es así. produciéndose entonces el efecto regulado en el ARTÍCULO 1700 del Código Civil. la garantía continúa. que a su turno prorrogara de por sí el plazo de la fianza. o la ha aceptado anticipadamente. con formalidad solemne (por escrito) cualquier modificación al mismo debería ser de mutuo acuerdo y por escrito.autorizada ni consentida por el fiador podría incluso dar lugar a que durante el plazo de la prórroga el deudor devenga en insolvente.

2. el fiador ya no está obligado por el período de renovación (ARTÍCULO 1901). donde la ley presumía la existencia de una voluntad tácita de renovar el plazo del contrato. pero su vigencia se referenció a la duración del arrendamiento con indicación exacta del vencimiento de este.. sin mayor indicación sobre el vencimiento de este. pero se alude a que su duración será mientras esté vigente el contrato de arrendamiento. también queda liberado el fiador. pues si el arrendamiento se convierte en uno de duración indeterminada el fiador podría válidamente alegar que él solo se obligó por el plazo determinado señalado puntualmente y por lo tanto se libera aunque el arrendamiento continúe. no hay duda alguna. pero se indica que la duración de la misma será hasta la restitución del inmueble arrendado. por aplicación del ARTÍCULO 1700 que dispone la continuación (no la prórroga) del contrato.Si no se especifica propiamente el plazo de la fianza. es de mayor dificultad determinar lo que ocurre con la fianza cuando el plazo del arrendamiento se ha convertido en uno de duración indeterminada. está dispuesto a obligarse por toda la vigencia del arrendamiento. el fiador queda obliga. el cual puede haber continuado (ARTÍCULO 1700) o puede haber concluido o haber sido resuelto sin que se haya verificado la restitución del inmueble. el cual se considera en lo sucesivo como uno de duración indeterminada. plasmada en el citado ARTÍCULO 1700.Si la fianza y el arrendamiento son de plazo determinado.Si no se señala el plazo de la fianza. el Código Civil de 1984 se ha inclinado por una opción técnicamente más aceptable.. el fiador seguirá obligado en caso que opere la continuación del arrendamiento (ARTÍCULO 1700). con indicación de la fecha exacta de expiración de la garantía. Para responder las interrogantes planteadas es necesario analizar algunos casos posibles. salvo que el fiador acepte o haya aceptado anticipadamente obligarse por el período de la prórroga. ya que en esta hipótesis el fiador que no ha precisado la duración de la fianza. do hasta entonces.Si no se especificó el plazo de la fianza. 4. Está claro que en esta hipótesis la duración de la fianza se extiende más allá de la vigencia del contrato de arrendamiento. aun cuando no ha sido preciso en la fijación del plazo de la garantía. que niega la tácita reconducción y considera la continuación del arrendamiento bajo sus mismas estipulaciones con excepción del plazo. En tal escenario ¿qué sucede con la fianza cuando se produce la continuación del contrato de arrendamiento? ¿se libera el fiador o se mantiene aún obligado durante el período indeterminado del contrato? Ya ha quedado claro que si el contrato de arrendamiento es de duración determinada y se pacta una prórroga del plazo. En cambio.contemplaba la denominada "tácita reconducción". si es que el arrendatario permanecía en el uso del bien ante el silencio del arrendador.. pues. hasta la conclusión o resolución del mismo. En cambio.. así tenemos: 1. 3. . en esta hipótesis es válido sostener que el fiador. solo ha querido obligarse por el plazo original del arrendamiento aunque después este plazo se extienda por aplicación del ARTÍCULO 1700.

ha de interpretarse que esta es de carácter absolutamente indeterminado. LEÓN BARANDIARÁN. "Sistema de Derecho Civil"..5. debido a que se considera valor entendido que las garantías deben subsistir porque la relación jurídica es la misma. Una pauta de orientación que nos hace concluir que en los casos 3. el fiador sigue obligado cuando el arrendamiento se ha convertido en uno de plazo indeterminado. Luis y GULLÓN. 11. . Lima. Okura Editores. por tanto. 1980. pues al no existir mayores elementos de juicio sobre la duración que han querido darle las partes a la fianza. Max. Exposición de motivos y comentarios". Tomo 1. Delia (compiladora). 4 Y 5 antes descritos. REVOREDO DE DEBAKEY. José. Antonio. Tecnos. WG Editor. que si operaba la "tácita reconducción" no subsistían las garantías que constituyó un tercero en el contrato anterior. 1985. lima. "Código Civil. Lima. Madrid. no debían pasar a otra sin consentimiento del fiador. que señalaba. Tomo V. 28 edición. Colección completa.por lo tanto se ha estimado pertinente no reproducir la segunda parte del ARTÍCULO 1532 del Código derogado. Tomo VI. 1993. 2006. es decir que el arrendamiento sigue siendo el mismo y lo único que ha cambiado es la calidad del plazo (de determinado a indeterminado}. salvo que lo contrario se haya pactado contractualmente. el fiador queda obligado inclusive por la continuación del contrato (ARTÍCULO 1700). Gaceta Jurídica. Actualmente el Código vigente no regula la "tácita reconducción" -o sea que no hay dos contratos sino uno solo. "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". DOCTRINA ARIAS SCHREIBER. con mucho acierto. dado que las mismas se habían otorgado para una relación contractual específica y. es el antecedente legislativo recogido en la segunda parte del ARTÍCULO 1532 del Código Civil de 1936.Si no se señala la duración de la fianza y solo se limitan las partes a constituir la garantía. Vol. "Tratado de Derecho Civil". DIEZ-PICAZO.

