UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES FACULTAD DE MEDICINA DEPARTAMENTO DE HUMANIDADES MEDICAS

DIRECTORA: Prof. Dra. Delia Outomuro

INSTITUTO Y CATEDRA DE HISTORIA DE LA MEDICINA
DIRECTOR: Dr. Prof. Consulto Federico M. Pérgola

“RESUMEN HISTORICO DEL TRATAMIENTO DE LA HERNIA INGUINAL”
MONOGRAFIA DE LA MATERIA: HISTORIA DE LA MEDICINA POR: JORGE ADOLFO COSENZA. Médico ADSCRIPTO AL DEPARTAMENTO DE: CIRUGIA GENERAL AÑO: 2011

DNI: 12.647.360 Dirección: 3 de Febrero 1611 San Fernando (1646) Pcia. de Buenos Aires Correo electrónico: jacosenza58@yahoo.com.ar Teléfonos: 4746 – 2291 - 15 – 5010 – 3037 (Celular) Hospital, cátedra o centro de investigación al que pertenece: Hospital Zonal General de Agudos “Petrona Villegas de Cordero” de San Fernando

Especialidad que practica o investiga: Cirugía General Docente encargado de su comisión: Prof. Lic. Norma I. Sánchez Fecha de presentación de la monografía 04 de Agosto de 2011 Palabras clave: Historia de la cirugía – hernia inguinal-historia de la hernioplastia

) el padre de la medicina. tierra y aire) realizó importantes descripciones quirúrgicas y sentó las bases de la ética médica.1 INTRODUCCION No podemos intentar hablar del tratamiento de las hernias inguinales mientras no se completó el conocimiento anatómico de la región inguinal. que puede aplicarse a cualquier rama de Figura N° 1: Hipócrates de Cos . de C. todo lo anterior es prehistoria. Por lo tanto la verdadera historia de la cirugía de las hernias inguinales comienza hacia finales del siglo XIX con Eduardo Bassini. Célebre es su frase "Lo importante es no causar daño". China) se enfrentaron también a este problema mediante cataplasmas. La figura N° 1 representa a Hipócrates de Cos (460 a. han sido muy variados los procedimientos empleados a lo largo de la historia para tratar esta enfermedad. Aunque su saber no se basaba en los conocimientos anatómicos sino en la doctrina de los cuatro elementos de Empédocles (fuego. vendajes o herniotomías. Al igual que en otras patologías. Como en tantas otras ramas del saber. nos remontamos a las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma como punto de partida de nuestra revisión. sin que la aparición de uno nuevo suponga la desaparición total de las prácticas anteriores. Egipto.377 a. Indica. tampoco puede hablarse de cirugía hasta que no se suprimió el dolor y la infección. agua. de C. Cada uno de los nuevos procedimientos ha coexistido (y coexiste en la actualidad a veces) con otros más antiguos. RESUMEN HISTORICO DEL TRATAMIENTO DE LA HERNIA INGUINAL La historia del tratamiento de la hernia inguinal es la historia de la Humanidad en su lucha contra un padecimiento muy frecuente. sin olvidar que otros pueblos (Mesopotamia.

C.C. En cuanto a Galeno de Pérgamo (130-199) se formó bajo la influencia helenística y siguió las enseñanzas de Hipócrates. recomendación que sería ignorada posteriormente hasta la época moderna. Sus ideas dominaron la medicina europea durante varios siglos. Ejerció una influencia negativa sobre la cirugía al considerar que la supuración era imprescindible para curar las heridas. Siguiendo los principios hipocráticos de no hacer daño hace especial mención a la conservación del testículo. La figura N° 2 representa instrumentos quirúrgicos romanos. Hipócrates fue el máximo representante de la medicina helenística. Pablo de Aegina (siglo VII) y Caspar Stromary (siglo XVI) consideraban necesario extirpar el testículo. En este sentido. que describió correctamente el íleo asociado a la hernia estrangulada. Su idea sobre el origen de las hernias era la rotura del peritoneo. Sin embargo esta máxima no siempre fue tenida en cuenta a lo largo de la historia como veremos. discípulo de Aristóteles llegó a realizar celiotomías para el tratamiento de las hernias.2 la medicina y por tanto al tratamiento de las hernias. Otro representante de la medicina de la Roma antigua fue Areteo de Capadocia. De la Grecia Clásica pasamos a Roma. Praxágoras (escuela peripatética) y Herófilo (escuela alejandrina). concepto erróneo que permanecería hasta el siglo XIX. . Entre los máximos representantes de la Medicina de la Antigua Roma están Celso y Galeno.-50 d. Praxágoras. Estas ideas marcarían la medicina y la cirugía de toda la Edad Antigua y Media. Celso (30 a. Sus errores anatómicos no fueron corregidos hasta el siglo XVI con los estudios de Vesalio. a la que seguirían Aristóteles.) Figura N°2: Instrumental quirúrgico Romano describe en su "De Medicina" el tratamiento de la hernia inguinal con resección del saco y conservación de los testículos (Herniotomía).

