You are on page 1of 11

BIOELECTROMAGNETISMO

Profesora: Carla Cortes


Alumnos :
Celso Pardo
Cynthia Gonzalez
BIOELECTROMAGNETISMO

El Bioelectromagnetismo (BEM) es la ciencia emergente que


estudia la forma en que los organismos vivos interactúan con los
campos electromagnéticos.

Los fenómenos eléctricos se hallan en todos los organismos


vivientes. Más aún, existen corrientes eléctricas en el cuerpo que
producen campos magnéticos que se extienden fuera del
cuerpo.

En consecuencia, los organismos pueden verse influidos también


por campos magnéticos y electromagnéticos externos. Cambios
en los campos naturales del cuerpo pueden producir cambios
físicos y de conducta
LA TIERRA COMO UN MAGNETO
GIGANTE

La Tierra funciona como un gigantesco imán natural que transmite energía


magnética a todos los organismos vivos. El desarrollo de la vida está
indisolublemente ligado a las radiaciones magnéticas y las plantas y los
animales son afectados, para bien o para mal, por este fenómeno, a veces
inevitable.
LOS ANIMALES Y EL CAMPO
MAGNETICOS DE LA TIERRA
Los océanos no tienen postes para señalizar el camino, sin embargo
las tortugas laúd y tortugas de mar siempre recorren miles de
kilómetros y encuentran su camino de regreso a la playa donde
nacieron para poner sus huevos y que pueda nacer una nueva
generación.

¿COMO LO HACEN ENTONCES PARA VOLVER A SU HOGAR?

Pues parece que hacen uso del campo magnético de la Tierra para
orientarse.
CAMPO MAGNETICOS DE LA TIERRA
COMO GPS
Teniendo en cuenta que el campo magnético de nuestro planeta
se está debilitando rápidamente y que podría estar preparándose
para un reverso de los polos, provocando que los compases
apunten al sur, inmediatamente hacen pensar en las
consecuencias de todo esto para animales como las tortugas laúd
y muchas otras especies que utilizan el campo magnético para
orientarse.
En los numerosos experimentos que se han llevado a cabo, se
ha mostrado que muchos seres vivos utilizan el campo
magnético para desplazarse. Animales tan diversos como los
hámster, las salamandras, los gorriones, la trucha arco iris, la
langosta, y todas las bacterias lo utilizan.
LA MAGNETO RECEPCIÓN

La magneto recepción es básicamente la habilidad animal de sentir


el campo magnético de la Tierra, así de simple. Esto se podría
considerar como un sexto sentido que usan estos seres para
navegar y moverse por el planeta sin perderse. Es decir, una especie
de GPS instintivo.

Sin embargo, aunque sabemos que existe por diversos experimentos


e investigaciones, aún no hemos sido capaces de descubrir cómo
funciona exactamente.

También existe una proteína en los ojos de ciertos animales


llamada criptocromo que les permite observar los campos
magnéticos terrestres. De hecho, se ha encontrado en los ojos de
muchos pájaros migratorios que saben perfectamente hacia donde
van en todo momento.
Presentamos algunos ejemplos de Orientación
Magnética en Animales.

Abejas melíferas (Apis mellifera)


Estas abejas comunican la posición de una fuente de comida a otros miembros
de la colonia por medio de una danza aérea. El ángulo entre la dirección de la
danza y la vertical indica el ángulo entre la fuente de comida y el Sol. Cuando
el campo magnético se cancela por medio de bobinas se producen errores en
el ángulo de danza y campos magnéticos débiles que afectan la dirección de
la danza. También se ha comprobado que la construcción del panal tiene una
orientación magnética.
La magnetita se encuentra en el abdomen no solo de las abejas sino en otros
insectos (inclusive en otros artrópodos).
En estos segmentos abdominales hay numerosos gránulos ricos en óxido de
hierro hidratado, posible precursor del Fe3O4, magnetita