(1) PLANIOL. "Tralado práctico de Derecho Civil francés". (2) ARIAS SCHREIBER PEZET. así como el perjuicio efectivamente causado al mismo por causas imputables al acreedor (2). La Habana. Disposiciones Generales Este ARTÍCULO establece una serie de elementos y hechos a ser analizados por el fiador de manera previa al eventual pago de la obligación principal. Gaeela Jurídica. debemos precisar que el mismo debe ser aplicado tomando en cuenta el grado de imposibilidad o impedimento para la subrogación del fiador. Max. no será liberado de su obligación de garante y que cuando dichos actos no han impedido más que parcialmente el reembolso del fiador.LIBERACIÓN DEL FIADOR POR IMPOSIBILIDAD DE SUBROGACIÓN ARTÍCULO 1902 El fiador queda liberado de su obligación siempre que por algún hecho del acreedor no pueda subrogarse.C. no específica si esta imposibilidad podría ser absoluta o relativa. arto 1889 Comentario Magaly Cervantes Negreiros 1. Para todos los casos resulta lógico pensar que cuando el fiador no ha sufrido ningún perjuicio como consecuencia de actos que son reprochables al acreedor. Al respecto. p. Tomo X. para entender mejor el supuesto presentamos el siguiente ejemplo: . ya que al establecer la imposibilidad de subrogación como causal de liberación del fiador. CONCORDANCIAS: C. Aplicación práctica del precepto Sobre la aplicación del ARTÍCULO 1902 del Código Civil. 917. Al respecto. Cultural. este será liberado solo en la parte del perjuicio sufrido(1). 1943. 2001. Mareel y RIPERT. podrían presentarse ciertas dificultades al interpretar el presente ARTÍCULO. Lima. antes de ser requerido a un eventual pago por el acreedor. "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". p. 322. Georges. 2. de tal manera que deberá tener en cuenta que al asumir una obligación será necesario para él constatar la existencia de la real posibilidad de accionar contra el deudor. Tomo 111. mediante la subrogación.

con la finalidad de evitar posibles interpretaciones erróneas en la práctica. Cultural. 1943. en calidad de garantía mobiliaria. Tomo 111. Finalmente.No obstante ¿qué sucede si el auto sufre una destrucción parcial? ¿el fiador queda liberado parcialmente? En este punto. PLANIOL. el cual contempla en su ARTÍCULO 2045 la posibilidad del fiador de liberarse parcialmente en caso de imposibilidad parcial de subrogación. Sin perjuicio de ello.. consideramos que procedería también la liberación total del fiador en el entendido de que la destrucción parcial del auto. DOCTRINA ARIAS SCHREIBER PEZET. La Habana.El señor X es acreedor de Y. . sufre una destrucción total por culpa de este último.No obstante. 2001. Tomo X. podría significar su depreciación o inhabilitación total. Marcel y RIPERT. ya que contaba con dicha garantía al momento de obligarse como fiador de Y. también el perjuicio del fiador sería total. Georges. En todo caso. .000.000. "Tratado práctico de Derecho Civil francés".En este caso. el auto. y este le entrega. consideramos que hubiera sido acertado que nuestro Código contemple explícitamente el supuesto de la liberación parcial del fiador en el caso que este sea perjudicado solo en una parte. podemos citar el caso del Código Civil argentino. en dicho contexto. Max. un automóvil por el monto ascendente a US$ 5. por la suma de US$ 7. que estaba en poder de X (acreedor). "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". Z se constituye como fiador de Y. . . Gaceta Jurídica. consideramos que ello deberá ser resuelto en cada supuesto real por la autoridad judicial correspondiente. Lima.