En la Edad Media se produce un gran retroceso en el campo de las Ciencias y de la Medicina. nacido en 932 y representado en la figura N° 3. más conocido como Lanfranc (Figura N° 4) y Guy de Chauliac. El primero es considerado como el fundador de la Cirugía en Francia. Este concepto era defendido todavía en el siglo XIX por Charles McBurnery. Aunque utilizó la cauterización en el tratamiento de muchas enfermedades. entre ellas la hernia. Autor de la Chirurgia Magna puso en entredicho algunas de las enseñanzas de Galeno. El segundo. Durante la edad media. Escribió un tratado de Cirugía y tradujo la obra de Pablo de Aegina. en la Universidad de Montpellier. en manos de Figura N° 3: Albucasis cirujanos-barberos sin formación. la Península Ibérica también fue cuna de algunos médicos insignes. revisó los conocimientos existentes hasta entonces sobre la hernia inguinal. En su obra "Epitome" habla de las operaciones de la hernia y de la necesidad de extirpar el testículo. en contra de lo establecido por Celso. En las postrimerías de la Edad Media destaca la figura de dos médicos franceses del siglo XIV. La aplicación de este dispositivo alrededor de la masa herniaria provocaba una inflamación y posterior cicatrización. En el campo de la cirugía destaca la figura del médico cordobés Albucasis. La herencia clásica es conservada por los médicos árabes. muchos de los cuales se formaron en la tradición alejandrina y establecieron como centro cultural y cuna de la medicina la ciudad de Gondeshapur en Persia. con cierre del orificio herniario. desde la herniotomía hasta el hilo de oro. Guy de Figura N° 4: Guido de Lanfranc . Sin embargo. también insistió en la necesidad de conocer la anatomía para aplicar el tratamiento correcto.3 En la época bizantina destaca la figura de Pablo de Aegina (625-690). fuera de círculos reducidos de saber. En sus escritos. la hernia se trataba sobre todo con bragueros y mediante ligadura del saco y castración. Guido de Lanfranchi.

fue Ambrosio Paré (1510-1590). adoptando después el método español de la puntura de oro. caracterizada por la revisión crítica de todo lo aprendido hasta entonces. En la actualidad sigue vigente la primera sentencia. representado en la figura N° 5. unida al estudio anatómico sobre cadáveres. en el campo de la cirugía práctica. A partir del siglo XV hablamos de una nueva era en la Medicina. sin necesidad de incisión. Figura N° 5: Ambrois Paré . que describió varios tipos de hernia. Uno de los pioneros fue el médico florentino Antonio Benivieni. Aunque la figura más sobresaliente en el campo de la Anatomía fue Vesalio. Sin embargo en el campo de la cirugía herniaria seguía vinculado a la errónea idea de que dicha dolencia consistía en un desgarro del peritoneo. Con todas estas premisas llegamos al Renacimiento. no así la segunda.4 Chauliac resumía el sentir de la época respecto a la hernia inguinal: la hernia era una dolencia potencialmente muy peligrosa y la única base para su tratamiento era la pura esperanza. Una variante del hilo de oro es el procedimiento de la herniotomía percutánea (mínimamente invasiva) ideada por una cirujano español y consistente en la introducción de un alambre Figura N° 4: Guido de Lanfranc mediante una aguja. colocación alrededor de la masa herniaria y anudado para provocar la cicatrización. En algunos casos evitaba el sacrificio del testículo. Practicó la herniotomía y cauterización. También practicó el vendaje herniario.