Peces
Los condrictios son capaces de utilizar el campo magnético para orientarse,
son sensibles a las líneas de campo magnético de una manera indirecta, a
través de la detección, por medio de electrorreceptores. En el agua de mar
hay disueltos ciones por lo que las corrientes oceánicas implican corrientes
eléctricas. Por tanto, tenemos una orriente eléctrica en presencia de un
campo magnético (el terrestre). La fuerza de Lorentz sobre ellas produce una
separación de las cargas (efecto Hall) lo cual forma unos campos
geoeléctricos, esto genera minúsculos campos eléctricos que son detectados
por estos animales a través de las ampollas de Lorenzinni. Pero en otros peces
es deforma directa pues se ha establecido la presencia de magnetita en su
cuerpo.
Anfibios
Los condrictios son capaces de utilizar el campo magnético para orientarse,
son sensibles a las líneas de campo magnético de una manera indirecta, a
través de la detección, por medio de electrorreceptores. En el agua de mar
hay disueltos iones por lo que las corrientes oceánicas implican corrientes
eléctricas. Por tanto, tenemos una corriente eléctrica en presencia de un
campo magnético (el terrestre). La fuerza de Lorentz sobre ellas produce
una separación de las cargas (efecto Hall) lo cual forma unos campos
geoeléctricos, esto genera minúsculos campos eléctricos que son
detectados por estos animales a través de las ampollas de Lorenzinni. Pero
en otros peces es deforma directa pues se ha establecido la presencia de
magnetita en su cuerpo.

Reptiles
Se ha demostrado que las tortugas pueden detectar tanto la intensidad
como la orientación del campo magnético terrestre con lo cual pueden
usar un “mapa” magnético de dos coordenadas.

Bacterias
En 1975, Richard Blakemore, establece el magnetotactismo en bacterias.
El conocer la inclinación del campo magnético terrestre con respecto a la
superficie les sirve a las bacterias para determinar la dirección de mayor
profundidad del agua o del fango, medio en el cual viven. El detectar la
componente vertical del campo magnético terrestre es para las bacterias la
mejor forma de encontrar el fondo.
Mamíferos
En el fondo del océano se forman unas bandas magnéticas debido a las
fisuras entre placas. La señal magnética de cada banda puede sumarse al
campo geomagnético local, aumentando ligeramente el campo total
(máximo magnético), o bien se opone al campo actual de la tierra,
reduciéndolo (mínimo magnético). Estas bandas son verdaderas
“autopistas” magnéticas. Se pueden detectar tales bandas de intensidad
magnética máxima y mínima en regiones muy extensas del océano abierto.
Estas bandas afectan a las ballenas y delfines, han demostrado que las
ballenas y los delfines quedan con frecuencia varados en playas donde los
mínimos magnéticos interceptan la tierra, lo que da pie a suponer que los
cetáceos siguen esas rutas de migración.
Estos animales también tienen magnetita en el cráneo y hay una evidencia
de que nadan siguiendo las líneas del campo magnético terrestre. En el
caso de las ballenas, cuando hay perturbaciones geomagnéticas, hay
abarrancamientos en las costas debido a que pierden su orientación.

Aves
Para la comprobar la acción del campo magnético, colocaron pequeñas
barras imantadas en la parte trasera de la cabeza de un grupo de palomas
y se comparó su habilidad de volver a las jaulas del palomar con las de un
grupo de control que sólo llevaba barras de cobre. Cuando el cielo estaba
cubierto, la orientación de las palomas que llevaban imanes quedaba
imposibilitada mientras que la del grupo de control se mantenía y era capaz
de volver al palomar. Luego se sustituyeron los imanes por bobinas de
Helmhotz sujetas a las cabezas de las palomas cuando el cielo estaba
cubierto. Comprobaron que la dirección del vuelo dependía de la
orientación del campo magnético generado con las bobinas. También se
comprobó que las anomalías magnéticas y las tormentas
magnéticas afectaban la orientación. Trabajos posteriores mostraron que,
además de tener una sensibilidad magnética las palomas podrían tener un
“mapa” magnético. Quedó así claramente establecido que existe una
orientación de las palomas a través del campo geomagnético.
¿Qué animales podrían ser sensibles
a los Campos Electromagnéticos?

 Especies que dependen en gran medida de campos


magnéticos para orientarse / migración (aves migratorias,
ciertos peces e insectos , murciélagos , etc.) y / o poseen
órganos sensoriales eléctricos (por ejemplo, tiburones y rayas ).

 Especies con una alta vulnerabilidad al estrés debido a los


mecanismos de defensa poco desarrollados o con problemas,
Por ejemplo animales con una deficiente termorregulación
pueden ser más vulnerables a los efectos de los campos
electromagnéticos de alta frecuencia.
RESUMEN

El campo magnético debe ser entendido como una fuerza


fundamental de la naturaleza donde hay una estrecha
relación entre la electricidad y el magnetismo. Este campo
determina la orientación de los animales y bacterias de forma
directa o indirecta.

Diversos animales pueden percibir el campo magnético


terrestre, utilizándolo como fuente de información para
orientarse en el espacio durante sus migraciones, regresar a un
área espacialmente restringida conocida por el animal o
simplemente desplazarse dentro de su hábitat.
Muchas especies poseen un sentido de brújula magnética
que les permite orientar sus movimientos con respecto al
campo geomagnético