You are on page 1of 2

DECLARACION DE BARILLAS

“LIBERTAD A LOS PRESOS Y PERSEGUIDOS POLITICO” TODAS Y TODOS SOMOS BARILLAS El Estado de Guatemala; se ha convertido en un instrumento útil para la implementación del modelo corporación nación; donde las empresas se convierten en los dueños del destino de nuestro país y sus bienes naturales; y los gobiernos como marionetas. La utilización del sistema de justicia, políticas públicas, la seguridad pública para garantizar el establecimiento de proyectos energéticos y extractivos en nuestros territorios, en este caso; Barillas, Huehuetenango; es un claro ejemplo. Esta afirmación, debe ser motivo de mayor preocupación, no solo para los pueblos que estamos en lucha permanente, sino para todas las personas que hemos soñado en construir un país democrático y progresista. Los últimos acontecimientos constituyen un claro ataque brutal, ideológico y psicológico a la resistencia pacífica y democrática de los pueblos manifestados en 62 consultas comunitarias. Barillas se ha convertido en un escenario experimental para la implementación de la política de corte contrainsurgente del gobierno de Otto Pérez Molina. Existe una clara violación a la Constitución Política, los convenios internacionales en materia de Derechos Humanos ratificados por el Estado de Guatemala; porque el derecho a la consulta es derecho humano universal que nadie lo puede descalificar, ni mucho menos criminalizar. El derecho a la libre determinación es un derecho específico que nos corresponde a los pueblos originarios de Mesoamérica. Ante esta situación manifestamos como pueblos que no somos delincuentes solo porque reclamamos derechos legítimos sobre nuestros territorios. A los alcaldes municipales enviamos esta alerta antes de caer en la “trampa” de aceptar destacamentos militares en sus municipios; tienen que considerar que el objetivo del gobierno no es combatir a la delincuencia, sino establecer el control sobre la población para callarla y oprimirla cuando es necesario. No tenemos que caer nuevamente en provocaciones para que nos enfrentemos como hermanos como lo hicieron en el pasado. Nuestra oposición al modelo energético y extractivo que los gobiernos implementan es justo y necesario; no podemos permitir que nos despojen de nuevo de lo más sagrado que nos queda: el agua. Está comprobado que la crisis energética con la cual nos envuelven, es un MITO, no existe; lo que sí existe en realidad, es una nueva repartición de los territorios de los países empobrecidos para satisfacer el consumismo, la ambición y el despilfarro de los países capitalistas; es decir; este modelo pretende privatizar el agua y los minerales para la acumulación y la dominación. Por lo tanto, es mentira que con la construcción de hidroeléctricas van a resolver nuestros problemas, porque el agua lo ven como mercancía y no como servicio. No es justo que para alimentar el mercado internacional privado de la energía; nos sigan sacrificando a los pueblos indígenas quienes hemos cargado desde hace 519 años la cruz del colonialismo.

Por esta razón DECLARAMOS: 1. Que las consultas comunitarias son un mecanismo ancestral de participación y toma de decisiones en nuestros territorios, reconocidos en leyes nacionales y convenios internacionales, que el Estado de Guatemala debe respetar. 2. Que nuestra visión de bienestar como pueblos originarios; no coincide con la visión occidental que a cambio de satisfacer las demandas de un modelo salvaje y criminal, la voracidad del consumo de unos cuantos; pongamos en riesgo la vida de nuestra madre naturaleza, el futuro de nuestras generaciones y del planeta. 3. Que la agresión que sufrió el pueblo de Barillas y que están sufriendo otros pueblos en este momento no nos intimida; Nos ayuda a unirnos como pueblos a luchar conjuntamente en defensa de la vida; nos confirma una realidad dolorosa que nuestros bienes naturales nuevamente son objeto de despojo; lo cual lo denunciaremos permanentemente. 4. Que los presos y perseguidos por el sistema de justicia han defendido los territorios y la soberanía de la nación manifestadas en las consultas comunitarias, por lo tanto no son delincuentes. Ellos son PRESOS Y PERSEGUIDOS POLÍTICOS, por lo que lucharemos incansablemente para su liberación por ser víctimas de la irresponsabilidad del Estado de Guatemala.

5. Que la empresa HIDRO SANTA CRUZ S A no ha contribuido a generar desarrollo sino al contrario, irresponsablemente ha venido a sembrar rencor entre la población y la ha divido, por lo que también lucharemos para que se retire del Guatemala.

6. Nos sumamos a la posición de los pueblos y organizaciones que rechazan la ECONOMIA VERDE, LA MINERIA VERDE, Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS EMPRESAS en la cumbre de los pueblos en RIO + 20; porque consideremos una trampa y una falsa solución que pretende legitimar a las empresas capitalistas recolonizar nuestros territorios. “LA MADRE NATURALEZA NO ES MERCANCIA” Santa Cruz Barillas, 18 de junio de 2012

ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DE HUEHUETENANGO POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO –ADH-, MIEMBROS DEL CONSEJO DE PUEBLOS MAYAS Y MESTIZOS DE OCCIDENTE –CPO-