estaba Figura N° 6: Bragueros Ambrois Paré fundamentalmente en manos de charlatanes y curanderos sin escrúpulos que iban de ciudad en ciudad y daban respuesta a un problema al que la medicina científica no había logrado encontrar una solución satisfactoria. ya advocado en épocas anteriores por Lanfranc. Podemos decir que en el Renacimiento persistía la concepción medieval de que el tratamiento de las hernias inguinales era conservador. Sólo en caso de complicaciones se recurría al tratamiento quirúrgico. fijaba el extremo superior a la Figura N° 7: Pierre Franco Siglo XVI pared abdominal y dejaba que el extremo inferior . no así su curación definitiva. Mediante la introducción de una sonda bajo la piel llegaba al anillo herniario. permitiendo la reducción de la hernia.5 En Figura N° 6 se expone el dispositivo utilizado por Paré para el tratamiento conservador de las hernias. La práctica de la herniotomía. En los casos de gangrena intestinal realizaba la extirpación del intestino afecto. de resultados inciertos. con extirpación del testículo. El primero y único cirujano del siglo XVI en tratar los casos de hernias estranguladas (consideradas como mortales hasta entonces) fue Pierre Franco (figura N° 7). introducía un escalpelo y lo agrandaba.

En este sentido. Figura N° 9: Sir Percivall Pott . Figura N° 9: Sir Percivall Pott (figura N° 9) partidario de la intervención rápida de las hernias estranguladas. cuya naturaleza no se conocía. los enfermos sucumbían por el dolor y la infección Hasta el siglo XVIII todos los procedimientos empleados para el tratamiento de las hernias eran empíricos pues no se basaban el conocimiento anatómico ni fisiológico de la región inguinal. o de reducir una hernia estrangulada sin poder evitar su recidiva. Este gran cirujano inglés del siglo XVIII. describió diversas enfermedades y dio un gran impulso a la medicina de su tiempo. en el campo de la cirugía herniaria prevalecían las prácticas de los barberos. época de Ilustración. En el siglo XVII sigue progresando la Anatomía en la figura N° 8 puede observarse el célebre cuadro de Rembrandt que representa la Lección de Anatomía del profesor Nicolás Tulp. y pese a la audacia de sus tratamientos. Sin embargo. de extirpar el saco herniario. que comenzó como barbero-cirujano. cuando sufra un gran auge el estudio anatómico de la región inguinal. El progreso de la Anatomía ayudaría a que la Cirugía se convirtiera en una Figura N° 8: Rembrandt “La lección de Anatomía” práctica con base científica y se reconociera oficialmente. integrados y reconocidos en Inglaterra como la Compañía de Barberos-Cirujanos. No es hasta el siglo XVIII. célebre anatomista y Alcalde de Amsterdam. sentando las bases para el desarrollo de la moderna cirugía herniaria de finales del XIX.6 se necrosara. Sir Percivall Pott. Se trataba simplemente de evitar la salida del contenido herniario mediante procedimientos conservadores. escribió un tratado sobre las mismas. Sin embargo.

basado en años de disecciones anatómicas y operaciones con las que sentó el fundamento de la moderna cirugía de la hernia inguinal. El representante español de esta generación de anatomistas fue Antonio de Gimbernat (1734-1818). con lo que mejoró la técnica operatoria (figura N° 10). (figura N° 11) discípulo de Hunter.7 Otro gran cirujano del siglo XVIII fue Antonio Scarpa (1752-1832). Entre otras aportaciones están la comprensión de la función de las capas de tejido conectivo del abdomen el origen y tratamiento de las hernias. describió al menos diez estructuras anatómicas y contribuyó al estudio anatómico de la región inguinal. Resaltó la importancia de comprender el pliegue del arco crural en relación con la patogenia y tratamiento de estas hernias. donde describe el ligamento que lleva su nombre. descripción de la fascia transversalis y de la estructura tubular del anillo inguinal interno. Autor del tratado "Nuevo Método de Operar en la Hernia Crural”. fascia Figura N° 11: Sir Astley Cooper cremastérica de Cooper). Catedrático de Cirugía de Barcelona. . (figura N° 12) también discípulo de Hunter. Figura N° 10: Antonio Scarpa El más destacado anatomista de este siglo fue Sir Astley Paston Cooper (1768-1841). cirujano del Hospital de la Santa Cruz y fundador del Real Colegio de Cirugía de San Carlos de Madrid. basada en el conocimiento anatómico. Su mayor aporte fue el "Treatise on Hernia". la descripción de varias estructuras que llevan su nombre (ligamento de Cooper.