que al operar entre el fiador y el deudor. debemos resaltar que la figura de la consolidación es un mecanismo de extinción de obligaciones.C. el cual limitaba su aplicación a la consolidación cuando el deudor heredaba al fiador y viceversa. estableciendo la aplicación de una consolidación derivada de cualquier tipo de relación que 'pueda existir entre el fiador y el deudor. De esa manera. aunque esta última sea inferior a la del deudor. por ello se dice que el obligado principal para el subfiador es finalmente el propio fiador. En ese sentido. No obstante. el Código Civil vigente le da otros efectos a la compensación respecto al subfiador. si opera la consolidación entre el deudor y el fiador. . o en todo caso debería generar. no extingue la obligación del subfiador. ¿cuál es el fundamento de dicha distinción?. El subfiador El subfiador es aquel que garantiza la obligación asumida por el fiador. se extinguiría la obligación que tiene el segundo frente al primero. CONCORDANCIAS: C. consideramos que para tener una respuesta razonable debemos recordar previamente cuál es el fundamento del uso de la figura de la subfianza en un contrato de fianza. respecto del garante y no del deudor. Al respecto. En el Código actual se plantea esta posibilidad de manera más general. Disposiciones generales Este dispositivo es similar al contenido en el ARTÍCULO 1801 del Código Civil de 1936. ya que este último es parte de la relación accesoria a la relación existente entre el fiador y el fiado.SUBSISTENCIA DE LA OBLIGACIÓN DEL SUBFIADOR ARTÍCULO 1903 La consolidación del deudor con el fiador. efectos extintores respecto a las obligaciones del subfiador. genera. 1868 Comentario Magaly Cervantes Negreiros 1. De ahí que todo lo aplicable al fiador en lo que respecta al contenido y alcances de su obligación rige también para el subfiador. ar/s. 1301. por lo que lo lógico es que al no tener obligación que garantizar el subfiador quedaría igualmente liberado. 2. 1300. la obligación del subfiador no podrá exceder a la del fiador.

Madrid. consideramos acertado que el legislador establezca esta norma de carácter excepcional para que el acreedor pueda tener contra quien dirigir su reclamación para la efectividad de la obligación de la fianza. La norma como supuesto de excepción Tomando en consideración lo mencionado hasta este punto.) no es más que por la imposibilidad en que el acreedor se encuentra de perseguir la ejecución de su crédito o el ejercicio de su acción porque tendría que entablarla contra sí. Gaceta Jurídica. por lo que para efectos prácticos. la subfianza no puede dejar de subsistir.3. la norma comentada está pensada para proteger al acreedor. Lima. 2001. aquel se vería imposibilitado de perseguir la ejecución de su crédito o el ejercicio de su acción.. 353. José María. quien define esta excepción de la siguiente manera: "La razón o fundamento de ello (. y siendo esta la causa de extinción solo puede estimarse la misma dentro de los límites de dicha imposibilidad (. no obstante. la obligación del subfiador quedaría igualmente extinguida. el real y verdadero garante frente al acreedor sería el subfiador. Al respecto. Max..) y como la dificultad derivada de la confusión no existe en el caso de haber un subfiador contra el cual pueda dirigirse la reclamación para la efectividad de la obligación de fianza. ya que de extinguirse la obligación del subfiador. . con la consolidación el deudor y el fiador se confundirían en una misma persona. Tomo 111. 1950. 'Comentarios al Código Civil español". no puede dejar de subsistir esta en cuanto al mismo". resulta importante citar lo señalado por el jurista español José María Manresa y Navarro(1). Consecuentemente.. "Exégesis del Código Civil peruano de 1984". José María. En la realidad. 1950. MANRESA y NAVARRO. "Comentarios al Código Civil español". Madrid. DOCTRINA ARIAS SCHREIBER PEZET.. es lógico concluir que al extinguirse la obligación del fiador. p. (1) MANRESA y NAVARRO. en ese sentido.

