You are on page 1of 11

Imperialismo

en el s. XIX
Imperialismo

Entre 1850 y principios del s.XX, las
potencias industriales se
expandieron y constituyeron grandes
imperios coloniales que explotaron
económica y políticamente.

Debido a ello, surgieron rivalidades y
una escalada de tensiones y
armamento que desembocaron en la
Primera Guerra Mundial (1914-1918)

El imperialismo es el dominio de un
país sobre otros. El país colonizador
es la metrópoli y los sometidos son
Caricatura que muestra la extensión del imperio británico. las colonias.
Causas del Imperialismo

Económicas. Debido a los nuevos procesos de producción, surgió la
necesidad de materias primas, mano de obra barata y nuevos mercados
donde vender los productos elaborados y excedentes.

Demográficas. Hubo un rápido crecimiento de población en Europa, por
lo que había más demanda de empleo y tensiones sociales, por ello,
hubo migraciones a las colonias para mitigar estos problemas.

Políticas. Tras las recién creadas fronteras de Italia y Alemania, las
fronteras europeas quedaban definidas y la posibilidad de extensión
territorial se tuvo que buscar fuera del continente. Las potencias
competían por controlar más territorios por intereses económicos o
estratégicos.

Tecnológicas. Gracias a la superioridad militar y tecnológica la conquista
de nuevos territorios resultó rápida y fácil.
Causas del Imperialismo

Ideológicas. El nacionalismo potenció la
idea de superioridad de algunas
naciones sobre otras. Surgen también
corrientes (Darwinismo social) que
defienden la superioridad del hombre
blanco y su deber con los pueblos
inferiores: había que “educar”,
“cristianizar” a otros pueblos. Esto
fomentó el racismo.
Viñeta del cómic
“Tintín en el Congo”
Científicas. Surgió un acentuado interés
por explorar territorios exóticos, así como
su fauna, flora, grupos humanos, etc. Por
ello hubo un gran número de
exploradores que descubrían territorios
inexplorados y lo recogían en sus Burton y Speke en
estudios. Livingstone y Stanley (África), busca del
nacimiento del río
Scott y Admunsen (Polo Sur). Nilo.
Tipos de dominios
Existían tres tipos de dominios principales:

Colonia. Eran territorios totalmente sometidos y administrados por la
metrópoli. Podían ser:

de explotación. Sobre todo económica. (India, Nigeria).

de poblamiento. A la que emigraba población europea, blanca.
(Australia).

de posición estratégica. (Malta, Gibraltar).

Concesión. Territorios independientes políticamente pero con ventajas
comerciales para la metrópoli. (Hong Kong).

Protectorado. Territorios con gobierno interno independiente pero
controlados por la metrópoli en política exterior y comercialmente.
(Marruecos, Egipto).
El “reparto de África” en 1885

En 1885 se dio la Conferencia de
Berlín, en la cual las principales
potencias europeas se
repartieron los territorios del
continente africano.

Inglaterra y Francia se llevaron la
mayor parte, y el resto fue para
Alemania, Bélgica, Italia,
España…

Inglaterra se propuso el objetivo
de conectar las colonias africanas
de Norte a Sur, y Francia,
perseguía el mismo fin pero de
Este a Oeste.
África Antes de 1885

África 1914
El Imperio Británico

A finales del s XIX, Inglaterra poseía el mayor de los imperios coloniales, desde África a
la India, con posesiones como Canadá y otras en América.

Su principal objetivo y fuente de riqueza fueron las rutas comerciales.
El Imperio Francés

El francés fue el segundo imperio en importancia, con
territorios en África y Asia, además de algunas islas en el
pacífico y Caribe.
Los imperios coloniales en 1914
Consecuencias del Imperialismo

Hubo numerosas consecuencias tanto en las colonias como en las metrópolis.
Claramente éstas últimas en ventaja. Nombremos algunas de las consecuencias en
las colonias:

Se impuso la civilización occidental sobre la autóctona, haciendo perder la
identidad nativa.

A las colonias llegaron enfermedades europeas, aunque por otro lado también
avances en medicina e higiene.

Se introdujeron avances en infraestructuras como carreteras, puertos, etc. para
facilitar la labor económica.

Se implantó una economía de mercado: los nativos trabajaban en las grandes
plantaciones y luego compraban los productos que manufacturaba la metrópoli.

Se produjo una importante segregación racial: blancos vs indígenas, Racismo. A
veces, se llegó al exterminio de grupos étnicos (Aborígenes en Australia).