Poupart. catedrático de cirugía en Glasgow. pero corresponde a Bassini el método de publicar la primera descripción completa de un procedimiento capaz de solucionar el problema que había acuciado a la Humanidad durante muchos siglos. Junto a los progresos anatómicos puestos en marcha desde el siglo anterior Figura N° 12: Antonio de Gimbernat tuvieron lugar dos grandes logros: la anestesia y la antisepsia. En 1867. Czerny. Lister (1872-1912). Bassini. En España. El siglo XIX supuso un período muy fructífero para el progreso de la medicina y de la cirugía. Figura N° 14: Salvador Cardenal catedrático de Cirugía de Barcelona. Billroth. Algunos de ellos Figura N° 13: Joseph Lister se dedicaron a buscar un tratamiento radical para la hernia inguinal siguiendo caminos casi paralelos. Marcy. Fueron discípulos suyos. creador en Viena de una de las más famosas escuelas de . publica sus trabajos sobre la asepsia y antisepsia en la revista Lancet. El gran maestro de la Cirugía del siglo XIX fue Theodor Billroth (1829-1894) (figuraN° 15). el gran introductor y defensor del método de Lister fue el catalán Salvador Cardenal (figura N° 14). Cloquet. Thomson y Hesselbach. Richter. Halsted y Lucas-Championnière.8 Otros nombres de anatomistas destacados son Camper. Gracias a su aporte disminuyó el número de infecciones quirúrgicas y supuso un gran avance para la cirugía.

Polya y Martell. Lister y Wells publica en 1889 el método que lleva su nombre. Recomendaba no abrir el saco herniario para evitar complicaciones sépticas en el peritoneo. Nussbaum. En 1876 publicó los resultados de los Figura N° 15: Theodor Billroth Departamentos quirúrgicos de Zúrich y Viena y en cuanto a la hernia inguinal refiere un 60% de herniotaxis y un 50% de mortalidad en el 40% que fueron operadas. Basándose en los conceptos de Lister y en los conocimientos anatómicos. desarrolla lo que el llama la "Cura Radical para el Tratamiento de la Hernia Inguinal". Es de destacar que dudó en publicar sus resultados. Von Haberer. con discípulos tan famosos como Lotheissen.9 cirugía de la Historia. Mognihan. fundamentalmente por infecciones. Langenbeck. Profesor de Cirugía en la Figura N° 16: Edoardo Bassini Universidad de Padua y discípulo de Billroth. Edoardo Bassini (1844-1924) (figuraN° 16) está considerado el Padre de la hernioplastia moderna. pues . Finsterer.

sin conocer la técnica de su homólogo europeo. con un seguimiento de 5 años. representado en la figura N° 18. Estos métodos consistían en la ligadura del Figura N° 17: Hernioplastia de Bassini saco y cierre del orificio herniario mediante duplicación fascial.10 pensaba que "considerando todo lo que se ha escrito sobre el tratamiento radical de la hernia inguinal hasta el momento. El método de Bassini (figura N° 17) consiste en la reconstrucción de la pared posterior del canal inguinal mediante la llamada triple capa. observando que uno de cada tres pacientes tenían recidivas. En 1889 (mismo año que Bassini) publicó su método para el Figura N° 18: William Halsted tratamiento de la hernia inguinal (posteriormente modificado). Se formó en Europa y fue el primer jefe de cirugía del Johns Hopkins Hospital de Baltimore. Con su método Bassini obtuvo un 3% de recurrencias. accediendo así al espacio preperitoneal de Bogros. William Stewart Halsted (1852-1922). Comenzó operando hernias con los métodos de Czerny y Championnière. Sin embargo cuando Halsted realizó su primera intervención Bassini ya llevaba un seguimiento de la suya de 5 años (realizó la primera intervención en 1884).6% (Hay). Los resultados actuales de la técnica original de Bassini han obtenido unas recurrencias del 6% (Kux) y 8. Fue el primero en realizar la división completa de la fascia transversalis. . puede ser un poco arriesgado tratar de publicar más sobre el tema".