Ese negocio jurídico se sustenta en que el garante pretende respaldar al garantizado. que el declarante pretenda afectar mediata o indirectamente su patrimonio.DOCUMENTOS QUE NO CONSTITUYEN FIANZA ARTÍCULO 1904 Las cartas de recomendación u otros documentos en que se asegure o certifique la probidad o solvencia de alguien no constituyen fianza. por lo que su formación presupone una voluntad común que debe perfeccionarse válidamente para fines de generar el respectivo contrato. esto es. Por lo tanto. 1868. En las cartas de recomendación. al caso de las denominadas confort letter. resulta francamente innecesario que el legislador haya establecido la norma bajo comentario. Dichos documentos que se gestionan y tramitan para fines de operaciones en el sistema financiero no son ni representan garantía alguna. no hay una voluntad de contratar. es claro y manifiesto que dichas cartas no pueden ser consideradas desde ninguna perspectiva jurídica como fianza alguna. algunas de dichas cartas de presentación pueden generar determinados efectos comerciales. dado que el negocio jurídico es solemne conforme a lo regulado en el ARTÍCULO 1871 del Código Civil. en la práctica pueden generar tal compromiso que deriven . asumiendo una obligación propia. siendo que además corresponde su interpretación restrictiva en aplicación de la previsión contenida en la primera parte de su ARTÍCULO 1873. 1871 Comentario Marco Antonio Ortega Piana La fianza es una garantía personal que se constituye mediante la celebración de un negocio jurídico bilateral con carácter formal. En ese orden de ideas. comprometiendo su patrimonio. no cumplen sus presupuestos ni requisitos constitutivos. que además corresponden a declaraciones meramente unilaterales y que carecen de un elemento recepticio. "comprometiendo" al declarante. Nos referimos. . desde una perspectiva extrajurídica. arts. Desde esa perspectiva. y encontrándonos además frente a un contrato formal. por ejemplo y de manera particular. no es menos cierto que. desde el punto de vista legal. se advierte la ausencia de una voluntad de garantizar. frente al deudor común. empero. No representan propuesta u oferta alguna. conviniéndose asumir una deuda con carácter accesorio y subsidiario. presentación y similares. por consiguiente. no hay una voluntad de obligarse y. CONCORDANCIAS: C.C. de asumir una obligación en respaldo de una obligación ajena. de manera que por su aceptación pudiese entenderse la presunta celebración de un contrato. el objeto de toda fianza no es sino garantizar. No obstante.

de presencia innecesaria. una norma que carece de mayor fundamento y utilidad. 2004. undécima entrega. "Código Civil. Lima. En: "Advocatus". Okura Editores. 1985. En: REVOREDO DE DEBAKEY. Hay una suerte de responsabilidad moral. revista editada por alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Lima. al igual que muchas otras disposiciones del Código Civil. Delia (compiladora). el ARTÍCULO 1904 resulta. prácticamente como si fuesen para el propio declarante.en una asunción voluntaria de deuda. y es que comprometen el prestigio e imagen en la respectiva industria del declarante (lo cual tiene un valor inconmensurable. Angela (con la colaboración de CÁRDENAS QUIRÓS. Lima. "Breve estudio sobre la fianza". En realidad. de quien presentó a determinada persona o empresa para fines que se le concedan facilidades crediticias. ORTEGA PlANA. Marco Antonio. no legal. . Exposición de motivos y comentarios". y si ello fuese la voluntad. Carlos). Tomo VI. Max y ARIAS SCHREIBER MONTERO. en especial en determinados negocios). Exposición de motivos y comentariosContrato de fianza. la misma tendría que implementarse conforme a las exigencias de ley. ya que desde el punto de vista conceptual es obvio que un documento de recomendación o presentación no entraña una voluntad cierta de garantizar deuda ajena alguna. DOCTRINA ARIAS SCHREIBER PEZET.

7.4203/.  . .//0 070. :3/F.2.3472.   #% !  ./0..9:8 70.0/.N.7/0:/. 3/:897.42039.39. 9030 :3 .  O/4 .7.-/.  548.432038:7. 340..1.-0 030850.4 6:0 :3 /4.4314720. /0 /0.390  ./247.  3 70.     .390 4 . 5./.70.03970.7.780. 1308 6:0 80 0 .748  548.424 8 1:0803 5..03.//02.08 4-...748  %424 '  :7./.89.O3 4 5708039. :3...47 3./ /0570803.43./47.&3.903/7J. 8:0790/07085438.4:39.7. :3.20390 ..4.6:0.7.0/9..0/02.4 39434  70.6:0/08/005:394/0. 2.0 089:/4 84-70. 3/. :.7.03 03 .9.O3/0 249.8 /8548..7./.:3. /0 /0:/.4/0..078/..  #$ $##  %#  30./  0 #% &    708:9.20394 :9/. .7484397.43.. . 70850.8  57E.89.079.08. 0 57454 /0.48  .  3 #' #     0.547.O3 34 0397.O3 ..O3 /0 249.03 :3.48 /06:035708039O..471:3/.. 6:0 2:. :3./ .8:3.   08 6:0 . 282../...:2348/0./48304.059:. 4 025708.42039.8 497./08 . 507843.3.-47.4308/0 O/4...3 1.8003. /090723.43./.70/9..03/090723. ..425.7.4.48  .94 /0 1.4:39.:20394 /0 70.8/00     %#  #$ $## !%  ..O3/0  #$"&# $ .9. /94708  2. .4:39.4257420903 0 570894 0 2. 8041:080.3.:9.:.330.6:02502039.

 .