You are on page 1of 2

Misal Acción de Gracias

Ritos iniciales
CANTO DE ENTRADA
SALUDO
Celebrante: El Dios de la esperanza, que por la acción del Espíritu Santo nos
colma con su alegría y con su paz, permanezca siempre con todos ustedes.
Asamblea: Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL
C: El Señor Jesús, que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos
llama ahora a la conversión. Reconozcamos, pues, que somos pecadores e
invoquemos con esperanza la misericordia de Dios.
Breve silencio
Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he
pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por
mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a
los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante
Dios, Nuestro Señor.

Señor ten piedad Cantado

ORACIÓN COLECTA
C: Dios y Padre generoso, de quien procede todo cuanto somos y tenemos,
enséñanos a reconocer los beneficios de tu paterno amor, para que te
amemos con todo el corazón y todas nuestras fuerzas. Por nuestro Señor
Jesucristo. A: Amén.

Liturgia de la Palabra
1ª. LECTURA
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Colosenses. 3, 12-17

Hermanos: Puesto que Dios los ha elegido a ustedes, los ha consagrado a él y
les ha dado su amor, sean compasivos, magnánimos, humildes, afables y
pacientes. Sopórtense mutuamente y perdónense cuando tengan quejas
contra otro, como el Señor los ha perdonado a ustedes. Y sobre todas estas
virtudes, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.
Que en sus corazones reine la paz de Cristo, esa paz a la que han sido
llamados como miembros de un solo cuerpo. Finalmente, sean agradecidos.
Que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Enséñense y
aconséjense unos a otros lo mejor que sepan. Con el corazón lleno de
gratitud, alaben a Dios con salmos, himnos, háganlo en el nombre del Señor
Jesús, dándole gracias a Dios Padre, por medio de Cristo. Palabra de Dios.
A: Te alabamos Señor.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como
también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en
la tentación, y líbranos del mal.

C: Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días,
para que ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y
protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de
nuestro Salvador Jesucristo.
A: Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

RITO DE LA PAZ
C: Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz…”
A: Amén.
C: La paz del Señor esté siempre con ustedes.
A: Y con tu espíritu.
C: Como hijos de Dios, intercambiemos ahora un signo de comunión
fraterna.

Fracción del pan
Cordero de Dios
C: Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los
invitados a la cena del Señor.
A: Señor, no soy digno de que entres a mi casa, pero una palabra tuya
bastará para sanarme.

COMUNIÓN
Canto de comunión
Oración después de la comunión
Rito de conclusión
SALMO RESPONSORIAL DEL SALMO 137

R. Te daré, Señor, las gracias por tu fidelidad y por tu amor.

Te doy gracias, Señor, de corazón por haber escuchado mis lamentos. Te
cantaré delante de tus ángeles, me postraré mirando hacia tu templo. R.

Y te daré, Señor, las gracias, por tu fidelidad y por tu amor, y porque tu
promesa, tu fama superó. Siempre que te invoqué, tú me escuchaste y me
diste valor. R.

Que den gracias también todos los reyes al oír las palabras de tu boca, y
alaben los designios del Señor, porque inmensa es su gloria. R.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 11, 25-30

En aquel tiempo, Jesús exclamó: “¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y
de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y
las has revelado a la gente sencilla! ¡Gracias, Padre, porque así te ha
parecido bien! El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie
conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a
quien el Hijo se lo quiere revelar.
Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo
los aliviaré. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy
manso y humilde de corazón, y enconarán descanso, porque mi yugo es
suave, y mi carga ligera”.

Palabra del Señor.
A: Gloria a ti, Señor Jesús.

HOMILÍA

PROFESIÓN DE FE
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO, Hijo único de Dios, nacido del Padre
antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz. Dios verdadero de
Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del
Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por
nuestra salvación, bajó del cielo; y por obra del Espíritu Santo se
encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y
subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá
con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO, Señor y dador de vida, que procede del Padre
y del Hijo, que con el Padre y el Hijo, recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay
un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de
los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

PLEGARIA UNIVERSAL
C: Oremos, hermanos, al Señor, que es rico en misericordia y ha hecho
maravillas en favor nuestro, y pidámosle que continué bendiciendo al mundo
con sus dones. A cada Petición diremos: A: Escúchanos padre

Liturgia Eucarística
PREPARACIÓN DE LOS DONES Canto
C: Orad, hermanos, para que, llevando al altar los gozos y las fatigas de cada
día, nos dispongamos a ofrecer el sacrificio agradable a Dios, Padre
todopoderoso.
A: El señor reciba de tus manos este sacrifico para alabanza y gloria de su
nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.

Oración sobre las ofrendas

Plegaria Eucarística
C: El señor esté con ustedes.
A: Y con tu espíritu.
C: Levantemos el corazón.
A: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
C: Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
A: Es justo y necesario
C: En verdad es justo y necesario…

Santo Cantado
Al sonar la campana nos hincamos

C: Este es el sacramento de nuestra fe.
A: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!

Rito de la Comunión
PADRENUESTRO
C: Llenos de alegría por ser hijos de Dios, digamos confiadamente la oración
que Cristo nos enseñó:
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a
nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.