basada en el empleo no del ligamento inguinal sino del ligamento de Cooper. están las modificaciones de Lotheissen y Naraht (1898). Propuso una técnica para tratar los casos de recurrencias tras la operación de Bassini o cuando ésta no era posible. Figura N° 19: Chester Mc. Vay Anson recuperan la técnica de Lotheissen tras gran número de disecciones anatómicas. Posteriormente surgieron múltiples modificaciones de la técnica de Bassini. Seelig y Tuholske (1914).Vay (figura N° 19) y Barry J. corresponden a Bassini el método de ser el primero en publicar una descripción precisa. Bendavid ha recogido hasta 81 métodos para tratar la hernia inguinal y 79 para la hernia femoral. Ferguson (1899). Handley (1918). . Bastianelli (1913). en algunos casos justificadas como necesidad de tratar situaciones que no eran candidatas al método original y en otros como adulteraciones de la técnica que contribuyeron a empeorar los resultados y a desvirtuar la idea original de Bassini. que publicó en 1871 la "Curación Radical de la Hernia" y en 1892 propuso la sutura simple del anillo interno. Moloney (1958). Por tanto. Kirschner (1939). sus descripciones fueron menos precisas y no determinan con exactitud las capas que deben suturarse para restablecer la oblicuidad del canal inguinal. Una de las primeras modificaciones fue George Lotheissen.11 En cuanto a Marcy (1837-1924). etc. Shouldice (1945). de un tratamiento radical de la hernia inguinal. Así. En 1942. Kinmonth (modificación de la técnica de Moloney). en 1898. Chester Mc. tanto del método como de los resultados. con la publicación de "A Fundamental Error in Current Method of Inguinal Herniorrhaphy". Adam (1930). en Innsbruck.

en Toronto. Es la técnica standard en los países germánicos. con Figura N° 20: Técnica de Mc.4% de recidivas en la Clínica Shouldice hasta el 6.2%. representado en la figura N° 21. inicialmente publicada en 1945 como una técnica que no dividía la fascia transversalis y modificada en 1953 con división de la misma y sus reconstrucción con sutura. existiendo muchas series que comunican un índice de recidivas entre el 3-6%. (figura N° 22) Los resultados de la técnica de Shouldice varían desde el 1. En un estudio francés llegó a ser del 11. Vay sutura de la aponeurosis del músculo transverso al ligamento de Cooper desde el tubérculo púbico a la vena femoral. (figura N° 20) Esta técnica ha sido criticada por la gran tensión de la sutura y el gran número de recurrencias. . aproximándose a los principios de Bassini. La modificación de la técnica de Bassini con mejores resultados ha sido la de Edward Earle Shouldice.12 Anson y McVay se basaban en el descubrimiento de que la inserción de la porción aponeurótica del músculo transverso tenía lugar en el ligamento de Cooper.1% del estudio francés de Hay. Defendieron la técnica para todo tipo de hernias. Figura N° 21: Earle Shouldice En 1969 Sheaburn establece las bases de la técnica actual. con cuatro capas de sutura contínua que permiten distribuir adecuadamente las fuerzas de la sutura y disminuir la tensión.

No se trata de tratar una recidiva sino de evitarla. el empleo de prótesis que inicialmente ser reservaba para grandes defectos o para hernias recurrentes se amplía a todas las hernias. Ya no se trata de reconstruir la pared posterior debilitada del canal inguinal mediante suturas sino de sustituir esta pared por una prótesis que evite las recidivas. describen el empleo de un cilindro de prótesis para el tratamiento de las hernias femorales y hernias inguinales recurrentes. . Francis Usher (1908-1980). En 1986 aparece el término "hernioplastia sin tensión" de Lichtenstein para el tratamiento de la hernia inguinal primaria. Los autoinjertos eran insuficientes para tratar grandes hernias y con homoinjertos de fascia lata y duramadre liofilizada no obtuvo buenos resultados. describe el empleo de material protésico en el tratamiento de las hernias. centrándose en el estudio del polipropileno como material protésico para el tratamiento de las hernias y defectos de la pared abdominal. en la figura N° 23. Usher estudiaba en 1953 las recurrencias de la hernia Figura N° 22:el empleoShouldice inguinal y Técnica de de autoinjertos de fascia lata. El empleo de las prótesis sería popularizado a partir de los años 60 por Rives y Stoppa (vía preperitoneal) y 70 por Lichtenstein y Gilbert (vía anterior). en 1974. Pero en 1958 tuvo lugar otro hecho que revolucionó el tratamiento de las hernias. En este año. De esta forma. Irving L. Lichtenstein (en la figura N° 24) y Shore. Así a partir de 1955 se centró en el estudio de Figura N° 23: Francis Usher biomateriales.13 Hasta ahora hemos hablado de técnicas de reconstrucción anatómica del canal inguinal.

El resultado de las técnicas sin tensión y sin sutura es de un índice de recidivas del 0. su realización simple. y tiene las ventajas de no alterar la anatomía normal con mínima disección. Figura N° 25: Arthur Gilbert . Sin embargo el empleo de estas técnicas no está exento de críticas.Utiliza una malla en forma de cono (mesh-plug) en el orificio interno y una malla plana sobre la pared posterior del canal inguinal para el tratamiento de hernias indirectas de pequeño o moderado tamaño. que extendieron sus indicaciones a todo tipo de hernias. Esta técnica ha sido popularizada por Rutkow y Robins. en 1992. previamente descrita en todas sus variantes técnicas. la preservación del mecanismo esfinteriano del anillo interno y el mecanismo de compuerta del canal inguinal. Además de la vía anterior.2% para la técnica de Gilbert (Rutkow. es posible el empleo de la vía posterior o preperitoneal para tratar las hernias. en la figura N° 25. El abordaje posterior de la región inguinocrural tiene su propia historia que parte de la descripción del espacio preperitoneal por Bogros (1823) y Retzius (1851). 1993). primarias Figura N° 24: Irving Lichtenstein y recurrentes.1% para la técnica de Lichtenstein (Amid) y del 0. En la imagen (figura N° 26) se representa una visión anatómica en cadáver del espacio preperitoneal.14 En la evolución de las técnicas protésicas por vía anterior apareció el concepto de "reparación sin suturas" de Arthur Gilbert.

. Figura N° 26: Vista preperitoneal cadavérica Estas estructuras configuran los llamados triángulo de la muerte y triángulo del dolor. Annandale (1876).15 Esta imagen (Figura N° 27) es una representación esquemática de las estructuras preperitoneales relacionadas con la reparación herniaria y que son los elementos del cordón espermático y los nervios fémoro-cutáneo y génito-femoral. fue el primero en usar el abordaje preperitoneal anterior mediante una incisión por encima del ligamento inguinal para tratar una hernia. Moschowitz y Bates). Cheatle describe la vía extraperitoneal por línea media. Posteriormente fue utilizado por Figura N° 27: Esquema preperitoneal diversos autores (Maunsell. En 1936. Henry redescubre el abordaje de Figura N° 28: Thomas annandale Cheatle y lo utiliza para reparar una hernia femoral. Ruggi. en la figura N° 28. por el riesgo de ser lesionadas sus estructuras. Tait. siendo el primero en realizar una reparación puramente preperitoneal en el King's College de Londres. En 1920.

Esta operación tuvo malos resultados.16 La operación de Cheatle-Henry fue utilizada por Jennings y Anson (1942) para las hernias inguinales indirectas. lo que llevó a Nyhus y McVay al empleo en 1978 de prótesis por vía preperitoneal. con un índice de recidivas de hasta el 35%. Para evitarlos. La imagen resume la historia del abordaje posterior en la reparación de la hernia inguinal. Figura N° 30: Orificio miopectineo . Figura N° 29: Lloyd Nyhus tiene la ventaja de abordar de una forma integral todos los defectos del orificio miopectíneo de Fruchaud. femorales e inguinales. (figura N° 30) logrando la identificación y reparación de hernias asociadas. McEvedy observó que aunque la vía de Cheatle-Henry tenía muchas ventajas. posteriormente modificado por Nyhus. de acuerdo con Nyhus. por Musgrove y McCready (1949) para las hernias femorales y por Nyhus y Mikkelsen (1957) con reparación mediante el ligamento de Cooper. tanto inguinales como femorales. desarrolla el abordaje lateral y vertical. Su versatilidad permite tratar hernias primarias y recurrentes. Condon y Harkins en 1960. La operación de Nyhus (figura N° 29) se realiza mediante una incisión extraperitoneal lateral y utiliza para la reparación el tracto iliopúbico. tanto electivamente como en situaciones de incarceración y estrangulación. tenía también algunos inconvenientes. La vía preperitoneal. En 1950. La operación de Condon utiliza el tracto iliopúbico para una reparación anterior.

1% de recidivas Figura N° 31: Rene Stoppa a 2-12 años en 1922 casos. Pero mientras René Stoppa (figura N° 31) desarrolló esta técnica. En 1965. en New Orleans utilizan la vía de Annandale para colocar un injerto preperitoneal por un gran defecto músculofascial. colocando una malla más pequeña de Dacron con una hendidura para el cordón (técnica de Rives). La vía preperitoneal ha sido desarrollada por otros autores como Alejandro Copello en Buenos Aires. La técnica de Stoppa (CheatleHenry-Rives-Stoppa) (figura N° 32) consiste en la colocación de una malla gigante cubriendo todo el espacio preperitoneal y así. Stoppa publicó unos resultados de 1. En 1962. La fuerza de la presión abdominal permite que la malla se fije en su posición sin necesidad de suturas de fijación.7% a 10 años. Rignauult (vía de Pfannenstiel) y Wantz (malla unilateral gigante sin suturas por la vía de Read). todos los orificios herniarios en ambos lados. Rives retornó a la incisión de Mahorner y Goss (vía de Annandale).17 Nyhus presenta un índice de recidivas del 1. Mahorner y Goss. Read (vía de McEvedy). en Amiens. utiliza el abordaje preperitoneal por la línea media de Cheatle-Henry para la colocación de una malla de Mersilene entre los músculos y el peritoneo extendida más allá del orificio inguinal en todas las direcciones. Corresponde pues a Rives ser el pionero en la colocación de prótesis preperitoneales. Figura N° 32: Técnica de Rene Stoppa . Rives.

las de la cirugía mínimamente invasiva en cuanto a dolor. llegamos al desarrollo de la cirugía laparoscópica. infecciones y lesiones testiculares. TAAP y TEP. Posteriormente se emplearon mallas para cerrar el orificio herniario (Bogojavalensky) y se desarrollaron tres tipos de técnicas laparoscópicas: IPOM. menos dolor. estancia más corta. Figura N° 33: Jean Dulucq Los resultados de la técnica TEP en gran cantidad de estudios prospectivos ofrecen un bajo índice de recidivas. al tiempo que una revisión sistemática de la EU Hernia Trialists Collaboration indica que con laparoscopia hay menos hematomas. . iniciada por Ger en 1979 con el cierre del anillo interno mediante grapas vía intraabdominal. 2.18 En esta evolución del tratamiento de la hernia inguinal que pasa desde el abordaje anterior y preperitoneal mediante suturas al empleo de prótesis por una y otra vía.3% vs. desarrollada por Dulucq en Burdeos (figura N° 33) desde 1991 reproduce fielmente los principios de Stoppa para la colocación de prótesis en el espacio preperitoneal aprovechando las fuerzas de presión intraabdominal y evitando el contacto con las vísceras intraperitoneales. En esta imagen se representa la historia de la cirugía laparoscópica de la hernia inguinal La técnica totalmente preperitoneal (TEP). La vía video laparoscópica asocia a las ventajas del abordaje preperitoneal ya descritas.9%). recuperación y ausencia de cicatrices importantes. reincorporación a la actividad habitual más rápida y menos recurrencias (2.

19 Podemos concluir diciendo que en su evolución el tratamiento de la hernia inguinal ha llegado a exigir una serie de mínimos y máximos en cuanto a: 1). 2). 3). Mínimo costo en cuanto a tiempo operatorio. Rápida reincorporación a la vida habitual. estancia hospitalaria y baja laboral. Buenos resultados avalados por estudios prospectivos que ofrezcan evidencia científica. . Mínimas molestias y complicaciones. 4).

20 BIBLIOGRAFIA .

21 RESUMEN SUMMARY .